Antonio María Pineda: vida y obra

22  26  Descargar (0)

Texto completo

(1)

ANTONIO MARÍA PINEDA: VIDA Y OBRA

Autores: *María Cristina Fernández Ramos **Mishel Alexandra Sedek Rivas ***Xiomar Sairet Sánchez ****María José Rondón *****Ro nny Jo sé Barrio s Uni ver sidad Centroccident al Li sandro Al varado. Barq ui si meto. Edo. Lara - Venezuela E mail: titina_ramos@hotmail.com

RESUMEN

La re visión de la vida y obra del Dr. Antonio María Pineda, es buen mo mento para recordar la grandez a de la labor del médico, quien tiene en sus manos las esperanzas de una sociedad que en él confía su bien más preciado: el de su salud. Reflexionar sobre su persona y sus hechos; aprender de sus virtudes y de sus dudas, de sus in venciones, es el mejor ho me naje que p ode mos hacer a quien tu vo co mo rasgos princip ales de su cará cter el a mor por la tierra y la fa milia, el ansia de saber y de cultur a, y el deseo de colaborar a construir un gran Barquisi meto. El presente trab ajo está estructur ado de la siguiente for ma: Antonio María Pineda, reseña histórica, Hospital de la Caridad, Hospital Antonio María Pineda, Boletín del Hospital de la Caridad, su ejercicio médico, Pineda docente, Antonio María Pined a y la pri mera uni versidad, virtudes cí vicas y mor ales, conclusiones, re co me nda ciones.

Palabras clave: Antonio María Pineda, Colegio Federal, Hospital La Caridad.

* Estudiante De Medicina. UCLA CI. 19166200

**Estudiante De Medicina. UCLA CI. 19282254

***Estudiante De Medicina. UCLA CI. 17510100.

****Estudiante De Medicina. UCLA CI 17989491

*****Estudiante De Medicina. UCLA CI. 18863290

(2)

ABSTRACT

The re vi e w of the life and work of the Dr. Antonio Maria Pineda, it is a good mo ment to r e me mbe r the gr eatness of the labor of the doctor, who has in his hands the hopes of a co mp an y that in him trusts his more valued good: that of his health. To think about his person and his facts; to le arn of his virtues and of his dou bts, of his in ventions, it is the best ho norin g that we can do to who m it took the lo ve as principal features of his character for the land and the fa mily, the longin g for knowing and of c ulture, and the desire to collabor ate to co nstructing a great Barquisi meto. The present work is structur ed of the follo wing for m: An tonio Maria Pineda, historical revie w, Hospital of the C harit y, Hospital Antonio Maria Pineda, Bulletin of the Hospital of the Charit y, his me dical exercise, edu cat ional Pineda, Antonio Maria Pineda and the first uni ve rsity, ci vic and moral vir tues, conclusions, r eco mme nd ations

(3)

A MANERA DE INTRODUCCIÓN

La vocació n médica integra a la ciencia y a la tecnolo gía con el hu mani smo del ser vicio. Ser médico es tener la op ortunidad de ser vir a los de más, a grand es núcleo s de la población, cu mplir con tod as las il usio nes y expectati vas que la hi storia ha establecido para una vo cació n profesio nal si gnad a por el servicio, por la entrega al otro, hecho s ésto s q ue engrandecen.

El médico debe estar cerca del paciente en los mo ment o s difíciles de la enfer medad, en los mo mento s preo cup antes y lleno s de al alegría y esperanza del naci mi ento de un ni ño, o en los tri stí si mo s de la muerte de un ser querido. La profesió n de médico exige ser méd ico s co no ced ores y experi mentado s; médico s di sp uesto s a trat ar a cada paciente co mo si fuese el pri mero y único ser humano que se le acerca; médico s capaces de i nno var su acción y de establecer, la medicina que requiere la población donde prevalezca la calid ad en el trato, dando tiempo suficient e y atenció n e i nfor mació n resp et uo sa a los pacientes, quienes so n seres h u mano s y no, si mpl emente, caso s clí nico s.

Los grandes aportes de la medicina al desarrollo social, al crecimiento económico y al bienestar de las personas, no pueden entenderse sin el conocimiento de las mujeres y los hombres que han dedicado su vida a luchar contra las enfermedades y a mejorar nuestra calidad de vida.

(4)

ANTONIO MARÍA PINEDA

Anto nio María Pineda Bujanda, nace en un ho gar de clase media alta, en Barq ui si meto, E stado Lara el 27 de septiembre de 185 0 . Su padre, Anto nio María Pineda Sanabri a, abo gad o, hijo de Anto nio Marí a Pineda Ayala médico y Gregoria Go nzález de Ayala y S ar mient o . Su madre, Adelaida Bujanda I sava, dama caraq ueña, hija de Francisco Bujanda y Josefa I sava. Sus her mano s, Ad elaida Pineda Bujanda, Eliodoro Pineda Buj and a,

Provenía social ment e de una familia aco mod ada. Su infancia transcurre en un a mbi ente fa miliar, junto a sus her mano s y a su s padres, de q uienes obtuvo una sólida for mació n mor al. En Barq ui si met o est udia ed ucació n pri mari a y parte del bachillerato, ya que l uego co ntinúa esto s est udi o s en la ciudad de Méri da. En todo mo ment o se destacó por su inteli gencia y curio si dad. En Caracas cur sa la carrera de medici na con destacada actuació n acadé mi ca. No cul mi nan sus estudio s en Caracas, ya que cuando ya estaba por co ncl uirlo s, se marcha a la capital de Francia, Paris en do nde co ntinúa sus est udio s médico s.

Se grad úa con ho nores de Doctor en Ci enci as Médicas en 1 876 en la Uni ver sidad de Paris (Francia). Al regresar a Venezuela, la Uni ver sidad Central de Venezuela le co nsidera la reválida de su título co mo médico cir ujano, con la especialidad de ob stetricia, todo ello sin presentar exá menes for mal es. El Mi ni sterio de I nstr ucció n P ú blica to mó en cuenta para tales efecto s legales lo s mérito s de la tesi s presentada por el Dr. Anto nio María Pineda en la Uni ver sid ad de Pari s y reco nocido co mo tal en 19 16.

En Barq ui si meto, donde se radi ca, desarrolló las variado s aspecto s de su trayectoria pro fesio nal, co nsagr ánd o se al ejercicio de su profesió n de for ma tanto p ública co mo pri vada, en el libre ejercici o de

(5)

la profesió n y llega a co nstituir se en el gran médico de la ciudad de Barq ui si meto en principio s del si glo XX.

El ambiente que se respiraba en esta ciudad a inicio s del siglo XX se caracterizaba por un gran atraso cult ural y co ndicione s socio eco nó micas ad ver sas, sin embar go, el Dr. Pined a, con sus ideas de, progreso mo der no, educació n y cortesía, sobresale entre la colecti vidad barq ui si met ana, llegando a ser una referencia digna de la ciud ad de Barq ui si meto entre los finales del si glo XIX y mediado s del XX.

El Dr. Antonio María Pineda enlazab a una intensa vocació n médica con una amplia cultura general, lo q ue le estampaba un esp ecial perfil en la po sició n que ocupab a en la so ciedad barq ui si met ana, en la que era visto con respeto y ad miració n por su co ndició n de trabaj ador afano so, meritorio médico y pensador apasio nado. Su gusto por la

medici na le venía de su ab uelo paterno, Anto nio María Pineda Ayala,

quien era médico y había venido a Venezuela desde las Islas Canarias.

Por su dilata da trayectoria clínica en co nsid erado uno de lo s

pionero s de la cir ugía en Venezuela e i gual mente ha sido reco no cido por su destacada y loable labor co mo ho mbre de ciencia, médico cirujano, ob stetra, docente, inno vador de la técnica médica, filántropo y escritor científico.

Su hermano, Eliodoro Pineda, fue abogado escritor, periodista pedagogo, músico compositor, agricultor y políglota.

(6)

RESEÑA HISTÓRICA

Para 1553 Diego de Montes ejerció la medicina en la región Centro Occidental del país. En 1 57 8, 25 año s desp ués de fundad a la ciud ad d e Barq ui si meto se i nstal a el pri mer centro de cuidado de enfermo s, atendido s por esclavo s, llamado " Ho spital de Santiago” or gani zado por los esp añoles que ll egaro n y co nq ui staro n a Barq ui si meto en la época de la Colo nia. Parece ser que Barq ui si meto tiene el ho no r de haber tenido el pri mer ho spital de Venezuela, tal co mo se d esprend e de lo expresado por el Obi spo de Coro Fraile J uan Martínez de Manzanillo quien infor ma al Rey de España el 30 de enero de 15 82, que “no hay ho spitales por estos p ueblo s, sal vo en la ciud ad de Nueva Sego vi a de Barq ui si meto donde hay uno fundado por el clérigo Pedro del Casti llo”, refiriéndo se al Ho spital de Santiago.

Po sterior mente, el Ho spital de Santiago pasa a llamar se “ Ho spital de San Lázaro ” y era el que exi stiría entre 18 12 -1 837. Curand eros autorizad o s eran los encar gado s y acreditado s para ejercer la medi ci na, entre ellos, Do up ero n y J uan Azas. Para el año 1832 la ci udad cuenta con un médico, el español Licenci ado Antonio María Pineda Ayala. S u hijo Anto nio María Pineda Sanabria, fue abo gad o y presidente de la Facultad de Ciencias Políticas del Colegi o Federal de Pri mera Categoría y , tal co mo se refirió al inicio de esta i nvesti gació n, padre del Dr. Anto nio María Pineda Buj and a fundad or y pri mer director del que sería más tarde, el " Ho spital Pineda".

(7)

HOSPITAL DE LA CARIDAD

El "Ho spital de Santiago" en for ma sucesi va se llamó " Ho spital de San Lázaro y Ho spital de la Caridad"; ésta últi ma deno mi nació n se l e dio desp ués de una restauració n total, tres siglos desp ués de fundado el viejo “Ho spital de Santiago ”. .En el si glo XIX, año 1 83 8, es fun dado el Ho spital de la Caridad, gracias a la bonanza econó mica y a la mo d er nizació n que sur gió en esa época. Para 18 77, el Hospital de la caridad sufre su pri mera remodelació n graci as a la junt a de beneficenci a pública dirigid a por el sacerdote J uan Pablo Wo h nsi edl er.

Lui s Razzeti y Antonio María Pineda prop usiero n el 1 0/01/ 18 88 , la reorganizació n del Ho spital de la Caridad por medio de un pro yecto que se entregó a la Asa mblea Legi sl ati va del E stado Lara y el cual fue aprobado. En dicho pro yecto se est ablecí an las funcio nes de do cencia, investi gació n, ad mi ni straci ó n eficiente, trab ajo vol unt ario a través del vol untariad o integrad o por las mo njas de la caridad. E n corresp o nd enci a enviada por el Dr. Razzeti, se realiza esta solicitu d ante la Asa mblea Legi slati va del Estado Lara, señalando en su mi si va: “El Pueblo Pide Caridad, Juventud Pide Ciencia” .

En 190 8 Antonio María Pineda busca al arquitecto alemán Just o Ro semb erg y pide que le haga uno s plano s para remo delar el ho spital según las necesid ades act uales, i ni ciánd o se la constr ucció n de la misma en 19 09 en conj unto a la Junta de gobierno y particulares, El Dr . Anto nio María Pineda solicitó la colaboració n de la col ecti vid ad larense para la constr ucció n de un centro de sal ud idóneo para las exi genci as de la població n. Con el fin de recaudar fo ndo s para la cul mi nació n de l a obra que con tanto empeño pro mo vi ó el Dr. Pineda, el 19 de abr il de 1918 fue declarado el día de La Caridad, ocasión en la que se celebraro n ent usiast as fiestas b enéficas con la p articipaci ó n de toda l a

(8)

comunidad larense, quien estaba ansiosa de contar con un centro de atención médica de calidad.

En 1 911 se abriero n los pri mero s pabellones. Para 1912, se había avanzado co nsid erable ment e en la co nstr ucció n del ho spital. En 1918 ya pr áctica mente el nuevo Ho spital de la Carid ad estaba li sto en cuanto al ámbito de espacio s, equipo s y p er so nal médico y de esta maner a, el se co nvirtió en un ho spital mod erno para la época, logrand o una mayor capacidad de camas, lab oratorio, Rx, co nsultas, y capaci dad para realizar cirugías.

La Capilla San Mi guel, situad a en el interior del Ho spit al, fue levant ada en 19 22 por el constructor José de la Cr uz Paz y fi nali zad a en 19 24, mo mento en el que fue i naugurado el ho spital. El emp eño, dedicació n y la per severancia del Dr. Pineda per mitió que se llevara a cabo la co nstr ucció n y puesta en marcha de la nueva sede del “Ho spital de La Carid ad ”.

El esfuerzo de Anto nio María Pineda se vio reco mp ensad o cuando se i naugur ó la nueva i nfraestr uct ura del Ho spital de la Caridad en Barq ui si meto. Esto le valió el reco noci mient o de las autorid ades muni cipales y el pueblo en general. Fue encar gad o de la direcció n científica y ad mi ni strati va del ho spital en donde trabajó incansablemente con el propó sito de r eor gani zar sus dependenci as en tiempo s de i nsi gnifi cant e ayuda de parte del go bier no.

En las estadí sticas del Ho spital de la Caridad, se aprecia, predo mi nio de los i ngreso s masculi no s sobre lo s fe meni no s, siend o la mo rtalidad general del 20 a 3 0%. Para 1930 aumenta el ingre so de pacientes, la mortalid ad dismi nuye entre un 9 -11% y au ment a el ingreso de pacientes fe meni no s. . Para el lap so de 1930 -1940 el ho spital tubo un progreso so stenid o gr acias a la econo mía mi nera y exp ortadora de petróleo.

(9)

En 1 931 se no mbra co mo director del ho spital a Ho norio Sí gala. En 195 1 Orlando Lara asu me el cargo de director del ho spital, el cual tenía una cap acidad de 13 6 camas de ho spitalizació n; se decide no atender a niño s, y se llegan a atender 20 43 ingreso s q uir úr gico s, ad emá s que las muj eres e mb arazadas se trasl adaban a la mater nidad Francisca Arriechi, de la cuidad.

Dirigió esta institución por más de cincuenta años, al tiempo que trabajó en la recolección de fondos para su mejoramiento. Convirtió al Hospital en un gran centro de estudio y experimentación clínica de gran relevancia y progresista para la época.

En los año s transcurrido s en el ho spital, co mp artió con destacad o s médico s larenses y es así co mo el Dr. Pablo Aco sta Ortiz epó ni mo del Decanato de Ciencias de la Sal ud de la UCL A, co nj unt amente con el Dr. Anto nio María Pineda, hacen del Ho spital La Caridad un centr o de est udio y práctica de la medici na en la regió n.

En este orden de ideas, el Dr. Daniel Camej o Aco sta se i ncorp ora al plantel de médico s del Ho spital La Caridad, d o nd e se co nviert e en discíp ulo y gran colaborador del Dr. Anto nio María Pineda. Por su parte, Rafael Rudeci ndo Freitez fue colaborador inmediato del Dr. Pineda en el Ho spit al de la Carid ad. Trad ujo del francés al castel lano la tesis de grad o del Dr. Ant o nio María Pineda, tit ulada. “De la hemorragia en la operación de la talla perineal en el ho mbre”

Para Barqui si meto y para todo el Estado Lara el Dr. Anto nio María Pineda es una figura hi stórica, destacado co mo gran or ganizador, ani mador y pro motor de las l ab ores del Ho spital de la Caridad.

Su no mbre lo i n mortaliza el ho spital del que fuera director, por más de medio siglo; p ues de Ho spital de la Caridad por resolució n del Co nsejo Municip al de Barq ui si meto en 1 93 9,aún en vida de este inmi nent e ciruj ano, y co mo un ho menaje de la ci udad a su fund ador,

(10)

pasó a llamar se Ho spital Central “ Dr. Antonio María Pineda”, cuando todavía funcio naba en la solariega caso na de la carrera 15, al lado de la Iglesia de La Co ncepció n; sede act ual del Museo de Barq ui si meto, donde funcio na desd e el año 19 83. Allí funcio nó el Ho spital hasta 1954 cuando fue trasl adado d efi nitivamente a su act ual sede en el extr emo norte de la Avenida Var gas, dentro del marco de la celebració n de los 400 año s de la ci udad.

Hoy en día, el centro de sal ud pública más i mportante de la regió n centroccident al, lleva el ho norable no mbre de este il ustre pro fesio nal: Ho spital Central Uni ver sit ario “Dr. Antonio María Pined a”.

HOSPITAL ANTONIO MARÍA PINEDA.

En 1944 el presid ente I saías Medina An garita decreta l a co nstrucció n de una nueva sede del ho spital, la cual se constr uiría hacia el norte de la ciudad. Igual mente, se inicia la co nstr ucció n de l a Avenida Var gas, la cual daría acceso a la nueva sede.

En el año 19 52 casi está co ncl uido el nuevo ho spital de Barq ui si meto con un proyecto con una capacidad de 750 camas. E n octubre de 19 5 4 se i naugur a el moder no Ho spit al Central de Barq ui si meto. A esta nueva y moderna estr uct ur a, ubicada en la Av. Var gas, se traslada el perso nal y alguno s eq uipo s del viejo ho spit al d e La Caridad. El Ho spital Central Anto nio María Pineda, co mienza su s funcio nes y se caracteriza por ser un ho spital moderno, en el q ue se practica una medicina de alta co mpetencia y donde lo pri mero y má s i mportante es el paciente. En este ho spit al la ciencia se coloca al servicio de todo s a través de una ad mi ni stració n laica, y la incorporació n de la técnica y del saber organizado.

Por gestiones de la Sociedad de Amigos de Barquisimeto (FUNDASAB), en marzo de 1963 el Hospital Central cambia de nombre

(11)

por Ho spital Central Dr. Anto nio María Pi neda", fecha casi coi ncid ente con el d ecret o del Presidente de la Rep ública Don Ró mulo Betanco urt, que el 22 de septie mbre de 1 96 2, crea el Centro E xp eri ment al de Est udio s S uperiores.

Para 1965 el Ho spital Pineda se co nvi erte en “ Ho spital Central Uni ver sitario Dr. Antonio María Pineda” (HCUAMP) y en Oct ubr e de 1985 recibe la máxi ma calificació n que otorga el Mi ni sterio de Sanidad y Asi stencia Social al co nvertirlo en Ho spital tipo IV.

Es la misió n del HCUAMP , “ofrecer a la población de la regió n Centro Occid ental atenció n médica integral; preventi va, curati va y rehabilitante, de alta calidad con base a los recur so s hu mano s y técno - científico s di spo ni bles, co mo apo yo a las acti vidades de diagnó stico, prevenció n, trat amiento, segui mi ento, co ntrol y vi gilancia de las enfer me dades, de acuerdo con lo s pri nci pio s básico s de cali dad, oport unid ad y raci o nalid ad ló gico-cientí fico ”.

Su visión es:

“ser el Instituto Autónomo Hospital Universitario de carácter docente –asi st encial, de alta preparación profesio nal, con la mayor capacidad de resol ució n para prestar una atenció n médica i nt egral de la más alta calidad, utilizando las i nno vacio nes tecnoló gicas en beneficio de lo s pacientes que, por la co mplejidad de su enfer medad sean referido s”.

BOLETÍN DEL HOSPITAL DE LA CARIDAD

El Dr. Anto nio María Pineda ej erció el perio di smo en el Boletí n del Ho spital “La Caridad ”, el cual fundó en 18 84 y dirigió durant e más de 20 año s, con el fin de difundir lo s avances de la medicina lo cal e inter nacio nal. En este boletín de di vul gan las i nvesti gacio nes que realizan o dirigen médico s del propio Ho spital, est udiante de po st gr ado

(12)

en el exterior, se difunde el contenido de conferencias de connotados galenos, dictadas en congresos científicos médicos.

Su tesi s l aureada se titula: “De la Hemorragia en la Operació n de la Talla Perineal del Ho mbre”, la cual fue escrita en francés y trad ucida al español por el Doctor Freitez Pineda, también emi nente médico. Fue publicada en vario s nú mero s del Bol etí n del Ho spital de La Caridad, a partir del No. 3 de no vie mbre de 1. 88 8.

Escribió más de cincuenta trabajo s sobre medi ci na, todos divul gad o s en el Bol etí n científico del ho spital. Entre sus tr ab ajo s científico s p ubli cad o s están Ob ser vaci ó n Clínica, Quistes Sebáceo s, El Cro up; Que Debe Usar se En Barq ui si meto y Otro s Lugares I sot ér mi co s, Paráli si s Co nsecuti vas a la Difteria.

Ad emás p ublicó más de un cent enar de artículo s en la prensa. Entre los más destacado s se cuentan: “Por la hi storia de la medicina en el Zulia”, “La epilep sia del Li bertador ”, “La deter mi nació n del sex o” y “Aclaratoria acerca de las craneoto mías en Venezuela”.

SU EJERCICIO MÉDICO

Co mo médico, disp uso de ori gi nal es método s de exploració n clínica. Experto cir ujano, practicó nu mer o sas y variadas i nter venci o ne s de alta cir ugía, al gunas con t écni cas propias y tiene el mérito de ser el pri mer galeno venezolano que ejecutó una craneoto mía el 24 de mayo de 189 3; una cirugía que marcó un precedente en los mét odo s exploració n clínica y que le otorgó gran prestigio i nter nacio nal.

Se destacó co mo i nventor de i nstr umento s para uso médico que

empleab a cotidianamente en sus operacio nes. De sus i nvencio nes se

tiene que el más destacado sería el tecno -neuro-to mo ocular Pined a, un aparato a objeto de exa mi nar el ojo humano por su lado externo en el borde de la co nj unti va, que per mitía evitar heridas el ner vio óp tico

(13)

durante la intervención. Este instrumento fue presentado por su autor en Washington en 1.922 en un Congreso Internacional de Oftalmología a.

