Ostracodos y Carofitas

17 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)
(2)

Dedico el presente trabajo A mis padres por su apoyo Tanto moral como económico Y aquellos que hicieron posible La realización del presente trabajo

(3)

INDICE

Introducción ……….4

Definición de ostracodos………...5

Distribución estratigrafica………6

Los ostbacodos y su aplicación en la estratigrafia Del noroestes peruano………7

Aplicaciones ………..11

Definición de carofitas………...12

Descripción sistemática……….13

(4)

INTRODUCCIÓN

El objeto del presente estudio es contribuír al conocimiento general de los ostracodos y Charophytas que tienen una gran importancia ya que son indicadores de paleoclimas y bioestratigraficas respectivamente asi como su importancia en la industria.

Los ostrácodos son diminutos crustáceos bivalvos cuyo rango se extiende desde el Cámbrico hasta el Reciente. Con la excepción del orden Leperditicopida del Paleozoico inferior cuyos representantes pueden alcanzar hasta más de un centímetro de tamaño los ostrácodos fósiles difícilmente sobrepasan uno o dos milímetros de tamaño. En general, se puede decir que los ostrácodos del Paleozoico inferior tienden a ser ligeramente más grandes que aquellos pertenecientes a edades más jóvenes y por lo tanto más fácil también de ser reconocidos.

Mientras tanto las carofitas son las principales generadoras de rocas carbonáticas en medios continentales. Forman un lodo en el fondo de las charcas, constituido principalmente por estructuras femeninas (oogonios).

Los girogonitos más antiguos son del Silúrico, pero es en el Mesozoico cuando son más abundantes. Las Clavatoráceas forman montículos o estrellas protegidas por un envoltura exterior llamada utrículo.

Todas las carofitas son de aguas dulces, tranquilas y poco profundas. No obstante, se conocen especies adaptadas a ambientes hipo e hipersalinos (marismas).

Finalmente los ostracodos y carofitas completan el estudio de foraminífera y nanoplacton de ambientes marinos cabe destacar también El hecho de que los ostrácodos están en su mayoría adaptados a todos los medios acuáticos y no exclusivamente el marino como es el caso de los foraminíferos, les confiere gran valor en el estudio de las formaciones depositadas en ambientes no estrictamente marinos.

(5)

LOS

LOS

LOS

LOS OSTRÁDOS

OSTRÁDOS

OSTRÁDOS

OSTRÁDOS

Este grupo está formado por más de 8000 especies de pequeño tamaño que no sobrepasan los 32 mm; se conocen como gambas mejillón y están distribuídos tanto en ambientes marinos como dulceacuícolas y algunas especies viven sobre musgos. Los ostracodos pueden ser nadadores libres durante todo su ciclo vital o, más comúnmente, bentónicos, viviendo entre las plantas acuáticas o reptando en el sedimento; se conocen algunas especies intersticiales. Algunos son filtradores, otros carroñeros, detritívoros, herbívoros (algas principalmente) o predradores; los hay parásitos o comensales de otros crustáceos, poliquetos, equinodermos e incluso pueden aparecer en las branquias de los tiburones. Su principal característica es que el cuerpo se encuentra completamente encerrado en un caparazón univalvo o bivalvo calcificado. Este caparazón, que puede tener diversas formas, elipsoidal generalmente, presenta una gran ornamentación; las valvas pueden tener una escultura reticulada, tuberculada, carinada, espinosa y puede presentar hendiduras o pelos sensoriales; el borde puede ser liso o serrado. Muchas especies desarrollan tubérculos dependiendo de las condiciones ambientales y es frecuente el desarrollo de cierto dimorfismo sexual en él. Este caparazón calcificado fosiliza fácilmente y esto ha permitido un registro fósil de los mismos prácticamente continuo desde el Cámbrico; atendiendo a la ornamentación de las valvas se han descrito unas 10000 especies fósiles.

DEFINICION y UBICACION DE LOS OSTRACODOS EN EL REINO ANIMAL

Los ostrácodos son animales pequeños pertenecientes al Orden Ostracoda, Clase Crustácea, Subphilum Mandibulata. Phylum Artbropoda.

Etimo1ógicamente su nombre se deriva del griego ostrakon: conchilla, y eidos: aspecto de.

Los especímenes de mayor tamaño han sido hallados en rocas paleozoicas, alcanzando tamaños de 2 á 4 mm.en las calizas Galena (Illinois, U.S.A.) del Ordovícico medio. Los ostracodos, que tienen categoría de clase, se dividen en dos subclases y cuatro órdenes atendiendo principalmente a la morfología del caparazón.

• SubCl. Myodocopa: el caparazón tiene una escotadura para permitir la salida de las antenas cuando está cerrado. Las segundas antenas funcionan como apéndices natatorios. Marinos

O. Myodocopida: el segundo par de apéndices funciona como limpiador del caparazón. Cypridina, Gigantocypris.

O. Halocyprida: segundo par de apéndices ausente o corto, con forma de pata. • SubCl. Podocopa: el caparazón carece de escotadura para las antenas.

O. Podocopida: primer par de apéndices del tronco con forma de pata. Marinos y dulceacuícolas. Cypris, Cythere, Pontocypris.

(6)

DISTRIBUCION ESTRATIGRAFICA

Los ostracodos tienen un rango cronoestratigráfico que va desde el Ordovícico inferior hasta al Reciente, Muchas formas Que han sido descritas en el Cambriano se les consideran actualmente como Conchostraca y es posible Que sea ancestral a ellos. En el Ordovícico aparecen representantes de Leperditiida y Beyrichiida, especialmente de la familia Tetradellidae, los cuales están restringidos a la familia Eurychilinidae (Subfamilia Eurychilininae), Drepanellidae y Conchoprimitiidae, los que son muy variados en el Ordovícico inferior.

En el Silúrico son característicos los géneros de la familia Beyrichiida y aparecen los primeros representantes de numerosas familias, tales como: Hollinidae, Thlipsu

ridae? Kloedenellidae, Kirkibyidae Beecherellidao; estas familias se desarrollarán más ampliamente en el Devónico.

La fauna del Devónico inferior es bastante semejante a la del Silúrico, aunque debido a un cambio notable en el medio aparecen muchos géneros nuevos, algunos de ellos restringidos al Devónico inferior. En el Devónico superior son especialmente importantes los Entomozoidae pelágicos.

En el Carbonífero y Pérmico predominan representantes de las familias Nealdiidae, Kloedenellidae, Kirkybiidae y Bairdiidae Cavellina es un representante importante de los Platycopa y en muchas partes del Carbonífero inferior de Inglaterra, existen numerosos representantes de Myodocopida. La fauna del Pérmico es semejante a la del Carbonífero apareciendo abundantes géneros nuevos de Kirkybiidae y Bairdiidae. Las faunas triásicas son poco conocidas, pero a partir del Jurásico inferior se nota la gran diferencia con las faunas paleozoicas; ademas es importante la desaparición de casi todas las familias principales en el Neopalezoico (excepto Cytherellidae y Bairdiidae), y la evolución de los Cytheridae hasta su posición dominante de hoy. La familia Ogmoconcha (Cytherellidae) es importante y característica del Liásico. En el Jurásico medio aparecen varios géneros nuevos de Cytheridae, entre Pleurocythere y Procytheridea se restringen a esta época; los géneros Progonocythere, Oligocythereis y Lophocythere continúan en el Jurásico superior e inclusive en el Cretáceo inferior. Los sedimentos de agua dulce del Jurásico superior y Cretáceo se caracterizan por el gran desarrollo de formas de Cyprideinae, Cypridea y subgéneros afiliados, los cuales son interesantes para correlaciones intercontinentales.

En el Cretáceo inferior marino aparecen numerosas especies de Cythereis y géneros afiliados (Isocythereis, Platycythereis), siendo también importantes Habrocythere y Apatocythere. Los conjuntos faunísticos del Cretáceo superior comprenden especies vivientes en la actualidad.

Nuevos géneros de Cytheridae aparecen en el Terciario de estos la mayoría persiste hasta hoy. Numerosos generos hacen su primera aparición en el Mioceno entre ellos Basslerites, Campylocythere, Palmenella. Otros están restringidos a esa edad, tales como Luvula, Macrocytherina, Microcytherina y Fallucistomata.

(7)

LOS OSTBACODOS Y SU APLICACIÓN EN LA ESTRATIGRAFIA DEL NOROESTES PERUANO

El área conocida con el nombre del Noroeste del Perú se encuentra en los departamentos de Tumbes y Piura. Los sedimentos terciarios han sido ampliamente estudiados en esta región debido a que constituyen la mayor fuente de producción petrolífera en nuestro país.

Las rocas terciarias se extienden desde la costa hasta el frente occidental del macizo paleozoico de la serranía de Amotape, casi en su totalidad son marinos, estas han sido divididas en formaciones, que van del Paleoceno hasta el Plioceno.

La litología de las formaciones, consiste principalmente de lutitas, areniscas, conglomerados y en menor proporción ca1izas. El espesor total de los sedimentos terciarios ha sido estimado en 17000 m.

En los sedimentos terciarios del Noroeste, se han realizado estudios de megafósiles y microfósiles especialmente estos últimos con el estudio de los foraminíferos.

Los ostrácodos se hallan presentes en estos sedimentos pero su estudio ha sido muy restringido debido a que no son tan abundantes ni variados como los foraminíferos. Se ha observado que los ostracodos son escasos en el Paleoceno y el Oligoceno, pero son comunes en sedimentos del Eoceno y Mioceno.

PALEOCENO

El paleoceno está representado por las formaciones Mesa y Balcones del Grupo Mal Paso.

La división del Paleoceno en un piso inferior (Daniano) y uno superior (Landeniano) está definida por la presencia de Globorotalia compressa en la sección inferior de la formación Balcones y Globorotalia pseudomenardii en la sección superior.

Formación Mesa: El nombre de formación esa ha sido empleado por Stone (1949) y

Travis (1953). Su litología está constituida por areniscas de grano medio, con una potencia de 460 metros, cuya localidad típica está en el Pozo 3835 de la Brea-Pariñas. En esta formación no se han encontrado microfósiles pero la microfauna es similar a la formación Balcones.

Formación Balcones: Esta formación ha sido estudiada por Stone (1949) Travis (1953)

Stainforth (1955).

Se encuentra compuesta de lutitas limoliticas grises con una potencia de 760 metros, su localidad típica está en el pozo 3115 de la Brea-Pariñas.

No se han encontrado macrofósiles en esta formación habiendo sido definida ésta con análisis de muestras de roca de subsuelo.

Entre la microfauna que se encuentra en esta formación tenemos: Haplophragmoides atahuallpai, Haplophragmois deformis, eponides_huaynay, Robulus rotulatus, Globigorina pseudotriloba, etc.

(8)

Suprayace en contacto normal a la formación Mesa e infrayace en discordancia al grupo Salina.

EOCENO

El Eoceno está suprayaciendo en discordancia al Paleoceno ésto se apreciaba en la marcada variación en la fauna.

Según Widley y Frizzell (1940), Travis (1933), Stainforth (1955) y Weiss (1955), el limite entre el Eoceno inferior y el Eoceno Medio está dado por la discordancia existente entre la formación Chacra y el Grupo Talara.

EOCENO INFERIOR

Grupo Salina: esta denominación le fue dada por Yddings y Olsson (1928).

Está compuesto por las formaciones que fueron propuestas por V. Petters (1968) y son las siguientes:

Cerro Tanque: Su litología es de areniscas y lutitas grises. Cerro Pardo: Está constituida por lutitas y areniscas grises.

Mogollón: Está compuesta de conglomerados gruesos de composición variable. San Cristóbal: Está formada su litología por lutitas grises oscuras.

Salina Basal: Tiene una composición litológica de conglomerados. La Draga: Tiene por litología lutitas grises oscuras.

La potencia promedio del Grupo Sa1ina es de 2000 metros y su localidad típica está en la Quebrada de Negritos.

La megafauna de este grupo es abundante y variada habiéndose determinado dos zonas: 1.- Mesalia Negritoensis: Que comprende a la forrnnción San Cristóbal.

2- Venericardia Peruviana: Esta zona comprende a las formaciones Mogollón, Cerro Pardo y Cerro Tanque.

La microfauna es pobre en casi todas las unidades del grupo Salina con excepción de los estratos basales de la formación San Cristóbal en donde ocurre la Zonula de Chnostumella polsoni (Hegritos).

Entre los ostrácodos que se han determinado tenemos: Cytherella, Bardia, Bythocypris

Formación Palegreda: Los primeros que emplearon el nombre de formación Palegreda

han sido Bosworth (1922),Yddings y Olsson (1928), su litología está constituida por lutitas grises con una potencia de aproximadamente 850 metros. Su afloramiento típico está en Negritos Sector Este.

Esta formación tiene megafósiles, los más importantes entre los gasterópodos, son: Cerithium boweni, C.iddings. Arquitectónica_jabonillalensis, ete y los pelecipodos están representados por Arca saladoensis, Carolia peruviana, etc.

La microfauna es abundante en la parte inferior de la formación y muy escasa en la parte superior.

Se le ha dividido a esta formación en tres zonas que de abajo hacia arriba son:

1.

Zona de microgasterópodos

2.

Zona de Valvu1ineria palegredensis

(9)

Localmente son abundantes los microgasteropodos, espinas de equinoideos y los ostracodos: Cythere, Trachyleberis.

Esta formación suprayace en contacto normal al Grupo Salina, e infrayace en contacto normal a la formación Pañas.

Palinológicamente esta formación pertenece a la subzona de Diaporites de la zona de Stephémoporites.

Formación Pariñas.- Esta formación ha sido estudiada por Bosworth (1922), que la

consideró como un miembro de la formación Negritos, y los que la describieron como formación fueron Yddings y Olson. Presenta una litología característica de arenisca gruesa, marina. Tiene una potencia de 400 metros, su afloramiento típico se encuentran en "Punta Pariñas”.

Entre los macrofósiles que se encuentran en esta formación tenemos moluscos y troncos silicificados perforados por pelecipodos Teredo

La microfauna es ausente, pero en algunas capas de lutita se encuentran Valvulineria Compressa, foraminifero indice de la formación Chacra; las lutitas de Pariñas inferior contienen ocasionalmente Globorotalia Crassata var. aequa, foraminifero tipico de Palegreda.

EOCENO MEDIO SUPERIOR

Lutitas Ta1ara: Le dieron esta denominación Grzybowrki (1899), Olson (1930), Wiedey y Frizzell (1940) y Travis (1953). Su 1itología está constituida por lutitas marrones con una potencia de 1460 metros, se caracteriza por estar contorsionada, mostrando estructuras y secuencias complejas debido a resbalamientos intramarinos (Dowen 1951). La microfauna es abundante y variada en esta formación aunque disminuyen cerca del tope.

Entre los ostracodos que se han encontrado tenemos: Cytheretta, Cythereis, Xestoleberis, Cytheretta, Cytherella, Loxoconpha cf. L. buntoni Howe & Chambers 1935, Cytheropteron, Bairdia sp. Bairdia . Cespedensis Vanden Bold 1946 Bairdia, Trachyleberis.

Esta formación descansa en discordancia a la formación Chacra o sobre 1a formación Pariñas, o sobre la formaci6n Palegreda infrayace en contacto normal a las areniscas Talara.

Areniscas Talara: Olson (1930) le dio esta denominación reemplazando la de Saman de Iddings y Olsson (1928). Wiedey y Frizzell (1940) y Travis (1953) han considerado a esta formación como perteneciente al Grupo Talara.

Está constituida de areniscas finas grises con una potencia de 920 metros,su localidad típica está en Talara.

Entre los foraminíferos que se encuentran en esta formación tenemos: Bathysinhon, Valvulineria duboisi siendo el fósil guía de esta formación la Cyclammina samanica. Se

(10)

encuentra suprayaciendo en contacto normal a las lutjtas Talara e infrayace conformablemente a la formación Pozo.

OLIGOCENO

Formación Mancora: Iddings y Olsson (1928), le dieron el nombre de formación Máncora a una serie de veces constituidas por areniscas micáceas de grano grueso, macizo y bien estratificado de color blanco, amarillo, rojo o verde con intercalaciones de conglomerados y algunas lutitas de color chocolate rojo y verde.

Su localidad típica está en Máncora Grande y Máncora Chica a 60 ki1ómetros al Norte de Negritos.

Hacia el Norte la formación se encuentra en Punta Bravo con espesores de 300 a 450 metros, la parte basal consiste de areniscas cuarzosa de grano grueso y Se le denomina miembro Plateritos con un espesor de 50 a 100 metros.

Entre sus fósiles principales tenemos: Nucula mancorensis, Pitaria mancorensis, Turritella conquistadorana, Hannatoma gesteri, etc.

La formación Mancora reposa en discordancia, sobre las formaciones inferiores, su posición estratigráfica como facie transgresiva basal de la lutita Heath, sugiere una edad del Oligoceno(Stainforth 1955).

MIOCENO

El Mioceno está representado por las formaciones Zorritos. Cardalitos y Tumbes, esta aflora entre Piedra Redonda al sur de Zorritos y la frontera con el Ecuador. Estudios recientes sitúan a la formación Heath en el Mioce-

no inferior (Cruzado y Sanz 1973).

Formación Zorritos: Grzybowsky (1899) y le asignó el nombre de formación Zorritos. Esta formación en su porción inferior está formada por lentes delgados y gruesos de areniscas claras y amarillas intercalados con lutitas chocolate y algo de lignito. En su porción media predominan las lutitas fuertemente abigarradas intercaladas con areniscas amarillas, paquetes potentes de conglomerados oscuros y lignito. Ia parte superior de la sección consiste de areniscas amarillentas macizas de grano grueso con bancos de conglomerados, lechos de lutitas y concreciones calcáreas grandes.

El espesor es de alrededor de 230 metros (Iddings y Olsson 1928), (Petersen 1936). En el área de Tumbes- Zarumillay esta formación tiene un espesor de 350 - 450 metros (Chalco 1955). En el subsuelo del zócalo tiene un espesor de 700 metros y en el continente (Pozo 5215) el espesor es de 19800 metros (Cruzado 1974).

(11)

APLICACIONES

utilizado para la determinación de la temperatura a la cual ha estado sometida una roca. Igualmente sirve para la determinación de la madurez de la materia orgánica y de los hidrocarburos en rocas que han sufrido diagénesis y metamorfismo. Igualmente puede ser utilizado como indicador de eventos metamórficos y de asociaciones mineralógicas.

LAS CAROFITAS

LAS CAROFITAS

LAS CAROFITAS

LAS CAROFITAS

(12)

Las Carofitas, plantas verdes de aquas dulces o salobres, forman un grupo que solo consta actualmente de una familia, la de las Cardceas. Por tener las paredes celulares calcificadas en la mayoría de las formas, el grupo esta ampliamente representado en estado fósil. Concretamente las fructificaciones femeninas calcificadas, girogonitos, son microfósiles muy abundantes y que permiten la elaboración de una sistemática natural, poniendo de manifiesto la evidencia de la evolución de sus estructuras a través del tiempo. El Trochiliscus podolicus del Siltirico superior de Ucrania es la Carofita mas antigua que se conoce con certeza Como tat. Despuds, durante el Devónico y el Carbonífero inferior, es cuando el grupo presenta su mayor diversificación en cuanto a la estructura fundamental del girogonito, con representantes de tres drdenes. Los dos primeros, Trochiliscales y Sycidiales, desaparecen en el Carbonífero inferior,

Solo las Carales, quo aparecieron en el Devdnieo medio, persisten hasta la actualidad. En ellas 1as grandes líneas de evolución se marcan, primero, por la fijacian y reclusión en el número de células externas del girogonito. Ast, desde el Carbonífero superior tenemos el girogonito con unas edlulas espiraladas sinistrorsas, que es la estructura moderna de todas las Carofitas postpaleozoicas.

Los. sedimentos cretáceo-terciarios de origen continental, conocidos desde muy antiguo por uno de sus carácteres más conspícuos, cual es su predominante color rojo y marrón que les ha valido la denominación dé "Capas Rojas" y "Capas Mprenas" respectivamente, han interesado mucho a los geólogos debido a su gran extensión, a su potencia de algunos miles de metros y a su" posición recubriendo rocas y. estructuras de diversa edad" y. de interés comercial. Sin embargo, su conocimiento en detalle ha demorado debido entre otras cosas a la aparente ausencia de fósiles d.e vaJor estratigráfico.

Es sólo en los últimos años, en conexión Con los trabajos de exploración por petróleo, que se ha medido secciones y a la vez que se ha estudiado su litología, se ha examinado en detalle su contenido de fósiles, habiéndose encontrado formas que han resultado útiles para separar horizontes y hacer correlaciones.

Uno de los grupos de fósiles que se encuentra en dichos sedimentos. Relativamente fáciles de reconocer y que han probado ser de valor estratigráfico, es el de las Carofitas. Las Caras o Carofitas son algas que viven en aguas dulces o salobres.

Sus fructificaciones son susceptibles de fosilizar debido a que las células que recubren la cavidad del órgano de reproducción femenino, llamado oogonio, segregan carbonato de cal. Tales fructificacianes son generalmente de forma ovoide y sus dimensiones menores a un milímetro. Las mencionadas células recubrientes son cinco y están dispuestas en espiral a partir del poro basal y después de hacer una o dos vueltas en espiral se unen en el ápice formando una estructura cuyos caracteres sirven de base para la clasificación sistemática. La disposición en espiral de las células recubrientes ha dado lugar al nombre de girogonitas con que también se conoce a estos fructificaciones.

(13)

En varios estudios estratigráficos se menciona la presencia de carofitas en sedimentos de origen continental del Perú; pero hasta ahora, los únicos trabajos en los cuales se describen algunas especies del Perú son el de Peck y Recker intitulado "Cretaceous and Lower Cenozcic Charophyta from Peru" publicado en 1947 en el American Museum Novitates de Nueva York. El otro trabajo es reciente, mucho más amplio y contiene no sólo la descripción de nuevas especies, sino también, que es muy importante, su evaluación como indicadoras de zonas estratigráficas; sus autores son el DI.E. Koch Y sus asociados. Dicha obra editada en Alemania aún no ha llegado a nuestras manos, pero por gentileza de sus autores hemos podido leer la versión en castellano intitulada: "Las Capas Rojas plegadas del Cretáceo Superior y Terciario en la región del curso medio del río Ucayali".

La cuenca del Pa1cazu es la que ha proporcionado la colección más abundante y al mismo tiempo más variada permitiendo la diferenciación de dos horizontes florísticos distintos de gran valor para la correlación.

Las carofitas descritas provienen de la sección llamada frecuentemente "Capas Rojas", la misma que en estudios detallados locales está dividida en dos o más unidades litológicas con nombres formacionales, tal como ocurre en los trabajos de Kumrnel (1948), Williams (1949) , Rosenzweig (1953) Y en el reciente de Koch y asociados (1960) ya citado.

La posición estratigráfica de esta secuencia de lodolitas rojas es bien conocida, pues yace en transición normal sobre la formación Cachiyacu o sus equivalentes de edad Maestrichtiana. En algunas localidades, sobre la secuencia de lodolitas rojas yace la formación Pozo, de origen marino y de edad Oligoceno, mientras que en otras partes pasa directamente a la secuencia más arenosa y de color parduzco llamada frecuentemente "Capas Mo¬renas". Por tanto, la edad de la secuencia de donde provienen las Carofitas de nuestro estudio (formación Pa1cazu) tiene que ser Daniano-Paleoceno-Eoceno.

Horizontes Florísticos

En las lodolitas de la formación Palcazu se ha podido distinguir horizontes de Carofitas. El inferior, contiene formas de afinidad Cretácea similares a las especies descritas por Peck y Recker provenientes de las formaciones Vilquechico, Moho y Huayllabamba del Cretáceo superior. A este horizonte inferior consideramos corno de edad Daniano-Paleoceno. Ninguna de las especies de Carofitas de este horizonte pasa al horizonte superior.

En algunas localidades la separación del horizonte inferior del superior tiene una expresión litológica consistente en una intercalación de finas arenas estériles, índicadoras de un cambio sustancial en las condiciones del medio ambiente, 1o cual explica también la presencia de una nueva flora al restablecerse las condiciones que originaron la deposición de lutitas del horizonte superior.

En el horizonte superior las Carofitas tienen una afinidad claramente Terciaria incluyendo formas nodosas, por 1o que consideramos a este horizonte como de edad Eoceno.

(14)

Frecuentemente las diferencias litológicas del miembro superior con el miembro inferior de la formación Palcazu no son muy claras, pero examinando las Carofitas que contienen se puede diferenciados con precisión.

Distribución Estratigráfica de las Especies más Características de la Formación Palcazu

DESCRIPCION SISTEMATICA

Las Carofitas fósiles aisladas durante nuestros trabajos incluyen todas las especies descritas en el trabajo de Peck y Recker y en el más reciente de Koch y asociados; además, hemos encontrado numerosas formas nuevas de las cuales se ha seleccionado para su descripción en esta ocasión a siete nuevas especies.

Las nuevas especies pertenecen una al género Charites, una a Harrisi- chara, tres a Sphaerochara, una a Breuichara y una a Peckichara. Clase CHAROPHYT A Orden CHARALES Familia CHARACEAE CJénero Charites, Horn af Rantzien, 1959 Charites abadensis n. sp .

El género Charites se caracteriza porque las células espirales al llegar a la región apical no forman surco ni roseta, sino que sólo se ensanchan conservando la concavidad central y los bordes claramente elevados.

Descripción.- Girugonita pequeña y alargada con el eje polar de 0.7 mm y el eje mayor ecuatorial de 0.4 mm, este eje,se encuentra situado al nivel del primer tercio de la altura. El extremo apical es suavemente convexo, los lados tienen una curvatura suave y la base es prolongada y truncada. Las células espirales algo cóncavas, muestran bien la sutura intercelular. No hay adelgazamiento de las espirales en la periferia apical sino mas bien un ensanchamiento de los extremos, los que se unen formando una linea sinuosa. También se ensanchan ligeramente en la base bordeando al poro basal, el cual es grande y de forma pentagonal. Lateralmente son visibles nueve o diez espirales. CAROFITAS CRETACEO-TERCIARIAS

Las muestras figuradas y descritas por Peck y Recker (1947) como Chaca strobilocarpa, las mismas que Horn af Rantzien (1959) cree que mas bien son comparables con Charites bitruncata, son probablemente con• específicas con nuestros ejepplares. especialmente la de la figura 6. La gran variabilidad que indicanPeck y Recker no se ha notado en nuestro ma¬t¿rial.

La presente especie se diferencia de Ch. bitruncata por ser más peque¬ña y más esbelta. Las dimensiones de Ch. bitruncata son: eje polar 0.9 mm y diámetro mayor ecuatorial 0.7 mm. Las dimensiones predominantes en nuestro material son: eje polar 0.7 mm y diámetro mayor ecuatorial 0.4 mm; además, el estiramiento hacia la base es más pronunciado que en Ch. bitruncata. De Ch. strobilocarpa difiere. además de las dimensiones. en que los extremos de las espirales no son tan anchos y el ápice es más aplanado.

Locaiídad y Edad.- Todas las muestras de Ch. abadensis proceden del Boquerón del Padre Abad. de donde deriva su nombre. Ocurre junto con Harrisichara boqueronensis. Las muestras de Peck y Recker son de la localidad de Contamana donde se encuentran junto con Tectochara su¬praplana; como esta Tectochara está confinada al miembro superior de b formación Palcazu. consideramos a Ch. abadensis y a H arrisichara boque¬ronensis como provenientes del miembro superior de la formación Palcazu y por

(15)

Género Peckichara, L. Grambast. 1957 Peckichara palcazuensis, n. sp. Lám. I. Fig. 7.

Peckichara se caracteriza por su forma esferoidal. la zona apical trun¬cada, y las espirales con tendencia a la ornamentación cuyos extremos en¬gruesa n formando una roseta apical.

Descripción.-Girogonita pequeña. de forma esferoidal. con el ápice y la base truncados. Eje polar 0.55 mm y eje mayor ecuatorial O. 65 mm. Cinco espirales sinistrales anchas, ornamentadas con cordones o quillas es piral es, hacen 1 1/2 vueltas alrededor del oogorrio. Lateralmente son visi¬bles cuatro o cinco espirales. Al llegar a la periferie apica1 se adelgazan un poco formando un surco periférico. La ornamentación de las espirales con¬siste en dos quillas laterales formadas por la elevación de los bordes y una tercera quilla o cordón central, un poco menos alta pero más ancha e irre¬gular que las laterales. Los surcos que separan las quillas son estrechos. La quilla central. que al llegar a la zona periférica disminuye de altura, más adelante, en el extremo de la espiral se ensancha y eleva formando en conjunto una roseta de cinco pétalos bastante resaltante; los bordes de los pétalos que dan al centro son redondeados y afilados hacia afuera. Los bordes de la espiral en el ápice se mantienen un poco elevados y el surco interior es poco profundo pero claro resaltando fuertemente el pétalo central. También en la base, alrededor del poro basal, el cordón central de las espirales se ensancha pero en menor proporción que en el ápice.

Localidad.- Río Palcazu, de donde deriva su nombre.

Edad.Miembro superior de la formación Palcazu, junto con Tectochara Supraplana.- Edad Eoceno.

C,énero Breuichara, Horn af Rantzien, 1956. Breuichara orienteensís, n. sp.

Según Horn af Rantziem Breuichara se caracteriza por su forma es¬feroidal o elíptica, zona apica1 ligeramente redondeada o truncada, espira¬les poco numerosas, anchas, sin o con un pequeño angostamiento en la periferie apica!

Descripción.-Girogonita pequeña, con la zona apical truncada, b3¬se también truncada con una pequeña prolongación cilíndrica donde se abre el poro apical. el cual es muy pequeño. El eje polar tiene solo 0.55 mm y el eje mayor ecuatorial 0.60 mm. Las espirales son anchas y cónca¬Vas, pero se vuelven casi planas en la periferie apica1 haciendo un surco. Los extremos de las espirales se unen en el ápice formando una pequeña línea irregular. Lateralmente sólo se ven cuatro o cinco espirales.

En forma general esta especie se parece mucho a B. perlata (Peck y Recker) del Cretáceo de la región de Puna, diferenciándose sólo en el ta¬maño; B. perlata es más grande (eje polar 0.78 mm,eje mayor ecuatorial 0.81 mm) y por el menor número de espirales visibles lateralmente.

Edad y horízonte. B. orienteensis es m:uy frecuente en toda la secuencia del miembro inferior de la tormación pa1cazu, junto con Porocha¬m gildemeisteri es uno de los fósiles guías de dicho miembro. Su edad es considerada Daniano- Pa1eoceno

Localidad.- Ríos Ungurahui, Shebón y Pa1cazu. El nombre de la especie deriva de Oriente, región donde se encuentra la cuenca del Palcazu.

El género Sphaerochara se caracteriza por su tamaño generalmente pe¬queño a mediano, su forma esférica con una pequeña prolongación basal y con espirales de ancho uniforme en todo su recorrido sin formar roseta 111 surco apical.

(16)
(17)

APLICACIÓN

Utilizado para la determinación de la temperatura a la cual ha estado sometida una roca. Igualmente sirve para la determinación de la madurez de la materia orgánica y de los hidrocarburos en rocas que han sufrido diagénesis y metamorfismo. Igualmente puede ser utilizado como indicador de eventos metamórficos y de asociaciones mineralógicas.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :