Informe de Moderación de Actividades de Aprendizaje Profundo 2017

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

 

Informe de Moderación de Actividades de  

Aprendizaje Profundo 2017 

 

       

Red Global de Aprendizajes  Cluster Uruguay de NPDL  Plan Ceibal / ANEP  Abril 2018   

(2)

   

Presentación 

 

La moderación de actividades de aprendizaje profundo se enmarca dentro del proceso de diseño        de actividades. La herramienta que guía al docente en la planificación del proyecto es el uso del       

protocolo de diseño    ​, que a partir de preguntas va abordando las 4 dimensiones claves que        proponen las nuevas pedagogías (alianzas de aprendizaje, ambientes de aprendizaje, prácticas        pedagógicas y apalancamiento digital). Además, la actividad debe incorporar las necesidades        curriculares (desarrollo de contenidos y competencias) detectadas por el docente, para lo cual se        propone el uso de progresiones y de la encuesta de bienvenida.   

Durante el 2017 se invitó a los docentes a sistematizar aquellas prácticas realizadas utilizando la       

plantilla de actividades       y compartirlas en la plataforma CREA. Este espacio permite subir        actividades con el fin de ser moderadas a nivel nacional. Luego, algunas de las actividades son        propuestas para moderaciones internacionales donde participan expertos de Finlandia, Australia,        Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, Holanda y Uruguay ofreciendo devoluciones a los autores        de las actividades de aprendizaje profundo. 

La moderación responde a la necesidad de formación y mejora continua y permite la identificación        de actividades potentes en términos de nuevas pedagogías. Para este proceso, quienes moderan        la actividad utilizan la       ​plantilla de moderación    ​, donde plasman fortalezas y sugerencias para la        mejora. 

 

 

¿Qué es la moderación? 

 

La moderación consiste en la valoración de        actividades mediante un juicio compartido.      Es un    espacio de intercambio de un grupo de expertos a        efectos de lograr acuerdos en la valoración de la        actividad. Para ello se utiliza una rúbrica que logra        disminuir la diferencia de criterios entre los diferentes        docentes. Su carácter es principalmente formativo,        siendo además de utilidad para generar valoraciones        consistentes.   

La coherencia durante el proceso aumenta el grado de        comparabilidad de las actividades.   

El objetivo de la moderación de actividades consiste        en comprender cómo se ve el aprendizaje profundo        en cada nivel del sistema y mejorar la consistencia de        las herramientas, del diseño de aprendizaje y de las        condiciones de aprendizaje de cada contexto local y        global.  

 

(Para mayor información puede ver el documento Hacia Adelante 4)  

 

(3)

moderadas 

 

Durante el 2017 se generaron 671 actividades pertenecientes a 546 docentes que publicaron su        actividad en la plataforma. Se presentaron 136 actividades únicas para moderar.  

La moderación de las actividades se realizó entre los primeros días del mes de enero 2018 y el 31        de marzo 2018. Durante este período participaron 50 moderadores.  

Del total de actividades presentadas en el espacio de moderación, sólo pudieron ser moderadas        aquellas que contaban con las evidencias y contenidos suficientes como para poder realizar las        valoraciones necesarias. De las 136 actividades, 113 tenían las evidencias y contenidos suficientes        como para poder ser moderadas.  

Este informe presenta las características de las actividades. Si bien se analizan los porcentajes        sobre un total de 113 unidades, para todos los campos presentados a continuación se debe        contemplar que pueden existir datos faltantes debido a omisiones en el registro. Debido a esto,        varía el número total de las actividades para cada campo de registro. 

El 80% de las actividades moderadas pertenecen a centros de Primaria, en tanto el 11 % pertenece a        UTU, el 8% a Secundaria y el 1% de Formación Docente.  

                     

Muchas actividades mostraron la integración de diferentes áreas curriculares y ampliación del        trabajo a lo largo de diferentes grados (año curricular del estudiante) a partir del trabajo        colaborativo de diferentes docentes diseñando estas propuestas de manera conjunta. 

La mayoría de las actividades trabajaron con dos o más áreas de contenido. De 105 actividades que        detallaron valoración de las áreas curriculares, el 33% de las actividades trabajaron sobre un solo        contenido disciplinario, el 48% integraron entre 2 y 3 áreas, y el 19% restante trabajó con 4 o más        áreas curriculares.   

Los contenidos más trabajados corresponden a las áreas de lengua y ciencias sociales. Educación        física fue el área menos trabajada.  

          2

(4)

           

Un total de 108 actividades además trabajaron sobre la valoración de competencias. El 36% del        total se dedicaron a valorar y desarrollar una única competencia. El 52% trabajo entre 2 y 3        competencias y el 12% restante trabajo entre 4 y 6 competencias. La competencia más trabajada        por los docentes fue Comunicación, que fue abordada en un 75% de las actividades. Sin embargo,        Colaboración fue la competencia más utilizada en conjunto para todas las competencias. Es decir,        en aquellos casos donde se trabajaban dos o más competencias, los docentes suelen optar por        articular cualquiera de estas con Colaboración. Por ejemplo, el 60% de las actividades que        trabajaron Comunicación también trabajaron Colaboración. Para el resto de las competencias, este        porcentaje es incluso mayor oscilando entre el 60 y 77%.  

            3

(5)

aspecto no necesariamente destaca trabajo entre diferentes grados (debido a cuestiones de extra        edad, por ejemplo), muchos detallaron haber trabajado con dos años curriculares diferentes.        Algunos integraron un amplio espectro de edades incluyendo 3 (7%) y hasta 4 franjas etarias (4%),        dando cuenta del trabajo entre diferentes años curriculares.  

Dentro de las actividades de Primaria, la franja más trabajada fue la de los estudiantes que tenían        entre 9 a 11 años. Usualmente esta franja se corresponde con 4to, 5to y 6to de escuela. En cuanto a        Educación Media, el trabajo corresponde mayormente con ciclo básico.  

   

Edades de los estudiantes  ni 

% sobre el  total de  actividades  De 3 a 5  22  19  De 6 a 8  40  35  De 9 a 11  63  56  De 12 a 14  32  28  De 15 a 17  13  12  De 18 en adelante  2  2   

 

4

(6)

Resultados  

 

Para el proceso de moderación se utiliza como herramienta de medida la rúbrica de diseño. Esta        trabaja 4 dimensiones asociadas a la posibilidad de desarrollar las nuevas pedagogías. Los        resultados del proceso de moderación permiten identificar la calidad de las actividades en estas 4        dimensiones y, a su vez, genera evidencias concretas que justifican dicho juicio. Cada dimensión        puede ser valorada en 4 niveles. Las dimensiones se definen por los siguientes elementos: 

Alianzas de Aprendizaje: Se relaciona con los cambios en cómo las relaciones entre estudiantes,          docentes, familias y comunidad son concebidos. Esta dimensión se relaciona con la        capacidad de crear alianzas más allá del centro educativo y su participación como socios        en el proceso de aprendizaje; el rol del docente como activador y la voz del estudiante        como impulsor.   

Ambientes de Aprendizaje: Un clima y cultura para el aprendizaje; entornos de aprendizaje          interactivos donde los estudiantes están profundamente comprometidos y motivados. Esta        dimensión se relaciona con el desarrollo de espacios reales más allá del espacio del aula. 

Prácticas Pedagógicas: Una fusión de prácticas pedagógicas probadas y prácticas innovadoras        emergentes. Esta dimensión se relaciona con la integración de nuevas prácticas donde se        contemplen las necesidades de los estudiantes. Aún muestra dificultades en la integración        de criterios de éxito y la introducción de autoevaluación y evaluación entre pares.   

Apalancamiento Digital:   ​Integración de las tecnologías digitales en las prácticas del aula para        acelerar, amplificar y agregar valor al aprendizaje. Esta dimensión se relaciona con la        integración de la tecnología más allá de los usos tradicionales. La integración de la        tecnología en las actividades por parte de los docentes sigue siendo superficial.   

              5

(7)

aprendizaje en sí mismo. Muchas veces el uso digital se limita al registro o al desarrollo del        conocimiento en el manejo de un software o herramienta digital, pero no a potenciar el objetivo del        aprendizaje en sí mismo. Si bien el uso de software puede verse como un obstáculo y es        importante contemplar el abordaje del mismo, la mayoría de las actividades se limitan a este tipo        de incorporación.  

En esta misma línea, se ha visto que se pierden muchas oportunidades de potenciar la dimensión        de Ambientes de Aprendizaje al no utilizar los espacios virtuales para continuar los intercambios        entre estudiantes. Algunos ejemplos de buenas prácticas han utilizado lo digital como herramienta        de intercambio estudiantil que a su vez permite el registro del proceso. Este registro ha permitido        hacer valoraciones más sólidas en dimensiones de competencias que incluyen los intercambios        (como Colaboración y Comunicación) y han ido un paso más lejos integrando a la familia en el        proceso de aprendizaje de los estudiantes mediante la solicitud de feedback. 

Es interesante destacar en esta sección que esta dimensión es también la que presenta menos        cantidad de actividades en niveles avanzados y acelerados a nivel de las moderaciones        internacionales. Es decir, las actividades presentadas por otros países del NPDL también se        enfrentan al desafío del uso de lo digital en el aula.  

La dimensión Ambientes de Aprendizaje es la que muestra el mayor porcentaje de actividades en        los últimos dos niveles de la rúbrica (acelerado y avanzado) con un 25% de actividades acumuladas        en los mismos. La mayoría de las actividades han fortalecido esta dimensión incorporando espacios        por fuera del aula para abordar conocimientos específicos. Si bien el elemento digital es tomado        también como un ambiente potente para el aprendizaje, las actividades han mostrado este        elemento en menor medida. Este además se condice con las dificultades del uso de lo digital,        vistas en la dimensión de Apalancamiento Digital.  

Ejemplos de buenas prácticas en Ambientes de Aprendizaje dan evidencias de espacios de        experimentación reales; espacios de exploración tanto orientada por los docentes como orientada        por los mismos estudiantes donde se busca acceder a expertos o entrevistar miembros de la        comunidad como insumo de la fase de construcción de soluciones; apertura del aprendizaje a        juicios externos mediante la comunicación de los productos y proyectos de los estudiantes más        allá del aula; trabajo en conjunto con otras escuelas, liceos o instituciones. 

Con excepción de “Apalancamiento Digital”, todas las dimensiones tienen un predominio de        actividades en niveles emergentes. Sólo dos de ellas mostraron un 1% de actividades en niveles        avanzados.  

 

 

Comparación de las actividades moderadas durante 2016 y 2017 

 

Durante la moderación realizada en el 2016 se seleccionaron 320 actividades para atravesar por el        proceso de moderación. De este total, 22 actividades fueron retiradas de la moderación debido a        que no contaban con las evidencias suficientes para poder realizar la valoración. De las actividades        finalmente valoradas 279 pertenecen a Primaria, 15 a Secundaria y 4 a UTU. 

Durante la moderación realizada en el 2017 se seleccionaron 120 actividades para atravesar por el        proceso de moderación. De este total, 21 actividades fueron retiradas de la moderación debido a        que no contaban con las evidencias suficientes para poder realizar la valoración.  

Si bien la cantidad de actividades moderadas durante el 2016 es sustancialmente mayor a las        moderadas en el 2017, puede verse que la calidad de las actividades presentadas mejora con        respecto al año anterior.  

Uno de los objetivos de las actividades de aprendizaje profundo consiste en la integración de        diferentes áreas de conocimiento. A diferencia del 2016, la mayoría de las actividades del 2017        trabajaron sobre más de un área de conocimiento. Las actividades del 2017 han mostrado integrar        mayor número de disciplinas. Durante el 2016 el 58% de los docentes trabajaron sobre una única       

(8)

área mientras que en el 2017 este porcentaje disminuyó al 33%. El porcentaje de docentes que        trabajaron 4 o más áreas curriculares aumentó del 13% en el 2016 al 19% en el 2017.  

Las actividades presentadas mostraron una mejor integración entre áreas curriculares. Por ejemplo,        en el caso de los centros de media, estos aspectos suelen reflejar también un mayor grado de        trabajo interdisciplinario y, por lo tanto, colaborativo entre docentes. Al igual que en el 2016, se        priorizaron las mismas áreas: lengua y matemática. Además, se incorporó sustantivamente el        trabajo de ciencias humanas y naturales.  

En cuanto a la calidad de las actividades se ve una mejora en todas las dimensiones.        Apalancamiento digital sigue siendo un desafío ya que los cambios en esta dimensión no son        significativos. La dimensión que mostró el mayor aumento es Ambientes de Aprendizaje. Esto        resulta interesante ya que esta dimensión es la que tenía las mejores valoraciones el año anterior lo        que hacía más complejo mostrar mayor diferencia en la mejora año a año.  

               

 

        7

(9)

Este primer Informe de Moderación Nacional nos presenta el gran desafío de continuar creando,        registrando y compartiendo Actividades de Aprendizaje Profundo (AAP), específicamente en tres        líneas de acción:  

● apostando a la     ​mejora contínua del registro de evidencias de los logros de aprendizaje de                los estudiantes;  

● continuando el trayecto recorrido en la​ integración de disciplinas y áreas de trabajo​; y   ● mejorando el foco puesto en el ​desarrollo de competencias​. 

 

La moderación de actividades es un proceso continuo, de revisión, análisis y mejora de las        prácticas de enseñanza abiertas a la construcción colectiva. Esto implica repensar nuestra        concepción de la enseñanza, pasar de una visión de actividad individual y en solitario para ir hacia        una concepción de la enseñanza como actividad colectiva y en red. Creemos posible esta        construcción colectiva consolidando la Comunidad de Aprendizaje Profesional (CAP), donde los        docentes trabajan en colaboración en el mejoramiento de su enseñanza para el progreso del        aprendizaje de sus alumnos. 

            8

Figure

Actualización...

Related subjects :