4.2.6 ANFIBIOS Y REPTILES

Texto completo

(1)

4.2.6 ANFIBIOS Y REPTILES

Cerca al 10% de las especies de anfibios conocidos en el mundo están presentes en el Perú, esta alta diversidad sitúa al país entre los más ricos en anfibios, convirtiéndose su estudio en una herramienta importante de validación de la calidad ambiental del ecosistema, siendo muchas veces utilizadas como indicadoras, proveyendo información necesaria para el manejo y conservación de los mismos. (Rueda et.al., 2005).

Los anfibios y reptiles son vertebrados ectotérmicos que dependen de las condiciones ambientales para su ciclo de vida, desempeñan un importante rol en la cadena trófica, pues controlan las poblaciones de vertebrados e invertebrados terrestres, constituyendo al mismo tiempo alimento para numerosas especies de fauna. Asimismo, los anfibios y reptiles tienen una importancia económica, pues muchos de ellos son utilizados en prácticas de caza y pesca como el “Motelo” Chelonoidis denticulata; asimismo son especies empleadas en zooterapia, para el tratamiento de enfermedades como asma, reumatismo, dolores de garganta y cabeza (Alves & Rosa, 2007).

El área de estudio se encuentra asociado al Bajo Urubamba, en donde el conocimiento sobre anfibios y reptiles en los bosques amazónicos, en especial en la cuenca del bajo Urubamba se inicia en la década de los 90, con estudios como los de Carrillo e Icochea (1995) los cuales listan 20 especies de reptiles para los bosques tropicales amazónicos de Cuzco, asimismo Rodríguez y Cadle (1990) reportan 140 especies para Cocha cashu, Morales y Mc diarmid (1996) reportan para la localidad de Pakitza un total de 127 especies de anfibios y reptiles. En 1999, Icohea y colaboradores registraron más de 30 especies en la localidad de Segakiato, 69 especies para la localidad de Cashiriari y 51 especies para la localidad de Konkariari, todas ellas pertenecientes al bajo Urubamba. Se cuenta también, con datos del inventario rápido de la zona de Vilcabamba, localidades a altitudes de 2,100 y 3,400 msnm protegidas en el PN Otishi, en las vertientes de los ríos Tambo y Ene, y en la Reserva Comunal Machiguenga a 1,000 msnm aproximadamente en el valle del Urubamba (Rodríguez 2001). El 2001, como parte del Monitoreo de Evaluación Biológica (MBA) del Smithsonian, Icochea y colaboradores registraron 74 anfibios y 84 reptiles en la región del bajo Urubamba.

Finalmente, los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) brindan información más actualizada, teniéndose reportes de anfibios y reptiles en el ámbito de las exploraciones para el proyecto de aprovechamiento del gas de Camisea (Icochea et al. 2001, PLUSPETROL 2001) y del yacimiento de gas de la estructura Pagoreni (PLUSPETROL 2004), así como de exploraciones de pozos con presencia de hidrocarburos (PLUSPETROL 2004, REPSOL YPF 2006a, REPSOL YPF 2006b, REPSOL YPF 2007, REPSOL YPF 2009).

Bajo estas premisas, el presente estudio tiene como objetivo principal evaluar cualitativa y cuantitativamente la distribución y abundancia de la comunidad de anfibios y reptiles durante las temporadas húmeda y seca, complementando e incrementando el conocimiento disponible en el área de estudio. Con el fin de implementar estrategias que minimicen los impactos propios del desarrollo del proyecto sobre la comunidad de anfibios y reptiles.

(2)

35 metros de altura y un sotobosque con predominancia de especies de la familia Areaceae; (ii) el Bosque semidenso con pacal (Bsd) con un dosel que va entre los 12 y 40 metros de altura y un sotobosque representado por las familias Marantaceae y Arecaceae; (iii) el Bosque ralo con pacal (Brp) con un dosel de unos 15 metros de altura, la cual se arquea por su propio peso y con presencia de ciertos árboles emergentes y por último (iv) el Bosque Secundario (Bs) distribuido en áreas colindantes a campamentos y zonas de cultivo, con familias representativas como Meliaceae y Euphorbiaceae. (Ver el Vol. II Anexo 4.2.6-2: Descripción de las unidades de muestreo).

En estas unidades de vegetación fueron evaluadas las comunidades de anfibios y reptiles, a través de métodos cuantitativos y cualitativos de muestreo. El método cuantitativo estandarizado (Jaeger, 1994) consistió en búsquedas de anfibios y reptiles en transectos de 100 m x 400 m a una velocidad promedio constante, asimismo se realizaron registros por encuentros visuales (VES), y por entrevistas a los apoyos locales con el fin de enriquecer el inventario de especies del área de estudio (Ver Vol. II Anexo 4.2.6-1: Metodología de la evaluación de anfibios y Reptiles).

Se evaluaron un total de 36 transectos, de los cuales 18 transectos fueron evaluados en temporada húmeda y 18 transectos en temporada seca, la ubicación de los mismos se puede apreciar en el Vol. III Mapa LBB-02 Unidades de muestreo del componente Fauna 1 y Vegetación. El Cuadro 4.2.6-1 Muestra los transectos evaluados por cada unidad de vegetación.

Cuadro 4.2.6-1 Transectos Evaluados por Unidad de Vegetación Identificada en el Área de Estudio

Unidad de

Vegetación (UV) Símbolo de UV

Temporada de Evaluación

Temporada Húmeda Temporada Seca Transectos Muestreo Código de los Transectos de Muestreo Transectos Muestreo

Código de los Transectos de Muestreo Bosque Denso Bd 7 He-01a, He-05a, He-05b, He-05c, He-06a, He-06b,

He-06c

7 He-01a', He-05a', He-05b', He-05c', He-06a', He-06b, He-06c'

Bosque semi denso

con pacal Bsd 6 He-01b, He-02a, He-02b, He-02c, He-07a, He-07b 7

He-01b', He-01c', He-02a', He-02b', He-02c', He-07a' ,

He-07b' Bosque ralo con

Pacal Brp 4 He-03a, He-03b, He-03c He-08a 4 He-03a', He-03b', He-03c' He-08a'

Bosque secundario Bs 1 He-04a * -

Total de Transectos 18 18

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

* = esta informacion se tomo de forma cualitativa, con el fin de enriqueser la evaluacion cuantitativa de la temporada húmeda.

4.2.6.2 DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD DE ANFIBIOS Y REPTILES

La comunidad de anfibios y reptiles será descrita según su composición y abundancia a nivel de toda el área de estudio. Para el análisis de su composición se utilizará la información de inventario general de especies (transectos, registros oportunistas y entrevistas), mientras que el análisis de abundancia utilizará la información cuantitativa.

(3)

A. Por Área total de estudio A.1 Composición

La evaluación de ambas temporadas permitió el registro de un total de 98 especies de herpetofauna de las cuales 52 especies fueron anfibios distribuidos en 11 Familias pertenecientes a 03 órdenes (Anura, Caudata y Gymnophiona), y 46 especies fueron reptiles distribuidos en 14 familias pertenecientes a 03 ordenes (Sauria, Serpentes y Testudinata). En la temporada húmeda se registraron 63 especies de herpetofauna (35 especies de anfibios y 28 especies de de reptiles), y en temporada seca se registraron 75 especies de herpetofauna (41 especies de anfibios y 34 especies de reptiles)

Los anfibios están representados en la temporada húmeda por 10 familias distribuidas en 02 ordenes (Anura y Caudata) y en la temporada seca por 09 familias distribuidas en 02 ordenes (Anura y Gymnophiona), siendo el orden con mayor riqueza de familias en ambas temporadas el Anura (90% del total de familias registradas). La familia con mayor riqueza de especies en ambas temporadas fue la familia de las “ranas arborícolas” Hylidae (29% y 39% del total de especies registradas en temporada húmeda y seca respectivamente), esta familia se caracteriza por vivir en hábitats arbóreos, ser de hábito alimenticio insectívoro, y de abundancia frecuente. Le sigue en riqueza la familia de las “ranas de lluvia”

Strabomantidae (26% y 22% del total de especies registradas en temporada seca y húmeda), familia de ranas de desarrollo directo (sin renacuajo en su ciclo vital), de hábitat terrestre, hábito alimenticio insectívoro y de abundancia entre frecuente y poco frecuente. (Figura 4.2.6-1).

El análisis estadístico realizado para evaluar la diferencias entre los registros de ambas temporadas encontró que la diferencia no es estadísticamente significativa1 en el número de especies

registradas (t= -0.56, P=0.57) y en la tasa de encuentro de las especies de las familias registradas entre ambas temporadas de muestreo (t= -0.52, P= 0.60).

Foto 4.2.6-1 “Sapo de árbol”

Hypsiboas geographicus, una de las

especies pertenecientes a Hylidae, la familia mas abundante.

(4)

Figura 4.2.6-1 Número de Especies por Familia de Anfibios Durante Ambas Temporadas de

Evaluación

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010. Gym.: Gymnophiona; Cau.: Caudata.

Los reptiles están representados en temporada húmeda por 11 familias distribuidas en 02 ordenes (Sauria y Serpentes) y en temporada seca por 12 familias distribuidas en 03 ordenes (Sauria, Serpentes y Testudinata), siendo el orden más representativo el Serpentes (64% y 68% del total de familias identificadas en temporada húmeda y seca). La familia con mayor riqueza es la familia de las “culebras” y “falsos jergones” Colubridae, caracterizado por ser una familia de hábitat terrestres, habito alimenticio carnívoro y de ocurrencia poco común. (Figura 4.2.6-2). En el caso de los Saurios las familias con mayor riqueza de especies fueron las familias de “lagartos arborícolas” Polychrotidae, seguida de “lagartos de hojarasca “Gymnophthalmidae. La diferencia en la riqueza de especies entre ambas temporadas no es estadísticamente significativa (t= -1.49, P= 0.14), tampoco es significativa en la tasa de encuentro de las especies de las familias registradas (t= -0.77, P= 0.44). 4 9 4 10 3 5 16 9 3 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 Plethodontidae Caecilidae Ceratophryidae Leiuperidae Microhylidae Aromobatidae Bufonidae Dendrobatidae Leptodactylidae Strabomantidae Hylidae Ca uG ym An ur a Número de especies

(5)

Figura 4.2.6-2 Número de Especies por Familia de Reptiles Durante Ambas Temporadas de

Evaluación

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010, Tes: Testudinata.

A.2 Abundancia y Diversidad

El análisis de abundancia y diversidad considera información cuantitativa obtenida en la evaluación de los transectos de muestreo. En cuanto al análisis de diversidad, este se realiza a nivel de dos escalas, a nivel del área de estudio por su diversidad total (diversidad Gamma) de carácter ecosistémica, y a nivel de cada unidad vegetal a través de su diversidad alfa promedio de carácter local.

En cuanto a anfibios se registró una mayor riqueza en el Bosque denso (Bd) con 27 especies registradas en temporada seca, le sigue el bosque semidenso con pacal con 25 especies registradas en temporada húmeda. En cuanto a la abundancia total registró 578 individuos, de los cuales 309 fueron registrados en temporada húmeda y 269 en temporada seca.

El Bosque semidenso registro la mayor abundancia con 254 individuos registrados (146 y 108 individuos en temporada húmeda y seca respectivamente). Le sigue el bosque denso con 196 individuos (81 y 115 individuos registrados en temporada húmeda y seca). Así mismo, el Bosque denso (Bd) es el que presenta los mayores valores de índice de diversidad total (H’=3.96 bits/ind.), lo cual se justifica con los altos valores de dominancia presentados (1-D= 0.91probits/individuo) indicando que no existe la dominancia de especie alguna, por lo que la distribución de la abundancia en las especies es homogénea (J=0,91); asimismo este bosque presenta los mayores valores de riqueza de especies, con una alta abundancia de la “Rana venenosa de Manu” Ameerega macero con 29 individuos registrados en ambas temporadas de evaluación, especie de hábitat terrestre de ocurrencia frecuente y de hábito insectívoro (Ver Vol. II Anexo 4.2.6-3: Inventario general de especies de anfibios y reptiles registrados en el área de estudio). El menor valor de diversidad total se registró en el Bosque secundario (Bs) con 2.96 bits/ind., con una dominancia de 0.84 probits/individuo y una equidad de 0.89, el cual al mismo

4 15 4 7 5 0 2 4 6 8 10 12 14 16 Testudinidae Phyllodactylidae Eublepharidae Scincidae Tropiduridae Hoplocercidae Teiidae Gymnophtalmidae Polychrotidae Elapidae Leptotyphlopidae Boidae Viperidae Colubridae Te s Sa ur ia Se rp en te s Número de especies

(6)

Figura 4.2.6-3 Número de Especies, e Individuos de Anfibios por Unidad de Vegetación durante Ambas Temporadas 19 16 17 10 81 115 27 25 24 146 108 82 46 26 0 20 40 60 80 100 120 140 160

Húmeda Seca Húmeda Seca Húmeda Seca Húmeda

Bosque Denso Bosque semidenso con

pacal

Bosque ralo con pacal Bosque

secundario

Número de Especies Número de Individuos

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

Sin embargo considerando el esfuerzo de muestreo, que se hizo a través del análisis de los índices de abundancia (número de individuos/transecto) e índice de riqueza (número de especies/transecto); resulta que el bosque semidenso (Bsd) mostró un mayor índice de especies (5 sp/transecto), al mismo tiempo un mayor índice de abundancia (24 indiv/transecto). En cuanto a la diversidad alfa promedio nos muestra una variación no considerable de los rangos de diversidad alfa promedio a nivel de todas las unidades de vegetación identificadas en el área d estudio (Ver Figura 4.2.6-3). El detalle de los valores de riqueza, abundancia y diversidad de las comunidades de anfibios y reptiles por transecto de muestreo dentro de las unidades de vegetación se encuentran en el Vol. II Anexo 4.2.6-5: Índices ecológicos de la comunidad de anfibios y reptiles por unidad de vegetación. (Cuadro 4.2.6-2).

A nivel de unidad muestral, la temporada húmeda mostró una mayor abundancia, esto se debería a la disponibilidad de cuerpos de agua que favorecen la explosión reproductiva de muchas especies sobre todo de las familias Hylidae y Dendrobatidae, asimismo la familia Strabomantidae es conocida por no necesitar estos cuerpos de agua debido a su desarrollo directo (ciclo de vida sin renacuajo) por lo que estaría aportando individuos a los cálculos de abundancia, en ambas temporadas de evaluación.

Cuadro 4.2.6-2 Índices Ecológicos por Unidad de Vegetación Identificadas en el Área de Estudio Unidad de

Vegetación Taxa

Temporada Húmeda Temporada Seca (S) (N) H’ 1-D J (S) (N) H’ 1-D J Bosque Denso Anfibios Total 19 81 3.74 0.90 0.88 27 115 3.96 0.91 0.91 Promedio 7 12 2.48 0.79 0.94 8 16 2.60 0.80 0.91 Reptiles Total 19 29 3.98 0.92 0.94 19 27 4.03 0.92 0.95 Promedio 4 4 1.75 0.69 0.97 3 3 1.52 0.61 0.97 Bosque

Semidenso con Anfibios

Total 25 146 3.76 0.89 0.89 24 108 4.08 0.93 0.89 Promedio 9 24 2.76 0.81 0.89 8 15 2.18 0.68 0.78

(7)

Unidad de

Vegetación Taxa

Temporada Húmeda Temporada Seca (S) (N) H’ 1-D J (S) (N) H’ 1-D J pacal

Reptiles total 10 15 3.19 0.88 0.96 18 32 3.59 0.86 0.86 Promedio 2 3 0.79 0.38 0.58 5 5 1.61 0.59 0.81

Bosque ralo con pacal Anfibios total 16 82 3.25 0.85 0.85 17 46 3.65 0.89 0.89 Promedio 8 21 2.48 0.76 0.86 7 12 2.38 0.77 0.92 Reptiles total 6 23 2.17 0.73 0.84 8 13 2.87 0.85 0.96 Promedio 3 8 1.15 0.46 0.70 2 3 0.95 0.55 0.96 Bosque secundario Anfibios total 10 26 2.96 0.84 0.89 - - - - - Promedio 10 26 2.96 0.84 0.89 - - - - - Reptiles total 3 4 1.50 0.63 0.95 - - - - - Promedio 3 4 1.50 0.63 0.95 - - - - -

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

(S): Número de especies, (N): Número de individuos, H’: índice de Sahnon wierner (bits/individuo, i-D: índice de dominancia de Simpson, J: índice de equidad de Pilou.

En cuanto a reptiles se registró una mayor riqueza en el Bosque denso (Bd) con 19 especies en cada temporada de evaluación. Estos resultados se complementan con la mayor abundancia registrada (29 y 27 individuos en temporada húmeda y seca respectivamente); registrando el mayor valor de índice de diversidad total (3.98 y 4.03 bits/ind en temporada húmeda y seca); una dominancia de 0.92 y 92 respectivamente y finalmente una equidad de 0.94 y 0.95 para cada temporada ya mencionada, lo que nos mostraría que no existe una dominancia de especie alguna en este bosque y una homogeneidad de la distribución de las especies, sustentando la alta diversidad. El menor valor de diversidad lo obtuvo el Bosque secundario, con una diversidad de 1.50bits/ind (Figura 4.2.6-4, Cuadro 4.2.6-2, Ver Vol. II Anexo 4.2.6-5: Índices Ecológicos de la comunidad de anfibios y reptiles).

Figura 4.2.6-4 Número de Especies, e Individuos de Reptiles por Unidad de Vegetación Durante

Ambas Temporadas 19 6 8 3 29 27 19 10 18 12 32 23 13 4 0 5 10 15 20 25 30 35

Húmeda Seca Húmeda Seca Húmeda Seca Húmeda Bosque Denso Bosque semidenso con

pacal

Bosque ralo con pacal Bosque secundario

Número de Especies Número de Individuos

(8)

A.3 Análisis de los patrones de similaridad

El análisis de los patrones de composición de la distribución en las diferentes unidades de vegetación identificadas en el área de estudio, se realizó a través del índice de similitud de Jacard el cual utiliza datos cualitativos para su cálculo, por lo que se espera encontrar diferencias o similitudes en la estructura de las comunidades de reptiles y anfibios correspondientes a las diferentes unidades de vegetación evaluadas.

El análisis de similaridad por unidad de muestreo nos permite discriminar las particularidades de las unidades de vegetación (fisiografía, cuencas diferentes, entre otros) distribuidas en ambos tramos (Tramo Kinteroni 1-Nuevo Mundo y Tramo Pagoreni A-Malvinas) del área de estudio, de acuerdo a la estructura y composición de la comunidad de anfibios y reptiles que albergan. La Figura 4.2.6-5, muestra un primer agrupamiento con una similaridad del 62% de las unidades de muestreo correspondientes al Bosque ralo de pacal (He-03a, He-03b, He-03c), una segunda agrupación con un 50% de similaridad entre las unidades de muestreo (He-02a, He-02c) del bosque semidenso, ambas unidades de vegetación ubicadas en el tramo I (Kinteroni 1-Nuevo mundo), una tercera agrupación con un 55% de similaridad de las unidades muestrales correspondientes al Bosque denso (He-05a, He-06a, He-05c), una cuarta agrupación con un 65% de similaridad lo conforman las unidades de muestreo (He-06b, He-06c) correspondientes al bosque denso, estos últimos ubicados en el tramo II (Pagoreni A- Malvinas). Respecto a la temporada seca se observa un comportamiento similar al de la temporada húmeda, donde los clados tienden a agrupar las unidades de vegetación por tramo, muestra que a pesar de compartir las mismas unidades de vegetación, las unidades por tramo evaluado guardan características propias en las estructuras de su hábitat.

(9)

Figura 4.2.6-5 Similitud de la Composición de la Comunidad de Anfibios y Reptiles por Unidad de

Muestreo (a) Temporada Húmeda, (b) Temporada Seca

En cuanto a los patrones de abundancia de la comunidad de anfibios y reptiles, se puede observar tres agrupaciones, la primera con una similaridad del 75% correspondientes a las unidades de muestreo (He-03a, He-03b) del Bosque ralo con pacal, la segunda agrupación con un 60% de similaridad correspondiente al bosque denso (He-01a) y bosque semidenso (He-01b), y una tercera agrupación correspondiente al bosque semidenso (He-02a, He-02b, He-02c), estas últimas correspondientes al primer tramo de evaluación (Kinteroni 1- Nuevo Mundo). Seguidamente tenemos dos clados que agrupan con un 75% de similaridad las unidades de muestreo (05b, He-06c, He-06b) del bosque denso con pacal, correspondiente al segundo tramo (Pagoreni A-Malvinas). Se puede concluir en cuanto a abundancia, que ambos tramos guardan patrones de similaridad común. (Figura 4.2.6-6).

0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9 ín d ic e d e s im ila ri d a d J a c a rd H e -0 4 a H e -0 2 b H e -0 3 a H e -0 3 c H e -0 3 b H e -0 5 a H e -0 6 a H e -0 5 c H e -0 5 b H e -0 8 a H e -0 7 a H e -0 6 b H e -0 6 c H e -0 7 b H e -0 2 a H e -0 2 c H e -0 1 a H e -0 1 b 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9 Ín d ic e d e s im ila ri d a d d e J a c c a rd H e -0 1 a ' H e -0 6 a ' H e -0 6 c ' H e -0 6 b ' H e -0 1 b ' H e -0 1 c ' H e -0 3 a ' H e -0 7 b ' H e -0 8 a ' H e -0 5 a ' H e -0 2 a ' H e -0 2 b ' H e -0 3 c ' H e -0 5 c ' H e -0 5 b ' H e -0 3 b ' H e -0 2 c ' H e -0 7 a ' (a) (b)

(10)

Figura 4.2.6-6 Similitud en la Abundancia de la Comunidad de Anfibios y Reptiles por Unidad de

Muestreo Evaluada en el Área de Estudio (a) Temporada Húmeda, (b) Temporada Seca

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

El análisis de patrones de similaridad a nivel macro o ecosistémico, considerando los resultados de composición y abundancia de la comunidad de anfibios y reptiles por unidades de vegetación muestra para la comunidad de anfibios una estructura diferenciada para cada unidad de vegetación en diferentes temporadas de evaluación. Las comunidades de anfibios más cercanas son las del Bosque denso (de ambas temporadas de evaluación) y del Bosque semidenso (temporada seca), con una similaridad del 43%, es decir existe una disimilaridad del 57% lo que se explicaría por la existencia de un gran porcentaje de especies especialistas a un tipo particular de hábitat, de la familia Hilydae. Asimismo, guardan una similaridad del 35% el Bosque ralo de pacal en ambas temporadas de evaluación (Brp-Th y Brp-Ts), lo cual apoya una estacionalidad no marcada de la comunidad de anfibios. También se puede observar que la comunidad que habita el Bosque secundario guarda una disimilaridad cercana al 80% respecto a las demás unidades de vegetación, explicado por registrar especies adaptadas a las condiciones de adversas (intensidad luminosa, aumento de temperatura, entre otros) para otros anfibios. La estructura de la comunidad de anfibios del bosque semidenso se muestra constantemente relacionada al Bosque denso. (Figura 4.2.6-7a). Respecto a los patrones de abundancia, se observan dos agrupaciones importantes, la primera conformada por la abundancia de las comunidades de anfibios de los Bosques densos (ambas temporadas) y Bosque semidenso (temporada húmeda) con un 50% de similaridad; asimismo una similaridad del 50% del bosque semidenso con pacal y del Bosque ralo con pacal, ambos en temporada seca. (Figura 4.2.6-7b).

0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9 1 Ín d ic e d e S im ila ri d a d M o ri s ita H e -0 4 a H e -0 8 a H e -0 3 c H e -0 7 b H e -0 3 a H e -0 3 b H e -0 1 a H e -0 1 b H e -0 5 a H e -0 6 a H e -0 5 b H e -0 2 c H e -0 2 a H e -0 2 b H e -0 7 a H e -0 6 b H e -0 5 c H e -0 6 c 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9 Ín d ic e d e s im ila ri d a d d e M o ri s ita H e -0 1 a ' H e -0 6 b ' H e -0 5 b ' H e -0 6 a ' H e -0 6 c ' H e -0 1 b ' H e -0 1 c ' H e -0 7 a ' H e -0 7 b ' H e -0 8 a ' H e -0 5 a ' H e -0 2 a ' H e -0 2 b ' H e -0 3 c ' H e -0 5 c ' H e -0 3 b ' H e -0 2 c ' H e -0 3 a ' (a) (b)

(11)

Figura 4.2.6-7 Similitud de la Comunidad de Anfibios por Unidad de Vegetación Evaluada en el

Área de Estudio: (a) Similitud en Composición-Índice de Jacard (Cualitativa), (b) Similitud en Abundancia-Índice de Morisita (Cuantitativa)

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010, Leyenda:

Bd: Bosque denso; Bsd: Bosque semidenso con pacal; Brp: bosque ralo con pacal; Bs: bosque secundario, Th: Temporada húmeda; Ts: temporada seca.

En cuanto a los patrones de composición y abundancia de reptiles a nivel ecosistémico, no se observa similaridades tanto entre las unidades de vegetación, ni entre las temporadas de evaluación. Esta disimilaridad se encuentra influenciada por el registro de las “serpientes” de la familia Colubridae, que posee hábitos generalistas, no otorgando datos fiables de diferencias o similaridades en la estructura de la comunidad de reptiles por unidad de vegetación, no teniendo algún tipo de preferencia por un hábitat. Como si es el caso de las comunidades de saurios que utilizan hábitats arbóreos o de hojarasca y se especializan en grupos de presas definidos, con micro hábitats dentro de un tipo de bosque determinado. Las disimilaridades se encuentran en los rangos de 70% al 80%. Teniendo el bosque secundario, la mayor disimilaridad en cuanto a la composición de su comunidad de reptiles frente a las demás unidades de vegetación.

En cuanto a la similaridad de la abundancia de la comunidad de reptiles por unidad de vegetación, se observa una similaridad del 65% de los bosques semidenso (temporada seca) y Bosques densos (ambas temporadas); y una similaridad del Bosque semidenso y Bosque ralo con pacal (ambos en temporadas húmeda). Lo que mostraría que la abundancia de reptiles es similar en la mayoría de las unidades de vegetación identificadas en el área de estudio y en ambas temporadas de evaluación. 0 0,8 1,6 2,4 3,2 4 4,8 5,6 6,4 7,2 8 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9 1 S im ila ri ty B s _ T m h B rp _ T m h B rp _ T h B s d _ T h B d _ T m h B d _ T h B s d _ T m h 0 0,8 1,6 2,4 3,2 4 4,8 5,6 6,4 7,2 8 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9 1 S im ila ri ty B rp _ T m h B s _ T m h B s d _ T h B rp _ T h B s d _ T m h B d _ T m h B d _ T h Bs _T h Br p_ Th Br p_ Ts Bs d_ Ts Bd _T h Bd _T s Bs d_Th Br p_ Th Bs _T h Bs d_ Ts Br p_ Ts Bs d_Th Bd _T h Bd _T s (a) (b)

(12)

Figura 4.2.6-8 Similitud de la Comunidad de Reptiles por Unidad de Vegetación Evaluada en el

Área de Estudio: (a) Similitud en Composición-Índice de Jacard (cualitativa), (b) Similitud en Abundancia-Índice de Morisita (Cuantitativa)

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010 Leyenda:

Bd: Bosque denso; Bsd: Bosque semidenso con pacal; Brp: bosque ralo con pacal; Bs: bosque secundario Th: Temporada húmeda; Ts: temporada seca.

A continuación se describirán las comunidades de anfibios y reptiles por unidad de vegetación en función de su composición, riqueza, abundancia y diversidad.

B. Por Unidad de Vegetación B.1 Bosque denso (Bd)

Este bosque presenta un dosel entre los 15 m hasta los 35 m de altura. El sotobosque está compuesto de especies representativas de Arecaceae, Araceae, Pteridophyta y Fabaceae. El estrato medio se encuentra dominado por “requia” Guarea guidonia, “pona” Iriartea deltoidea, “shimbillo” Inga sp, “copal” Protium sp y el estrato superior dominado por la “lupuna” Ceiba pentandra, “catahua” Hura crepitans, “copaiba” Copaifera reticulata, “mashonaste” Clarisia racemosa y “cedro” Cedrela odorata.

Se registró en ambas temporadas de evaluación un total de 63 especies entre anfibios y reptiles (32 anfibios y 31 reptiles), agrupados en 08 y 09 familias de anfibios y reptiles respectivamente. La familia más representativa para anfibios fue Hylidae (11 especies) y para reptiles fue Colubridae con 14 especies (Figura 4.2.6-7). En temporada húmeda se registraron 38 especies (19 anfibios y 19 reptiles) y en temporada seca se registraron 46 especies (27 de anfibios y 19 de reptiles). Con un total de 08 familias de anfibios y 09 familias de reptiles.

0 0,8 1,6 2,4 3,2 4 4,8 5,6 6,4 7,2 8 0 0,12 0,24 0,36 0,48 0,6 0,72 0,84 0,96 S im ila ri ty B s _ T m h B s d _ T h B d _ T h B d _ T m h B s d _ T m h B rp _ T m h B rp _ T h 0 0,8 1,6 2,4 3,2 4 4,8 5,6 6,4 7,2 8 0,32 0,4 0,48 0,56 0,64 0,72 0,8 0,88 0,96 S im ila ri ty B s d _ T h B d _ T m h B d _ T h B s _ T m h B s d _ T m h B rp _ T m h B rp _ T h (a) (b) Bs _T h Bs _T h Bs d_ Ts Bd _T s Bs d_Th Bs d_ Ts Bd _T s Bd _T h Bd _T h Bs d_Th Br p_T h Br p_ Ts Br p_ Th Br p_ Ts

(13)

Figura 4.2.6-9 Riqueza de Anfibios y Reptiles Totales por Familias Registradas en el Bosque Denso 1 1 1 2 2 2 3 5 14 1 1 1 2 4 5 7 11 0 2 4 6 8 10 12 14 16 LeptotyphlopidaeHoplocercidae EublepharidaeViperidae GymnophtalmidaeBoidae Teiidae PolychrotidaeColubridae Aromobatidae CeratophryidaeCaecilidae Bufonidae Dendrobatidae Leptodactylidae StrabomantidaeHylidae R EP TIL ES AN FIB IO S Número de especies

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

Los anfibios estuvieron representados en

temporada húmeda por 07 familias distribuidas en dos órdenes (Anura y Caudata). La familia con mayor riqueza específica fue Strabomantidae con 6 (32%) especies, y las familias con menor riqueza fueron Aromobatidae y Plethodontidae ambas representadas por una especie (Figura 4.2.6-7, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). Se registraron 81 individuos y una diversidad total de 3,74 bits/individuo, no existe especie alguna totalmente dominante (1-D=0.9) (J=0,88) (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). Entre las especies más abundantes encontramos a la

“rana venenosa” Ameerega macero

(Foto 4.2.6-2), rana que forrajea usualmente entre la hojarasca del bosque en busca de “avispas” himenópteros y pequeños Colémbolos, además necesita de cuerpos de agua loticos (ríos) para su reproducción, y la “rana de lluvia” Pristimantis toftae de desarrollo directo (ausencia de renacuajo), esta especie necesita de una humedad relativa alta para mantenerse activa, por lo que pueden prescindir de agua o charcos para su reproducción. Estas condiciones las otorga un bosque con buena cobertura vegetal, que produzca humedad en el suelo, como el bosques denso (Bd). La especie de “rana de lluvia” Oreobates quixensis tuvo una alta ocurrencia en los transectos evaluados, aunque su abundancia de registro fue baja (un solo individuo). Asimismo, cabe destacar la presencia de la “rana venenosa” Ranitomeya vanzolini, comúnmente registrada en el lado mas oriental peruano (frontera con Brasil), y aunque la cuenca del Rio Urubamba esta dentro de su

Foto 4.2.6-2 “Rana Venenosa” Ameerega

macero, una de las especies más abundante

(14)

Durante la temporada seca, se registraron 8 familias distribuidas en tres órdenes (Anura Caudata y Gymnophiona). La familia con mayor riqueza específica correspondió a las “ranas arborícolas” Hylidae, con 10 (37%) especies. Las familias con menor riqueza fueron Aromobatidae, Plethodontidae y Caecilidae todas estas representadas por una especie. La riqueza de la familia Hylidae se explica por la presencia cercana de cuerpos de agua (charcas, entre otras) a la ubicación de las unidades de muestreo. Es conocida la necesidad de estas especies de cuerpos de agua cercanos para la actividad reproductiva y por la oportunidad de alimento como insectos voladores, dieta principal de las ranas de esta familia (Duellman y Trueb, 1986). A pesar de esto, la “rana venenosa” Ameerega macero (familia dendrobatidae) obtuvo una alta abundancia, pues la temporada seca mantiene en menor grado las condiciones de humedad relativa dentro del bosque. La presencia de especies como Ameerega picta y Phyllomedusa tomopterna, son raras, por lo que enriquecen el inventario de especies de la cuenca del Urubamba. (Figura 4.2.6-7, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). Se registraron 115 individuos, y una diversidad de 3,96 bits/individuo, debiéndose esta alta diversidad a una baja dominancia de especies (1-D=0,91) (J=0,91) (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). La especie más abundante fue Pristimantis fenstratus con 24 individuos registrados, esta especie utiliza las playas y riveras de quebrada como micro hábitat.

Los Reptiles estuvieron representados en temporada húmeda por 2 órdenes (Sauria y Serpentes), con una abundancia de 29 individuos, con una diversidad de 3,98 bits/individuo, con una dominancia de 0,92 y una equidad de 0,94 (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). La especie con mayor abundancia fue el “saurio arbóreo” Anolis trachyderma, (Foto 4.2.6-4) según inventarios es frecuentemente registrado en la cuenca del Urubamba. Las especies de reptiles registradas en este bosque, ocuparon tres microhabitats dentro del bosque: el arbóreo, de hojarasca y acuático.

Durante la temporada seca se registró 2 órdenes (Sauria y Serpentes) con una abundancia de 27 individuos, con una diversidad de 4,03 bits/individuo, con una dominancia de (1-D=0,92) y una equidad de 0,95. El saurio Anolis trachyderma (Foto 4.2.6-3) es el mas abundante. Asimismo, el Bosque denso es la única que presenta los registros de “saurios arbóreos” Enyaloides laticeps y Anolis bombiceps, el primero es usualmente registrado en los inventarios de la Amazonia baja del norte del Perú, aunque su rango de distribución abarca el sur del Perú, se considera un registro no usual en este lado amazónico (Duellman, 2005).

(Figura 4.2.6-7, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo).

No se encontró diferencia significativa de la comunidad de anfibios evaluadas en las temporadas de muestreo (t=-0,57; P=0,57). De la misma manera para la comunidad de reptiles (t= 0,25, P= 0,81). Siempre mostro una estructura en las comunidades de anfibios fuertemente ligada al Bosque semidenso.

Foto 4.2.6-3 “Saurio arbóreo” Anolis trechyderma, una de las especies más abundante registradas en bosque denso.

(15)

B.2 Bosque semidenso (Bds)

El bosque presenta un dosel entre los 12 m hasta los 40 m de altura. El sotobosque presenta especies representativas de la familia Marantaceae, Arecaceae y Fabaceae, la superficie del suelo presenta una gran cantidad de hojarasca de árboles y principalmente de ¨paca¨, filtrando el agua pluvial y evitando la erosión del terreno. El estrato medio se encuentra dominado por “chimicua” Pseudolmedia laevis, “cumala” Iryanthera juruensis, “chomisato” Himatanthus sucuuba, entre otras. Se registró en ambas temporadas, un total de 58 especies distribuidas en 10 Familias de anfibios y 11 de reptiles. La familia de anfibios con mayor riqueza de especies fue Hylidae con 13 especies, en el caso de reptiles la familia con mayor riqueza de especies fue colubridae con 6 especies

(Figura 4.2.6-10). Se identificaron 35 especies en temporada húmeda, de los cuales 25 son anfibios

(74%) y 10 son especies de reptiles (26%), mientras que durante la temporada seca se registraron 42 especies, 24 de anfibios (57%) y 18 de reptiles (43%).

Figura 4.2.6-10 Riqueza de Anfibios y Reptiles Totales por Familias Registradas en el Bosque

Semidenso 1 1 1 1 1 1 1 3 3 3 6 1 1 1 1 1 2 2 3 11 13 0 2 4 6 8 10 12 14 Boidae Elapidae EublepharidaeHoplocercidae Testudinidae TropiduridaeViperidae GymnophtalmiPolychrotidae Teiidae Colubridae CeratophryidaLeiuperidae LeptodactylidaMicrohylidae PlethodontidaeAromobatidae Bufonidae DendrobatidaeStrabomantida Hylidae RE PT ILE S AN FIB IO S Número de especies

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

Los Anfibios en temporada húmeda registraron 10 familias distribuidas en 2 órdenes. La familia

con mayor riqueza específica fue Strabomantidae, con 9 (36%) especies, y las familias con menor riqueza fueron Bufonidae, Ceratoprhyidae, Leiuperidae, Leptodactylidae, Microhylidae y Plethodontidae todas representadas por una especie (Figura 4.2.6-8, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). Se registraron 25 especies, una abundancia de 146 individuos, y una diversidad con valores de 3.76 bits/individuo con una dominancia (1-D=0.89) y una equidad de 0.89 (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). Las especies mas frecuentes fueron la “rana” Leptodactylus andreae, rana que forrajea usualmente entre la hojarasca del bosque, además necesita de cuerpos de agua lenticos para su reproducción, y la más abundante con 34 individuos fue la “rana de lluvia” de desarrollo directo Pristimantis toftae, esta especie necesita de una humedad relativa alta para mantenerse activa

(16)

cuenca de los ríos Tambopata y Madre de Dios, por sus hábitos esta asociada a los parches de Paca (Chusquea spp) de estos bosques, no fueron abundantes pero si las de mayor ocurrencia a pesar de que la cuenca del Rio Urubamba esta dentro de su distribución, sus registros son escasos, por lo que se le considera un registro raro. Otra especie que solo fue registrado a través de un solo individuo, es “rana cornuda” Ceratophrys cornuta, especie que no forrajea como la mayoría de anuros, sino que embosca a su presa esperándola bajo tierra, por lo que necesita que existan adecuadas condiciones de humedad bajo el suelo (Duellman y Lizana, 1994), por lo que hace presumir que la cobertura de los bosques en esta locación es importante para la presencia de algunas especies que necesitan condiciones adecuadas de humedad en el suelo.

Aunque las especies de la familia Strabomantidae no fueron registradas frecuentemente, es conocido su desarrollo directo (ausencia de renacuajo), por el cual no necesitan de cuerpos de agua o charcos de agua para su reproducción, siendo muy exigentes con la húmedad ambiental para mantener el buen estado de su piel y viabilidad de sus huevos en temporada reproductiva, por lo que su presencia evidencia adecuadas condiciones de humedad dentro del bosque semidenso para la presencia de anfibios.

Durante la temporada seca, se identificó 2 órdenes y 8 familias. La familia con mayor riqueza específica fue la de ranas arborícolas Hylidae, con 9 (37.5%) especies, y las familias con menor riqueza fueron Leiuperidae, Leptodactylidae y Plethodontidae todas estas representadas por una especie (Figura 4.2.6-8, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). Se registraron 24 especies, una abundancia de 108 individuos y una diversidad de 4.08 bits/individuos, una dominancia de (1-D=0.93) y una equidad de (J= 0.89) (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). La presencia de muchas especies de la familia Hylidae se explica por las zonas húmedas cercanas a las agrupaciones de Paca, facilitando su actividad reproductiva, oportunidad de recurso que ofrecen dichos cuerpos de agua. Es así como s e registraron a la mayoría de los 15 individuos de la “rana arborícola” Osteocephalus castaneicola (cercanos a cuerpos de agua o trepados en plántulas de Paca), siendo la especie mas abundante. La presencia de especies como Osteocephalus mimeticus y Osteocephalus taurinus, es remarcable debido a que completan casi en su totalidad las especies registradas para este género en la cuenca del Urubamba.

Los Reptiles, durante la temporada húmeda registraron 2 órdenes (Sauria y Serpentes), una

riqueza de 10 especies, una abundancia de 15 individuos y una diversidad de 3.19 bits/individuo, una dominancia de (1-D=0.88) y una equidad de (J=0.96). La especie con mas ocurrencia fue el “saurio arbóreo” Anolis trachyderma, siendo frecuentemente registrado en la mayoría de zonas en la cuenca del Urubamba. Las especies de reptiles registradas, ocuparon tres microhábitats dentro del bosque: el arbóreo, de hojarasca y acuático. Aunque no fue igual de frecuente tuvo una alta abundancia el saurio Kentropyx pelviceps, siendo importante y frecuente sus avistamientos en este tipo de bosques.

Durante la temporada seca, se registró 3 órdenes (Sauria, Serpentes y Testudinata), una riqueza de 18 especies, una abundancia de 32 individuos y una diversidad de 3.59 bits/individuo con una dominancia de (1-D=0.86) y una equidad de (J=0.86). Siendo el saurio Anolis trachyderma el mas abundante (10 individuos) y mas ocurrente en este bosque semidenso, los microhabitats utilizados por los reptiles durante esta evaluación fueron el arbóreo, de hojarasca y acuático. Aunque no es posible determinar la causa, fue la única unidad de vegetación en donde se registro a la tortuga “Motelo” Chelonoidis denticualta y a la serpiente “coral” Micrurus obscuru.s (Figura 4.2.6-8, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo).

(17)

En el caso de los reptiles, se registró en su mayoría especies en estadio juvenil, esto se explica debido al periodo reproductivo ya que es conocida que la mayoría de especies de reptiles tiene sus periodos reproductivos durante la temporada húmeda. Por tanto los nacimientos ocurren en la temporada seca, aunque no se registro ninguna hembra grávida durante la estación seca.

No se encontró diferencia significativa de la comunidad de anfibios (t=-1.36, P=0.21) y reptiles (t= 0.87, P= 0.40) registrados en ambas temporadas de evaluación.

B.3 Bosque Ralo con pacal (Brp)

Presenta algunos árboles emergentes, caracterizado por tener a la ¨paca¨ como vegetación predominante, debido a la pendiente ligeramente plana y suelo profundo que facilita el crecimiento vegetativo de sus rizomas y futuros tallos. El sotobosque presenta algunas especies representativas de la familia Araceae, Poaceae y Fabaceae. La superficie del suelo presenta una gran cantidad de hojarasca de ¨paca¨, filtrando el agua pluvial y evitando la erosión del terreno.

En total, en ambas temporadas, se registraron 35 especies entre anfibios (24) y reptiles (11). De los cuales la familia de anfibios con mayor registro de especies fue Hylidae (11 especies). En el caso de reptiles, la familia con mayor riqueza de especies fue Teiidae y Colubridae (3especies cada una). (Figura 4.2.6-11).

Figura 4.2.6-11 Riqueza de Anfibios y Reptiles por Familias Registradas en el Bosque Ralo con

Pacal

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010

Anfibios, estuvieron representados en temporada húmeda por 08 familias perteneciente al orden

Anura. La familia con mayor riqueza específica fue Hylidae, con 8 (50%) especies, y casi todo el resto de las familias como Aromobatidae, Bufonidae, Dendrobatidae, Leiuperidae, Leptodactylidae y Plethodontidae estuvieron representadas por una especie (Figura 4.2.6-9, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). Registró una riqueza de 16 especies, una abundancia de 82 individuos y una diversidad de 3.25 bits/individuo, una

(18)

que presentó una mayor abundancia (29 individuos), esta rana al igual que muchas especies de la familia Hylidae es principalmente nocturna y puede cantar durante todo el año alrededor de charcas permanentes o temporales y puede estar dentro de bosques como en áreas intervenidas. Su fisiografía (pendiente plana) propicia la formación de charcas después de las lluvias, creando un ambiente óptimo para las “ranas arborícolas” de la familia Hylidae.

Durante la temporada seca, se registraron 46 individuos distribuidos en 17 especies y 6 familias distribuidas en 2 órdenes. Se presenta una diversidad de 3.65 bits/individuo y una dominancia de (1-D=0.89) y una equidad de igual valor. (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles). La familia con mayor riqueza específica fue nuevamente la de “ranas arborícolas” Hylidae, con 8 (47%) especies, y las familias con menor riqueza fueron Bufonidae, Dendrobatidae, Leptodactylidae y Plethodontidae todas estas representadas por una especie (Figura 4.2.6-9, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). La especie más abundante y ocurrente fue la rana de desarrollo directo Pristimantis toftae (11 individuos), rana que habita generalmente en la hojarasca del bosque, no necesitando la presencia de cuerpos de agua para su desarrollo.

Reptiles, durante la temporada húmeda se registraron 23 individuos distribuidos en 06 especies,

2 órdenes (Sauria y Serpentes). Presentó una diversidad de 2.17 bits/individuo, una dominancia (1-D=0.73) y una equidad de (J=0.84). La especie con mayor abundancia (08 individuos) y ocurrencia fue el saurio terrestre y corredor Kentropyx altamazonica, frecuentemente registrado en la mayoría de zonas en la cuenca del Urubamba. Las especies de reptiles ocuparon dos microhábitats dentro del bosque: el arbóreo y el de hojarasca.

Durante la temporada seca, se registró 13 individuos distribuidas en 08 especies, en 2 órdenes (Sauria y Serpentes). La diversidad fue de 2.87 bits/individuo, una dominancia de (1-D=0.85) y una equidad de (J=0.96). El saurio más abundante fue Mabuya nigropunctata (el único saurio ovovivíparo registrado en este estudio), los microhábitats utilizados fueron el arbóreo y el de hojarasca (Figura 4.2.6-9, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). El registro de una mayoría de especies en estadio juvenil, se debería al periodo reproductivo durante la temporada más húmeda (húmeda), incubando sus huevos, con ocurrencia de nacimientos en temporada seca.

No se encontró diferencia significativa de la comunidad de anfibios (t=-0.20; P=0.85) y reptiles (t= -1,94, P= 0,12) registrados en ambas temporadas de evaluación.

B.4 Bosque Secundario (Bs)

Bosque con vegetación secundaria propia de áreas intervenidas. El sotobosque presenta algunas especies representativas de la familia Meliaceae, Euphorbiaceae, Fabaceae, Annonaceae y Moraceae. Y el estrato medio se encuentra dominado por especies de generó Trichilia, Inga, Myrcia y Cecropia, y el estrato superior dominado por Requia (Trichilia sp.) y Croton matourencis entre otros.

Anfibios, se registraron 26 individuos distribuidos en 10 especies, 04 familias del orden Anura. La

familia con mayor riqueza específica fue Hylidae, y la familia con menor riqueza fue Bufonidae, representada por una sola especie (Figura 4.2.6-9, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). La diversidad registrada en este bosque secundario fue de 2.96 bits/individuos, una dominancia de (1-D=0.84) y una equidad de (J=0.89). Las especies

(19)

mas abundantes fueron la “rana arborícola” Dendropsophus minutus (5 individuos) y Scinax garbei (7 individuos), esta rana al igual que muchas especies de la familia Hylidae es principalmente nocturna. (Vol. II Anexo 4.2.6-5: índices ecológicos de Anfibios y Reptiles).

Reptiles, se registraron 04 individuos distribuidos en 03 especies, 03 familias en 2 órdenes (Sauria

y Serpentes) (Figura 4.2.6-9, Vol. II Anexo 4.2.6-4: Especies de anfibios y reptiles registrados en transectos de muestreo). La diversidad calculada fue de 1.50 bits/individuo, sin dominancia de alguna especie (1-D= 0.63) y una distribución homogénea de las especies (0.95).

Figura 4.2.6-12 Riqueza de Anfibios y Reptiles por Familias Registradas en el Bosque Secundario

Fuente: Walsh Perú S.A., 2010.

4.2.6.3 ESPECIES PROTEGIDAS POR LA LEGISLACIÓN NACIONAL

Ninguna de las especies registradas en el presente estudio se encuentra incluida en alguna categoría de protección nacional (D.S 043-2006).

4.2.6.4 ESPECIES INCLUIDAS EN CATEGORÍAS DE CONSERVACIÓN INTERNACIONAL

Se registraron especies 09 especies (06 anfibios y 03 reptiles) consideradas dentro del apéndice II de la Convención Internacional para el Trafico y Comercio de Especies Silvestres (CITES), que protege mediante estos apéndices a todas las especies de la familia Dendrobatidae, Boidae y algunas de la familia Aromobatidae, las que suelen ser apreciadas como mascotas alrededor del mundo. No se registraron especies consideradas dentro de alguna categoría de amenaza en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). (Ver Cuadro 4.2.6-3).

Las especies Ranitomeya biolat y Ranitomeya vanzolini tienen distribucion relativamente restringida y aunque se encuentran protegidas dentro de Parques o Reservas Nacionales, la variacion en factores climatico, asi como la fisiografia de los bosques que habitan podrían hacer cambiar su estado poblacional.

(20)

Cuadro 4.2.6-3 Especies Incluidas en las Categorías de Conservación Internacional Grupo

Taxonómico Familia Especie Nombre Común IUC

N

C

IT

ES

Temporada

Húmeda Temporada Seca Unidad

de Muestreo de Muestreo Unidad

Anfibia

Aromobatidae Allobates femoralis Rana venenosa - II He-04a, He-05a, He-06a He-01a, He-02a, He-01b' y He-01a'

Dendrobatidae Ameerega hahneli Rana venenosa - II He-03a y He-03b He-01a, He-02b, He-02a' y He-03c'

Dendrobatidae Ameerega macero Rana venenosa de Manu - II

He-01a, He-02a, He-01b, He-02b, He-07a, He-05a, He-05c, He-06a, He-06b, He-06c He-01b', He-01a', He-05a', He-05c', He-06a', He-06b' He-06c'

Dendrobatidae Ameerega picta Rana venenosa de manchas - II - He-05c'

Dendrobatidae Ranitomeya biolat Rana venenosa de la Paca - II He-07a -

Dendrobatidae Ranitomeya vanzolini Rana venenosa moteada - II He-05c -

Reptil

Boidae hortulanus Corallus Boa arboricola - II He-06a He-02b' y He-01b'

Boidae Epicrates cenchria Boa arco iris - II He-05a He-06b' y He-06c'

Colubridae Clelia clelia Afaninga negra - II - He-03b' y He-05b'

Fuente: Walsh Peru 2010

4.2.6.5 ESPECIES ENDÉMICAS NACIONALES

Se registraron 5 especies (todos anfibios) que debido a su distribución restringida es apropiado considerarlas como endémicas, de estas solo una de ellas esta distribuida únicamente en Perú. A continuación se describen algunas características ecológicas sobre las mimas:

Ameerega macero: se encuentra registrada en la región sureste de Perú, en las cuencas de los Ríos Urubamba, Madre de Dios y Purús, dentro del Parque Nacional Manu, Zona Reservada Alto Purús y Santuario Nacional Megantoni. Además en el Parque Nacional Sierra divisor y la Reserva Etrativista do Alto Jurúa en Acre, Brasil, es posible registrarlo entre los 400 y los 1,000 msnm (Rodríguez y Myers, 1993).

Ranitomeya biolat: registrada para los cuencas amazónicas bajas en las regiones Cusco y Madre de Dios (Perú), además de algunas localidades en la frontera de Bolivia y Perú, altitudinalmente se le puede registrar entre los 200 y los 300 msnm (Morales, 1992).

Ranitomeya vanzolini: especie registrada para las regiones de Pasco, Huánuco y Ucayali en la zona centro-oriental de Perú, altitudinalmente es posible registrarla entre los 200 y 300 msnm (Myers, 1982).

Osteocephalus castaneicola: (Foto 4.2.6-4) especie recientemente

descrita, distribuida en las regiones bajas de Cusco y Madre de Dios (Perú) así como en el departamento de Pando al norte de Bolivia. Registrada dentro del Santuario Nacional Megantoni, desde los 200 hasta los 600 msnm (Moravec et.al., 2009).

Foto 4.2.6-4 Osteocephalus

casteneicola, endémica

(21)

Osteocephalus mimeticus: esta rana arborícola es la única de esta lista que se encuentra únicamente en el Perú, registrada en las regiones de San Martin, Pasco, Huánuco, Junín y Cusco, generalmente perchado en vegetación asociada a quebradas de torrente rápido, ubicadas en bosques premontanos, desde los 500 hasta los 1,500 msnm (Jungfer, 2010).

Cuadro 4.2.6-4 Información de las Especies Endémicas Nacionales

G ru po T ax on ómic o O rd en Fa mil ia Es pe ci e N omb re c omú n N omb re lo ca l D is tr ib uc n G eo gr áf ic a Ti po d e R eg is tr o Unidad de muestreo Temp or ad a Ev al ua ci ón H S An fib ia An ur a Dendroba

tidae Ameerega macero

Rana venenosa de Manu Macero Sur de Perú, estado de Acre, Brasil Visual

01a, 02a, 01b, 02b, He-07a, He-05a, He-05c, He-06a, He-06b

y He-06c,, He-01b', He-01a', He-05a', He-05c', He-06a', He-06b' y He-06c'

X X

Dendroba

tidae Ranitomeya biolat

Rana venenosa de la Paca Macero Sur de Perú y en un localidad en la región norte de Bolivia Visual He-07a X Dendroba

tidae Ranitomeya vanzolini venenosa Rana Macero

Región centro – oriental de Perú (Región Pasco, Huánuco y Ucayali) y algunas regiones adyacentes en Brasil Visual He-05c X

Hylidae s castaneicola Osteocephalu

Rana arborícola

de la Castaña

Tonoanto de Perú y norte de Regiones del sur Bolivia

Visual, Auditiv o

01b, 02a, 02b, 02c, 06c, 03a, 03b y 03c, 02b', 02a', 02c', 01b', 03b', 08a', 01a', 05a' y

He-06b'

X X

Hylidae Osteocephalus mimeticus arboricola Rana Tonoanto

Regiones premontanas desde el norte hasta el sur de

Perú

Visual He-01c' y He-06b' X

Fuente: Walsh Peru 2010

H: Temporada húmeda, S:Temporada seca

4.2.6.6 ESPECIES EMPLEADAS POR LAS POBLACIONES LOCALES

Se registró el uso de 4 especies (1 anfibio y 3 reptiles) usadas por parte de la población local (Ver Cuadro 4.2.6-5). La rana “Pointo” Leptodactylus pentadactylus es reconocida a través de su canto por los pobladores que las capturan dentro de sus madrigueras para consumirlos como alimento a manera de “sopas” o vaporizado dentro de hojas de “plátano” Heliconia spp. Las “boas” Corallus hortulanus y Epicrates cenchria son capturadas en muchas ocasiones para evitar su mordedura, después de matarlas, el tejido adiposo de estas es extraído y aplicado a manera de frotación para aliviar males reumáticos y óseos. La tortuga “Motelo” Chelonoidis denticulata es una especie apreciada por los pobladores locales por su carne, esta tortuga es capturada a través de registros ocasionales dentro de los bosques, luego de matarla es consumida a través de “sopas”.

Las especies utilizadas por parte de la población local, en general, son capturadas ocasionalmente por los pobladores, y son aprovechadas de acuerdo al conocimiento empírico hacia estas.

(22)

Cuadro 4.2.6-5 Especies de Anfibios y Reptiles Reconocidas por la Población local en el Área del

Estudio

Grupo Taxonómico Especies Nombre Común

Usos Temporada de Evaluación

Alim en tac n M ed ici na Afr od isí ac o Co m er cio Húmeda Seca

Anfibia Leptodactylus pentadactylus Pointo X X

Reptil

Corallus hortulanus Boa arboricola X X X

Epicrates cenchria Boa arco iris X X X

Chelonoidis denticulata Motelo X X

Total 2 2 0 0 2 4

Fuente: Walsh Peru 2010

4.2.6.7 ESPECIES PRIORITARIAS PARA EL MONITOREO

Ameerega macero.- esta especie de la familia de ranas venenosas Dendrobatidae, fue registrada frecuentemente en ambas temporadas, además de tener una distribución relativamente restringida, esta especie necesita de una buena cobertura y un suelo cubierto totalmente por materia orgánica para su presencia en alguna locación (Rodríguez y Myers, 1993), se recomienda su monitoreo en los Bosques densos y semidensos.

Pristimantis toftae.- esta especie de rana fue registrada con mucha abundancia en la mayoría de locaciones, al necesitar de una buena cobertura para que otorguen la humedad necesaria la suelo para el desarrollo de los huevos que depositan sobre este, se propone el monitoreo de esta especie en toda el área de estudio, pues su presencia hace suponer un buen estado de conservación de vegetación arbórea en la zona.

Osteocephalus castaneicola.- esta especie fue registrada sobre bromeliáceas o cercano a parches de Paca en los bosques semidensos, aunque según su descripción sol preferiría los arboles de castaña, en la cuenca del Urubamba utiliza los microhábitats mencionados para percharse, debido al desarrollo de sus larvas sobre brácteas (Moravec, 2009), se le considera en el presente estudio una especie que indica la presencia de cobertura vegetal suficiente para generar humedad sobre los estratos medios del bosque, se recomienda le monitoreo de esta especie en los Bosques semidensos.

Ranitomeya biolat.- aunque solo hubo un registro de esta especie y durante la época húmeda, este registro se dio probablemente pro la presencia de una población de esta especie en los bosques semidensos del área de estudio, además, debido a su conocida preferencia por la humedad dentro de los tallos de las plantas de Paca para su reproducción, se recomienda el monitoreo de esta especie tanto en los Bosques semidensos como en el Bosque ralo con pacal.

Anolis trachyderma.- este saurio arborícola fue comúnmente registrado en toda el área de estudio siempre perchado sobre ramas de arbustos o troncos de árboles, se recomienda su monitoreo en todas las unidades de vegetación como indicador de la presencia de microhábitats arbóreos dentro de cualquier tipo de bosque.

(23)

Ameiva ameiva.- este saurio fue registrado cercano al as zonas alteradas del Bosque ripario de paca, es conocida su adaptabilidad e incursiona usualmente en zonas deforestadas, agrícolas e incluso en construcciones humanas, es necesario el monitoreo de esta especie dentro de las unidades de vegetación, pues su presencia indicaría un factor de alteración dentro del bosque, es considerado indicador de zonas alteradas.

4.2.6.8 CONCLUSIONES

Las familias de anfibios que registró una mayor riqueza de especies en ambas temporadas de evaluación fueron las “ranas arborícolas” Hylidae y de “ranas de lluvia” con desarrollo directos correspondiente a la familia Strabomantidae, que se explicaría por el alto número de refugios ideales y microhábitats para su reproducción.

La familia de reptiles que mayor riqueza presentó fueron las serpientes Colubridae. Y las que presentaron mayor abundancia fueron los “saurios corredores” Teiidae y de “saurios arborícolas” Polychrotidae fueron los más abundantes, sin embargo la que más especies presento fue la familia de serpientes Colubridae.

Los Bosques denso y bosque semidenso mostraron una mayor riqueza de especies indicadoras como poco comunes, mostrando una alta importancia para la diversidad y conservación de herpetofauna en el área de estudio. Fueron, además, las que mayor riqueza de especies mostraron tanto para anfibios como para reptiles, sin embargo la desigualdad entre el número de individuos de ciertas especies con respecto a otras registradas en la zona no les permiten tener mayores valores de diversidad.

No hubo diferencias significativas en cuanto a la riqueza o tasa de registro de especies entre las unidades de vegetación par amabas temporadas, lo que describe una homogénea composición e grupos de especies dentro de cada unidad de vegetación.

Por el contrario, la estructura de comunidades sobre todo de anfibios, muestra una clara similitud entre las comunidades registradas en los Bosques densos y semidensos del área de estudio. Para el Bosque denso, se registró en ambas temporadas un total de 63 especies entre anfibios y reptiles (32 anfibios y 31 reptiles). Con un total de 08 familias de anfibios y 09 familias de reptiles. En temporada húmeda se registraron 38 especies (19 anfibios y 19 reptiles), de las cuales para el caso de anfibios las especies mas abundantes fueron la “rana venenosa” Ameerega macero y la “rana de lluvia” Pristimantis toftae; y en temporada seca se registraron 46 especies (27 de anfibios y 19 de reptiles) donde para anfibios la más importante fue Pristimantis fenstratus con 24 individuos registrados.

En el Bosque semidenso con pacal se registró en ambas temporadas, un total de 57 especies distribuidas en 10 Familias de anfibios y 11 de reptiles. Se identificaron 35 especies en temporada húmeda, de los cuales 25 son anfibios (74%), donde la mas abundante fue la “rana de lluvia” de desarrollo directo Pristimantis toftae; 10 son especies de reptiles (26%). Para la temporada seca se registraron 42 especies, 24 de anfibios (57%) y 18 de reptiles (43%), la “rana arborícola” Osteocephalus castaneícola fue la especie más abundante para los primeros.

(24)

En el caso de los reptiles, la especie más abundante en los bosques densos y semidenso con pacal fue el “saurio arbóreo” Anolis trachyderma, presentándose durante las dos temporadas evaluadas. En el Bosque ralo con pacal se registró en ambas temporadas un total de 35 especies (24 especies de anfibios distribuidas en 08 familias y 11 especies de reptiles distribuidas en 06 familias). En temporada húmeda se registraron 34 especies (22 especies de anfibios y 16 especies de reptiles), donde las especie H. fasciatus fue la más abúndate para los anfibios y la especie Kentropyx altamazonica la mas abúndate para reptiles; en temporada seca se registraron 25 especies (17 de anfibios y 8 de reptiles), Pristimantis toftae fue la especie de anfibios mas abúndate y Mabuya nigropunctata para reptiles.

Para el Bosque secundario, la evaluación solo fue durante la temporada húmeda, registrándose en anfibios, 26 individuos distribuidos en 10 especies, 04 familias del orden Anura. La familia con mayor riqueza específica fue Hylidae, y la familia con menor riqueza fue Bufonidae, representada por una sola especie. Las especies más abundantes fueron la “rana arborícola” Dendropsophus minutus (5 individuos) y Scinax garbei (7 individuos), y para reptiles, se registraron 04 individuos distribuidos en 03 especies, 03 familias en 2 órdenes (Sauria y Serpentes).

En cuanto a los patrones de similaridad en las diferentes unidades de vegetación, se tiene que las comunidades de anfibios y reptiles más cercanas son las del Bosque denso (de ambas temporadas de evaluación) y del Bosque semidenso (temporada seca), con una similaridad del 43%, es decir existe una disimilaridad del 57%, lo que se explicaría por la existencia de un gran porcentaje de especies especialistas a un tipo particular de hábitat, de la familia Hilydae. El bosque secundario presenta una disimilaridad marcada (80%) respecto a la comunidad de anfibios y reptiles de las demás unidades de vegetación.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...