Ad emás inno vó co n técnicas op er atorias de la tiroidecto mí a, hi sterect o mía, la resecció n de maxilar, la d esarticulació n de ho mbr o, el labio leporino, la o variecto mía y las li gad uras de arteria femoral. igual mente, practicó por vez pri mera en el país la tiroidecto mía y la o mentopexia u operación de Tal ma, la sut ura transver sal del recto con resecció n del sacro, o ment opexias. Introd uj o el pri mer ap arat o de rayo s X traído a la Barq ui si met o.

Su habilidad, espíritu creativo e i nno vad or, lo lleva a realizar una serie de invento s, útiles en el campo de la medici na. Entre sus invencio nes destaca la fabricació n una mesa de operacio nes fabricada en madera; la elaboració n de sus propio s i nstr umento s q uir úr gico s, el teno -neur oto mo o cul ar, (present ado, en el Co ngr eso I nter nacio nal de Oftal molo gía de Washi ngto n, 1 92 2); el soplete -cauterio; una sonda para el cateteri smo de la vejiga y una espát ula para la extracció n de cuerpos extraño s del mi smo ór gano; una espát ul a para di seccio nes y el ter mó metro ter mo eléctrico lla mado también “t er mó metro ideal Pi ne da”; también inventó ( 19 17) un procedi miento para hacer refractario s los útiles fabricado s con arcillas de la regió n l arense.

(14)

PINEDA: DOCENTE

En el Colegio F ed eral fue profesor d ur ante mucho s año s de Higiene E scolar y Medici na, dond e también estableció laborat orios de Fí sica, Quí mica e incorporó a las mi smas, coleccio nes de mi nerales con fines didácti co s. Fue además rector del Colegio Nacio nal de Varo nes de esa ciudad. Por su labor, fue miembro de la Acade mia Nacio nal de Medicina desde 1 9 3 4

En este Colegio F eder al de la ciud ad organizó con los al u mno s “La Sociedad de Estudio”, la cual tuvo también una publicación periódica titulad a E studio, y paralelamente or gani zó la “Biblioteca Bolívar”.

Anto nio María Pineda actuó co mo ped ago go de la cátedra de clínica q uir úr gica en el ho spital “La Caridad”, que act ual ment e te es el Ho spital Central Uni ver sitario “Dr. Anto nio María Pined a”, centr o de sal ud p ública más i mportante de la regió n centro occi dent al.

Fue director del Colegio Federal de Pri mera Categoría de Barq ui si meto, donde el Dr. Anto nio María Pineda ejercía sus actividad es docentes, cr eándo se a finales del si glo XIX la primer a Escuela de Medici na, hoy Uni ver sid ad Centro Occident al “Li sandr o Alvarado”.

ANTONIO MARIA PINEDA Y LA PRIMERA UNIVERSIDAD

En la creación de la i nstit uci ó n uni ver sitaria en Lar a, el 5 de juni o de 18 84, infl uyero n las p o sibilid ades de esta pro vi ncia, las aspiraci o ne s y los d eseo s de superació n de la co muni dad l arense. En la Me moria del Desp acho de I nstr ucció n, corresp o ndiente a 1 885, dice el Mini stro, que “se justifica la elevación de jerarquía del antiguo Colegio Federal de

(15)

Barq ui si meto, en razó n de que en esta ci udad exi sten ele mento s suficientes al resp ecto ”.

La sede de esta pri mera uni ver sid ad fue la vieja caso na que ocup ó el Co nser vatorio de Música Vicente E milio Sojo, ya que se co nsi der ó que esta i nfraestr uct ur a era adecuad a por su sobria arq uit ect ura, que co mbi nab a un ambiente fí sico hi giénico y un estilo acord e para las actividad es ped agó gicas, que esti mulab a la meditación y el est udio.

La selecció n de perso nal acadé mi co se realizó t o mando en cuenta la experiencia, vocació n, mí stica y méritos docentes. Lo s do cent e s deberían guías y co nsejero s, quienes co n sus co noci miento s y con su ejemplo. Moti varan y ent usi asmaran a los al u mno s, con su s co noci miento s, mo d elaje y metodolo gía pedagó gica.

En la Me moria del Mi ni stro de I nstr ucció n correspo ndi ente a 1885, se expresa

El ent usi asmo con que ha sido aco gido este plantel, que cuenta hoy 12 0 al umno s y tiene en actividad trece Cátedras, unido al interés y co mpetencia con que lo dirige el do ctor Luí s María Castillo, a quien se confió su Rectorado y los demás funcio nario s no mbr ado s oport unamente, hacen esperar que serán rápido s sus pro gr eso s".

El primer Rector de esta institución universitario fue el doctor Luis María Castillo, humanista, jurisconsulto y orador, Vicerrector - Secretario el doctor Eliodoro Pineda, versado en todas las ramas del derecho, hermano de Antonio María Pineda.

Las facultades que se crearon fueron

1. Facultad de Medicina, presidida por el doctor Jo sé de Jesú s Freites; Vice-Presid ente, el doctor Lui s Razzeti y co mo Secret ario el doctor Anto nio María Pineda Buj and a.

2. Facultad de Ciencias Políticas, la presidía el doctor Anto ni o María Pineda Ayala, padre, de Elio doro Pi neda y Ant o nio María Pineda

(16)

3. Facultad de Filoso fía presidida por el doctor J uan Pablo Wo hn si edier,

VIRTUDES CÍVICAS Y MORALES

En Anto ni o María Pined a d est acaban virtud es cívicas y morales co mo la bondad, dada por su dispo sició n p er manent e a hacer el bien, de manera amable, genero sa y fir me, siempre con gran r espeto hacia su s pacientes, co mp añero s de trabajo, y per so nas en general, d emo str ando siempre ener gía y opti mi smo.

Su gran fortaleza le per mitió mantener se fiel a sus co nviccio nes y hacerles frente con fir meza y ener gía a las di ferent es sit uacio nes co n que se enco ntraba en su diario desempeño. Mo strab a un gran respeto por la vida, por sus semejantes así co mo también el respeto a las l eyes y a las nor mas sociales.

Era un ho mbre ho nesto y l eal, con un co mporta miento diáfano con sus semej antes, un alto sentido del co mpro mi so y cumplidor de su palabra, así co mo manejo transparente de los r ecur so s. Su sentid o de respo nsabilidad lo cond uce a realizar sus tareas con diligencia, seri edad y prudencia y al cumpli miento de los co mpro mi so s adq uirido s. Su tolerancia se mani festab a en su capacidad de aceptar a los otro s, de solucio nar co nflicto s, sin acudir a la violencia, tan exacerb ada en esto s mo mento s en que vi vi mo s.

Cautelo so y prud ente al act uar, siendo siempre mo derado y eq uilibrado. Destaca su hu mildad, mo destia y su sencillez no ob st ant e que provenía social mente de una familia aco modada; nunca se sobreesti mó ni maltrató a los meno s. Era un ho mbre trabaj ador incansable y justo que co no cía, resp etaba y hacía valer los derecho s de

(17)

las per so nas. De i gual manera, reco nocía los mérito s de lo s que lo aco mpañab an en su equipo de trabajo.

Intelect ual ment e fue una perso na de clara inteligencia para el est udio, la solució n de pro ble mas tanto médico s co mo de ad mi ni stració n de recur so s.

El 5 de octubre de 1941, Pineda fallece en Barquisimeto, habiendo completado una vida fecunda y entregada al servicio de su ciudad.

CONCLUSIONES

El ejemplo de Antonio María Pineda, co mo médico, docente, investi gador, ser humano co mpro metido con la sociedad de su tiempo, con lo s avances de la ciencia y con la excelencia de la ed ucació n médica, es el modelo a seguir por los fut uro s médico s, médico s y perso nal de sal ud, co mpro metido s con la sal ud de la població n, y en la búsq ued a del bi enestar co mún y la solidaridad ci udadana.

Basado s en el eje mplo de Anto nio María Pineda y en otros grandes médi co s venezolano s, la meta principal debe ser la reflexi ón y superació n conti nua de las for mas en que el médico se enfrenta con los enfer mo s, porq ue el curarlo s si gnifica el reencuentro de la perso na con sus cap acid ades, sus esp eranzas y sus amores, y el médico debe ofr ecer para la cura, además de su saber, el tr ato hu mano y digno que dignifica y da esperanza.

El ejemplo de Antonio María Pineda debe motivar al galeno, quien no solo tiene funció n de médi co sino también funció n de ger ente, docente, i nvesti gador, e mprendedor de nuevas alter nati vas y sol uci o nes en pro de los p acient es y la població n en general.

Es Antonio María Pineda un ejemplo de trabajo y de cumplimiento de su deber, laborando en conjunto con el estado, la sociedad y el

(18)

equipo médico p ara así llegar a co nseguir la meta, co mo es, la sal ud, y el co no ci miento.

Anto nio María Pineda es ejemplo de co nst ancia, rectit ud y ent usi asmo, q uien a pesar de las di ficult ades y ob stáculo s, junto a otros il ustres larenses, encendieron la llama de la ed ucació n superior, para así iniciar esta uni ver sidad: la luz q ue vence las so mbras.

Anto nio María Pineda perteneció a una generació n, que vi vió la tiranía, la guerra civil, pero que a pesar de estas dificultades, dejó su testi mo nio de trabajo teso nero en pro del desarrollo científico, p ar alelo al ser vicio a la co mu nidad.

(19)

RECOMENDACIONES

El fut uro médico, ad emás de su for mació n pro fesi o nal, debe co ntar con actitudes y d estrezas para su trato con seres so ciales co mo lo son sus pacient es. Una de las for mas de desarrollar las co mpetencias para una excelente relaci ó n médico paciente, es a través de la i denti ficació n de la i mp ortanci a de los factores so ciocult ural es en la evol uci ón y desarrollo de su profesió n a través de la hi storia hu mana y contar con los co ncepto s sobre la hi storia de la medici na.

Co nociendo los ant ecedent es de la medici na, el alumno se sensibiliza se moti va a descubrir los valores que le bri nda esa hi storia para enriquecer su p er so nalidad. Cuando el alumno entra en co nt act o con la cult ura y las humanidades, mediante el est udio de la hi storia de la medici na, podrá identificar la i mportancia de los fact ores socio cult urales en la evolució n y desarrollo de su profesi ó n a través de la hi storia hu mana y así desp ertar actitud es y crear valores en el futuro médico

Es deseable q ue todo médico, est udiante de medici na, todo est udiante de enfer mería, y en general toda perso na que se dese mpeñe en el área de la salud y más específicamente Ho spital Central Uni ver sitario Anto nio María Pineda ( HCUAMP), tenga un co noci miento de la vida y obra del Dr. Antonio María Pineda, y má s que todo los egresado s del Decanato de Ciencias de la S al ud de la Uni ver sidad Centro Occidental Li sandro Alvarado. Esto sustent ad o en el hecho de que nuestro pri mer centro asi stencial tiene co mo epó nimo al Dr. Antonio María Pineda, y en este no soco mio se llevan a cabo las prácticas docentes.

Por tanto, es de vital i mp ortancia conocer la trayectoria del Dr. Anto nio María Pined a, evi denciar sus lo gro s, sus valores, su s invencio nes, para así d esarrollar mayor sentido de pertenencia hacia el

(20)

hospital, y valorar las virtudes que lo llevaron a merecer tan importante distinción, como lo es ser epónimo de nuestro primer centro asistencial.

(21)

REFERENCIAS

Briceño Iragorr y, Leopoldo. 20 05. Grandes Maestro s de la Cir ugí a Venezolana. Gac Méd Caracas v.1 13 n.1 Caracas.

Ceballos, Rafael Segundo. Historia Social de las Instituciones Médicas en el Estado Lara. Del Hospital Central al Hospital Central de Barquisimeto. 1880-1954. Trabajo de grado. UPEL.

Colmenárez, J. Viloria, L., Ramírez, C. 2010. Hospital Central Universitario “Antonio María Pineda” de Barquisimeto. Informe De Pasantías ocupacionales. Universidad Pedagógica Experimental Libertador. URL: http://es.scribd.com/doc/38926238/Informe-de- Pasantias

Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado. Primera Uni versidad URL: http://www.ucla.edu.ve/valores/primera_universidad.htm

Uni ver sidad Centro Occi dent al Li sandro Al varado. Diccio nario enciclopédico. Anto ni o María Pineda. URL: http:// www. ucla.ed u. ve/rectorad o/cult ura/ foto svenezuela/ vei/a/ Dicc i ona rio enci clopedico. ht m

El I mp ul so. Dr. Ant o nio María Pineda URL: htt p:// www. act ual33. co m/ mib arq ui si met o/dr -anto nio - mari a -pi ned a/ Larenses il ustres. Pineda Bujanda, Antonio María.

(22)

Enciclopedia Lara Interactiva. Antonio María Pineda. URL: http://www.elimpulso.com/enciclopedia/personajes/Pages/PinedaBujand aAntonioMaria.htm l

Locatel. Biografía Antonio María Pineda.. URL: http://www.locatel.com.ve/uploads/d-biografia(2).pdf

Rojas, R., Gi ménez Lizarzad o, C., Alvares, N. y otros. 2 00 5. Reseñas bio gráficas de larenses ilustres. URL: http:// www.laraenred. co m/ di se%F1 o/larenses.pd f

Wikipedia. Antonio María Pineda. Reseña Biográfica. URL. http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Mar%C3%ADa_Pineda

Figure

Actualización...