Maternal Education as a Means to Reduce Anxiety Generated by the Proximity of the Delivery Process

Texto completo

(1)

* Juan Miguel Martínez Galiano, Servicio Andaluz de Salud, Univer-sidad de Jaén, CIBERESP, UniverUniver-sidad de Jaén, España

** Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Jaén, CIBERESP, Universidad de Jaén, España

E-Mail: juanmimartinezg@hotmail.com

REVISTA ARGENTINA DE CLÍNICA PSICOLÓGICA XXIII © 2014 Fundación AIGLÉ.

(1) Esta investigación ha sido subvencionada por el Fondo de Investigación Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III (PI11/01388). No hay conflicto de intereses.

Agradecimientos: A todas las mujeres que han participado de manera voluntaria y desinteresada en el estudio, así como el personal que ha participado en la recogida de datos en los distintos centros sanitarios.

p.p. 261–265

L

a

E

ducación

M

atErnaL

coMo

r

Ecurso

Para

r

Educir

La

a

nsiEdad

QuE

g

EnEra

La

P

roxiMidad

dEL

P

rocEso

dE

P

arto

Juan Miguel Martínez Galiano*

y Miguel Delgado Rodríguez**

Resumen

Objetivos: Determinar la eficacia de la educación maternal (EM) como instrumento para reducir la ansiedad preparto.

Método: Estudio multicéntrico observacional llevado a cabo en cuatro hospitales de España en 2011 sobre primigestas. Los datos se recogieron a través de entrevista y de historia clínica. En el análisis se estimaron odds ratios tanto crudas como ajustadas.

Resultados: 520 mujeres fueron estudiadas. El 54,53% de las mujeres que participaron en el estudio tenían un nivel de ansiedad bajo momentos ante del parto. No se detectó que la realización de EM tuviese influencia sobre el nivel de ansiedad preparto (ORa = 0,85, IC 95% = 0,58-1,26).

Conclusiones: La asistencia al programa de EM no ha probado tener influencia en el nivel de ansiedad preparto.

Palabras clave: educación maternal, intensidad de la educación maternal, nivel de ansiedad, parto.

Key words: maternal education, maternal education intensity, level of anxiety, childbirth.

Introducción

El proceso de parto genera miedo, estrés y an-siedad en la gestante, entre otros motivos quizás debido a la transición desde el papel de gestante al papel de madre y a la hospitalización que en nuestro medio este conlleva (Wedel, Wall, y Maftum, 2008). La ansiedad, en las últimas semanas del embarazo y en el momento del parto, se ha relacionado con el nivel de dolor en el parto (Beebe, Lee, Carrieri-Ko-hlman y Humphreys, 2007), patrones de frecuencia cardíaca fetal anormales durante el trabajo de par-to, reducción de la contractilidad uterina, un proce-so de parto más prolongado y puntaciones bajas en el test de Apgar, puntuación que informa sobre la

adaptación del recién nacido a la vida extrauterina (Hodnett, Gates, Hofmeyr y Sakala, 2008). Incluso podrían comportarse como factor de riesgo para el desarrollo de otros trastornos psicológicos tanto en la madre como en el niño (García Rico, Martínez Ro-dríguez, Ulla Díez, y Martínez Real, 2010). La influen-cia de la EM sobre el nivel de ansiedad preparto, ha sido objeto de múltiples estudios a nivel inter-nacional con resultados incongruentes (Bastani, Hi-darnia, Montgomery, Aguilar-Vafaei y Kazemnejad, 2006; Escott, Spiby, Slade y Fraser, 2004; Ip, Tang y Goggins, 2009; Sánchez y Ariza, 1985). El programa de educación maternal lo imparten la matrona o la enfermera, y es parte de la cartera de servicios del sistema sanitario público español. Incluye normas de estilo de vida, teoría sobre el embarazo, prepara-ción física y psicológica para el parto y cuidados del recién nacido. Al menos hay que asistir a tres sesio-nes y comienza en el tercer trimestre(Junta de Anda-lucía, 2005). En nuestro medio, los estudios sobre este aspecto son escasos y/o están obsoletos.

(2)

Ade-más no se ha encontrado ningún estudio que tenga en cuenta la intensidad de la EM, medida, bien por el número de sesiones a las que acude la mujer, o por el número de horas totales. Ante la situación actual de la EM a las que acuden pocas mujeres (Gober-na Tricas, García Riesco y Gálvez Lladó, 1996; Már-quez García, Pozo Muñoz y Sierra Ruiz, 2001; Pina, Martínez, Rojas, Campos y Rodríguez, 1994; Tajada, Bernués, López y Sanagustín, 1991), los cambios que se han producido en el contexto de la atención perinatal y las consecuencias que, tanto para la ma-dre como para el bebé, puede tener un elevado nivel de ansiedad, se planteó el objetivo de determinar la eficacia de la educación maternal como instrumento para reducir el nivel de ansiedad preparto.

Método

Se ha realizado un estudio observacional entre enero de 2011 y enero de 2012 en las áreas sanita-rias de la provincia de Jaén (Complejo Hospitalario Universitario de Jaén y Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda), Hospital de Poniente en El Ejido (Alme-ría) y en el Hospital Universitario Virgen de las Nie-ves de Granada, todos situados en el sur de Espa-ña. La población de referencia fueron mujeres que dieron a luz en algunos de estos centros que fueran primíparas, de gestación única, y mayor de 18 años. El estudio fue aprobado por los Comités de Ética de los centros respectivos y se pidió consentimiento informado. Se fijó como criterio de exclusión la ba-rrera idiomática.

La estimación del tamaño de muestra se basó en las siguientes asunciones. El porcentaje que asis-te a la EM es de un asis-tercio (Goberna y cols., 1996; Márquez y cols., 2001; Pina y cols., 1994; Tajada y cols., 1991). El efecto principal del estudio del que también forma parte el aquí descrito fue la reduc-ción en la cifra de cesárea, y pasar de un 20% a un 10% en las que hacen EM (Ministerio de Sanidad y Consumo, 2005; Molina Salmerón, Martínez García, Martínez García, Gutiérrez Luque, Sáez Blázquez y cols., 1996). Con una potencia del 80% y error alfa del 5%, se requerían 507 mujeres. Las mujeres se seleccionaron de forma consecutiva.

Se recogió información sobre datos sociodemo-gráficos (edad, sexo, estado civil, nacionalidad, nivel de ingresos, nivel máximo de estudios alcanzados, realización de trabajo durante el embarazo, tipo de contrato, sector en el que trabaja, raza y nacionali-dad), variables relacionadas con la EM: realización de EM, horas que duraba cada sesión y número de sesiones a las que acudió. Para evaluar el nivel de ansiedad materna previa al parto se ha utilizado la Escala Hospitalaria de Ansiedad y Depresión (HAD) desarrollada por Zigmond y Snaith, en la versión

castellana de los mismos autores; de los 14 ítems que componen la escala, 7 evalúan la ansiedad y el resto evalúan la depresión, apareciendo de forma intercalada, se escogieron y aplicaron únicamente los que evalúan el nivel de ansiedad (Vázquez y Ji-ménez, 2003). Se consideró baja cuando se obtuvo una puntuación de 0 a 7, media de 8 a 10 y alta >11. Cuando este fue bajo lo consideramos como normal y cuando resultaba medio o alto lo considerábamos elevado.

Los datos se recogieron a través de una entre-vista realizada con la mujer y fueron validados con la historia clínica y cartilla maternal. Se facilitó a la mu-jer la HAD (figura 1) para su autocumplimentación, una vez cumplimentada fue analizada y catalogada por el personal entrenado para esta función.

La exposición principal, EM, se analizó de tres maneras (acude / no acude, intensidad basada en el nº de sesiones, intensidad basada en número de horas). Se estimaron odds ratios con sus IC al 95%; en el análisis multivariable se aplicó la regresión logística, reteniendo como confundidores a las va-riables que alteraron el coeficiente de la exposición principal en más del 10%; como posibles confundi-dores a priori se consideró las características socio-demográficas de la mujer y la presencia de patología durante el embarazo.

Resultados

Participaron en el estudio 520 mujeres de las cuales el 68,65% habían acudido a EM. El 55,58% de las mujeres que realizaron EM acudió a más de 3 sesiones. El 30,37% de las mujeres que participó en el programa de EM acudió a más de 10 horas. La mayoría de estas mujeres eran de raza caucásica (97,88%) y de nacionalidad española (89,62%) con una media de edad de 29,9±5,3 años. El 31,73% de estas mujeres poseían estudios universitarios. El 22,49% tenía unos ingresos en el hogar menor de los 1000 euros/mes y el 6,90% superior a los 3000 euros/mes. El 90% era un embarazo buscado y el 87,50% eran mujeres sin patología previa.

El 54,53% de las mujeres que participaron en el estudio tenían un nivel de ansiedad bajo, el 27,36% medio y el 18,11% elevado.

En el grupo de mujeres que acudió al programa de EM el 50,60% tenían un nivel bajo de ansiedad preparto frente a un 49,40 % que tenían un nivel medio o elevado, mientras que en el grupo de las mujeres que no asistieron a la EM un 56,37% tenían un nivel bajo de ansiedad preparto (ORa = 0,85, IC 95% = 0,58-1,26), se ajustó por edad materna, em-barazo buscado, patología en el emem-barazo, estado civil y nivel de estudios. El número de sesiones de EM a las que la mujer acudió tampoco se detectó

(3)

que tuviese influencia sobre el nivel de ansiedad preparto tal y como se puede comprobar en la tabla 1. De igual modo no se detectó, tal y como se puede comprobar en la tabla 2, que el número de horas a las que la mujer acudió tuviese influencia en el nivel de ansiedad preparto que presentó la mujer.

Discusión

Nuestros resultados muestran que el parto, y por lo tanto el cambio de rol de gestante a madre, no ge-nera ansiedad en las mujeres, hecho que va en sen-tido opuesto a lo que encontró Wedel y cols. (2008). Hay varios trabajos que asociaron la asistencia a la EM con un menor nivel de ansiedad (Beebe y cols.,

2007; García y cols., 2010; Hodnett y cols., 2008). En este sentido, Artieta-Pinedo, Paz-Pascual, Gran-des, Remiro-Fernández de Gamboa, Odriozola-Her-mosilla y cols., (2010) sólo apreciaron esa reducción de ansiedad en mujeres de nacionalidad española y en las inmigrantes observaron el efecto contrario. Nuestros resultados son opuestos, ya que no se identificó una influencia de esta sobre el nivel de ansiedad preparto, independientemente del núme-ro de horas o sesiones al que acuda la mujer.

El utilizar el criterio de las 3 sesiones se debió al establecimiento de dicho número de sesiones como criterio de calidad (Junta de Andalucía, 2005). Ante la variabilidad que pudiese tener estas sesiones en cuanto a la duración de estas se optó por tener en

Tabla 1. Asociación entre el número de sesiones de educación maternal a la que la mujer acude y el nivel de ansiedad preparto de esta

VARIABLE

EDUCACIÓN MATERNAL

TOTAL n 0 SESIONES

n, (%)

1-3 SESIONES

n, (%)

> 3 SESIONES

n, (%) Nivel de ansiedad preparto

Normal 283 84 (50,60) 45 (59,21) 68 (58,12)

Medio/Elevado 233 82 (49,40) 31 (40,9) 49 (41,88)

Analisis multivariable

OR (IC 95%) 1 ref. 0,68 (0,38-1.24) 0,90 (0,60-1,36)

*Ajustada por estado civil, nivel de estudios, embarazo buscado, presencia de patología durante el embarazo y edad materna

Tabla 2. Asociación entre el número de horas de educación maternal a la que la mujer es expuesta y el nivel de ansiedad preparto que la mujer presenta

VARIABLE

EDUCACIÓN MATERNAL

TOTAL n 0 HORAS

n, (%)

1-5 HORAS

n, (%)

6-10 HORAS

n, (%)

11-15 HORAS

n, (%)

>15HORAS

n, (%) Nivel de ansiedad preparto

Normal 283 84 (50,60) 45 (59,21) 68 (58,12) 50 (59,52) 36 (49,2)

Medio/Elevado 233 82 (49,40) 31 (40,79) 49 (41,88) 34 (40,48) 37 (50,68)

Análisis multivariable

OR (IC 95%)

1 ref.

0,0 (0,40-1,22) 0,81 (0,49-1,33) 0,80 (0,46-1.39) 1,15 (0,65-2,04)

(4)

cuenta el número de horas de educación maternal a las que la mujer acudía, ya que la duración de la sesiones, tal y como se pudo comprobar in situ os-cilaban desde los 30 minutos a los 180 minutos por sesión dependiendo del centro sanitario donde se desarrollaba el programa de EM.

No se cree que sea muy posible que se haya po-dido introducir un sesgo de mala clasificación, por-que las diferentes preguntas del cuestionario eran realizadas por el personal colaborador que previa-mente había sido adiestrado para no dar lugar a que se produjese una interpretación diferente de la pre-gunta por parte de la mujer.

En conclusión, acudir a más horas o más sesio-nes de EM, es decir, en definitiva acudir al programa de EM no probó tener influencia sobre el nivel de an-siedad preparto, por lo que no puede recomendarse como un instrumento útil para reducirla en las muje-res que lo necesiten.

BIBLIOGRAFÍA

Artieta-Pinedo, I., Paz-Pascual, C., Grandes, G., Remiro-Fernández de Gamboa G., Odriozola-Hermosilla, I., Bacigalupe, A. y Payo, J. (2010). The benefits of antenatal education for the childbirth process in

Spain. J. Nurs Res, 59 (3), 194-202.

Bastani, F., Hidarnia, A., Montgomery, K.S., Aguilar-Vafaei, M.E. y Kazemnejad, A. (2006). Does relaxation education in anxious primigravid Iranian women influence adverse pregnancy outcomes?: a

randomized controlled trial. J. Perinat Neonatal Nurs,

20 (2), 138-46.

Beebe, K.R., Lee, K.A., Carrieri-Kohlman, V. y Humphreys, J. (2007). The effects of childbirth self-efficacy and

anxiety during pregnancy on prehospitalization labor.

J Obstet Gynecol Neonatal Nurs.36 (5), 410-8.

Escott, D., Spiby, H., Slade, P. y Fraser, R.B. (2004). The range of coping strategies women use to manage pain and anxiety prior to and during first experience of

labour. Midwifery, 20 (2),144-56.

García Rico, M.A., Martínez Rodríguez, A.L., Ulla Díez, S.M. y Martínez Real, M.C. (2010). Análisis de la relación

entre riesgo gestacional y ansiedad materna. Prog

Obstet Ginecol,53 (7), 273-9.

Goberna Tricas, J., García Riesco, I. y Gálvez Lladó, M. (1996). Evaluación de la calidad de la atención prenatal.

Aten Primaria, 18, 75-76.

Hodnett, E.D., Gates, S., Hofmeyr, G.J. y Sakala, C. (2008). Apoyo continuo para las mujeres durante el parto

(Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca

Cochrane Plus, Número 2. Oxford: Update Software

Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 2. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

Ip, W.Y., Tang, C,S. y Goggins, W.B. (2009). An educational intervention to improve women’s ability to cope with

childbirth. J. Clin Nurs, 18 (15), 2125-35.

Junta de Andalucía. Consejería de Salud. (2005). Proceso Asistencial Integrado Embarazo, Parto y Puerperio. 2ed. Sevilla: Consejería de Salud, 2005.

Márquez García, A., Pozo Muñoz, F., Sierra Ruiz, M. y cols. (2001). Perfil de las embarazadas que no acuden a un

programa de educación maternal. Med Familia (And),

3, 239-243.

Ministerio de Sanidad y Consumo. Agencia de Calidad del SNS. Instituto de Información Sanitaria (2005). Estudio Piloto, Indicadores Clave, Ministerio de Sanidad y Consumo.

Molina Salmerón, M., Martínez García, A. M., Martínez García, F.J. Gutiérrez Luque, E., Sáez Blázquez, R. y Escribano Alfaro, P.M. (1996). Impacto de la educación maternal: vivencia subjetiva materna y evolución del

parto. Enferm Univ Albacete, 6, 20-29.

Pina, F., Martínez, M.E. Rojas, P., Campos, M. y Rodríguez, M.S. (1994). La planificación y la educación maternal

favorecen el desarrollo del parto. Enferm Clín, 4 (5),

209-15.

Sánchez, M.A. y Ariza, M.N. (1985). Importancia de la

educación maternal. Enferm. Cient, 43, 9-14.

Tajada, N., Bernués, A., López, F. y Sanagustín, M.C. (1991). Educación sanitaria prenatal: características

de participación en un área sanitaria. Enferm Científ,

116, 4-6.

Vázquez Valverde, C. y Jiménez Franco, F. (2003). Depresión y Manía. En A. Bulbuena Vilarrasa, G.E. Berrios y P.

Fernández de Larrinoa Palacios (Eds.) Medición Clínica

en Psiquiatría y Psicología,1ª edición. (pp. 255-308).

Barcelona: Masson.

Wedel, M.E., Wall, M.L. y Maftum, M.A. (2008). Sentimento

da mulher na transição gestação-puerpério. Revista

Nursing -Bra-, 11 (126), 501-506.

Recibido: 5-11-12 Aceptado: 20-5-13

(5)

Abstract: Objectives: To determine the efficacy of maternal education (ME) as a tool to reduce the level of anxiety prepartum.

Methods: A multicenter observational conducted in four hospitals in Spain in 2011 on primiparous. The data were collected through an interview and medical history. The analysis estimated the odds ratios both raw and adjusted.

Results: 520 women were studied. The 54.53% of the women who participated in the study had a low level of anxiety moments before delivery. It was found that the performance of EM has an influence on the level of anxiety prepartum ((ORa = 0.85, 95% CI = 0.58-1.26).

Conclusions: EM assistance program not tested have influence on the level of anxiety prepartum.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :