Psychological Support Program in Infertility (PAPI). First data on clinical effectiveness through the study of a case

Download (0)

Full text

(1)

* Carmen Moreno-Rosset, María de la Fe Rodríguez-Muñoz, Dpto. de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psi-cológicos, Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED, España

** Alejandro Ávila-Espada, Dpto. de Personalidad, Evaluación y Psi-cología Clínic, Universidad Complutense de Madrid (UCM; España) *** Francisco J. de Castro-Pita, Servicio de la Unidad de Reproduc-ción Humana Asistida, Hospital Universitario Príncipe de Asturias HUPA; Alcalá de Henares, España

E-Mail: cmorenor@psi.uned.es; psicologiadelareproduccion@psi. uned.es

REVISTA ARGENTINA DE CLÍNICA PSICOLÓGICA XXIV © 2015 Fundación AIGLÉ.

p.p. 5-12

P

rograma

de

a

Poyo

P

sicológico

en

i

nfertilidad

(

PaPi

)

.

p

rimEros

datos

sobrE

EfEctividad

clínica

a

través

dEl

Estudio

dE

un

caso

Carmen Moreno-Rosset*,

Alejandro Ávila-Espada**,

Francisco J. de Castro-Pita***

y María de la Fe Rodríguez-Muñoz*

Resumen

La infertilidad afecta al plano físico y psíquico de las personas. El PAPI (Programa de Apoyo Psicológico en Infertilidad) es una herramienta útil para aplicar en las Unidades de Reproducción Humana Asistida. Se presenta la aplicación y resultados del PAPI a un matrimonio musulmán re-sidente en España. El PAPI ha mostrado su efectividad sobre la mujer que siguió todas las fases del programa de apoyo psicológico. Por el contrario, en el varón solo se han encontrado dife-rencias clínicamente significativas en satisfacción familiar ya que no completó el Programa. Este estudio de caso apoya la utilidad clínica del Programa PAPI, y las potencialidades de mejora que los usuarios tienen si se les ayuda adecuadamente, y las implicaciones de la intervención clínica transcultural.

Palabras clave: infertilidad, apoyo psicológico, técnicas de reproducción asistida, transcultu-ralidad.

Key words: infertility, psychological support, assisted reproduction techniques, cross-culture.

Introducción

La Medicina de la Reproducción define la infer-tilidad como “el padecimiento” que aqueja a las parejas tras un año de relaciones sexuales habitua-les sin conseguir el embarazo esperado. El “padeci-miento” conlleva más dolor psíquico que malestar

somático(Ávila-Espada, 1993, 2011). Generalmente,

las personas desconocen si son fértiles o no hasta que intentan conseguir el embarazo. Aun cuando las causas pueden ser de origen femenino, masculino, mixto o idiopático, la infertilidad es de la pareja, el

estudio y tratamiento se realiza sobre ambos(de

Castro y Moreno-Rosset, 2009).

Nuestro estudio se desarrolla en España, donde la preocupación por la evaluación e intervención psicológicas en infertilidad ha ido incrementándose a la vez que ha aumentado la prevalencia e inciden-cia de dicha patología, como viene sucediendo noto-riamente en las sociedades desarrolladas y occiden-talizadas, pero también en las más tradicionales o de otras raíces. Se han creado instrumentos de eva-luación psicológica específicos en lengua castellana destinados a población infértil, como por ejemplo, el Inventario de Problemas Psicológicos en inferti-lidad (IPPI; Llavona y Mora, 2006) o el Cuestionario de Desajuste Emocional y Recursos Adaptativos en infertilidad (DERA; Moreno-Rosset, Antequera y Je-naro, 2008) que está tipificado para la población pañola y es el que se ha aplicado en el presente es-tudio. Otro cuestionario en inglés, pero disponible en lengua española, es el Cuestionario de Calidad de Vida en la Fertilidad (FertiQol; Boivin, Takefman y Braverman, 2011).

(2)

Se ha dedicado un notable esfuerzo en el desa-rrollo de Guías y Programas de Apoyo psicológico en infertilidad, en nuestro país, (Ávila-Espada, Moreno-Rosset, 2008; Bayo-Borrás, Cànovas y Santís 2005; Llavona y Mora, 2003; Moreno-Rosset, 2010; Mo-reno-Rosset y Ávila-Espada, 2009; y Tirado y Dolz, 2000). Los estudios sobre la eficacia de programas de apoyo e intervención psicológica en infertilidad se han llevado a cabo, generalmente, sobre amplias muestras. Una recopilación de los resultados obte-nidos puede consultarse en Ávila-Espada y Moreno-Rosset (2008) y Moreno-Moreno-Rosset (2010a), consta-tándose que son pocos los estudios que de forma controlada hayan investigado sobre la singularidad de un caso. No obstante, y como resaltan Roussos (2007) y Feixas, Hermosilla, Compañ y Dada (2009), los estudios de caso único son fundamentales en el desarrollo de la psicoterapia tanto a nivel científico como profesional. Son considerados diseños expe-rimentales, (APA, Presidencial Task Force on Eviden-ce-Based Practice, 2006) y por tanto son un método de investigación que, además, aporta al psicólogo clínico información intra caso al realizar compara-ciones entre las distintas fases por las que atravie-sa el sujeto a lo largo del tiempo. El diseño de caso único ha ido aplicándose en el estudio de distintas psicopatologías y desde distintos modelos de la psi-cología, como por ejemplo el cognitivo-conductual (Seidah, Dugas y Leblanc, 2007), el de constructos personales (Feixas, Hermosilla, Compañ y Dada,

2009) o el psicodinámico (García, López del Hoyo, Ávila-Espada y Pokorny, 2011).

En este trabajo presentamos un estudio de caso único con el objetivo de realizar una primera aproxi-mación al estudio de la efectividad del Programa de Apoyo Psicológico en Infertilidad (PAPI;

Moreno-Rosset, 2010a). El PAPI se ha creado en base a un

modelo biopsicosocial en el que se han tenido en cuenta las fases de estudio y tratamiento médico de la infertilidad, así como las respuestas fisiológicas asociadas y también los procesos cognitivos,

emo-cionales y sociales habitualmente presentesen esta

enfermedad crónica. La infertilidad, sin suponer un peligro para la supervivencia, supone un padeci-miento psicosocial elevado y de larga duración debi-do a que las personas persisten y repiten tratamien-tos de infertilidad con la esperanza de conseguir el hijo deseado. En base a las necesidades observadas en cada una de las fases por las que atraviesan las personas infértiles, se creó el Programa de Apoyo Psicológico en Infertilidad que coordina los protoco-los médicos y psicológicos, y que concilia las apor-taciones de diferentes modelos teóricos y clínicos. Como puede verse en la figura 1, la evaluación y apoyo psicológicos se integran completamente con la evaluación y tratamiento médicos formando un entramado que permite ofrecer la ayuda psicológica necesaria en cada momento y sobre cada persona en particular.

(3)

El Programa de Apoyo Psicológico en Infertilidad consta de cuatro bloques de técnicas que se aplican en función de los momentos de diagnóstico y trata-miento de TRA (Técnicas de Reproducción Asistida): 1) relajación, 2) solución de problemas y control de las cogniciones, 3) habilidades sociales y de

funcio-namiento adaptativo y 4) asesoramientodel apoyo

emocional y consejos prácticos para los momentos difíciles. Asimismo contempla otras técnicas, tácti-cas y procedimientos para atender las necesidades específicas de cada caso en particular (Moreno-Ros-set y Ávila-Espada, 2009). Los pacientes disponen de un material específico para su utilización en las sesiones de apoyo psicológico (Moreno-Rosset y Ávila-Espada, 2009), así como un CD de relajación para la infertilidad para la práctica diaria (Moreno-Rosset, 2009), que facilitan la labor profesional tan-to a nivel terapéutico como de evaluación continua. En la Tabla 1 se detalla la aplicación del Programa de Apoyo Psicológico en Infertilidad (PAPI) aplicado al caso que a continuación presentamos, junto con las distintas entrevistas y autorregistros creados para los psicólogos que trabajan en este campo (More-no-Rosset, 2010b). Según Ávila-Espada y Moreno-Rosset (2008), los profesionales de la psicología que intervienen sistemáticamente en este ámbito de intervención merecen una atención especial, así como resulta necesario desarrollar estrategias de psicoprofilaxis tanto para proteger la salud mental del profesional que trabaja habitualmente con las intensas emociones asociadas a anhelo y fracaso en el ámbito de la infertilidad, como para mantener ac-tiva su sensibilidad, disponibilidad y apertura a los estados emocionales y necesidades de los consul-tantes.

CASO CLÍNICO: La infertilidad no sabe de culturas

Cumpliendo con las características del diseño experimental para casos únicos, a continuación presentamos un caso que hemos titulado “La in-fertilidad no sabe de culturas” para mencionar la dimensión transcultural de este caso, pero tam-bién lo común que estos problemas clínicos tienen en los sujetos de diferentes raíces culturales. En lo que sigue se resume la historia del problema, las evaluaciones psicológicas pre-postratamiento, los objetivos terapéuticos, y la aplicación paso a paso

del PAPI junto a la valoración de laefectividad del

mismo.

H. y F. son musulmanes. Él tiene 40 años y ella 37 respectivamente. F. viste con turbante en la cabeza y vestido largo hasta los pies. Hace 10 años que

am-bos viven y trabajan en España y acuden a la Unidad

de Reproducción Humana Asistida del Hospital

Uni-versitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares, España) para un estudio de fertilidad.

Historia del problema: Durante la Entrevista Psicológica de Anamnesis en infertilidad (EPAI; Moreno-Rosset, 2010b) informan de sus actividades laborales, poseen estudios primarios y viven en una casa alquilada en un barrio que valoran como “regu-lar”, indicando aspiraciones de un nivel de vida más acomodado. Hace 4 años que intentan el embara-zo, sin éxito. No conocen a nadie en su entorno con estos problemas y piensan constantemente en ello.

Valorando la posibilidad de lograrlo, éles pesimista

y ella optimista. H. cuenta que los musulmanes sue-len tener tantos hijos como sea posible y que para él significa un grave problema no tener hijos. El área más afectada es la relación de pareja (la sexualidad y la satisfacción general). Discuten asiduamente por motivos sin importancia. Ella padece jaquecas y do-lores de estómago. Piensa que puede contribuir a la probabilidad de embarazo a través de la alimen-tación y el ejercicio físico. Reza y habla con amigas sobre el tema. Él no le ha contado nada a nadie, lo vive con intensa vergüenza.

Evaluación psicológica: Se aplica el Cuestiona-rio de Desajuste Emocional y Recursos Adaptativos en infertilidad (DERA) (Moreno-Rosset, Antequera y Jenaro, 2008; Moreno-Rosset, Antequera y Jenaro,

2009)que permite detectar personas con

vulnera-bilidad a desarrollar posibles alteraciones emocio-nales que inciden en la reproducción, y evalúa al mismo tiempo los recursos personales e interper-sonales de mujeres y hombres, lo que facilita la orientación terapéutica individual y de pareja. Se observa que ambos poseen un elevado desajuste emocional (DERA-DE) y también que solo ella dispo-ne de recursos adaptativos (personales (DERA-RP) e interpersonales (DERA-RI). Asumimos la hipótesis de que el desajuste emocional en ella se mostrará como tendencia hacia los síntomas de ansiedad y en él hacia los de depresión. En ambos la satis-facción familiar será baja. Se ponen a prueba estas

hipótesis a través de la administración del

Cuestio-nario de Ansiedad Estado-Rasgo (STAI; Spielberger, Gorsuch y Lushene, 2008), Inventario de Depresión Estado-Rasgo (IDER; Spielberger, 2008) y Escala de Satisfacción familiar por adjetivos (ESFA; Barraca y López-Yarto, 1997), que volverán a ser aplicados en la evaluación postratamiento con el fin de compro-bar la efectividad clínica del PAPI.

Objetivos terapéuticos: Explicamos a H. y F. que realizaremos una intervención psico-educativa so-bre aspectos de la infertilidad y el adecuado manejo de reacciones emocionales que suelen aparecer du-rante el proceso de diagnóstico y tratamiento me-diante las Técnicas de Reproducción Asistida [TRA] (objetivo general del Programa PAPI). También se

(4)

Tabla 1. Programa PAPI aplicado al caso “La Infertilidad no sabe de culturas”

SESIÓN PROTOCOLO MÉDICO PROTOCOLO PAPI: EVALUACIÓN PROTOCOLO PAPI: ORIENTACIONES TERAPÉUTICAS

1 Anamnesis médica Entrevista Psicológica de Anamnesis en Infertilidad (EPAI)1ª Evaluación pre-tratamiento psicológico. Administración de los tests: DERA, STAI, IDER y ESFA.

Entrenamiento a F. en relajación con ayuda del CD y a H. en relajación breve. Explicamos que será útil en momentos estresantes, p. ej. seminograma.

Entrega de registros de relajación y de Autorregistros durante el Proceso de Estudio de la fertilidad (APEF).

2 Análisis hormonal en (3º día de regla. Semino-grama.

Revisión de registros de relajación y de autorregistros APEF. F. Describe zonas que no consigue relajar. Consigue un 50% de relajación y presenta pensamientos recurrentes sobre su cuidado: Piensa que no se cuida bien, que no descansa lo suficiente, etc., H. Resalta que no para de pensar en si se enterase su familia de esta desgracia.

A ella se le enseña cómo mejorar la relajación y a ambos se les entrena en Técnicas dirigidas al control de las cogniciones.

Cumplimentan el Registro de “Actividades y aficiones comunes y por separado” y se les entrega Autorregistros “Piensa las cosas de otro modo y las sentirás diferente” y continuar con la relajación diaria.

3 Análisis reserva ovárica (10º día de regla) Revisión de registros de relajación, de autorregistros APEF y “Piensa las cosas de otro modo y las sentirás diferente”

F. acude sola. Le va bien la respiración abdominal. Siente el estómago menos oprimido. Ha asimilado que sus dificultades de embarazo no se relacionan con mayores o menores cuidados personales.

4

Entrega de resultados: Infertilidad masculina. Inician tto. FIV-ICSI. Se prescribe pauta de inicio tto. TRA: frenaje ovárico

Entrevista Después del Diagnóstico de infertilidad (EDDI) Se realiza a ambos 2ª Evaluación postratamiento psicológico. Administración de los tests: DERA, STAI, IDER y ESFA. El tiempo transcurrido entre evaluación pre y postratamiento es de 5 meses.

H. Mantiene su pesimismo y no confía en el tratamiento. Informa que no tiene tiempo para realizar los ejercicios de relajación ni de control de pensamientos.

Por el contrario, F. le anima y comenta que ahora lo ve todo de manera distinta de cuando llegó a la Unidad. Se insiste en la relajación y práctica cognitiva y que pongan en marcha “Actividades y aficiones comunes y por separado” que anotaron en el registro. Dado que la siguiente cita coincidirá con el primer control de tratamiento de TRA, les entregamos Autorregistros AFIF. Y el Registro de Proyectos/Actividades con y sin hijos.

5 Control frenaje y pauta para inicio de estimula- ción ovárica

F. acude sola.

Revisamos registros de relajación en los que se observa que actualmente consigue entre el 85 y 100% de relajación. En el Autorregistro AFIF ha anotado incomodidades físicas y emociones positivas de esperanza. Entrega el Registro de Proyectos/Actividades con y sin hijos.

Siguiendo los contenidos psicoeducativos del PAPI, informamos que, como efecto secundario, la estimulación ovárica puede alterarla emocionalmente. También le explicamos que los ovarios pueden responder de forma distinta en cada mujer ante la estimulación. Se constata que esté realizando actividades placenteras tanto en solitario como acompañada.

6 Controles estimula- ción ovárica

F. acude sola

Nos informa que le han cancelado el tratamiento de TRA por baja respuesta ovárica y que está llevando a cabo la práctica del ramadán.

El ginecólogo le indica deberá volver a los dos meses para empezar un nuevo tratamiento. Pautamos sesiones durante este tiempo para mantener los logros adquiridos y resolver posibles necesidades durante ese tiempo.

F. se sentía culpable al atribuirse a sí misma la baja respuesta ovárica por motivos del ramadán. Este aspecto fue fácilmente reacomodado mental y emocionalmente a través de la práctica adquirida en reestructuración cognitiva, y sin modificar sus sistemas de valores y creencias, supo cambiar las atribuciones internas a otras externas centradas en el propio tratamiento y en que “Alá así quiso que ocurriese”, como asimismo podía ocurrir que consiguiera el embarazo o no. “¡Ni todos los tratamientos funcionan igual, ni todos tenemos todo cuanto deseamos!”, añadió.

7 --- F. acude sola. Informa que H. tiene mucho trabajo, y que considera no necesita el apoyo psicológico, y ahora menos que tienen dos meses sin tratamiento médico.

Revisamos el Registro que había cumplimentado sobre Proyectos y Actividades con y sin hijos y proponemos poner en marcha alguno de ellos. Decide ir de viaje a Marruecos a visitar la familia.

8 Inicio 2º tto. de TRA

F. acude sola. El viaje ha sido muy satisfactorio. Regresa con energías renovadas y la relación de pareja ha sido satisfactoria. Ha seguido haciendo la relajación durante todo este tiempo.

Se encuentra bien, decidida a empezar de nuevo y aunque considera que todo ocurre cuando tiene que ocurrir, le anima no estar ahora con el ramadán.

9 Control de tto. de TRA F. acude sola.Está contenta porque el segundo tratamiento está funcionando bien.

Siguiendo los contenidos psicoeducativos del PAPI, informamos que aun cuando le extraigan varios ovocitos en la próxima visita, los embriones resultantes pueden ser la mitad o menos, incluso a veces puede ocurrir que no se consiga ningún embrión para transferir.

10 Control de tto. de TRA F. acude sola.Se le aplica Entrevista durante el Tratamiento de TRA (ETRA-I)Cumplimenta el Registro de prevención de respuesta: ¿qué pensaré, qué sentiré y que haré si me quedo o no embarazada?

10

Punción: extracción ovocitos en F. Obtención muestra de semen por parte de H.

Acuden los dos.

Se inician sesiones de “acompañamiento”

En esta sesión, pasamos a ver a la pareja en la SALA DE REPOSO tras la obtención de ovocitos.

Procedemos a realizar las preguntas de rigor: ¿Cómo os encontráis?, ¿Qué sentís a estas alturas del tratamiento médico?

Recordamos sigan con relajación y actividades placenteras.

11 Transferenciaembrionaria Acuden los dos.

En esta sesión, pasamos a ver a la pareja en la SALA DE REPOSO tras la transferencia embrionaria.

Entregamos un Registro de Programación de actividades para que anoten las tareas diarias que preven realizar durante los quince días de espera de resultados en los que seguirán con la relajación.

12 --- Se les llama por teléfono

A mitad de la espera de resultados hablamos por teléfono para saber como se sienten y si todo va bien. Comprobamos que estén realizando las actividades quincenales previstas.

13 --- Se les llama por teléfono y se les aplica la Entrevista después del Tratamiento de TRA (ETRA-II). No ha habido gestación

F. comenta que ha sentido pena y ha pensado justamente lo que anotó en el Registro “es lo que Alá ha determinado en esta ocasión”. Le recordamos ahora tiene que hacer lo que también anotó, que fue: “continuar con mi vida” y “pedir cita para un tercer y último tratamiento”

(5)

tratarán síntomas individuales, que asimismo con-templa el PAPI. En este caso: disminuir los niveles de desajuste emocional y de ansiedad en ambos, y los de depresión en H. Aumentar los recursos adap-tativos y la satisfacción de pareja en ambos. Los beneficios indirectos del PAPI recaerán sobre los resultados finales del tratamiento mediante TRA, aportándoles equilibrio emocional, tanto ante el logro del embarazo como ante la gestión de su fra-caso.

Fases del programa de apoyo psicológico: El PAPI consta de dos fases. La primera se aplica du-rante el tiempo en el que las personas realizan las pruebas para el estudio de su infertilidad que suele durar alrededor de tres meses. Durante este tiempo se les enseña técnicas, tácticas y procedimientos que van a serles útiles para afrontar los estresores más habituales de los tratamientos mediante TRA que a continuación iniciarán. La segunda fase deno-minada de “acompañamiento” se aplica a lo largo del tratamiento mediante TRA, para mantener las fortalezas, habilidades, tácticas y técnicas aprendi-das, que permitirán afrontar las distintas fases de los tratamientos mediante TRA y su resultado. Las sesiones del PAPI, así como los materiales MAMI empleados en este caso se describen en la Tabla 1.

Valoración de la efectividad del PAPI: Para valo-rar la significación clínica del apoyo psicológico se ha utilizado el llamado tamaño del efecto [media pre – media post / DT pre] (Chambles y Gillis, 1993; Shapiro, Barlham, Rees, Hardy, Reynolds et al.,

1994).Cohen (1998) propuso que valores por

enci-ma de 0,2 se consideran cambios clínicos pequeños, por encima de 0,5, medianos y por encima de 0,8

grandes. En la fase postratamiento, se constatan

en F. cambios clínicos significativamente grandes en desajuste emocional, recursos personales e in-terpersonales, ansiedad-estado y satisfacción fami-liar; medianos en ansiedad-rasgo e inexistentes en las escalas de depresión estado-rasgo, si bien F. no presentaba sintomatología depresiva en la fase pre-tratamiento, por lo que no era esperable en la eva-luación pos-tratamiento. Sin embargo, en el hombre solamente aparecen cambios clínicos significativos de nivel medio en la variable satisfacción de la pare-ja (ver Figura 2), sin que el programa parezca haber promovido cambios en otras áreas.

Discusión

la intervención psicológica en el contexto de las TRA tiene un carácter coadyuvante a la eficacia de los tratamientos médicos, incidiendo sobre las va-riables psicológicas que pueden disminuir o aumen-tar la probabilidad de éxito con las TRA, cuya tasa media realista de éxito en Fecundación in Vitro [FIV] es de por sí baja. Se logre el embarazo en un nú-mero razonable de intentos o no, las personas es-tán expuestas durante los tratamientos a estresores muy relevantes, que se unen a los niveles clínicos o subclínicos previos de ansiedad, depresión, distor-siones cognitivas, déficit de habilidades y estrate-gias de afrontamiento, etc. Por ello, la intervención psicológica es necesaria no solo para coadyuvar

Figura 2. Resultados (percentiles) de las pruebas administradas pre-post apoyo psicológico. Significación clínica de los cambios.

(6)

al éxito de las TRA promoviendo equilibrio cogniti-vo y emocional potencialmente facogniti-vorecedor de la homeostasis del organismo, sino –y quizás sobre todo- para reducir el impacto psicológico negativo que la aplicación de las mismas TRA producen, por su carácter invasivo en diferentes planos (en lo hor-monal, en la violación de la intimidad, en los conte-nidos y representaciones de la identidad personal, en la vigilancia que se percibe desde el entorno fa-miliar y social). Esto es aún más necesario para un manejo saludable de las intensas emociones negati-vas asociadas con la expectativa de fracaso, o el fra-caso real de los diferentes intentos que incluyen los tratamientos, situación que se da habitualmente en más de dos tercios de las intervenciones realizadas. En los resultados observados se aprecia la efec-tividad clínica del PAPI en la mejora de variables psicológicas en la mujer (descenso del desajuste emocional y ansiedad y aumento de recursos adap-tativos y de satisfacción de pareja) pero también algunos resultados prometedores en el varón (au-mento de satisfacción con la pareja). Es lugar común entre los clínicos que intervienen con estas proble-máticas la dificultad de intervenir con éxito con el varón, quien habitualmente tiende a evitar implicar-se en las intervenciones, y los clínicos, muchas ve-ces desbordados por elevada demanda, acaban tra-bajando preferentemente con la mujer, que sí tiende a colaborar e implicarse activamente. En el caso es-tudiado, ambos han mostrado ser vulnerables por el impacto que su cultura y valores tienen en el rechazo de las situaciones de infertilidad, vividas como una desgracia que contamina todas las facetas del auto-concepto de las personas afectadas, hasta el punto de que la mujer puede sentirse invalidada (incluso repudiada) y el varón queda cubierto de vergüenza, claramente devaluado. En consecuencia, y dado que H. mantiene niveles altos de desajuste emocional, ansiedad y depresión y ausencia de recursos adap-tativos a la infertilidad, en este caso se recomendó un tratamiento individualizado del varón, centrado, principalmente, en el cambio de las cogniciones de-presivas y el aumento de los recursos adaptativos, teniendo en cuenta las singularidades de su cultura y religión, y también su situación de inmigración e inserción en una cultura diferente.

Por supuesto, el trabajo con las variables psico-lógicas debe continuar con ambos miembros de la pareja, a la par que se desarrollan las TRA, o tras su abandono, si la motivación y colaboración de los afectados y los programas de intervención clínica de las instituciones lo permiten. Pero este caso nos ilustra, a través de un estudio N=1, de la relevancia clínica del PAPI, y es un ejemplo de las potenciali-dades de mejora que los usuarios tienen, si se les ayuda adecuadamente.

La aportación de este trabajo no se limita a la particularidad del caso estudiado, sino que pone de manifiesto la importancia de atender de mane-ra interdisciplinar a las personas infértiles en todos los aspectos en que les afecta dicha enfermedad crónica, que adolece, generalmente, de dolor físico, pero se acompaña de enorme dolor psíquico, deri-vado de la incapacidad de procesar afectiva y cogni-tivamente una expectativa o experiencia de fracaso que compromete a toda la identidad. La ventaja que ofrece el Programa de Intervención PAPI es que, en base a las fases médicas del problema, construye un entramado de técnicas, tácticas y procedimientos de apoyo que el profesional puede usar para inter-venir sobre los distintos aspectos afectados: perso-nal, de pareja, familiar, social y laboral. En futuros estudios, se analizará la eficacia del PAPI utilizando muestras amplias y grupo control, sin embargo, los primeros datos sobre la valoración de la efectividad del programa muestran que el Programa PAPI y su complementario, el MAMI (Materiales de apoyo para el manejo de la situación de infertilidad) pueden ser aplicados en los programas de Salud Comunitaria ya que no solo no alteran el proceso de la intervención médica sino que, muy al contrario, facilitan una me-jor adhesión a los tratamientos de TRA y disminuyen las interferencias y padecimientos emocionales que afectan a los individuos que siguen dichos trata-mientos de infertilidad. Las instituciones públicas están en una posición idónea para promover la me-jora de la salud comunitaria en relación a las dificul-tades de tener hijos de forma natural, aspecto que va en aumento en nuestra sociedad actual, y que afecta ya de manera generalizada a las diferentes sociedades y culturas.

(7)

REFERENCIAS

APA, Presidential Task Force on Evidence-Based Practice

(2006). Evidence Based in Psychology. American

Psychologist, 61,4, 271-285.

Ávila-Espada, A. (1993). Estrés y procesos psicológicos en la infertilidad humana. En J. Buendía Vidal (Ed). Estrés y Psicopatología (pp. 181-200). Madrid: Pirámide.

Ávila Espada, A. (2011). Dolor y sufrimiento Psíquicos. Clínica e Investigación Relacional, 5 (1), 129-145. Recuperado de: [http://www.psicoterapiarelacional. es/CeIRREVISTAOnline/Volumen51Febrero2011/ tabid/761/Default.aspx].

Ávila-Espada, A. y Moreno-Rosset, C. (2008). La intervención psicológica en infertilidad: Orientaciones para un protocolo de actuación clínica. Papeles del Psicólogo. Monográfico sobre Infertilidad y Psicología de la Reproducción, 29(2),186-196.

Barraca, J. y López-Yarto, L. (1997). Escala de Satisfacción Familiar por Adjetivos. (ESFA). Madrid: TEA Ediciones.

Bayo-Borrás, R., Cànovas, G., y Santís, M. (2005). Aspectos emocionales de las técnicas de reproducción asistida. Barcelona: Col-legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya.

Boivin, J., Takefman, J., & Braverman, A. (2011). The fertility quality of life (FertiQol) tool: development and general

psychometric properties. Human Reproduction, 26

(8), 2084-2091.

Chambless, D.L., & Gillis, M.M. (1993). Cognitive therapy

for anxiety disorders. Journal of Consulting and

Clinical Psychology, 56, 893-897.

Cohen, J. (1998). Statistical power analysis for the

behavioral sciences (2nd. Ed.). Hillsdale, NJ: Erlbaum.

de Castro Pita, F.J. y Moreno-Rosset, C. (2009). Diagnóstico y tratamiento médico de la infertilidad. En C.

Moreno-Rosset (Coord.). Infertilidad y reproducción asistida,

Guía práctica de intervención psicológica (pp. 55-84). Madrid: Ed. Pirámide.

García, M., López, Y., Ávila-Espada, A. y Pokorny, D. (2011). Evaluación del cambio mediante el método ccrt-lu-s en un caso de duelo no resuelto mediante psicoterapia psicoanalítica focal. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 20, 1, 5-13.

Feixas, G., Hermosilla, S., Compañ, V. y Dada, G. (2009). Camino hacia el coraje: Terapia de constructos personales es un caso de depresión mayor, fibromialgia y otras comorbilidades. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 18, 241-251.

Llavona, L. y Mora, R. (2003). Atención psicológica a las parejas infértiles en tratamiento de reproducción asistida. En J.M. Ortigosa, J.M. Quiles, M. Quiles

Sebastián y F.J. Méndez Carrillo (Eds.). Manual de

psicología de la salud con niños, adolescentes y familia (pp. 287-304). Madrid: Ed. Pirámide.

Llavona, L. y Mora, R. (2006). Inventario de Problemas

Psicológicos en Infertilidad (IPPI). Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

Moreno-Rosset, C. (2009). La infertilidad ¿Por qué a mí? Un problema o un reto en la pareja. Madrid: Ed. Síntesis.

Moreno-Rosset, C. (2010a). Intervención psicológica. En

C. Moreno-Rosset (Edit.) Infertilidad (pp. 101-147).

Madrid: Ed. Síntesis.

Moreno-Rosset, C. (2010b). Evaluación psicológica. En

C. Moreno-Rosset (Edit.) Infertilidad (pp. 63-100).

Madrid: Ed. Síntesis.

Moreno-Rosset, C., Antequera, R. y Jenaro C. (2008). Manual del Cuestionario de Desajuste Emocional y Recursos Adaptativos en infertilidad (DERA). Madrid: TEA Ediciones.

Moreno-Rosset, C., Antequera, R. y Jenaro, C. (2009). Validación del Cuestionario de Desajuste Emocional y Recursos Adaptativos en Infertilidad (DERA). Psicothema, 21(1),118-123.

Moreno-Rosset, C. y Ávila-Espada, A. (2009). Intervención y apoyo psicológicos en infertilidad y reproducción asistida. En C. Moreno-Rosset (Coord.). Infertilidad y reproducción asistida, Guía práctica de intervención psicológica. Madrid: Ed. Pirámide.

Roussos, A. (2007). El diseño de caso único en investigación en psicología clínica. Un vínculo entre la investigación y la práctica clínica. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 16, 3, 261-269.

Seidah, A., Dugas, M. y Leblanc, R. (2007). El tratamiento cognitivo comportamental del TAG: Modelo

Conceptual y casos clínicos. Revista Argentina de

Clínica Psicológica, 16, 1, 39-48.

Shapiro, D., Barlham, M., Rees, A., Hardy, G., Reynolds, S., & Startup, M. (1994). Effects of treatment duration and severity of depression on the effectiveness

of cognitive-behavioral and psychodynamic

interpersonal psychotherapy. Journal of Consulting

and Clinical Psychology, 60, 522-534.

Spielberger, C D. (2008). Manual del Inventario de

depresión estado-rasgo (IDER). Madrid: TEA Ediciones.

Spielberger, C.D., Gorsuch, R.L. y Lushene, R.(2008). Manual del Cuestionario de Ansiedad Estado/Rasgo (STAI). Madrid: TEA Ediciones.

Tirado, M. y Dolz, P. (2000). Apoyo psicológico en pacientes que recurren a tratamiento de reproducción asistida con donación de gametos. Revista Iberoamericana de Fertilidad y Reproducción, 1, 73-87.

(8)

Recibido: 15-11-12 Aceptado: 26-6-13

Abstract: Infertility affects the physical and psychological level of the persons. PAPI (Psychological Support Program in Infertility) is useful tool to apply in Human Assisted. A case study is presented describing the implementation and results of the Psychological Support Program in Infertility (PAPI) to a Muslim couple Spanish residents. The PAPI has been shown the effectiveness on women that followed all the phases of the psychological support program. By the other hand, there are not been found clinically significant differences in the male who did not complete the program. This case study supports, the clinical utility of the PAPI Program, and the potential for improvement that users have, if it helps them properly, and the cross-cultural implications of clinical intervention.

Figure

Updating...

References

Related subjects :