TítuloUn modelo mengeriano de asignación de gasto de consumo las prioridades de gasto en los hogares españoles

(1)Universidad de La Coruña Facultad de CC. Económicas y Empresariales Departamento de Análisis Económico. Un modelo Mengeriano de Asignación de Gasto de Consumo: Las prioridades de gasto en los hogares españoles. Doctorando: José Venancio Salcines Cristal. Director: Dr. D. José Andrés Faíña Medín.. 1997.

(2) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 257. Obsérvese que las tres decilas de menor AMeG aglutinan para estos dos tramos de renta el 33% y el 43% de los hogares respectivamente.. La información contenida en los anteriores cuadros, al igual que para los casos anteriores, la hemos trasladado a un gráfico de superficies, mostrando la distribución de frecuencias para todas las decilas. Como ya hemos explicado anteriormente, dadas las propias características de este gráfico, hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 14.1, mientras que el segundo muestra frontalmente las últimas decilas, gráfico 14.2.. En el gráfico 14.1 se observa que: En los dos primeros grupos de mililas se aglutinan más de un 20% de las frecuencias en la primera decila -mostradas como S1- mientras que si nos situamos en las decilas que representan más gasto - S7,S8, S9 y S10 - aglutinamos únicamente un máximo por decila del 15%.. Este hecho gráficamente, al igual que en casos anteriores, se observa por los picos existentes en el extremo inferior derecho, y que tienen su mayor altura en el punto (1° grupo de mililas, S1 - decila primera). En este primer grupo también se observan las cotas más altas dentro del eje de las decilas de mayor Asignación Media al Gasto; de modo que se puede constatar para las decilas centrales un área de valores no superior al 10% y mostrada en el gráfico con el.

(3) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 258. color marrón. Como era de esperar teóricamente, la cota alcanzada en el punto (1° grupo, S1), forma el punto de partida de una tendencia que cruza el gráfico para situarse finalmente de nuevo en las primeras decilas de gasto.. La necesidad de hogar, que no se presenta como prioritaria para un conjunto importante de hogares, se convierte en tal al pasar un nivel dado de renta. Obviamente esta consideración no se puede extender a la totalidad de los hogares, pero si se puede constatar como un hecho generalizado. Un cambio en los criterios de catalogación o agrupamiento de estos bienes por la EPF de modo que se tendiese a un mayor nivel de homogeneización en las características. de los bienes alteraría los resultados aquí expuestos. provocando un resultado más homogéneo de los hogares. No obstante consideramos que los resultados son clarificadores y en su generalidad acorde con nuestro modelo propuesto en la presente tesis doctoral.. Dentro del conjunto de hogares analizado se constata - como se observa en los gráficos expuestos en las dos páginas anteriores - que existen dos tendencias contrarias que se fusionan para los segmentos medio altos de renta.. Dentro de los hogares españoles de menor renta se observa un conjunto de hogares que consideran prioritaria la necesidad de hogar - recuérdese que esta necesidad engloba bienes tales como artículos de limpieza - y otro.

(4) Distribución de /a AMeG Condicionada a la Renta. 259.

(5) 260. Distribución de la AMeG Condicionada a/a Renta. % de Hogares por Decilas de Gasto ^. N O^ ^ d N. ^.

(6) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 261. conjunto de mayor peso que considera esta necesidad como no prioritaria.. Por tanto, existen dos tendencias; la primera muestra una pérdida de peso relativo de las decilas ligadas a una mayor AMeG, mientras que la segunda y de modo simétrico a la primera presenta también una pérdida de peso relativo, pero en este caso de las decilas ligadas a una menor AMeG.. Es decir, mientras la asignación al gasto de los productos básicos de limpieza, en términos porcentuales, decrece a medida que se incrementa la renta; la asignación al gasto en servicio doméstico o mobiliario crece con la renta. Estas dos tendencias opuestas forman una concentración de hogares en las tendencias centrales.. EI comportamiento observable de esta necesidad a partir del 25° grupo de mililas de la muestra es típico de las necesidades prioritarias. Como ya hemos mencionado anteriormente la variedad de bienes que componen las diferentes cestas. que componen esta necesidad, permite igualmente considerar. sustituciones muy importantes de calidad. De modo que existen hogares en los segmentos de renta más altos de la muestra que no consideran esta necesidad como prioritaria..

(7) Distribución de la AMeG Condicionada a/a Renta. 262. 5.1.5.- Necesidad de Sanidad. Cuando analizamos la evolución de la Asignación Media al Gasto de las necesidades de Vestimenta y Hogar, pudimos observar que los hogares de menor renta asignaban por termino medio una parte muy pequeña de su presupuesto a esta necesidad, mientras que los hogares de mayor renta presentaban un comportamiento opuesto. En el caso que ahora nos compete analizar la situación expresada anteriormente se observa de un modo más marcado.. En el cuadro 15.1 se observa que el 68% de los hogares de menor renta ­ primer grupo de mililas - se sitúan en las tres decilas representativas de menor gasto ( Una AMeG media del 0%). Dentro de este mismo grupo de renta, el número de hogares que están ubicados en la decila más alta es del 10%, destinando a esta necesidad una AMeG media del 11 %(intervalo 5,8%­ 63,2%). EI análisis de los siguientes cinco grupos de mililas muestra que más del 45% de los hogares no asignan ninguna parte de su presupuesto anual a satisfacer esta necesidad. Esta cuantía se incrementa como mínimo hasta el 56% si incluimos los hogares que dedican menos de un 1% de su presupuesto a esta necesidad. Para el caso del primer grupo (desde la milila 1 hasta la 25) podemos observar que un 68% de los hogares no asigna ninguna parte de su presupuesto a esta necesidad y un 72% de los hogares asignan menos de un 1 % de su presupuesto..

(8) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 263. _. v. ^ fZ ^ ^ V (D CO ^p OD OD OD OD V V V V W^ ^^ CT Cr CT (T A A A A W W W W N N N N _ 71 (r N O V Gi N O V(T N O V j N O V Cr N O V j N O V j N O V Cr N ^ V j N O ^ N 3 ^W ^ ^ ^ i ^_ ^ ^ ^ ' r ^ Ĵ ^ ^ ^ ^p ^ ^ ^ p ^ ^ ^ Ci. N^CNI^OÚ^(NnOÚ^CNi^OÚ^CNn^UVi^CNn^CVJ^^(NTOGV7i^CNnOUViÓ^SCJT^tNT$Ú^ W ^ ^. ^ ^ Z ^. m ^. N W ó O O O V V(ll N W V V OD 01 OD (O f0 V tD ( O ^(O A A OD W W. a Q 5jQ D . OD W f0 V OD 0 V f0 V V^ OD ^(O Ol Ol t0 ^^2E2°^^a°^^3Q^2R Ĵ ?R2°2RdEa°áa°2^2R Ĵ ?R2^bea°a=2°ZR2Ra°3•^Ra°;bE2°7RtRñ 252S25m. I. ,. ^. ^. 1. i. Í. i. i. ^. 1. I. I. ^. ^. ". ^. ^'^^. f. v ^. co^^^ cn m V c^ ^ aoOv^-' -'W ca ^^^^^^^ ^ oQ0QoQp ^ co ^ ou ao' V 'O f w oo v' co a o^ co' ^O A^W W OD A^^^ v N^^^ O^ O oo ^' O. a^a^a^3Q^aRaRa^a^a°2°'^a°3•2Ra°2R^g^aR2Ra°^a^^R^^Ra^aR2^2R'^^^a°a°2Ra^a^. I. I. 1. I:. I. I. I. I. 1. I. I. I. I. ^. I. I. I. I. gggD D. ,. D^^ ^^ m. ^q^ N ó O O O^^1 ^q^^Q i ^. Oo l0 W^ Ol ^ V tD Oo f0 t0 V^^O t0 V V t0 Oo t0 (O. Oo tO ^ 0o W V Ou 0^ W tD J^.^ ^^ ^2R2R2R°^2R^2R2R3E2R2R2R?R2R2R2R Ĵ ?RáR2R2RaK2R2R2R?R2R2^ • 3e^2R2E2R2R2RaR2E^ ^25^DO ' ^. ,. i. 07 ^ ^ (p. ^. I. I. 1. ^ t0 ^ ^ , tD ^ ^ ^ ^ cO ^ ^. I. I. Í. ^ !. ^ ! (D ^,. m c^. ' c0 (A U1 W U^ (!^ ^I A° O O O ^. ^ ó°?R ^ ?R^aRaRóEáRáE ^ iRáR ^ • ^á^ ^ óE?RaR^R ^ ^?Ra^l^R Ĵ aRaR^RéRá^óe áRa ó^ á^ áñ ó°'aQ44 ñ I. ,. m ñ Z ó. W°^ooo ^ m^_ ^_o^_..o^_ ^ ^_... ^^ ^o''^ cornrnrnrnrn ^a^^^^aoRaRaWRaWR R^a^aoR^R^^R^R^^^aR^aRa^aoRá^^R^aR^ao°,^^^^^^R^Ra^^ 2Sg7S J^_^ ^^_ ^_. o J o_^,^^^^^^^^^^ ^^^^^ ^^^aocnoocncn W^°ooo ^ Á i.^',ó ó ó w^ ó^ o N o^,^ o 0 0^-- c:^ ^ ^ N^ ó ó^ o,^ ^^^^^ a, V ^,a ó ó g. ^R2RaRa^°2^^R. ?R. ^'^^2^. ?R3^a^^3^7RIRaa^^2Ra^°D°a^a^a=. ^ ówJ. ^ O O W N^ ^ O N N O O W W W W W O O N N V ^^ W N-+ N N O^^ O^ V V Ol V(J^ (n a° O O OO. dEÓE?R7R7R2RaR?R2RaR ĴĴ aRiR?R2R2RáRaR Ĵ aR^7R^ • áRiR^ó^^ • áR ĴĴ ?R2R2RaRóQ^ Ó`3W. ^ó 000. l ^óóñ^^:‚ ñ^^óó^^^ óáó^^ wi^! ó^ñ>ó^ó^^^^óól^^^^^^ ^^^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^. _. °D=ooo. f^DONONOO^^NO^ WO ♦ ^ W^O^ WO-+O-^^ V 00 VOO^DpD W V^ W O ^R^ • 2R Ĵ ^ 2RiR?Ri^2R ?R Ĵ ^Iñ^ ƒ^^ •• 2R^2R á Z^ • 2R^iR?R^iRi^^2R Ĵ ?R Ĵ ó^^ ^^i^. o O O O N V 07 O^ O W W^ N W O^ ^ ^ O ^^ O O -+ O O W W V^^ ^ W O N ^ O N A N O O ^_ Of q. óaóE • 2^^ • ^aP^éRéR2R2Ré°^RiR „,2R2RiR2RiRéR^éeaP^ • ^?R^ • ó,^a°•ó°a-°iRá°+^ OÑ^b.

(9) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 264. EI segundo grupo ( desde la milila 26 hasta la 50) muestra valores similares aunque ligeramente inferiores, el 57% de los hogares no asigna ninguna parte de su presupuesto y el 68% destina menos de un 1% de su presupuesto; en el tercer grupo ( desde la milila 51 hasta la 75) observamos que se mantiene la línea descendente observada anteriormente con un 50% de los hogares que no asignan nada de presupuesto y un 61 % que asignan menos del 1%; el cuarto grupo ( desde la milila 76 hasta la 100) presenta valores ligeramente inferiores a los del grupo anterior, mientras que en el quinto grupo podemos continuar observando, con un 47%, el descenso de hogares que no satisfacen esta necesidad.. EI número de hogares que sí satisface esta necesidad pero lo hace en una cuantía inferior al 1% de su presupuesto empezará a incrementarse de modo importante a partir del octavo grupo de mililas (176-200). En el primer grupo de mililas únicamente un 4% de los hogares satisfacían esta necesidad con menos del 1%. EI número de hogares sube de modo importante en el segundo grupo, hasta el 11 %, y permanece en valores cercanos al 10% hasta el octavo grupo, donde encontramos que un 25% de los hogares satisface esta necesidad. Asignando a la misma menos de 1 Pta. por cada 100 Pta. que gastan al año en su hogar.. En todos los análisis de este apartado realizados anteriormente siempre hemos mencionado la existencia de un grupo de mililas, a partir del cual.

(10) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 265. empieza a existir una distribución de frecuencias más homogéneas, en el caso de la presente necesidad el grupo es el 176-200. En el momento que nos situamos en grupos superiores. empiezan a ser escasas las decilas que. aglutinen a más del 14% de los hogares.. Otra conclusión importante que se extrae a partir del umbral de los doscientos primeros grupos de mililas, es una tendencia a distribuirse de modo similar. Se observan agrupaciones de entre el 9% y el 14%. No obstante, existe una tendencia clara de perdida de importancia de las tres primeras decilas (AMeG media del 0%) a medida que crece la renta del hogar y situarse el principal grupo de frecuencias entre las decilas superiores.. Esta variación de las distribuciones de hogares se contempla de modo paulatino, de modo que los hogares se concentran en las decilas expuestas en el cuadro 15.1 cuando la renta es baja, en las decilas expuestas en el cuadro 15.2 cuando la renta es media y en el cuadro 15.3 cuando la renta es media­ alta. A partir del grupo 176-200 y hasta el 476-500 (véase cuadro 15.3) la mayoría de los hogares se concentran generalmente en las decilas cuarta, quinta y sexta, mientras que desde el grupo 501-525 hasta el 876-900 la principal concentración se da en las cuatro decilas de mayor Asignación Media al Gasto..

(11) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 266. La información contenida en los anteriores cuadros la hemos trasladado a un gráfico de superticies, en el se muestra la distribución de frecuencias para todas las decilas. Como ya hemos explicado anteriormente, dadas las propias características de este gráfico hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 15.1, mientras que el segundo muestra frontalmente las últimas decilas, gráfico 15.2.. En el gráfico 15.1 se observa que: En los primeros grupos de mililas - grupos del 1 al 3- se aglutinan más de un 50% de las frecuencias para las primeras decilas - mostradas como S1, S2 y S3 en el gráfico - mientras que si nos situamos en las decilas que representan más gasto - S7,S8, S9 y S10 ­ aglutinamos únicamente un 25% de los hogares.. Este hecho gráficamente se observa por los picos existentes en el extremo inferior derecho del gráfico 15.1, y que tienen su mayor altura en los puntos (1 ° grupo de mililas, S1 - decila primera). Como era previsible, al observar el cuadro 15.1, la altura alcanzada en estos puntos no se repite en ningún otro espacio del gráfico, formando una tendencia descendente que cruza el gráfico para situarse a la altura de los grupos 876-900 en las decilas más altas. A partir de este último grupo se observa un cambio en la tendencia, mostrándose el gasto en esta necesidad como prioritaria para los últimos hogares de la muestra..

(12) bi5tribución de /a AMeG Condicionada a la Renta. ^ °k de Hogares por Decilas de Gasto. 267.

(13) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 268.

(14) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 269. A modo de síntesis destacar que al menos el 30% de los hogares que están englobados dentro del 20% de los hogares españoles de menor renta -grupos 1 hasta el 200- no asignan ninguna parte de su presupuesto a esta necesidad. Dentro de este conjunto de hogares se observa un incremento de este porcentaje a medida que se reduce la renta. Si enfocamos nuestra visión para la última decilas de gasto de estos grupos observamos que no aglutinan un porcentaje muy distinto de hogares que las decilas tercera hasta la octava. Este hecho desaparece en el momento en que superamos el umbral de las 200 primeras mililas, comportamiento que es típico de las necesidades no prioritarias.. Las decilas centrales adquieren mayor peso a costa de las decilas de los extremos, principalmente a costa de las primeras. La importancia de las asignaciones medias al gasto observadas en alimentación y vivienda, así como el carácter universal de la sanidad pública conllevan que la mayoría de los hogares españoles no destinen ninguna parte de su presupuesto a satisfacer una necesidad que tienen cubierta por la administración pública.. Dado que en esta necesidad existen apartados no cubiertos totalmente por la sanidad pública como la compra de material ortopédico o adquisición de medicinas es totalmente normal la existencia de hogares de segmentos bajos de renta que destinen una parte de su presupuesto a satisfacer esta.

(15) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 270. necesidad. EI creciente peso de las decilas centrales al incrementarse el nivel de renta muestra una insatisfacción de los hogares con la sanidad pública, este hecho ha sido demostrado anteriormente cuando explicamos la evolución de la AMeG de esta necesidad.. EI gráfico 15.2 nos sirve para demostrar las afirmaciones anteriores. Las áreas de color azul oscuro y marrón representa respectivamente un máximo del 5% y el 10% de las frecuencias observadas, mientras que la de color amarillo y azul claro representa respectivamente un máximo del. 15% y el 20% de las. frecuencias observadas.. Si observamos la distribución de frecuencias en las decilas centrales - de la tres a la séptima -, se constata que éstas adquieren importancia a medida que nos situamos en zonas de mayor renta.. EI gráfico 15.2, nos muestra el comportamiento de los hogares respecto a las decilas más altas, mientras que el gráfico 15.1 nos mostró el comportamiento de los hogares respecto a las decilas más bajas. La visión conjunta de estos dos gráfico permite afirmar que a medida que aumentamos la renta los hogares observados se aglutinan en las decilas centrales con una suave tendencia a la concentración en las decilas octava y novena. Esto representa una mayor asignación media del gasto de los hogares en esta necesidad a medida que se incrementa la renta de los hogares..

(16) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 271. 5.1.6.- Necesidad de Transporte y Comunicaciones. La necesidad de Transportes y Comunicaciones presenta en bastantes aspectos afinidades importantes con el comportamiento de la necesidad de Sanidad. La principal es la escasa participación de esta necesidad en el presupuesto de los hogares de menor renta y el creciente peso que van adquiriendo las decilas de mayor AMeG al incrementarse la renta. Un claro exponente de lo anteriormente citado, véase el cuadro 16.1, es el pequeño número de veces que una decila de este cuadro posee el mayor número de frecuencias observadas.. En el cuadro 16.1 se observa que el 51 % de los hogares de menor renta ­ primer grupo de mililas - tienen una AMeG media del 0%. Dentro de este mismo grupo de renta, el número de hogares que están ubicados en la decila más alta es del 1%, destinando a esta necesidad una AMeG media del 34% (intervalo 21,3%-84,1%).. EI análisis de los siguientes cinco grupos de mililas muestra que más del 27% de los hogares no asignan ninguna parte de su presupuesto anual a satisfacer esta necesidad, esta cuantía se incrementa como mínimo hasta el 62% si incluimos los hogares que dedican menos de un 3% de su presupuesto a la satisfacción de esta necesidad. Este dato se hace más relevante si recordamos.

(17) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 272. _ (O (O (D O^ Oo Oo Oo V V V V m^ m ^ Ui Ui fJ!. v. ^^^. A A A A W W W W N N N N ^^^^ V. ^p ^ O ^ ^ ^ O ^ N ^ O ^ N ^ O ^ ^ ^ ^ ^ N ^ O ^ N ^ O ^ ^ ^ O ^ N ^ O ^ ^ O N ^ ^ ^ ^ Ĵ 7 ^ N Ó Ñ Ó(Vll Ó Ñ O (V/l Ó Ñ O (V/^ Ó IN!! O(VJ^ Ó Ñ Ó tVJ^ Ó V! Ó(V!! O UNi O tVJI Ó Ñ Ó Ñ Ó VNi o N^ Ñ ^^^ ^ ñ ^ ^ Q Z. 0 m N N^N $,,,A ^.a ^ p Q^ ^ J fD OD^V T^(JI d W W A N'W (JI W N^^ W W W W. fa p1 W N N^.(!! N^'^..^ V^^ e o 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0^ o 0 0 0 o O^^ Of V fD V^QC O ^ G 8. ^a^a^a^a^a^a^a^a^a^2ea^a^a^a^a^a^aRaQa,a^a,a^a,a^aEaRa^a-2^^a°dE2Ra^,tR. ?R^R^. „. m ^ n O z 0 c^. N N N ^ N N N^^ ó O O O Q N ^ t0 ^ ^ V^ A (17 ^^ V V A V(J! (J! V(11 Ul V V V Of OD OD ^^^^ O O A lT -+ O O OI. ó O N^ ^ a OO Ñ Q^ O^N O^ (D ^ ^^ bE ó° á° 3°.ó° ó^ o ^ó^ o óo^ .ó° 3^ 0 3^ o áa^^ ^ á^ ^:^ ^^á^ ^ • ^ ^R'aeaR­. a°a°a^ae;^aRa^a^a^a°aEa^^. c^. D D r D (^. '­. ^n m. ó 0 0 o z ^ ^^(O fD Op OoD (O V ó V O7 ó V^OO V V(O t0 ^ ^^ Oó OD fD V Oó 0^ ^ A W Oo (71 V(71 ^ Of A (J! N a O O O^^). a°a°aa.a^a-a°aea^a^^a^aQa^a^a:a^a,a^^a^a^^Ra^a^ra^a^a^a°aEa^^a^^a^a^a'a'^ ów;no • rn 2 m ^ m ^ ^ ^ ...• ^p ^ ap ^ ó O O O ^ A'N .^ ^ ^ f ^^ ^ Oo - ^ ' Oo V ^^ q^ (O OD (O ^ f0 OD ^ (O ! ^ OD ' ^O ^ W^N N O o N o a o O OD (D o O fD O o tD J ^(1!^ o O o^ o^^ o 0 • a;3^^a?^á^3^áEé°ó^ó^ó^ó^ •^^a;ó^ó^^ó°á^a?Ó^ó°óe3°•2Ré° • 2Pá^á^ • á^á°ó^^3°^ñ ^gW F i ^ ! 1 1 I I ^ . ^ i I I I f i .. ! .. ^ p. °m ^ D. Z. ^ o^Vacnwcn^°ooo ^ ^O O W ^n'cn^^J^^^ ^o^^^ ^^^^ ^ O cn^o O^O O O ^w o o O o o N N^ N N O A! -+ W.W O o 0 0 ,a W Á 0 o. ^^a°a•a°a°a°a°a°a^a°a°^a4^^a^a^a^a°a^a^a°;^a°a^a^a°a°a°a°a^a°a°a^a^a^a°a^^ ^$^. m < ^ 0 ^ °é o00 2 W O N^^ A O N O-+ N O-+ -+ ^^ N^^^ N W N^ N ^ W ^^ O O V O W N W N W ó ó Q O O^. v ao a^ a^ ae a° a` ae a° a° a^ 2^ ^^ a° ^ a^ ^ a^ ^^ 2° a° aE 2° a° 2° 2° 2° a° a° aQ 3^ ^ J^ ^ 3^ ^ 3^ 2^ ^ n ^ o o w. ^^ ^ ^ ^ ^... ^ ^ ^ ^_a .a _a ... ^ ^^^ ^ -^ -+ -+ ^ OD OD N^ 1^ W^ N N N U1 A N.N N N O N W o W^N -+ N N ^ O. Oo V N W A N A ó O O O e .a O Q. ^a^a^a^a^aRa°a^a°a°^R2Ra^a^a'a°a^a°a°a^a°^^a°a°a^a°a^a°aRa°a^^^a^a^aQa^^ ^gó. cn ^. °Sooo. J^^J^^cn^^^ ^^^co^^macncnawN N O ^^ N^ A^^ N N N N ^ V.^^^^^^^^ N^. d L A N W W^ N ^ UI O N ^^^^^^^^^^^^^^ ó j+ 2^^2^ áPé°2R-2R?R^2^ °^°^°ó°^°2^2R?^^°3^ °^ • 2°2R2°2^L^ OA. p! (O ^W •• ^ ^ V ^ -• -+ ^ J ^ ^ N ^ N J (O ^ V ^ Of OD (JI (J! A W N W N N N ^ O O O CJfJ(11•^ W^• d .• d ^W W W W^ ^ óo N^• ^ L tA' N N •' A^ é• ?R ^ ° é4 óQ • . ^ á^ ^ Á iR á• á é• ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ Á ^ ^ ^ ^ Á á ^ ^^ Ó N^. W V V!^^^^ ^^^ •^ ^+ J ^^ f^^ l^ .^ ^ J J t0 t0 J OD V(Jf (l^ N W N N^^ ó O O O. éEZR ĴĴ áR ĴĴ áRá4?Róe • óEZñáR?R ĴĴ áR2RáRáRiR Ĵ óEÓe • a^^áR Ĵ áR?RéQÓ°éea^3°é^^ ^^t^ 0. (7 ^. c^ Ó 2 m ^.

(18) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 273. que esta necesidad engloba conceptos como la compra de vehículo, gastos del mismo, o la factura del teléfono.. Si analizamos el anterior segmento de renta a nivel de cada grupo obtendremos datos más significativos, así como la evolución dentro de este segmento. Para el caso del primer grupo (desde la milila 1 hasta la 25) podemos observar que un 51 % de los hogares no asignan ninguna parte de su presupuesto a esta necesidad y un 74% de los hogares asignan menos de un 3% de su presupuesto. Con respecto al segundo grupo (desde la milila 26 hasta la 50) muestra valores similares, aunque ligeramente inferiores para el caso de AMeG 0%. EI 40% de los hogares no asigna ninguna parte de su presupuesto y el 77% destina menos de un 3% de su presupuesto; en el tercer grupo ( desde la milila 51 hasta la 75) observamos a un 40% de los hogares que no asignan nada de presupuesto y un 74% que asignan menos del 3%; el cuarto grupo (desde la milila 76 hasta la 100) presenta valores ligeramente inferiores a los del grupo anterior en lo que respeta a las frecuencias observadas en la primera decila e idénticos en lo que respeta a los valores de las decilas segunda y tercera; en el quinto grupo podemos continuar observando, con un 29%, el descenso de hogares que no asignan ninguna parte de su presupuesto satisfacen esta necesidad, tónica descendente que se presenta igualmente en los hogares que destinan menos de un 3% de su presupuesto a satisfacer esta necesidad...

(19) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 274. EI número de hogares que sí satisface esta necesidad pero lo hace en una cuantía superior al 3% e inferior al 7% de su presupuesto empezará a incrementarse de modo importante desde el grupo 226-250 hasta el grupo 351-375. A partir de este último grupo el peso de los hogares recaerá en las decilas séptima a la décima.. En todos los análisis de este apartado realizados anteriormente siempre hemos mencionado la existencia de un grupo de mililas, a partir del cual empieza a existir una distribución de frecuencias más homogéneas. Para el caso que nos compete no se puede vislumbrar un grupo de mililas que tengan esta característica. EI motivo fundamental es la existencia de una continua disminución de frecuencias en las decilas relativas a una menor AMeG a medida que se incrementa la renta.. Obsérvese que de las frecuencias observadas en el grupo 226-250 se agrupan un 6% en la primera decila, mientras que en las dos decilas siguientes encontramos valores del 14% y el 13%; si nos situamos en el grupo siguiente, 251-275, se contemplan valores similares en la primera decila pero los hogares agrupados en la segunda decila se reducen del 14% al 10%, mientras que los de la tercera decila sufren un ligero incremento al pasar del 13% al 14%. Si continuamos moviéndonos hacia grupos de mayor renta podemos observar, véase cuadro 16.1, que los valores correspondientes a la primera.

(20) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 275. decila se reducen considerablemente situándose en una franja entre el 3% y el 5%. Si enfocamos nuestra visión a la segunda decila podemos observar el mismo proceso de reducción de hogares agrupados en esta decila, los valores de esta se situarán entre el 5% y el 7%. Idéntico proceso se produce para la tercera decila que pasa a tener valores situados en la franja del 7% y el 9%. En la misma línea se comporta la cuarta decila, que a partir del grupo 376-400 reduce sus valores hasta situarlos en una franja del 8% al 10%. En cuanto a la quinta decila, esta reducción de valores no se hace tan patente, no obstante se observa que a partir del grupo 551-575 no se vuelven para ningún grupo valores superiores al 12%. Esta reducción de las frecuencias observadas mostrada anteriormente se manifiesta de modo general con un fuerte agrupamiento de las frecuencias observadas en las decilas de mayor gasto.. La información contenida en los anteriores cuadros la hemos trasladado a un gráfico de superficies, en el se muestra la distribución de frecuencias para todas las decilas. Como ya hemos explicado anteriormente, dadas las propias características de este gráfico hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 16.1, mientras que el segundo muestra frontalmente las últimas decilas, gráfico 16.2..

(21) Distribución de la AMeG Condicionada a/a Renta. n. 276.

(22) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Rerita. % de Hogares por Decilas de Gasto. ^. ^. I^I. 277. ^. ^. ^. ^. ^^. ^. ^. ^. ^. d. v.

(23) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 278. Gráficamente, de nuevo se corrobora el comportamiento esperado al observar los picos existentes en el extremo inferior derecho del gráfico 16.1, y que tienen su mayor altura en los puntos 1,S1 (1° grupo de mililas, S1 - decila primera). La altura alcanzada en estos puntos mostrarán el punto de partida de una tendencia descendente que atraviesa el gráfico para situarse a la altura de los grupos 901-925 en las decilas más altas.. Si enfocamos nuestra visión para las últimas decilas de gasto de los niveles de renta inferiores, véase gráfico 16.2, observamos que aglutinan a un número inferior de hogares que cualquiera de las decilas anteriores. En el gráfico 16.1 observamos una aglutinación de más de un 50% de las frecuencias para las primeras decilas - mostradas como S1, S2 y S3 en el gráfico - mientras que si nos situamos en las decilas que representan más gasto - S7,S8, S9 y S10 ­ aglutinamos únicamente un 9% de los hogares..

(24) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 279. 5.1.7.- Necesidad de Cultura. AI igual que hemos observado en otras necesidades expuestas anteriormente, se puede constatar la escasa importancia que ésta presenta para los hogares de renta muy baja y el paulatino incremento de la importancia relativa de esta necesidad a medida que se observan hogares con un mayor nivel de gasto.. En el cuadro 17.1 se observa que el 70% de los hogares de menor renta ­ primer grupo de mililas - se sitúan en la decila representativa de menor gasto, es decir aquélla que consigna a los hogares que no dedican ninguna parte de su presupuesto a satisfacer esta necesidad. Por otra parte, de esta primera agrupación de gastos se extrae la conclusión de que el 96% de los hogares dedican como máximo el 0,1 % de su presupuesto satisfacer esta necesidad. Estos datos se muestran concluyentes a la hora de afirmar que la necesidad de cultura no es absolutamente prioritaria para los hogares de la milila primera.. EI análisis de los siguientes cinco grupos de mililas muestra que más del 36% de los hogares prácticamente102 no satisfacen esta necesidad, este número de hogares sé amplían de modo importante si contabilizamos los consignados en la decila 3°. Para el caso del segundo grupo de mililas (26 hasta 50) el porcentaje anterior alcanza al 41 % de los hogares, el tercer grupo de mililas. 102 Con la expresión prácticamente queremos indicar que tiene una AMeG inferior al 0,1 %..

(25) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 280. v. _. ^.Ĵ ^ (O fD tp W OD OD OD V V V V^^ p 01 V1 fl1 (JI (J1 A A A A W W W W N N N N^-+ -^ ^ • ^^' 71 UI N O V UI N O V j N O V j N O V(/1 N O V U1 N O V N N O V j N 0 V U1 N O V VI N m m rn m q^ rn rn rn m m m rn m m 4' ^ 4' .°' ^^ °f ^ ^^ c^ o0 ^,1 Ñ N V(Ji N C (^ N N (JI (JD1 ÓD OD V^ ^pp^ f(p J1 (O {pp ÓD O (^I V V p ^^ (^ ÓI p f‚l VI VI (‚^ Á Á d d W W W fp N O (li O(li O U^ S Ñ O V1 O fVJI O N S Ñ Ó U1 S(li Ó VI S(Ji Ó U1 O(Vl1 O Ñ S Ñ O N S N O N ^^^. 7' n^ ^ R Z ,. ^. t. t. .. (. ,. ^. .. i. I. t. f. i. i.. .. ,. i. f. ,. i. ^. _. f?. .. .. i. t'. ,. ^. t. i. .. t!. .. 1. .. i. 1. ^. f. ^. ^. 1. i. .. .. t. i. f. í. !. i. i. .. I}. S. i. .. 1{. <. i. ,. f. m. ^. D. '. ^ V V V N V df U^ V V V^ p V W N p W UI W N W A W N A N A A Ui (D V^_ N W W N V^ O. O O ^. ^a°a^a^a°a°a^a°a^a°a^a°a^a^a°a°a°a^a^a^a^a^a^a^a°a^aRa^a^a^a^a°^^a°,;O^e^^°R^^ 252525m . ^ n O z 0. ^ _. ^ j N. N O O O ^. c0 Oo,V V V^ c0 N J JN w , 01,p W , O1 (O , Q1,T O) , V, , Ou,O) Oo , Oo,V fD , V^ , V , Oo Oo ,c0ó (O. z w á v cñ óo cc rn a aQa°a°a,a^a°a°a-aRa^a^a^a^a^a^a^a^a°a^a^a^a^a^a^a^a^a^a°a^aE^° ƒ aeaea°a°a^ ƒ a°^, g^^ó i (. I. t. I. ^. Í. D D. Í^ t I. ^^^! 1 ^Í^ iI 1. ^^ ^ñ m. U1 N N^ N O^ W O^^^^ N ^ O O ^ O-^ O. a^a°a^a^a°a°a`a°a°^a°a°a°a°a°a°a°^a^a°a^. -'cooó^ooomo^^^.J.. dNJ(° ;°;AaÓÓQ-+ñ) (vJIDo ^a^a^a^a°a^^Ra^a^a°a^a^a^a^a^a^a^n ^ ,^ ^. V. i. m. ^ÍÍ^Í^^^ „ ÍIIÍ^I. ^ ° o 0 0 ^ rn<n A' ^ J^^n f f ^^^ cc oo <n -J o^ V cv ao w f ao <c ^^n a^°^^^^ Rap°^^^^ap°^a°^a^°^á a°a°^`a^ Rá a°a^^a°a°^^a^a^aRaR^a^a°^a^a^^aR^ máw ó O m ^ c ^ ti O A^ N N W^ N N N N N ^ U^ N O A W N^ O^^ O p ó! W O^ V OD (O Oo (O V A A tI^ O a ^^ p ^. a°a^a^a^a°a°a^a^a^^R^Ra°a°^Ra°a°aQa^a^a°a^a°a°a^a^^a^^a^^a^^Ra^aRa^a^^^Ra°^ Ñ^^. m ^ ^ ^^ ^ ^^ ^ ^ ^^^ ^^ ^^^ v..+ ^^^ W W^^^^^ ^ fD V^(O O^^^^^^^ V p A V O^° OO O (O O^^^ ^ W^^A^-+ N A N A N N^ N N W W^.W O O^^^ O O^ O O OO W. 2R 2R dE 2R 2R ƒ 2R ^ ƒ ƒ ?R 2R 2R áR ƒ. ƒ 2° 2^ 3^. ƒ ^ ^ 2^ ?R. 3E. Of. fJ^. i{Í a^^^^^-`-'^^-^^^^^v^^^^Jcn.^^^^.^co^-^oorn^+V ^omACnAVO ó 000 ^^aw°^^aWR Rá a°aNR^ R^^^^á•^á^ao°^^^ao°-^^á^a°ao°^a4aRa^a°a^aR^a^^Ra^a°^ ^^w. m Vrn^^^.^o^^_^^^_o^^^^_^^^^_^_^^^^^^_^_^^rnv VcnAVO^° o00 aEaea^^aEa4aE^aEa^aQa^a^^ ƒ a^a4 ƒ aea^aEaEaQa°aEaEaEa^tR2R2Rae^^^aQaea^aeó Aw^S. ^ o 0 0 Nmo^ro V coócov^óótDJóó^^ó<ñ^mrn^ ^cñwm^wiaiv^^^^q2ea ^OR^^ Aw^i.^ aRaeaRa^^RaQ^aRaea4aEa4^aQa°aea^aEaeaRa4^R^Ra^^R^Ra^a•aRaR:R^R. ^ ^ ^^ p.... ^^ .... p ^ ^^ ^ ^ j ^ ^^. ^ N p(O V ^ p ó O O O ° ^ NOO ée ée a^° á°+á° a,° ƒ é^ aR é° óe aP ó^ ó° e^?a ^ aR éQ éR ƒ ^ aRéRaR áéRiR i^ aR éa da aR á' Ó° é^ ^ a. a ^ á ^ N W(!i V V OD QI W(O V(O (D ^.

(26) Distribución de la AMeG Condicionada a/a Renta. 281. nos dará un valor del 58% de los hogares comprendidos en la horquilla de gasto mencionada anteriormente, para el caso de la cuarta agrupación de ililas el número de hogares se eleva al 48% de los hogares. Según nos situamos en hogares con un mayor nivel de gasto, como ya se ha podido observar, se puede constatar una reducción en el número de hogares. De este modo tenemos que la milila quinta y sexta aglutinan para las decilas primera y segunda al 41 % y al 36% de los hogares respectivamente.. EI número de hogares que satisface esta necesidad empieza a ser importante a medida que los situados en las dos primeras decilas de gasto comienza a reducirse. En esta línea se puede observar que las tres últimas decilas de gasto - que no aglutinaban a ningún hogar de los correspondientes al primer grupo de mililas - pasan a aglutinar a partir del noveno grupo de gasto y hasta el grupo veintiuno, a un número aproximado del 40% de hogares.. No. obstante, antes de observar esta importancia relativa de las tres últimas decilas de gasto, pudimos constatar un mayor peso de las decilas anteriores. En esta línea se observa que, a medida que nos situamos en los grupos siguientes al de las mililas 151-176 la primer decila de gasto pasa a aglutinar un menor número de hogares que la decilas segunda y tercera.. En. consonancia con lo anterior, véase cuadro 17.1, podemos encontrar que para los grupo 151-175 y 176-200 la decila que presenta un mayor número de frecuencias es la segunda, 14%, y para el siguiente grupo de mililas -201-225 ­ este hecho recae en la tercera decila..

(27) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 282.

(28) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. oLdn Fnmilinc nnr ^lnrilne rin Gacfn. ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^. 283.

(29) Distribución de la AMeG Condicionada a la Renta. 284. La necesidad de cultura no es prioritaria para la primera mitad de la muestra analizada, presentándose como tal para la segunda mitad de los hogares analizados. La característica especificada anteriormente se muestra por la creciente importancia relativa de esta necesidad ante variaciones de renta para los hogares comprendidos desde el primer grupo de mililas hasta los grupos cercanos a la milila 500. Los hogares que pertenecen a mililas superiores a la 500 muestran una perdida de importancia relativa de esta necesidad a medida que estos presentan un mayor nivel de renta.. La información contenida en los cuadros anteriores la hemos trasladado a un gráfico de superficies, en el se muestra la distribución de frecuencias para todas las decilas. Como ya hemos explicado anteriormente, dadas las propias características de este gráfico hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 17.1, mientras que el segundo muestra frontalmente las últimas decilas, gráfico 17.2.. En el gráfico 17.1 se observa que: En los primeros grupos de mililas se aglutinan cerca del 50% de los hogares en las dos primeras decilas, mientras que si nos situamos en las decilas tercera y siguientes en ningún caso encontramos decilas que aglutinen a un número superior al 15% de los hogares..

(30) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 285. Este hecho se observa gráficamente en los picos existentes en el extremo izquierdo del gráfico 17.1, y que presentan su mayor altura para los puntos (S1,S2; 1 al 3). La cota alcanzada en estos puntos no sólo no se repite en ningún otro espacio del gráfico, sino que forman el punto de partida de una tendencia. descendente. que cruza el gráfico para situar las cotas. representativas de un mayor número de hogares en las decilas de gasto más altas.. Si deseamos ratificar gráficamente la aseveración de que la segunda mitad de hogares de mayor renta presentan a la necesidad en cultura como prioritaria hemos de recurrir al gráfico 17.2. En este se puede observar como a partir del grupo 18° de mililas, las últimas decilas de gasto (S8,S9 y S10) reducen sus cotas, es decir recogen un menor número de frecuencias. Se observa igualmente que el área marrón (representativa de entre el 5% y el 10% de las frecuencias de cada grupo de gasto) comienza a extenderse, ampliándose a un mayor número de decilas de gasto, de modo que para los hogares de mayor nivel de renta está área alcanza a las decilas 5° 6° 7° 8° 9° y 10° representadas por el gráfico como S5, S6, S7, S8, S9 y S10..

(31) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 286. 5.1.8.- Necesidad de Hostelería. Esta necesidad presenta un comportamiento no prioritario, en esta línea podemos observar características concordantes con las predichas por nuestro modelo, no obstante algunos son los rasgos que la diferencia de otras necesidades similares. EI primero viene dado por la no existencia de ninguna decila representativa de hogares con cero pesetas de gasto, la segunda por el comportamiento homogéneo de los hogares de menor renta, principalmente del primer grupo de mililas, es decir de los 550 hogares de menor renta de la muestra estudiada.. Lo referenciado en el párrafo anterior se puede constatar en el cuadro 18.1, donde se observa que para el primer grupo de mililas el 100% de los hogares presentan una Asignación Media al Gasto del 0,3%. Si observamos los siguientes grupos de gasto podemos constatar una rápida perdida de peso relativo de la primera decila de gasto. De este modo se constata que para el segundo grupo de mililas (26-50) los hogares observados en la segunda decila se reducen al 78%, observando el resto de los hogares en la tercera decila. Este desplazamiento de los hogares a decilas que representan un mayor volumen medio de gasto se observa para los siguientes grupos de mililas. EI tercer grupo de mililas (51-75), de modo similar al grupo anterior, se reparte en dos decilas de gasto, el 70% de los hogares en la decila segunda y el resto (30%) en la decila tercera. En el tercer grupo de hogares no se observan.

(32) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. (O (D (O OD OD Oo O^ V V V V o O> O^ O^ VI U1 N(J^ A A A (1^ N O V^ N O J N N O V U1 N O V j N O V(11 N ^ ^ T ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^p Ĵ0 (O ÓD OD ÓD Oo V V V V ^^ ^ o Ñ (f^ Ñ N Á A Ñ Ó Ñ Ó (VJ^ Ó Ñ Ó Ñ Ó(J^ Ó Ñ Ó UNi Ó Ñ Ó Ñ Ó (Jli Ó. 287. 0 ^^-^i. A W W W W N N N N^^^^ O^ ^^ O ^ j ^ ^ ^ j^ O. ^ N ^. ^ A A W W W W Ñ N N N N O V UI N O V UI N O V VI N (!i O fJ^ O N O U^ O N O(!^ O N. 8 Ñ`^O. ^3^^^^. Ñ ^ _ N ^ m ^ o O Z. p o O D é o OD ^ V7 A Of V1 A^ V A m QI W W(1^ A(J^ ^ A^ C7^ W^^ A m^^ OD V V V O N^ A A O O é° a^°,^Á O^$ ^ á° á° a° é^ ^ 30ó° ó ó° a° ó° Ĵ á ^ w ^ m. a°a°a^a^a°a^a°a°a°a^a°a^a^a^a4a°a^a°^^^aea°a'. ^ n O z D. t. ^ N O (O V o V O7 V o V OD OD V^. OD (O .(O (O l0 V(D OD OD . ^. N N.^ O O W^ ^^. a^a^a°a°a°a°a^a^a^a^a^a^a^^a^a°'a°a°a^a^a^a^a°a°a^a^a^a°a°^a^. V N ^ó O O O Q ^^ W O ó^ a O Ñ O Z ^ ^^ ^ óro^ó. D D. ^ ^ O t0 Oo ^ (D J (O Oo ^ t0 ,^ (O (O (O ^ Ó (O Ó ' p ^ (O (O (D (O O <O N. a^a^a°a°a^a°a^^^a^a°a^^a°a°a°a^^°a°a°a^a°^ ^ a° a° a° ^aE ^° y;. t. :. !. A ^. ^ O ^ W^O N W OO^ é O O O^^ ^^r.oi DO 30°-^3=^^^^2^2°^ñ ^ o ^o. ^. t ^ I ,. ^. ,. ^. 2 ñ m. ^ N O^ O O O° ^ O O ^. W^ N O^^^ W J^ O^ W O-+ ^^ O N O. a^a°^a°a^a^m c°^,Y'„? ó ^ o m. a°^a°a°a^a^a°a^a^a°a^^a°a°a°a°a^a^a^. x °. ,; ^31ii N. ^`^á R^°^a^á a°a^a^°^á°a^a^°^^aARa^°^^ ^. . A. ^ ^ ^_ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^_ ^ ^ ^ o ^ o ^ ^ ^ ^ ^ o N. O A^^ ^ N^ O. W N^ o. ^é O. Ĵ ° ó^ ^ á^ ó4 de ó^ é° é° a? 3° ó°- ^ ó° a° ó° 3e a° 3°- ó° ^^^. O. r. Á. N. ^ ^ m ^ ^ w w o 0 0 0 ^° o 0 0. o N^ O W O^nO O o o N O o o a^^^. ^ aR a° a^ a° a^ a° a° a° a° a° a° a^ aR a^ ^ a° ^ ^R a^ a^ a^ a^ ^ a° a° ^ a^ a^ ^ a° a^ a° ^ a° a^ a^ a^ a^ ^^,. i i i É 1 ^ { i I ^ ! ^ ^ ^ 1 ^ ^ ^ ( i ^^^ ^ J O N-+ ^ N N W^ N O-+ N O N^^ N A W O(l^ -+. a^ a R a° a^ a^^ a° a^ a° a^ a^ a° a^ a° a^ a°^ a° a^ ^ R a^ a°^ R a°. z ^ ^i^ N. ó O O O. 2°^°a°T2° Ĵ ^^3°áR^^2R^a°^ ^ó^ói. ' ^ # ! t i1 ' j i i ili.^, ! ,ii il;i (O (D f0 ^ O W^ O W O A N W W W ^^ W^ W W ^^ W ^ O W O o 0. a^a°r°r1Ra°tRa°aea^^a^a^aE. iRaea°^^Ra^a^a^a^a,a,a^. m. O. Ói. (D f Oo Oo O^ ' N O O O O O° O O O 3^^^a°a'^3W°,2°2R3°^ñ ^^^ p. o ^^ ^ ^ ^ ^ ^... ^ ^ s ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^^^^^ ^ V f0 (O N O O O O O ^° O O O. ^á^aR7R7R?XéRéR2RaRá2RaR • aR • 7RiPiR • ?Íáé^^Ra^^?R •• ^óQ2i^a.°é°ó4óé°^ ^^;. O O O O A V f ^ Ó N' A N^ O W + N ^ O O W! O W ' ^' m N W J ^ ! ^ O N pAf O O O O O ^^^ ° ^ á^ Ĵ 2E éE iR ó^ ^ Ĵ ^ ?R 2R Ĵ 2^ Ĵ ^^ i^ ^ ó° ?R áR ^ 2R Ĵ ‚Q ^ i^ ^ é^ Ĵ 2R ó° ó^ 3^ á° 3^ ^ óQ 2^. ñ.

(33) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 288. frecuencias en la primera decila de gasto, hecho que abarca a las dos primeras decilas de gasto cuando nos referimos al cuarto grupo de hogares. EI tercer grupo de gasto será el último que agregue al conjunto de hogares en únicamente dos grupos de gasto, las distribuciones de frecuencias de los siguientes hogares se podrán observar repartidas entre las diez decilas. No obstante y previa a está última situación descrita podremos calificar a los grupos de hogares cuarto y quinto como de transición de las dos situaciones anteriormente descritas. EI grupo cuarto de hogares (76-100) presenta una distribución de frecuencias repartidas entre tres decilas de gasto, el quinto grupo de hogares (101-125) distribuye sus frecuencias entre cuatro decilas de gasto, no observando ningún hogar en las cuatro primeras decilas de gasto y en las dos últimas decilas de gasto.. EI comportamiento de los hogares, como se ha podido ir observando, se presenta como muy homogéneo y nítido, asimismo se constata el carácter de necesidad no prioritaria. Los restantes grupos de hogares presentan un comportamiento relativamente diferenciado de los anteriores grupos de hogares,. principalmente. porque se distribuyen de modo homogéneo,. observándose que las decilas de gasto más altas son las que presentan un mayor número de frecuencias. La información contenida en los anteriores cuadros la hemos trasladado a un gráfico de superficies, en el se muestra la distribución de frecuencias para todas las decilas. Como ya hemos explicado.

(34) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. $ ^. 289. ^ ^. ^ ^. ^. ^. X de Hogares por Decilas de Gasto ^ ^.

(35) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. %de Hogares por Decilas de Gasto. 290.

(36) Distribución de la AMeG Condicionada a/a Renta. 291. anteriormente, dadas las propias características de este gráfico hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 18.1, mientras que el segundo refleja las últimas decilas, gráfico 18.2.. EI hecho de que la mayoría de los hogares de menor renta (los cinco primeros grupos de gasto) estén consignados en muy pocas decilas de gasto ha provocado que el eje representativo de porcentaje de hogares por decilas de gasto oscile entre el 0% y el 100%. La principal consecuencia de esto es que gráficamente los valores inferiores al 30% pierden peso relativo.. Tanto en el gráfico 18.1 como en el gráfico 18.2 se puede observar con claridad el comportamiento marcado de los hogares de menor nivel de renta o gasto. Siendo destacable el continuo y rápido incremento de peso relativo de esta necesidad para los hogares de menor renta, de modo que para el grupo 126-150, el 46% de los hogares se colocaban en una horquilla de gasto que oscilaba entre el 23% y el 89% y que tiene un valor medio del 31,8%.. EI resto de los hogares españoles presenta un comportamiento coherente con nuestras formulaciones teóricas, observando, véase cuadro 18.1, que existe ­ a medida que se incrementa la renta - una continuada concentración de los hogares en las decilas representativas de una mayor asignación media al gasto. EI cuadro 18.2 nos permite valorar la información de los cuadros 18.1,2.

(37) Distribución de la AMeG Condícionada a/a Renta. 292. y 3 desde otro ángulo. En este cuadro, se observa a partir de los cinco primeros grupos de mililas, la continua expansión del área azul marino del gráfico, es decir, que a medida que se incrementa la renta se incrementa el número de las primeras decilas de gasto que aglutinan a menos del 10% de los hogares..

(38) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 293. 5.1.9..-Necesidad de Seguros. La composición de bienes y servicios que componen el grupo de gasto contemplado en la necesidad de seguros condiciona de una manera importante su comportamiento.. Este condicionamiento viene provocado principalmente por el carácter obligatorio de las primas brutas de/ seguro obligatorio y de responsabilidad civil de vehícu/os, siendo por otra parte éste el principal concepto de gasto englobado en esta necesidad.. En análisis realizados anteriormente pudimos constatar para algunas necesidades un comportamiento prácticamente homogéneo en los cuatro primeros grupos de mililas, para este caso podremos constatar que la Asignación Media al Gasto varía cada cuatro grupos de mililas, fruto posiblemente de las estimaciones de gasto realizadas por el INE y ya mencionadas anteriormente. Los hogares de menor renta no presentan ningún gasto en esta necesidad, lo que implica por una parte que estos hogares no poseen vehículos en propiedad y por otra, que no tienen concertado ningún tipo de seguro, ya sea de enfermedad, de vida (caso vida o caso muerte), de accidentes, responsabilidad civil, etc. Otros bienes y/o servicios recogidos en esta necesidad, y que consecuentemente no se satisfacen, son remesas a.

(39) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 294. _. o. t0 (O (D OD OD Oo OD V V V V o o W o N(ll VS (11 A A A Ia W W W W N N N N^ -+ ^^^ (JI N O V VI N O V N N O V(JI N O V^ N O V U7 N O V(JI N O V(!i N 0 V^ N O V(JI N ^ Ty ^' i) 01 0 01 ^ ^ ^ m ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ ^ 01 ^ ^ ^ r ^ C 7M ^ Ñ Ó UI Ó(Vll Ó Ñ Ó Ñ Ó Ñ Ó UVi Ó UNi f^]. ^ ^ N ^ N Ó N^ m^^^. ñ c^i ñ ñ ñ tN^f ñ O ^ ^ ^ O ^ ^ N O. ^. O. ^. Ĵ 0. m 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0^ o^o 0 0 ^ o 0 0 0 ^ o^o o-o 0 0 0 0^ o 0 0^o 0 0 0 0^ o ^^^ Ó p p^, Q o O O D a^ 2° ^° a° a^ a^ a° ^' a° a° a° ^ a^ ^° ^° a° ^ ae a^ ^'^ a° 2^ a^ a° aQ aE a° a^ 3^ a° ^° a° a^ ^` ^ O O a° O f^i ó 25 b m • ?R .. ^ n O z O c^. 000000'00000000000000''0000000oooo^ ‚ '^ ƒ NOOOaoooZ ^ 3^ 2^ ó° 2^:^ 3^ ^ é^ 3^ á° ^^^^° á° a° ó° 3° ó^ ^^^ 3° 2^ 2^ ^ 2^ 3^ ^ 2^,. .. ^ ^. I^!' ^ ^ ! f ^- 4 .^. i ^. i (. ^. j. i i. i ^j. ^ ^. ^. ^? I ^. ^ ^. i !. ,. ^^ i i. i _f. ^^ ^. ^. ó° ó^ ó^ .c^i. é^ a° • 3^. .. g ó 8. ;. !. ^. ,. ^. ^. ,. '. g D r D n. .. 0 0 ^ 0 ^ 0 ^ 0 ^ 0 ^ 0 0^0 0 '^ 0 ^ o O O o ^ o 0 0 ^ 0 0'^0 0 0 ^ 0 ' 0 0 o N ^ Ó Ó ^^O^^ o o ^ o o^o o^o °. o o O^^. o a O O 3^^2^^3^^a^ a, ^ a° a^ a° a° ^ a° a° 3° 3^ a^ a^ a° ^° a° ^ 3^ a^ a^ a^ a° 2^ 3^ a^ 3^ a^ a^ ^ O a°^^ t^i ^ ;^DO ^ ^ ^ ^ . ^ ^ ' aó. m A. ^. 0 0 0 0 0 0 0^ ó ‚ $^ o 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 o0ó 0 0 o ñ ó ó ó ó ó^ó^^°a °' ^óóóó^^°é°ó°ó°óó°ó°,Q , ^- .l ^ ^. I. ^. I. ,. ^. f. ^. i. Í. Í. I. in. A o ^ O. O O O O O O O O O O O O O O O O O O O N. O ', O^^^^ O O O O O O O O O O O^ O O O O^(° O O O. a°aa°a°a^a°a°a°a°a°a°a^a^a°a°a°a°^a°^C^`^O^a° ó°ó^a=á°^°ó^ •°2^óo3°á°a^a°3°ó,Q, OÑO !) <D N o. ^ó 000 0000000000oooooa ‚‚‚ `^ooooo000000000oooooaoóo 3°á^óa^3°a°á^a°a^óóéé^3^ „= „=a,^^y;a^3°a°a^ó^ó^ó^ó^é^á^á^á^á^3°ó`ó'a°3' „'IC NNN n Gí C1D N. O O O O O O O O O O O O w O. O^ O O O O O O O O O O O O O O O O O O^ O O O O O ó O O O. a°a^a^^a^a^a^a^a^a^a°a°^O^O^^a^a°a^a°a°a°a^a^a^a^aa^a^a°a°a°a°a^a^a^a^a^a^,^Ow^n°^ p. N. V. 00. O O O O O O O O^ O O O á O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O O a° O O O. a^a^a^a°r°a^a^a^^O a,O ^O^a^a^a^a^a^a^a^a^a^a°a^ra^a^a^a^a^a^a^a^a^a^a^a^a^a°a^,°', ác4iw° n w ^ V. t. '. i. 1. í. S. F. f. S. í. S. f. S. !. 1^. f. S. S. 7. 4. 00 ^ 00 ^OOOÑ 000000 ^ 0000 ^ 000 ^ 000 ^ 00 ^ 0000 1 0 ^ 0000 ^ 000. ro o O O O. a° a^ a^ a^^ O^ O^ C^ ^ a^^ a^ a^ a 4 a^ a^ a° a E a° a° a° a^^ a^ a°^ R a° a° a° a^ a° a e a°^ k a^ a° a^ a° a^ ^ ^. ‚‚‚ ^wooooo00000000000000000000000000000 ó 0 0 0 ^ ^^^^^a°a^a°a°a°a^a^a^a°a^a°a°a^a^a^a^a°a°a^a^r°a^a^a^a°a°r°a^a^a^a^^^^ñ °'^, n.

(40) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 295. miembros del hogar que están fuera de éste, remesas a otros hogares, gastos en juegos de azar, etc.. Unicamente comenzamos a observar una satisfacción de esta necesidad a partir del grupo de mililas 101-125. La asignación media al gasto, en esta necesidad, de este grupo de gasto y de los dos siguientes oscilará para el 100% de los hogares entre el 0% y el 0,4%. Para observar una variación de la AMeG, como se puede observar en el cuadro 19.1, debemos situarnos en el grupo de mililas 201-225. Presentando este grupo y los tres siguientes una AMeG ocho veces superior a los cuatro anteriores grupos de mililas. Como ya hemos indicado anteriormente, cada cuatro grupo de mililas observamos una mayor asignación media al gasto en esta necesidad. Esto hecho es fruto de la estimación realizada por el INE.. Una lectura más exacta de este necesidad implica conocer la evolución en el gasto en vehículos103. Este se ha observado que se incrementa al crecer la renta, consecuentemente dado que los hogares con mayor nivel de gasto presentan vehículos de mayor precio de adquisición, es lógico suponer que las pólizas de seguros ligados a estos también se incrementan.104. '03 Grupos 61 y 62 de la Encuesta de presupuestos familiares. EI grupo 61 engloba el gasto en compras de vehículos, mientras que el 62 abarca otros gastos relacionados con estos. 104 Las primas brutas de seguros de vehículos varían según las compañías de seguros y están relacionadas positivamente con el precio de adquisición de vehículos..

(41) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 296. Por otra parte, es conocido que los productos de seguros - con excepciones como podrían ser los seguros de decesos - son aceptados con mayor facilidad por personas con nivel cultural medio y alto, y dada la relación conocida entre nivel de ingresos y nivel cultural se puede presumir que a medida que nos situamos en hogares de mayor nivel de renta, éstos adquieren un mayor número de productos.. Por otra parte, se está observando que a medida que se incrementa el nivel de renta crece la asignación media destinada a satisfacer la necesidad de seguros, esta asignación puede venir provocada tanto por los mayores importes de las primas de seguros de automóviles, como por la adquisición de nuevos productos.. La información contenida en los anteriores cuadros la hemos trasladado a un gráfico de superficies, en el se muestra la distribución de frecuencias para todas la decilas. Como ya hemos explicado anteriormente, dadas las propias características de este gráfico, hemos considerado necesario realizar dos para cada necesidad, el primero muestra frontalmente el comportamiento de las primeras decilas, gráfico 19.1, mientras que el segundo muestra frontalmente las últimas decilas, gráfico 19.2..

(42) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. °k de Hogares por Decilas de Gasto. 297.

(43) Distribución de /a AMeG Condicionada a/a Renta. 298.

(44) Distribución de /a AMeG Condicionada a la Renta. 299. En el gráfico 19.1 se puede observar como el 100% de los hogares de menor renta - primeros grupos de mililas - destinan la AMeG correspondiente a la primera decila, S1 en el gráfico. Se observa igualmente como cada cuatro grupos de 25 mililas existe un desplazamiento de todos los hogares hacia decilas de gasto representativas de una mayor asignación media, de modo que los hogares de mayor renta - gráficamente desde el grupo 36 hasta el 39 - se sitúan en la décima decila de gasto - gráficamente S9.. Para el caso de esta necesidad, hemos rotado un menor número de grados el gráfico de tres dimensiones, esto se ha hecho para demostrar que esta necesidad atraviesa el plano formando un ángulo de 45 grados. Es decir, parte de un eje caracterizado por que prácticamente el 100% de los hogares de menor renta se sitúan en la primera decila y termina en un punto donde el 100% de los hogares de mayor renta destinan la AMeG representativa de la décima decila..

(45) . Elasticidades Gasto. Capítulo VI.

(46) 301. Elasticidades Gasto. 6.1 Análisis de la Elasticidad Gasto. En este capítulo estudiaremos el comportamiento de las diferentes elasticidades gasto, pudiendo de este modo observar la sensibilidad del gasto en cada necesidad frente al gasto total.. Se han realizado este análisis de dos modos diferenciados. EI primero ha consistido en realizar análisis de regresión lineal a una función del tipo:. Ln G = bo+b, LnY. donde: LnG, es el Ln de la variable dependiente, que en nuestro caso corresponde con el gasto per capita medio en pesetas de cada milila o agrupación de 22 hogares en las nueve necesidades a estudio. (Ya hemos comentado anteriormente, que al ser la encuesta 21.155 hogares, hemos denominado milila a la agregación de 22 hogares al ser imposible definir una milila como 21,155 hogares). LnY, es el Ln de la variable independiente, que en nuestro caso corresponde con el gasto total per capita de cada milila o agrupación de 22 hogares..

(47) Elasticidades Gasto. 302. Este análisis de regresión se ha realizado para cada decila. (100 mililas =. representan a 2200 hogares) estando las decilas ordenadas por niveles de gasto total per capita.. EI segundo tipo de estudio realizado, que se expone con más detalle posteriormente, consiste primeramente en un ajuste curvilíneo del gasto per capita por milila en cada necesidad como variable dependiente y el gasto total per capita por milila como variable independiente. Este primer análisis nos permitió observar que función se ajustaba mejor a los datos observados. Posteriormente, realizada esta observación, se calcularon las distintas elasticidades gasto ajustadas a las distintas funciones seleccionadas. De estas, analizaremos su evolución y observaremos el grado de prioridad que le confiere a las distintas necesidades.. EI comportamiento de los datos en el análsis por decilas de renta es menos satisfactorio que en el de funciones ajustadas, de hecho como se podrá observar al completar la lectura de este capítulo se encontrará que el segundo tipo de análisis muestra una evolución de las elasticidades gasto coherente con el análisis teórico descrito en el capítulo tres. No obstante, hemos considerado igualmente relevante. mostrar. el. comportamiento de las. elasticidades por decilas de renta y mediante un análisis de regresión lineal de variables tomadas en logaritmos neperianos..

(48) Elasticidades Gasto. 303. 6.1.1- Elasticidades Gasto: Análisis Necesidad de Alimentos.. Realizado el análisis de regresión de esta necesidad, del modo expuesto anteriormente, los resultados obtenidos son:. Tabla 1 Decila. Indep.. Dep.. Rsq. d.f.. F. 1°. LNGTPP. LNG1PP. ,888. 98. 780,21. ,000. 2,0549. ,7516. 2°. LNGTPP. LNG1PP. ,330. 98. 48,22. ,000. 2,1383. ,7429. 3°. LNGTPP. LNG1PP. ,112. 98. 12,37. ,001. 4,6469. ,5461. 4. LNGTPP. LNG1 PP. ,076. 98. 8,07. ,005. 4,9336. ,5249. 5°. LNGTPP. LNG1PP. ,007. 98. ,70. ,406. 9,5161. ,1810. 6°. LNGTPP. LNG1 PP. ,075. 98. 7,92. ,006. 4,3574. ,5640. 7°. LNGTPP. LNG1 PP. ,067. 98. 7,06. ,009. 4,8065. ,5291. 8°. LNGTPP. LNG1PP. ,011. 98. 1,06. ,305. 9,3152. ,2003. 9°. LNGTPP. LNG1 PP. ,101. 98. 11,06. ,001. 6,0458. ,4336. 10°. LNGTPP. LNG1PP. ,171. 60. 12,34. ,001. 8,1894. ,2869. SigF. bo. b1. Previo al análisis económico de la tabla 1 hay que resaltar que el análisis de regresión no ha dado valores satisfactorios en las decilas quinta y octava, ya.

(49) E/asticidades Gasto. 304. que el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, no es significativo en dichas decilas.. La tabla 1 muestra que la elasticidad gasto se va reduciendo a medida que se incrementa el gasto total per capita, partiendo de valores cercanos al 0,8 para situarse en la última decila en valores inferiores al 0,30. Esto nos muestra que esta necesidad se muestra como necesaria en todas las decilas.. Las decilas que no salen significativas, véase el siguiente el gráfico, muestran los puntos de ruptura de la tendencia observada a lo largo todas las decilas de renta.. Gráfioo 21. Evoluáón de la Elasticidad Gasto I^cesidad de Alirnentos o p,g ^ 0,6. ..............:..............:..............L...........;..............;............. ^............. ^..... 0,4 ^ 0,2 U. ^ m. O. 1. 2. 3. 4. 5 6 L^cilas. 7. 8. 9. 10.

(50) Elasticidades Gasto. 305. 6.1.2.- Elasticidades Gasto: Análisís Necesidad de Vestimenta.. En la Tabla 2 mostramos el análisis de regresión de esta necesidad. Hay que resaltar que el análisis de regresión no ha dado valores satisfactorios en la decila sexta, ya el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, no es significativo en dicha decila... Tabla 2 decila Indep.. Dep.. Rsq. d.f.. F. SigF. 1°. LNGTPP LNG2PP ,782. 98. 351,70. ,000 -10,790. 1,6504. 2°. LNGTPP LNG2PP ,199. 98. 24,41. ,000 -8,0537. 1,4325. 3°. LNGTPP LNG2PP ,146. 98. 16,75. ,000 -10,227. 1,5943. 4. LNGTPP LNG2PP ,062. 98. 6,48. ,012 -3,3146. 1,0680. 5°. LNGTPP LNG2PP ,067. 98. 7,06. ,009 -3,2934. 1,0669. 6°. LNGTPP LNG2PP ,018. 98. 1,83. ,179. 7°. LNGTPP LNG2PP ,100. 98. 10,87. 8°. LNGTPP LNG2PP ,051. 98. 5,25. 9°. LNGTPP LNG2PP ,293. 98. 10°. LNGTPP LNG2PP ,583. 60. Bo. B1. 4,5946. ,4841. ,001 -6,0217. 1,2620. ,024. 1,8793. ,6883. 40,67. ,000 -4,2256. 1,1248. 83,75. ,000 -2,1431. ,9758.

(51) Elasticidades Gasto. 306. La tabla 2 muestra que la elasticidad gasto se va reduciendo a medida que se incrementa el gasto total per capita, partiendo de valores cercanos al 1,7 para situarse en la última decila en valores inferiores a la unidad. Esto nos muestra que los hogares a medida que incrementan su gasto total per capita cada vez incrementan en menor medida su gasto en la necesidad de vestimenta.. Si se observa el gráfico expuesto a continuación se observa que la tendencia se altera de un modo importante en el punto correspondiente a la decila que no sale significativa.. C^fioo 22. Evolución de la ^asticidad Gasto f^oesidad de Vestirnenta 1,9 0. .............. ......:..............:..............:..............:..............:.............¢.............¢.... . ` . . }; 0,9 ^..._ ......... _ ......... . .......... . .......... :-`^.^,^^.....^.^.. .^... ........... ^ Í Í f Í L L Í Í ^ 0,4. ^ 1,4 ^...¢...:..:^. 1. 2. 3. 4. 5 6 ^cilas. 7. 8. 9. 10.

(52) Elasticidades Gasto. 307. 6.1.3.- Elasticidades Gasto: Análísis Necesidad de Vivienda.. Previo al análisis económico de la tabla 3 hay que resaltar que el análisis de regresión ha dado valores satisfactorios, ya que el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, es significativo en todas las decilas. EI análisis de regresión de esta necesidad se expone en la Tabla 3:. Tabla 3 Decila Indep.. Dep.. Rsq d.f.. 1°. LNGTPP. LNG3PP. ,852 98. 562,89. 2°. LNGTPP. LNG3PP. ,317 98. 3°. LNGTPP. LNG3PP. 4. LNGTPP. 5°. F. SigF bo ,000. b1. 1,1352. ,8054. 45,50. ,000 -1,8610. 1,0419. ,245 98. 31,88. ,000 -3,1826. 1,1444. LNG3PP. ,199 98. 24,40. ,000 -2,4834. 1,0891. LNGTPP. LNG3PP. ,167 98. 19,72. ,000 -2,5808. 1,0963. 6°. LNGTPP. LNG3PP. ,168 98. 19,82. ,000. -,3466. ,9350. 7°. LNGTPP. LNG3PP. ,297 98. 41,49. ,000 -4,6510. 1,2517. 8°. LNGTPP. LNG3PP. ,382 98. 60,57. ,000 -6,3045. 1,3704. 9°. LNGTPP. LNG3PP. ,573 98. 131,51. ,000 -1,6969. 1,0427. 10°. LNGTPP. LNG3PP. ,845 60. 326,71. ,000 -1,6221. 1,0393.

(53) E/asticidades Gasto. 308. La tabla 3 muestra que la elasticidad gasto mantiene valores cercanos a la unidad, exceptuando dos decilas.. Esto nos muestra una tendencia de los. hogares a incrementar su gasto en vivienda en porcentajes similares a los que incrementan su gasto total per capita.. C^fioo 23. Evvc^lluáón de la Elasficidad Gasto I^c^esidad de V'Nienda 1,9 0 • ^ 1,4 ^...¢• .............¢... ^ 0,9. ^.. ^. ^. ^. ^^^ t ^-^ ^ ^ = y , .. .... ........ ......... -.. ^. . ^ . ^ ....... ¢ .... ...... ¢. . ^__ . ... _. m 0,4. 1. 2. 3. 4. 5 6 G^Cilas. 7. 8. 9. 10.

(54) Elasticidades Gasto. 309. 6.1.4- Elasticídades Gasto: Análisis Necesidad de Hogar.. Es importante reseñar que el análisis de regresión no ha dado valores satisfactorios en las decilas cuarta, quinta y séptima, ya que el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, no es significativo en estas decilas. Los resultados obtenidos en el análisis de regresión son los expuestos en la Tabla 4:. Tabla 4 Decila. Indep.. Rsq. d.f.. 1°. LNGTPP LNG4PP ,775. 98. 336,74. ,000 -7,3992. 1,3505. 2°. LNGTPP LNG4PP ,177. 98. 21,07. ,000 -5,8836. 1,2258. 3°. LNGTPP LNG4PP ,110. 98. 12, 07. , 000 -5, 3845. 1,1853. 4. LNGTPP LNG4PP ,020. 98. 2, 01. ,160. 2, 3264. , 5977. 5°. LNGTPP LNG4PP ,024. 98. 2,40. ,125. 1,0332. ,6996. 6°. LNGTPP LNG4PP ,061. 98. 6, 42. , 013 -4, 0738. 1, 0783. 7°. LNGTPP LNG4PP ,023. 98. 2,34. ,129. 1,3417. ,6836. 8°. LNGTPP LNG4PP ,069. 98. 7, 26. , 008 -3, 3877. 1, 0263. 9°. LNGTPP LNG4PP ,244. 98. 31, 58. , 000 -10, 512. 1, 5280. 10°. LNGTPP LNG4PP ,402. 60. 40,25. ,000 -1,5108. ,8246. Dep.. F. SigF. bo. b1.

(55) E/asticidades Gasto. 310. La tabla 4 muestra que la elasticidad gasto se va reduciendo a medida que se incrementa el gasto total per capita, partiendo de valores cercanos al 1,35 para situarse en la última decila en valores ligeramente inferiores a la unidad. Esto nos muestra que los hogares a medida que incrementan su gasto total per capita cada vez incrementan en menor medida su gasto en la necesidad de vestimenta. EI siguiente gráfico muestra que la tendencia se rompe, por un lado, en los puntos correspondientes a las decilas que no salen significativas, y por otro en la decila 9.. C^fioo 24. Evolución de la EJasticidad Gasto n^^^^ 1,6. ............¢ .............:..............:..............:..............:..............:..............:........ ¢ .......¢... ^ .............:..............:..............:..............:..............:... ......¢..... ....¢... 0 12 .¢......... ' r..................... ... .......... ... ... ..... ' .........:........ ' ^ ^ 0, 8 ^^ ....,....^ ^ ......... ....... ...... ................... ...... .........,.........,...._............._...^ I i ^ 0,4 !. 1. 2. 3. 4. 5 6 ^cilas. 7. 8. 9. 10.

(56) Elasticidades Gasto. 311. 6.1.5- Elastícidades Gasto: Análisis Necesidad de Sanidad.. EI análisis de regresión de esta necesidad muestra los siguientes resultados:. Tabla 5 Decila Indep.. Dep.. Rsq. d.f.. 1°. LNGTPP. LNGSPP. ,431. 98. 74,24. ,000 -6,8393. 1,2295. 2°. LNGTPP. LNGSPP. ,036. 98. 6,68. ,058 -2,9356. ,9295. 3°. LNGTPP. LNG5PP. ,000. 98. ,05. 7,4368. ,1316. 4. LNGTPP. LNGSPP. ,061. 98. 6,35. ,013 -13,398. 1,7221. 5°. LNGTPP. LNGSPP. ,016. 98. 1,64. ,203 -3,1373. ,9464. 6°. LNGTPP. LNG5PP. ,005. 98. ,50. 2,3712. ,5338. 7°. LNGTPP. LNGSPP. ,019. 98. 1,93. ,168 -2,9954. ,9338. 8°. LNGTPP. LNGSPP. ,001. 98. ,06. ,810. 8,1319. ,1385. 9°. LNGTPP. LNGSPP. ,095. 98. 10,29. ,002 -5,6004. 1,1197. 10°. LNGTPP. LNGSPP. ,167. 60. 12,00. ,001 -1,5108. ,8246. F. SigF bo. ,831. ,479. b1. Es de resaltar que el análisis de esta necesidad ha dado, posiblemente por la poca importancia agregada de sus bienes de mercado, en todos los capítulos expuestos anteriormente los resultados estadísticos menos satisfactorios. En lo referente al análisis de regresión, este no ha dado valores satisfactorios en.

(57) E/asticidades Gasto. 312. la decilas segunda, tercera, quinta, sexta, séptima y octava, ya el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, no es significativo en dichas decilas. La tabla 5 no permite hacer una análisis riguroso de la elasticidad gasto. Si observamos el comportamiento de las decilas con un nivel de significación satisfactorio podemos concluir que para los hogares de menor renta los bienes de mercado de esta necesidad son bienes de lujo, característica que va desapareciendo a medida que nos situamos en hogares de mayor renta, siendo una necesidad muy importante para aquellos hogares de mayor nivel de renta o gasto. Si se observa el gráfico expuesto a continuación constatamos que se trunca la tendencia precisamente en el punto correspondiente a las decilas que no salen significativas.. Gráfico 25. Evolución de la Elasticidad Gasto Necesidad de Sanidad. w ^ p. 0. 1. 2. 3. 4. 5 6 Decilas. 7. 8. 9. 10.

(58) E/asticidades Gasto. 313. 6.1.6- Elasticidades Gasto: Análisis Necesidad de Transporte y Comunicaciones.. Previamente a otras lecturas de la tabla 6, hay que resaltar que el estadístico F de Snedecor ha dado valores satisfactorios en todas las decilas de renta, a un nivel del 0,05, es significativa en dichas decilas. EI resultado del análisis de regresión de esta necesidad se expone en la Tabla 6:. Tabla 6 Decila. Indep.. Dep.. Rsq d.f.. F. 1°. LNGTPP. LNG6PP. ,837 98. 501,50. ,000 -12,444. 1,7839. 2°. LNGTPP. LNG6PP. ,226 98. 28,61. ,000 -6,5511. 1,3116. 3°. LNGTPP. LNG6PP. ,078 98. 8,30. ,005 -1,9534. ,9573. 4. LNGTPP. LNG6PP. ,085 98. 9,09. ,003 -6,4961. 1,3075. 5°. LNGTPP. LNG6PP. ,101 98. 11,02. ,001 -6,9076. 1,3409. 6°. LNGTPP. LNG6PP. ,178 98. 21,22. ,000 -12,871. 1,7769. 7°. LNGTPP. LNG6PP. ,055 98. 5,72. ,019 -2,0757. ,9841. 8°. LNGTPP. LNG6PP. ,043 98. 4,37. ,039. 1,4891. ,7301. 9°. LNGTPP. LNG6PP. ,078 98. 8,35. ,005. 1,6759. ,7241. 10°. LNGTPP. LNG6PP. ,561 60. 76,79. ,000 -2,5253. 1.0210. SigF bo. b1.

(59) Elasticidades Gasto. 314. La tabla 6 muestra una tendencia de la elasticidad gasto a irse reduciendo a medida que se incrementa el gasto total per capita, partiendo de valores cercanos al 1,7 para situarse en la última decila en valores unitarios. Esto puede mostrar que los hogares a medida que incrementan su gasto total per capita cada vez incrementan en menor medida su gasto en la necesidad de vestimenta. No obstante, esta tendencia descrita resulta rota en varias decilas de renta.. Gráfi co 26. Ev^oluci ón de la Elasti ci dad Gasto Necesidad de Transporte y Ca^r^unicaciones ^ 1,8 ^ 1,4 ^ 1. ., .............4............. ,.............. ;.::...:::::...,.:.^:;: .........:..............:.............Q.............4.... .,..-..- :..............:....... ^ ..:..............:.............¢.............¢.... .; .............¢ ......;......^ ' _......... _....^^ ....................................... ^..p .............p .... . ..... . ..^....... . ......^............ ..^........... . . .^. .......... . . .^ ... . . .. ......é. m 0,6. 1. 2. 3. 4­. 5 6 Decilas. 7. 8. 9. 10.

(60) Elasticidades Gasto. 315. 6.1.7- Elasticidades Gasto: Análisis Necesidad de Cultura.. En la Tabla 7 se muestra el análisis de regresión de esta necesidad. Destacando de este análisis que ha dado valores satisfactorios en la totalidad de las decilas de renta, siendo el estadístico F de Snedecor, a un nivel del 0,05, es significativo en dichas decilas.. Tabla 7 Decila Indep.. Dep.. Rsq d.f.. F. 1°. LNGTPP. LNG7PP. ,776 98. 339,84. ,000 -15,642. 1,9883. 2°. LNGTPP. LNG7PP. ,106 98. 11,67. ,001 -8,6813. 1,4311. 3°. LNGTPP. LNG7PP. ,174 98. 20,59. ,000 -15,612. 1,9698. 4. LNGTPP. LNG7PP. ,105 98. 11,51. ,001 -9,8561. 1,5298. 5°. LNGTPP. LNG7PP. ,141 98. 16,03. ,000 -11,980. 1,6905. 6°. LNGTPP. LNG7PP. ,233 98. 29,80. ,000 -17,975. 2,1325. 7°. LNGTPP. LNG7PP. ,146 98. 16,81. ,000 -6,2574. 1,2748. 8°. LNGTPP. LNG7PP. ,286 98. 39,31. ,000 -10,860. 1,6086. 9°. LNGTPP. LNG7PP. ,317 98. 45,46. ,000 -2,9307. 1,0431. 10°. LNGTPP. LNG7PP. ,722 60. 156,21. ,000 -3,7640. 1,1028. SigF bo. b1.

(61) Elasticidades Gasto. 316. Se observa que los hogares a medida que incrementan su gasto total per capita cada vez incrementan en menor medida su gasto en esta necesidad, siendo este último incremento siempre superior al del gasto total per capita. En la tabla anterior se observa que la elasticidad gasto se va reduciendo a medida que se incrementa el gasto total per capita, partiendo de valores cercanos a 2, para situarse en las últimas decilas en valores ligeramente superiores a la unidad. C^áfioo 27. Evnlución de la Elasticidad Gasto I^Cesidad de Q,ftura ....... ....... ....... .......... .. ...... .......... ......... ......... .. 0 2 ^... ^ ^...4. .......¢....... ..,.. ......:..............^ ........;.... .......;..............;.............¢.............¢.... ................:....... ...:........... ^ ...... _.............:.... ^ 1,6 ^...:....... .: . .......:......... ^ ......¢.............^.... ^....^............ ^ ............^ ..............i..............^..............i........... '. .....i.. : : : .............:.............:..............:..............: :;............:.............................:....... ^ 1,2 .. . ....:._............._.... . . .. ...... ^........ .. ...... ^........ . . . .. ......^....... .. . ^....... ...... ^....... ^......... ..... ^........ .....^....... ...... ^ 0,8. 1. 2. 3. 4. 5 6 ^cilas. 7. 8. 9. 10.

Show more

Nuevo documento

Se ha comprobado que en algunas zonas rurales donde se han implementado tecnologías bien sean convencionales o no convencionales de tratamiento de agua, las cuales generalmente han sido

Como resultado del proceso de apropiación social de los filtros cerámicos con plata coloidal CWF por parte de las familias indígenas Emberá Chamí se puede afirmar que de acuerdo con el

4.2 RESULTADOS Una vez implementado todo el sistema que se ha diseñado y habiéndose realizado las pruebas necesarias con todos los equipos involucrados en el proyecto se puede apreciar

RESUMEN El tema escogido tiene relevancia en función que en la Fiscalía de la provincia de Morona Santiago han influido los riesgos psicosociales; la problemática fue determinar cómo

Capítulo 5 METODOLOGÍA La secretaria de educación de Pereira nos facilitó amablemente los listados actualizados de los centros educativos del municipio con su respectivo número y

RESUMEN En la Unidad Educativa “Capitán Edmundo Chiriboga”, la problemática fue conocer la influencia de las familias disfuncionales en el proceso de lecto escritura de los estudiantes,

Por esta razón y tomando como punto de partida la experiencia previa de implementar recursos tecnológicos para la enseñanza del inglés con estudiantes del colegio público Gabriel

El Ministerio de Educación Nacional MEN argumenta que basándose en lo expuesto por la UNESCO, ha desarrollado la “Ruta de desarrollo profesional docente para el uso de nuevas

En el capítulo IV se realizó el análisis e interpretación de los resultados obtenidos mediante la utilización de la encuesta como técnica y el cuestionario como instrumento, el cual

De esta manera, se tiene en cuenta la apropiación de la metodología de la indagación en el diseño e implementación de una unidad didáctica, como una estrategia para la enseñanza de la