C R O N I S T A S B A R R I A L E S E L B A R R I O E S N O T I C I A

Texto completo

(1)

C R O N I S T A S B A R R I A L E S …

E L B A R R I O E S N O T I C I A

Autor: Néstor Daniel González

(Docente e Investigador Universidad Nacional de Quilmes. Docente e Investigador Facultad de Periodismo y Comunicación Social. Universidad Nacional de La Plata. Director del Proyecto de Extensión “Cronistas Barriales”.)

Este trabajo, forma parte del recientemente aprobado proyecto de Extensión Universitaria “Cronistas Barriales”, perteneciente al Programa de Extensión ““Comunicación: Participación y Ciudadanía”.

El proceso de Transformación que atraviesan las políticas en comunicación audiovisual en nuestro país, es el principal desencadenante de reflexiones en torno al rol de la imagen en nuestra sociedad. En particular, la información televisiva es cada vez más tildada de ser un producto de consumo y al servicio de los intereses económicos de las empresas que producen la información.

Es por eso, que la democratización de la información requiere, entre otras cosas, trasladar su producción a aquellos lugares donde la información es considerada un derecho humano y está al servicio de necesidades sociales.

Es por eso que este proyecto desarrollará la producción de un noticiero audiovisual de periodicidad mensual, que será producido por jóvenes de distintos barrios de Quilmes y Avellaneda con temáticas propuestas de acuerdo a las necesidades informativas del barrio. Para ello, los jóvenes serán capacitados en lenguaje y estilo audiovisual, narrativas informativas audiovisuales, en estrategias de producción y postproducción.

El noticiero será emitido en el canal UNQTV, perteneciente a la Licenciatura en Comunicación Social de la UNQ.

Objetivos generales:

Capacitar a jóvenes de distintos barrios de la región en lenguaje, producción y posproducción informativa audiovisual.

(2)

Producir un noticiero audiovisual interbarrial, realizado por jóvenes de distintos barrios de la región, con temática del propio barrio.

Específicos:

Problematizar el género informativo, específicamente el noticiero, focalizando en la idea de producir una agenda propia que contenga necesidades informativas.

Generar una conciencia crítica en relación a la producción informativa y el papel que la información juega en la sociedad.

Generar redes de producción entre jóvenes de distintos barrios con el objetivo de capacitarlos y promover la producción de contenidos audiovisuales.

Antecedentes

Como se mencionaba anteriormente, nuestro país está atravesando grandes transformaciones en el campo de las políticas de comunicación audiovisual. En primer lugar, la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, puso en primer plano de la agenda política lo destinado puntualmente a dicho tema. El espíritu de dicha ley es considerar a la información ya no como una mercancía, sino como un derecho humano, y para ello estableció criterios de distribución de las licencias de medios de comunicación, para atentar contra la concentración monopólica de los medios y democratizar la palabra.

Desde esta perspectiva, surge la necesidad de capacitar a nuevos actores sociales en la producción de información audiovisual, con el objetivo de contener dicho panorama.

Por otro lado, la aparición de la Televisión Digital Abierta, también crea nuevas condiciones de producción, circulación y consumo para el campo de los contenidos audiovisuales, y esto también demanda la aparición de nuevos actores y nuevos contenidos.

En todo este contexto, la Universidad Nacional de Quilmes viene desarrollando desde hace varios años distintas experiencias en convergen en una propuesta de este tipo. Estas experiencias atraviesan la investigación científica, la extensión universitaria, el voluntariado, la docencia, la producción y la circulación. Por un lado, desde la Investigación científica, distintos proyectos y programas aprobados institucionalmente abordan la temática de las políticas en comunicación audiovisual. Puntualmente, algunos de los proyectos son: “ESTADO Y COMUNICACIÓN PÚBLICA EN ARGENTINA. ANÁLISIS DE CANAL 7 Y CANAL ENCUENTRO EN EL PERÍODO 2008-2009” y el recientemente aprobado “Contenidos audiovisuales digitales en el contexto de los nuevos servicios de comunicación audiovisual. Políticas, actores y narrativas. Período 2010/2011”. En

(3)

ambos, la producción informativa audiovisual es atravesado desde la perspectiva de las políticas, las narrativas y la aparición de actores claves que ayudan a comprender el contexto en el cual se sitúa la información televisiva en nuestro país.

Los resultados de la investigación fueron articulando proyectos de extensión universitaria y voluntariado universitario que promueven la capacitación de jóvenes de la región con el objetivo antes mencionado. Entre ellos caben destacar los siguiente: “Comunicación: transformación, Participación y Desarrollo”, “Comunicación e Inclusión en la Prevención de las Adicciones” y “La comunicación como transformación en las prácticas escolares”.

Por último, cabe mencionar que la Licenciatura en Comunicación Social viene desarrollando experiencias pedagógicas con fuerte impronta en la producción. Por un lado, con la creación del Canal de televisión en internet UNQTV, que transmite contenidos exclusivos realizados en la Universidad, entre ellos, el segmento informativo Q.Noticias y documentales realizados en el marco del taller de Producción Audiovisual II, entre los cuales se destacan trabajos que han ganado festivales nacionales e internacionales.

Por UNQTV se emitirá el noticiero “Cronistas Barriales”.

Justificación del Proyecto

“Lo propio de la ciudadanía hoy es el hallarse asociada al "reconocimiento recíproco", esto es al derecho a informar y ser informado, de hablar y ser escuchado, imprescindible para poder participar en las decisiones que conciernen a la colectividad. Una de las formas hoy más flagrantes de exclusión ciudadana se sitúa justamente ahí, en la desposesión del derecho a ser visto y oido, que equivale al de existir/contar socialmente, tanto en el terreno individual como el colectivo, en el de las mayorías como de las minorías. Derecho que nada tiene que ver con el exhibicionismo vedetista de los políticos en su perverso afán por sustituir su pérdida capacidad de representar lo común por la cantidad de tiempo en pantalla”. (Jesús Martín Barbero. “Televisión pública,

televisión cultura: entre la desaparición y la reinvención”.)

La historia de la televisión en nuestro país ha atravesado la misma diversidad que tuvo que atravesar la propia vida política y cultural. 1951 llegó a la Argentina la televisión de la mano del General Juan Domingo Perón y el empresario radiofónico Jaime Yankelevich. Desde años anteriores, y aplicado al sistema radiofónico y a la prensa gráfica, los medios de comunicación eran “herramientas claves para divulgar las ideas – fuerza y la acción del gobierno”.

Asimismo, el mundo era testigo del desarrollo del nuevo medio, y por entonces, en los distintos países se ponían en juego diferentes modelos de gestión y financiamiento. Por un lado, el modelo que empezaba a predominar en Europa mostraba un sistema de medios con fuerte respaldo y control del Estado (la BBC de Londres como principal referente), y por otro lado, el

(4)

modelo que predominaba en Estados Unidos mostraba un sistema con financiamiento del sector privado a través de la pauta publicitaria.

Si bien el comienzo de la televisión en Argentina fue posible gracias al financiamiento del Estado, una década más tarde, comenzó a amoldarse al modelo que había dado desarrollo a la radio: el sistema privado con respaldo de los anunciantes. Este, le dio el verdadero impulso a la TV, y salvo en los momentos de intervención de los gobiernos de facto, se quedó hasta la actualidad.

Desde que la televisión era muy joven experimentó algunas búsquedas por conciliar los conceptos “entretener, educar e informar”, y con la ayuda de los auspicios, el lugar del conocimiento lo fueron ocupando los programas de preguntas y respuestas como “ODOL Pregunta por Cien Mil Pesos” (1956), “Un, Dos…NESCAFÉ” (1957) y “Justa del Saber” (1957), alternado el conocimiento científico, la información cotidiana, con el conocimiento.

Desde entonces, y dictaduras mediante, la televisión argentina desarrolló el modelo comercial. Allí, los noticieros se convirtieron en segmentos que buscan fijar agendas temáticas al servicio de intereses corporativos que intentan influir sobre las políticas públicas que llevan adelante los gobiernos. El modelo comercial abortó la idea de que la información es un servicio público y en consecuencia las narrativas mediáticas dejaron de lado las problemáticas barriales, las problemáticas sociales y concentró la participación en pocas voces, las voces de los dueños de los medios de comunicación y sus alianzas coyunturales, y considera a los sujetos como consumidores y no como ciudadanos.

El 10 de octubre de 2009 se publicó en el boletín oficial de la República Argentina, la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Dicha ley transforma estructuralmente la política de comunicación en Argentina, considerando que la ley hasta entonces vigente (Ley de Radiodifusión), había sido aprobada veinticinco años atrás por la dictadura militar. Dicha ley promovió una televisión fundamentalmente privada, de capitales económicos concentrados, y que dio lugar a una televisión con contenidos basura.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es el resultado de más de veinte años de reclamo por parte de los sectores sociales y políticos detrás de consignas como “Democraticemos la palabra” o “Una Radiodifusión para Todos”.

Desde entonces, con tensiones y procesos de judicialización mediante, la televisión busca construir un nuevo paradigma…un paradigma que incluya la presencia de muchas y nuevas voces.

Esta televisión deposita sus expectativas en el futuro cercano. Un futuro que debe reescribirse cada día, y con el aporte de todos.

(5)

Podemos diagnosticar brevemente la situación previa al inicio del Proyecto en las siguientes dimensiones:

Los distintos barrios de la región no pueden acceder a una agenda informativa audiovisual, porque los medios existentes no ponen atención a dichos reclamos. En consecuencia, es necesario crear nuevos medios de información que los contengan.

Por otra parte, los jóvenes necesitan capacitarse en herramientas de comunicación audiovisual para poder desarrollar los medios antes mencionados.

Para ello, es oportuno articular la experticia con la que cuenta la Universidad, con el trabajo territorial que viene desarrollando la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de Quilmes.

Bibliografía

Barbero, Jesús Martín. Claves de debate: Televisión Pública, Televisión Cultural: entre la

renovación y la invención”. En Televisión Pública: del consumidor al ciudadano. Omar Rincón. La

Crujía Ediciones. 2005. Pág. 35 –68.

Martini, Stella. “El estudio de la noticiabilidad”, en Periodismo y noticiabilidad, Editorial Norma, Bs. As, 2000.

Martini, Stella. “Los sistemas clasificatorios de las noticias”, en Periodismo y noticiabilidad, Editorial Norma, Bs. As., 2000.

CEBRIAN HERREROS, Mariano (1978), Introducción al lenguaje de la televisión, Pirámide, Madrid. Rincón, Omar. Narrativas mediáticas. O como se cuenta la sociedad del entretenimiento. Editorial Gedisa. Barcelona. Mayo de 2006.

Farré, Marcela. El noticiero como mundo posible. Estrategias ficcionales de la información audiovisual. La Crujía ediciones. Buenos Aires, marzo de 2004.

Luchessi, Lila. Nuevos escenarios detrás de las noticias. La crujía Inclusiones. Septiembre de 2010.

Una lectura descriptiva de la experiencia del colectivo Red Loma Sur y su aporte en la formación de ciudadanías activas y politizadas en el sur oriente de Bogotá- Colombia

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :