G R A S A L O C A L I Z A D A Y C E L U L I T I S

Texto completo

(1)

G R A S A L O C A L I Z A D A

Y C E L U L I T I S

M A R Z O 2 0 1 7

(2)

Í N D I C E

Introducción.

¿Qué es la grasa

localizada? 

¿Qué es la

celulitis? 

Conclusión

M A R Z O 2 0 1 7

(3)

LA INFORMACIÓN JUNTO CON

LA ACTITUD HARÁ QUE

TU CUERPO MEJORE

(4)

I N T R O D U C C I Ó N

Celulitis y grasa localizada no son

lo mismo.

Tendemos a hablar de celulitis

para describir tanto el acúmulo de

grasa que se produce en ciertas

partes de nuestro cuerpo, como

cuando se nos marcan esos

hoyitos en la piel dando el aspecto

de piel de naranja.

Es importante aclarar conceptos

ya que el tratamiento de ambas

cosas  en algunos casos es

diferente.

En esta guía explicaremos las

diferencias entre ambas y qué

tratamientos convienen en cada

caso.  

Recuerda que, como siempre

decimos, la información junto con

la actitud hará que tu cuerpo y tu

piel mejoren y consecuentemente

también tu estado de ánimo.

(5)

GRASA

(6)

G R A S A L O C A L I Z A D A

La adiposidad localizada es el acúmulo de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo que provocan una alteración estética del contorno corporal. Esto

puede ir acompañado o no de sobrepeso.

El tejido graso no es un enemigo, a nivel subdérmico ayuda a proteger al cuerpo de traumatismos y compresiones

prolongadas.

Las sustancias del tipo pesticidas se acumulan en el tejido graso y así éste ayuda a proteger otros tejidos de los efectos adversos de estas sustancias. La grasa también es importante para favorecer la absorción de vitaminas liposolubles del tipo A, D, E y K. 

Sin embargo el exceso alimentario de grasas es perjudicial para el organismo, sólo hace falta hacer mención del alto riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas al exceso de ingesta de

alimentos ricos en grasas, sobre todo grasas “trans”.

Las localizaciones anatómicas donde

acumularemos tejido graso dependen del sexo, de factores hereditarios, de la

calidad de vida y de nuestro equilibrio hormonal.

Los hombres tienden a acumular el tejido graso a nivel de intestinos, corazón y

abdomen y las mujeres a nivel de glúteos y piernas. 

(7)

G R A S A L O C A L I Z A D A

El número total de células grasas que puede alcanzar nuestro cuerpo puede aumentar durante la infancia y la

adolescencia.

Durante la edad adulta podremos

“rellenarlas” más, con lo que aumentan su volumen -hipertrofia celular-, o “vaciarlas más”, pero no es habitual que el número de células de tejido graso aumente en edad adulta.

Debemos diferenciar entre:

1. ADIPOSIDAD LOCALIZADA PRIMARIA

Aquella relacionada con el desarrollo hormonal, siendo generalmente

hereditaria. 

Suele afectar la forma de la silueta corporal en la región media e inferior de los muslos (cartucheras, rodillas, muslos…).

2. ADIPOSIDAD LOZALIZADA SECUNDARIA

Está ligada a los malos hábitos alimentarios y la falta de ejercicio físico (abdomen,

flancos, papada, brazos…).

La principal diferencia entre ambos tipos de adiposidad es que, una adiposidad

localizada secundaria responderá bien a una dieta combinada con ejercicio físico, mientras que una adiposidad localizada primaria será prácticamente imposible modificarla a través de los hábitos

(8)

G R A S A L O C A L I Z A D A

El tejido graso que forma esos acúmulos puede tener diferentes

características: blando, edematoso (con retención de líquidos) o fibrótico

(duro), lo que hará que debamos plantear tratamientos diferentes en

función del diagnóstico que realicemos.

La presoterapia, por ejemplo resulta excelente para trabajar el tejido blando

edematoso, tanto de la grasa localizada como de la celulitis.

(9)

TIPOS Y CÓMO AFECTA

(10)

C E L U L I T I S

La celulitis (o paniculopatía

edematofibroesclerótica) es una

alteración del tejido celular subcutáneo en la que se implican el tejido graso, el acúmulo de agua y residuos y la mala circulación de la zona.

La celulitis es un desorden funcional y estético, que afecta principalmente a la mujer en la zona de nalgas, muslos,

rodillas, tobillos, abdomen y espalda. Mejora con la dieta y el ejercicio en sus fases iniciales.

Se puede clasificar en 4 subtipos

1. DURA O COMPACTA.

Se presenta en mujeres jóvenes con buena forma física, en mujeres con sobrepeso y en obesas.

Se la llama de este modo por su consistencia firme y dolorosa a la palpación, siendo generalmente una celulitis de reciente comienzo y de localización preferente en caderas.

2. EDEMATOSA.

Afecta a mujeres de todas las edades, pero con mayor frecuencia a jóvenes y

adolescentes, lo que la hace más difícil de tratar. 

(11)

C E L U L I T I S

Es de consistencia pastosa y se localiza preferentemente en piernas.

3. BLANDA O FLÁCIDA

Afecta preferentemente a mujeres mayores de 40 años con poca actividad física y con cambios bruscos en el peso corporal.

Se presenta en la cara anterior del muslo y brazos. El tejido se presenta con características esponjosas, blando al tacto y “la piel de naranja” es muy evidente.

Puede acompañarse de varices.

4. MIXTA

(12)
(13)

C O N C L U S I Ó N

Debemos diferenciar ambas cosas, ya que la presencia de celulitis no implica un exceso de tejido adiposo, sino una alteración del mismo.

En caso de que aparezcan

simultáneamente, aplicaremos

tratamientos combinados para ambas cosas.

Como siempre mantenemos, la salud es fundamental para la belleza, pues

constituye su base y la de nuestro bienestar.

No servirá de nada que te sometas a cualquier tratamiento estético (incluso invasivo) para terminar con tu problema si continúas llevando una forma de vida poco saludable.

Si vas a luchar contra la grasa localizada o la celulitis de tu cuerpo, has de revisar honestamente tus hábitos de vida.

La grasa localizada puede estar o

no asociada a la celulitis. 

Cuida tu alimentación, consume frutas, verduras, pescados y carnes frescas y

decántate por los alimentos sin refinar. Un poco de ejercicio físico regular, beber suficiente agua, dejar de fumar y relajarte un poco contribuirán más de lo que crees no sólo a que tu tratamiento sea más eficaz y duradero, sino que te sentirás mejor, con más energía y más alta autoestima.

¿A qué esperas para empezar a cuidarte? Tu cuerpo te lo agradecerá.

Si deseas conocer las aplicaciones más efectivas de la presoterapia y comenzar a combatir de la forma más efectiva y no invasiva tanto la grasa localizada como la celulitis, descárgate nuestro ebook

"Beneficios de la presoterapia que desconoces"

¡Que tengas un cuerpo muy feliz!

www.cmasce.com

Marzo 2017

Figure

Actualización...

Related subjects :