Guerra Irán-Irak. 1. Causas de la guerra. a) Causas a largo plazo.

Texto completo

(1)

Guerra Irán-Irak.

1. Causas de la guerra.

a) Causas a largo plazo.

Desde siglos atrás, Irán e Irak reclamaban territorios vecinos. El área más importante es el Shatt al Arab, una zona rica por ser la desembocadura de dos ríos el Éufrates y Tigris, en una zona prácticamente desértica.

Durante años se intentan realizar tratados para dividir el territorio equitativamente, pero no se consigue.

-Causa religiosa:

Irán poseía una mayoría de musulmanes chiitas, e Irák visualizaba con temor la posibilidad de que esta oleada religiosa (sobre todo a partir de la revolución islámica) desestabilizase el régimen iraquí.

b) Causas a medio plazo.

Desde 1969, el Sha apoyó activamente proporcionando armas e inteligencia militar a los separatistas kurdos (una facción radical al norte de Irak y sur de Turquía que busca su independencia de estos países), con el fin de desestabilizar al gobierno iraquí.

Otra causa a medio plazo es el acuerdo de Argel, firmado el 6 de marzo de 1975. En el cuál dividían el canal de Shatt al Arrab.

Irán ganaba el territorio de Abadán, para tener acceso a su propia refinería, pero el acuerdo era claramente favorable para Irak ya que contaba con un poderoso ejército y un gran aliado, EEUU, es decir, un gran poder de disuasión.

c) Causa política.

La caída del régimen del Sha en febrero de 1979, a manos de los revolucionarios fundamentalistas islámicos, liderados por el ayatolah Ruhollah Jomeini quien poco más tarde funda la República Islámica de Irán.

Los revolucionarios pierden el respaldo militar por parte de los EE.UU. debido a la crisis diplomática desatada con la toma de rehenes estadounidenses en la embajada de EE.UU. en noviembre de 1979 por parte de grupos radicalizados iraníes. Esta situación y los inevitables relevos producidos en los mandos de las fuerzas armadas luego de la caída del Sha, de formación occidental, sugirieron al régimen de Saddam Hussein la oportunidad de reivindicar militarmente la disputa territorial.

d) Causa inmediata-ideológica.

Saddam Hussein, con la escusa de la disputa por el territorio de Shatt al Arab, ataca al ayatolah Jomeini con una clara intención: intentar conquistar fácilmente el territorio de Irán debido al estado de agitación en el cual se encontraba.

A la vez conseguiría derrocar el régimen de Jomeini antes de que este lo derrotara a él. Saddam creía que podría lograr una victoria veloz, fue un error monumental.

(2)

2. El desarrollo bélico.

Irak invadió Irán el 22 de septiembre de 1980, desatando una sangrienta guerra que duró ocho años y que desestabilizó la región y devastó a ambos países.

a) La invasión de Irán.

El 22 de septiembre de 1980, la aviación iraquí atacó 10 bases aéreas iraníes, pretendía repetir del exitoso ataque por sorpresa que en 1967 había destruido en tierra a la aviación egipcia pero no contaban con que el Mirage I era un caza puro, no un cazabombardero como el Mirage III de la aviación israelí.

No lograron destruir la capacidad de respuesta iraní. Los Phamtom enemigos lograron despegar yhundir 4 buques iraquíes y arrasar 2 campos de aviación y otros objetivos valiosos como las refinerías iraquíes como represalia.

Saddam esperaba la purga de las fuerzas armadas, en su plan no existía ninguna posibilidad de que el enorme y bien armado ejército imperial se enfrentase a él, ya que las purgas de los islamistas lo habían reducido a la impotencia...Incluso en el caso de que Jomeini consiguiese improvisar algún tipo de fuerza defensiva, la falta de suministros derivada del bloqueo occidental le impediría prolongar su esfuerzo militar contra las bien armadas tropas iraquíes. Además Irak solo tenía interés en asegurar Shat el Arab y lograr ocupar algo de territorio iraní que pudiese ser intercambiado luego por cesiones diplomáticas de bajo nivel...Incluso cabía la posibilidad de que una rápida derrota de Jomeini alentase a la rebelión interior...Ninguna de estas optimistas previsiones habría de cumplirse.

Este plan no funcionó ya que destinaron solo 6 divisiones de las 12 existentes a la campaña. Irak se confió debido a que el ejército iraní, en proceso de reorganización, aún no suponía una amenaza inmediata, pero con 45.000 bajas en su relativamente reducida fuerza de invasión, a cambio de una ganancia territorial de los 40 kilómetros, Saddam perdió las ganas de seguir combatiendo. Ordenó que sus tropas se detuviesen y mantuviesen las posiciones, a pesar de que no había logrado ninguno de sus objetivos militares, y sin lograr la ocupación de Abadán la salida de Irak al mar que seguía dominada por los iraníes. Confió en una solución política facilitada por la incapacidad de los ayatollahs y de su régimen de asumir el castigo sufrido hasta el momento.

b) Contraofensiva iraní.

Jomeini vio en la guerra la posibilidad de unir a su pueblo frente a un enemigo ancestral y consolidar su poder y la revolución islámica, además creyó en la ocasión de derrocar a Hussein y convertir a Irak en otra nación islámica chiita. Los islamistas iraníes aceptaron la guerra. Irán más extenso y poblado, con amplio acceso a mares navegables, la misma geografía hacía casi imposible que Irán perdiese la guerra, pero en cambio facilitaba mucho que la ganase. Los objetivos principales para la aviación Iraquí estaban muy alejados de la frontera común, mientras que los objetivos iraquíes estaban muy próximos a la misma. Si a esto añadimos la nula capacidad demostrada por la defensa antiaérea iraquí y la calidad de los restos de la fuerza aérea imperial iraní, el futuro no se mostraba prometedor para Saddam Hussein. Su viejo amigo Jacques Chirac, primer ministro francés, aceleró la entrega de más Mirage I, que nutrian regularmente la fuerza aérea iraquí

Desde el primero momento ambos bandos trataron de privar al otro de su principal fuente de divisas, el petróleo, pero como ya hemos comentado resultaba mucho más fácil para Irán colapsar la concentrada industria de extracción iraquí. Por si

(3)

fuera poco, el control de Abadan bloqueaba la salida del crudo iraquí, mientras que Irán podía enviarlo al mercado a través de sus puertos en el Índico, fuera del alcance de la aviación iraquí.

En Mayo de 1981, el ejército iraní lanzó una contraofensiva que consiguió hacer retroceder varios kilómetros a los iraquíes. La ofensiva se repitió con éxito en octubre, con los restos del ejército del Sha. En Noviembre, voluntarios de la guardia revolucionaria islámica más el ejercito conseguía avance de los regulares que consolidaban las nuevas posiciones,

El propio Saddam Hussein había dirigido las operaciones desde el frente, lo que posiblemente explique por qué un ejército moderno y bien armado fracasó a la hora de arrebatar un objetivo táctico a una masa fanatizada y deficientemente equipada. Los franceses destinaron 2.6 billones de dólares, olvidando el papel agresor de Irak en la guerra. Era un apoyo decisivo si tenemos en cuenta que la URSS, molesta con Saddam, había bloqueado el envío de armas. En Marzo de 1982 los iraníes repitieron sus ofensivas de saturación logrando hacer más de 15.000 prisioneros durante una nueva "retirada estratégica" iraquí. La capacidad de ataque de los iraníes, a pesar de las enormes bajas, no dejaba de ir en aumento. Desesperado, Saddam declaró en junio el alto al fuego unilateral el 10 de junio, aprovechando que el día 6 Israel había invadido el Líbano. Para dar pruebas de su buena fe ordenó el abandono inmediato del escaso territorio iraní aún en su poder...

Pero situado a la puerta de Irak y con la victoria en sus manos Jomenini no iba a renunciar a la posibilidad de conquistar todo el país, por lo que el 14 de Julio declaró el inicio de otra ofensiva que ya tenía como objetivo directo la invasión de Irak y el derrocamiento del infiel Saddam.

c) La situación de Irak.

El liderazgo de iraquí sufrió una fuerte crisis por el fin del petróleo. Los sirios, que habían formalizado una alianza tácita con los iraníes, cerraron el paso del crudo iraquí por su territorio. Si a eso le sumamos el bloqueo del golfo pérsico y los daños de la industria de extracción, la situación financiera se tornó critica. Saddam había tratado de mantener su popularidad entre el pueblo sosteniendo artificialmente el elevado nivel de vida de antes de la guerra a costa del gasto de divisas. Además gastaba sumas fabulosas en premios y recompensas a las familias de los caídos y a los jefes militares, en premio a su lealtad...por lo que la crisis de las ventas de crudo atrapó al país sin reservas económicas. El mando que ejercía sobre sus tropas era absoluto, pero era un mando totalmente ineficaz que se excusaba mediante purgas como la que ocurrió durante 1982 en la cúpula del ejército.

Saddam diseñó un sistema de seguridad totalmente paranoico, la Guardia Republicana, una fuerza militar del partido destinada a proteger Bagdad de un posible golpe militar tanto como de una penetración iraní comparable a las SS aunque mucho menos eficaces.

Irak también poseía puntos fuertes. A partir de 1982 los iraníes tomaron Basora como objetivo, convencidos de que la captura de la capital chiíta del país derrumbaría el régimen de Saddam. En ese momento, la guerra dio un nuevo giro. El ejército de Irak había sufrido muchas derrotas, pero había logrado retirarse mediante vehículos podían huir rápidamente, Irak había sido capaz de retroceder y montar un nuevo frente. Ahora, en las fronteras de su propio país, los iraquíes experimentarían una autentica oleada de patriotismo, crearon un sistema defensivo colosal, basado en una triple red de trincheras, apoyadas por la aviación y la artillería. Los iraníes con estructura logística ineficaz, y su incapacidad para lograr obtener armamento en el extranjero. Las oleadas

(4)

humanas iraníes, enfrentadas a posiciones fijas y a la superior potencia de fuego iraquí eran masacradas sin cesar. El equipo aéreo iraní se quedaba en tierra por falta de repuestos, mientras que la fuerza aérea iraquí no dejaba de aumentar, añadiendo su potencia de ataque a la defensa.

A todo esto debemos sumarle el apoyo de los aliados. Los soviéticos vieron en los iraníes un peligro para sus posiciones en Oriente Medio y Asia Central. Para 1983 el suministro de material soviético a Irak seguía aumentado. Los repuestos y el apoyo técnico más los consejeros soviéticos inició el sistema defensivo de Basora hasta consolidarse definitivamente. Los iraníes lograron ganar casi 6 kilómetros a base de bajas humanas colosales, pero eran incapaces de consolidar sus conquistas se retiraban perseguidos por el fuego iraquí. Los ayatollahs estaban obsesionados con la posibilidad de tomar Basora e instaurar una nueva republica chiíta aunque estaba más allá de sus posibilidades militares, pero siguieron llamando al martirio y a la guerra santa.

Los franceses seguían cediendo a crédito aviones de ataque y un suministro ilimitado de misiles para poder masacrar a los petroleros iranies a una velocidad sorprendente. Entre marzo y agosto de 1984 asediaron la isla de Kharg, principal puerto iraní de exportación en el golfo pérsico.

d) La guerra de desgaste.

A finales de 1984 ya habían caído 180.000 iraníes, Irak asumía un coste proporcionalmente mayor, (65.000 muertos) debido a su pequeña población.

Saddam ordenó la mejora intensiva de las posiciones, con asesoramiento soviético. Aumentó sus fortificaciones y reforzó la artillería contra los asaltos enemigos, ordenó una intensificación de los bombardeos sobre las ciudades,

En 1984, los iraníes tomaron las islas Majnum, al norte de Basora. Saddam, desesperado, dio vía libre al empleo de gas mostaza. Las tropas sucumbieron masivamente, pero Irak se abstuvo de seguir usando sus armas tóxicas, ya que su empleo quebraba el apoyo de sus aliados occidentales que nutrían su aprovisionamiento militar. Las potencias occidentales se mantenían neutrales aunque habían autorizado las compras de material civil por parte de Irak en sus países, sin contrapartida para Irán. A finales del 84 Irak restablecía relaciones diplomáticas plenas con los EEUU. Aunque ellos a la vez habían proporcionado millones en equipo a los iraníes para sufragar los gastos de la contra nicaragüense (El caso Irán-Contra).

Este suministro de divisas y material convenció a Saddam de que podía lograr una paz negociada, o incluso el derrumbe del régimen de los ayatollash, intensificando su ofensiva aérea con un ataque masivo con mísiles tierra-tierra SS-12 soviéticos, lo que originó la "Primera batalla de las ciudades". El agotamiento de los arsenales respectivos retrasó el reinicio de la ofensiva hasta 1985, prolongándose la "Segunda batalla de las ciudades". Irán llevaba ya 3 años atacando sin éxito las defensas iraquíes, las batallas de las ciudades erosionaron mucho el apoyo popular iraní a la guerra. Saddam no tenía mejores perspectivas, perola invulnerabilidad de los iraníes comenzaba a ceder.

e) La caída de Fao.

En febrero de 1986 los iraníes usando tácticas de infiltración mediante tropas de asalto, tomaron la península de Fao, un objetivo estratégico. Saddam ordenó de inmediato su reconquista, pero los iraníes se habían atrincherado y rechazaban a los iraquíes. Saddam ordenó la toma de Mehran, una ciudad sin importancia al norte del frente de batalla. Tras una conquista sencilla, intentó intercambiarla por Fao, pero los iraníes se negaron, y lograron recuperarla en junio tras una contra-ofensiva sorpresa.

(5)

Saddam declaró la guerra total. Debido a su desesperación, consideró la posibilidad de una paz negociada, pero Irán no estaba interesado, Saddam recrudeció su ofensiva de bombardeo y la presión sobre la industria petrolera enemiga, hasta volvió a emplear gases tóxicos.

Durante el invierno de 1986, los oficiales del VII C.E iraquí criticaron al dictador, Saddam se acobardó y aflojó la presión sobre sus fuerzas armadas, lo que permitió que los militares junto a los consejeros tomasen el control de las operaciones.

A comienzos de 1988 Irán sufría la oposición popular debido a los cientos de mísiles y ataques aéreos masivos que caían sobre su territorio. A la par, Saddam solventó sus problemas en el frente interno, en Kurdistán, donde los iraníes habían introducido tropas regularmente desde 1983. Él atacaba con gases lo que provocó otra crisis en la opinión pública, ya que Saddam hacía la guerra no a los 15.000 hombres de las guerrillas kurdas, si no a todo el Kurdistán, por lo que para el resultaba totalmente lógico causar la mayor cantidad de víctimas posibles, con independencia de su edad o su sexo.

Los generales del ejército Irak, apoyados por la CIA y los consejeros militares americanos lanzaron en abril una victoriosa ofensiva terrestre que permitió la recuperación de la península de Fao. los iraquíes aprovecharon su impulso para golpear a lo largo de todo el frente, liberando todo el territorio iraquí ocupado desde 1982 también expulsaron a las fuerzas iraníes del Kurdistán y de las islas de Majnúm. El ejército iraní, ya sin voluntarios finalizó su capacidad de respuesta.

El 18 de julio de 1988, Irán aceptó la resolución de la ONU que establecía un alto al fuego. La guerra Irán-Irak había terminado. Quedaban atrás un millón de muertos y dos florecientes economías destruidas.

3. Avances tecnológicos, tácticas y estrategias, tipos de armas.

A lo largo del conflicto Irak usó armas de origen soviético como fusiles de asalto AK-47 y AKM de calibre 7,62 x 39 mm,ametralladoras RPK del mismo calibre y PKM de 7,62 x 54 R, rifles semiautomáticos de francotirador SVD del mismo calibre, lanza granadas antitanque RPG-7, lanzacohetes Katiusha, cañones D-30 de 122 mm y tanques T-54 y T-55;

El uso de aviones por parte de ambos bandos fue escaso a diferencia de la tendencia de las guerras del siglo XX. Cabe destacar dos modelos de avión, el Mirage francés de Irak y el Phantom americano de Irán. Se usaron principalmente para tirar el gas mostaza.

El bando Iraní uso armas principalmente de origen chino y americano. Irán usó armas americanas que tenía desde antes de la guerra, pero, al descubrir que provenían de Israel cesaron su compra y empezaron a comprar las armas a China.

Entre el armamento iraní cabe destacar el fusil de asalto Type 56, las carabinas SKS y las armas americanas Uzi y Galil, todas ellas anteriores a los años 60.

Por último, entre el armamento iraquí destaca el uso de armas químicas como el gas mostaza lo cual provocó revueltas entre la población ya que estaban prohibidas.

Entre las estrategias destacan tres:

Guerra de desgaste: Uso de trincheras en la cual prima la resistencia de los soldados en largas etapas de tiempo.

Guerra de guerrillas: Esta tan solo ocurre en los levantamientos de Kurdistán. Guerra sucia: consiste en la venta de armas hacia ambos bandos por parte de EEUU.

(6)

4. El impacto en la población civil.

Se calcula que la guerra se saldó con un millón de muertos (el 60% de ellos iraníes) y casi dos millones de heridos, además de enormes gastos materiales que dejaron la economía de ambos combatientes en una situación muy precaria debido principalmente a los grandes gastos que conllevaba sustentar la guerra y la destrucción de muchas plantas de extracción de petróleo que llevaron a que hubiera una menor extracción, y por lo tanto menos ingresos.

5. Resistencia y movimientos revolucionarios si los hubiera.

Tan solo destacan las revueltas en Kurdistán, territorio situado entre Turquía, Irak e Irán que se rebelaban contra la posesión iraquí de esos territorios y por el uso de armas químicas en la guerra. Ello llevó a una división de opinión sobre la guerra de Irak y al uso de guerrillas por parte de los kurdos contra el ejército iraquí.

6. El final del conflicto.

Tras diversos intentos por parte de la ONU de poner fin a esta guerra, el 18 de julio de 1988 Irán acepta el alto el fuego, firmando la resolución 598.

En 1987 se dicta la resolución 598, la cual expresaba la preocupación por las violaciones al derecho humanitario, el bombardeo a centros civiles y el uso de armas químicas; Además pedía un cese del fuego e intercambio de prisioneros. En 1988 Irán acepta los términos de esta resolución (598), Irak seguía con sus ataques, especialmente con armas químicas. Solo el 20 de Agosto de dicho año cesan las hostilidades y se inician negociaciones directas. El Secretario General utiliza la autorización conferida por la resolución 589 y por la 619 y envía 350 observadores para supervisar el fin de las hostilidades.

Esta resolución pide un alto el fuego, ante una posible ampliación del conflicto poner fin a todas las acciones militares entre Irán e Irak mediante una solución global, justa, digna y duradera. Para ello demanda el cese inmediato de todas las acciones militares, solicita el envío de un equipo de observadores, insta a la liberación y repatriación de los prisioneros de guerra, exhorta a otros Estados la no implicación en la ampliación del conflicto e intenta buscar medidas para mejorar la seguridad y estabilidad en la región.

Un año más tarde la ONU ratifica esta primera resolución con otra segunda, la 619.

7. Repercusiones políticas y cambios territoriales.

No hubo ningún cambio en las fronteras de los países.

8. Problemas económicos en la posguerra.

Los problemas económicos de la guerra fueron muy elevados pues el esfuerzo económico durante la guerra fueron muy grandes y junto a la destrucción de plantas de extracción de petróleo y de puntos estratégicas llevaron sus economías a la precariedad, especialmente en Irán provocando la bancarrota. Debido a la recesión sufrida por la guerra por parte de Irak, conquista Kuwait provocando la guerra del Golfo.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :