Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

Texto completo

(1)

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(2)

AVISO

Que. ido T.

:!CtCL": 1)

nC.Jbilísimo fin nos ha hecho emprendt:r en la

public~cjún

de esta

ReYist~:

estimu lar a

nue~ tro~

Jóvenes y

~::nsZ1

y;n"los

eH

el ca mpo de la lucha a fin de prevenirlos para el día de ma- ñan".

T;t;-¡

generosos esfuerzos, r o ha n de P< s;-¡

r

'lesa percibid. s

J

toda

per~'o

a _

~( n~ ata

que comp"'encle lu que es estímulo, lucha ../ formación. LJ. vida

d~

nues tra humilde

Revi:-;t~~,

no

CUf'nta

con

1l1ás r(>cur~o:,

que,

l~i

b\;lcna voiur.tad de Jos que la bemus

il~iciado

y la benév)1a acogida que le hagáis, y por lo

lTIISmO, SI

no la apoyáis, con mucho, por lo

meno~,

compradla para recreo de

YuC\~tro

esprítitu y así perduraréis su vida.

AnticipalTIOS que Due 'tra Pevist8. es netamc.Jte li teraria y que la Col'lboracÍón será solicitada.

LA REDACCION

(3)

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(4)
(5)

Junta de Inspecclón y G .>bierno del Colegio Sucre:

~t ntados de izquierda a derecha: Dr. Carlos A. Orte"a, Pbro. Rec tor Luil:; Antonio Encíquez G., Sr. Nican0r ant.l.Cruz

n'

pie: Dr. Fernando Ortiz B., Pbro. Alej~ndro Ma..ra~ Rosendo Cha.ves

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(6)

1

I

!

(7)

Eb IDE(-lL

OJt.GANO DE LA "ACADEMIA DE STO: TOMÁS DE AQUINO, ESTABLECIDA EN JtL COLEGIO SUCRE DE IPIALES

Af:1o l° NRO. 19

I

IPIALES, AB~lL

8

DE

1928 I

VALOR $0,10

Bajo el auspicio de este nombre, inicia la Academia Literaria de Sto. Tomás de Aquino la publicación de un órga no eventual que consagre el recuerdo de su labor y de su esfuerzo, y que

~ea

a í como un estímulo deter.- minante para

~n

vitalidad y orientación futura. .

No otra cosa que un

prOl

ósito nobilísimo de perfec cion;:¡ miento, determinó al Sr. Rector y éll Profesor -de Literatura Sr. Dn. Guillermo Edmundo Chaves, a la fun Jación de la \cademia de Sto

l~omás,

cuya sesión inau · gural se verificó en la noche del 14 de Enero del p':"e- sentf· Año.

La ¡m portancia de Centros como éste, es indubitable, ya que la unión y el apoyo mutuo son el fundamento de todo positivo

p(o()"re~o.

Al calor de la Hermandad más pura y al impu1so O'eneroso de una labor constante, e l éllma de los jóvenes

"C

modelará día a día para la perfección de individuos aptos para la vida social, de la cual, tendrán que ser factores de adelanto y de engran- decimiento.

"EL IDEAL",

que no es sino un órgano de enSar(IS, dará extricta cuenta de la bondad de tan generosos pro

pósito~.

Que ojalá, pues, se apoye su lábor. ya que aun qUt sean ensayos-quizis sin mayor selección los que en él se exhiban, representa su publicación una nota cul- tural que debe justamente estimularse.

"EL IDEAL",

condensa en su expresión la glorifica- ción de muchos ideales. El, será como una bandera de conquista; como un índice de luz que nos señale las cu:nbres de la verdadera grandeza. Confiamos al tiem- po, el triunfo de este ideal y la realización de esta es peranza.

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(8)

2 XL IDEAL

7 de Marzo

La Academidl Literaria de Sto. Tomás de Aquino, constituida por los cursos superiores del Colegio

c:Sucre~,

hiro su presentación pública el) esta clásica fecha, con el desarrollo del siguiente

PROGRAMA

19 Obertura-Salomé.--Fox-trot

29 Palabras Preliminares-Sr. Guilltrrno Edn. nndo Chave:.>.

3~ Orquesta-Los Cachacos de :Lima-Marcha

49 Sto. Tomás de Aql\ino, Luz de las Ciencias-Luí E. f"\rávall

5';> Himno a Sto. Tomás-Poesía del 'ro JorRe Enríqllt Romo.

69 Orquesta-Do3 corazones-Danza

79 Sto. Tomás de Aquino, ModeJo de Virtlld-Alfredo :\Iopt Be 'SO V.

89 La Ciencia---..Poesía del Sr. Luis F. Hidalgo.

99 Orquesta-Once de N oviem bre,--Vals.

10 Sto. Tom~s, Padre de la Filosofía Escolá::ttica-Rafi:lt' Ara'.jo.

I I ¡Salve Juventud!-Poesía del Sr. Humbcrto }{osero 12 Orquesta-Rosas de la tarde-Pasillo

13 Discurso del Sr. Rector Pbro. :9r. D. Luis Antonio F Lríq¡'(:7. G 14 Marcha final

A. W. D. G.

JUl)ta Directiva

Según la elección verificada en la

se~lOn

inaugural de la Academia de fecha 14 de enero, quedó

COI1!:)tltufd:1 a~í

la Junta directiva: Presidente Sr. Joro-e E/v iq

II t:

Romo/ Vicepresidente, Sr. AÜ¡o,1tdro ¡1.fon itnegro,' 'Te sorero, Sr. Luis Nayváez; y Secretario, Sr. Lu'is F. Hidalgo.

DISCURSO

del Profesor Sr. Dn. Guillermo Edmundo Chaves.

SEÑORES:

Hoy, hace su pre~entaci6n la Academia de Sauto Tomás de Aquino, con un acto sencillo en su forma, pero que engendra en su si"

nificaci6n toda la gloria de un tributo, y euc' roa, además, un símbo- lo radiante para este grupo florido que ha rotulado la virtud de IU

nombre con el glorioso del An~élico, signándose así, con un moti- vo ensalmador de promesa y de VIda.

y ciertamente, que ningún nombre condensa, comCi este, Jos mag- nos ideales de ciencia y de virtud que deben ser el norte orientador de toda juventud que aspire a la conquista de sus más altos destil10S

Ya en el decurso de este lírico acto, se pregonará la ¡rIoria del Angélico en todas sus concepciones de ¡rrandeza: su ciencia in-

(9)

KL IDEAL

3

mortal, que fue savia de luz en el JesarrolJo de la ciencia entre las cien·

cías; su virtud eminentísima, flor de las santidades más sublimes; yen fin, la justicia y reconocimiento de su Patronato sobre todas las juventudes a las cuales atormenta en sus camillas la sed de lo infinito.

Ql1iero por ahora, referirme tan sólo-ya que me corresponde ha- cpr su presentación-a la importancia que las Academias o Centros cien tíficos y literarios a la manera de esta Academia de Santo Tomás rteien fundada. tienen en la vida individual y en la obra cultural de las socied ades.

Un princirio de dinámica científica, que es también ler de la vi da. estat>lece que las fuerzas disgregadas de la naturaleza como de la sociedad, Jeban armonizarse y conbinarse para producir esfuerzos y, por con iguiente, magnos y provechosos resultados. La Unión social e:.; Il, tural y de la esencia misma de la vida. F:s nece!aria, por con- siguiente, educar al niño y al joven no como un ente aislado, sino ca mo un elemellto propulsor, como una fuerza viva que al mismo tiem V) que bl!sca su propio perfeccionamiento, persiga también el m2.yor aporte armónico para el progreso del conjunto.

La ("scuda \. el colegio cumplen este ide:d, pero a veces imper- fectamente: va, que ("[1 mllclws casos. la le_' de la unión es la obe- diencia r los alumnos no apreC'den a analizar más vida qUe la qlle se encierra d ntro de la severidad de los claustros_

La verdadera obra educativa, exige otros elementos tanto en lo moral como en lo intelectnal. A lo primero, se refiere la formacióo

·lel c1.rácter y de uoa verdadera virtud cívica. Triunfa en esto la en·

~ellallza mor;l, de los maestros apoyada en la del hogar como su mái precioso fundamento. Para lo segllndo, hay que hacer sentir al joven de más cerca las palpitaciones de la vida que un día h~ de vivir;

!lay que infundirle las ideas del apoyo y solaridad; y hay que hacer- ie amar el ideal de la perfección del propio espíritu al amparo del esfllerzo fecnndo. y también la perfección de las colectividades, al con tacto rítmico del esfuerzo unido en la conquista del progreso y cultu- ra de los pueblos.

Este fiu, lo llenan las Academias y sociedades, donde sws miem- bros al sentir de las mas nobles prácticas, van preparando -línea a lí- nea, tuda el acervo de sus actividades, para que la sociedad que los espe ra, los ellcuentre capacitados y firmes, listos ya para in~re!ar como u.n eXpollente de altas viriltdades en el devenir de sus futnras grandezas.

Todo estudiante lleva, en si, un signo prometedor de esperanza flo- rida. Todos guardan secretas plenitudes, y en sus ojos radiantes par padea como una ave de quimera el gran sol del porvt:nir ... .. Lle van tl'll vez ocultas amarguras, pero la risa cordial y luminosa llena su paso de rUIIlores, como una fanfarria de cascabeles áureos .... Es q ee des piertall a la vida y aún no han aprendido a odiarla.. _ .. Lle- van al viento SU!; cabelleras y sus almas locas; los libros sao su bre- viario cuotidiano; y saben hacer los más humildes, con SIlS harapos y tritezas, una nueva bandera. para agitarla locamente como enseíIa de vida en el azul de los cielos infinitos ...

Amad esa clara juventu(1 radiante .... En ella, todo es florecimien to, tode prodigio; todo va de revelación en revelación, de cumbre en cumbre como al albear de un día que fuera la primicia de luz del un mundo nuevo. Ella, es la primicia de la vida; y es necesario que can te, que cante intensamente, corno las cigarras locas de sol, como los pájaros libres en los amaneceres victoriosos.

Pero, para que toda esa esperanza tenga una alta realización, es necesario que se pregone el principio de unión y de solaridad entre los jóvenes, y que se haga del entusiasmo una nueva naturaleza pára reem plazar la dejadez y la apatía. Cada alma joveu es una fuerza viva, pe ro Una fuerza que hay que oultivar y armonitár con los evangelios de Ullíl

magna enseíl¿nza.

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(10)

A

EL IDEAL

En el· discreto Centro que se ha formado, aprenrleréis pr2cticamen te la (,xcelsitud de estas divinas normas. El ensayo constalle y la

ayuda mutua, os dirán de cuanto es capaz la volllr ad sos enida y resuelta, y cuanto puede b:¡cer el esfuerzo de dos V( , ll1tadcs q e ,,~ jUl1

tan y estimulan para las cOD'luistas del futuro, '

P:¡ra vosotros, j6venes, enjoya la vida sus más altas promesas y en- fla,ra el don de sus l~llreles más invictos. La unión .- la c/'nstaucla os hará~ grandes; y en la ferviente hermandad de u CerAro e H110 ~s

te, alc~Dzaréis, 'sio duda., lo que. 'l1i.ú;lCa "hubier!iiS podido aíCi:lllZar dL.;- gregad<;>s.f Seguid, pues, vuestras luchas tesoneramente; Re!.rtlid en VUf'S

tros hellos estímulos, siempre OOD. una Ilota de optimi&lllO para la de- c.,pci6rl o para el triu:1fo ' !~ .' I , . '

ApJ."énded también a anú,r la vidi.t' l~, PetfG>cció'n y la gr(lnc1el.~l; no la grand~a. de 198 soberbios, sino 1a g("Í!l.ia1 ·.'de ~O$' hnllJild(;~,. ü· ios Cj.llc

hi~ieroh de S~l, Jioa todo, ,un poema

de

virtud

,y,

de cil>ncj~t e 11110 el Angéh"bd Doctor, .Fuya fí-dta coronáis de rQSils y CU\"O UO,l' brr' De 'ái·

gloriosan;~ilte c.ómo liD, uaustistn<;9 de luz y cOlr~ .. uo tiím úl

'íe· . ·he

1-

eión y tle promesas.

....

,.

.'

4 , • • ~

',,'. '~I- " .~0-- " > : "

., ~ -t ~. ,"',

:: ' A " S~~TO;' ~O~:k3 '~I?t, AQ9" I t~(:)

~. ~'""

>

L:OZ~t;DE/ ~,. " ~ ' 6 ÚjNCÍAS,~ ~,: '~' •

~ .; , ; ' 1',,,, ... ' . ! " " .. , "~. ' ,,"" " ~ 'l~t~.:-,

"

;~i .~. ' , '

. '~ La más , .~~ivi!la.:i.lY:slQ~i\" fu 1~'1~ ',e 11 TPi e~Ríritu ~ 1 co n- templar el

henn9SQ~;·1.c.ua-drq

\ oylDoGtot.

,Ang~J(((; jo, ... f"

que la imágll\ati6n ' déLatt rstá 'con su n a bi)id;ld co ntri ., b'uyó a idenlffit~'r ' 'este: retrato

CQJ1

' la per ,

0:1';\

d ei :~>Plt"

. Allí se " ven la~':

I

carat;te(i , ficás " dé u

i1

ver 1ad

"fO sjurv() ti .!

Di)s que glúrifica s~ ,nbmbre con ia cle nc 'a, h8C ié r. dQ",(1 (ep~rcutJr pot.tQClos .1,b~, <10tlfitte' ?, de la ti er

:l

't o m o

'un

ln . z vlvificadoF'a

,q,*~;J

' con . su , m, agná: clarid Cl d, h a g uiado h acid la

verdader.a~

v.ida. ·a ,tQdo$ " .. aqt,)ellos ,a q u '

'n~s ~l

erro r te nj, a sumidos

itr'~t;nlsibl~'n1~nte

eh us

p~'eJ~.'gos

'bru

01

OSo s,.

" Santo ~orná~ /<00d) SU , cjenf.qi~" es la ' ' rú e~ d ' consdlad or a donde' te>rnan '';pat't'e ' los tr1ás ;~'fligidQ~ ' íos. cL. a les " on al]··

viadosO: moralin:en'te de':los' dülole s de la" oonfusió

1

y de la·'du~a:: ~A sÜ "1"~Pl. p~rQ 'Qien; p~ nto : reconoL p . la "er d ad ,

c0'mie_~z·aI'l:

, á ··

oiscernit'~

rectam,enfe y sa: [.

vict(¡rioso~"

cQnfi~.dos siempre en el': 'pr.1ncípio · (unda L. e nta l c e que:

en DONDE ' ESTA LA VERD. !':)"E" ST A : L A CI E NCIA .

~omo,una

fuente de agua.:p nni. q

u~ndo

comienza a sahr , .. va atravezando las entrañ s de la

t1f'lT luch~ndo

poco a poco contra ,las ásperas y casi i mpe netrables ca

pas subterráneas, y confiándose en las

fuerza~

de que

está provista va saliendo al fin como valerosa de haber

cumplido su misión y en raudales purísimos inunda la

superficie; del mismo proceder, Santo Tomás, ya influ-

yendo sobre las inteligencias de los hombres, procura

que esas obscuridades del pensamiento se tr('sformen en

(11)

.~ ... ,.

,

~. -~

o

~

8 ::s

~

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(12)

Rector y algunos profesores del Colegio Sucre.

(13)

EL IDEAL

9

SANTO TOl\1.AS DE AQUIN~)

PADh2 DE LA FILOSOFIA ESCOLASTIC.

F-l

I N ALIZA la edad florida d l Renacimiento italiano. Todas-las artes eu un prodigio de revelacIOnes han llevado a la civiliza i6n la _ l11z de sus obras ",jctoriosas; pero el paganismo oscurece COll SllS

errrc ... res las iuteligeucias y se predice nn caos moral en la futura orientaci6n de las so ¡euades.

E en ese tiempo, cua.ndo eu la ciudad de lápoles, se levanta !lna nn va lllmbrera creadora, que trae a la vida la excelsa misi6n de prego- nar la nueva doctrioa de 1111::1 sabiumia iomortal.

SA l 'TO Tomás de. -Cluino, e Ie:l fP' por sus virtud .s, se destac::t en el glorios\I cJ.mino de la alJidnrLl. 1'.8 ~ll1inente iilo"ofo &\15 principios se hall propagado a travez de los siglos, sirVlt:ndo coruo a1i:~ento espiritual a nuestras inteli!-,"'llcia:3 y Sil voz ha r 1 el'rutido en todo el orbe; su recuer

<10 e ha hecho im percedero sirviéndonos ti ') nl)rma en la adquisición de los conucimielitos abstractos. Adcnuí,s. uos dn un modelo de virtudes en medi0 de Sil ~;lbidl1ría. C0l110 dándollos a et)teuc.l~r que para encaminarnos al tem plo de la cl ucia C3 necesario ir acompaüados de las ~-irtl1des morale-!".

E:-; rE s<.(pientí.~iil1() doctor. desdü los priOleres años de Sll vida detlicost':

en:) f\~rvor, a la oracióll. m.:!l]ita~ión v al catudio, distinguiéndose por sn hu lllildad. prudencia, discreción . 01>'. dif'llcia a sos maestros. Con grande iuge nío aprovechó las ~!lseñanzas f"ciindas el jando ffilly atras a todos sus f,ompr¡ll,3ros y dando mu\!stras eminentes de lo (lue más ta.rde llegaría a ser. Lue~o d~ haber termill'tdo su~ t;!::;tlldios vino::t con'üituirse en una coll1mna firmf' y roca iuexpl1~able ti' la I¡,;iesia desvaneciendo todas las

r1lfi'J111tél(~I" . ., qUt' hasta entonces no se habí&T! podido desatar y defendiéndo- h ele h' djferfnt~s ataques de sus adversarios. Fscribi6 sobre FI LOSO '['lA Y Tr-:C)LuGIA no lJl1edándo clH.:stión dificultos"l U oscura que uo la decl;ual'e y disipase d modo SObel'allo.

S 'nt6 Sil doctriua tan firme y segura, qne no hay d.:mde tropezar ni doude caer y la expone con claridad y presición; no nos habla en esti- lo elevado ni ron \'ocablos nue,'us y re'·)tlscados, sino llanos y comunes;

n busca en SllS d~sc~lrs0s sino la verrIdd. ,.,n 10ctrina E'S la fuente de la

','crd<tJ"¡"l cieI1ci~: <j111 , I :;.ig-ue IJor clJa lluucase halla apartado dé la .t<J:..

ni de las bnenas costumbres.

S·\ T() Tomás lIf'!gó a ser el maestro de la FILOSOFIA dando a cúnocer así las raZOlles sn premas de las seres que es lo más Jificil de las ciencia:;, \ aliúndúse en parte de los conocimientos de Jos ingenio que mas han triunfado tU tan ardua tarea, ha obtenido triunfos. en sus discípulos que han J1e'"'ldo a ser talllbiell inc¡igll~s en las ciecias filosóficas y que son los que conducen a 1a hnmanidad al conocimiento de las verdades más intrínsecas del saber. Sus discípulos, exponen con gran claridad v prosi- cióo la doctrina ):<JSCOLASTICA represeutada por Santo Tomás como su más alto maestro; tlemo trando que esta doctrina .' las ciencias físicas químicas y naturales y todas sus leyes, hay una armonía admirable y perfecta.

LA ductrina de Santo Tomás es como nave en el océano en medio de las tempestades, que a pesar de lal-; borrascas, llega victoriosa al puerto.

ESAS tempestades son las diferentes doctrinas erróneas sostenidas por tantos escritores para ql1:enes no brillaba aún la verdrdera lnz de la verdad.

TAN celestial sabiduría alcanz6 Santo Tomás con 3U grande ingenio, meditaci6n y estudio, por su esclarecidísima memoria. q, jamás cosa que ley6 n oyó, se le olvid6. Parece que su gran sabiduría fL1~ comunicada en parte del cielo, porque por solo sus estudios no hubiera dado a la luz del mundo muchos conocimientos que la cieucia de los hombres actuales no hubiera aun podido dilucidar. Hasta ahora no ha. habido un se~undo com

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(14)

10 EL IDEAL

petidor de su excelsa ciancia.

Concluyo diciendo, que SANTO "!'OiV .. AS ademas de ser un copioso manantial de virtudes y de ciencia, fué sapientIsimo entre los sabios; pues, no sólo dominó la FILOSOFIA y TEOLOGIA fino que tuvo conoci- mientos profundos, serios y ordenados de todas las cos~s, así pudo apro- vecharse y hacer uso de todo al declarar las dlierente3 relac'iones de lo es

piritual con lo material; del cuerpo y del espíritu.

Los pueblos de más alta ciencia lo han segl jdo en !'\u camino, como divina norma de progreso moral, y su recuer'(. vive y vivirá en todos los decididos por la dificil carrera de las ciencias abstractas.

RAFAEL ARAUJO

Oh salve Juventud!

De la ciencia incansable luchadora, Siento bullir en mi alma la alegría y mi lira tornarse en vibradora Ál..~entonar mi débil poesla.

Gloriosa Juventud! Deja un instante Que a tu prestigio inmenso

U n himno de esperanza te levante, y que las üotas de mi rudo <fanto sin rítmo y sin fulgencia

Al caer en tus sienes

Se ; conviertan en flores de fragancia Que em balsamen las aras de la ciencia.

Gloria a ti, T uventud! que te levantas De los triunfos en pos de su conquista

y con '" paso " atrevido te adelantas

Al encumbrar la meta

A donde sólo' las, invictas almas A escalonar se atreven,

y el, hada de la ,gloria,

Baja de sus altares refulgent

p

s Para batirles sus frondosas )alma...:

y ceñir en sus frentes \ Sus líricas coronas de victoria.

Gloriosa~]uventud!

Sé: siempre grande

y en busca' de la luz, a tu talento

Culmina de 'la ciencia el fir amento

Como el soberbio cóndor de los Andes

(15)

EL IDEAL

En busca de la luz a su mirada, Desde la altiva cumbre,

Tienden sus alas el potente

~uelo I l

y se pierde en la bóbeda argentada.

Risueña Juventud! Tu de la patria Eres el porvenir y la esperanza;

Todo el mañana en tu fervor se encierra, Si los bravos rompieron las cadenas y junto a los laureles que en la <Tuerra Sus triunfos conquistaron

La libertad

~

agrada le ofrendaron;

Ahora Juventud

'Tu futura misión es mas sublime, Os toca con constancia

Levant;ules soberbios monumentos A su preponderancirt,

y cual Tomás de Aquino

Que ensalma en este día su victoria Ceñirla de diademas

Para

que

se levante refulgente A traVeZ de los siglos-su poema

Sobre el bruñido mármol de la historia.

HUMBERTO

ROSERO

,-r]~

D I S C U R S O

del

~ector

Pbro. Sr. D. Luis flQtonio Enríquez G.

SEÑO~ES:

~TO

son más que gotas ligeras y pequeñas que se evaporan y disipan antes que toquen las hierbas y flores del campo, y sin em bargo, lo suficiente p'3.ra pro ducir el inmenso arco iris que encanta, y el mundo bendice y saluda como mensajero de paz.

Las verdaderas grandezas no necesitan de pedes tales para dominar ... Dante, Rafael, 11iguel Angel con un

~olo

hemistiquio, con una pincelada, con un golpe de buril se revelan, pues, para el genio, la ma teria inerte e ingente, más bien que ayuda es estor bo, porque dO:lde los otros no ven nada, o s6lo de libidad y mezquindad, él en cambio, interpreta y adi

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(16)

12 EL IDEAL

----================================~. ==---~

más grandes y las crea : iones más bien naturales y

expoll~áneos ~ 1.

o

dema~'ogo

Si mis labios'

Ofenden tu pudor, hieren tu oído, No me culpes a mí, culpa a tus sabios que del error ap6stoles han sido.

En presencia de esta horrenda filoscfía. atea y

demoledora, nosotros defendemos

e~

a otra filosofía,

secular, tradicional y reljgiosa. a cuyo impulso se rea-

(17)

... g

:::s

<

c;~

-8

U)

~

E o

r-.

¿ en

41J

~ 1.~~l

.. .,

'.~~ ~;'. . ~j

:",""

~ ',o

-¡:

"

...

~ ~

...

....

... J

·s

ro ... : ...

~

"O

d 9

U .\'

<

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(18)

EL IDEAL

lizó la civilización cristiana. Y como el mejor expo- nente y Maestro de ella es el glorioso, el incompara ble Sto Tomás de Aquino, Angel de

la~

Escuelas y Colegios, por eso queremos hoy

r~cordar,

aunque su cinramente, algo de su historia y

port~ntosas

obras.

En hora buena y DiQs sea loado, con este acto literario, hemos hecho pública ostentación, de la A·

cademia Literaria de Sto. '-romás de Aquino, recjen temente fundada en el Colegio, cuyos esfuerzos en el campo intelectual no son sino un feliz inicio, realza do con vuestra presellcia

y

valorado con vuestra

ex~

guisita gentileza.

No hace muchos años , que una crítica pueril, in- ca paz de leer en las piedrqs de los sepulcros,

pro~

curó amontonar todas las tintas negras

y

todos los ho rrores imaginables sobre la edad media, cuya civili- zación aborrecía, cah[icándola de bárbara y salvaje ...

Hoy, 0tra crítica más noble, elevada

y

sólida, porque está mejor documentada, h

1

hecho callar a la

primf~

ra, reconociendo las glorias

indis~utibles

de aquella E·

da d, sin omitir los defectos ajenos a todos los

siglu~.

Para comprender toda b. sublime grandeza de a- quellos t i e m p o s, no basta penetrar allí con el corazón metalizado por el vil interés o con la inteli- gencia disciplinada de un mOdO cerril, en la atmós- fera positiva de nuestros laboratorios y museos; hacen faaa los resplandores d.!l espíritu creyente. No se pue de negar que hubo barbarie en algunos órdenes; pero

¿ que siglo puede tirar la primera piedra?. A.cas0 hoy, en Jas Naciones que se llaman civilizadas, don de se ha olvidado toda idea de moral y de virtud,

¿ no existen bárbaros abundantísimos, con un linaje de barbarie antes desconocido?. En todos los labios está la respuesta, al ver lo que estamos viendo. No;

no se puede llamar bárbaros

y

obscuros aquellos si- glos de tránsito que hallaron a gran parte de

b.

hu - manidad formada por esclavos, que ellos hicieaon li ...

bres

y

destruyeron la inicua división de castas y tro·

caron el tra bajo forzoso por el voluntario

y

los injustos

privilegios en igualdad fratern3., y crearon el mar agita

do y glorioso de las libertades públicas, y dieron al

mundo grandes reyes con Sn. Fernando y Sn. Luis,

reinas como Sta. I!;abel de Hungría, las Berenguel:.s y

Blancas de Castilla, ). grandes legisladores con una po

lític3. más noble, más legítim..t y honrada que la presen-

(19)

14

EL IDEAL

te; y elevaron esa multitud de Catedrales góf c

1

s pa (

J 10

del arte y de los ig]os, que se bnzan al llJito po" el remate de la cruz redentora que con uno de

q ~

br

IO~

depuraba los antiguo restos del aber e lnfu

l ( í:1.

e:

l?)

Verlaf. y arterias de los h

~Im

or s el rel.:o

v\~ t)l

la ,( n- gre juvenil de las cfeencias ca tólica, y e bip.)

a

co el otro, calmando sus ansiaf; y sus penas, aq' ¡las iI de- finidas muchedumbres, jmpülzándolaf' for el can

1:1',)

de

d~

las Cruzadas a descubrir nuevo cielos y nue vas tierras bajo la aurora n<lci nte de nu(' v,l.'

CIVIZrt

Clones ..

No; no se pueden lbma r ohscutc s a a uellos

~j.

glos en que la Iglesia Católica, inmortal,

tel.ía

lnf:u jo preponderante

er:

el pen amiento y

en

la vid;l,

'n

la política y en las costum bres, y lanza ej , rcitos de mi sioneros y puebla el orb de inte::-minéi bI s .Y g'oriosas jerarquías de artistas, de

s~,bio

y S;llltOS; de sélnto:: o mo Sto. Domingo de Guzmán y Su. Franci"co dt

¡\.

~ís;

de santos que para los pueblos quP no mjden -l progr2so por el calibre de sus cc1ñones y la e

t;ltur~1 (

e sus becerros de oro, son 1 único

b~rómetro d~

pro- greso moral, de la grandeza de las so jeda des P()¡"'l

LW

las sostienen en la altura y 1.1s sriíltificé n con s __

~

··rtt des y ejemplos. La 1 <Ylc~'i~ habla penp.trado en:.

pIo en la masa de los PI eblos ,

comunic~'l ndol'~ ]3 ..

espiritual; ella salvó el a

nt1~uo S8

ber en lo pórticos de sus templos y en los claustros de sus mona:-:terios;

10s

libros estt pendos del Aguila de 10f; Doctore' n' Agu.

tín, providencialmente colocados

~l

fln dc'

L~

Ed;:¡d. 1 dia, fueron corno el afiJa de salvación,

~

principal bi- blioteca de los teólogos de estas ce lturia .. Pero en el

ii1

i viduo

~ C01TIO

en los pueblos, el despertar de

lit, ~

(fíe profundo, cuando no se tiene plena conci enri" de

lOS

actos, da origen a multitud de errare y eloc loraci les fantásticas, y si a esto se añade el orgL1

i () CUlltr- lí

fe, propio de todo saber incompleto, y el a u!'ia a nov da des y de modas que e .. riste en todos lo"

i~-' o~

; i

t; ~

o añadimos los cOlllentarios de Averroes a lo;:; l'bros le Aristóteles con el entendimiento uno, a et( . .id" d de la materia y la

n~gación

de la inmortalil

l

8.d d::.l aIm y otras muchas causas que es prolijn enum

~rar,

contribu yeron a formar una atmósfera espesa caro-ad'1 de eLc- tricjdad, y llegó la explosión del pan

ei2i'-~0

y de una multitud de herejías que mutila be n el

dugm~l

y f- I 'jfiea- ban las creencias, adelantándose a gunas de elle en va

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(20)

EL IDEAL

rios siglo . ., a

2

obra nefasta de Lutero y a la demoledora de !(arJt.

I5

En ¿ dónde está el genio que se levrtnta so bre

8

q

\1('

]~a II

bp ten pe:t losa ,

y

dedtruya cvn su

miL

da to- d s lo

~

'rrore. :;,

. 7

disipe las herejía ? -'no Luis 1 ey de

·'rancia, ha bría

1~

puertas de su espléndida bil;1io eca , todos los estud;osos,

j

en aquellas cátedras Íunun1e- rabies, donde millates de ciscípulos eseucllaban y COOlen

1

a ball con respeto religioso las sentencias de Pedro Lon1 bardo, h lbían doct

re~

in,

j~t)es

por su ciencia,

C' p~ces

dr.> honrar a vario 'iglo.'. )id al?uoos nombre : Ale ja ndrú Halles, el c1octor "irre/1't.l/:Tll. úle' \, qu

t~:criLió

h

!'um

teológica

~l.nte' IU'4

el

4-\ng

1

d~ la~

escuelas;

Dur:lildo d.e b Puree n, dnct

Ir

«rcsoh!tísimo»; Sn. Bue na yen tura o doctor

«sercí!ico~; :!.)U n_~

,::,coto o doctor

«su!lb>; ¿ :

Jbr;rtJ _ f.Jgno,

t - n?estlo del de Aquino) y poco

c1~

pue:; Hdi: 1und(, Luiio o doctor «iluminado». A é -tos hay ql..., ;¡üéldir lo'

nombre~

de Vict>nte

Beauvai~"

pre

[ltqr

de

lOS

hijos del

1. {'_T

de Franci8, I\ogerio Bacó71

R;

l l(l:1

J.L1fti, el

jn~i~ne ~gustino

Egidio

ROlnal.O,

y

p r

ú

'timo, coronad e. [a lista giorÍtl 'a con el nom bre d ·1 más gr8

nd~

de lo. épicos del mundo

despué.~

de 11umerc, ccl creador de la

kDgu~l.

italiana, el ceLbérri

11)0 al1l'>r

de

la ((

!Jz':i;ul- comedia»

que

ha bía de ad r-

¡lar CUl

fior(~:s

in

m~,r~aks

las

doctrio~

s sublimes del Doc tor .\n!!,élico, acerCrt del cíe

0,

b. tierra y los abismos.

,~ pes:-Jl-

de tono i

111 f

ora b

1 e

desorden y la anarq uía en las ideas,

y

la discordlrl en las

e,~cuelas

difer ntoso

L( ,' , bUildZ! ¡tes l1atcriale:s para levantar el edifício es-

taban

c.lj'p '"' rso.7>

o

p r didos etlla sombra: faltaba

1

so- ph de

'.-:~cqL1irl qUE:, .-Jepar~~

ldo del trigo la cizaña, el

(~rror

y 1.1 yerd,i , lo cierto y lo dudoso) 10 divino y lo h lano,

congr~:~:'--lr~

c . :mo

a

la voz d un conjnr( t0dt s lo' clernen

o~.;

aprovpch:1.ble·, y con lél. base de la razón, ap

y, da

e:l la fe,

on

ot'den metódico y severa discip i- na, }Ylc'e

~F

la

sí Jl1esis

de la ciencia filosófica

y

teolóo'¡cd, adaptálldoh' s

él

1 s nece idades de aquella edad y con cel tera visión escóbiendo para nuestros tiempos, ele Tan do a í un :l.lcázar soberano, cuyos fundamentos e pier::

len en 10 más hondo de nuestro ser y cuyo remate e.::

la Cruz q ne toca en los cielo .

En este raro medio ambiente, e::i estas sinaulares

circun tancias, no como una

e,~trel1a

aislada ap;.¡reció el

gennio de Sto. 1'omás de Aquino. No creo exagerar de

cir que es uno d los cuatro Reyes del pensamiento hu-

(21)

16

EL ID~AL

IT_ano que con sólo las fuerzas naturales dominaron y dominan todavía en el reino intelec+ual de1 mundo: Pla- tón, Aristóteles, Sn. Agustín y Sto. Tomás de Áquino.

AlIado de estos cuatro Reyes de pens: miento todos los demás hombres se parecen vas a 'los; no voy a esta- blecer compa,:,aciones odiosas, lmp.opias de este y todo lugar.

A los

20

años es aclamado en París cual

ma~stro

de los maesros, preci arnente ' n el mismo lugar donde reinaba n con 1mp 'lO ,,:l.)i de3pótico Aristóteles y Pedro Lombardo con sus doctrinas y sentencias; quién es capaz Sres. de de cribir su obra gjgantezca?.. :::)ólo cabe se- ñalar las grandes lineas del edifkio que levantó a honra de Dios y de la humanidad: de la humanidad porque nadie como él, ensé:t!zó el podtr de la razón humana, sus lí- mites y horizontes, por él mejor conocido; y explorados que por aquéllos que, robando el nom bre y falsifica ndo la facultad, se dieron a sí propios el título de raciona- listas.

Oid sus palabras: «La razón es la regla y

nOfl:1a

del mundo moral, participación' de la inteligenóa

divjn~

impresión de la vel dad increa3a, semejanza de las ide?-:

eternas, deste!lo de la eterna luz, y cuyo ca m po

f"

en cierto modo, ü ·finito. porque sólo se aplaca con el ideal absoluto, que es Dios».

Desde esa cumbre altísim a de

lCl

s idea madres, estudió la idea de Dios y Ja de todas sus operacio. - nes, atributos y misterios, y abismado en lo que el Dante, llamó « Oréano del sér» le exa minó con

profun~

didad en todas sus formas y relaciones y armonías tras cendentales: la unidad, la verdad, la bondad y la be lleza; la esencia y la existencia, el número y el tiem po, la extensión y el espa clo, lo finito e infinito lo temporal y lo eterno, lo I'ec.:.ari.) y contingente, el efecto, y la causa, lo real y 10 p o s i b ] e, el accidente y la sustancia, la

:l1att:~ria

y el espíritu, la vida y el amor; el origen del cOl1ocimiento sensitivo, la realidad del mur:do corpóreo, el valor de las ideas, los primeros principios. el erigen del mal y el de to dos los séres; la naturaleza de la gracia, los deberes y derechos, la inmortalidad y espiiitualidad del alma.

la anarquía y el despotismo; en 5uma, Dios, el An gel) el hom bre y el mundo. Colocado en estas altu- ras el Angélico Doctor

gan~

todas

bat~llas.

Sería imposible en esta hora, citar todas las

0-

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(22)

EL IDEAL

17

bras ,'eológlcas, filosófkas,

lnístic~s

y sociales del Angé lico Ductor; pero os diré, si amáis la profundidad, leed sus cOlnentarios a 10-- libros del alma o su estudio de los pec;1do_', de las pasiones, de los vicios y las virtudes; si

preferí~

el estudio del hombre, Sto. Tomás le dedica 28 :lustiones; si os gusta la mística, leed su compendio teológico y ¡nag-istral a",erca de las tres virtudes teologa les; su tratado de oración dominical, la salutación angé

lic~,

ramo de flore', oloro as que dedica a la Ernpera triz de los cielo'); su oficio de la Eucari tía, en donde el a- mor

él

J esú,' ,:,acramentado que abrazó su pecho, infla mó e

i!Ylflam~l,

cor.l.10 a eua viva de los cielos, a tantos millon s de almas después de 7 siglos . Por último si a- máis la polémica, leed todas su obras, g, constituyen un perpetuo campo de com bate, donde refuta muchas her

~

i1as, disipa mucbas dudas, aclara muchos misterios, y

~:obre

t<

do leed la obra nlonumental, gigantezca y sobe-

r;'1

na donde pulveriza más de mil errores y donde se

CO'l

centran toda, la.s

lu((~s

y

SoCi~

bras dd universo, del ",íelo.

('le b, tierra y d:l abismo, Dios, el ángel, el hom bre, el Inundo

~

Séltaná ; la «Suma Teológica» que es como el reflejo del Verbo Encarnado, como una

2~

biblia dad::t a la

Hurn~ridJ.d. 1

Sn.

A~ustin

recibió el título de «A- guila de los Doctores» a Sto. Tomás se le ha conferido el de «Angel de Escuelas y Colegios» .

Sres. concluyo: El mal presente es la anarquía ce

las ideas, la difusié n de las perversas; de esas ideas fú·

tal&> di e León XI II, proceden de la corrupción de las

costumbre~,

los códigos anarquistas, las leyes injustas, los procedimientos criminales ... " i Oh si el mundo ha de salvarse, tiene que volver los ojos a la obra de la

civ~li

zación católica, a la obr

tl

del Doctor Angélico, para que vea su grandeza y s(llid

ZJ

el

vj~

ar y trazado de sus li-

neé

s, la hermosura de sus

propo~iciones,

aquel rico y vigoroso realis

n10

aristótelico-f01nz'sta, aquellas ideas jus tas y sanas, únicas que pueden servir de base para re- construir la unidad moral del mundo; y en las entrañas del mundo, para que lo renueve todo, lo inforIne todo, hay que infundir el espíritu del Angel de las Escuelas y Colegios, que "es el espíritu cristiano, el único que le sAlvó de los bárbaros antiguos y el único que]e puede salvar de los bárbaro modernos.

y cuando el mundo esté iluminado por esas doctri-

nas filosó.f'ico-cristictnas, entonces se abrazarán con la

(23)

18

EL IDEAL

Cruz o caerán de rodillas ante ella, para cantar como Tomás de Aquino, la victoria de la veredad . obre

e~

error, del bien sobre el mal, para cantar el hlm

lJ

eterno del Amor.

HE DICHO

___ «-A....» __ _

TELEGRAMAS

Bogotá, 13 de Marzo {ü 1928 Rector Colegio Sucre-Aca bo conferenciar larga men te con Ministro, Director H:giene, Contralor, háila;}se reservados veinte mil pesos [$

20.000 ] de~tinados

Acueducto. Acabo hacerle telegrafiar POp2ye'n Inge- niero Lobo tratará cuanto antes practicar

e~tudio:.

Ti"m po llom brar adecuado Recaudador fondos

Cole

-jo

"'u

ere. Creo fines mes pueden recibir. e.

Atentame0.te-SERTON 10

Bogotá, 28 de marzo de J 928 Rector y Miembros de Junta Directiva Colegio Sucrc -Ipiales.- Ministro estudiará con M:tnisterio Ha ien- da forma legal incluir en Presupuest0 próximo parti- da dar cumpliento ley refiérese telegrama 23 con ien tes afortunadamente coostituído poder en forma gal Ministerio aceptarú apoderado.

SERVIDOR-

H UERT AS

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(24)

EL ID!lAL

19

JNotasS

-Saludo. "EL

IDEAL"

al iniciar sus labores, presenta atento saludo a las autoridades tanto eclesiástkas como civiles y a la prensa local y del Departamento.

- Gabhz,e!es. Acaban de llegar ya, las facturas de los Gabinetes de Física.r Química que para los cursos co- rrespondientes se pidieron al iniciarse este año. Llegó también un valioso

fJza7Z'z'quí

para la clase de Historia N aturdl. Por todas estas mejoras, presentamos al Coa- sejo directivo nuestras fervorosas felicitaciones.

- Según lo p,statuido en

]30

st;!cción inaugural del 14 de enero, en la cual) se expusieron por sus fundadores las reglas

básic;4S

de la Acadelnia, ésta se compone de los

~dumnos

de 3

9 ,

4

9 , 59

Y 6

9

año del Colegio, bajo la di- rección secundaria de una Junta nom br;'l da entre los mis-

mo' a~umno~.

La primera Junta !)irectiva quedó corJstitui da con los alumnos de que ya dimos cuenta. La elección se hará cdda tres me

'e'3

y l"s sesiones ordinarias se verificarán sen1aoalmente, como hasta hoy se ha hecho.

Como estÍlnulo para el adelanto de los socios fuera de los

trab~jos

ordinarios, se presentarán actos públicos en fechas especiales, se proveerá al sostenimiento de

estf~

órgano y se iniciará la formación de una pequeña biblioteca. Que ójala, pues, estos altos anhelos se rea.

licen

- Conjerencia. El 28 del pa8ado mes de marzo se ve-

rificó la Conferencia trimestral del Colegjo. Se axami-

naro' en élla las clases de Franc:és, Hi:.toria Patria,

Castellano, distoría Natural, Química e Inglés. Por

el éxito obtenido, damos nuestros parabienes taT1to a

los profesores como a 1 s alumnos.

(25)

- - E N EL AL1fACEN D E - -

JOf]QUIN L. L

entre varios artículos de necesid;ld diaria, en

Cl.1~ln

tra de preferencia los sjguientes:

Estampas, devocionarios y novelac:, ol eogr afí s n1ísticas y

profan~',

papelería y útjl es de

e:Cl

i torio, perfumes y J l1g11etes, en variado

·~luti(.(),

relojes para mesa, pañuelos .Y bufandas de

:ec~l,

en lindos colores, som brc;ros de p;4 jilla y gorra.

de paños para niños, pañoloD{'S de lana, so re camas de algodón, cuellos, corbatas,

purptHjn~~~,

botones de latón, cuerdas para guitarra y

b~.

n dola, agujeteros & &

Y, por haber re::.uelto eliminar d '.

~l S

cegocios la venta de telas, e tá realizando, \

ItI

un 50% de rebaja, telas je

far~tasía,

zar<.lz '"

e':.

varÍoe: anchos y calidades casinetes de dublc ancho, ruanes, ara bias, frandas y vanas má·.

VisIte el almacén y se convencerá de lo :lnun cIado.

PLAZA DE LA <INDEPENDEKCIA»

Nos. 154 a 156 Ipiales, abril 8 f928.

Servio · Tulio (2 Ida

GRAN REALIZACIO DE MEECADERIAS PRECIOS SIN COMPETE."¡CIA

CARRERA

5~

Nos: 155 y 157

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(26)
(27)

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

(28)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...