Itinerario del viaje. Báltico, 10 Días A tu aire en coche Ruta por el Triángulo Báltico

Descargar (0)

Texto completo

(1)

Báltico: Ruta por el Triángulo Báltico

Báltico, 10 Días · A tu aire en coche

Ruta por el Triángulo Báltico

Tres países en un único viaje que recorrerás en tu coche de alquiler empezando por Vilna, la capital de Lituania repleta de preciosas iglesias.

Esta Ruta te llevará por zonas naturales como el Parque Nacional de Gauja en Letonia o el Parque Natural de Lahemaa en Estonia. Visitarás

imponentes castillos y palacios históricos como el de Trakai y el de Rundale. También te encandilarán las encantadoras poblaciones costeras como Pärnu en Estonia, Jurmala en Letonia, y Klaipeda, Palanga y Nida en Lituania. Además, conocerás a fondo las principales ciudades de las repúblicas bálticas. Riga, la animada capital de Letonia, destaca por su casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tallinn te hará retroceder a la época de los caballeros y los trovadores. No te faltará de nada en esta Ruta en coche en la que descubrirás todos los tesoros de los tres países bálticos.

Fechas de salida_ Salidas desde Marzo 2022 hasta Febrero 2023 Desde_ Madrid, Bilbao, Barcelona

FAMILIAS

Itinerario del viaje

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - VILNA

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Vilna, la capital de Lituania. Llegada y recogida del coche de alquiler.

Comienza tu Ruta por los países bálticos. La capital de Vilna es conocida a nivel internacional por su encantador casco antiguo barroco declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus bellas iglesias, sus rincones con encanto y patios salpicados de flores de colores... Animada y con una atractiva agenda de ocio, la ciudad custodia joyas como el palacio Ducal y la iglesia de Santa Ana que, según cuentan los lugareños, enamoró al mismísimo Napoleón que llegó a plantearse trasladarla a París piedra a piedra. Afortunadamente, esto nunca pasó y hoy puedes contemplarla en todo su esplendor. En centro de la ciudad se localiza la Catedral de San Estanislao y San Vladislav (1251) y su campanario que, con una altura de 57 metros, se ha convertido por méritos propios en uno de los emblemas de la capital. Además, la ciudad cuenta con pintorescos enclaves como la calle Literatu, donde podrás encontrar el muro de los artistas. Otra lugar recomendado es Uzupis, un antiguo barrio de artesanos convertido en un micro-país con presidente y constitución propios. ¡Tienen hasta un himno propio! En Vilna podrás vivir unos de los momentos más especiales del viaje, ya que es una de las pocas capitales del mundo que permiten sobrevolar su casco histórico en un globo aerostático. Vilna es también un buen punto para seguir descubriendo la “Ruta del Ámbar”. Galerías, museos, talleres y centros de belleza muestran las bondades de este preciado “oro amarillo”. ¿Te atreves a probar la infusión de ámbar? Más clásicos son los recuerdos del ámbar en forma de jabón, incienso, piezas de joyería y bisutería... Alojamiento en Vilna.

(2)

DÍA 2 · VILNIA - KERNAVĖ - BAUSKA (PALACIO DE RUNDALE) - SIGULDA

Hoy te espera un día largo al volante. Realizarás dos paradas cortas antes de llegar a Sigulda. De Vilnia a Kernavė hay apenas 40 kilómetros. Kernavė es la antigua capital lituana. Hoy en día es un pequeño pueblo turístico famoso por sus fuertes excavados en la colina. Desde allí tendrás unas magníficas vistas al río Neris, a orillas de Kernave. Tras dos horas de camino entrarás en Letonia, y tu primera parada será cerca de la fronteriza ciudad de Bauska. Visita del palacio de Rundale, a pocos kilómetros de Bauska. Este impresionante palacio barroco fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII y es uno de los destinos turísticos más importantes de Letonia. Tanto el palacio como sus jardines pueden visitarse. Conduce durante hora y media más hasta llegar a Sigulda. "La suiza letona", así es como denominan a esta enigmática ciudad situada en el valle del Gauja. Podremos visitar el impresionante castillo medieval de la localidad que abre sus puertas de 9:00h a 20:00h, de lunes a viernes. El precio por entrar a la fortificación es aproximadamente de 2 euros, con descuentos para estudiantes, jubilados y niños. (Nota. Entrada al castillo no incluida). Los paisajes verdes y naturales que lo rodean son espesos bosques e imponentes cañones formados a lo largo de los siglos. Un paseo por la rivera del río nos muestra el castillo medieval de Turaida, una famosas fortificación que ha dado lugar a lo largo de la historia a numerosas leyendas en la región. (Nota. Existe un aparcamiento cercano que permitirá dejar el coche para realizar la visita al castillo). Alojamiento en Sigulda y alrededores.

DÍA 3 · SIGULDA - PARQUE NACIONAL DE GAUJA - VALKA/VALGA - TARTU

En los alrededores de Sigulda se encuentra el magnífico Parque Nacional de Gauja. El impresionante parque nacional de sus alrededores, declarado en 1973, cuenta con 9.000 especies de flora y fauna protegida. El senderismo es la mejor opción para ver sus impresionantes paisajes decorados con molinos y antiguos castillos. En su terreno se han formado acantilados de hasta 90 metros que pueden observarse en un apacible paseo en globo por la región.

Continúa tu viaje hacia el norte hasta entrar en Estonia. Justo en la frontera se encuentran los pueblos de Valka y Valga, a una hora y media de Sigulda. Se trata de dos pueblos prácticamente unidos pero que pertenecen a distintos países. Puedes acercarte al edificio que acoge el ayuntamiento de Valga, que pasa por ser el más bonito de la ciudad.

Conduce durante una hora más hasta llegar a Tartu. La denominada "ciudad espiritual" del país es muy tranquila y ofrece al viajero extensas y cuidadas zonas verdes para descansar. Prepárate para admirar la impresionante fachada de la universidad de estilo neoclásico con imponentes columnas corintias presidiendo la puerta. Dentro de la

institución se puede visitar la curiosa celda de prisión donde los estudiantes del siglo XIX que cometían infracciones eran encerrados. Los grafitis realizados por aquellos que sancionaban siguen conservados en su interior. Un paseo en barca por el río Emanjogi que atraviesa la ciudad es una opción para disfrutar del ambiente tranquilo de esta bella ciudad. Alojamiento en Tartu.

DÍA 4 · TARTU - LAGO PEIPSI - PARQUE NATURAL DE LAHEMAA - TALLIN

Visita de la comunidad de los Viejos Creyentes en el lago Peipsi, a pocos kilómetros de Tartu. Dirígete al Museo de la Villa Kolkja donde aprenderás cosas sobre estas gentes que fueron expulsadas de Rusia en el siglo XVII debido a su religión. Disfruta de las vistas del lago Peipsi antes de volver al volante. A dos horas de allí, en la costa norte, se encuentra el parque natural de Lahemaaa, una de las principales atracciones turísticas de Estonia y uno de los parques naturales más grandes de Europa. Con una amplia biodiversidad, este lugar está plagado de bosques y vida salvaje. Allí puedes disfrutar de un tranquilo paseo en plena naturaleza. Tallin, tu último destino del día, se encuentra a unos pocos kilómetros de allí. Tallin es la capital de Estonia. Su barrio medieval, Vanalinn, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Las calles adoquinadas y las grandes escaleras acompañan a las longevas iglesias medievales y a las mansiones. En pleno centro de la capital está la "Raekoja plats" (plaza del Ayuntamiento), donde locales y turistas observan las coloridas casas que adornan la ciudad. Los impresionantes torreones y grandes murallas están ubicadas en el casco viejo. Caminar por sus calles es trasladarse a un mundo de cuento de hadas. Los cafés y restaurantes están en cada rincón de la ciudad. Para comer proponemos una visita a "Olde Hansa", una vieja casa que han convertido en un inigualable restaurante de la época medieval. La taberna está decorada con mobiliario del periodo y los camareros visten con ropajes medievales. ¡Prepárate para vivir un auténtico viaje en el tiempo! La Calle Viru es la mejor opción para iniciar cualquier recorrido por la ciudad y degustan en uno de sus restaurantes la deliciosa gastronomía de Estonia que combina el variado y contundente recetario nacional con influencias rusa, escandinava y alemana. ¿En busca de las mejores vistas? Una buena opción podría ser dar un paseo por la alta terraza de la Torre de la Televisión (ubicada a 175 metros de altura), una opción interesante y diferente para tener una impresionante vista panorámica de la ciudad. (Nota. Entrada a la terraza no incluida). Alojamiento en Tallin.

(3)

DÍA 5 · TALLIN - PÄRNU - RIGA

Hoy te espera otro día largo al volante. Conduce durante una hora hasta llegar a Pärnu. La denominada "capital del verano" para los estonios es el mayor reclamo de retiro frente al mar. La calidad del litoral y el clima suave hacen de este lugar un destino perfecto para relajarse en los balnearios de la ciudad. (Nota. Entrada a los balnearios no incluida). Las aguas termales y los baños de lodo son conocidos mundialmente, ya que son los precursores de los baños de barro que actualmente se ofrecen en los spas de todo el mundo. Las claras aguas y la arena blanca del mar Báltico lo convirtieron en uno de los enclaves favoritos de la burguesía rusa para disfrutar de sus vacaciones. En la época hanseática (entre el siglo XII y el siglo XVII), fue uno de los puertos comerciales con más importancia de la zona. Múltiples composiciones arquitectónicas como la iglesia barroca de Elisabet, la villa Ammende de estilo art noveau o la iglesia de Jekaterina son el punto de partida de una visita cultural a la ciudad que puede terminar con un baño en sus aguas cristalinas. Turística, abierta y llena de vida, la ciudad agasaja al viajero con una amplia oferta de bares y restaurantes aptos para todos los gustos y bolsillos. Regresa a Letonia hasta llegar a Riga, la capital, en un viaje de unas dos horas y media por la carretera de la costa. Durante el trayecto podrás ver el maravilloso paisaje que bordea el golfo de Riga. Las peculiares calles de la ciudad letona consiguieron que su parte histórica fuese declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Los apasionados del arte arquitectónico disfrutarán de la céntrica plaza del Ayuntamiento, la famosa casa de los Cabezas Negras y la iglesia luterana de San Pedro. El estilo art noveau está presente en numerosas casas de madera edificadas durante el siglo XX, una singularidad que no encontrarás en ningún otro país europeo. En las calles Alberta Iela y Elizabetes Iela están las muestras más representativas del art noveau mientras que en Maza Pils se concentran los edificios más antiguos de la ciudad. Entrar en el casco antiguo es desplazarse a la Edad Media. Basta con dar unos pocos pasos para trasladarse, aparentemente, a otro destino.

Riga es una ciudad de contrastes. En la Colina del Bastión, un monte tranquilo donde pasear, está el monumento a la libertad que conmemora la muerte de los soldados durante la Segunda Guerra Mundial. El ajetreado día de visitas culturales termina en una de las apacibles terrazas de la plaza Lívu, donde es posible degustar un delicioso "piragi"

(pastel de hojaldre relleno de tocino y cebolla) después de recorrer el mercado central donde turistas y locales coinciden en sus tareas cotidianas. Alojamiento en Riga.

DÍA 6 · RIGA - JÜRMALA - PALANGA - KLAIPĖDA

Tras descubrir las pintorescas calles de Riga y gracias a tu coche de alquiler, hoy podrás combinar experiencias urbanas con un chapuzón en la playa. A tan sólo 30 kilómetros de la capital, aparece Jurmala (significa playa en letón). Este enclave está repleto de casas tradicionales de madera e impresionantes villas de estilo art noveau. Entre el río Lielupe y el golfo de Riga están las playas aguas de poca profundidad y arena blanca de cuarzo. La calidad de sus aguas está asegurada, ya que banderas azules hondean en el litoral. Son numerosos los balnearios que quedaron establecidos en esta ciudad por la fama adquirida en el siglo XIX cuando las familias más acaudaladas del país acudían aquí para descansar. El acondicionamiento de sus 33 kilómetros de playas facilita jugar a deportes como el voleibol y fútbol con amigos y familiares. Si el viaje se efectúa en primavera u otoño, se podrán encontrar en el mar las famosas piedras de ámbar, símbolo del país. La ciudad está dotada de numerosos aparcamientos gratuitos donde dejar estacionado el coche. Después de disfrutar de un magnífico día de playa, es hora de comer y tomar algo en una de las agraciadas terrazas y restaurantes de la zona, en los que se pueden degustar los platos típicos de Letonia como el "kotletes" (empanada rellena de carne) y el conocido como bálsamo negro, una bebida tradicional elaborada desde el 1700. Continúa tu viaje hasta llegar a la costa de Lituania donde te detendrás en Palanga, tras algo más de tres horas de viaje. La música que se escucha desde los bares, el famoso ocio nocturno, las numerosas actividades acuáticas y visitas culturales hacen de esta ciudad un punto de encuentro entre sus habitantes y los extranjeros que quieren disfrutar de un maravilloso día de playa. La zona de Basanaviciaus está llena de restaurantes donde almorzar y bares para tomar un refresco o una copa. En los meses de verano, se celebran festivales y hay música popular en las calles. El puente de Palangana, que mide 470 metros, introduce al viajero en el mar. Es todo un símbolo de la ciudad. Además, en esta maravillosa localidad está el palacio de Tiskeviciai, con un parque que alberga 230 especies de diferentes árboles y arbustos. Un paseo por el relajante estanque de cisnes blancos concluirá la visita. Pon rumbo a la vecina Klaipeda donde pasarás la noche. Alojamiento en Klaipėda.

(4)

DÍA 7 · KLAIPĖDA - NIDA - KLAIPĖDA

La ciudad de Klaipėda es el principal puerto marítimo de Lituania. Edificios y playas de arena blanca acompañan a este destino turístico. Ubicado en la desembocadura del río Nemunas en la entrada de la laguna de Curiona, Klaipėda es una ciudad repleta de viejas casas de madera recubiertas de piedra de los siglos XVIII y XIX. Nuestra apuesta gastronómica es disfrutar de una comida en el Buque Meridiana, una antigua embarcación que actualmente es uno de los mejores restaurantes de la localidad. Uno de los paisajes más bellos está situado aquí, el Curonian Spit. Se trata de una estrecha península de 98 kilómetros de largo repleta de dunas de arena. Tan bello paisaje logró que la UNESCO lo declarase Patrimonio de la Humanidad. Continuando por la península llegamos a nuestro siguiente destino: Nida. Este antiguo enclave de pescadores está custodiado por un impresionante reloj solar y se localiza a tan sólo 50 kilómetros. En el paseo marítimo están las coloridas casas adornadas con las míticas veletas, símbolo de la ciudad. Estas aspas que actualmente están en las fachadas lucían en las antiguas embarcaciones de los pescadores del puerto. Caminar por sus calles aporta relajación y es por ello por lo que el escritor alemán Thomas Mann decidió establecer aquí su retiro para la inspiración de sus obras. Hoy su casa es un museo para rememorar al artista. (Nota.

Entrada al museo no incluida). Para cenar es indispensable degustar un plato de pescado en el puerto, acompañado de una "svyturis". Alojamiento en Klaipėda.

DÍA 8 · KLAIPĖDA - “COLINA DE LAS CRUCES” - KAUNAS

Tras conducir 158 kilómetros llegamos a la Colina de las Cruces, un monte repleto de cruces de diferentes períodos y estilos. La leyenda más extendida sobre su aparición se remonta a los años 1831 y 1863, cuando sus habitantes decidieron colocar una cruz por cada uno de los fallecidos en las batallas contra la Rusia zarista. Actualmente, hay más de 200.000 cruces que se levantan en este singular paisaje. El acceso es gratuito y está abierto todos los días del año. (Nota. El centro de visitantes ofrece un aparcamiento para dejar el coche por 1 euro). En algo menos de dos horas llegarás a Kaunas. Un impresionante castillo del siglo XIII nos aporta una vista impresionante de la ciudad histórica. El Ayuntamiento, la Casa de los Truenos, el monasterio y la iglesia de los Pazaislis de estilo barroco son las visitas arquitectónicas más interesantes de la ciudad. También hay tiempo para las compras en la calle Laisves Aleja, una zona peatonal repleta de tiendas para adquirir algún recuerdo del viaje. Lo más atractivo de la ciudad son los nueves fuertes edificados durante el Imperio Ruso. Actualmente, albergan el museo homenaje a los fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial en el país. Kaunas es una ciudad donde los espectáculos están asegurados. Si la visitas en primavera podrás disfrutar del mejor festival de jazz del país, mientras que en verano y otoño son los conciertos de música clásica los que inundan las calles. (Nota. Entrada a los espectáculos no incluida). Alojamiento en Kaunas.

DÍA 9 · KAUNAS - MUSEO ETNOGRÁFICO DE RUMŠIŠKĖS - TRAKAI - VILNA

A media hora de Kaunas se encuentra Rumšiškės. Visita el museo etnológico al aire libre de esta ciudad que cuenta con cientos de edificios rurales en magnífico estado de conservación. A 45 minutos de allí se encuentra Trakai. La ciudad posee la famosa fortaleza edificada en siglo XIV por el monarca Kestutis. Tras diversos usos como prisión y residencia vacacional, actualmente es un interesante Museo histórico. A través de las vestimentas, muebles y mapas de la región se explica la evolución histórica y cultural de sus habitantes. (Nota. El museo abre las puertas de martes a domingo. Recomendamos consultar los horarios en la página oficial de turismo de Trakai, ya que varían en función de la temporada en la que se realice la visita. Entrada al museo no incluida). El encanto de este castillo reside en la situación del edificio en la isla del lago Galvé, una estampa idílica convertida en todo un símbolo nacional. En los meses estivales, el alquiler de una barca es una de las mejores opciones para recorrer el lago de manera tranquila.

Por su parte, en invierno se suele congela el agua y los viajeros suelen visitar la zona caminando por encima del hielo.

¿Algún plato local? El “kybnbs” (empanadillas de carne) es un plato típico de la cultura caraíta, una antigua minoría étnica que puebla la región. Regreso y alojamiento en Vilna.

DÍA 10 · VILNA - CIUDAD DE ORIGEN

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye

(5)

Tu viaje incluye

Coche de alquiler.

Destinos visitados

(6)

Vilna Kernavė Bauska

Sigulda Valka Valga

Tartu Tallin Parnu

Riga Jurmala Palanga

Klaipeda Nida

Kaunas Trakai

(7)

- Debes informar a la recogida del vehículo que vas a cruzar la frontera. A veces es necesaria una autorización para circular por determinados países o zonas/estados (como es el caso de EEUU y Canadá). Según las condiciones recogidas en el contrato de alquiler y la compañía contratada, puede llevar un suplemento a pagar en la oficina de destino.

Notas importantes

Figure

Actualización...

Referencias