No fumar: tendencia nacional

Texto completo

(1)

Mayo • Junio ALTA HOTELERÍA

No fumar:

tendencia

nacional

Hoteles mexicanos,

libres de tabaco

Por Mariana Mendoza Castillo

A partir

del viernes 4 de abril, México comenzó una nueva era en materia de salud pública al entrar en vigor la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores, por la que queda prohibido fumar en los espacios cerrados de acceso público en la Ciudad de México (a menos que cuente con un espacio al aire libre y el humo no invada los espacios cerrados). Esta ley tiene como fin principal proteger la salud de la población de efectos nocivos por inhalar involunta-riamente el humo de combustión del tabaco.

Se espera que a mediano plazo estas medidas comiencen a operar en el resto del República Mexi-cana, ya que el pasado 26 de febrero el Congreso de la Unión también aprobó la Ley General para el Control de Tabaco, que entre muchos de sus regla-mentos sobre la producción, venta, mercadotecnia y publicidad de este producto, señala que en locales públicos cerrados sólo se podrá fumar si hay habili-tados espacios que dispongan de mecanismos para evitar la salida del humo.

Esta ley que se aplicará a nivel federal, ya ha sido turnada al despacho del Presidente Felipe Calderón quien es el que debe promulgarla en el Diario Oficial de la Federación. Asimismo, la Secretaría de Salud será la instancia encargada de toda la campaña de concientización y rehabilitación anti-tabaquismo, para lo cual se asignará un presupuesto especial.

¿Cuándo se espera que el mandatario promul-gue esta ley? No existe plazo fijo: será cuando el Presidente así lo decida. Debemos tomar en cuenta que esta ley apenas fue aprobada hace menos de dos meses. Creo que por ahora existen temas de mucha mayor prioridad para el Ejecutivo (como el

(2)
(3)

10 Mayo • Junio

ALTA HOTELERÍA

petróleo), por lo que no podemos calcular una fecha,

aseguró Héctor Ramírez, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

Mientras tanto, el diputado indicó que tal y como sucedió en la Ciudad de México todas las entidades federativas tienen la facultad de adecuar esta ley a sus necesidades locales. Hoy casi todas ya cuentan con leyes, reglamentos o normas internas que protegen la salud de los no fumadores, pero hay que reconocer que el Distrito Federal tuvo una iniciativa bastante avanzada, incluso más que la federal, ya que un 100% siempre es mejor que el 70% de espacio libre de humo.

Asimismo, el legislador comentó que la ley local difiere de la nacional porque la primera abarca cues-tiones más prácticas, mientras que la segunda cubre cuestiones macro de salud pública como cambios en la publicidad, regulación sanitaria y control de adicciones.

Acuerdos y desacuerdos

Rafael García, vicepresidente de la zona metropolita-na de la Asociación Mexicametropolita-na de Hoteles y Moteles, opina que esta ley no afectará a la industria, ya que se trata de una tendencia mundial. Los viajeros no dejarán de ir a una ciudad porque no pueden fumar dentro de un hotel y agregó que la mayoría de los hoteles de la ciudad de México acatarán esta ley ya que hay voluntad de apoyar el cuidado de la salud de la población.

Al preguntarle el porcentaje de hoteles que es-tarán en condiciones de realizar las adecuaciones en sus instalaciones, el también vicepresidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México señaló que los categoría Gran Turismo y cinco es-trellas tienen la capacidad económica y el espacio para invertir. En la capital tenemos 240 hoteles, de los cuales 24 serán los que las hagan, es decir, acerca del 20%.

(4)

Acerca de los posibles amparos contra la ley, Rafael García indicó que los empresarios están en toda la libertad de hacerlo. Hemos recibido algunos comentarios de varios amparos, pero la mayoría acatará la ley.

Sobre la situación del resto de la República, el líder hotelero aseguró que la Ciudad de México siempre ha aplicado programas pilotos, los cuales sirven de ejemplo para el resto de la federación, em-pero cada Estado los modifica de acuerdo a sus leyes locales. Esta ley es una tendencia a nivel nacional, aunque hasta el momento no conozco a ningún Estado que esté en proceso de reglamentarla.

Por otro lado, las grandes cadenas hoteleras es-tán dispuestas a acatar las nuevas reglas. Sheraton María Isabel está aplicando la ley en todas las áreas del hotel. Nuestra posición es exhortar a que todos la cumplan. Confiamos que tanto los ciudadanos como los visitantes respetarán la nueva reglamen-tación en beneficio de todos, señaló Aletia Salas, directora de relaciones públicas.

Este hotel informa a sus huéspedes sobre las nuevas medidas a través de la señalización corres-pondiente en todas las áreas. También reforzamos por escrito en las entradas del hotel, mediante cartas personales a huéspedes y en los procesos de check in.

En las habitaciones para fumadores implementa-ron ozonificación y extracción del aire, y actualmen-te realizan reuniones informativas y capacitación de todo el personal de servicio.

Otra grande cadena hotelera mantiene la mis-ma posición al respecto. Intercontinental Hotels Groups señaló que al ser una empresa netamente franquiciante, obliga por contrato a sus franqui-ciatarios al cumplimiento de las leyes de su país, región o localidad.

Con respecto a la presente ley, nuestra posición es guiarnos por lo que nos dicten la mayoría de los consumidores de nuestros mercados meta, basados

H

oycasitodoslos

E

stadosyacuEntan

conlEyEs

,

rEglamEntosonormas

intErnasquEprotEgEnlasaluddElos

(5)

12 Mayo • Junio

ALTA HOTELERÍA

en estudios de mercado y de consumo. Cabe men-cionar que la tendencia parece ser que nuestros clientes (sobre todo de muchos estados de la Unión Americana y Unión Europea), cada vez exigen que cuidemos el derecho de los “No Fumadores” a no ser fumadores pasivos, dijo Felipe Ríos Romo, director de servicio a franquicias de IHG.

Asimismo, el ejecutivo agregó dos datos inte-resantes: De acuerdo con nuestras estadísticas de satisfacción de huéspedes, el 18% que fuman se quejan del olor a cigarro de habitaciones asignadas a fumadores. Además, hay muchas ciudades en Estados Unidos y Canadá que cuando se instauró esta ley en los hoteles se tuvieron que “reconstruir” y volver a pintar (o tapizar), y las habitaciones se reamueblaron y re-equiparon, ya que sólo así logramos eliminarles el olor a cigarro.

Casos de la vida real

Por otro lado, José Luis Menchelli, director general de Stanza Hotel, comentó que si bien esta es una ley

que busca mejorar la salud pública, la reglamenta-ción es exagerada porque al huésped se le considera un delincuente y a nosotros nos está convirtiendo en policías, prohibidores y promotores del “no fumar”, lo cual no es nuestra función.

Un ejemplo claro es el hecho de limitar la pri-vacidad y las acciones del cliente dentro de su ha-bitación, ya que se tendrían que instalar detectores o cámaras, lo cual no pensamos hacer. Sin este tipo de sistemas, ¿cómo sorprenderemos a alguien fumando en una habitación para “no fumadores”? Seguramente lo sabremos hasta que el huésped haya salido.

Igualmente, la operación se complica para los hoteles ya que el 40 al 50% de nuestros huéspedes son fumadores y si las habitaciones para fumar se han agotado, perderemos a esa clientela o si les asignamos alguna donde no se puede fumar, ter-minarán fumando.

Otro tema que no queda muy claro en la regla-mentación, es si se puede fumar en eventos privados dentro de los salones. Lo que todos estamos buscan-do son terrazas o áreas al aire libre para no tener ningún problema.

Sobre las habitaciones para fumadores y los sistemas de extracción que se exige tener dentro, José Luis Menchelli dijo que están negociando con las autoridades que permitan sea suficiente

l

osHuéspEdEsdEmucHosEstadosdEla

u

nión

a

mEricanayla

u

nión

E

uropEa

,

cadavEzExigEnunmayorcuidadoal

dErEcHodElos

“n

o

f

umadorEs

dEno

(6)
(7)

14 Mayo • Junio

ALTA HOTELERÍA

tener un extractor en el baño, ya que esto ahorra-ría grandes inversiones a los que no tienen en las habitaciones.

Para capacitar a su planta laboral, hemos rea-lizado varias sesiones y juntas para que sepan cómo actuar y cómo tratar a los fumadores, pero nuestros empleados han externado cierto miedo de ocasionarle problemas a la empresa si no saben cómo manejar las situaciones.

Los problemas con los que Stanza Hotel se ha enfrentado, es que al tener 130 habitaciones les correspondía 32 para fumadores, pero como deben estar separadas por piso no pudimos adaptar más que 22, lo que es una pérdida para nosotros. Asi-mismo, en nuestro restaurante hemos percibido una baja notable sobre todo en la sobre mesa, que antes significaba 30 minutos de permanencia extra.

La opinión pública continúa dividida en este tema; algunos empresarios la apoyan y están a favor de ella; otros incluso se ampararán. La tendencia mundial marca los lineamientos sobre la protección a la salud y México no será la excepción.

*Artículo revisado por Juan José Díaz de Sandi, consejero editorial

El posible futuro en todo México

En los establecimientos mercantiles dedicados al hospedaje, la ley local dispone que para las personas fumadoras se destinará un porcentaje de habitaciones que no podrá ser mayor al 25% del total, y deberán cumplir con las siguientes condiciones:

• Ser identificadas permanentemente con señalamientos y avisos en lugares visibles.

• Estar aisladas físicamente de las áreas de no fumadores.

• Tener un sistema de extracción y purificación hacia el exterior.

• Ubicarse por piso, área o edificio de acuerdo con la distri-bución de las personas que ahí concurran.

• Realizar una difusión permanente sobre los riesgos y enfer-medades causadas por el consumo de tabaco.

• No dar acceso a éstas con menores de edad.

La ley agrega que en el caso que por cualquier circunstan-cia no sea posible cumplir con estos preceptos, la prohibición de fumar será aplicable en el total del inmueble.

El personal de los hoteles deberá exhortar a quien se encuentre fumando, que se abstenga de hacerlo; en caso de negativa, se le invitará a abandonar las instalaciones y si se niega, se pedirá intervención de la policía. De no hacerlo así, los propietarios de los establecimientos serán sancionados económicamente con una multa u horas de arresto, y si hay reincidencia, con la suspensión temporal y hasta definitiva del servicio.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :