EPI s: EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL

Texto completo

(1)

EPI’s: EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL

El uso de los EPI, están regulados por el Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo (B.O.E. de 12 de junio). Para dar cumplimiento a las líneas generales de dicho Real Decreto, quien tenga la calificación de empresario, antes de proceder a la elección de un EPI, de-berá proceder a una apreciación del mismo para evaluar en qué medida responde a: 1. su adecuación a los riesgos de que haya que protegerse, sin suponer por sí un riesgo

adicional.

2. las condiciones existentes en el lugar de trabajo. 3. las exigencias ergonómicas y de salud del trabajador. 4. su adecuación al portador, tras los necesarios ajustes. Esta apreciación incluirá:

1. el análisis y la evaluación de los riesgos que no puedan evitarse por otros medios.

2. la definición de las características necesarias para que los EPI respondan a los riesgos indicados en el apartado anterior.

3. la evaluación de las características de los EPI en cuestión que estén disponibles.

Además se recuerda que se debe consultar y hacer participar a los propios trabajadores sobre las medidas y actividades de protección y prevención previstas. Con esto damos cumplimiento al articulado de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y además se conseguirá una mayor aceptación de las medidas a adoptar al participar los trabajadores en la elección de las mismas.

Los medios de protección personal serán de empleo obligatorio, siempre que se

precise eliminar o reducir los riesgos profesionales, si bien debe estudiarse en primer lu-gar la posibilidad de eliminar la situación de riesgo mediante el empleo de técnicas de protección colectiva. Tomada la decisión de que determinadas situaciones de riesgo se protegerán con protecciones personales, se elegirá contemplando el adecuado en las normas de homologación, cuando éstas existan. Es recomendable que una vez seleccio-nados los equipos más idóneos, los trabajadores también participen en la elección final. Una vez realizada la elección, debe convencerse a la Dirección de la necesidad de su implantación y al usuario de la necesidad de su utilización. Así mismo, es conveniente la elaboración de una normativa interna que regule su utilización y señale los puestos de trabajo afectados.

Los equipos de protección personal, para ser eficaces, deben ajustarse a las característi-cas anatómicaracterísti-cas de cada trabajador.

(2)

Con la financiación de la:

Cada usuario debe ser instruido sobre las características de los equipos que se les entre-ga, de sus posibilidades y limitaciones. Tal normativa de uso debería entregarse por escri-to.

Se debe responsabilizar a cada usuario sobre el mantenimiento y conservación del equi-po que se le entrega. Ello tan solo es equi-posible si la asignación de equiequi-pos es personalizada y se establece un sistema de seguimiento y control.

El Delegado de Prevención, Servicio de Seguridad, Vigilante de Seguridad, Jefe de la de-pendencia o incluso el Comité de Seguridad y Salud (según corresponda), debe estar al corriente de:

• Los problemas que se presenten en la utilización de los protectores personales.

• La forma correcta de utilización.

• Que no se toleren excepciones en las zonas en que su utilización sea obligada.

La ropa de trabajo, que debe ser facilitada gratuitamente por la empresa al trabajador, tiene por finalidad proteger a éste en la realización de operaciones especialmente peno-sas o marcadamente sucias, e incluso frente a determinados riesgos de accidente o en-fermedad profesional. El cubrimiento total o parcial del operario tiene por misión defen-derlo frente a unos riesgos determinados, los cuales pueden ser de origen térmico (frío/calor), químico (sustancias cáusticas), mecánico (proyecciones), radiactivo (radiacio-nes) o biológico.

La ropa de trabajo debe cumplir, como mínimo, los siguientes requisitos:

• Ajustará bien al cuerpo del trabajador.

• Las mangas serán largas y ajustarán perfectamente por medio de terminaciones de tejido elástico.

(3)

• Se eliminarán o reducirán en todo lo posible los elementos adicionales como bolsillos, boca mangas, botones, cordones, etc..., para evitar la suciedad y el peligro de engan-ches.

• En los trabajos con riesgo de atrapamiento se prohibirá el uso de corbatas, bufandas, pulseras, collares, etc...

• En los trabajos con riesgo de enganche de cabello o de acumulación de sustancias peligrosas o sucias, se usarán cofias, redes, gorras u otro medio adecuado de protec-ción de la cabeza del trabajador.

• En casos que así lo precisen, la ropa de trabajo será impermeable, incombustible o de abrigo.

• Siempre que sea necesario se proporcionarán delantales, petos, mandiles, chalecos, fajas, o cinturones anchos que refuercen la defensa del tronco.

Cuando exista riesgo de caída o proyección violenta de objetos sobre la cabeza o de gol-pes, será preceptiva la utilización de cascos protectores.

Se usarán medios de protección ocular cuando puedan presentarse alguno de los si-guientes riesgos:

• Choque o impacto con partículas o cuerpos sólidos.

• Acción de polvos y humos.

• Proyección o salpicadura de líquidos fríos, calientes, cáusticos o metales fundidos.

• Sustancias gaseosas irritantes, cáusticas o tóxicas.

(4)

Con la financiación de la:

Las pantallas o visores deberán estar libres de estrías, arañazos, ondulaciones u otros defectos, y serán de tamaño adecuado al riesgo.

Las gafas y otros elementos de protección ocular se conservarán siempre limpios y se guardarán protegiéndolos contra el roce.

Si un trabajador necesita cristales correctores, se le proporcionarán gafas protectoras con la adecuada graduación óptica u otras que puedan ser superpuestas a las graduadas del propio interesado.

En los trabajos de soldadura eléctrica se usará el tipo de pantalla de mano llamada “cajón de soldador”, con mirilla de cristal oscuro protegido por otro cristal transparente, siendo retráctil el oscuro, para facilitar el picado de la escoria, y fácilmente recambiables ambos. En aquellos puestos de soldadura eléctrica que lo precisen y en los de soldadura con gas inerte se usarán las pantallas de cabeza con atalaje graduable para su ajuste en la mis-ma.

Cuando el nivel de ruidos en un puesto o área de trabajo sobrepase el margen de seguri-dad establecido, será obligatorio el uso de elementos o aparatos individuales de

(5)

protec-ción auditiva, sin perjuicio de las medidas generales de aislamiento e insonorizaprotec-ción que proceda adoptar. Los elementos de protección auditiva serán siempre de uso individual.

Para los ruidos de muy elevada intensidad se dotará a los trabajadores que hayan de so-portarlos de auriculares con filtro, orejeras de almohadilla, discos o casquetes antirruidos o dispositivos similares.

En trabajos con riesgo de accidentes mecánicos en los pies, será obligatorio el uso de botas o zapatos de seguridad con refuerzo metálico en la puntera. Frente a riesgos quí-micos o de líquidos corrosivos, se utilizará zapatos con suela de caucho, neopreno, cuero especialmente tratado o madera. La protección frente al agua y la humedad se efectuará con botas altas de goma. Siempre que las condiciones lo requieran, las suelas serán an-tideslizantes.

La protección de manos, antebrazos y brazos se hará por medio de guantes, mangas, mitones y manguitos seleccionados para prevenir los riesgos existentes evitando en lo

(6)

Con la financiación de la:

posible dificultar los movimientos del trabajador. Éstos elementos de protección serán de goma o caucho, cloruro de polivinilo, cuero curtido al cromo o malla metálica, según las características o riesgos del trabajo a realizar.

Se usarán medios de protección del aparato respiratorio cuando se presente alguno de los siguientes riesgos:

• Polvos, humos y nieblas.

• Vapores metálicos u orgánicos.

• Gases tóxicos.

El uso de mascarillas con filtro se autorizará sólo en aquellos lugares de trabajo en que exista escasa ventilación o déficit acusado de oxígeno.

Los filtros mecánicos deberán cambiarse siempre que su uso dificulte notablemente la respiración. Los filtros químicos serán reemplazados de cada uso y, si no se llegaran a usar, a intervalos que no excedan de un año.

En todo trabajo en altura con peligro de caída eventual, será preceptivo el uso de cinturón de seguridad. Los cinturones se revisarán siempre antes de cada uso, y se desecharán cuando tengan cortes, grietas o deshilachados que comprometan su resistencia.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...