CORTITA Y AL PIE. Edición N.01. Revista Total 90

13 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)
(2)

CORTITA Y AL PIE

Edición N.01

Por eso lo lograremos. Porque somos un club de fanáticos que sólo busca que las buenas postales no se pierdan en el tiempo, que las grandes histo-rias no se evaporen como el agua ni que las lindas anécdotas de fútbol queden como un vago regis-tro perdido en ese frio, lejano, oscuro e insensible planeta llamado Internet.

Nos han quitado todo señores, déjennos el fútbol. Obviamente tampoco vamos a desentendernos de las famosas plataformas digitales, pero las usa-remos sólo para interactuar con ustedes y apoyar nuestros contenidos, porque la idea es que dis-frutemos, que participen con nosotros, que nos manden sugerencias, historias y sobre todo sien-tan que esta revista es de ustedes. Porque eso es lo más importante, Total 90 es una revista hecha para hinchas, por los mismos hinchas.

Nos iremos coqueteando y conociendo mensual-mente, nos sorprenderemos y descubriremos jun-tos distintas secciones potentes de interés futbo-lístico, destacando la entrevista a algún ídolo de ayer y hoy en la que, al igual que toda la revista, intentaremos llegar al lado B del fútbol, de manera simpática y respetuosa, pero no por eso dejando la picardía que corre de la mano con todo jugador. El fútbol es para entretenerse, el fútbol es mucho más simple de lo que nos quiere hacer creer el pe-riodismo deportivo clásico.

Acá no vamos a hablar de la “periodización

tácti-ca”, “marca zonal”, del 4-4-2, ni de las transiciones

de defensa a ataque en los equipos de Guardiola. La verdad no es lo que buscamos y tampoco nos sentimos competentes para eso.

Además, de chantas el medio ya está repleto. Nuestra revista va a ser de lectura dinámica y livia-na, en principio sin textos muy extensos, salvo que la situación lo amerite y buscaremos siempre ser un agradable elemento para acompañar a colec-cionistas que quieran llenar ese oculto espacio de vacío futbolístico que quedó huérfano hace mu-chos años, cuando la era digital prendió fuego a nuestras revistas de papel.

En fin. Esperamos tener un lindo espectáculo. El juez da la orden, ¡que comience el partido! Como buenos caballeros nos presentamos.

Somos un pequeño grupo de futboleros criados en los noventa, de ahí un poco el nombre de nues-tra revista. Conformamos, a lo mejor, la última generación que pudo ver fútbol en su verdadera expresión, jugado con auténtico amor a la pelota y por estrellas que vivían alejadas de los flashes, por-que en su mundo todo era Fútbol y ellos brillaban con luz propia.

Somos de esa generación que de niños jugábamos en la calle, con arcos pintados de tiza y corríamos pateando la pelota blanca de cuero gastada. En las pichangas celebrábamos imitando a nuestros ído-los, finalizado el partido totalmente traspirados es-perábamos ansiosos tener en nuestras manos esa revista que nos informara y nos invitara a conocer al futbolista, a entender lo que realmente era vi-vir del fútbol. Sin Internet no había otra forma de aprender, la revista de fútbol era un libro sagrado. ¿Qué poster llegará? ¿Cuál será la portada? Que historia nueva contarán o simplemente saber a qué futbolista nuevo entrevistarán nos podía des-velar toda la semana. Hagan memoria como Peter Pan, e intenten recordar el pasado, se darán cuen-ta de que esas reviscuen-tas eran un verdadero carnaval de emociones. ¿Si era tan bueno, que pasó? Decidimos aventurarnos con sencillez pero mu-chísimo convencimiento en este proyecto para po-der a través de Total 90 recordar y rendir homenaje de alguna manera, a aquellos lindos años gloriosos a través de una revista que, respetando varias bue-nas ideas de esa época y mejorando muchas otras, nos haga sentir algo parecido.

Porque en tiempos en que las cosas pasan rápi-do y en momentos en que torápi-do es desechable, se agradece algo que detenga y retroceda un poco el tiempo para hacernos volver de alguna manera a la niñez. Porque increíblemente no existe, hasta ahora, un medio sencillo pero de calidad, que in-forme de fútbol de forma entretenida y conserve al mismo tiempo aquellos lindos recuerdos futbo-lísticos que merecen ser guardados.

Juntos navegaremos contra tormentosas corrien-tes, nos criticarán los de siempre y enfrentaremos de la mano toda la tendencia en los medios de co-municación del mundo, porque no somos ciegos ni tontos, sabemos que ya no existen revistas de ningún tipo, mucho menos de fútbol y que triste-mente el papel es un medio que está en la UTI. La cruel trituradora del tiempo elimina todo, pero no puede borrar recuerdos.

Revista Total 90

(3)

BORGHI

CLAUDIO

(4)

Total90: Hola Claudio, ¿cómo va?

Claudio Borghi: ¿Hola muchachos cómo están? Tengo más entrevistas que nunca, al estar desde casa no puedo zafar de ninguna…

¿Linda casa Bichi, eh?

Si weon, pero todavía no está pagada jaja ¿Cómo va la cuarentena?

Extraño mucho mi libertad, salir a caminar, to-marme un café en la esquina. Me despierto muy temprano y me vuelvo a dormir porque no tengo mucho más que hacer. Tengo dos posibilidades cuando me despierto, salir a hueviar al patio caga-do de frio o ir acostarme de nuevo. Tengo radio al medio día y después durante el día estoy muy ocu-pado haciendo charlas y zoom, así que estoy muy atareado. A veces incluso te trae quilombos con la familia porque si tienes la cena, no participas por-que tienes por-que hablar con alguien como ahora jaj El otro día te vi en el programa de la Divina Co-mida y mostraste la medalla del mundial, pero a los faranduleros presentes no les calentó mucho el fútbol. La tendrás por ahí para verla?

Si Claro, voy a buscarla.

(Llega con un estuche de cuero café que dentro tiene la brillante medalla y nos la muestra de cer-ca varias veces a la cámara)

Se ve bien?

Esta es la medalla del mundial con la copa graba-da en el centro. Ahora, esto tiene un valor más sim-bólico, por eso les decía que el estuche vale más que la medalla. La medalla no es de oro, es bañada en oro y en realidad ya es un elemento de la casa, de mis hijos, ni siquiera mío.

(Derrepente se complica la señal por sus proble-mas de Internet...)

¿Estás con problemas de señal?

El internet acá es un desastre, sabés que acá hace poco nos gastamos 275 lucas en unos módems que no funcionan para nada, una mierda. Hay que denunciarlos... (se mueve de lugar y va al living) Se ven muchos libros de fondo.

¿Te gusta la lectura?

En mi juventud me dediqué mucho a leer de his-toria de nuestro continente, españoles, ingleses y los antepasados que llegaron, saber de dónde ve-nimos y los inconvenientes que tuvieron. Algunos llegaron cagados de hambre, otros llegaron con mejores oportunidades. Me interesa mucho. Mu-chos no recuerdan que somos una cuna de inmi-grantes, acá somos todos invitados, los únicos que nos pueden decir extranjeros son los pueblos ori-ginarios. La gente piensa que me ofende que me digan argentino de mierda, jamás me voy a aver-gonzar de mis orígenes y mis costumbres. ¿Cómo te tratan por ser extranjero?

Acá en Chile nadie me trata como extranjero, sólo cuando alguien está ofendido me lo recuerda. Nunca falta esa persona que te lo recuerda, pero no me hace daño. La ignorancia es un problema de quien te discrimina, no tuyo. Me pasaba en Ita-lia, llegaba con mi mujer que era rubia, mantuvo los genes, mientras yo que era morocho, parece que mi abuela alguna cagada se mandó. Cuando llegaba ella pasaba y a mí los pacos me paraban. ¿Discriminamos mucho en Chile?

El chileno no es racista, es clasista. Acá hacen 3 ti-pos de preguntas ¿Cómo te llamás? ¿A qué colegio fuiste? ¿Dónde vives? Para sacarte en el momento de donde sos. Yo me río mucho cuando me pre-guntan dónde vivo. Europa tiene una gran historia, pero no significa que sean más cultos que noso-tros. Un italiano que sabía que era argentino me preguntó una vez si me vine en tren? No weon, no se puede venir en tren de Sudamérica! Estaba con mi mujer en Rusia y llega un grupo de Italianos y nos preguntan por qué hablan italiano? Porque vi-vimos en Italia y tenemos antepasados. Conozco americanos que se sorprenden con la cantidad de chilenos que hablan inglés, y que no tienen acen-to, se sorprenden porque piensan que somos indí-genas, que no sabemos escribir. Les recomiendo una película que se llama “vientos de lluvia” habla de la inmigración de europeos, principalmente en argentina. En muchos casos no vino lo mejor, nos transformamos en un pueblo independiente y no gracias a ellos, hicieron muchas cagadas aquí. El argentino no le rinde muchas pleitesías al extranjero, ¿piensas que eso se extrapola a sus triunfos deportivos?

Facundo Cabral decía, los Mexicanos descienden de los Mayas, los Peruanos de los Incas y los Argen-tinos de los barcos. En Argentina los viejos se creen europeos y los jóvenes americanos, esa es nuestra forma de ser criados. Yo pertenezco a un barrio que hay de todo, hay gente que le fue muy bien, juez de la nación, abogado y otros atorrantes.

Santiago. Miro por la ventana y está

lloviendo. Hace frio y llevamos casi

tres meses encerrados. Todo es gris,

fome y aburrido, pero no para Claudio,

que nos recibe alegre con una sonrisa

en su casa vía Zoom, para sacarnos

con grúa de la realidad, recorrer su

vida, transportarnos a México 86'

y olvidarnos por unas horas de los

problemas. Porque eso tiene este

deporte, entierra todo lo accesorio y

nos deja lo importante, el Fútbol, en

una conversación llena de historias

contadas en primera persona por el

único campeón del Mundo que vive en

Chile. En realidad, por el único chileno

campeón del Mundo, porque a Borghi,

lo sentimos nuestro.

En Argentina hay 7 jueces federales… A un amigo le decimos 'pollo', yo lo llamaba señor juez y no me daba pelota, le digo pollo y se da vuelta me dice

“no me digás pollo acá la concha de tu hermana”

Te cuento esto porque hay un lugar donde todos somos igual, el bar… Nadie puede decir yo soy abo-gado bla bla, porque te agarran a combos, no es bien visto. Esa es la diferencia de Chile y Argentina, que tú eres por quién eres, no por tu título. Cuan-do llega el gringo en Argentina no le responden, dicen este pelotudo no puede comunicarse. En Argentina no está esa cultura de hablar inglés e ir a universidades extranjeras. Tiene que ver con una crianza. Me sorprendí en Chile cuando me invita-ron a comer, pero me dijeinvita-ron sin niños… En Argen-tina no te dicen eso, ahí comienza el golpe cultural, como el caso de la mesa de los niños… En mi casa no pasa eso, tampoco invito 38 personas, pero eso quizás marca la diferencia. En Argentina cuando te mandás una cagada tu viejo te dice, “sos un

fe-nómeno que cagada te mandaste!”, es nuestra

crianza. Pero hay de todo también, hay argentinos que me molesta escuchar... “que hacés fiera”? Yo nunca hablé así. Al porteño no lo quiere nadie. Hablando de pleitesías. ¿Consideras que esta-mos copiando para mal al fútbol europeo, des-prendiéndonos de nuestras raíces, sacando al 10 clásico, hacer que el que extremo siga al lateral? Buena pregunta. Capello, ayudante de campo en el Milán me decía, no entiendo a los Sudamérica-nos que se empeñan en jugar como Sudamérica-nosotros y acá gastamos millones de dólares para jugar como us-tedes. Nosotros tenemos otras costumbres y otras habilidades.

En Brasil vas a la playa y las chicas además de te-ner un buen físico juegan un fenómeno. Brasil siempre se mantuvo firme a sus raíces, salvo

Dun-ga al cual no lo entendieron. Tengo miedo que los nuevos conceptos olviden las grandes virtudes… Los creadores existen, pero los van cambiando, como a Paredes a quien hice debutar de 10, pero hoy juega de 5. Hay algunos locos que se rehúsan al cambio, como Valdivia, pero Córdoba, Valdés y Pizarro, todos cambiaron a ser doble 5. Valdivia por eso no pudo ser importante en Europa, el técnico le dice jugás bien, pero necesito marca.

Acá en Chile, ¿quienes están trabajando bien? Católica le está sacando ventaja a todos, ellos pue-den hablar de formación integral, le dan sentido a la vida de los chicos. Particularmente sólo en juga-dores defensivos, siempre tienen que salir a buscar un '9' o '10'; Formar un '10' no es fácil. Otros clu-bes lo hacen de manera espontánea, Audax, Colo Colo, viene un weon y juega bien y piensan que lo formaron. Audax trabaja con los descartes de Colo y la U, después los vuelven a comprar. Chile está carente de formadores. Qué es ser formador? principios, valores etc... Esto no es sólo una pelo-tita. Hoy los entrenadores copian sistemas euro-peos, Mourinho, Klopp, pero diferentes edades. A esa edad no tienen la claridad para entender esos conceptos, terminan deformando en vez de for-mar jugadores

Hablando del Mundial de México, ¿recuerdas cuánto pesaba la Copa Bichi?

Sabés que la levanté hace poco, en el Mundial de Rusia que fui había un set de TV con muchos rostros y ex futbolistas, estaba Lineker, Gullit, Van Basten y mucho jugador histórico. De esos el úni-co gordito que la pudo levantar fui yo, porque fui campeón del mundo. Pesa como 7 kilos de oro y sólo puede levantarla un campeón del mundo o un jefe de estado. Ar gen tina v s. Bulgaria. Mé xico 86' ↓

(5)

CLÁSICOS DEL MAÑANA

CLAUDIO

‘BICHI’

BORGHI

El gran ‘Bichi’ es un tipo romántico a quien cada canción le emociona y cada nota recuerda un momento en su vida. “'El Tiempo Es Veloz' me recuerda muchísimo cuando estaba saliendo con mi novia, mi actual señora. Es de esos temas que ponés cuando estas recién apretando a tu mujer”. Junto a este hit, el ‘Negro’ les recomienda a todos los socios de Total 90, cinco temitas para enamorar y seducir hasta la más fría de las noches de este invierno encuarentenado en Santiago.

(6)

Que espectáculo más hermoso ver el fútbol en su máxima expresión. Te decían que eras lento, pero para salir corriendo está la pelota, a los genios dejémoslos pensar.

Juan Román Riquelme, el último exponente que quedó del ‘10’ clásico y con esa forma de ver el fútbol, contrario a las barritas de cereal, el medidor de kilómetros corridos y la foto con el peluquero un día antes del partido como bien dices en entrevistas, es lo que te hace diferente. Crack para declarar y entender el fútbol, no necesitas la verborrea de Menotti, Valdano o los libros de Bielsa para explicar tus conceptos. Con pocas palabras te basta para dejar mudos a todos como lo hiciste con Yepes. Ojalá sigas ligado al fútbol mucho tiempo más y continúes plasmando tu sello en los equipos que te toca participar. Por lo menos vi que ya le apuntaste perfecto en el inicio, haciendo que todas las categorías de Boca Juniors jueguen con un enganche.

Gracias por tanto torero. Perdóname. Ese mismo año manejaste los tiempos de la

selección Argentina en el mundial de Alemania en un partido que la gente sigue reclamándole a Pekerman por no meter al joven Messi, cuando realmente la cagó sacándote por Cambiasso. Pero la vida da revanchas y a ti te la daría en la Libertadores del 2007 para quedar en los libros de historia como el mejor jugador que jugó ese torneo. Ganaste esa Libertadores sólo y no es porque el resto del equipo fueran puro quesos (de hecho, estaba Palermo, Palacio, Negro Ibarra, Battaglia y el Cata Díaz) sino porque el equipo eras tú. Para una buena película se necesitan buenos actores, pero un mejor director.

Acá en Brasil, donde vivo actualmente, un amigo de Grêmio que fue a esa final en el Olímpico me contaba el otro día que esa noche el estadio entero se rindió ante ti. Muchos lloraban y miles gritaban de dolor, pero todos lo hacían mientras te aplaudían de pie como lo hicieron con Bochini el 84 o como la afición de la Juventus aplaudió de pie el gol de chilena de Cristiano.

En fin, si tuviera que elegir un momento y aunque no parezca, me quedo con tu última etapa en Boca en donde ya algo cansado, más lento y sólo trotando por la cancha, nos mostraste esa habilidad inigualable para aguantar la pelota de espaldas y habilitar.

Recuerdo estar en Chile mirándote en la cancha y detrás mío escuchar a un niño que me recordó a mí, 15 años atrás “Román era bueno pero ya ni

se mueve”... Errores de juventud. Precisamente

fue en Santiago que nos regalaste 2 cátedras:

contra la Unión Española y Universidad de Chile. ↑ Juan Román Riquelme en La Bombonera. Barrio La Boca. Buenos Aires, Argentina. Me arrepiento. Como muchas veces nos pasó

en la pubertad, las hormonas y las espinillas nos confunden, la pasión nos enceguece. El orgullo nos vuelve tontos y la calentura nos gana.

Esa jodida inmadurez que nos hizo errar constantemente sobre todo con mujeres, a mí también me traicionó siendo adolescente a la hora de evaluar ídolos.

Perdóname fútbol por no saber separar la razón del corazón. Perdóname Román por no disfrutarte como te merecías. Lamentablemente como dijo Voltaire, "el fanatismo es una enfermedad

incurable y esta vez salí perdiendo".

Yo soy el Profe y en general me gusta todo el buen fútbol, pero Boca Juniors es un equipo que de niño no me caía bien y terminó por asquearme esa ‘hipermediatización’ en los últimos 20 años del periodismo hablando constantemente del ‘Mundo Boca’ y que supuestamente todas las grandes estrellas mundiales se mueren por jugar y retirarse en Boca. De ahí el típico meme de la chancha Niembro “¿En qué afecta esto a Boca?”. Te culpé de todo a ti, pero eras mucho más.

Nunca desconocí tu brillantez futbolística, pero no quería verte levantar copas ni que te fuera bien. Maldita juventud, me llevó a cometer un crimen que no me perdono. No disfrutar en vida uno de los mayores talentos del fútbol y peor aún, tener ahora que conformarme viendo algunos supuestos ‘10’ del fútbol actual. Es que ahora que veo tus empolvados videos entiendo realmente que tus partidos había que verlos de frac, con una tabla de quesos y una cerveza bien helada al lado. El resto lo aportabas tú.

Hoy hasta quienes te odiábamos lloramos tu partida. Soy un viudo de ti.

En este mundo del fútbol donde parece ser requisito para triunfar tener grandes tatuajes, las mejores minas y hacer show en la cancha, tú eras diferente. Lo tuyo era jugar fútbol.

Te dirigieron casi puros entrenadores que al igual que yo, no te aprovecharon como correspondía: Bielsa nos privó de verte divertir junto al payasito Aimar en el mundial del 2002 (habiendo hecho gran dupla en el mundial juvenil de Malasia 97) luego Van Gaal, gran entrenador, pero incompatible con tu juego te insultaba diciendo

“Usted es el mejor jugador del mundo cuando tiene la pelota, pero cuando no la tiene jugamos con uno menos”, “Usted es un desordenado. Todos dicen que jugó un partidazo, pero yo le digo que tiene que jugar por izquierda”. Idioteces que hoy

sigo sin entender, sobre todo si te las dicen justo después dar dos pases gol jugando por el Barsa contra Racing de Santander.

Años 2006-2007, tu apogeo. Liderabas al enano Villareal en la inédita semifinal de Champions y te dabas el gusto de humillar al gran Zidane para su despedida en el Bernabéu: “Riquelme es un

jugador mágico que con su calidad arruinó mi despedida, nos volvió locos a todos” y para peor

el calvo, cual colegiala, te esperaba empapada al final del partido para quedarse con tu camiseta:

“Es un honor haberme retirado con su camiseta en mis manos” diría más tarde.

Zidane lo veía y el mundo no quería asumirlo, fuiste el último ‘10’.

“Maldita juventud, me llevó

a cometer un crimen que

no me perdono.

No disfrutar en vida uno

de los mayores talentos

del fútbol y peor aún tener

ahora que conformarme

viendo algunos supuestos

‘10’ del fútbol actual.”

Humille Profe

(7)

“PREFIERO SER HUÉRFANO A

SER MIEMBRO DE LA FIFA“

DIEGO A.

(8)

FIFA vs MARADONA

Hay que rebobinar el video y decir primero que Joao Havelange fue sin lugar a dudas el mayor bandido que jamás haya tenido la FIFA. El brasi-lero, muy estratega, intentó tener siempre de su lado a las grandes figuras del fútbol para conse-guir una mayor aceptación de la afición. Lo logró cabalmente con su compatriota Pelé quien siem-pre estuvo del lado de la FIFA a cambio de asegu-rarse una excelente imagen internacional, ser el embajador FIFA y compartir el palco junto a las al-tas esferas que controlan el fútbol (pese a tener en Brasil varios episodios oscuros que en otra edición analizaremos). Con Diego Maradona la relación era distinta, siempre fue pujante. Mientras el veterano presidente afirmaba que lo quería como un hijo o ‘nietito’, el argentino siempre decidió mantenerse distante. Nunca le creyó.

Los enfrentamientos entre ambos comenzaron en el mundial 86’, cuando Maradona junto a otros ju-gadores reclamaban por las altas temperaturas en que se jugaban los partidos, lo que incluso los llevó a amenazar con llamar a una huelga, situación que finalmente nunca ocurrió, pero que ya nos mostra-ba que la historia no terminaría bien. Después de 4 años donde la situación aparentemente se cal-mó, volvieron a enfrentarse durante el mundial de Italia 1990. Cuenta la leyenda que Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA en ese entonces, le dijo a Maradona que la suerte de la albiceleste en la final ante Alemania ya estaba sentenciada, el trasandi-no rebelde como siempre le dijo a don Julio, que no le importaba, trabaría con la cabeza igual para ganar ese partido. Eso sí, la mecha de la rabia ya estaba prendida, la historia quedaba en suspenso… Argentina no pudo ante Alemania y perdió con po-lémico penal convertido por Andreas Brehme, sin faltar las acaloradas puteadas y encerronas al ár-bitro Codesal. Terminado el partido Maradona llo-raba desconsoladamente, Havelange sonreía por dentro, ahora debían encontrarse en la premia-ción. El orgullo y la impotencia fueron más fuertes, el argentino se negó a darle la mano al presidente de la FIFA, ¡ahora sí que las papas quemaban! Para peor, meses más tarde Diego Maradona dio positivo por cocaína en un partido del Napoli, en un caso que estuvo lleno de suspicacias, ya que como relató en 1998 la prensa italiana, fuentes del laboratorio de Aqua Acetosa, donde se procesaron las muestras del ex futbolista argentino señalaron que “al parecer, la máquina en la que se analizó la

contraprueba no estaba limpia y contenía restos de cocaína, debido a unos estudios sobre drogas que estaban realizando en el laboratorio”.

Durante los años 80 y 90 los estimulantes esta-ban muy presentes en el fútbol, especialmente en Europa donde los dopajes eran moneda corriente de esos días. Equipos enteros dopados en finales, como fueron los casos del Olimpique de Marse-lla o la Juventus por citar algunos ejemplos, eran más común de lo que se pensaría, pero se oculta-ba con habilidad, mientras estuvieras del lado del que pone las reglas del juego. No era el caso de Maradona quien se quejaba, “Todos sabemos de

los doping en Italia, pero curiosamente los únicos que se drogan somos yo y Caniggia” (recordemos

que el inseparable amigo de Diego dio positivo por cocaína cuando jugaba en la Roma).

Pese a todo esto la culpa de Maradona era innega-ble y debía pagar como merecía. Sufrió una sus-pensión de 15 meses sin jugar, lo que significaba al final un castigo para él y para el mundo del fút-bol que nos privábamos de disfrutarlo en cancha. Cuando las cosas estaban en Guatemala se fueron a Guatepeor, Colombia goleó 5 a 0 a Argentina en el propio Monumental de Núñez, mandándolos a un tenso repechaje contra Australia. Se acercaba el Mundial, que por primera vez se realizaría en un país sin tradición futbolera como USA, había escases de figuras y se temía por la ausencia de Argentina, por lo que era que no, Grondona y Coco Basile intentaron convencer a Maradona de volver a la selección a lo que el astro accedió.

La cita planetaria todo lo permite y debían estar los mejores. Se jugaron los dos partidos y sospechosa-mente en ninguno de los dos se hizo control anti-doping, algo extraño si entendemos que se tratan de partidos cruciales, definiciones donde el prece-dente es que todos los partidos anteriores tuvieron el test de orina.

Que importaba, si era Australia. Son malos para re-clamar y no tienen peso en la FIFA.

El resultado trajo de vuelta los abrazos, las risas y con la clasificación de Argentina todo parecía tranquilo. Diego Maradona se iba a entrenar a la pampa para ponerse a punto mientras que los di-rigentes de la FIFA promocionaban el mundial de Estados Unidos con bombos y platillos, más la pre-sencia del conflictivo volante argentino como pro-tagonista de la película.

El Coco Basile eso si quería estar tranquilo y ase-gurarse de tener a Maradona limpio, por lo que una semana antes del debut le dio la última tarde libre al equipo y día siguiente los llevó a todos de sorpresa a realizarse estudios médicos a Harvard. Calma, todos estaban 10 puntos como dicen en Ar-gentina, nada podía andar mejor. La confianza en el camarín era total y los jugadores incluso ya se imaginaban en la final con Brasil.

“Al parecer, la máquina en la

que se analizó la contraprueba

no estaba limpia y contenía

restos de cocaína, debido a

unos estudios sobre drogas

que estaban realizando en el

laboratorio”.

En el fútbol como en la vida, siempre es recomendable analizar la película completa por sobre la foto, porque a veces las imágenes por si solas distorsionan algunas situaciones que requieren ser analizadas en contexto. “El gordo coquero de Maradona era bueno, pero siempre jugó jalado para ganar sus partidos”. Es un mito que se escucha constantemente, pero ¿qué tan de cierto hay en eso? Habría que detenerse a analizarlo. Conocidos son los problemas que tuvo Diego Maradona con la droga durante toda su vida, sin embargo el consumo de las mismas nunca lo ayudó para ganar partidos. No hay que ser perito para saber que la cocaína no es una droga que ayude a incrementar el rendimiento de un futbolista, al contrario, te desordena la vida y te trae enormes perjuicios, como aconteció en el caso del 10. Para realizar un análisis más acabado de este recordado doping de 1994, proponemos ir a los inicios de la tensa relación de Maradona con Joao Havelange, mandamás de la FIFA en ese entonces, pasando por su primer caso de doping en 1991, para luego finalizar con los detalles del escándalo de 1994, el cual hasta el día de hoy no ha sido aclarado.

(9)

Esquemas de Entrenamiento

Plan de Entrenamiento Escrito ↓

ESTACIÓN 01.

JUEGO AÉREO CABECEO POR PAREJAS

ESTACIÓN 02. PASES ESTACIÓN 03. CONDUCCIÓN ESTACIÓN 06. TOCAR EL BALÓN Y SALIR A OCUPAR EL ARO VACÍO ESTACIÓN 08. CONDUCCIÓN Y REMATE ESTACIÓN 07. SUPERFICIES DE CONTACTO (PIE/BORDE INTERNO/EMPEINE BORDE EXTERNO/PUNTA/TACO MUSLO/PECHO/CABEZA/MANOS DESVIACIÓN/PARADA/OTROS) ESTACIÓN 04.

REMATES AL ARQUERO CUATRO VS. CUATROESTACIÓN 05. Durante esta pandemia, en donde los equipos están detenidos y no hay campeonatos en todo el mundo.

Es importante que el jugador de fútbol, pueda por sus propios medios, en los lugares donde habita ya sea en la ciudad, en el campo, playa o en los bosques, realizar una semi pretemporada individual. Lugares:

Cerros: Hacer ascensiones en la montaña; Bosques: Sortear los árboles como quien va eludiendo jugadores; Dunas: Arena blanda para fortalecer los cuádriceps; Playa: Arena más dura para hacer velocidad (carreras de largo alcance) y en la Cancha: ya sea de pasto, baby fútbol o de tierra, hacer prácticas de conducción y preparar un “circuit trainer” especial.

La COF que es la constitución física del jugador de fútbol, comprende el “endurance” que es una etapa antes de la velocidad en las pulsaciones por segundo, son distintas las del corazón cuando entra a hacer velocidad, endurance es una etapa que inventaron los franceses. La velocidad puede ser de corta, larga o mediano alcance; la agilidad es salto de reacción a pies juntos; la resistencia hay dos tipos, la aeróbica con presencia de oxígeno y anaeróbica que es la deuda de oxígeno. La Fuerza es otra etapa importantísima para chocar en los duelos y la potencia, que es cuando ya un jugador está muy bien para soportar la carga durante los encuentros. Se puede trabajar en dos jornadas diarias de trabajo, en la mañana unas dos horas y en la tarde pasar a una cancha de Fútbol.

En la tarde el jugador debe formar un “circuit trainer” con estaciones. Estación Número 1 en donde lo ideal es trabajar con el hijo, algún familiar o algún compañero que le apoye a hacer algún trabajo de juego aéreo. Estación Número 2 son pases al pie (borde interno y externo), para luego pasar a una estación de superficie Número 3, ir eludiendo conos hacia adentro y hacia afuera. Después pasar a una estación Número 4 de remates, ojalá tenga un compañero que pueda ponerse al arco para hacer remates de pierna izquierda y pierna derecha repetidas veces. Luego en la estación Número 5 ideal poder montar duelos en la lucha anaeróbica cubriendo el arco y metiendo arcos y el otro compañero impide que lo pasen. En la estación Número 6 toco de un aro y corro a otro aro que esté libre. Pase, toco y corro. Luego la superficie Número 7 denominada superficie de contacto, donde tiene que trabajar el pie con el borde interno, empeine, borde externo, punta o taco, tibia o canilla, muslo, bajo vientre, pecho, cabeza, manos, controles paradas, semi paradas, amortiguación y desviación. En la estación Número 8 el jugador debe hacer conducción y remate, haciendo cuenta que está eludiendo jugadores rivales y luego una estación final de duelo sería indispensable para termina marcaje y desmarcaje.

Espero les guste y lo practiquen, es mi humilde aporte para la revista Total 90. Nos vemos el próximo mes.

Los saluda, Hernán ‘Clavito’ Godoy.

Todos los meses Hernán “Clavito” Godoy escribirá para Total 90 su columna deportiva en la que traspasará al papel conocimientos, anécdotas, historias de vida o simplemente enseñanzas que el fútbol le ha dado en sus más de 45 años de profesionalismo. Pónganse delantal señores, porque Hernán nos escribirá de fútbol desde su escritorio, el mismo que utiliza para plantear los partidos.

Pandemia:

Preparación Atlética Específica para el jugador de Fútbol Profesional

LA COLUMNA DEL CLAVITO

(10)

Vélez Sarsfield vs. Sao Pablo ↑ Brasil, 1994.

VIVIR SIENDO UN

PEQUEÑO GIGANTE

El juego era fácil. Muy fácil para nosotros los sud-americanos. Nombrar equipos campeones de la Copa Libertadores de América.

Jugaban Lucas Torreira, mediocampista titular de la selección uruguaya, y Pablo Mari, defensor es-pañol campeón de la Copa con Flamengo el año 2019. Los dos pingponeaban a los campeones históricos del certamen. A la palestra salían River, Boca, Palmeiras, Santos.

La cosa se puso polémica cuando Torreira men-cionó a Vélez Sarsfield. Marí, sintiendo que caía nuevamente en la picardía sudaca que aprendió a conocer, protestó. “¡Eso no existe! ¡Ese se lo ha

inventado! ¡Vélez no existe!”.

La respuesta del español levantó polémica en el mundo del fútbol sudamericano. Para algunos, era un error imperdonable.

La más categórica provino de José Luis Chilavert, arquero del equipo en el título de Libertadores y de la Intercontinental, ambos del año 1994. Fiel a su estilo, el paraguayo replicó: “Pablo Marí, el que

no existe eres tú. Vélez Sarsfield es campeón del mundo de clubes y campeón de todos los torneos Internacionales de Sudamérica. Se nota que tú no has ganado nada”.

El Ascenso del Club de Barrio

Pese al enojo de Chilavert, por alguna razón al fut-bolero promedio le sorprende saber que el jugador del Arsenal no conoce a Vélez Sarsfield de Argen-tina, mas no le extraña. El equipo es un respetable del país trasandino, pero no es un grande. Inclusi-ve, a varios hinchas del fútbol puede igualmente sorprenderles saber que Vélez es campeón de la Copa Libertadores de América y del mundo. Por lo dicho, vale la pena contextualizar el des-conocimiento del central español. Hablar de Vé-lez Sarsfield es hablar de una institución de solo 43.900 socios, los que a su vez son propietarios del club. De un equipo que comparte ciudad con los gigantes River, Boca, Independiente, Racing y San Lorenzo, pero sin gozar del arraigo social ni la co-bertura mediática de estos. Un club representativo del sector de Liniers, un barrio ubicado en la zona Oeste de Buenos Aires, con no más de 45.000 ha-bitantes. Hablar de Vélez es hablar de un ‘club de barrio’, con todo lo que eso implica.

En este panorama, parece justificarse la ignorancia de un europeo respecto a la existencia de un club como Vélez Sarsfield, pero no debe hacernos a no-sotros desconocer la hazaña que significo para un club como ‘El Fortín’ el salir campeón de La Copa Libertadores de 1994 y de la Copa Intercontinental del mismo año.

A la vista de las condiciones del equipo y la mag-nitud de lo logrado, el enojo de Chilavert también parece entendible.

Corresponde hacerle justicia a la hazaña del equi-po de la V en el pecho.

Campeón Continental y Mundial

Dirigido por Carlos Bianchi, quien es además el mayor goleador histórico de la institución, Vélez se clasificó a la Copa Libertadores de 1994 al salir campeón del Torneo Clausura del año 1993. Sin fi-guras rutilantes, pero impregnado con el carácter de Chilavert y con el orden táctico impuesto por el ‘Virrey’, el equipo jugaba bien y ganó el campeona-to argentino en un año en que Gallardo y Almeyda jugaban en River, Acosta y Giunta en Boca, el Pipo Gorosito en San Lorenzo, entre otras grandes figu-ras que animaban el fútbol de la época.

El equipo modesto y pequeño se había ganado su derecho a jugar La Copa Libertadores del año 1994. El camino de Vélez al título tiene varias perlitas para recordar. Compartió un grupo que parecía insorteable con el Cruzeiro de Ronaldo, Boca y Palmeiras. Clasificó primero. Siguió su camino eliminando en semis por penales al Junior de Ba-rranquilla, en donde brillaba Carlos ‘El Pibe’ Valde-rrama.

En la final se enfrentaban al Sao Paulo de ‘Cafu', Müller y Juninho Paulista. Bicampeón continental y mundial, parecía que el conjunto paulista pon-dría fin al sueño del equipo del barrio de Liniers. Así lo creía la prensa, el mundo futbolero y, claramen-te, los brasileros. Los dirigentes ya habían instalado el cartel de ‘Campeones de la Copa Libertadores

E X P E D I E N T E

C A R R A C E D O

(11)

del año 1994’, justo al lado de los logros del año 92’ y 93’. El cotillón no conoce instancias ni fronteras. Era tal la confianza del equipo paulista, que antes de la final organizaron una exhibición de las viejas glorias del Club como para precalentar el ambien-te. Un aperitivo para lo que era el trámite principal: la tercera Copa Libertadores de manera consecu-tiva. Para Sao Paulo la cosa estaba ganada antes de jugarse.

En el fútbol, como en la vida, es en las situaciones adversas que aparecen los estandartes del equipo y Vélez tenía uno que brillaba con luz propia.

gado de estrellas que venía de ganarle la Cham-pions League al Barcelona de Cruyff por 4-0 en lo que fue una paliza para un juego particular de es-tilos futbolísticos.

La historia de ambas campañas no dista mucho. En ambas, un equipo modesto desafiando a un gigante. En ambas, la importancia de la figura de Chilavert. Aparte de su buen juego - le sacó un mano a mano vital a Boban - el paraguayo esta-ba consciente de su importancia en el equipo, se sabía un jugador de esos que contagian la actitud propia, cabrón que transmite a sus compañeros. Viendo el nervio de sus compañeros ante la im-pronta de los italianos y caliente por la soberbia que sentía en el rival, el paraguayo se acercó en el túnel del Estadio Olímpico de Tokio a Sebastiano Rossi, arquero de los rossonero y, tal como lo di-cho a Pérez en la final en Brasil, lanzó “Eres el peor

portero del mundo”, a quien jugó 21 años con los

italianos, pero que nunca llegó a debutar en la ab-soluta de su país.

La desfachatez dio resultado. El equipo jugó en formato Chilavert, aguerrido y compacto. Vélez saldría campeón del mundo con goles de Omar ‘El turco’ Assad y del capitán Roberto Trotta.

Vélez 94’ Está Vivo

Así, y para pesar de Pablo Marí, Veléz no solo existe, sino que es un club respetable y dueño de gestas admirables. Además, gracias a una discusión que está en boga al otro lado de la cordillera, los logros del club de Liniers no solo viven en la nostalgia del hincha fortinero, sino que al día de hoy es un argu-mento que descompensa la balanza en la disputa referente al entrenador más determinante del fut-bol argentino.

La dicotomía plantea si Gallardo, gracias a los lo-gros recientes de su River Plate, alcanza el legado que dejó Bianchi como entrenador, donde a lo he-cho en Vélez hay que sumar lo realizado en su paso por Boca Juniors.

Para algunos se resume a números, Bianchi ganó tanto y Gallardo esto otro. Para otros, la discusión no se contenta solo con la cantidad de títulos que han logrado, sino que pesa el equipo, la época, el contexto y el plantel.

Es ahí donde la hazaña aquí relatada cobra una importancia específica y determinante.

“En lo objetivo, recién van a ser comparables a partir del momento en que Gallardo vaya a Vélez, o a Estudiantes, o un equipo con historia pero no de los más grandes, y salga campeón del torneo local, de la Copa Libertadores y la Intercontinen-tal”, dijo hace unos días Julio Santella, preparador

físico de Bianchi en Vélez y Boca.

Esta discusión parece ser dar para largo, pero tiene la gracia de volver a darle vida a una epopeya que existió y que será imborrable.

“En lo objetivo, recién

van a ser comparables a

partir del momento en que

Gallardo vaya a Vélez, o a

Estudiantes, o un equipo

con historia pero no de

los más grandes, y salga

campeón del torneo local,

de la Copa Libertadores y la

Intercontinental”

‘Chila’ salió a calentar cuando aún se jugaba el par-tido de estrellas que se había organizado de coctel para la final. Con el objeto de prepararse, salió a la cancha del Morumbí a mamarse todas las pu-teadas de los brasucas, pero también a descom-primir el estrés y nervios que la final generaba en un plantel relativamente joven. Fue en eso que se cruzó con Waldir Pérez, ex arquero de la selección brasilera en el mundial de 1982, a quién no le pare-ció la interruppare-ción del show. El paraguayo se paró en el arco del ex mundialista y le lanzó una cuña que se transformaría en su sello personal: “Yo no

me voy a mover, tengo una final que ganar y tú eres el peor goleiro de la historia de Brasil”, le dijo

a quién fue culpable de la eliminación de los cana-rinhos del mundial de España.

Bianchi, a su vez, decidió apoyarse en el excesivo triunfalismo del gigante brasilero para despertar la rabia y desfachatez del plantel. En esa final inició una práctica que luego se haría muy común en su paso por Boca, y que hoy se encuentra como mé-todo habitual para motivar al futbolista. Empapeló el camarín con diarios, revistas y recortes con de-claraciones del técnico y jugadores rivales menos-preciando el nivel del equipo de Liniers.

Vélez ganaría por penales su primera Copa Liber-tadores de América.

Si la obtención de la Copa para el ‘equipo de barrio’ fue calificado como epopeya, ganar la Interconti-nental que se jugó después era un verdadero mi-lagro. Se enfrentaban al Milán de Capello, Desailly, Costacurta, Maldini, Baresi, y Rossi. Un plantel

pla-34

01. Equipo de Velez Sarsfield – Bs.As. 02. José Luis Chilavert

03. Celebración Copa Intercontinental

(12)

TONGOS

Agente! Agente!.. Arrésteme Pronto!

Nos remontamos a la 9° fecha de las Eliminatorias hacia Rusia 2018. Partido clave en Quito, donde Ecuador y Chile se verían las caras en el siempre difícil Atahualpa.

Días previos al partido la figura del ‘Tri’ Enner Va-lencia se encontraba en una difícil situación perso-nal, puesto que había sido denunciado por la ma-dre de su hija por retraso en el pago de pensiones alimenticias, cuyo monto ascendía a US$ 17.000 dólares americanos por lo tanto, existía una orden de detención que se iba a ejecutar apenas pisara suelo ecuatoriano el entonces jugador del Everton inglés. El ‘papito corazón’ estaba en conocimiento de aquella orden judicial y que iba ser privado de libertad por tal situación.

Por esta razón Valencia arribó a la capital ecua-toriana un día Lunes en completo hermetismo y como quien llega tarde a la casa, haciendo el nor ruido posible. Logró pasar desapercibido y me-jor aún, logró que la toda la prensa se confundiera creyendo que llegaría otro día, en otro vuelo. Al enterarse que ya estaba en el país, los Tambos (así se le dice a la Policía en Ecuador) aparecieron con una orden de detención en mano y fueron a buscarlo directamente a la concentración el día miércoles para detenerlo. El primer intento por detenerlo fracasa, gracias al excelente lobby del ‘tonguero’ presidente de la Federación Ecuatoria-na Carlos Villacís y su staff de abogados, quienes presentaron un escrito que impedía la ejecución inmediata de la detención. No obstante, ese escri-to debía ser resuelescri-to antes del partido del jueves contra la selección chilena. Al respecto el abogado de la madre, el doctor Paul Marín declaró en confe-rencia; “Es lamentable que ciertos miembros de la

policía no hayan colaborado con la detención del futbolista Enner Valencia para dar cumplimiento de una orden judicial por juicio de alimentos con una deuda de 17.000 dólares. Si dicen que este se-ñor gana tanto, ¿por qué no pasa mensualmente

la pensión a su hija y deja que se acumule hacién-dolo público?. Pero mejor, para que el Ecuador en-tero lo sepa!”, añadió muy enojado el letrado.

Día Jueves 9 de octubre de 2016, día del partido. Hubo un desfase de información de la Policía Ecuatoriana que recibió tarde las órdenes expre-sas de detener al jugador, por lo que en un segun-do intento fracasaron nuevamente en su misión. Ahora, a minutos del partido, el jugador iba a ser parte del 11 inicial y en un nuevo intento los Tam-bos lo iban a tener que seguir bien de cerca, cual marca personal del fútbol de los años 80, para de-tenerlo tras la finalización del encuentro. La terce-ra eterce-ra la vencida.

Finalizando el encuentro en Ecuador, el local aplastaba a la selección de Juan Antonio Pizzi con un contundente 3-0 con un Enner Valencia como figura descollante. Ya con la victoria en el bolsillo, Valencia simuló un feroz golpe que lo desplomó y con un desplante escénico digno de Al Pacino fue retirado del campo de juego con una mascarilla de oxígeno sin haber sufrido ni siquiera un rasgu-ño. Al ver esto, la policía y los jefes de seguridad se miraron atónitos y empezaron la persecución al carrito de golf que lo transportaba, para evitar así la fuga.

Finalmente, la persecución no fue exitosa y el ju-gador nuevamente logra su cometido siendo subi-do de emergencia a una ambulancia y trasladasubi-do a un hospital a toda velocidad.

Ya en el hospital y con la policía afuera lista para detenerlo una vez que fuera dado de alta, Enner se pudo percatar que todo este tongo fue innecesa-rio ya que el mismo día del partido la jueza a car-go de la causa, Martha Guerrero, decidió levantar el apremio y darles 72 horas a las partes para que lleguen a un acuerdo. Esto le permitió al jugador viajar a La Paz para el siguiente partido y así no vol-ver a pisar suelo ecuatoriano. Como dicen por ahí, quien nace chicharra, muere cantando…

EL DATO

DE ÍTALO

Muy correcto libro de todos los cuentos referidos al fútbol que escribió Osvaldo Soriano en diferentes diarios argentinos y europeos. La mayor parte de los cuentos tienen como contexto la infancia y adolescencia del Gordo Soriano (años 50 y 60), pese a ser escritos posteriormente. El autor utiliza diversos recursos para escribir sobre fútbol, logrando transitar exitosamente entre crónicas periodísticas sobre personajes relevantes, con la particularidad de ser narradas en primera persona por el protagonista, hasta relatos en los cuales se encuentra al propio escritor como protagonista, dejando una delgada línea en la cual resulta difícil distinguir entre lo que es ficción y realidad.

Hay una frase de Albert Camus que cita siempre Soriano y tal vez sirva para entender su obsesión por el fútbol y la escritura: “En una cancha se juegan todos los dramas humanos, el que no entienda eso, no entenderá nada de literatura”. En sus relatos testimoniales, cuentos de ficción o reportajes futbolísticos nos enreda no sólo con una narración exquisita sino que también encuentra allí la manera real o fantasiosa de politizar el fútbol poniendo sobre la mesa conflictos bélicos o ideológicos. En una palabra: Apasionante.

Arqueros Ilusionistas y Goleadores

Osvaldo Soriano

Filho Maravilha

Jorge Ben Jor

Esta leyenda del genero MPB (Música popular brasileira) escribió esta gran canción para homenajear a quien en ese entonces era su ídolo en el Flamengo, João Batista de Sales, mejor conocido como “Fio Maravilha”. Un temazo que mezclando emotividad y alegría relata la historia de un golazo marcado por el delantero del Mengão al Benfica en 1972. En Brasil se habla de “Gol de placa” cuando una anotación es homenajeada y lleva una placa recordativa en el estadio que se marcó. Lamentablemente esta historia no terminaría nada de bien ya que la carrera musical del artista superó ampliamente en importancia al futbolista, quien para peor no tuvo nada mejor que demandar al artista por utilizar su nombre.

El hombre de la dentadura Pepsodent no tan sólo perdió ante la justicia sino también ante el músico quien finalmente le cambió el nombre a la música por “Filho maravilha” y así que se quedó también, sin canción.

(13)

‘BICHI’

BORGHI

DIEGO

MARADONA

‘LORO’

MORÓN

VÉLEZ

SARSFIELD

‘CLAVITO’

GODOY

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :