UNIDAD DE OBSERVACIÓN DE URGENCIAS EN LA INTOXICACIÓN AGUDA GRAVE

Texto completo

(1)

Resumen

La aparición en los Servicios de Urgencias

Hospitalarios (SU) de unidades de observación, bajo el control de los médicos de Urgencias, ha hecho que la gran mayoría de los intoxicados agudos sean tratados y dados de alta por estos SU.

Pretendemos mostrar las características actuales de las intoxicaciones agudas en un SU hospitalario, valorar la efectividad de su unidad de observación o estancia corta (UEC), y qué pacientes requieren ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Material y método: Estudio prospectivo de las

intoxicaciones agudas graves atendidas en el SU del Hospital Universitario de Canarias, durante el segundo semestre de 1994, en pacientes mayores de 14 años. Se consideraron como graves las

intoxicaciones que precisaron tratamiento y observación por un período superior a seis horas.

Resultados: De 31.563 urgencias, 151 fueron

diagnosticadas de intoxicación aguda grave, 12 precisaron ingreso en UCI. Los grupos de tóxicos implicados fueron en el 50% fármacos, en el 33% drogas, 10% productos agrícolas y 7% cáusticos. Los agentes más frecuentes en cada grupo fueron las benzodiacepinas, alcohol, anticolinesterásicos y álcalis. La vía de absorción digestiva fue la más utilizada. La edad media fue de 33,6 años. Existió intencionalidad suicida en el 59%, con un 4% de

ingresos por esta causa. El 77,4% de los pacientes fueron controlados en la UEC, con una mortalidad del 0,6%. El 85,7% de los pacientes fueron dados de alta antes de 24 horas.

Discusión: Se confirman las características

epidemiológicas actuales de la intoxicación aguda, presentando menor número de ingresos por decisión psiquiátrica. Se pone de manifiesto la importancia de un equipo multidisciplinar (urgencias, intensivos y psiquiatría), con protocolos de actuación conjunta, lo cual mejora la eficiencia y la calidad asistencial. Consideramos que la existencia de UEC tiene un papel fundamental en este tipo de patología.

Palabras clave: Intoxicación. Urgencias.

Emergency observation unit in

severe acute intoxication

Abstract

The institution in the hospitalary Emergency Wards of observation units (OUs) under the control of the emer-gency physicians has led to a great majority of acute intoxications being treated and discharged by the OUs. Our aim is to present the current characteristics of acute intoxications in a hospital OU, assess the effectiveness of an Observation (OU) or Short Admission Unit (SAU), and assess which patients should be admitted to the Intensive Care Unit.

Material and method: Prospective study of severe acute

intoxications managed at the Canary Islands University

12

Correspondencia: Dr. Francisco Fdez. Rguez. Servicio de Urgencias. Hospital Universitario de Canarias. Carretera La Cuesta-Taco, s/n. 38320 La Laguna (Sta. Cruz de Tenerife).

emergencias

O R I G I N A L

UNIDAD DE OBSERVACIÓN DE URGENCIAS EN LA

INTOXICACIÓN AGUDA GRAVE

J. F. Fernández Rodríguez, G. Burillo Putze, M. Rodríguez Gaspar,

M. Santana Ramos*, M. L. Mora Quintero*, J. M. Casañas Cullen

(2)

Hospital during the second semester of 1994 in patients over 14 years old. Severe intoxications were defined as tho-se requiring therapy and obtho-servation for over six hours.

Results: Out of 31,563 emergency cases, 151 were

diagno-sed as severe acute intoxications and 12 required admission into the ICU. The toxic agent groups involved were medici-nal drugs in 50%, addictive drugs in 33%, agricultural pro-ducts in 10% and caustics in 7% of the cases. The agents more frequent in each group were benzodiazepines, alcohol, anticholinesterases and alkalis. The most frequently occu-rring absorption route was the digestive one. The mean age of the patients was 33.6 years. There was sucidal intent in 59% of the cases, and 4% of the admissions were due to this cause. 77.4% of the patients were controlled in the SAU, with a 0.6% mortality. 85.7% of the patients were dis-charged within 24 hours.

Discussion: We confirm the current epidemiological

fea-tures of acute intoxication, evidencing a lesser of admis-sions due to psychiatric decision. We stress the importan-ce of a multidisciplinary team (emergency care, intensive care and psychiatry) with joint action protocols, which improves efficiency and assistential quality. We conclude that the presence of a SAU is of paramount importance in this type of conditions.

Key words: Intoxication. Emergencies.

Introducción

En las últimas tres décadas, el pronóstico de la intoxi-cación aguda por fármacos ha cambiado radicalmente. El avance más importante ha sido la generalización como terapéutica del llamado «método escandinavo» (soporte vital, rescate digestivo, uso de carbón activado, etc)1.

Posteriormente, junto a estas medidas generales, han apa-recido numerosos antídotos2, 3y las técnicas de

depura-ción extrarrenal4-6. A principios de los años sesenta la

mortalidad global de las intoxicaciones era de un 20%4,

mientras que en la actualidad apenas alcanza el 1-2%7, 8.

En los casos graves, la ubicación idónea para estos pacientes es la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)9, 10. Sin embargo, la aparición en los Servicios de

Urgencias Hospitalarios de unidades de observación o de estancia corta (UEC) ha hecho que la gran mayoría de los intoxicados agudos sean tratados y dados de alta desde el propio Servicio de Urgencias.

En el presente trabajo se pretende mostrar la situa-ción actual de la asistencia a los intoxicados agudos en un SU hospitalario. Pretendemos conocer las carac-terísticas epidemiológicas de los intoxicados, los tóxi-cos responsables, analizar la terapéutica utilizada y valorar la utilidad y efectividad de las Unidades de Estancia Corta, bajo el control de los médicos de

Urgencias. Analizamos además los factores que con-ducen al ingreso en UCI, el índice de gravedad de estos enfermos y su morbimortalidad.

Material y método

El estudio fue realizado en el Servicio de Urgencias (SU) del Hospital Universitario de Canarias (HUC). Este centro es un hospital de tercer nivel, de

referen-13

TABLA I. Protocolo de recogida de datos

1. Filiación y datos de ingreso

(Hora, remisión, tipo acceso y zona salud).

2. Antecedentes psiquiátricos y de enfermedad orgánica previa. 3. Intencionalidad.

4. Tipo de tóxico (Tabla II), vía de contacto, cantidad y tiempo transcurrido.

5. Valoración analítica y confirmación: niveles tóxicos en sangre y/o orina.

6. Indice de gravedad (SAPS y APACHE II).

7. Tratamiento administrado: extracción digestiva (lavado gástrico), lavado cutáneo, diuresis forzada, extracción sanguínea (hemodiálisis, hemoperfusión), antídotos (atropina, fisostigmina, flumazenil, acetilcisteína, naloxona, glucosa, glucagón, pradiloxima, protamina, dimercaprol, etanol, desferoxamina), ventilación mecánica, marcapasos. 8. Monitorización realizada.

9. Destino del paciente: observación urgencias, UCI, ingreso en planta (medicina interna y/o psiquiatría), alta, fallecimiento.

10. Motivo de ingreso. 11. Valoración psiquiátrica. 12. Evolución y complicaciones.

TABLA II. Tóxicos implicados

Fármacos 50% (N=75) Drogas 33% (N=50) Benzodiacepinas 45 Alcohol 36 Antidepresivos 10 Heroína 7 Barbitúricos 9 Cannabis 6 Antiepilépticos 3 Cocaína 1 Salcilatos 3 Agrícolas 10% (N=15) Paracetamol 2 Organofosforados 9

Digoxina 2 Carbamatos 3

Insulina 1 Paraquat 2

Cáusticos 7% (N=11) Rodendicidas 1

Álcalis 10

(3)

cia para el área norte de la isla de Tenerife y la isla de La Palma, lo que supone una población de 640.000 personas. En el momento del estudio contaba con 650 camas hospitalarias. El equipo de guardia de nuestro servicio está formado por 3 médicos específicos de urgencias y, entre las especialidades de presencia físi-ca, se cuenta con intensivista, nefrólogo y psiquiatra.

Se realizó un estudio prospetivo de todas las into-xicaciones agudas ingresadas por el SU durante el segundo semestre de 1994. De ellas se clasificaron como graves las que precisaron tratamiento y observa-ción por un período superior a seis horas, siendo admitidas en la UEC. Se excluyeron en este estudio los pacientes con edad inferior a 14 años, los cuales son atendidos directamente por el servicio de pedia-tría, salvo los casos de emergencia. Tampoco se inclu-yen las toxiinfecciones alimentarias y las intoxicacio-nes etílicas leves que no precisaron período de observación. Se diseñó un protocolo con 73 variables, que recogía los aspectos mostrados en la Tabla I.

Todos los datos fueron analizados mediante la base de datos R-Sigma. La significación estadística fue considerada en un 95%. Se aplicó la prueba de X2en

tablas de contigencia, la prueba de la U de Mann-Whitney en variables cuantitativas con una distribu-ción anormal y el análisis de varianza por una vía.

Resultados

Durante el período de estudio el SU del HUC aten-dió 31.563 urgencias, de las cuales 151 (0,5%) fueron diagnosticadas de intoxicación aguda. De ellas, 12 (7,9%) precisaron ingreso en UCI.

Los tóxicos implicados se clasificaron en farmaco-lógicos, drogas de abuso, cáusticos y productos agrí-colas (Tabla II). Las intoxicaciones polimedicamento-sas supusieron el 40% del total. Los fármacos más frecuentes en las intoxicaciones farmacológicas fue-ron las benzodiacepinas (60%), seguidas por los

anti-depresivos y los barbitúricos con un 14% cada uno. En cuanto a los cáusticos, predominaron los álcalis (91%). El único caso de intoxicación ácida fue debida a ingestión de detergente doméstico. Por drogas de abuso, el tóxico mayormente implicado es el alcohol (73%), solo o en asociación a drogas ilícitas, en espe-cial los opiáceos. En las agrícolas el tóxico más fre-cuente son los anticolinesterásicos (80%). Predominó la vía digestiva (88%) en todos los grupos analizados. La edad media fue de 33,6 años (rango 16-73). Los intoxicados por medicamentos o por drogas de abuso fueron significativamente más jóvenes que el resto (p<0,5). Globalmente no existieron diferencias en el sexo. Según el tóxico implicado, predominó clara-mente el sexo femenino en las medicamentosas (70,6%), mientras que el masculino lo fue en las into-xicaciones por drogas (66%) y por productos agrícolas (100%). Existe un claro predominio de los solteros en las intoxicaciones medicamentosas o por drogas, no encontrando diferencias significativas en cuanto a la formación académica ni estado laboral.

En cuanto a la distribución horaria, existió un lige-ro predominio del horario de tarde (15-22h) (42,3%), que se hizo claramente manifiesto en la intoxicación medicamentosa (50,6%), y del horario nocturno (22-8h) para la intoxicación por drogas (52%). La distri-bución según el día de la semana presenta un predo-minio de las intoxicaciones por drogas (66%) durante los fines de semana, no encontrando diferencias en el resto de las intoxicaciones.

Existió intencionalidad suicida en el 90,6% de las intoxicaciones farmacológicas, en el 86,6% por pro-ductos agrícolas, y en el 72,7% de las intoxicaciones por cáusticos (Tabla III). El 65% de ellas presentaban antecedentes psiquiátricos, principalmente depresión, estando parte de ellos bajo control psiquiátrico o en tratamiento con psicofármacos en el momento de la

14

TABLA III. Intencionalidad y tóxicos

Suicida Accidental Total

Fármacos 68 (90,676%) 7 (9,33%) 75 Cáusticos 8 (72,72%) 3 (27,28%) 11

Drogas 0 50 (100%) 50

Agrícolas 13 (86,66%) 2 (13,34%) 15

Total 89 (58,94%) 62 (41,06%) 151

TABLA IV. Destino y Tiempo en la UEC

Destino Farmac. Droga Caust. Agric. Total

Observ. 64 50 0 3 117

6-12H. 3 18 0 0 21

12-24H. 47 34 0 0 81

24-48H. 9 0 0 3 12

>48H. 5 0 0 0 5

UCI 5 0 0 7 12

Plant 6 0 11 4 21

(4)
(5)
(6)

17

20. Camp J, Borrás A, Millá J, Munné P, Anguita A. Intoxicación medicamentosa aguda voluntaria. Análisis epidemiológico de 300 casos de intentos de autolisis por ingesta de medicamen-tos. Med Clin (Barc) 1977; 69: 178-83.

21. Mariata S, Morey A, Ladaria A, Ballesteros JA, De la Calle F. Intoxicación medicamentosa aguda voluntaria. Estudio epidemiológico en Mallorca. Rev Clin Esp 1982; 163: 307-310.

22. Iturralde J, Izurra J, Labayen F et al. Intoxicación aguda en UCI: nuestra experiencia en el período 1975-1985. Med Inten-siva 1986; 10: 228-33.

23. Carvajal A, Bachiller A, Rallo R et al. Intoxicaciones agudas

en Valladolid. Estudio epidemiológico de los casos estudiados en el Hospital Clínico desde 1978 a 1984. Med Clin (Barc) 1987; 88: 135-9.

24. Martínez Chuecos J. Intoxicación por organofosforados: enfo-que actual de esta entidad clínica. Med Clin (Barc) 1992; 98: 702-5.

25. Solé Violán F, Molinero Somolinos F, Martínez Chuecos J, Marco Moreno JM, Rubio Sanz R, Rodríguez Zarallo A. Into-xicación aguda por insecticidas anticolinesterásicos (I y II). Medicina Intensiva 1985; 9: 114-20.

Figure

TABLA I. Protocolo de recogida de datos 1. Filiación y datos de ingreso

TABLA I.

Protocolo de recogida de datos 1. Filiación y datos de ingreso p.2
TABLA III. Intencionalidad y tóxicos

TABLA III.

Intencionalidad y tóxicos p.3

Referencias

Actualización...