TEMAS PARA PASTOREO, REFERENCIAS Y EXPERIENCIAS

10 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

TEMAS PARA PASTOREO, REFERENCIAS Y EXPERIENCIAS

TEMA PAGINAS

La importancia de las visitas de Pastoreo 1 1-8

Asistamos regularmente a las Reuniones 2 9-27

Celebremos regularmente el estudio de Familia 3 28-38

Lea la Biblia Regularmente 4 39-47

Casarse solo en el Señor 5 48-59

Sigamos estando alerta 6 60-65

Sigan manteniéndose despiertos espiritualmente 7 66-72

Ajústese en las creencias de los Testigos 8 73-77

Ayudemos a los deprimidos 9 78-80

Sigamos predicando con regularidad 10 81-90

Informemos nuestra actividad regularmente 11 91-92

Niños, jóvenes y mayores, Jehová los aprecia (experiencias) 12 93-118

¿Cuándo callar y hablar? 13 119-123

Evitemos los pecados ocultos 14 124-125

Tratando a los familiares expulsados 15 126-130

Seamos personas razonables 16 131-133

Debe mudarse a otro país 17 134-139

Cuidado con las malas compañías 18 140-144

¿Es malo quejarse y contradecir? 19 145-146

Sea un trabajador diligente 20 147-150

Sea puntual, cumpla su palabra 21 151-156

Siga siendo animoso 22 157-161

Ayudemos a los pobres 23 162-163

Prestamos de dinero entre hermanos 24 164-168

No lo prive del premio su familia 25 169-171

Cuide a familiares envejecidos 26 172-177

Evite comentario negativos 27 178-184

La ira descontrolada 28 185-188

Evite la presión de otros 29 189-193

Respete los arreglos de Jehová 30 194-196

No juzgue los motivos 31 197-201

Recupere sus privilegios 32 202-205

(2)

¿Esta dispuesto a tragarse el orgullo? 34 209-212

Pórtese como uno de los menores 35 213-214

Los buenos y malos informes 36 215-216

El mal ¿Le ablanda o le endurece? 37 217-218

¿Por qué visitan a personas de otra religión? 38 219-221

¿Por qué se persigue a los testigos de Jehová? 39 222-223

Sigamos aguantando tribulaciones 40 224-227

En ocasiones quizás nos exasperemos 41 227-229

A veces quizás nos desesperemos 42 230-231

Sigan asegurándose de los más importante 43 232-234

Siempre asegurémonos de lo que es correcto a Jehová 44 235-237

Fijemos un tiempo para las cosas más importantes 45 248-239

Esforcémonos por estar libres de faltas 46 240-242

Que se nos siga hallando fieles 47 243-245

Nunca dejemos de examinarnos 48 246-247

No nos confiemos 49 248-250

¿Por qué es tan importante obedecer? 50 251-254

¿Qué clase de pequeñuelos somos? 51 255

No dejemos de persistir 52 256-258

¿Por qué surgen conflictos entre los hermanos? 53 259-261

Situaciones malas en el pueblo de Dios 54 262-263

Evitemos situaciones que nos causen pesar 55 264-266

Nunca nos dejemos de endurecer por el pecado 56 267-269

¿Es usted un siervo de Dios deseable? 57 270-271

Siga sirviendo a Jehová con constancia 58 272-273

No seamos seguidores de hombres 59 274-276

¿Reconocemos nuestros errores? 60 277-278

Sigamos siendo cristianos valerosos 61 279-281

Sigamos en el camino de la vida 62 282-283

Sigamos luchando por nuestra salvación 63 284-285

¿Por qué sufren los justos? 64 286-288

¿Cómo actuar ante las injusticias? 65 289-291

Jehová siempre suministra la salida 66 292-294

¿Está usted dispuesto a perdonar? 67 295-297

¿Guarda usted resentimiento? 68 298-300

¿Es usted una personas celosa? 69 301-303

(3)

Costumbres buenas y malas 71 306-308

Ayudemos a los débiles e inactivos 72 309-311

Ajustemos los programas para que funcionen 73 312

Siempre confiemos en la dirección de Jehová 74 313-314

¿Somos personas de discernimiento? 75 315-316

No vayamos más allá de los escrito 76 317-318

Cuando perdemos a un ser querido 77 319-328

Las circunstancias pueden ser difíciles y pueden cambiar por algún accidente 78 329-331

Se nos observa 79 332-333

Sigamos confiando plenamente en Jehová 80 334-335

Cuidado con la comodidad 81 336-337

¿Respeta usted la autoridad? 82 338-339

Tengamos buenos modales 83 340-341

Comentando en las reuniones 84 342-343

Siendo buenos lectores 85 344-345

Preparándonos para las reuniones 86 346

Tengamos una conversación edificante 87 347-348

Las guerra de Jehová 88 349

Seamos personas limpias 89 350-351

Cuidemos nuestro salón del Reino 90 352-353

Nunca nos olvidemos de Jehová 91 354-355

Sigamos andando con Dios 92 356-357

¿Cómo tener un matrimonio feliz? 93 358-361

¿Por qué evitar el materialismo? 94 362-364

Seamos personas hospitalarias 95 365-366

Fieles aunque no vieron el cumplimiento 96 367-368

Hermanas: imiten a las mujeres de tiempos bíblicos 97 369-370

Los testigos… un pueblo diferente 98 371-377

¿Por qué repetir la información? 99 378

¿Explotadores de la pobreza? 100 379

Sigamos venciendo al mundo 101 380-382

¿Escuchamos el consejo? 102 383-384

¿Cómo se manejan los asuntos financieros? 103 385

¿Cómo evitar problemas económicos? 104 386-387

Sigamos escribiendo nuestro nombre en el libro 105 388-389

Seamos buenos árboles en el plantío de Jehová 106 390

(4)

No dejemos de asistir a las asambleas 108 393-394

Las ovejas alejadas pueden regresar 109 395-396

El apóstol Pedro no enseña lecciones prácticas 110 397-399

Siempre confiemos en la protección de Jehová 111 400-403

Siempre seamos personas agradecidas 112 404-405

Tengamos nuestro estudio personal 113 406-409

¿Estamos dispuestos a sacrificarnos? 114 410-414

Enfrentemos las pruebas con éxito 115 415-417

Cuidemos nuestra mente 116 418-419

¿Es usted una persona espiritual? 117 420-421

Imitemos la fascinante personalidad de Jesús 118 422-424

Evitemos las preguntas infructuosas 119 425

Imitemos el interés de los ángeles y profetas 120 426

¿Somos personas modestas? 221 427-430

¿Es nuestra diversión apropiada? 222 431-434

Cultivemos un amor correcto 223 435-437

¿Es usted un verdadero forastero? 224 438-439

Arroje su carga sobre Jehová 225 440-441

¿De quién es usted esclavo? 226 442-443

No nos extraviemos 227 444-447

Sigamos llenándonos de espíritu santo 228 448-450

Cuidado con los ataques demoníacos 229 451-457

¿Esta usted dispuesto a honrar a otros? 130 458

¿Qué esta dispuesto a hacer por la verdad? Y Nuestras diferentes asignaciones ¿Cómo verlas?

131-

132 459-461 ¿Esperamos perfección de los hermanos? Y Experiencias variadas 133 462-464

Referencias adicionales para visitas de Pastoreo 134 465-477

(5)

EL APOYO DE LOS ANCIANOS ES MUY IMPORTANTE

***w9515/1pág.23¿Haanimadoaalguienúltimamente?***

María es una cristiana a quien su esposo abandonó de repente. Ella dijo: ―Al igual que Job, había momentos en los que

deseaba morir. [Job 14:13.] No obstante, seguí adelante gracias al ánimo que recibí. Dos ancianos que conocía muy bien pasaron muchas horas ayudándome a ver el valor de continuar en el servicio de tiempo completo. Y dos hermanas comprensivas también me consolaron, escuchándome pacientemente mientras les abría mi corazón. Por medio de la Biblia, me hicieron ver las cosas desde el punto de vista de Jehová. No sé la cantidad de veces que leímos el Salmo 55:22, pero sé que al aplicar este texto fui recuperando lentamente mi equilibrio espiritual y emocional. Todo esto ocurrió hace doce años. Me alegra poder decir que he seguido en el servicio de tiempo completo hasta el día de hoy. Mi vida es remuneradora y feliz a pesar de algún dolor emocional pasajero. Estoy segura de que el ánimo durante un período como el que pasé puede hacer mucho en la vida de una persona‖.

***w0215/2pág.23Unesconditecontraelviento***

―Viví una época traumática cuando unos amigos íntimos dejaron la verdad y, al mismo tiempo, mi padre sufrió una

hemorragia cerebral —cuenta Miriam—. En un intento de superar el abatimiento, empecé a salir con un amigo que no era Testigo. Poco después me sentía indigna e informé a los ancianos de la congregación que había decidido abandonar la verdad, pues estaba segura de que Jehová no podía amarme.

‖En ese momento tan difícil, un anciano compasivo me hizo recordar mis años de precursora regular; me dijo que siempre

había admirado mi fidelidad y me pidió con bondad que aceptara la ayuda de los ancianos para convencerme del amor de Jehová. El interés amoroso que me demostraron en ese período decisivo fue para mí como un ‗escondite‘ durante la

tempestad espiritual que atravesaba. En menos de un mes corté la relación con mi amigo, y desde entonces sigo andando en el camino de la verdad.‖

***w9315/9pág.23Pastoreancompasivamentealasovejitas***

Un padre de familia dijo después de recibir ayuda: ‗Tras haber estado en la verdad por veintidós años, el mundo nos

absorbió con el materialismo. Había muchas ocasiones en que deseábamos asistir a las reuniones, pero nos parecía imposible llegar a tiempo. En realidad, no encajábamos en el mundo de Satanás, así que nos sentíamos desconcertados, aislados. Esa situación nos frustraba y deprimía. Necesitábamos palabras de estímulo. Cuando un anciano nos visitó, aceptamos con gusto un estudio bíblico en el hogar. Ahora todos estamos de nuevo en la organización segura de Jehová. No puedo expresar mi felicidad‘.

***w0215/11págs.24-25―PastoreenelrebañodeDios‖***

Los ancianos que visitan regularmente a sus hermanos para fortalecerlos espiritualmente, ya sea en sus casas o en

cualquier otro lugar, son una fuente de estímulo. ―Si no fuera por el apoyo y el ánimo que me dieron los ancianos —

comentó Thomas, que creció en un hogar sin padre—, no creo que hoy serviría a Jehová de ministro de tiempo

completo.‖ Muchos jóvenes que se han criado en el seno de una familia monoparental reconocen que la atención que

recibieron por parte de los ancianos les ayudó a cultivar una relación personal con Dios.

Los miembros de edad avanzada de las congregaciones también valoran mucho las visitas de pastoreo. Un matrimonio

de misioneros que tenían más de 80 años escribió a dos ancianos: ―Queremos expresarles nuestro agradecimiento por su

visita tan grata. Cuando ustedes se marcharon, volvimos a leer los textos bíblicos que habían repasado con nosotros.

Nunca olvidaremos sus palabras de estímulo‖. Una viuda de 70 años escribió: ―Hermanos, le había estado pidiendo a

Jehová que me ayudara, y él los envió a ustedes dos a mi casa. Su visita fue una bendición de Jehová‖. ¿Se ha

beneficiado usted recientemente de alguna visita de los ancianos de su congregación? No hay duda de que todos agradecemos los esfuerzos que hacen por pastorear al rebaño que está bajo su cuidado.

***w9415/1pág.19párr.15Pastoresyovejasenunateocracia***

Una hermana que tuvo que ser internada en una clínica lejos de su hogar escribe: ―¡Qué tranquilizador fue conocer a un

anciano aquella angustiosa primera noche que estuve en el hospital, tan lejos de casa! Él y otros hermanos pasaron mucho tiempo conmigo. Hasta personas del mundo que sabían por lo que estaba pasando llegaron a la conclusión de que no hubiera sobrevivido de no ser por el consuelo, el cuidado y las oraciones de esos hermanos amorosos y devotos‖. Otra hermana escribe: ―Estoy viva porque el cuerpo de ancianos me dirigió con paciencia durante mi lucha contra la

depresión grave. [...] En una ocasión un hermano y su esposa no sabían qué decir. [...] Pero lo que más me conmovió fue el hecho de que, aun no comprendiendo bien por lo que estaba pasando, mostraron su amor e interés en mí‖.

(6)

C

C

ó

ó

m

m

o

o

l

l

e

e

s

s

i

i

r

r

v

v

e

e

n

n

a

a

u

u

s

s

t

t

e

e

d

d

l

l

o

o

s

s

p

p

a

a

s

s

t

t

o

o

r

r

e

e

s

s

c

c

r

r

i

i

s

s

t

t

i

i

a

a

n

n

o

o

s

s

¿De qué hay que proteger?

Jehová acusó de negligencia a los pastores gubernamentales del Israel antiguo porque

sus ovejas se habían convertido en “alimento para toda bestia salvaje del campo”.

(Ezequiel 34:8.) Sin embargo, los ancianos cristianos desean proteger sinceramente a los miembros de la congregación para que ninguno se pierda por causa de su

negligencia o por la influencia de Satanás, el mundo o los “lobos” apóstatas. (Hechos

20:29, 30.) ¿Cómo ayudan los pastores a todo el rebaño a mantener el juicio y ser vigilante? Una manera consiste en presentar discursos bíblicos bien preparados en las reuniones del Salón del Reino. Otra consiste en entablar conversaciones positivas y edificantes antes y después de las reuniones. Otra manera eficaz implica visitar

personalmente a las “ovejas” en sus hogares. (Compárese con Salmo 95:7.) Ahora

bien, ¿qué constituye una visita de pastoreo? ¿Cómo debe llevarse a cabo? ¿Y a quiénes debe visitarse?....w96 15/3 24-27

¿Qué es una visita de pastoreo? No es una simple visita social para conversar

sobre asuntos triviales. Un anciano dijo: “A

la mayoría de los publicadores les encanta leer un texto o hablar de un personaje bíblico. Claro está, el anciano no es el único que habla. Por lo general, al publicador del Reino que recibe la visita le gusta expresar lo que piensa en cuanto a la Biblia, lo cual fortalece su propia fe. El anciano puede llevar un ejemplar de La Atalaya o ¡Despertad! para comentar algún artículo animador. Quizás esta conversación espiritual es lo que distingue una visita de

pastoreo de una visita social”.

Otro anciano de experiencia comentó:

“Antes de la visita, el anciano medita en las

necesidades del publicador. ¿Qué puede edificarlo? El encomio sincero es una parte esencial de las visitas de pastoreo, pues fortalece a la persona para que siga

aguantando”. En realidad, la visita de

pastoreo es más que una simple visita amigable de un miembro de la congregación.

¿Por qué lo visita un pastor? Cuando un anciano visita un hogar, va preparado para animar a sus compañeros de creencia y ayudarlos a permanecer firmes en la fe. (Romanos 1:11.) Por eso, ¿cómo reacciona usted cuando uno o dos ancianos desean visitarlo? Un superintendente

viajante dijo: “Si las visitas de pastoreo solo

se efectúan cuando surgen problemas, la reacción inicial de la persona a quien se va a

visitar pudiera ser: „¿Qué he hecho mal?‟”.

Los pastores espirituales amorosos imitan a

Jehová, quien cuidó al salmista y siempre

„refrescó su alma‟, particularmente en

tiempos de angustia y necesidad especial. (Salmo 23:1-4.)

El objetivo de la visita de pastoreo es

„edificar, no demoler‟. (2 Corintios 13:10.) Anima mucho a la persona escuchar palabras de aprecio por su aguante, celo y

fiel servicio. Cierto anciano comentó: “No es

conveniente dar la impresión de que se ha ido con el propósito de detectar problemas y hablar de estos. Desde luego, pudiera ser que el publicador deseara hablar de cierta dificultad. Y si una oveja está cojeando o aislándose del rebaño, el anciano debe

tomar medidas para ayudarla”.

Los pastores cristianos sin duda cuidarán de manera especial de cualquiera que se encuentre en la siguiente situación: “A la

perdida buscaré [dice Jehová], y a la dispersada traeré de vuelta, y a la quebrada

vendaré y a la doliente fortaleceré”.

(Ezequiel 34:16.) Tal vez sea necesario buscar a la oveja perdida, traerla de vuelta, vendarla y fortalecerla. Los pastores de Israel no cumplieron con tales responsabilidades. Esta labor exige que el pastor se acerque a la oveja y atienda a sus necesidades. Este aspecto, en esencia, debe distinguir toda visita de pastoreo hoy en día.

Las ovejas sanas requieren atención ¿Debemos concluir, entonces, que los pastores espirituales de hoy no tienen que dar atención especial a las ovejas sanas? Pues bien, cuando una oveja literal se mete en dificultades, es mucho más fácil ayudarla si confía en el pastor. Un manual comenta

(7)

que “por naturaleza las ovejas temen a los

seres humanos, y no siempre es fácil ganarse

su confianza”. Entre otras recomendaciones,

el manual da la siguiente pauta para ganarse

su confianza: “Hábleles regularmente. Se

acostumbrarán a su voz y eso las tranquilizará. Visite con frecuencia a las

ovejas en los pastos”. (Alles für das Schaf. Handbuch für die artgerechte Haltung

[Todo para las ovejas. Manual sobre cómo cuidarlas apropiadamente]).

Por tanto, el contacto personal es fundamental para que exista una relación de confianza entre el pastor y las ovejas. Lo mismo puede decirse de la congregación

cristiana. Cierto anciano comentó: “Ser

conocido en la congregación como un anciano que visita regularmente a las ovejas facilita visitar a la que tiene problemas”. De

modo que los pastores espirituales no deben tratar de alimentar y cuidar a las ovejas únicamente en el Salón del Reino. Según lo permitan las circunstancias, deben llegar a conocer a las ovejas haciendo visitas de pastoreo en sus hogares. Un cristiano recuerda una ocasión, al poco de ser nombrado anciano, en que el superintendente presidente lo llamó por teléfono y le pidió que visitara y consolara a un hermano que acababa de perder a su hija en un terrible accidente automovilístico. El

anciano confiesa: “¡Qué mal me sentí, pues

nunca había visitado al hermano y ni siquiera sabía dónde vivía! Fue un alivio que un anciano maduro se ofreciera para

acompañarme”. Sí, los ancianos se ayudan

mutuamente en las visitas de pastoreo. En algunos casos, el anciano puede ir acompañado de un siervo ministerial que

procure adelantar y participar en la “obra excelente” de superintendente. (1 Timoteo

3:1, 13.) ¡Cuánto aprecia el siervo ministerial ver al anciano servir a las ovejas durante las visitas de pastoreo! De este modo, los ancianos y los siervos ministeriales se acercan más a los miembros de la congregación, y así se fortalecen los vínculos de amor y unidad cristianos. (Colosenses 3:14.)

Cuándo apartar tiempo para las visitas de pastoreo

Cuando un cuerpo de ancianos dejó la responsabilidad de hacer visitas de pastoreo en manos de los conductores de Estudio de Libro de Congregación, el resultado fue que en algunos grupos todos los publicadores recibieron una visita en un período de seis meses, mientras que en otros grupos no se visitó a nadie. Esta circunstancia movió a un

anciano a decir: “Parece que algunos

ancianos toman la iniciativa y hacen muchas visitas de pastoreo, mientras que otros necesitan que sus compañeros ancianos los animen a hacerlo”. Por eso, algunos cuerpos

de ancianos preparan un programa para visitar a todos los publicadores dentro de un período definido.

Por supuesto, cualquier anciano o publicador puede visitar a los miembros de la congregación sin que haya recibido una asignación especial. Antes de hacer la visita de pastoreo, un anciano llama por teléfono y

dice: “Visito a una familia cada mes. ¿Puedo

visitarlos a ustedes el próximo mes por una hora aproximadamente? ¿Qué día sería

conveniente?”.

Las bendiciones de las visitas de pastoreo

Al aumentar las presiones de este inicuo sistema, las visitas animadoras de pastores comprensivos cobran cada vez más valor. Cuando todo el rebaño recibe estímulo y ayuda mediante las visitas de pastoreo, cada oveja se siente segura.

Con respecto a una congregación en la que todos los publicadores del Reino recibían regularmente visitas de los pastores, se

informó: “Los publicadores llegaron a ver de

manera muy positiva las visitas de pastoreo. Era común que ellos se acercaran a los ancianos y les preguntaran cuándo los visitarían de nuevo, pues habían disfrutado de la conversación edificante que habían mantenido durante la última visita. Estas visitas fueron un factor que ayudó a mejorar

el espíritu de la congregación”. Otros

informes indican que cuando los pastores ministran amorosamente de esta manera, la congregación crece en amor, unidad y cariño. ¡Qué bendición!

Los pastores cristianos efectúan estas visitas para fomentar el bienestar espiritual de las

(8)

ovejas. Los ancianos quieren animar y fortalecer a sus compañeros de creencia. Si durante la visita surge un problema que requiera consejo, tal vez sea mejor hacer planes para tratarlo en otro momento, especialmente si el anciano va acompañado de un siervo ministerial. De todas maneras, es apropiado concluir la visita con oración.

¿Desea visitarlo un pastor espiritual en su hogar dentro de poco? Si así es, espere con anhelo el ánimo que recibirá. Él va con el fin de servirle y de fortalecer su resolución de permanecer en el camino que lleva a la vida eterna. (Mateo 7:13, 14.)

S

SUUGGEERREENNCCIIAASSPPAARRAAHAHACCEERRVIVISISITTAASSDEDEPAPASSTTOORREEOO

Concierte una cita: Normalmente es mejor concertar una cita. Si el anciano piensa

hablar de un problema serio,

es apropiado que se lo informe de antemano al publicador.

• Preparación: Tome en cuenta la personalidad y la situación de la persona. Dé encomio sincero. Que su objetivo sea impartir un “don espiritual” que estimule y fortalezca la fe.

(Romanos 1:11, 12.)

• Aquiénllevardecompañero: A otro anciano o a un siervo ministerial capacitado.

Durante la visita: El anciano debe estar relajado, ser amoroso, positivo y flexible.

Pregunte cómo está la familia,

etc. Escuche cuidadosamente. Si surge un problema serio, tal vez sea mejor programar una visita especial.

Duración: Respete el tiempo acordado y despídase mientras la persona aún está

disfrutando de la ocasión.

Cómo concluirla: Es apropiado hacer una oración, la cual será muy apreciada.

(Filipenses 4:6, 7.)

E

E

LL

P

P

AASSTTOORREEOOQQUUEE

E

E

DDIIFFIICCAA......WW99331155//992200

El pastor de un rebaño de ovejas literales sabe que su responsabilidad es protegerlas y cuidarlas. Los peligros más comunes son que se extravíen, enfermen, se cansen, se lesionen y que sean atacadas por depredadores. Del mismo modo, el pastor espiritual debe

identificar y afrontar los peligros similares que amenazan el bienestar de la grey. A continuación mencionaremos algunos problemas típicos y unas cuantas sugerencias sobre lo que se puede hacer para dar consejo espiritual constructivo.

1) A la manera de ovejas desprevenidas, algunos cristianos se extravían al apartarse del rebaño de Dios por buscar placeres que en apariencia son inocentes. Quizás se descuiden y hasta se dejen llevar por la corriente en la búsqueda de bienes materiales, esparcimiento o diversión. (Hebreos 2:1.) A tales personas conviene recordarles la urgencia de los tiempos,

la necesidad de acercarse a la organización de Jehová y la importancia de poner el Reino en primer lugar. (Mateo 6:25-33; Lucas 21:34-36; 1 Timoteo 6:8-10.) Puede hallar consejo útil

en el artículo “Mantenga su equilibrio cristiano”, de La Atalaya del 15 de septiembre de

1982, páginas 30, 31.

2) El pastor debe someter a tratamiento a las ovejas que enferman. Del mismo modo, los pastores espirituales deben ayudar a los cristianos que enferman en sentido espiritual por causa de las adversidades de la vida. (Santiago 5:14, 15.) Quizás se han

(9)

quedado sin empleo, han tenido serios problemas de salud o están atravesando dificultades familiares. Es probable que estas personas tengan poco apetito espiritual o pocos deseos de relacionarse con el pueblo de Dios, lo que los lleva a aislarse y sentirse desanimados. Es necesario convencerlas de que Jehová se interesa en ellas y de que las sostendrá en los momentos difíciles. (Salmo 55:22; Mateo 18:12-14; 2 Corintios 4:16-18; 1 Pedro 1:6, 7; 5:6, 7.) También puede ser provechoso repasar con ellas el artículo “Mire directamente adelante como cristiano”, de LaAtalaya del 15 de octubre de 1980, páginas 28-31.

3) El pastor debe estar alerta a las ovejas que se sienten agotadas. Algunas han perseverado por años en el servicio fiel a Jehová. Han aguantado muchas pruebas y circunstancias adversas. Pero puede que ahora presenten síntomas de agotamiento en lo referente a hacer el bien, y quizás hasta expresen dudas sobre la necesidad de predicar con asiduidad. Es necesario reavivar su espíritu, hacerles apreciar de nuevo los gozos y las bendiciones que resultan de servir a Dios de todo corazón, como lo hizo Jesucristo. (Gálatas 6:9, 10; Hebreos 12:1-3.) Tal vez se les pueda ayudar a comprender que Jehová aprecia su servicio fiel y que puede fortalecerlas para que hagan obras futuras que resulten en Su

alabanza. (Isaías 40:29, 30; Hebreos 6:10-12.) Puede ser provechoso comunicarles ideas del artículo “No desista de hacer lo que es excelente”, de La Atalaya del 15 de julio de 1988,

páginas 9-14.

4) Algunos cristianos, como ovejas lesionadas, han sido lastimados por lo que les ha parecido conducta impropia. No obstante, si aprendemos a perdonar a los demás, nuestro

Padre celestial nos concederá el perdón que necesitamos. (Colosenses 3:12-14; 1 Pedro 4:8.) Es probable que algunos hermanos hayan recibido consejo o disciplina que consideraron injustos. Sin embargo, el consejo y la disciplina nos benefician a todos, y nos consuela saber que Jehová disciplina a los que ama. (Hebreos 12:4-11.) Otros, quizás por no haber recibido privilegios para los cuales creen estar preparados, han permitido que el resentimiento levante una barrera entre ellos y la congregación. No obstante, si nos alejamos de la organización de Jehová, no tendremos otro lugar al cual dirigirnos en busca de salvación y gozo verdadero. (Compárese con Juan 6:66-69.) Puede hallarse información valiosa sobre

este tema en el artículo “En unidad como cristianos”, de LaAtalaya del 15 de agosto de 1988,

páginas 28-30.

5) Debe protegerse a las ovejas de los depredadores. Del mismo modo, es posible que algunos tengan oposición de familiares o compañeros de trabajo y permitan que esta los intimide. Su integridad puede verse sometida a prueba cuando se les presiona para que disminuyan su servicio a Dios o dejen de participar en el ministerio cristiano. No obstante, cuando se les ayuda a comprender que todos debemos esperar oposición, ya que en realidad es una de las pruebas de que somos verdaderos discípulos de Jesucristo, se sienten fortalecidos. (Mateo 5:11, 12; 10:32-39; 24:9; 2 Timoteo 3:12.) Puede ser útil recordarles que, si se mantienen fieles, Jehová nunca los abandonará y recompensará su aguante. (2 Corintios 4:7-9; Santiago 1:2-4, 12; 1 Pedro 5:8-10.) El artículo titulado “Aguantando con gozo a pesar de la persecución”, que apareció en las páginas 21-27 de La Atalaya del 15 de

(10)

¿QUÉ SÍNTOMAS EXIGEN PASTOREO

INMEDIATO?

1. Críticas.

2. Quejas sin justificación.

3. Falta de asistencia a las reuniones.

4. Actividad irregular en el servicio del campo.

5. Llegadas tarde a las reuniones.

6. Salidas temprano sin buena razón de las reuniones.

7. El no comentar en las reuniones.

8. El mantenerse aislado.

9. Semblante desencajado.

10. Temor a conversar.

11. Enfermos fisicamente.

12. Hermanos de mayor edad.

13. Hermanos con problemas de depresión.

14. Necesitados materialmente.

15. Desanimados.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :