EL FUTURO DE LOS PRODUCTOS DE LAS ZONAS ALTAS Y LOS VALLES CENTRALES DE LOS ANDES PLANTAS MEDICINALES

Texto completo

(1)

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

PARA EL DESARROLLO INDUSTRIAL

Unidad de Promoción Tecnológica

EL FUTURO DE LOS PRODUCTOS DE LAS ZONAS ALTAS Y

LOS VALLES CENTRALES DE LOS ANDES

PLANTAS MEDICINALES

HOJA DE RUTA: INFORME FINAL

(2)

Una visión de futuro de las plantas medicinales andinas en 2020

Han pasado trece años desde la Conferencia de Quito, en la que se acordaron diversas actividades regionales, para hacer realidad las visiones establecidas en las hojas de ruta, que fueron realizadas en el proyecto sobre plantas medicinales andinas. Entre dichas acciones figuraba la creación de un organismo o ente coordinador del conjunto de actividades relacionadas con la consecución de las visiones de futuro en los países andinos.

No fue inmediata la creación de dicho ente, antes tuvieron que ponerse de acuerdo los tres países y ello llevó un cierto tiempo porque los respectivos gobiernos siempre tenían algo más urgente que realizar. Pero después de una larga espera, a comienzos de 2009 se pudo contar con el acuerdo de los tres gobiernos y de una financiación soportada por organismos internacionales, que aseguraba actividad por lo menos para los cinco años siguientes.

Fue elegida la estructura de observatorio regional con un secretariado permanente.

Una vez constituida la red de centros cooperantes, y elaborado en común el plan de trabajo, el observatorio co-menzó su trabajo a mediados del año 2009.

Durante los tres años siguientes, se consiguió gran parte de lo propuesto, se realizó un inventario de grupos de investigación y se coordinó la actividad investigadora entre los mismos, se puso en marcha un sistema de infor-mación y documentación que empezó a funcionar en Internet, y se estableció la marca andina que quedó ampa-rada por un sistema de certificación.

Lo más importante de todo, fue que los integrantes de la cadena de valor empezaron a confiar en el centro andino ya que veían reflejada su actividad en el aumento de sus ventas.

A mediados de 2014 se comprueba que los mercados empiezan a apreciar el esfuerzo realizado. La marca andina en plantas medicinales se reconoce cada vez más como marchamo de calidad. Las ventas tanto en los mercados nacionales como en los internacionales crecen paulatinamente.

En este año ha finalizado la financiación inicial para el ente coordinador, sin embargo su extensa actividad ha convencido a los tres gobiernos de la necesidad de su continuación. La financiación internacional ha disminuido, pero ha empezado a ser financiado por el aumento de las ventas, una pequeña parte de las mismas se dedica a este fin.

Entrado el año 2016, los estudios de mercado reflejan la preponderancia de la marca andina en los mercados in-ternacionales de plantas medicinales. Paralelamente la medicina andina tradicional se empieza a conocer en el exterior. La difusión de la misma, y la información aportada por las realizaciones de l+D+i, han conseguido rom-per las barreras que existían en el año 2007. Hoy, en muchas ciudades de Europa y EEUU la medicina andina comienza a competir con la vieja medicina asiática.

Se acerca el final del año 2020, China es una potencia cada vez más poderosa, India le sigue acortando distan-cias y Brasil emerge como una gran potencia de América del Sur, mientras que las plantas medicinales andinas ya son reconocidas internacionalmente.

(3)

ÍNDICE

1. Introducción ...4

1.1 Objetivos ...5

1.2. Metodología...5

2. Las plantas medicinales: perspectiva regional y de los mercados...7

2.1 Mercado mundial...7

2.2 Datos de mercado ...8

2.3 Producto ... 12

2.4 Consumo interno... 13

2.5 Factores y tendencias incidentes en la demanda ... 14

2.6 Barreras a la penetración en los mercados ... 15

3. Análisis FODA de la situación actual...17

4. Acciones para el desarrollo de las plantas medicinales en la Región Andina: Hoja de ruta regional .22 4.1 Visiones de futuro y barreras que se oponen a su consecución ... 22

4.2 Acciones Regionales ... 26

4.3 Definición de la estructura necesaria para el soporte de acciones... 45

5. Recomendaciones para soportar la estructura de conocimiento en el proyecto de plantas medicinales andinas ...48

5.1 Concepto de Observatorio ... 48

5.2 Objetivos del Observatorio ... 49

5.3 Actividades y productos ... 49

5.4 Estructura de la red... 51

5.5 Conclusiones y recomendaciones sobre el Observatorio... 53

6. Conclusiones Generales del Estudio ...55

(4)

1. Introducción

ONUDI, con el apoyo del Centro Internacio-nal de Ciencia y Alta Tecnología, inició en 1999 un programa para el desarrollo y apli-cación de la prospectiva en América Latina y otras regiones del mundo.

Dentro de este programa se desarrolló entre el 2004 y el 2005 un primer ejercicio regio-nal de prospectiva sobre La cadena producti-va de la industria pesquera en la región de la costa del Pacífico en América del Sur. Con-siderando el éxito del programa, ONUDI con el apoyo del Gobierno de España inicio en 2006 un segundo Proyecto regional de pros-pectiva aplicado sobre productos del Altipla-no y Valles Centrales de los Andes de Bolivia, Ecuador y Perú, región en la que se concen-tran grandes comunidades campesinas que necesitan desarrollar nuevas opciones de producción y comercialización de sus produc-tos.

Con el objetivo de definir los productos espe-cíficos andinos objeto del estudio y la meto-dología de trabajo, se realizaron estudios sectoriales sobre plantas medicinales, granos andinos y camélidos, y más tarde en una Primera Conferencia Regional celebrada en Lima, Perú, en Octubre de 2006, se seleccio-nó el sector objeto del ejercicio centrado en las plantas medicinales y la quinua como nutracéutico. En dicha reunión se acordó la utilización de la metodología denominada “Hoja de Ruta” como herramienta de pros-pectiva.

Siguiendo el plan de trabajo del Proyecto, se definieron tres productos de interés para cada país sobre los que centrar el estudio de prospectiva: Bolivia (maca, yacón y coca), Ecuador (quinua y yacón) y Perú (maca, tara

y yacón). Seguidamente, se profundizó en el conocimiento de los mismos mediante la realización de estudios nacionales sobre los productos elegidos y se realizó un análisis FODA regional. Toda esta información fue presentada y discutida en la segunda Confe-rencia regional celebrada en La Paz, Bolivia, los días 26 y 27 de febrero de 2007.

Sobre la base de las discusiones sostenidas, también en dicha conferencia regional se determinaron las visiones, objetivos y ba-rreras de carácter regional, que constituyen la base de trabajo principal para realizar las Hojas de Ruta Nacionales, que fueron des-arrolladas durante los tres talleres nacionales celebrados durante el mes de abril de 2007 en las ciudades de Quito, La Paz y Lima y por este orden.

Como resultado de estos talleres, se elabora-ron tres Hojas de Ruta, una por cada país (disponibles en los informes nacionales). Esta información es la base sobre la que se ha elaborado el presente Informe basado en una Hoja de Ruta Regional donde se deter-minan las acciones van a posibilitar el esta-blecimientos de mecanismos de cooperación a nivel regional y la generación de mayores capacidades conjuntas de producción, utili-zación y comercialiutili-zación de este importan-te sector de la economía de los países andi-nos.

El informe final fue presentado a los asisten-tes a la Tercera Conferencia Regional cele-brada en Quito en octubre de 2007, durante la cual se analizaron las diferentes acciones identificadas, valorando la necesidad de cada una de ellas, su viabilidad y coste, asignando ejecutores y estimando su plazo de ejecu-ción. Esta información ha quedado incorpo-rada al presente Informe.

(5)

1.1 Objetivos

El objetivo fundamental del Proyecto es el de facilitar una visión de futuro y el camino a seguir en la producción, comercialización e innovación de plantas medicinales, que con-tribuya a desarrollar económica y social-mente la región andina.

Otros objetivos adicionales son los siguien-tes:

• Facilitar el desarrollo de la economía de la región a través del desarrollo y modernización de la industria de plantas medicinales.

• Establecer una red de conocimiento que recoja todas las iniciativas, pro-gramas y actividades de la región y que constituya una fuente de infor-mación y conocimiento y que actúe como punto de contacto para el in-tercambio de experiencias.

• Reforzar la cooperación y comunica-ción a nivel regional entre los res-ponsables de la producción, comer-cialización e innovación de las plan-tas medicinales.

1.2. Metodología

Durante la realización de la Primera Confe-rencia Regional, se determinó adoptar como metodología para el desarrollo del proyecto la técnica de la Hoja de Ruta o road ma-ping.

La Hoja de Ruta es una de las herramien-tas más útiles en prospectiva, que ayuda a mejorar la compresión de los mercados y facilita la toma de decisiones. Se trata de un proceso de planificación que facilita la identi-ficación de nuevos productos, tecnologías, servicios y necesidades, así como la evalua-ción y selecevalua-ción de las distintas alternativas para conseguirlos.

La hoja de ruta debe estar englobada dentro de una estrategia general. De esta manera, se podrá:

• Establecer una visión de futuro con-sensuada, e impulsar la comunica-ción entre los distintos agentes. • Identificar las tecnologías necesarias

para aprovechar las oportunidades que surjan del avance económico, social y de mercado, así como des-arrollar estrategias mediante las que se pueda acceder a la tecnología. • Anticiparse y responder ágilmente a

los cambios en la industria y a los movimientos de los competidores, ya que se estará en la vanguardia tecnológica.

• Hacer un mejor uso de los recursos para conseguir los objetivos estraté-gicos, y reducir los riesgos derivados de la inversión en tecnología, me-diante una coordinación efectiva de las actividades de I+D.

• Centrarse en las necesidades del mercado en el largo plazo.

La hoja de ruta se ha construido partiendo del análisis de la situación actual (produc-tos, mercados tecnologías) hacia las visiones de futuro.

Para ello fueron constituidos un panel de expertos regional en La Paz, constituido por especialistas de diversas procedencias profe-sionales (técnicos, empresarios, centros de I+D, etc.) de los tres países, y tres paneles de expertos nacionales celebrados en Quito, La Paz y Lima.

Desarrollo de la Hoja de Ruta

El ejercicio ha estado compuesto por las cuatro fases siguientes:

(6)

• Establecimiento de visiones de futu-ro

• Identificación de barreras • Determinación de acciones y soluciones

a) Estudio de la situación actual

Se analizó la situación actual en plantas medicinales en cada país y se realizó una análisis FODA regional muy detallado del cual aquí se muestra un resumen.

b) Establecimiento de las visiones de futuro y los objetivos que se pretende alcanzar

La visión es una descripción de un futuro deseado para una particular actividad o in-dustria en un margen de tiempo determina-do (p.e.10-15 años).

El establecimiento de visiones de futuro y objetivos estratégicos es un aspecto de vital importancia a la hora de desarrollar la hoja de ruta, ya que a partir de ellos se define hacia dónde se quiere ir y el horizonte tem-poral en el que alcanzar estos objetivos y visiones. En este proyecto se definieron cua-tro visiones.

La conexión entre el presente y el futuro del sector, las visiones y objetivos ayuda a centrar esfuerzos en cómo alcanzar dichos objetivos desde la posición actual.

Las visiones de futuro establecen un com-promiso entre las partes involucradas en el proceso, y por ello hay que tener especial cuidado en que sean realistas, creíbles y fácilmente comprensibles.

c) Identificación de barreras

En el proceso, es necesario identificar y co-nocer las barreras que van a impedir el desarrollo deseado, para poder superarlas, por lo que se identificaron una serie de ba-rreras para cada visión.

d) Determinación de acciones, agentes y tecnologías involucradas

En este proceso, se identificaron en primer lugar, una serie de factores críticos que podían ser determinantes para la consecu-ción de cada visión. Para cada una de ellos se determinaron las acciones más adecuadas para conseguir la visión propuesta.

Para cada acción se identificaron también los agentes involucrados en el desarrollo de las mismas (productores, asociaciones, adminis-tración, universidad), así como las tecnologí-as tecnologí-asociadtecnologí-as a estecnologí-as acciones.

El conjunto de acciones para cada visión quedó priorizado en el tiempo, en función de su potencial para vencer las barreras y cum-plir con los objetivos propuestos. Este con-junto priorizado de acciones es el que consti-tuye la hoja de ruta para la visión.

¿Dónde estamos?

¿A dónde

queremos ir?

¿Qué impide

ese futuro?

¿Qué necesitamos

para eliminar

barreras?

(7)

2. Las plantas medicinales:

perspectiva regional y de

los mercados

2.1 Mercado mundial

El mercado mundial de plantas medicinales (extractos y fitoterapéuticos) alcanza aproximadamente los 14.000 millones de dólares anuales. Dentro de los principales países consumidres tenemos: Estados Uni-dos (70%), Alemania, China, Japón, Francia, Italia, Reino Unido y España. En el 2004, Europa comercializó alrededor de dos mil especies de plantas medicinales y aromáti-cas, cifras que constituyen un interesante aliciente para el desarrollo de las cadenas productivas de plantas medicinales.

Este mercado presenta un interesante creci-miento. Según datos del Centro de Comercio Internacional (UNCTAD/OMC), la tasa de crecimiento del año 1994 al año 2006 tuvo incrementos de 10 y 20% anualmente.

Ya en el año 2005 se arrojaban proyecciones para el mercado mundial de hierbas medici-nales del orden de 19.400 millones de dóla-res, repartidos entre Europa, Norteamérica, Asia y Japón, del siguiente modo:

Volumen mercado proyectado (x 1000 millones dólares)

Europa 6,7

Asia 5,1

Norteamérica 4,0

Japón 2,2

Fuente: Laird, S.A., Pierce, A.R, 2002. Promoting sustainable and ethical botanicals. New York. Rainforest Alliance.

Como queda reflejado en estas cifras, Euro-pa es el mayor mercado Euro-para las plantas medicinales. Entre este volumen de

importa-ciones, además de comprar directamente a los países productores, compra a los Estados Unidos, país que juega un papel importante en el establecimiento del mercado mundial, al presentar condiciones menos restrictivas a la importación de dichos productos.

Los exportadores de países en desarrollo encontrarán mayores oportunidades en el comercio de ingredientes con propiedades y actividad conocida, los cuales no son paten-tados y pueden ser comercializados libre-mente. Productos como la Huacataya (Tage-tes terniflora), Quirquiña (Porophyllum rude-rale), Zarza mora (Rubus Boliviensis) y No-gal (Juglans boliviana) son conocidos en el país de origen, no existen restricciones co-merciales y presentan mayores oportunida-des en el mercado farmacéutico. Por otro lado, en algunos países, los consumidores no están interesados en plantas, pero si en sus extractos, siendo necesario estandarizar estos productos y establecer marcadores químicos (y su propiedad) para ofertarlos adecuadamente. Asimismo, existe un mer-cado, creciente en relación con productos y compuestos fitoquimicos.

Existe ausencia de información fiable sobre mercados para estimar las demandas, tanto internas como externas. Se conoce que exis-te demanda exexis-terna, pero asimismo encon-tramos barreras que limitan el comercio. Además, las cuotas exportables solicitadas a veces son muy altas y el abastecimiento irregular de materia prima (originado por la falta de cultivos) dificulta establecer relacio-nes comerciales confiables.

A nivel internacional es necesario consolidar la presencia de estos productos naturales, impulsando el cultivo con enfoque de soste-nibilidad, elevando los niveles de

(8)

competiti-vidad, generando mayor valor agregado, diversificando su uso y fortaleciendo las cadenas productivas, entre otras acciones, siendo importante la elaboración de una estrategia industrial vinculada al sector pro-ductivo.

2.2 Datos de mercado

La base de la cadena productiva de las plan-tas medicinales en la región andina descansa en la colecta silvestre principalmente, más que en el cultivo controlado. Esta circunstan-cia provoca que exista muy escasa informa-ción oficial y confiable sobre la producinforma-ción.

La dificultad en la recogida de información se basa, principalmente, en la declaración de los transportistas o registro de los oficiales de control en las carreteras. Esta falla en la información se origina en la consideración de nombres comunes, no indicando con exacti-tud el nombre botánico, estado físico (fresco o seco), ni parte de la planta que se trans-porta. Estas deficiencias no permiten una sistematización adecuada, ya que es posible llegar a observar varios registros para el mismo recurso (por ejemplo, Campuri y Hercampuri, Sen y Zen, Sarzaparrilla y Zar-zaparrilla), incluyendo los sinónimos para una misma especie como en el caso de Des-modium molliculum (como es el caso de

Manayupa, Manito de ratón o Pie de perro), o el caso de Bursera Graveolens, llamado también palo santo o sahumerio.

Así mismo, hay un rubro general denomina-do “hierbas medicinales” que no permite distinguirlas individualmente ni siquiera por nombre común. Por último, otro elemento de confusión en los datos reportados son las propias unidades de medida, que no se aco-gen a un criterio estricto, usando en ocasio-nes medidas no oficiales tales como “ca-mión”, en lugar de gramos, por ejemplo.

La dificultad existente para recabar datos fiables impide que podamos reflejar un esta-do global agregaesta-do del mercaesta-do de las plan-tas medicinales en los tres países que nos ocupan en este informe. Así pues, se mos-trarán a continuación una serie de datos ilustrativos de las plantas más significativas de cada uno de los tres países.

Perú – Maca, Yacón y Tara. Datos de Exportación

Estadísticas de exportación de ingredientes y productos naturales obtenidos del Programa Biocomercio, Perú.

(9)

Exportación productos Año Valor Fob US$ Volumen Kgs Bruto Valor unitario promedio (US$ / Kg) Variacion % Valor Fob Maca y derivados 1999 2,222,994 185,013 12.0 - 2000 1,427,115 95,106 15.0 -35.8 2001 1,700,660 188,515 9.0 19.2 2002 2,754,443 312,514 8.8 62 2003 3,316,428 308,241 10.8 20.4 2004 3,431,094 404,852 8.5 3.5 2005 2,917,366 331,789 8.8 -15 Yacón y derivados 2001 20,386 3,772 5.4 - 2002 151,851 19,725 7.7 644.9 2003 30,275 2,319 13.1 -80.1 2004 117,589 15,696 7.5 288.4 2005 80,429 12,386 6.5 -31.6 Tara y derivados 1999 2,498,816 3,308,758 0.8 - 2000 4,808,670 7,585,430 0.6 92.4 2001 7,575,811 9,570,503 0.8 57.5 2002 10,283,725 9,090,395 1.1 35.7 2003 10,488,337 9,572,357 1.1 2 2004 13,043,833 12,148,886 1.1 24.4 2005 12,295,224 10,645,812 1.2 -5.7 Fuente: BIOCOMERCIOPERU

El siguiente gráfico muestra los datos de la tabla anterior en dos escalas diferentes. Nótese que la escala de la izquierda, relativa a los datos de exportación de Tara, es veinte

veces mayor que la escala de la derecha, donde se muestran los datos de Maca y Ya-cón.

Volumen de exportación Tara, Maca y Yacón

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

1998

1999 2000

2001

2002 2003

2004 2005

2006

M

il

lo

n

e

s

V

o

lu

m

e

n

d

e

T

a

ra

(

K

g

)

0

0,1

0,2

0,3

0,4

0,5

M

il

lo

n

e

s

V

o

lu

m

e

n

d

e

M

a

c

a

y

Y

a

c

ó

n

(

K

g

)

Tara

Maca

Yacón

(10)

Productos finales

No se cuenta con cifras oficiales de produc-ción, pero se dispone de datos de las

expor-taciones de productos finales de Maca, Yacón y Tara en sus diferentes presentaciones fina-les.

Exportación de productos finales Maca, Yacón y Tara. Perú

Valor FOB US$ Kgs Bruto

2002 2003 2004 2005 2002 2003 2004 2005 MACA CAPSULAS 411660 422035 283070 276018 14453 13563 10223 12805 CAFÉ 869 501 3,618 1,79 196 88 935 269 LICOR 1,64 662 235 934 203 323 105 441 YACON MIEL 1 2765 46228 9,495 1 358 5355 738 HOJUELAS 2724 313 8968 24,802 127 21 812 2,287 CAPSULAS - - 5986 10,595 - - 264 434 EXTRACTO 418 2039 3286 5,999 158 231 484 189 JUGO 10 - 4 152 18 - 10 58 PRESENTACION NO ESPECIFICADA 7003 - - 3 400 - - 10 OTRAS PRESENT. 0 114 4210 71 3 31 535 94 FILTRANTE - 435 1016 9 - 75 122 3 MERMELADA - 1262 1 6 - 238 0 3 TARA HARINA 5733596 5617270 6128172 5866878 5190852 5427661 6545615 6771267 GOMA 1509786 1685760 3062152 4833019 476514 571268 998294 1369050 PREPARACION CURTIENTE 1947506 1911874 2236268 831374 1842393 1830267 2324486 966389 MICROPULVERIZADA 391595 794003 1100099 292048 321143 747393 1128764 31651 EXTRACTO 156462 51098 398 900 133194 4353 4114 556 OTRAS PRESENT. - 8822 76041 59166 - 128648 66401 6124 PRESENT. NO ESPECIFICADA 44304 48272 10064 0 38642 5233 114152 0 HOJUELAS 48845 - - 0 18288 - - 0 Vemos que los principales modos de

presen-tación son:

• Maca: cápsulas / tabletas, harina • Yacón: miel, hojuelas

• Tara: harina, goma

ECUADOR – Quinua. Datos de Produc-ción

Durante la década de los 80s el Ecuador mantuvo una tendencia creciente en la pro-ducción de quinua, en razón de las cualida-des del producto que se empezaban a

difun-dir en los mercados nacional e internacional; Acompañado a esta tendencia se suma al impulso inicial de Latinreco, empresa orien-tada a la Investigación y Desarrollo, que le permitió al País alcanzar en 1992 una pro-ducción total de más de 1.000 toneladas. De 1993 a 1997 la tendencia creciente que se había venido logrando se revierte, y solo a finales de dicho quinquenio, ésta varía positivamente en respuesta a las nuevas señales del mercado acerca de las preferen-cias de los consumidores especialmente internacionales por los productos orgánicos; tendencia que se mantiene hasta nuestros

(11)

días. En la actualidad la producción de la quinua en el Ecuador bordea las 1.050 TM; de las cuales aproximadamente el 80% co-rresponde a producción orgánica. (Junovich, 2003).

Los siguientes datos y el gráfico adjunto ilustran las fluctuaciones del mercado de la Quinua relatadas en el párrafo anterior.

Producción de Quinua en el Ecuador Año Kg. / ha Ha / año 82 407 27 83 350 40 84 407 54 85 449 69 86 297 300 87 856 361 88 654 541 89 709 734 90 759 889 91 421 1070 92 493 2030 93 840 500 94 585 780 95 330 1310 96 448 1240 97 330 1098 98 43 1109 99 83 851 00 220 723 01 317 1300 02 602 1329 Fuente : ERPE 2003

Producción de Quinúa en Ecuador

0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 1,2 1980 1985 1990 1995 2000 2005 M il lo n e s Año P ro d u c c n a n u a l (K g ) 0 500 1000 1500 2000 2500 S u p e rf ic ie ( H a ) Kg/año Ha/año

El consumo ecuatoriano se encuentra entre las 850 TM en el 2001 a más de 1.000 TM en el 2003. Se estima que entre 400 y 600 TM de variedades Real y Altiplano ingresan de manera no registrada al Ecuador. La quinua nacional se utiliza para la preparación de harinas y la importada para enfundar en presentaciones desaponificada en granos.

En lo que respecta al mercado de las plantas medicinales en general, Ecuador experimen-tó un repunte muy importante entre los años 1995 y 2000:

(12)

1995 2000

Volumen exportado plantas medicinales.

(toneladas)

275 927

Valor FOB US$ 153000 315000 Bolivia

En el caso de Bolivia no contamos con series de datos de exportación de hierbas medici-nales, si bien contamos con datos estimados de producción anual de algunos productos, que presentamos más adelante.

De acuerdo a la demanda de los productos en el mercado interno y externo, la industria reporta cantidades variables. El volumen del

material vegetal comercializado oscila entre 20 Kg. por mes en empresas que producen a baja escala, ONG’s y laboratorios artesana-les; 15 toneladas por año en empresas que ya tiene establecido un mercado nacional, esto para satisfacer la demanda interna y alrededor de 90 toneladas anuales en aque-llas industrias que ofertan productos al mer-cado internacional.

Los tipos de producción incluyen tanto en pequeña escala, como empresas pequeñas o producción orgánica a gran escala, como el caso de la maca que se ha industrializado con la participación de Comunidades. Otras no cuentan con tipos de producción especifi-ca, como la uña de gato que es de recolec-ción silvestre.

Por lo anterior, los volúmenes son variables de acuerdo a cada producto y se encuentran entre 50 y 500 Kg. para productos con de-mandas limitadas, como es el caso de la valeriana, u otros de 5 a 8 toneladas como el caso de la maca, de consumo masivo.

Producción anual de algunos productos

Maca Spirit en cápsulas 5000 frascos/año

Vitamina C con pulpa de

Camu-Camu 80000 expendedores/año

Tusival Elixir 50000 Unidades/año

Volumen según modo de presentación

Gotas 200000 unidades /año

Jarabes y elixir 50000 unidades/año

Frascos de cápsulas 5000 frascos al año

Fitofármacos en jarabes o

elixir 10000 unidades/año

Polvo, micronizados,

deshidratados 50000 unidades/año

2.3 Producto

En el ámbito de los recursos de la biodiversi-dad para la salud (medicamentos, alimentos, aromas, complementos dietéticos, pigmen-tos, aditivos), existe una vasta cantidad de conocimientos que incluyen la domestica-ción, la conservación in situ de recursos genéticos, y otros que son parte de un cono-cimiento desarrollado por las poblaciones locales a lo largo de importantes periodos históricos. Todo ello conjuntamente con co-nocimientos sobre siembra, conservación, manejo y uso de recursos, conforman lo que se ha venido a llamar los saberes locales, que actualmente siguen siendo objeto de estudio y recuperación.

La abundante biodiversidad que presentan los países andinos provee de ingentes recur-sos medicinales. Sirva para ilustrar esta circunstancia las siguientes estimaciones sobre el número de especies vegetales pre-sentes en cada uno de ellos:

Estimaciones del número de especies vegetales

Bolivia Ecuador Perú 20000 16000 22000

Fuente: Dr. Gupta, 2006

Estas cifras convierten la zona en una autén-tica potencia de la biodiversidad. En lo que a

(13)

plantas medicinales se refiere, las cifras son igualmente abultadas:

Plantas medicinales

Bolivia Ecuador Perú

1000 estimadas 216 oficialmente aceptadas 500 conocidas 228 más usadas 125 comercializadas 1500 clasificadas medicinales 77 importantes Fuente: Dr. Gupta, 2006

Actualmente, esta riqueza de promisorios agentes terapéuticos vegetales aunada al conocimiento ancestral de su uso etnofarma-cológico, constituye un valioso recurso por explotar adecuadamente mediante el desa-rrollo sostenible en beneficio de la humani-dad y, especialmente, de las comunihumani-dades nativas que han preservado estos recursos hasta nuestros días.

Empresas productoras

El mercado de las plantas medicinales linda con otros mercados de productos naturales como son el de la perfumería y cosméticos. En la siguiente tabla se recoge el número de empresas dedicadas a los diferentes sectores de productos naturales, en los tres países.

Empresas en el sector de productos naturales Bolivia Ecuador Perú

Hierbas medicinales 24 27 36 87 Perfume / Cosméticos 4 15 4 23 Nutracéuticos 16 18 16 50 Farmacia 16 35 29 80 60 95 85 240 Fuente: Dr. Gupta, 2006

Es notoria la predilección por productos des-tinados al ámbito de la salud, ya sean plan-tas medicinales, nutracéuticos o productos farmacéuticos.

2.4 Consumo interno

El uso común de los remedios tradicionales está ampliamente establecido entre la pobla-ción de los países andinos, sin reducirse exclusivamente a las poblaciones indígenas. Ocurre así por ejemplo en Bolivia, donde el uso de plantas medicinales, más allá de las zonas rurales, está extendido en los centros urbanos, donde integrantes de las clases medias y media-alta hacen uso de sus servi-cios.

Se estima que en torno al 80% de la pobla-ción en Bolivia y Ecuador, y al menos el 50% en Perú es usuaria de los remedios de la medicina tradicional a base de plantas medi-cinales. A pesar de los relativamente bajos niveles en Perú, en comparación, un estudio llevado a cabo en este país sobre la deman-da de medicina complementaria, arroja que el 82% de personas que estarían dispuestas a recibir este tipo de tratamiento, motivo por el cual se puso en marcha el Programa Na-cional de Medicina Complementaria. Vemos así cómo la aceptación, y aún más, la de-manda de la medicina tradicional es extensa y en crecimiento. La regulación e institucio-nalización de dicha práctica es un factor fundamental para su calado en la sociedad. En este punto cabe nombrar la Sociedad Boliviana de Medicina Tradicional (SOBOME-TRA), que mantiene un registro de los prac-ticantes de dicha disciplina en su país.

Para el mercado interno resulta importante mencionar que los factores socioeconómico y cultural influirán en la elección del tipo de producto que se consuma, siendo más pro-bable que consumidores de niveles más altos accedan al consumo de productos termina-dos, mientras que los de estratos más bajos usen las plantas medicinales sin mayor valor agregado ni garantía de calidad.

(14)

2.5 Factores y tendencias

inciden-tes en la demanda

Múltiples son los factores que crecientemen-te generan la demanda de plantas medicina-les tanto en el mercado interno de los países productores como en el mercado internacio-nal. Estos factores van desde una preocupa-ción por consumir productos más saludables, a cuestiones de imagen. Vemos a continua-ción algunos de estos factores.

Medicina. Existe la tendencia de avanzar gradualmente de la medicina alopática hacia la natural, con predominio de lo preventivo a través del uso de productos “lo más natura-les posible” o “natural de lo natural”. El inte-rés por productos naturales a nivel mundial se va incrementando debido a la tendencia de un uso mayor en el cuidado de la salud y por lo puesta en evidencia de los efectos colaterales de estos medicamentos de sínte-sis.

Calidad de los productos. La reconocida buena calidad de los productos por parte de las empresas del sector a nivel mundial es uno de los factores que inciden fuertemente en su demanda.

Alimentación más saludable. La creciente preocupación de la sociedad por la calidad de los productos que consume juega a favor del mercado que nos compete.

La nutrición toma cada vez más un papel prioritario para el consumidor, reflejándose en tendencias como la comercialización de alimentos orgánicos, que garantizan una producción por medios 100% naturales, la popularización del vegetarianismo, o el re-chazo a los productos genéticamente modifi-cados. La percepción positiva de este tipo de alimentación compensa incluso su precio

algo mayor, para un consumidor que típica-mente es de perfil joven.

Penetración en canales de comercializa-ción convencionales. Cada vez más, las grandes superficies y supermercados, ofer-tan productos naturales y para la salud.

La demanda creciente de un comercio justo con los agentes situados en la base de la cadena productiva, es otro factor impulsor para la comercialización de estos productos en los mercados de los países desarrollados. Se percibe el producto, además de como una saludable alimentación, como un mecanismo para apoyar el crecimiento de países en vías de desarrollo, garantizando una digna remu-neración a los agricultores en el país de ori-gen.

Aquellos productores implicados en transmi-tir los valores de un consumo consciente, y que además han llegado a una relación recí-procamente beneficiosa con sus suministra-dores en los países de origen, han descubier-to una herramienta de marketing en la venta de la historia detrás del producto.

Productos más éticos, al no haber sido pro-bados en animales, y por lo tanto estar ex-entos de crueldad.

El componente exótico de los productos aquí considerados constituye otro factor de éxito en los mercados de los países más desarrollados.

Producción sostenible. La conciencia am-biental del consumidor favorece la demanda de estos productos, producidos de modo ecológicamente sostenible (e.g. sin uso de pesticidas). En este punto hay que hacer notar que dado que mayormente el origen de las plantas es forestal, es necesario

(15)

garanti-zar mediante los mecanismos oportunos la sostenibilidad de dichas explotaciones.

El antecedente ancestral o conocimiento tradicional sobre el uso y bondades de las plantas ofertadas o sus productos derivados. Apoyo indirecto a las poblaciones indígenas y a la conservación del bagaje cultural que ostentan.

Otro factor con importante incidencia en la demanda de plantas medicinales es la ten-dencia a la concentración del procesa-miento industrial de ciertas plantas medici-nales, (debido a problemas y limitaciones tecnológicas en el procesamiento de extrac-tos naturales que permitan contar con pro-ductos sin efectos colaterales), la estandari-zación de las plantas y sus extractos y la falta de homogeneidad en la calidad de pro-ductos.

Una de las causas para la concentración de industrias farmacéuticas es la introducción de nuevas metodologías para el monitoreo y la necesidad de realizar ensayos clínicos costosos para la introducción de nuevos productos e ingredientes en el mercado.

2.6 Barreras a la penetración en

los mercados

Un aspecto de alto impacto en la demanda de productos sobre la base de plantas medi-cinales, es la ausencia de estudios científi-cos, fitoquímicientífi-cos, citotoxicidad, genotoxici-dad, preclínicos y clínicos de las plantas componentes de los productos, que respal-den su uso, tanto a nivel general como constituyendo parte del arsenal terapéutico. Dentro de las barreras de ingreso al mercado de plantas medicinales se puede mencionar su alta reglamentación, cuyo acceso se hace difícil debido a los estrictos procedimientos de control; sin embargo, debe destacarse

que los productos fitoterapeúticos en Estados Unidos y Europa, excepto Francia, Italia y Alemania, no necesitan prescripción médica y son expendidos abiertamente al cliente en calidad de complementos dietéticos cuyo riesgo en el consumo es responsabilidad del consumidor.

Dos ejemplos de regulación relativa al co-mercio de las plantas medicinales que dificul-tan la penetración en los principales merca-dos son la regulación sobre la Novel Food en Europa y la Ley Contra Bioterrorismo en los Estados Unidos.

Europa - Novel Food

Según esta regulación, un alimento se clasi-fica como “novel” si no fue consumido por los europeos antes del 15 de mayo de 1997, debiendo pasar por un complejo proceso antes de que puedan ser introducidos en el mercado europeo. Esto se convierte en una traba a la introducción en el mercado euro-peo, en especial, por lo costoso que resulta para pequeñas empresas de países en desa-rrollo. Se da el caso del yacón, el cual es consumido en otras partes del mundo y sin embargo es todavía considerado un “novel food” en Europa.

USA - Ley contra el Bioterrorismo

Los requerimientos que impone esta ley afectan a las exportaciones hacia los Estados Unidos de América de un gran número de pequeñas empresas que no son capaces de darles cumplimiento. Dichas exigencias son tales como la obligación de figurar en el registro on-line de la FDA o la presencia de un agente en Estados Unidos que previo a cada exportación deberá completar una Noti-ficación Previa, cuyo plazo depende del me-dio de transporte que utilice su empresa para enviar el producto a Estados Unidos.

(16)

Así mismo, esta Ley exige que los estableci-mientos que elaboren, procesen, empaquen, mantengan o exporten alimentos para con-sumo humano o animal en Estados Unidos deberán establecer y mantener registros que permitan a la FDA realizar la trazabilidad de dichos productos ante posibles amenazas a la salud de seres humanos o animales en su territorio. El registro deberá permitir identifi-car desde donde provienen los alimentos, y se debe mantener entre 6 meses a un año (dependiendo del alimento).

Se da la circunstancia de que muchos de los actores a lo largo de la cadena productiva no tienen implementados sistemas de Buenas Prácticas Agrícolas, de Recolección y de Ma-nufactura que garanticen la trazabilidad del producto elaborado, lo que deriva en la im-posibilidad práctica de exportar sus produc-tos a los Estados Unidos.

(17)

3. Análisis FODA de la

si-tuación actual

El Análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) global que sigue, ha sido construido a partir de los Informes Nacionales preparados para la Primera y la

Segunda Conferencias Regionales del Pro-yecto y algunos otros estudios existentes sobre el tema.

El FODA está dividido en cuatro grandes áreas:

Condición de los Factores de Producción que incluye principalmente los aspectos vinculados a la tierra, el trabajo, la tecnología, el capital y el transporte.

Condiciones de la Demanda, que incluye los aspectos vinculados al comportamiento y operación de los mercados, nacional e internacional.

Estrategias, Estructuras, Rivalidad (competencia), que incluye las políticas (o ausencia de ellas) de promoción y apoyo, la existencia o no de legislación, la existencia (o no) de formas y mecanismos de asociación de los productores primarios y secundarios, comercializadores, exportadores y la institucionalidad del sector.

Industrias Relacionadas y de Servicio, que incluye el sector industrial dedicado a la transformación primaria y a la producción de fármacos, alimentos basados sobre productos del Altiplano y Valles Centrales de los Andes y a los servicios a la industria y a los productores primarios.

El FODA global ha sido construido siguiendo lo más cerca posible los análisis FODA nacio-nales y otras informaciones contenidas en diferentes documentos, por este motivo pueden existir algunas inconsistencias en la

información presentada, pues las visiones y percepciones de los autores pueden ser dife-rentes en cuanto a lo que ellos consideran fortalezas-oportunidades o debilidades-amenazas.

(18)

1 - Condición de los Factores de Producción - Análisis FODA

Fortalezas Oportunidades

• Países mega diversos, contienen un alto porcentaje de las especies de plantas conocidas en el mundo.

• Existen plantas únicas en la región (p.e. cañahua).

• Los microclimas existentes permiten cosechas estacionales únicas.

• Tierra disponible y suelos adecuados. Áreas protegidas.

• Mayor parte de la producción es orgánica

• Conocimiento ancestral: importantes saberes locales

• Con limitaciones de recursos humanos, de infraestructura física y re-cursos financieros, existe investigación y experiencia en manejo de cultivos.

• Existe legislación comunitaria andina y amplio espacio para mejorarla y complementarla

• Plantas medicinales y nutraceuticas como fuente de innovación.

• Hay desarrollos de nuevas tecnologías para superar barreras fitosanita-rias.

• Empresas buscan productores con tradición en el uso de ingredientes naturales.

Debilidades Amenazas

• La producción intensiva y extensiva de la mayoría de plantas medicina-les y nutraceúticas no es una práctica difundida, la mayor parte de ellas no son cultivadas y son recolectadas de la flora silvestre. Más aun, cuando existe, la producción agrícola es insuficiente y heterogé-nea.

• Ausencia de investigación aplicada, pocos estudios proponen procesos productivos factibles.

• Existen problemas de tenencia de la tierra y otros de organización so-cial y cultural que afectan el buen desempeño del sector.

• Incipiente desarrollo de Buenas Prácticas de Recolección.

• Poco conocimiento e importancia de parte de muchos actores en as-pectos vinculados a la conservación de los recursos naturales.

• Deficiente infraestructura de caminos y almacenamiento

• Sobreprotección que dan a ellas las comunidades locales. La descon-fianza implantada a estas comunidades por agentes externos debe ser superada con urgencia.

• Destrucción de recursos genéticos.

• Productos naturales nativos cosechados y cultivados en otros países.

(19)

2 - Condiciones de la Demanda - Análisis FODA

Fortalezas Oportunidades

• En caso de nutracéuticos (e.g. quinua) alimento importante de la ca-nasta básica.

• Existen canales de distribución y tiendas especializadas y cadenas de mercados y supermercados.

• Productos de alta calidad reconocidos mundialmente.

• Industrias grandes hacen buen uso de la marca.

• Los diferentes productos ofrecidos al mercado están bien diferenciados y en algunos casos bien presentados.

• Consumo mundial creciente de productos orgánicos

• Posibilidad de implementar estrategias de mercadeo modernas (deno-minación de origen y marcas colectivas).

• Ambiente para una posición común de los tres países y convenios y tratados internacionales

• Nuevos productos especializados y diferenciados en nichos de merca-do, nacional y mundial.

• Existencia de mecanismos de promoción de exportaciones.

Debilidades Amenazas

• Pocas pequeñas empresas, asociaciones y ONGs cuentan con imagen de marca.

• Mercado local pequeño, poco exigente con calidad y sensitivo a los pre-cios.

• Ausencia de control sanitario (o normas).

• Recolectores / acopiadores entregan producto sin seleccionar y en con-diciones sanitarias que afectan la calidad.

• Inadecuada manipulación de insumos y transporte de la materia prima.

• Establecimiento de imagen “marca-país” incipiente

• Incapacidad para generar demanda especializada mundial.

• Escasa información respecto a mercados nicho dificulta mejor oferta.

• Incipiente investigación de mercado para productos con valor agrega-do.

• Incipiente difusión de ventajas y exigencias de mercados certificados.

• Existe competencia entre los tres países por precios bajos y ofertas de mayor volumen. Colombia es un fuerte competidor con productos simi-lares.

• Países como China e India tienen larga tradición y experiencia en la producción e industrialización de plantas medicinales y aromáticas.

• Diferentes regulaciones en los mercados europeo y otros

• Barreras arancelarias vinculadas a condiciones de higiene y calidad.

• Adaptabilidad a diferentes microclimas ocasiona sobreoferta.

• Pérdida de mercados por incumplimiento de estándares de calidad

(20)

3 - Estrategias, Estructuras, Rivalidad (competencia) - Análisis FODA

Fortalezas Oportunidades

• grupos organizados de productores, recolectores, transformadores y empresas procesadoras.

• Conocimiento ancestral de utilización de plantas medicinales con obje-tivos específicos.

• Alta prioridad política asignada al sector.

• Marco legal sobre conservación y uso sostenible de recursos naturales.

• Apoyo de los gobiernos a los productores en zonas de pobreza

• Fondos de cooperación internacional y programas de apoyo a pequeños productores

• Existencia de espacios de concertación y diálogo

• Interés en “joint ventures” para la transferencia de tecnología para productos de exportación Existen con valor agregado.

Debilidades Amenazas

• Cadena poco integrada y articulada entre actores.

• Ausencia de planes de negocios, mercadeo, y producción en muchas empresas y organizaciones.

• Ausencia de administración empresarial y profesionalismo en general.

(21)

4 - Industrias Relacionadas y de Servicio - Análisis FODA

Fortalezas Oportunidades

• Ciertas empresas desarrollan productos sobre la base de investigacio-nes propias o contratadas.

• Industrias trabajan en la obtención de las certificaciones ISO 9001, BPM, OSAS, ISO 14000.

• Obtención de nuevos productos para el mercado nacional e internacio-nal.

Debilidades Amenazas

• Limitado acceso de actores locales a servicios empresariales

• Existen asociaciones gremiales con un enfoque social que limita un cli-ma más empresarial y competitivo.

• Sistemas de información técnica, comercial, gerencial poco desarrolla-dos.

• Existen pocos laboratorios especializados de análisis químicos.

• Inadecuado control oficial de cumplimiento de normas HACCP, BPM e higiene en plantas de procesamiento.

• Todavía no ha sido verificada la utilidad de sellos como FSC o Iniciativa Biotrade como herramienta de comercialización.

• Dificultades técnicas para enfrentar las crecientes exigencias sanitarias

• Frecuente incumplimiento de contratos con los importadores.

• Valor agregado aun demasiado pequeño.

• Muchos productores no han implementado procedimientos de Buenas Prácticas de Manufactura, ISO y HACCAP.

• Pocos laboratorios de control de calidad.

• Existe un número grande de industrias en el extranjero con grandes capacidades de innovación

(22)

4. Acciones para el desarrollo

de las plantas medicinales en

la Región Andina: Hoja de

ru-ta regional

La Hoja de Ruta Regional es fruto de la informa-ción recogida en los talleres celebrados por los expertos de la Región, siguiendo la metodología de hojas de ruta ya comentada en el capítulo 1, en la que una vez estudiada la situación actual, la definición de visiones de futuro y barreras que lo impiden, se determinan las acciones a des-arrollar para conseguir los objetivos propuestos. En los tres informes nacionales se detallan las

acciones específicas para cada país y, de entre ellas, se han seleccionado aquellas cuya compe-tencia resulta más adecuada desde un punto de vista regional.

4.1 Visiones de futuro y barreras que

se oponen a su consecución

Las visiones de futuro constituyen una descrip-ción de un futuro deseado para un horizonte temporal concreto, el cual, en este caso, se en-cuentra entre 5 y 10 años. Dichas visiones fue-ron consensuadas por expertos de Bolivia, Ecuador y Perú, reunidos en el taller celebrado en La Paz (Bolivia) los días 26 y 27 de febrero de 2007.

Las visiones de futuro a las que llegaron los expertos de los tres países, son las siguientes:

Visión 1 La medicina andina y sus productos son reconocidos

interna-cionalmente. (*)

Visión 2 Productos derivados de la biodiversidad andina con marca

pro-pia en todos los mercados.

Visión 3 Consolidación del sistema regional de I+D+i de plantas

medici-nales y nutracéuticas.

Visión 4 Alcanzar la sostenibilidad y el desarrollo integral del conjunto

del complejo productivo.

(*) La visión fue reformada parcialmente en el taller de Quito, originariamente era: ”La medicina andina es reconocida internacionalmente”

Visión 1 - La medicina andina y sus produc-tos son reconocidos internacionalmente

El objetivo que se pretende alcanzar con esta Visión es dar a conocer y promover la utilización de la farmacopea andina a nivel internacional,

tomando como punto de partida la sistematiza-ción y validasistematiza-ción de los elementos terapéuticos de la medicina tradicional andina.

En los mercados receptores, principalmente Eu-ropa y Estados Unidos, se conocen y utilizan

(23)

determinadas plantas medicinales procedentes de la región andina, pero el consumidor descono-ce la existencia de una práctica medicinal especí-fica y basada en unos saberes ancestrales que avalan su efectividad.

Esta visión supone un importante reto pues su-pone romper con los posibles prejuicios que pue-den suscitar en las sociedades avanzadas las prácticas ancestrales de la región andina. Por tanto, resulta imprescindible demostrar que es-tas prácticas son tan válidas como las de la me-dicina asiática, altamente introducida en todo el mundo, y que su práctica está avalada por espe-cialistas con reconocimiento oficial de su prepa-ración.

Las barreras asociadas a esta Visión están rela-cionadas con la falta de visión compartida sobre el posicionamiento de la medicina andina tradi-cional, la cual está producida por la baja integra-ción socio-cultural en cada país de la región. Al mismo tiempo, aún existe desconfianza sobre los resultados de la aplicación de la medicina andina tradicional, lo cual se afianza en la falta de divul-gación de los beneficios de la misma. A esto hay que añadir que la información se encuentra dis-persa, no informatizada y carente de sistemati-zación.

El cambio del enunciado de la visión realizado en el taller de Quito se justifica en que serán los productos los que principalmente se colocarán en los mercados internacionales.

Barreras que se oponen para alcanzar la Visión 1 • Falta de visión compartida.

• Uso limitado de conocimientos tradicionales

• Desconfianza sobre los resultados de la aplicación de la medicina ( Lo que, a su vez, también contribuye al uso limitado de los conocimientos tradicionales)

• Legislación restrictiva. (En especial, se detecta una ausencia de políticas de estado / regionales, que incenti-ven el uso de la medicina tradicional).

• Falta de divulgación - en diversos ámbitos - de los beneficios de la medicina tradicional.

• Falta de foros internacionales de divulgación.

• Baja integración sociocultural en cada país de la región.

• Prejuicios sociales.

• Información dispersa (Falta de informatización y de sistematización).

(24)

Visión 2 - Productos derivados de la biodi-versidad andina con marca propia en todos los mercados

El Objetivo que se pretende alcanzar con esta Visión es incorporar productos de alto valor agregado provenientes de la biodiversidad andi-na, en canales de comercialización regional e internacional.

Este objetivo general se traduce en diferentes objetivos parciales:

1. Conseguir productos que cumplan con los estándares científicos y de trazabili-dad que exigen los mercados.

2. Conseguir productos certificados que cumplan con la normativa necesaria para ostentar la marca.

3. Conseguir la incorporación de dichos productos en los canales de comerciali-zación regionales e internacionales.

En relación a esta visión, la primera barrera aso-ciada es la ausencia de estudios, datos fiables y procesos estandarizados en relación con las pro-piedades que permitan promocionar los diversos productos medicinales y nutracéuticos. Ello origi-na uorigi-na falta de credibilidad en los beneficios de los productos andinos tradicionales. Al mismo tiempo, es importante destacar que dichas barre-ras se encuentran altamente vinculadas a la falta de estudios de eficacia y seguridad clínica, así como de ensayos clínicos para poder señalar contraindicaciones. Además, para poder obtener una marca propia es necesario definir caracterís-ticas de conformidad y certificaciones implicadas en la marca andina, así como estandarizar la materia prima vegetal y productos terminados.

Barreras que se oponen para alcanzar la Visión 2

• Falta definir características de conformidad y certificaciones implicadas en la marca andina.

• Falta estandarizar materia prima vegetal y productos terminados.

• Falta de credibilidad en resultados de productos.

• Falta validar propiedades para promocionar los diversos productos medicinales y nutracéuticos.

• Falta de ensayos clínicos para poder señalar contraindicaciones.

• Falta de estudios de eficacia y seguridad clínica ( Falta de seguridad preclínica y exigencias de la OMS)

(25)

Visión 3 - Consolidación del sistema regio-nal de I+D+i de plantas mediciregio-nales y nu-tracéuticos

Objetivo de esta Visión es crear un sistema re-gional andino de I+D+i en procesos y productos andinos medicinales y nutracéuticos que pro-muevan la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Al mismo tiempo, se busca forta-lecer y complementar el sistema andino de eva-luación de conformidad destinado a plantas me-dicinales, nutracéuticos y derivados.

Esta Visión es imprescindible para poder alcanzar las dos anteriores pues, sin la creación de un sistema de I+D+i es imposible llevar a cabo todos los estudios y ensayos que permitan

de-mostrar las propiedades de los productos y ven-cer los prejuicios y prevenciones existentes en relación con las prácticas de la medicina andina. Un sistema regional de I+D+i evita esfuerzos individuales de cada uno de los países, optimi-zando al máximo los recursos y conocimientos existentes a nivel nacional.

La principal barrera asociada a esta Visión es la falta de una política de Estado, en cada uno de los tres países andinos, que impulse y favorezca la I+D+i. A ésta barrera se asocian las limitadas fuentes de financiamiento para I+D+i. Otra ba-rrera importante a resaltar es la escasez de re-cursos humanos capacitados, así como la falta de un inventario que determine las capacidades en I+D+i, tanto de personas como de instituciones, a nivel nacional como regional.

Barreras que se oponen a para alcanzar la Visión 3 • Falta de financiamiento para I+D+i.

• Falta de información de las capacidades en I+D+i de las instituciones de la región.

• Limitados RRHH capacitados.

• Falta de política de estado que impulse y favorezca I+D+i.

Visión 4 - Alcanzar la sostenibilidad y el desarrollo integral del conjunto del comple-jo productivo

Si bien las Visiones anteriores tenían objetivos relacionados con el reconocimiento y la penetra-ción en los mercados de la medicina y los pro-ductos medicinales andinos y la necesidad de crear infraestructuras de investigación, esta Visión tiene un objetivo de carácter eminente-mente social vinculado a la necesidad de promo-ver contratos de producción entre los distintos

actores de la cadena productiva para generar mecanismos de inclusión y equidad, que permi-tan el desarrollo de la producción orgánica de plantas medicinales y nutracéuticos andinas.

Se trata, por tanto, de buscar los mecanismos para integrar a todos los actores de la cadena de valor, desde los recolectores a las empresas que producen y comercializan el producto final para alcanzar un desarrollo integral de todo el com-plejo productivo.

(26)

La principal barrera que puede influir en el logro de esta Visión es la falta de articulación e inte-gración entre los actores del complejo producti-vo. A ello, se aúna la deficiencia de tecnologías apropiadas a las condiciones de la región, así como la falta de manejo sostenible del recurso hídrico y la amenaza a la biodiversidad por el predominio de la agricultura. Adicionalmente,

una barrera que constituye una amenaza es el incumplimiento de la normatividad para evitar la biopiratería de los productos. Finalmente, la falta de documentación y, por lo tanto, de la capaci-dad de poder valorar el conocimiento y tecnolo-gías ancestrales.

Barreras que se oponen a la Visión 4

• Falta de manejo sostenible del recurso hídrico.

• Falta de articulación e integración entre los actores del complejo productivo.

• Amenaza de la biodiversidad por predominio de la agricultura convencional.

• Biopiratería. Falta de cumplimiento de la normativa que evitan la biopiratería.

• Deficiencia de tecnologías apropiadas a las condiciones de la región. (Tecnologías ancestrales en relación con el uso del terreno).

• Falta documentar y valorar el conocimiento y tecnologías ancestrales.

4.2 Acciones Regionales

En los talleres nacionales que tuvieron lugar en Quito, La Paz y Lima, los expertos definieron un Hoja de Ruta para cada país, todo ello dentro del contexto regional en el que se desarrolla el proyecto. En dichas hojas de ruta, se determina-ron las acciones que en cada panel se considera-ron más pertinentes para conseguir las visiones establecidas. De estas tres hojas de ruta nacio-nales se han extraído aquellas acciones que de-ben llevarse a cabo dentro del contexto regional andino, las cuales se presentan a continuación, priorizadas a corto, medio y largo plazo, para cada una de las cuatro visiones establecidas.

(27)

4.2.1. Visión 1 – Acciones regionales para la Visión: La medicina andina y sus productos son reconocidos internacionalmente

Hoja de Ruta regional de la Visión 1 (*)

Corto Plazo Medio Plazo Largo Plazo

• Crear un centro de documenta-ción e informadocumenta-ción.

• Buscar financiación.

• Establecimiento de campañas de difusión y extensión de la medicina andina.

• Difundir y publicar sobre me-dicina andina. Promover cultu-ra de información.

• Establecimiento de un Foro Re-gional para definir alcance y significado de medicinas y nu-tracéuticos.

• Identificación de centros de in-vestigación.

• Creación de un ente aglutina-dor que incorpore a los diferen-tes actores.

• Estudios de mercado. • Desarrollo mecanismos

financieros para la trans-ferencia de tecnología. • Establecimiento de un

Programa Regional de centros de investigación que apliquen S.A.C.

• Establecimiento de redes de coopera-ción regional e in-terregional.

(*) En el Hoja de Ruta aparecen en negrita las acciones que fueron consideradas como prioritarias en el taller de Quito.

Si ordenamos el conjunto de acciones de la tabla anterior en función de su tipología, identificamos los siguientes tipos:

• Acciones estructurales • Acciones coyunturales

Acciones estructurales

Se refieren todas estas acciones a la necesidad de crear a nivel regional un centro coordinador de la actividad que sea capaz de aglutinar a to-dos los actores de la cadena de valor, actúe co-mo un Foro Regional para definir el alcance de las plantas medicinales y nutracéuticos y

esta-blezca un sistema único de documentación e información.

A continuación se comentan las acciones pro-puestas para conseguir la visión:

a.1.) Establecimiento de un Foro Regio-nal para definir el alcance y significado de la medicina andina

Para la consecución de la Visión, el primer paso es alcanzar entre los tres países un consenso sobre que se entiende por medicina andina. Ello quiere decir:

• Definir con exactitud las prácticas consi-deradas, teniendo en cuenta que el

(28)

obje-tivo es alcanzar un reconocimiento in-ternacional en países en los que puede surgir susceptibilidades sobre este tipo de medicina.

• Definir la formación que debe poseer el médico tradicional y elaborar un pro-grama de formación.

• Definir lo que se engloba dentro del con-cepto de farmacopea andina.

Todos estos conceptos deben ser establecidos a nivel regional de forma que se opere con un único concepto de medicina andina a nivel regio-nal e internacioregio-nal.

El taller de Quito clasificó esta acción como es-tratégica, muy necesaria, viable y de bajo coste. Según los expertos, debería ser iniciada por quienes convocaron la conferencia dentro de un plazo no superior a los seis meses de la fecha de la Conferencia (Octubre de 2007).

a.2.) Creación de un ente aglutinador que incorpore a los diferentes actores

Esta medida es consecuencia de la anterior y comporta, en primer lugar, la identificación de todos aquellos agentes que pueden intervenir en la materialización de esta Visión. Esta relación abarcaría:

• Instituciones relacionadas con la Sani-dad.

• Instituciones relacionadas con la Forma-ción y la transmisión de saberes. • Instituciones relacionadas con la

Investi-gación y Desarrollo en relación con las plantas medicinales.

• Agrupaciones de médicos tradicionales. • Agrupaciones de recolectores y

agriculto-res de plantas medicinales.

• Empresas productoras y comercializado-ras de plantas.

• …

El objetivo de esta actuación es, una vez definido el alcance y significado de la medicina andina, aglutinar en un único ente a representantes de toda la cadena de valor de forma que la medicina andina sea considerada una práctica aglutinado-ra, tanto de saberes tradicionales, como de mo-dernas herramientas de formación para la transmisión de conocimientos, I+D, control de calidad, marketing, exportación, etc.

El taller de Quito clasificó esta acción como prori-taria, muy necesaria, medianamente viable (de-bido a que el organismo involucrado en su reali-zación es la Secretaría de la Comunidad Andina en la que también participa Colombia) y de coste bajo. El órgano que debería iniciar la acción es la Secretaría de la Comunidad Andina, en un plazo no superior a los cuatro meses desde octubre de 2007.

a.3.) Creación de un Centro Regional de documentación e información.

Existen infinidad de trabajos, estudios e informa-ción sobre medicina andina repartidos entre nu-merosas instituciones en los tres países. Por ello y para conseguir optimizar todos los recursos documentales existentes en los países es impor-tante crear un Centro Regional de Documenta-ción sobre Medicina Andina. Este centro no tiene que ser físico, sino virtual para lo que se puede crear un portal donde se clasifique y deposite la información existente.

Para ello se necesita encomendar este trabajo a una institución especializada ya sea nacional, ubicada en uno de los tres países o regional, como parte de una institución regional de mayor alcance. Dicho Centro sería el responsable de consolidar una Farmacopea Regional sobre la base de los conocimientos de las farmacopeas kallawaya, peruana y ecuatoriana.

(29)

Este centro podría desarrollar también labores de vigilancia e inteligencia competitiva en relación con el seguimiento de desarrollos dentro y fuera de la región tanto en el campo científico-tecnológico, como empresarial y de mercado.

Los expertos reunidos en el Taller de Quito clasi-ficaron esta acción como muy necesaria, muy viable y de coste medio. Para su realización se recomendó contratar a un especialista documen-talista que comience a reunir documentación en los centros de documentación existentes en un plazo no superior a un año desde octubre de 2007.

a.4.) Establecimiento de redes de coope-ración regional e interregional

Es evidente que la puesta en marcha de de las actividades precisa como requisito imprescindible del establecimiento de redes de cooperación, principalmente de tipo regional entre los tres países. Estas redes estarían formadas por uni-versidades e institutos de investigación, centros de control de calidad e organismos de la admi-nistración, entre otros agentes.

b) Acciones coyunturales

Las siguientes acciones son de tipo coyuntural y corresponderían a un plan de trabajo a elaborar por el ente regional mencionado en las acciones estructurales.

b.1.) Estudios de mercado

El análisis del mercado potencial de la medicina andina es el punto de partida para el desarrollo de otras acciones relacionadas con la difusión e información. Este análisis de mercado debe con-templar diferentes tipologías de clientes y ámbi-tos geográficos.

• Tipologías de clientes: Laboratorios far-macéuticos, empresas procesadoras de

plantas medicinales, empresas de cos-mética, empresas de productos alimen-tarios, distribuidores y diferentes tipos de clientes finales. Hay que tener en consideración que los mercados están cada vez más segmentados en nichos, lo que obliga a analizar tipologías de con-sumidores muy diversas: Jóvenes que huyen de la medicina convencional, co-lectivos que buscan productos que con-tribuyan a la sostenibilidad, personas mayores que buscan en este tipo de medicina alivio a sus dolencias, centros de medicina alternativa, consumidor ur-bano, consumidor rural,…

• Ámbitos geográficos: Los ámbitos a ana-lizar abarcan desde el mercado interno de los tres países, hasta Europa y Esta-dos UniEsta-dos, Canadá y Australia, sin olvi-dar el resto de países latinoamericanos.

El taller de Quito consideró esta acción como prioritaria, muy necesaria, muy viable y de coste alto. Para su realización se recomienda contratar a una agencia especializada en el plazo de un año.

b.2.) Campañas de difusión y extensión de la medicina andina.

Las campañas de difusión junto con la publica-ción de artículos e informes científicos son uno de los elementos clave para difundir y promover la medicina andina. Para ello es necesario, entre otras llevar a cabo las siguientes actividades: Promover entre los especialistas de la región la cultura de la información.

Realizar un plan de comunicación en los medios. Llevar a cabo un programa de actos públicos en forma de organización de Congresos, participa-ción en simposiums, organizaparticipa-ción de talleres, etc, que permita dar a conocer la medicina andi-na en los mercados regioandi-nales e interandi-nacioandi-nales.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :