(1) Relaeéones de Felipe II, tomo v, folios 5~2 578, en la Biblioteca de esta Academia, estante 21, grada 2.8, C, núm. 14.

Texto completo

(1)

VI

FUENCARRAL . SU DESTRUCCIÓN A MEDIADOS DEL SIGLO AV. DATOS INÉDITOS

Yacen, por desgracia, inéditas las Relaciones que mandó hacer

Felipe 11 «para la descripción e historia de los pueblos de España y honra y ennoblecimiento do estos reinos» . A 19 de Enero de ¡579 se hizo en Fuencarral la de este lugar, que se tomó por or-den del Ilustre Sellor Licenciado Martín de Espinosa, Corregidor de Madrid, y se recibió de boca de los vecinos Juan de Ayenso el viejo y Juan Serrallo el viejo, «como hombres antiguos y Inés in-teligentes y curiosos» (1). Acerca del episodio de la guerra civil promovida por los Infantes de Aragón contra D. Juan II, episodio que motiva este Informe, aquellos ancianos atestiguaron lo si-guiente :

«A los treinta y dos capítulos dixeron que estos que declaran oyeron decir á, sus padres y agüelos que pocos años antes que viniese á reynar á España el Serenissimo Sellor y Rey D." Fer-nando de gloriosa memoria, un caballero que se llamava mosén ,cuan de Muelles, que era señor, aquella sazón y tiempo, de la villa de Torixa (`?), havía venido con mucha gente armada al di-cho lugar de Fuencarral (que en aquel tiempo y sazón el didi-cho lugar sería de hasta sesenta vezinos) y le havía robado y saquea-do quanto en él havía ; y á la gente que podía haver y tomar, las llebava presos á la villa de Torixa ; y que los vezinos del dicho lugar y parientes los yvan á ¡los arrescatar, y los rescatavan por el precio que se concertavan .»

Esta Relación se dilucida y confirma plenariamente por la

si-guiente cédula de los reyes D. Fernando y D.a Isabel;

(1) Relaeéones de FelipeII, tomo v, folios 5~2 578, en la Biblioteca de esta Academia, estante 21, grada 2.8, C, núm. 14.

(2) villa distante tres leguas al Nordestede Guadalajara, sobre la carretera gene-ral de Madrid á Barcelona.

(2)

360 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Alcalá de Henares, 19 Noviembre 1485. Cédula que dirigieron los Reyes Católicos á su comisario y juez de términos en Madrid, el Licenciado Mfon. so del Aguila, amparando los derechos de Fuencarral é impidiendo quede nuevo se despoblase y feneciese.-Archivo general del Ayuntamiento de Madrid, legago 3132-22.

Don fernando e dona ysabel, por la gracia de dios Rey ó Reyna de Castilla, de león, de aragin, de Secilia, de toledo, de valencia, de gallisia, de mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de córdova, de Córcega, de murcia, de Jahén, de los algarbes, de algeciras, de gibraltar, conde é condesa de Barcelona, Señores de vizcaya é de molina, duques de Atenas e de neopatría., condes de Rosellón á de cerdania, marqueses de oristán, é de gociano, á vos, el lícen-ciado alfonso del águila, salud é gracia .

Sepades que por parte del concejo, alcaldes é oficiales é omes buenos del lugar de fuent carral nos fue fecha Relación por su petición que ante nos eabiaron, [é á nuestro] consejo presentaron disiendo que de mucho tiempo acá ellos tienen e poseen por suyo é como suyo el término que llaman de val de lomasa, que es en término de la dicha fuent carral, por justo é derecho título de conpra ; en el qual el dicho concejo ó omes buenos dis que tenían sus labrancas de pan en que se sostenían é de que pagavan todos sus pechos e derechos Reales é concejales; é que agora dis que vos, el dicho licenciado, como nuestro jues en los términos que estavan tomados e arpados á la villa de madrit, dis que les quitas-tes el dicho término de lomasa, é lo adjudicasquitas-tes (1) á la dicha villa, porquel dicho concejo no presentó los títulos que á ello te-nían ; los quales dis que al tiempo que mosén Juan de puedes, desde torija, robó é quemó é destruyó el dicho lugar, é llevó dende muchos presos, se quemaron e perdieron muchos títulos é escriptu-ras, é que por la pobresa del dicho concejo no pueden así seguir

su justicia; é que como quier que] dicho concejo é omes buenos del dicho lugar han requerido muchas veces á la dicha villa de madrit é justicia é Regidores delta, que usando con ellos de pie-dad gelo dexen solamente labrar, en que se puedan sostener por quel dicho lugar no sé despueble, pues que lo labran los vesinos

(3)

é moradores de la villa de alcovéndas, que son de fuera de la ju-risdición de la dicha villa de madrit; pues dis que lo saben los di chos Regidores, e no lo han querido ni quieren remediar ni vedar, que no lo han querido faser ; en lo qual si asi oviese de pasar, dis quel dicho lugar de fuent carral é vesinos é moradores dél se despoblarían; que nos suplicavan e pedían por merced que mandásemos al concejo Justicia é Regidores, oficiales e onles buenos de la dicha villa de madrit que los dexasen labrar en el dicho término segund que solían, porque no tienen otro lugar tú término en que labren ni se sostengan, porque de otra manera el dicho lugar se perdería é despoblaría como dicho es; ó como la nuestra merced fuese.

E nos tovimoslo por bien. F'or que (1) vos mandamos que luego veades el dicho lugar é término, é lo rondedes é veades los térmi-nos que al dicho lugar de fuent carral quitan en que labran ; é así visto é el daño que les viene de les quitar el dicho término de val de lomasa y el provecho que á la dicha villa se sigue, que les sea quitado é que quede por pasto común ; e proveades sobre ello como cumple á nuestro servicio é al bien procomún de la dicha villa é su tierra, por manera quel dicho lugar é vesinos e mora-dores dól no se despueblen, á esta causa, del dicho lugar; para lo qual todo lo que dicho es, vos damos poder conplido por esta nues , Ira carta con todas sus incidencias e dependencias, anexidades é conexidades . E non fagades ende al, sopena de la nuestra merced é de dies mill maravedís para la nuestra cámara, so la qual dicha pena mandamos á qualquier escrívano público, que para esto fuere llamado, que dé ende al que vos la mostrare testimonio sig-nado con su sigilo, parque nos sepamos corno se cumple nuestro mandado.

Dada en la noble villa de alcalá de henares, á dies é nueve dias de novienbre, año del nascimiento de nuestro Salvador ihesu christo de mill é quatro cientos é ochenta é cinco años .

D(idacus) electus yspalensis (2), Johannes doctor, andreas doc-tor, Joannes doctor decanus yspalensis.

(1) Por lo anal.

(4)

362 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

E yo, alfonso del mármol escrivano de cámara del Rey

e

de la Reyna nuestros Señores, la fis escrevir por su mandado con acuerdo de los del sa consejo.

(Al dorso) : Registrada . Doctor Rodrigo días chanceller.

Con esta cédula requirieron al dicho licenciado, hallándose este en Fuencarral, el día 12 de Maizo de 1486, los alcaldes de aquel lugar Pascual Martín de Morales y Aparicio, los procuradores del concejo Pedro del Valle, Martín Muñoz y Juan González Rol-dán, y los hombres buenos Alfonso Fernández del Valle, Miguel Sánchez, Pascual Martín (1) y Alfonso Fernández del Valle, En 2á de Julio el Concejo renovó la instancia ante el expresado juez, quien procedió inmediatamente á la información oportuna, y libró sentencia favorable á los de Fuencarral en 13 de Octubre de 1487, imponiendo á los contraventores la pena de diez mil ma-ravedises, aplicables para la guerra de losmoros .

Abriendo la crónica del Rey D . Juan 11, se circunscribe en tiempo del saqueo, incendio y desolación que Mosén Juan de Puelles, señor de Torija, infligió á Fuencarral. Habiéndose eva-dido á Navarra su rey, el bullicioso Infante 1J. Juan, y volviendo á levantar cabeza la parcialidad de D. Alvaro de Luna con la li-bertad del rey de Castilla, éste puso cercó á la villa de Peñafiel en 18 de Julio de 1444 ; «é mandó luego hacer su proceso contra Mosén Juan de Puelles, al qual el rey de Navarra había dexado cargo así de la villa como de la fortaleza, é contra todos los que dentro estaban,

e

continuamente se hacían los pregones ; y así estuvo el Real hasta diez y beis días del mes de Agosto de este dicho año, quel Rey mandó combatir la. villa por seis partes, é duró el combate por espacio de tres horas,

e

al fin cutróse por fuerza,

o

fue metida á sacomano, é hízose en ella gran daño ; é aunque el Rey lo quisiera estorvar, no se pudo menos hacer. Mosén Juan Puelles, desque vido la villa entrada, é no la podía defender, acogióse á la fortaleza; ó túvolo el Rey cercado algunos días, pero al fin hizo su partido, que entregó la fortaleza al Rey" . No dice la Crónica á dónde se fué Mosén Juan de Puelles des-pués de haber capitulado en Peñafiel ; pero debió regresar al año

(5)

siguiente desde Navarra, acompañando á su rey (1), cuando éste se entró á mano armada por el corazón de Castilla : y se llegó á Torija y la tomó; y lo mismo hizo con Alcalá de Henares y Al-calá la vieja y San Torcaz. La batalla de Olmedo (19 Mayo 1 4 45) fue fatal al rey de Navarra y á su hermano el Infante D. Enri-que ; pero Enri-quedaban en pie por aquél las fortalezas de Atienza y de Toríja . Sometida Atienza, parte de su guarnición se pasó á servir en Torija bajo las órdenes del alcaide Ilosén Juan de Fue-lles. «Y ea este mismo tiempo vino el arzobispo de Toledo (2) por frontero á la villa de Guadalajara contra la villa de Torixa corno el Rey lo había mandado, é continuó ende este año (1445) con toda su gente ; e como aquella sierra era muy fragosa, no los podía resistir que no saliesen á robar é á hacer daños en aquella comarca, tanto que muchas veces vinieron al arrabal de Guiada-laxara donde el arzobispo estaba, é robaban ende é pusieron fuego á algunas casas de dicho arrabal, á volvianse en salvo á la villa de Torija.» Así duraron las cosas hasta en fin del año siguien-te (3j, ó hasta que viendo el rey de Castilla «que le cumplía poner mayor fuerza para tomar aquella villa, envió mandar á D . Iñigo Lopez de Mendoza, marqués de Santillana, que se juntase con el arzobispo, e ambos á dos tomasen cargo de cercar la dicha villa é combatir hasta la tomar; los quales la tuvieron cercada asaz días, combatiéndola con trabucos e ingenios é lombardas, con lo qua) hicieron tan gran daño en la villa e cerca (4), que pusieron en tan gran estrecho á bilosén Juan de Puelles, que visto por él que no se podía luengamente defender, ni esperaba ningún socorro, acordó de dar é dió la dicha villa é fortazeza á los dichos arzobispo é marqués con cierta conveniencia que entre ellos se hizo; é así Moséu Juan de Puelles se fue para Aragón ; é la villa é fortaleza de Torija quedó por el rey D. Juan» .

Hasta el día 2 de Agosto de 1452 ondeó sobre la fortaloza de Torija el estandarse de Mosén Juan de Puelles (5) . Seglíu la

Cró-(1) Crónica de D. Juan II, año 1445, cap. r. (Z) Alfonso Carrillo .

(-9) Crónica, año 1446, cap. vni. (4) Recinto amurallado.

(6)

364 ROLETiN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

Dita,

se fué para Aragón ;

pero un año más tarde (1), á causa de otro reencuentro con el marqués de 'antillana, gemía incomuni-cado y preso en el alcázar de Guadalajara, como lo refiere Zuri-ta (2), describiendo el viaje de Ferrer de Lanuza, Justicia de Aragón .

La ruta que éste seguía desde Guadalajara, camino de los puer-tos, llegándose á Colmenar Viejo, le llevaba por Alcalá y por el puente de Viveros sobre el Jarama en derechura á Fuencarral, donde por sus propios ojos pudo ver y deplorar los horribles es-tragos que en el pueblo y todo su término sembró la mano audaz de aquel

señor, de Torija (3),

nuevo Hércules encadenado, cuyas proexas resonaban por toda España y sin duda más allá de los Pirineos. La ruina de Fuencarral á mediados del siglo xv se coloca por precisión entre dos hechos culminantes de la vida mi-litar de tan esforzado caballero, es á saber: la rendición de Peña-fiel (Agosto 1444) y la de Torija (Agosto 1452). Opino que Fuen-carral se arruinó cuando asomaba la primavera del año 1445 .

Madrid, 6 de Octubre de 1899.

FIDEL FlTA.

arzobispo de Toledo y del marqués de Santillana, porque éste en una donación que hizo de cien fanegas de sal al monasterio de Sopetrán cerca de Hita, puso esta fecha:

Ftté,fecha en la villa de Torija, en dos días del mes de Agosto, en el qual día et SO>far Arpobispo de Toledo ¿yo entrarnos por combate en la dicha villa, año de 1152 . Publicó el documento el P. Heredia en su historia de Sopetrán.v-Nota del académico de número D. Juan Catalina García.

(1) En Agosto de 1453 .

(2) «Fué el Justicia de Aragón por Arcos (de Medinacali);.. . daba priesa en su ida (á Escalona), y pasó por Torija,por ver aquel tan nombrado lugar, y ádonde tan s eria-lados y famosos hechos de armas se executaron por los capitanes y geute del rey de Navarra; que según certificava el Justicia de Aragón, hirvieron .nos que hombros en ayer resistido tanto tiempo; y el Marqués de Santillana estava muy arrepentido por ayer derribado aquella fortaleza . Recibieron al Justicia de Aragón en Guadalajara con gran honra el conde de Medina y don Lorengó Suáiez de Figueroa hijo del piar" qués de Santillana ; y Don Loreneo le llevó á su casa, y él y su muger hija del conde de Ribadeo le hizieron mucha fiesta; y no pudo ver áJuan de Puelles, que estatua preso en el alcápar de (íuadalviara. Desde allí, porque entendió que el Rey de Castilla era ido de Escalona la vía de Tordesillas, tomó el camino de los puertos; y fué áColmenar

el viejo y en el Espinar de Segovia supo que el Rey y el Príncipe su hijo estuvieron juntos en San Pablo da la Moraleja»--dnales de Arayón, libro xvr, cap . 14.

(3) 5`etbor no lo era en propiedad, sino alcaide y gobernador, ó lugarteniente del rey de Navarra.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :