Reyes Mate, Memoria de Occidente: actualidad de pensadores judíos olvidados

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

RESENAS BIBUOGAAFlCAS

257

bastante si se conoce la naturaleza hu-mana en interaccion ,con el mundo, si hay, como sostiene Merleau-Ponty; un arco intencional que compone una tencionalidad corporal basica.' Pero in-c1usoasi, hay una vaguedad que no' se llega a disipar con los medios huma-nos, y que parece acompafi.ar, de al-guna manera, a toda comprension de textos. A pesar de esta esencial

vague-!Jorge J.E. Gracia,

i

Theory of Tex-tuality. The Logic and Epistemology, State University of New York Press, Albany, 1995, 309p.

Reyes Mate,

Memoria

de

Occiden-te: actualidad

de

pensadores

ju-dios olvidados,

Antrophos,

Barce-lona, 1997.

En estos tiempos en los que la filo-sofia no ha terminado de curarse las heridas causadas por su propia crfti-ca. En este final de milenio en el que los filosofos nos seguimos preguntan-do en que' 'memento perdimos Dues-tra capacidad de proponer desde la reflexion filosofica, Reyes Mate nos com-parte una esperanza intelectual, admi-rablemente 'original, y cuidadosamente elaborada, 'En su libro de reciente pu-blicacion titulado: Memoria' deOccide~-te: actualidad depensadores jud{os olvi-dados! el filo~ofo espafiol nos invita a observar Ips, avatares del pensamiento occidental a traves de la optica de aque-110sa los que se, les mantuvo margina-dos ..

dad del comportamiento humano co-mo sintoma de un proceso interno de comprension, Gracia parece estar en 10 cierto al indicarque este comportamien-to esperado y comportamien-tornado en ciercomportamien-to contex-to es en 10 que, en ultima instancia, descansa la discemibilidad de los tex-tos.

ViCTORVELARDE-MAYQL

Notas

2 Cfr.M. Merleau-Ponty, Phenomenolo-giedela perception, parte primera (EI Cuer-po), capitulo 3: "La espacialidad del propio cuerpo y su motilidad". '

r •

Reyes Mate no se cuenta entre

'quie-nes festejan la muerte de la razon y el fin de la historia. Por el contra-rio, "siente.que vivimos en una epo-ca donde como filosofos debemos bus-car nuevas salidas a la crisis de la modernidad. Para el, en los textos de algunos pensadores judios podemos ob-tener "c1aves" que nos auxilien en esta tarea.

Ya en el titulo dellibro, el autor nos coloca dentro de ciertas "coordenadas" que no podemos 'pasar por alto: "me-moria", "actualidad" y "olvido", Tene-mos la memoria del colonizador como una 'capacidad de buscar la identidad en la seleccion cuidadosa de los momen-tos del pasado que le son convenien-tes. Tenemos tambien el olvido como un complemento de esta memoria que permite que 'la seleccion sea exitosa. y que los errores no, empafi.en los triun-fos.

El autor nos habla de la actualidad de los filosofos judios olvidados.

(2)

"01-vidados" por esa memoria selectiva de un Occidente que ha querido imponer su manera de entenderse y entender a los dernas. Por 10 mismo debemos pen-sar que cuando Reyes Mate nos coloca en la "actualidad" esta no es la misma para todos. Nos sugiere una actualidad de los que estan dispuestos a no olvidar, o mas bien, de los que consideran que Occidente es tambien esa parte que des-de su interior recuerda el sentirse oIvi-dada.

Lo judfo le interesa al fil6sofo mo condici6n no como objeto de co-nocimiento, es mas, 10 judfo podria entenderse como ejemplo de esta con-dici6n: "No es eI tinico, por eso se puede tomar 10 judfo de este libro co-mo una metafora por la marginalidad sin maS."2 En este sentido los judfos 01-vidados no son los autores que se ci-tan en el libro sino mas bien todos aquelIos millones de personas y pue-blos que la cultura europea margin6 y sobre los que se erigi6 como im-perio. Es esta tambien la condici6n del indigena americano conquistado par el europeo y al que el autor se re-fiere al evocar un mural de Rufino Tamayo.'

En ese sentido, la "actualidad de los pensadores judios olvidados" es mas bien la actualidad de las propuestas de los marginados. Reyes Mate nos in-vita a recuperar la memoria del olvi-dado. En su memoria quedan regis-trados los errores de su opresor y en su manera de hacerlo se encuenttan los elementos para conjurar su mal. "Esa doble conciencia (recuerdo del 01-vido del otro y experiencia de la gue-rra) permite la aventura de pensar 10 impensado.?"

Para hablar de la marginalidad, el fil6sofo espafiol nos hace

acompafiar-10 a traves de las ideas de algunos pensadores judios. Nos explica el por-que de la selecci6n de cada uno de elIos pero no el porque de la exclu-si6n de otros. Tampoco se extiende sobre el por que estos judfos pueden hablar en nombre de otros margina-dos como los indlgenas. En ese senti-do el libro nos deja. abiertas algunas puertas. El autor nos invita a trans i-tar por ellas para "contribuir a conju-rar la amenaza que gravita sobre una critica frfvola de la Modemidad. Tomar en serio la crisis de la Modemidad, pe-ro midiendo bien la altemativa y las consecuencias" .s

EI autor, con un estilo muy particu-lar, va reconstruyendo esta "memoria" de los "olvidados". Nos habla desde los textos de estos pens adores con una voz propia, como si actualizarlos significara poder revivir sus voces haciendolos ha-blar en su propio discurso. Reyes Mate se aboca a la tarea de "revivir' intelectual-mente el clamor del pensador margina-do. El resultado es realmente fructifero y estimulante.

Para poder debatir con aquelIos que festejan la muerte de la raz6n el fil6sofo espafiol nos sugiere, ante todo, que se identifique al "cadaver". Se hace acom-pafiar para esta tarea de Max Weber y de Franz Rosenzweig.

Nos presenta a un Max Weber que se preocupa por explicar "la natura-leza de la racionalidad occidental'" y . que finalmente remite a una

represen-!taci6n religiosa del mundo. AI analizar

el desarrollo del capitalismo y al vincu-larlo con el puritanismo protestante el encuentra que en el trasfondo del desa-rrollo de la racionalidad occidental exis-te una relaci6n con el concepto proexis-tes- protes-tante de incertidumbre con respecto a la salvaci6n del alma. "Es el negocio

(3)

RESENAS BIBUOGRAFICAS

259

el que se convierte en el garante del

cielo."?

AI perderse este sentido original que regia el desarrollo de las variantes del conocimiento y la tecnologia, se desen-caden6 una situaci6n peligrosa: "Sin un horizonte cormin que regule los lfmites de cada 16gica especifica, cada raciona-lidad particular tendera a colonizar el resto."

Este es el origen del totalitarismo se-gun Weber, esta falta de una racionali-dad de valores que regule y de sentido a la multiplicidad de l6gicas combatiendo por retener el poder.

Franz Rosenzweig lleva a Reyes Ma-te, y a nosotros junto con el a buscar el origen del racionalismo en el mundo de los griegos. "Logos es el emblema de ese invento griego llamado filosofia, gracias al cual la humanidad sale del estadio de infancia marcado por el mito [... ] El logos se convierte en el tribunal del ser,?

Para Rosenzweig este invento grie-go se apodero del pensamiento occiden-tal imponiendose y creando una "fie-ci6n" donde el conocimiento (logos) se propuso como "impostor" de la reali-dad (Hegel). A esto es a

10

que llam6 "idealismo". Laracionalidad "idealista" que va desde los j6nicos hasta Jena, nos conduce a querer ver el mundo co-mo totatidad y no como pluralidad.'?

Y, ademas, para poder realizarse esta racionalidad debe darse en suelo eu-ropeo dentro de una cultura cristia-na y germanica. Esta es la sede del "Espiritu Universal". Este espacio de-finitivamente no se abrfa para los ju-dios.

Rosenzweig nos invita a pensarlo to-do de otra manera, con un nuevo pensa-miento. Larealidad no se da en el am-bito epistemo16gico sino mas bien en el

encuentro de la propia muerte. En un re-planteamiento de la condicion del hom-bre frente aDios y al mundo, el colo-ca la singularidad como la experiencia fundamental. El otro nos aparece co-mo confirmaci6n de nuestra singulari-dad.

Rosenzweig nos propone reconstruir nuestra actuaci6n en el mundo a par-tir de entendernos en este desarrai-go existencial. A la propuesta iguali-taria le responde con una invitaci6n a entender la diferencia como condi-ci6n.

La racionalidad occidental, como nos la ilustra Reyes Mate en boca de Weber y Rosenzweig, no se puede desligar de su origen cristiano ni de su vinculo con el concepto europeo de metr6poli colo-nial.

EI judfo no estaba "invitado" a par-ticipar de esta universalidad mientras no dejara de ser judio. En otras pa-labras,

10

que nos da a entender el autor es que el proyecto racionalista occidental encontraba su limite en el momento de buscar un lugar para el judie dentro de su propuesta univer-salista. Esta situaci6n que, se podria definir como "La cuesti6n judfa", re-presenta el "tendon de Aquiles" de la raz6n.

Mientras que para el marginado sig-nific6 una "quiebra racional de la racio-nalidad marginalizadora" para la razon moderna signific6 "quantite negligea-ble".n En este lugar del desacuerdo te-nemos varios intentos por solucionar el conflicto.

El autor nos presenta la postura de Mendelssohn que busca integrar al ju-dfo al espacio de la universalidad eu-ropea buscando en las rakes del

ju-daismo

una racionalidad que pueda ser aprobada y aceptada por el

(4)

cristianis-mo. Nos presenta las ideas de Herder que le pideal judfo olvidar su

pasa-do para poder tener un lugar en la historia. Y tambien nos expone a un Marx que coloca 10 judfo como aquelio de 10 que la humanidad debe

ernanci-parse.

Aunque el autor no se extiende en es-te aspecto es claro que tiene presenes-te que este lugar de desencuentro donde 10 judio no permitia que la

racionali-dad universalizadora se mostrara triun-fante fue tambien el "hogar" del antise-mitismo. Y ya que entendemos 10 judio como metafora, podemos decir que tam-bien es aquf donde el racismo, las per-secuciones religiosas, los conflictos

et-nicos y nacionalistas, la discriminaci6n sexual, entre otras manifestaciones de intolerancia, persecuci6n y odio tienen lugar.

LaInquisicion es una manifestaci6n de la racionalidad occidental, 10 miso que Auschwitz, 0 el genocidio de los

indigenas en el Continente Americano. Las guerras y la miseria son tam bien ex-presiones de la racionalidad que a Re-yes Mate le parece que debemos replan-tear. En este sentido sus conclusiones no nos permiten disculpar a Occiden-te y autorizarle que ahi donde hay una atrocidad nos presente un "justificante" de irracionalidad. El autor le exige a Occidente que asuma su

responsabili-dad.

En esta parte de su libro el filoso-fo espafiol recurre al pensamiento de Hermann Cohen. Nos presenta a este

fi-l6sofo judfo neokantiano para discutir con Occidente su responsabilidad mo-ral.

El elemento que Cohen propone para la revalorizaci6n de la propuesta etica de Kant es. el de la compasi6n. 10 particu-lar de esta propuesta sobre la com pasion

estriba, segiin el autor, en ellugar que el

judafsmo le da al projimo. "Para el mo-notefsmo judfo tambien es peor cometer la injusticia que padecerla, pero por el dana que se hace al otro. 10decisivo es elotro."12

"El otro" entendido en toda su pro-fundidad significa aquel que no puede ser alcanzado por las categorias de mi forma de.unificar, Esel espacio concre-to de la diferencia, el no-yo. La idea de partir de lo- distinto para entender 10 propio y de sentirme responsable de su ser por ser otto, es para Reyes Ma-te "una sefializaci6n del camino a se-guir por quien quiere liegar a ser sf mismo't.P

La reconstrucci6n a la que se abo-ca el autor 10 conduce a este espacio donde el marginado se neg6 a aceptar el lugar que el marginador le asign6, y desde donde se atrevi6 a pensar en una relaci6n distinta. Escuchando al 01-vidado podremos recuperar la memo-ria, una memoria responsable y com-pasiva. Dejando que el marginado nos cuente su interpretacion de esta his-toria, y aprendiendo de su

experien-cia, es como, segun el autor, podre-mos conjurar la amenaza a la que nos hemos expuesto, y hemos expuesto al mundo.

El autor consigue involucramos en su preocupaci6n por la crisis deIa

raciona-lidad occidental. Tambien nos convence de la conveniencia de la participaci6n de los pensadores judios en la empresa reconstructora. Va mas alia y

auxilian-dose de sus aportaciones coloca algunos de los cimientos para este nuevo

edifi-cio. A partir de aqui el resto esta por ha-cerse.

Una de las vetas que habra que ex-plorar es la relaci6n de los pens adores

(5)

RESENAS BIBUOGRAFICAS

261

la eultura judia, El libro no trata este aspecto y podria pensarse que las pos-turas de estos representantes eran bien recibidas por la mayoria de sus correli-gionarios. Sin embargo no era asi, ellos "escriben desde un doble margen". El estudio de este aspeeto de la "doble marginalidad" podrfa arrojar elementos que eomplementen la investigac16n del autor.

En este sentido, la metafora de "10 judio" podria ser mas enriqueeedora. El

1Reyes Mate, Memoria de Occidente: actualidad de pensadores jud(os olvidados,

An-thropos, Barcelona, 1997.

2 Ibid.,p. 281. 3 Ibid.

4 Ibid.

S Ibid,p. 13.

6 Ibid.,p. 46.

o

marginado, almismo tiempo que se en-frent6 a la racionaildad que 10 exc1uia se vio forzado a revisar los elementos marginalizadores de su propia cultura. Ser "judie" entre los judios fue el segun-do momenta ereativo de estos pensasegun-do- pensado-res. En este espacio es donde 10 judio se vuelve una metafora. Este es el espa-cio al que nos invita Reyes Mate y desde el eual nos repropone un "Nuevo

Pensa--miento".

MAURICIO Pn.ATOWSKY

Notas

7 Ibid.,p. 48.

8 Ibid., p. 52.

9 Ibid., p. 127.

10 Ibid.,p. 130.

11Ibid.,p. 89.

12 Ibid.,p. 272.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :