EDELVIVES. guía DE LECTURA

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

guía

D E L E C T U R A

(2)

La obra

El autor

Carlos López (Boimorto, A Coruña, 1967) es guionista del dúo de humor gráfico Pinto & Chinto, cuyo otro integrante es David Pintor, el ilustrador de este libro. Han colaborado con viñetas diarias en diversos periódi-cos y publican libros para niños. Su obra ha recibido varios premios.

Título

La peripecia de Roi

/ Autor

Carlos López

/ Ilustrador

David Pintor

/ ADA, 74 / 104 páginas

Argumento

Roi va a la feria con su madre. Allí disfruta de va-rias atracciones hasta que ve a un vendedor de globos. Le pide un globo a su madre, y otro, y otro; ella va atándoselos uno a uno en la muñeca. De repente, se da cuenta de que su hijo se eleva más y más en el cielo, impulsado por el helio con el que se inflaron los globos. En su ascenso, Roi se encuentra con diversos personajes y a todos les pide ayuda para regresar con su madre: a un alpinista, a un aviador, a un rayo, a una nube, a un astronauta, a la Luna, al Sol… Pero nadie puede socorrerlo. Al fi-nal, un agujero negro le engulle y, de repente, se encuentra de nuevo en la feria y todo vuelve a re-petirse. Bueno, todo no, porque esta vez Roi en-cuentra una solución para que los globos no le empujen a un nuevo viaje: comer tantos dulces que los globos no puedan elevarle.

Comentario

El autor de esta historia aprovecha la gran capa-cidad imaginativa de los niños para desarrollar un argumento que capta la atención de los pequeños lectores desde la primera página, pues mezcla aventuras, fantasía, ingenuidad, ternura y humor. La historia va acompañada de unas ilustraciones que completan muy bien el texto.

Temas

• Espíritu de aventura.

• La imaginación y la fantasía para que sucedan unas aventuras imposibles.

• El espacio y los cuerpos que allí se encuentran. • El humor que impera en la solución final que

en-cuentra el niño. Reflexiones

Se trata de una aventura fantástica que, además de diversión, tiene valor didáctico para los niños ya que les aporta interesantes conocimientos sobre montañas, globos aerostáticos, satélites, cuerpos espaciales, agujeros negros y muchos otros temas.

(3)

Vamos a despegar

1. Descubre el significado.

Has leído el título del libro,

pero ¿sabes qué significa la

palabra

peripecia

? Búscala en

un diccionario y, a

continua-ción, escribe su significado.

¿Y quién será Roi, un niño,

un animal...? Dibuja al

prota-gonista de esta historia como

tú lo imaginas.

2. Jugando a detectives.

En la portada aparecen dibujados varios animales. Encuentra sus

nom-bres sustituyendo los símbolos por las vocales que correspondan.

D

L F

N

C

C

D R

L

S

P

N G Ü

N

(4)

En pleno vuelo

1. ¡Hum, qué rica zanahoria!

Igual que Roi, tú también puedes ayudar

al conejo para que llegue hasta una deliciosa

zanahoria. Marca el camino que le permita

salir de este laberinto.

2. Vamos a la feria.

En una feria hay muchas atracciones y juegos. Escribe todos los que recuerdes y

consigue 1 punto por cada uno de ellos. El primero te lo regalamos.

A U T O S

D E

C H O Q U E

1

(5)

Aterrizando

1. Y subía, subía, subía...

Roi, con los ochos globos con formas de animales atados a la muñeca, realizó un

larguísimo viaje por el cielo y en su camino encontró a personajes muy diversos.

Si has leído atentamente el libro, podrás contestar a las siguientes preguntas:

a) ¿Para qué sirve un satélite meteorológico?

b) La Luna tiene 4 fases: luna llena, cuarto creciente, cuarto menguante y ¿cómo

se llama la que falta?

c) ¿Qué son las «pecas» del Sol?

d) Por su color, Marte recibe otro nombre. ¿Recuerdas cuál es?

e) ¿Cómo se llama el planeta que tiene anillos? ¿Y el que es enorme?

2. Mi preferido.

(6)

Taller de creatividad

1. ¡Que me bajen de aquí!

Inventa una forma diferente a la que propone la historia para que Roi

regrese con su madre.

2. Pon a prueba tu ingenio.

Resuelve las siguientes adivinanzas. Las soluciones están relacionadas

con los personajes de esta historia.

Una dama muy hermosa

con un vestido de plata,

siempre volviendo la cara

ya de un lado, ya de otro.

Siempre quietas,

siempre inquietas,

dormidas de día,

de noche despiertas.

Alumbra sin ser candil,

algunas veces nos quema,

al atardecer se duerme,

por la mañana despierta.

(7)

Sugerencia de actividades

Vamos a despegar

Y tú, ¿cómo te llamas? El protagonista de esta historia tiene un nombre poco común, Roi, y es-crito con i, como él mismo aclara. Podemos suge-rir que los niños digan en voz alta algunos nom-bres poco comunes que tengan sus personas más allegadas (padres, hermanos, abuelos, tíos, pri-mos, etc.). Un nombre poco habitual también puede ser bonito.

¡Tic, tac! Es el momento de practicar la lectura del reloj. Para ello se puede utilizar el que esté colgado en la pared de la clase o hacer uno con cartulina, fijando las agujas con un encuaderna-dor y usando un rotulaencuaderna-dor para dibujar los nú-meros. Les enseñaremos la diferencia entre la aguja horaria y el minutero e iremos moviendo ambas para que ellos averigüen la hora que apa-rece marcada.

En pleno vuelo

Montemos nuestra propia feria. Sí, los niños también pueden montar su propia feria e, inclu-so, invitar al resto del colegio. Para ello, hay que dividir a los alumnos en varios grupos y repartir el trabajo entre ellos. Uno de los grupos dibujará un gran mural para colgar en la pared y anunciar la celebración de una feria. Otro grupo se encar-gará de hacer las entradas. Y los grupos restantes tendrán como misión inventar las atracciones (una por grupo). Por ejemplo, se puede hacer un sencillo tiro al blanco colocando unos cuantos

vasos de plástico en forma de pirámide sobre una mesa. Los jugadores deberán derribar el mayor número posible de vasos utilizando como pro-yectiles unas pequeñas pelotas de goma o unas pelotas «caseras» hechas liando entre sí un par de calcetines y atándolos con una goma. ¡Poned a trabajar la imaginación, porque hay mil posibili-dades!

Un viaje al espacio. Pediremos a los niños que busquen en libros o en Internet información so-bre el sistema solar, su origen, dimensiones, los planetas que lo forman y alguna característica especial que ayude a identificarlos fácilmente. Después, cada alumno deberá redactar un pe-queño informe con los datos obtenidos y hacer un dibujo.

Aterrizando

Las palabras y sus significados. Proponer a los alumnos que busquen en el diccionario el signifi-cado de las siguientes palabras: globo, satélite, estrella y pez. Comprobarán que cada una de esas palabras, además del significado con el que aparece en esta historia, tiene muchos más, algu-nos desconocidos para ellos.

Un encuentro inesperado. Son muchos los per-sonajes con los que Roi se cruza en su aventura «voladora», pero seguro que podemos añadir al-guno más. Cada alumno tendrá que imaginar un nuevo encuentro inesperado y escribir el diálogo con el protagonista. ¡Sed originales y utilizad la fantasía!

(8)

Solucionario

EDELVIVES

Vamos a despegar

2. Delfín, cocodrilo, oso, pingüino, cebra. En pleno vuelo

2.

Aterrizando

1. a) Para la predicción del tiempo atmosférico. b) Luna nueva.

c) Las manchas solares. d) El planeta rojo. e) Saturno. Júpiter Taller de creatividad

2. La luna. Las estrellas. El sol.

Fragmentos especiales

Durante la semana Roi se había portado muy bien, así que el sábado su madre decidió premiarlo lle-vándolo a la feria. (Pág. 7)

Roi abrió mucho los ojos, señaló los globos con el dedo índice de la mano derecha y miró a su madre con la mirada de pedir. (Pág. 16)

Pero Roi no le contestó porque no estaba a su lado, sino cuatro o cinco metros por encima de su cabeza y elevándose cada vez más y más, izado por la fuer-za de ocho globos de feria que llevaba atados a la muñeca, gritando:

—¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá! (Pág. 19)

Roi se llevó un susto de muerte cuando empezó a verse tan arriba. No le acobardaba la altura cuando se subía a los sofás o a la mesa del salón, pero aquello era demasiado. (Pág. 25)

Lo invadió una profunda tristeza. Además, empe-zaba a sentir hambre, puesto que ya era la hora de su cena. (Pág. 49)

Roi veía aterrorizado cómo aquella cosa oscura tragaba planetas, estrellas, asteroides. Intentó gri-tar, pero el agujero negro ya se había tragado su voz. Y luego se tragó a Roi entero. (Pág. 95) Roi volvía a tener los ocho globos de helio atados a la muñeca, pero esta vez no salió flotando. (Pág. 100)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :