Primeros auxilios psicológicos en el manejo de duelo ante la pérdida del conyugue

Texto completo

(1)Primeros auxilios psicológicos en el manejo de duelo ante la pérdida del conyugue.. Seminario de profundización. Autores Maria Paula Rojas Jara-388323 Yovana Andrea Hurtado Peña -397803. Universidad Cooperativa de Colombia Facultad de ciencias sociales y humanas Programa de Psicología Villavicencio 2018.

(2) Primeros auxilios psicológicos en el manejo de duelo ante la pérdida del conyugue.. Seminario de profundización. Autores Maria Paula Rojas Jara-388323 Yovana Andrea Hurtado Peña -397803. Director de investigación / Jeniffer Damaris Salazar Delgado. Universidad Cooperativa de Colombia Facultad de ciencias sociales y humanas Programa de Psicología Villavicencio 2018.

(3) Dedicatoria A Dios. Dedicamos este trabajo de grado a Dios por permitirnos llegar hasta esta etapa de nuestra vida, logrando culminar debidamente este proceso, permitiéndonos cerrar un nuevo ciclo donde se abrirán nuevas puertas llenas de retos y procesos los cuales nos formaran como personas y profesionales cada día.. Familia.. A nuestras madres por permitirnos ingresar a la Universidad cooperativa de Colombia a realizar nuestra carrera profesional brindándonos todas las herramientas para lograr cumplir nuestros objetivos y deberes día tras día confiando en nuestras capacidades para culminar nuestra carrera profesional.. Docente A nuestros docentes los cuales día tras día se esforzaron por aumentar nuestros conocimientos, reforzándonos diversos temas profesionales y personales para ser mejores personas cada día, brindándonos tiempo, apoyo, conocimiento y paciencia en el aula de clases por el transcurso de la carrera, donde junto con enseñanzas, actividades y palabras de apoyo lograron ser parte de nuestro proceso y culminación de carrera profesional..

(4) Agradecimientos. Agradecemos a todos nuestros maestros los cuales nos enseñaron los diversos temas empleados durante la carrera profesional, brindándonos bases y herramientas para la vida profesional y personal, observando y reforzando el aprendizaje de cada uno de nosotros, agradecemos también a nuestros compañeros de estudio los cuales fueron base fundamental para la integración, convivencia y realización de diversas actividades como grupo y representación de facultad.. A nuestras familias agradecemos por el esfuerzo para podernos brindar la oportunidad de la realización de nuestra carrear profesional, culminando una nueva etapa de nuestra vida las cuales se basaron de felicidad, tristeza, rabia, enojo, impotencia, alegría y motivación, diversas emociones encontradas las cuales fueran representación de cada uno de nosotros en nuestras aulas de clase como proceso de la culminación de nuestra carrera.. Finalmente agradecemos a nuestros compañeros de clases y practicas los cuales fueron nuestra segunda familia y parte de nuestras vidas al compartir horas y días junto con nosotros con una misma meta la cual era lograr nuestros objetivos y culminar nuestras metas académicas adecuadamente..

(5) Tabla de Contenidos. Introducción ......................................................................................................................... 1 Planteamiento del problema ............................................. ¡Error! Marcador no definido. Justificación del proyecto ................................................ ¡Error! Marcador no definido. Objetivos .......................................................................... ¡Error! Marcador no definido. Marco de referencia ............................................................................................................ 3 Metodología ...................................................................... ¡Error! Marcador no definido..

(6) 1. Introducción En el presente trabajo de grado , se pretende introducir las diversas formas de duelo por las que atraviezan las personas adultas ante la perdida de pareja conyugal, muchas mujeres pasan por un proceso doloroso por la pérdida de ese ser querido. A este proceso se le conoce como duelo , Freud (1915); lo definió como el estado de pérdida de un ser querido acompañado de desamparo y dolor moral, que puede acarrear una reacción depresiva y que requiere un trabajo intrapsíquico, llamado trabajo del duelo donde se manifiesta en cada individuo de diversas formas y características presentando síntomas y diferentes sentimientos ante la ausencia de su ser querido y compañero de vida lo cual provoca un. desequilibrio emocional en cada uno de los individuos los cuales atraviesan. por esta situación que se manifiesta de diversas maneras por lo tanto es importante el apoyo profesional .. Según Freud (1915), el duelo es la reacción a la pérdida de un ser amado o a una abstracción equivalente. Además, habla de la existencia de un duelo normal o un patológico, entendiendo por éste último aquel que se extiende más en el tiempo de lo establecido o presentando auto reproches por la pérdida del objeto de amor ; Para la teoría del vínculo afectivo son fundamentales las respuestas que se manifiestan ante un individuo diferenciado y preferido, debido a que éstas permiten el desarrollo de vínculos afectivos. La conducta de apego se refiere a cualquier comportamiento que facilite el alcance o conservación de la proximidad con la figura vincular (Bowlby, 1983), siendo ésta (proximidad) su meta principal. Teniendo presente a la función de protección que se crea entre parejas a la hora de compartir gran parte de la vida juntos.. Existen varios factores los cuales influyen a la hora de la reacción de cada uno de los individuos que reciben la noticia, como la forma de muerte de su conyugue ya que se presentan diferentes situaciones como la muerte inesperada por paro cardiaco, la muerte avisada donde la persona presenta cierta enfermedad deteriorativa, un accidente de tránsito,.

(7) 2. un asesinato , muerte después de una discusión, muerte en una fecha especial como pareja lo cual provoca diversas reacciones en los individuos como ataque de ira, acciones de escribir cartas , querer acabar con su vida, gritar, querer estar sola, insultar a los demás, culpabilizarse ya que La culpa es uno de los principales enemigos del duelo. Podemos sentirnos culpables de no haber aprovechado el tiempo que pasamos con nuestra pareja, de no haberle dicho cuánto le amábamos, del tiempo que desperdiciamos en peleas, etc. Pero hay una culpa aún peor, una realmente patológica que puede interrumpir el proceso de duelo: la culpa de estar vivo, convirtiéndose en personas sin ganas de vivir , sin ganas de compartir con sus seres queridos, sin ganas de volver a amar y demás aspectos los cuales no permiten que el individuo avance. Quan (2007) investigó sobre las manifestaciones en el proceso de duelo en mujeres viudas. El objetivo de la investigación fue analizar y describir en un estudio cualitativo cómo se desarrolla el proceso de duelo. Las sujetos eran mujeres que han permanecido viudas por un periodo de dos años o menos, a través de sus manifestaciones físicas, emocionales, intelectuales, conductuales y sociológicas. La información se obtuvo a través de entrevistas semiestructuradas. Los resultados muestran que durante el proceso de duelo el apoyo familiar es importante para superar la pérdida. Las manifestaciones físicas más comunes son dificultades para dormir y pérdida de apetito. Las manifestaciones emocionales más comunes son tristeza y soledad. La manifestación intelectual más común en las mujeres viudas es que la muerte del cónyuge es explicada mediante la voluntad de Dios y le habría llegado su “hora”. Las manifestaciones conductuales más comunes son una conducta distraída, el llanto ,conservar objetos que pertenecían al cónyuge y las manifestaciones sociológicas más comunes son la reincorporación en actividades laborales o sociales, reorientación de roles familiares y los reajustes financieros; por lo tanto se quiere introducir en este trabajo las diversas formas de manifestación de duelo ante pérdida de pareja conyugal y diferentes formas de enfrentar dicho proceso mediante ayuda psicológica profesional..

(8) 3. Planteamiento del problema Según Vértice (2011), el duelo es una respuesta afectiva y adaptativa, ya que conlleva la exteriorización, poniendo en juego ciertos sentimientos y actitudes con las que se responde frente al sufrimiento a causa de la pérdida del ser querido; así como también requiere una reacomodación en la vida, ya que surgen nuevos cambios a causa de la misma ; todas las personas atravesamos por ciertos momentos de felicidad y tristeza durante nuestra vida, donde nuestro equilibrio emocional se pone a prueba siendo parte de la experiencia de nuestras vidas generando tanto dificultades como etapas de superación. Según Rojas (2008), el manejo del duelo es una propuesta para reencontrar el sentido de la vida cuando se ha perdido a un ser querido. Hacer de dicha experiencia un proceso solucionable dependerá de múltiples factores personales. De lo contrario, el duelo opacará o borrará el sentido para vivir, Es importante mencionar que muchas de las muertes inesperadas llegan a ser un problema de salud pública y tienen implicaciones a nivel social, económico, político y de salud mental (Franco, et al., 2012), En cada situación presentada de perdida conyugal la reacción es distinta al presentarse diversas formas de la perdida de la pareja , desde enfermedades prevista hasta muertes inesperadas lo cual provoca en cada situación diversas reacciones. La muerte inesperada es un fenómeno diario que afecta a muchas familias y parejas a nivel mundial, lo cual termina convirtiéndose en una problemática de carácter personal, familiar y social. Los seres humanos somos conscientes de que una de las condiciones humanas, es la muerte como parte del proceso de la vida pero por dentro de cada uno de nosotros hay un sentimiento de negación ante esta posibilidad e incluso de evitación ante la sola idea de decirlo o pensarlo ya que no creen que realmente pueda pasarnos a algunos de nosotros si no solo a los demás conocidos, teniendo un concepto de vida y proceso de que primero mueren nuestros padres, después nosotros y después nuestros hijos sin pensar que las muertes no tienen proceso y que puede ser cualquier de nuestros integrantes de la familia en el momento menos inesperado desde nuestros hijos hasta nuestros padres, parejas o amigos..

(9) 4. Ante la pérdida conyugal las personas atraviesan por diversas etapas las cuales se manifiestan como perdida la cual consiste de sentimientos de enfado ante la sorpresa y temor cumplido creándose un sentimiento de negación ante lo sucedido teniendo actitudes de súplica ante la pareja fallecida para que no la deje; desesperanza la cual es una fase difícil en el proceso ya que la persona se deprime disminuyendo su autoestima teniendo pensamientos catastrofistas como ‘’ nunca abra nadie como él/ella ‘’ ‘’nadie más se va fijar en mi ‘’ encerrándose en sí mismo y dejando a un lado las. actividades personales y. cotidianas que llevaba antes de la situación de perdida donde la persona empieza a tener comportamientos como guardar ropa de su pareja fallecida y demás ; ansiedad la cual es una fase donde los individuos crean fantasías recordando solo el lado positivo de la relación y deseando devuelta a su pareja , aceptación y superación la cual es la fase final donde el individuo acepta que su pareja ya no está en cuerpo físico. dándose la oportunidad de. volver a incluirse en círculos sociales y a conocer nuevas personas , empiezan a hablar de su pareja fallecida y retoma actividades las cuales realizaba antes de la situación de perdida como hobbies, actividades personales y demás. Las personas suelen moverse de una fase a otra con distinta intensidad ,hay personas que se quedan estancadas en uno de ellos y es cuando se requiere iniciar con un proceso continuo de ayuda profesional sin dejar a un lado la importancia de la presencia de ayuda profesional desde el momento del impacto de la noticia; De acuerdo con Rojas (2005), las personas que viven un duelo de manera normal no buscan ayuda médica o psiquiátrica, básicamente, porque aceptan sus reacciones y su conducta como normal sin reconocer sus cambios ante la situación , por lo tanto es de vital importancia recibir los primeros auxilios psicológicos desde el momento de impacto ante la situación de perdida puesto a que la persona presenta una crisis y un desequilibrio emocional el cual debe ser intervenido por profesionales para ayudar al a persona a restablecer el funcionamiento previo al sucedo mejorando a la vez la percepción , eficacia y sensación de control frente a la situación presentada. ¿Cuál es la importancia de recibir los primeros auxilios psicológicos ante la pérdida del conyugue?.

(10) 5. Justificación El duelo se considera como una reacción emocional normal que experimenta una persona tras la pérdida de un ser querido. Sin embargo, no se trata de una tarea para nada fácil en una sociedad que exige lo mejor de nosotros y que no sabe qué hacer frente al dolor, es decir una crisis la cual es la respuesta a eventos peligrosos o amenazantes, y es vivida como un estado doloroso y de intenso sufrimiento. Es por esto que tiende a movilizar reacciones muy valiosas en el psicólogo de emergencias para así lograr ayudar al sujeto a aliviar diferentes tipos de malestares y a recuperar el equilibrio y además es de gran importancia que la persona aprenda a emplear nuevas reacciones adaptativas que le pueden servir en el futuro y así se sienta con un mejor estado mental y emocional. Durante este proceso de duelo o crisis por el cual atraviesa la persona es muy importante destacar que se necesita de un psicólogo de emergencia el cual realice los primeros auxilios psicológicos (PAP) ya que este tiene como objetivo proteger y apoyar la gestión emocional producidos por un evento traumático y así lograr disminuir. la. posibilidad de secuelas en los individuos, ya que su objeto es disminuir o reducir los niveles de estrés que experimenta los individuos luego de vivir un evento traumático como lo es la perdida del cónyuge, conectando al individuo con su red de apoyo (familia, pareja o allegados) mientras estimula la autonomía de este.. El proceso que se busca potencializar la ejecución de PAP dentro de este proyecto el cual es un evento crítico es el afrontamiento, mediante la gestión de este proceso se promueve el empoderamiento individual gestionando la identificación y la toma de decisiones y búsqueda de soluciones y con estos lograr un estado de adaptación.. El duelo provoca una sin múltiples reacciones a distintos niveles como físico, emocional, cognitivo, social, conductual y espiritual, que son normales después de dicha experiencia, pero que requiere un proceso de ajuste a la nueva situación, que en algunos casos puede ser muy largo y doloroso, y para que la persona elabore este proceso de un.

(11) 6. modo sano y logre restablecer su equilibrio, es necesario que emplee todas sus herramientas internas tales como creencias propias, valores, percepciones, etc. Los especialistas señalan que la persona que atraviesa por un periodo de duelo debe seguir los siguientes pasos: primero, la negación; segundo, la aceptación; tercero, la elaboración; y cuarto, la resignación. De eso se trata, de que el profesional lo guíe en ese proceso, y para ello es pertinente y viable los Primeros Auxilios Psicológicos ya que con este se pretenden ofrecer apoyo emocional, reducir diferentes tipos de peligros y así lograr enlazar a la persona la cual ha perdido su compañero o compañera de vida con los recursos sociales de ayuda, ya que el efecto que se desea para el individuo. es que emerja listo y. mejor preparado para encarar el futuro. Estas personas de igual van a tener diferentes síntomas los cuales podrán verse afectado la salud entre otros como sensación de debilidad, pérdida de apetito y peso, dificultad para concentrarse, para respirar y para hablar e insomnio, sueños sobre la persona fallecida y cuando la persona despierta, por lo general siente una sensación desagradable porque comprueba que sólo fue un sueño, muchas personas también suelen auto reprocharse. William Worden nos habla de cuatro tareas que todo doliente debe realizar para elaborar su proceso de duelo. El duelo es un proceso único y desafiante en donde cada una de las emociones implicadas nos ayuda a llegar a un acuerdo con la pérdida y aprender a integrar el significado de la misma en nuestras vidas. Siendo asi como tarea primordial aceptar la realidad de la pérdida, elaborar el dolor del duelo y adaptarse a un nuevo mundo sin el ser querido reubicándose emocionalmente al ser querido fallecido, Donde se evidencia la relevancia de las tareas del autor antes mencionado ya que ayuda al doliente a tomar un enfoque y así lograr elaborar su proceso de duelo..

(12) 7. Objetivos Objetivo General Describir como apoyan los primeros auxilios psicológicos en el proceso de duelo ante la pérdida del conyugue.. Objetivos específicos  Identificar el apoyo que se genera en los primeros auxilios psicológicos en una situación de duelo ante perdida de pareja conyugal.  Describir cada una de las fases del proceso de duelo identificando las diversas características en cada una de estas.  Brindar información a los individuos frente a la orientación ante la pérdida de pareja conyugal.. de manejo de duelo.

(13) 8. Marco referencial Las pérdidas y los duelos son experiencias inevitables en el transcurso de la vida, así como procesos universales que forman parte natural del desarrollo y crecimiento de los seres humanos. Es vital tener en cuenta que pérdida y duelo son dos conceptos diferentes y que el duelo es el proceso que se desencadena después de la pérdida (Acero, Maria y Perez, 2007; Fernández, 2010; Gamo y Pazos, 2009; Martìn, 2007; Millán, 2010; Rojas, 2008; Russo, 2009; Valencia y Dávila, 2010 y Walter, 1999). Desde jóvenes tenemos un concepto de vida el cual nos mentaliza que existe un proceso de muerte de familiares, pensando que primero fallecen nuestros padres, después nosotros y después nuestro hijos sin tener presente que la muerte es inesperada y puede sucederla a cualquier miembro de la familia en distintas circunstancias desde una enfermedad deteriorativa o un accidente de tránsito esperado. Quan (2007) investigó sobre las manifestaciones en el proceso de duelo en mujeres viudas. El objetivo de la investigación fue analizar y describir en un estudio cualitativo cómo se desarrolla el proceso de duelo. Las sujetos eran mujeres que han permanecido viudas por un periodo de dos años o menos, a través de sus manifestaciones físicas, emocionales, intelectuales, conductuales y sociológicas. La información se obtuvo a través de entrevistas semiestructuradas. Los resultados muestran que durante el proceso de duelo el apoyo familiar es importante para superar la pérdida. Las manifestaciones físicas más comunes son dificultades para dormir y pérdida de apetito. Las manifestaciones emocionales más comunes son tristeza y soledad. La manifestación intelectual más común en las mujeres viudas es que la muerte del cónyuge es explicada mediante la voluntad de Dios y le habría llegado su “hora”. Las manifestaciones conductuales más comunes son una conducta distraída, el llanto y conservar objetos que pertenecían al cónyuge y las manifestaciones sociológicas más comunes son la reincorporación en actividades laborales o sociales, reorientación de roles familiares y los reajustes financieros. El duelo es un proceso que se da en varios niveles individual, familiar y social y el cual es experimentado y vivenciado de diferentes formas e intensidades que varían de.

(14) 9. acuerdo a factores como, la relación con el objeto o el ser querido, la causa de la muerte ya que la reacción no es la misma ante una muerte por enfermedad terminal a una inesperada (homicidio, suicidio, accidente); la edad de la persona fallecida debido a que las reacciones son más intensas cuando quien ha fallecido es un niño o adolescente; redes sociales de contención (familia, amigos, profesionales); los factores de personalidad y las características de la persona que está elaborando el duelo, como son la capacidad de expresar sentimientos y emociones, la capacidad de contenerse, la edad, el género, el estado de salud, entre otros. Factores que muchas veces dependen de la cultura, es decir, de acuerdo a como la persona ha construido y significado el concepto de pérdida y muerte a través de su historia (Aponte, 2011) En Valencia, Barreto, de la Torre y Pérez (2012) ,realizaron una investigación sobre la detección de duelo complicado. Su objetivo era conocer en profundidad el fenómeno del duelo complicado o patológico, y recabar aquellos indicadores de detección y evaluación que permitan su pronta identificación en la práctica clínica. Tras una amplia revisión de la literatura científica aparecida en los últimos años, y a la luz de la experiencia profesional, se realizó una recopilación de los indicadores más significativos. Los resultados presentaron los principales criterios diagnósticos e instrumentos de medida utilizados en la actualidad, que permiten a los profesionales del ámbito de la salud valorar con precisión posibles complicaciones en el proceso de duelo. Se concluyó que cuenta con importantes indicadores e instrumentos de valoración del duelo complicado, siendo cada vez mayor el reconocimiento de este diagnóstico clínico como una entidad propia, por parte de la comunidad científica. Con base a los diversos casos de duelo presentados día a día perder a un ser querido cambia toda la orientación de la vida de la persona la cual presento la perdida, la persona tiende a sentirte perdido, atascado e incómodo al tomar incluso las decisiones, más insignificantes. Muchas personas experimentan una gran pérdida y después de un tiempo, de todas formas encuentran una manera de llevar sus vidas intensas, plenas y significativas ejerciendo métodos como decir adiós donde la persona se permite sentir dolor expresando los diversos sentimientos encontrados, satisfacer cualquier solicitud de la pareja difunta.

(15) 10. como realizar actividad que hacían juntos o terminar alguna idea u objetivo de su pareja ,empezar a llevar una rutina de ejercicio, entrar a un grupo de apoyo, adoptar una mascota ya que se asocia con incremento de bienestar y disminución a la soledad ; actividades por las cuales optan los diferentes individuos a la hora de la pérdida de su pareja conyugal con el fin de salir adelante . La depresión es un problema de salud pública importante para la población general, esto se debe a que puede generar incapacidad o incluso mortalidad en sus pacientes, dada la escasez de tratamiento que presentan los mismos, ya sea por falta de conocimiento de la misma u otros factores (Mori & Caballero, 2010).¿Por qué es bueno adoptar una mascota ante una situación de duelo? El cariño, apoyo y lealtad que nos ofrecen nuestras mascotas son suficientes como para que cualquier episodio de dificultad en nuestras vidas , disminuyendo el nivel de depresión en los individuos ; Según los estudios, los animales tienen la capacidad para reducir de manera considerable todos los tipos de sentimientos negativos. La fatiga, el estrés, la tristeza, la congoja, la soledad, la angustia y la depresión se van como por arte de magia cuando estamos cerca de nuestras mascotas. ¡p. La Terapia Asistida con Animales ayuda a la reducción de síntomas de ansiedad, de estrés y a la socialización del paciente (Barker & Dawson,1998). Esta terapia ayuda a la reducción de los síntomas tanto fisiológicos como emocionales de varios trastornos psicológicos, entre estos la Depresión, por lo tanto se sugiere que el uso de la misma puede ser muy beneficioso para el paciente ya sea acompañado de otra terapia (como terapia alternativa) o por si solo (Buil & Canals, 2011). Este tratamiento alternativo con mascotas como perros o gatos, puede llegar a ser muy efectivo para el proceso de duelo ante perdida de pareja conyugal manejando el nivel de depresión, este tratamiento también puede generar una mejora significante para el paciente en cuanto a varios aspectos de su vida como la realización de nuevos proyectos, el nivel de tiempo ocupado. y el nivel de. compañía (Abellán, 2008). Todas las pérdidas suscitan diferentes emociones y reacciones dependiendo del impacto que tenga está en la salud emocional y en la calidad de vida de la persona , estas emociones.

(16) 11. y reacciones tienen cierta variación según la magnitud en la cual son presentadas , En Los Ángeles, Gündel,H ,Littrell, Fort.C. y Lane R. (2010) examinaron la neuroanatomía funcional del duelo que, según su parecer, no se había estudiado hasta la fecha en las investigaciones funcionales por la neuroimagen. El método fue provocar un estado de aflicción intensa en 8 mujeres que habían perdido a un ser querido, mostrándoles sus fotografías o imágenes de personas desconocidas, junto con palabras evocadoras de la pérdida sufrida frente a palabras de contenido neutro, los resultados fueron tres regiones cerebrales activadas, independientemente, por el factor fotografía y el factor palabra: la corteza cingular posterior, la circunvolución frontal medial/superior y el cerebelo. Ambos factores también activaron regiones diferentes: en cuanto al factor fotografía, fueron la cuña, la circunvolución lingual superior, la ínsula, la corteza cingular dorsal anterior, la circunvolución temporal inferior y la circunvolución fusiforme; en cuanto al factor verbal, la precuña, la circunvolución precentral, el mesencéfalo y el vermis. La integración de ambos factores mostró una activación significativa del vermis cerebeloso donde se concluye que el dolor intenso experimentado por la pérdida de un ser querido está mediado por una red neuronal extensa, responsable del procesamiento afectivo, la mentalización, la evocación de recuerdos episódicos, el procesamiento de rostros familiares, las imágenes visuales, la regulación neurovegetativa y la regulación/ coordinación de todas estas funciones.. Las características de la muerte producen en el sistema conyugal una gran cantidad de reacciones físicas como letargo, opresión en el pecho, cambios en el sueño, pérdida o aumento del peso corporal, entre otros; de igual manera se presentan cambios psicológicos y emocionales como, culpa, ansiedad, llanto, miedo a la soledad, pensamiento recurrentes e intrusivos a cerca de las circunstancias de la muerte de la pareja , shock, ira, incredulidad, tristeza, depresión e incluso ideación suicida, entre otros y con la muerte también se generan reacciones a nivel comportamental y social como, el no querer realizar actividades fuera de casa, desorganización e indecisión, disminución o pérdida de memoria y la concentración, el evitar o pretender que los recuerdos materiales de la pareja fallecida son.

(17) 12. un tesoro (ropa, habitación, fotos, música, etc.) Frente a las muertes inesperadas se añade una complicación al proceso de duelo y es que a menudo surge la idea de que la muerte podría haberse evitado. Esta idea aparece en forma de culpa. “Si yo no hubiera hecho esto o aquello, si no hubiera dicho y demás aspectos los cuales hacen que la persona sienta culpa por la situación , pero como lo mencionan algunos autores el duelo no es un signo de debilidad, es una muestra de la profunda necesidad humana que la mayoría de las personas tienen al pasar por una experiencia traumática y experimentar dolor por la pérdida de un ser querido. El duelo no debe ser visto como un desorden médico o psiquiátrico, es la respuesta universal de los seres humanos ante la pérdida de alguien afectivamente significativo, durante este periodo de tiempo hay alteraciones a nivel físico, emocional, conductual y cognitivo, conducta distraída, entre otros , La forma en que las personas elaboran su duelo está atravesada por las demandas emocionales, el estilo de personalidad, la historia familiar del individuo y la relación con su familia de origen, la historia de pérdidas anteriores, el estilo de afrontamiento que tenga, el tipo de relación que se tenía con la persona fallecida y el nivel de apoyo social que perciba la persona de su familia, amigos y personas cercanas. Se puede tener también apoyo a diversas actividades para el manejo de duelo como, hacer una caminata con un amigo, servir de voluntario en una escuela de su área como tutor, unirse a clase de ejercicios en la comunidad o un grupo de natación, participar en algún grupo artístico, ir al a biblioteca para sacar libros prestados, conseguir un trabajo de tiempo, tomar clase de recreación, aprender una nueva habilidad o diversas actividades que le ayuden a la persona a distraer la mente ; frente a los cuidados personales la personas tienden a dejarse físicamente y en la salud evitando arreglarse, descuidándose en aseo personal y disminuyendo totalmente las comidas lo cual es de gran importancia supervisar ya que la alimentación es más que necesaria en el proceso de duelo ya que puede afectar la salud y calidad de vida de la persona empeorando la situación por lo tanto se les puede Puede ayudar invitandola a almorzar con amigos en un centro o una cafetería, a veces comer en la casa solo se siente demasiado silencioso encender el radio o la televisión durante las comidas puede ayudar, buscando información acerca de una nutrición sana y diversos tipos de platos nuevos para la variedad a la hora de las comidas..

(18) 13. Según Freud (1915), el duelo es la reacción a la pérdida de un ser amado o a una abstracción equivalente. Además, habla de la existencia de un duelo normal o un patológico, entendiendo por éste último aquel que se extiende más en el tiempo de lo establecido o presentando auto reproches por la pérdida del objeto de amor. Frente a esto Según investigaciones de Colmes y Rahe (1967) la pérdida por muerte de la pareja está situada en primer lugar de los acontecimientos vitales estresantes y se relaciona con el desarrollo de la enfermedad física. Es, por lo tanto importante prestarle la atención adecuada para evitar en lo posible los riesgos; Es aquí donde se presentas unas fases dentro del proceso del duelo ; Negación , donde la persona no se niega a creer que lo que sucedió es verdad, piensa que la noticia recibida es un error y que eso no le puede suceder a él/ella teniendo respuestas de enfado hacia los demás ; Asimilación , la persona después de la conmoción y después de la ex teorización y la ira comienza a experimentar la soledad y la tristeza donde suele aislarse de las actividades que solía realizar antes de la situación y tiende a aislarse de todo su círculo social ; Acomodación en esta fase la angustia y la tensión en la persona empieza a ceder , dándose una aceptación resignada de la realidad, recuperando el control y equilibrio emocional donde inician las preguntas como ¿ qué va a ser de mi vida ?¿ Qué va a suceder conmigo? ¿Ahora yo que voy a hacer? Y demás preguntas acerca de la proyección personal siendo unas de las fases más largas. El proceso de duelo junto con las diversas fases atravesadas tienden a durar un lapso de tiempo de 6 meses o dos años dependiendo de varios factores, el factor de la personalidad donde la persona tiende a comportarse de una manera particular a lo largo de una serie de situaciones, En el aspecto emocional hay personas que sienten las cosas, tanto las alegrías como las tristezas de forma muy profunda, mientras que otras tienen vivencias más superficiales ; en el aspecto cognitivo hay personalidades que entran en una espiral de pensamientos catastróficos que les inmovilizan y no pueden ver con claridad, mientras que otros con más conocimiento de sí mismos y del proceso por el que están pasando saben darse tiempo; en los recursos propios el nivel alto de autoestima o confianza en sí mismo ayudará a no tener pensamientos autodestructivos ni de acontecimientos catastróficos, tienen ventaja las personas que saben hacer una evaluación de la situación, y posteriormente una valoración de los recursos propios para hacer frente y controlar la.

(19) 14. situación. Buscan, por ejemplo, apoyo emocional, etc., finalizando con el grado de importancia de la relación el grado de intimidad, la fase en la que se encuentra (sobre todo si la relación se ha ido enfriando), el grado de pérdida que se siente puede oscilar mucho donde se requiere de apoyo social. ya sea amigos o familiares a los cuales pueden. expresarles sus más profundos sentimientos.. Se atribuye a Freud (1917) el haber delineado el estudio de los procesos psicológicos del duelo durante el siglo XX. Lineman (1944) refuerza el modelo propuesto por Freud y define etapas del duelo con base a observaciones de personas que perdieron a sus familiares en forma trágica. Bowlby, (1970) el autor más importante en el tema, propone su primer modelo sobre las etapas del duelo en 1961, basado principalmente en los influyentes trabajos de Freud y Lindemann (1944). Originalmente plantea la existencia de tres etapas: añoranza y búsqueda de la persona perdida, desorganización y reorganización. Posteriormente (1969, 1980) Bowlby describe la etapa de embotamiento. Esto como consecuencia de los resultados de un trabajo en el que entrevistó a un grupo de 22 mujeres viudas en cinco oportunidades durante el duelo (Parkes, 1964; Bowlby & Parkes, 1970). Las ideas sobre el duelo propuestas en estos trabajos guardan gran similitud con su conocida teoría del apego (1969, 1973, 1980), En ésta, Bowlby teorizó que los niños pequeños forman, desde temprano, un lazo con la figura materna, cuya ruptura lleva a la ansiedad de separación. Se verá, así, que los mecanismos para afrontar esta separación serían sustancialmente los mismos que son observados cuando un niño mayor o un adulto pierden a una figura amada. Dentro de la fase de evitación la mayoría de los autores incluye en la fase de evitación, tanto el shock o embotamiento como la negación ante el reconocimiento inicial de lo sucedido. Después del shock se produciría el comienzo de un darse cuenta intelectual. Este momento hace aparecer la negación, que también es natural; este punto es terapéutico, debido a que permite ir absorbiendo la realidad lentamente, previniendo el verse superado. Parkes y Weiss (1983), agregan que el deudo desarrolla una explicación de la pérdida,.

(20) 15. identificando alguna causa inevitable de la muerte, lo que le permitiría bajar la vigilancia y ansiedad de enfrentar una nueva pérdida. Para Rando (1984), la persona tiene una sensación de estar y no estar al mismo tiempo, se encuentra en una anestesia emocional que le impide ver la realidad y aceptar que ha sufrido una pérdida. De acuerdo con Kübler (1972), esta etapa, que se conoce como negación y aislamiento, permite mitigar el dolor ante la pérdida de un ser querido; además, también nos ayuda a aislarnos para evitar el dolor, que con toda la naturalidad se espera que se supere pronto. En esta misma etapa encontramos la ira, donde se debe permitir al pariente que llore, grite, hable; aquí es donde debemos estar para cuando se nos necesite, porque sabemos que le espera un largo camino de duelo por recorrer.. Dentro de la fase de confrontación se sienten las emociones más intensas, aunque la expresión de éstas es variable. Según Bowlby (1980) se caracteriza por una motivación poderosa de recuperar el objeto perdido y por la presencia de rabia. Existe un estado de excitabilidad psicológica aumentada, que se manifiesta como irritabilidad, ansiedad, tensión y que formaría parte de la conducta de búsqueda. El doliente repasa obsesivamente todos los hechos de la vida del ser perdido, las circunstancias de su muerte, qué se pudo y no pudo haber hecho. Según Parker y Weiss (1983), ésta es la característica más típica del duelo. Incluso se puede manifestar de manera física, a través de dolores y visiones. Se describe una sensación de sentir la presencia del ser querido y de sueños vívidos. De acuerdo con Rando (1984), en esta etapa la persona afronta la realidad y por ello se vuelve la etapa más difícil, se siente invadido por todas esas emociones e incluso se pueden presentar pseudo alucinaciones, pero todo esto es normal. Se fluctúa entre esta búsqueda y el desengaño repetido, la esperanza intermitente, la rabia y la culpa. Pero en forma paralela.

(21) 16. a este proceso, habría una tristeza profunda, añoranza, congoja y accesos de llanto, como una forma de reconocer que la recuperación es imposible (Bowlby, 1980). Existen dos emociones habitualmente presentes en esta fase y que causan problemas por la respuesta social que generan (Rando, 1984). La rabia, emoción que siempre se espera como respuesta a la depravación de algo deseado y que se considera la emoción más importante de esta etapa (Bowlby, 1980). Se puede dirigir a otras personas o cosas y es común que sea contra el difunto, lo que es complicado por ser mal visto por la sociedad. La otra emoción, difícil de acoger por los demás como normal y esperable, es la culpa. Puede haber culpa por estar vivo y que el amado no lo esté; por no haberlo protegido de la muerte; por sentir rabia o por sentir alivio, al verse libre de una gran responsabilidad. Incluso el hecho de llorar puede generar culpa, si se percibe como una pérdida del control. Para Kübler (1972) Ross ésta etapa se conoce como pacto o negociación; ante la situación de la perdida, que ya es bastante tener que afrontar, aspiramos superar la traumática vivencia. Entra aquí la depresión; cuando ya no es posible hacer una negación, el paciente empieza a tener síntomas de tristeza, adelgazamiento o aun el hablar con la ropa o sus cosas favoritas del difunto. Esto nos habla de un estado en el que se encontrará temporalmente. Dentro de la fase de restablecimiento la emocionalidad de la etapa previa se puede llegar a aceptar que la pérdida es permanente y a moldear la vida con una nueva forma. Esta redefinición de sí mismo implica renunciar definitivamente a toda esperanza de recuperar a la persona perdida (Bowlby, 1980). Esta fase es una gradual declinación del duelo, marcando el inicio de la reinserción emocional y social al mundo cotidiano. El individuo empieza a examinar su nueva situación y a considerar las posibles maneras de enfrentarla. La pérdida no se olvida, pero se pone en un lugar especial y la energía emocional se reorienta hacia nuevas relaciones (Bowlby, 1980; Worden, 1982). De acuerdo con Rando (1984) la persona se reubica en el mundo real, se restablece su vida y poco a poco se va recuperando..

(22) 17. Para Kübler (1972) ésta etapa se conoce como aceptación; la cual no significa felicidad, significa que ya ha pasado por las etapas anteriores para empezar a sentir una cierta paz, con los menores temores ante la soledad. Y podrá seguir con su vida haciendo cambios quizá en su hogar. Según John Bowlby, existen diferentes fases durante la etapa de duelo la fase de pérdida de sensibilidad temporal dura de unas horas hasta una semana, la persona se siente aturdida y le cuesta aceptar la realidad de lo ocurrido, es como si no pudiera creerse que el ser querido ha muerto; la fase de melancolía y necesidad de recuperar a la persona querida. Aparece llanto, inquietud, insomnio y cólera dirigida a quienes considera responsables de la pérdida la fase de Aparecen momentos de desesperanza y depresión, pérdida de interés por el mundo externo y abandono de cualquier actividad desvinculada del ser perdido, dentro de la fase de aceptación y superación de la pérdida. La persona se da cuenta de su situación (huérfano, viudo...) y aprende a vivir con su nueva situación, restablece las relaciones con los demás, recuperando sus capacidades y el interés por el mundo exterior (trabajo, amigos, actividades lúdicas, proyectos, etc.). La persona que ha superado la pérdida del ser querido, después de la etapa dolorosa del duelo, tiene un sentimiento de gratitud despertado por la relación que tuvo con el difunto y siente la necesidad de transmitir a otros el amor recibido en el pasado. En este sentido, el amor y los cuidados que se tuvieron con la persona desaparecida no se han malogrado, sino que continúan vivos en nuestro interior y beneficia a otros. La teoría más conocida sobre el duelo es de E. Kübler-Ross, que en el año 1969 escribió su libro “Sobre la muerte y los moribundos”. Este es un “mapa” sobre las reacciones frente a las pérdidas, que se describen como cinco fases del dolor (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). Este “mapa” no debe confundirse con la realidad, pero ayuda a comprender lo que la persona en esta situación está viviendo, aunque hay que aclarar que cada persona siente y expresa de manera personal la experiencia del duelo. En su último libro, “Sobre el duelo y el dolor” editado por Sagarmata en el 2006, E. Kübler-Ross y su co-autor D. Kessler dicen: “la gente a menudo cree que las etapas del.

(23) 18. duelo duran semanas o meses. Olvida que son reacciones a sentimientos que pueden durar minutos u horas mientras fluctuamos de uno a otro. No entramos ni salimos de cada etapa concreta de una forma lineal. Podemos atravesar una, luego otras y retornar luego a la primera.” Las etapas descritas por E. Kübler-Ross son mecanismos de defensa psicológicas que ayudan a sobrellevar el dolor emocional ante una enfermedad mortal o ante el proceso de duelo de una persona que llora la muerte de un ser querido; pero también se podría hablar de cualquier pérdida como un divorcio, la pérdida del trabajo, la jubilación. Las cinco fases del dolor de las que habla, E. Kübler-Ross sn de gran importancia la primera es la negación la cual es una reacción donde la persona se siente paralizada, se refugia de esta manera en la insensibilidad emocional. No significa que la persona crea que el ser querido no ha muerto, sino que no puede comprender esta realidad. En el caso del moribundo, la negación es más parecida a un estado de incredulidad, tu mente lo escucha, pero no acaba de creérselo, es una realidad excesiva para la psique. Lo sabes, pero no puedes elaborar los sentimientos asociados ante una experiencia tan difícil. Como dicen E. Kübler-Ross y D. Kessler: “esta primera etapa del duelo nos ayuda a sobrevivir a la pérdida. En ella, el mundo se torna absurdo y opresivo. La vida no tiene sentido. Estamos conmocionados y negamos los hechos. Nos volvemos insensibles. Nos preguntamos cómo podemos seguir adelante. Intentamos hallar una forma de ir pasando los días sin más. La negación y la conmoción nos ayudan a afrontar la situación y a sobrevivir. La negación nos ayuda a dosificar el dolor de la pérdida. Hay alivio en ella. Es la forma que tiene la naturaleza de dejar entrar únicamente lo que somos capaces de soportar.” La segunda fase de la ira no siempre aparece. Pero cuando lo hace suele ser después de la negación, porque surge la pregunta lógica de “¿por qué yo?”. Entonces el enfermo se enfada con el personal sanitario, se queja continuamente y la familia que les visita es recibida con poco entusiasmo, con lo que el encuentro se convierte en algo violento. Luego responden con dolor, culpabilidad o vergüenza o eluden las visitas, lo cual sólo sirve para aumentar la incomodidad y disgusto del paciente. Lo importante es no considerar el enojo.

(24) 19. del enfermo como algo personal, porque el origen del enfado tiene poco que ver con las personas que se convierten en blanco de sus iras (familia y personal sanitario). La ira, dice E. Kübler-Ross, es resistencia, como un ancla, que hace estructura temporal al vacío que le sigue la pérdida. La ira es algo a lo que te aferras y te conecta con los demás. La ira no hay que juzgarla ni darle un significado especial, la ira es una reacción natural contra la injusticia de una pérdida. La tercera fase es la negociación o pacto, donde el enfermo después del enfado empieza aceptar la realidad que no puede cambiar y pacta poder controlar una parte de la situación, por ejemplo, suele desear la prolongación máxima de la vida o pasar sin dolor o molestias físicas. La mayoría de pactos, dice E. Kübler-Ross, se hacen con Dios o con el destino y se guardan en secreto. Por ejemplo: “acepto morirme, pero quiero aguantar hasta que mi hija se case”. Fase de la depresión como cuarta etapa es donde la persona enferma se tiene que enfrentar a múltiples pérdidas: su salud, incapacidad para trabajar y la familia, la vida. E. Kübler-Ross, habla de dos tipos de depresión, la reactiva que tiene que ver con situaciones específicas del enfermo, donde hay que tratar la causa, que puede tener que ver con la familia, amigos o sentimientos personales (no poder cuidar a los hijos, no sentirse suficientemente competente, etc.) y el otro tipo es la depresión preparatoria que es un instrumento para prepararse ante la pérdida inminente de todo su mundo, la vida, los seres queridos, sus proyectos. Ante la depresión reactiva se puede aliviar hablando y buscando soluciones, para que la persona alivie sus sentimientos de inadecuación, de culpa o vergüenza y en la depresión preparatoria es importante no intentar animar al enfermo, sino permitirle expresar su tristeza, sin juzgarla. La fase última es la aceptación, está descrita por E. Kübler-Ross como: “si el dolor hubiera desaparecido, la lucha hubiera terminado y llegara el momento del “descanso final antes del largo viaje”, como dijo un paciente. En estos momentos es la familia quien necesita más ayuda, comprensión y apoyo. Cuando el paciente moribundo ha encontrado cierto descanso, en cuanto a los sentimientos de ira, depresión, su capacidad de interés.

(25) 20. disminuye. Desea que lo dejen solo, o por lo menos que no le agiten con noticias y problemas del mundo exterior, el paciente ya no tiene ganas de hablar. Puede limitarse a cogernos la mano y pedirnos que nos estemos allí sentados en silencio. Estos momentos de silencio pueden ser las comunicaciones más llenas de sentido para las personas que no sienten incomodidad en presencia de una persona moribunda..

(26) 21. Metodología Para el desarrollo de esta propuesta se plantea desde la investigación cualitativa donde se estudia la calidad de las actividades, relaciones, asuntos, medios, materiales o instrumentos en una determinada situación o problema. La investigación cualitativa se interesa más en saber cómo se da la dinámica o cómo ocurre el proceso en que se da el asunto o problema así como lo plantea (Vera, 2006). El objetivo de la investigación cualitativa es el de proporcionar una metodología de investigación que permita comprender el complejo mundo de la experiencia vivida desde el punto de vista de las personas que la viven (Taylor y Bogdan, 1984). Dicha investigación propuesta se realizara con un enfoque descriptivo en el cual se estudiara la realidad en su contexto natural, tal y como sucede, intentando sacar sentido o interpretar los fenómenos de acuerdo con los significados que tienen para las personas, es decir se va medir como se pueden aplicar e intervenir en los primeros auxilios psicológicos en personas adultas las cuales están sufriendo por una perdida y se encuentran en proceso de duelo, esta investigación se hará a partir de observaciones y entrevistas no estructuradas, es decir de un contexto de tal modo que se exprese de manera narrativa sin limitaciones en este caso es su cónyuge el cual significa cambiar todo su estilo de vida y así lograr un impacto en cada individuo de manera personal, brindar herramientas para mantener el equilibrio emocional y dar pasos concretos hacia el afrontamiento de la crisis ya que se tratara de personas diferentes, muertes diferentes, significado en la vida de la persona sobreviviente etc. y por tal motivo se encontraran pensamientos y sentimientos variados, esto incluye el manejo adecuado de diferentes sentimientos, el control de los componentes subjetivos de dicha perdida y comenzar el proceso de solución de problema, donde se buscaran otras alternativas para continuar con una vida sana y saludable. Dicha investigación de primeros auxilios psicológicos ante la pérdida de su cónyuge permitirá emerger los aspectos claves de la dinámica familiar, las emociones sumergidas durante en proceso de duelo, redes de apoyo (familiar, amigo o allegado), y si es necesario.

(27) 22. generar conexión con servicios externos (ambulancia, policía…), y poder brindar información acerca de los síntomas que puede experimentar en los siguientes días encontrándose que, a pesar de haberse experimentado la misma situación existen factores que marcan sustancialmente la resolución del duelo en este tipo de pérdidas. Técnicas de recolección de datos: para la realización de la investigación se tomará como. instrumento. una. entrevista. semiestructurada,. la. cual. se. relaciona. epistemológicamente con el enfoque cualitativo y con su teoría, este instrumento técnico adopta una postura de dialogo coloquial, la cual permite conocer la estructura verbal del participante. Esta verbalización motiva el interés del interlocutor sin necesidad de formalismos ayudando a prevenir la falsificación de la información, reconocer los logros y a aceptar sus propias vivencias inconscientes, el objetivo de la utilización de este instrumento es obtener las descripciones vivenciales de las personas entrevistas (Martínez, 2006). Población: la población que se abordara para esta propuesta de investigación, son personas que hayan perdido a su conyugue, que vivan en Villavicencio y esta pérdida sea reciente, con el fin de establecer el contacto y las acciones pertinentes para el desarrollo de la propuesta. Muestra: se seleccionaran 5 personas, que hayan perdido a su conyugue, no importando la edad y que sea de participación voluntaria. Criterios de inclusión: mayores de edad, que vivan en Villavicencio y que la pérdida de su conyugue sea menor a un año. Para la elaboración de esta propuesta de investigación se realizaran las siguientes fases. Fase 1. Elección del tema de la propuesta. Fase 2. Realización del título de la propuesta . Fase 3. Búsqueda de artículos y elaboración de la matriz de investigación. Fase 4. Realización de los objetivos de la propuesta y del planteamiento del problema..

(28) 23. Fase 5. Realización del marco teórico, introducción y justificación de la propuesta. Fase 6. Realización de la metodología de la propuesta de investigación..

(29) 24. Referencias Colomo, E (2016). Pedagogía de la muerte y proceso de duelo. Cuentos como recurso didáctico. REICE. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación frente a temas de duelo y aceptación a la muerte. REICE. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/551/55144743004.pdf. Dennise, J. (2013). Proceso de duelo por la muere del esposo en mujeres que pertenecen a la asociación de viudas de pilotos (aviatransp).Universidad Rafael Landívar .Faculta de humanidades.. Guatemala.. Recuperado. de. http://biblio3.url.edu.gt/Tesario/2014/05/42/Maldonado-Jennifer.pdf. Díaz, E. (2013). El duelo y su proceso para superarlo. Asociación mexicana de tanatología A.C.. México.. Recuperado. de. http://www.tanatologiaamtac.com/descargas/tesinas/64%20El%20duelo%20y%20su% 20proceso.pdf Fernández, M. (2015). Revista Iberoamericana de Psicología y Salud. Influencia de la psicopatología emocional y el tipo de pérdida en la intensidad de los síntomas de duelo. Granada.. Recuperado. de. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2171206915000186 Gacia, P. (2016) .Trabajo de grado. Evaluación psicoterapia breve del duelo en centro de salud.. Universidad. de. Valladolid.. Facultad. de. Medicina... Recuperado. de. http://uvadoc.uva.es/handle/10324/18304 García, A. (2017). Revista de mediación. Los sentimientos y las emociones en el proceso de mediación. Centro de mediación ilustre colegio de abogados de valencia. España. Recuperado de https://revistademediacion.com/wp-content/uploads/2017/06/Revista19e5.pdf.

(30) 25. Gonzales, I . López, L. (2013). Proceso de duelo, estrategias de afrontamiento y resilencia en adultos ante la muerte de un ser querido. Trabajo de grado, Universidad Rafael Urdaneta.Zulia. Venezuela.. Recuperado. de. http://200.35.84.131/portal/bases/marc/texto/3201-13-06896.pdf Gonzales, P. (2013).Tesis de grado. Reconciliarse con la vida tras la pérdida: Estudio de caso de duelo. Colegio Oficial de psicología de Andalucia Oriental. Apuntes de psicología. .2013,. Vol.. 31,. número. 3,. págs.. 335-342.Recuperado. de. http://www.apuntesdepsicologia.es/index.php/revista/article/view/446/365 Guadalupe, M (2013). El proceso de duelo en psicoterapia de tiempo limitado, evaluado mediante el método del tema central del conflicto relacional. (Ccrt).Facultad de filosofía,. Universidad. de. complutense. de. Madrid.. Recuperado. de. http://eprints.ucm.es/17783/1/T34105.pdf Gómez, L (2015). Trabajo de grado. Duelo, perdida, estado emocional y cuidado psicosocial. Universidad estatal península de santa Elena. Recuperado de http://repositorio.upse.edu.ec/handle/46000/2078 Gobernado, M. (2014). El proceso de duelo; prevención y tratamiento de su complicación. Universidad. católica. de. Murcia.. Guadalupe.. Recuperado. de. http://repositorio.ucam.edu/bitstream/handle/10952/1276/TFG%20Gobernado%20Garc %C3%ADa,%20Mar%C3%ADa%20del%20Mar.pdf?sequence=1 Linch, Gloria. Odonne, María Julieta. La percepción de la muerte en el curso de la vida: Un estudio del papel de la muerte en los cambios y eventos biográficos. Rev. Cienc. Soc. [Online]. 2017, vol.30, n.40, pp.129-150. ISSN 0797-5538. Recuperado de http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S079755382017000100007&script=sci_artte xt&tlng=en Moran, L . (2015). graduation project. Men in mourning: depictions of masculinity in youbg and older widowes in contemporary film. Texas State University–San Marcos, San Marcos, TX, USA. http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.1008.9195&rep=rep1&type=pdf.

(31) 26. Millán, M. (2015). Duelo, duelo patológico y terapia interpersonal. Rev. Colomb. Psiquiat., vol.. 39. /. No.. 2. /. 2010.. Recuperado. de. http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v39n2/v39n2a11.pdf Morales, K. (2014) .Tesis de grado de la universidad autónoma del estado de México. Actitud ante la muerte e intensidad e duelo en adultos mayores con pérdida del conyugue adscritos a la unidad de medicina familiar número 64 del instituto mexicano del seguro social en el periodo comprendido de marzo –agosto del 2013. México. 2014. Recuperado de http://ri.uaemex.mx/handle/20.500.11799/14505. Morer, B (2017). El duelo y la pérdida en la familia, revisión desde una perspectiva relacional. Revista de psicoterapia relacional e intervenciones sociales. México. http://www.redesdigital.com.mx/index.php/redes/article/view/196/159 Pereira, R. (2014).Revista educativa. Familias reconstruidas: la pérdida como punto de partida. España. Recuperado de http://www.redsistemica.com.ar/reconstituidas.htm Rodríguez, C (2013).Fases en la elaboración de duelo y religiosidad. Revista de educación. Universidad. de. concepción.. Chile.. Recuperado. de. http://revistapaideia.cl/index.php/PAIDEIA/article/view/3 Romero, V. Tratamiento del duelo: Exploración y perspectivas. Asociación Española Contra el Cáncer, Junta Provincial de Granada. Vol. 10, Núm. 2-3, 2013, pp. 377-392. Recuperado de http://200.35.84.131/portal/bases/marc/texto/3201-13-06896.pdf Romero, V. (2016). Tesis de grado. Duelo, ansiedad y depresión en familiares de pacientes en una unidad de cuidados paliativos a los dos meses de perdida. Facultad de Psicología,. Universidad. Complutense. de. Madrid.. Recuperado. https://search.proquest.com/openview/51727d4f476de06f1b326622f1d69adf/1?pqorigsite=gscholar&cbl=54850. de.

(32) 27. Robles, C. (2014).Afrontando la crisis de una muerte repentina y de un duelo inesperado .Campus. dominicano.. Recuperado. de. https://www.dominicos.org/media/uploads/recursos/documentos/manantial/duelo.pdf Schmitz, R . (2015). A Dissertation Proposal Presented in Partial Fulfillment of the Requirements for the Degree of Doctor of Philosophy. Till death us part: a 10-clase study of widow grief following an ambivalent marriage. Liberty University, Lynchburg, VA. http://digitalcommons.liberty.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=2197&context=doctoral. Tuzzo, M. (2014). Revista científica. Viudez y vejez en américa latina. 2014. Recuperado de https://revistas.pucsp.br/index.php/kairos/article/view/19652 Graduation project. Institute of Psychiatry, Toronto, Ontario e Investigación Asociado, Departamento de Psiquiatría, Universidad de Toronto. http://journals.sagepub.com/doi/pdf/10.1177/070674377602100107. Villacieros, M (2014) . Estudio del perfil de una población de personas en duelo complicado que acuden a un centro de escucha de duelo. Artículo científico. España. Recuperado de https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1134248X12001000.

(33) 28. Cronograma Semana uno Se realizó la socialización de los temas a manejar durante el transcurso del seminario seleccionado grupo de trabajo y tema, Se inició el desarrollo del módulo uno con la docente Jennifer Damaris,. donde se vieron temas. prácticos y teóricos acerca de los primeros auxilios psicológicos frente a situaciones de crisis y catástrofes naturales..

(34) 29. Semana dos. Se inició la realización de la propuesta escrita desarrollando introducción, justificación y. puntos. teóricos. planteamiento. de. como problema,. marco teórico; Frente al. desarrollo del módulo dos el cual lo desempeño el docente Andrés Suarez se desarrollaron temas acerca de los primeros auxilios psicológicos de forma dinámica donde se ejercieron diversas herramientas y ejercicios prácticos para el desarrollo. de. estos. auxilios. en. terrenos. desconocidos. Semana tres. Se desarrolló el modulo tres con el docente Ivan Tarazona donde se vieron temas de leyes y normas aplicadas en la propuesta del proyecto, Se realizó la metodología y referencias del proyecto finalizando así nuestra propuesta.. 16 de julio: Exposición de propuesta- cierre de seminario..

(35) 30.

(36)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...