Diseño y diagramación: Intermedia Amenedo 480, Of. 3, Adrogué. Provincia de Buenos Aires

110  Descargar (0)

Texto completo

(1)
(2)

ISBN en trámite

Impreso en Artes Gráficas Chilavert Cooperativa de Trabajo LTDA.

Empresa recuperada desde 2001

Chilavert 1136, Ciudad Autónoma de Buenos Aires Julio de 2007

Diseño y diagramación: Intermedia

Amenedo 480, Of. 3, Adrogué. Provincia de Buenos Aires

(3)

el sector forestal

Oficina de Riesgo Agropecuario

Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos

Ministerio de Economía y Producción

(4)

Presidente de la Nación Dr. Néstor Carlos Kirchner Jefe de Gabinete de Ministros

Dr. Alberto Fernández Ministro de Economía y Producción

Lic. Miguel Gustavo Peirano

Secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos Dr. Javier de Urquiza

OFICINA DE RIESGO AGROPECUARIO SAGP

Y

A

Ing. Agr. Sandra Occhiuzzi Coordinadora General Ing. Agr. Emiliano Castuma

Consultor Técnico Lic. Sabrina Cyngiser Lic. Jimena del Mazo

Edición

(5)

Esta investigación contó con el apoyo de numerosas personas que, en el transcurso de los meses de trabajo de relevamiento, sistematización y análisis de la información, nos ofrecieron su ayuda, su tiempo y su amistad. A todos queremos expresar nuestro más sincero y profundo agradecimiento:

• Ing. Forestal Fernando Epele, Coordinador Nacional del Plan Nacional de Manejo del Fuego (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable).

• Ing. Agr. Liliana Corinaldesi, Dirección de Forestación (Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Forestación, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

• Ing. Nilda Irigoin, Dirección de Forestación (Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Forestación, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

• Ing. Jorge Bocchio, Dirección de Forestación (Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Forestación, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

• Ing. Jorge Krieger, Coordinador Regional NEA del Plan Nacional de Manejo del Fuego (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Ministerio de Salud y Ambiente).

• Ing. Carlos Jacobo, Dirección de Recursos Forestales (Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo, Provincia de Corrientes).

• Ing. Omar Tesolín

• Sr. Javier Angel Mokoski, Consorcio Forestal Corrientes Norte.

• Ing. Agr. Alberto Henning, Danzer Forestación S.A.

• Sr. Jorge Scarpa, Papel Prensa.

• Sr. Rodolfo Herr, Juncal Compañía de Seguros.

• Sr. Fernando Dallatea, Forestal Argentina.

• Sr. Roberto Comparín, Aguara Cua.

• Sr. Jorge Gergoff

• Sr. Eduardo Villamarín, San Juan Cora.

• Sr. Hermann Hampel, Danzar Forestación.

• Sr. Julio Alcelde, Zeni.

• Sr. Sergio Asame, Tapebicuá.

(6)

• Sr. Rodolfo Tecchi, LIPSIA S.A.

• Sr. Daniel Durán, Selva S.R.L.

• Sr. Gustavo Mina, Sancor Cooperativa de Seguros Ltda.

• Sr. Guillermo Roger, La Segunda Cooperativa de Seguros.

• Sr. Andrés Laurlund, AGF Allianz Argentina.

• Sr. Carlos Manzi, Provincia Seguros.

• Sr. Neil Ross, HSBC La Bs. As.

• Sr. Leonardo Rato, Victoria Seguros.

• Sr. Jorge Bloise, MAPFRE Argentina.

• Sr. Ariel Donini, La Mercantil Andina.

• Sr. Emiliano Rodriguez Sisul, Federación Patronal Seguros S.A.

• Sr. Nicolás Zucarino, AON Retail.

• Sr. Andreas Bronk, Hannover RE.

• Sr. Michael Rogger, GE Fronkona Soltions.

• Sr. Ramiro Iturrioz, Swiss RE.

• Sr. Edgardo Sobrini, Munchener.

• Sr. Guillermo Keilty, MAPFRE RE.

• Sr. Guillermo Delfi no, XL RE.

• Sr. Guillermo Oneglia, Willis S.A.

• Sra. Valeria Armando, AON RE.

(7)

I

NTRODUCCIÓN

09

C

APÍTULO

I. E

L SECTORFORESTALANIVELMUNDIAL

11

A. P

LANTACIONESFORESTALES

11

B. C

ARACTERIZACIÓN DELMERCADODE PRODUCTOSFORESTALES

12

C

APÍTULO

II. E

L SECTORFORESTALARGENTINO

17

A. I

MPORTANCIAECONÓMICA DELSECTOR

17

B. C

OMERCIO EXTERIOR

18

C. I

NVERSIONES

21

D. D

ESCRIPCIÓN DELSECTOR

23

D.1 Caracterización de los bosques 23

D.1.1 Bosques nativos 23

D.1.2 Bosque implantado 25

D.1.2.1 Evolución de los bosques implantados 27

D.1.2.2 Extracción 31

D.1.2.3 Relación extracción-plantación 32

D.2 Industrialización 33

C

APÍTULO

III. R

IESGOSQUEAFECTANAL SECTORFORESTAL

35

A. T

IPOSDE RIESGOS

37

B. R

IESGOSDEINCENDIOSFORESTALES

37

B.1 Identifi cación de la naturaleza del riesgo, localización, intensidad y

probabilidad de ocurrencia 38

B.2 Determinación de la existencia de factores que inciden en el grado de

vulnerabilidad y exposición al riesgo 40

B.3 Identifi cación de capacidades y recursos disponibles para manejar el riesgo 46

B.4 Actitud del productor forestal frente al riesgo de incendio 64

C. R

IESGOCLIMÁTICO

65

C.1 Riesgo de huracán, tromba y/o tornado 65

C.2 Riesgo de heladas 67

C.3 Riesgo de sequías 68

C.4 Riesgo de granizo 68

(8)

B.1 Productores 72

B.2 Compañías de seguro 77

B.3 Reaseguradores 79

C

APÍTULO

V. C

ONCLUSIONESYRECOMENDACIONES

81

A. C

ONCLUSIONES

83

B. R

ECOMENDACIONES

84

A

NEXOS

85

E

NCUESTAFORESTAL

93

R

EFERENCIAS

B

IBLIOGRÁFICAS

107

(9)

La evolución del sector forestal argentino muestra un desarrollo importante desde la implementación del Régimen de Promoción de Plantaciones Forestales iniciado en 1992. Dicha política de apoyo, sustentada posteriormente mediante la Ley 25.080 y en un contexto macroeconómico de estabilidad cambiaria, permitió el ingreso de fuertes inversiones al sector, registrando un crecimiento muy superior al histórico.

Este proceso de expansión trajo aparejado un incremento de 580.000 has de superfi cie forestal, transformándose en una importante fuente de ingresos y de empleo para algunas economías provinciales, principalmente las del noreste argentino.

El sector cuenta con tasas de crecimiento rápido de las especies y abundancia de tierras que no compiten con otros usos, ambos factores que constituyen ventajas comparativas signifi cativas que colocan a la Argentina entre los países emergentes en materia de producción forestal. La actividad tiene el potencial para aprovechar un consumo mundial en aumento y también las nuevas oportunidades que presenta el mercado forestal, como la demanda de productos certifi cados y el intercambio de bonos de carbono.

Estas oportunidades, sin embargo, representan también importantes desafíos.

Para posicionarse, el sector debe afi anzar su competitividad y adaptarse a las demandas del mercado. A nivel del consumidor, éste exige productos forestales producidos de una manera sustentable, efi ciente en términos ambientales y económicos. A nivel de los bancos e instituciones de crédito, éstos exigen proyectos sólidos, con una adecuada evaluación y gestión de los riesgos. Crecientemente, las instituciones fi nancieras requieren además la contratación de un seguro como colateral.

Esto implica a su vez mayores exigencias en la administración de riesgos, ya que para las aseguradoras el tipo de gestión contribuye al perfi l de riesgo de un proyecto tanto como los otros factores tradicionalmente considerados:

clima, topografía, especie, etc.

El productor forestal enfrenta así la necesidad de implementar prácticas de gestión de riesgos rigurosas. Estas prácticas deben incluir una clara evaluación y cuantifi cación de las pérdidas probables, y el consecuente análisis de los riesgos que pueden ser mitigados internamente y aquellos que, por razones prácticas o económicas, deban ser externalizados a través de herramientas de transferencia de riesgos. El seguro forestal es una de estas herramientas y cumple entonces un rol importante en el desarrollo de la cadena productiva: desde la inversión inicial hasta la comercialización de los productos forestales.

La Ofi cina de Riesgo Agropecuario (ORA) pretende acompañar el crecimiento de la rama forestal aportando los instrumentos analíticos relacionados al manejo del riesgo que permitan un desarrollo sustentable del sector.

Por ello, se ha realizado un estudio de los

riesgos que enfrenta esta actividad económica

en la Argentina, abordando el relevamiento,

sistematización y análisis de cada riesgo y

sus relaciones, con el objeto de promocionar

prácticas y políticas tendientes a la mitigación

de los mismos. En esta primera etapa se

han abordado particularmente el riesgo de

incendio –principal fuente de pérdidas en

el sector-y el riesgo climático, dejando para

un posterior estudio el análisis de los otros

riesgos, como el de mercado, el fi tosanitario,

etc. Asimismo, en esta etapa se han incluido

los resultados de la primera encuesta sobre

seguro forestal, con el objetivo de presentar

un panorama sobre el estado de situación de

dicha rama del seguro en nuestro país.

(10)
(11)

I. EL SECTOR FORESTAL A NIVEL MUNDIAL

A. PLANTACIONES FORESTALES

Según datos de la FAO, al año 2000

1

existían 3.900 millones de hectáreas de bosques de las cuales sólo 187 millones constituyen plantaciones forestales

2

. A pesar de constituir aproximadamente un 5% de los bosques, contribuyen con el 35% de la oferta global de madera.

El 62% de las plantaciones se ubica en Asia, el 17% en Europa, el 9% en América del Norte y Central, el 6% en América del Sur, el 4% en Africa y el 2% en Oceanía. Las especies latifoliadas abarcan el 40%

de las plantaciones, siendo el Eucalipto el género más importante. Las coníferas representan el 31% del total, del cual el género Pinus es el más difundido.

Cuadro Nº 1

Descripción de la superfi cie de bosque y plantaciones forestales a nivel mundial

Sup. terrestre total Total de bosques Plantaciones forestales (millones de has.) (millones de has.) % del total (millones de has.) % del total

Africa 2.978 650 17 8 4

Asia 3.085 548 14 116 62

Europa 2.260 1.039 27 32 17

Am. del N y Central 2.137 549 14 18 9

Oceanía 849 198 5 3 2

Am. del Sur 1.755 886 23 10 6

TOTAL MUNDIAL 13.064 3.869 100% 187 100%

Fuente: ERF 2000, FAO

Area de plantaciones por grupos de especies (miles de has.) Acacia Eucalyptus Hevea Tectona Otras latif. Pinus Otras conif. No espec.

Africa 345 1.799 573 207 902 1.648 578 1.985

Asia 7.964 10.994 9.058 5 31.556 15.532 19.968 15.365

Europa - - - - 15 - - 32.000

Am. del N y Central 8 198 52 76 383 15.440 88 1.297

Oceania - 33 20 7 101 73 10 2.948

Am. del Sur - 4.836 183 18 599 4.699 98 23

TOTAL MUNDIAL 8.317 17.860 9.886 5.717 33.556 37.392 20.742 53.618

Fuente: ERF 2000, FAO

1 Si bien la última Evaluación de los Recursos Forestales mundiales (ERF) se llevó a cabo en el año 2005, todavía no se ha publicado el capítulo sobre plantaciones forestales. Por eso, las cifras disponibles son las de la ERF del 2000 (FAO, 2002).

2 El término plantaciones forestales según la FAO es aplicado a formaciones forestales plantadas en el contexto de un proceso de forestación o reforestación siendo ellas agrupadas por especies únicas, densidades de siembras uniformes y clases de edades similares. La forestación puede estar compuesta por especies introducidas o indígenas que cumplen con los requisitos de una superfi cie mínima de 0,5 has; una cubierta de copa de al menos el 10 por ciento de la cubierta de la tierra, y una altura total de los árboles adultos por encima de los 5 m.

(12)

Según la misma fuente, de las 187 millones de hectáreas de plantaciones, el 48% se destina al procesamiento con fi nes industriales: construcción, tableros y muebles, papel. Un 26% es destinado a usos diversos como leña, servicios de conservación de suelos y agua, protección contra el viento, mantenimiento de la diversidad biológica y otros fi nes no comerciales. El 26% restante no se encuentra especifi cado.

En cuanto a la distribución por países, diez países poseen el 79% de las plantaciones forestales, siendo China e India los principales productores asiáticos y Estados Unidos y Brasil los productores más relevantes del continente americano. Argentina participa con el 0.5% de las plantaciones mundiales.

Cuadro Nº 2

Plantaciones forestales a nivel mundial

miles de has

% sobre el total de plantaciones

China 45.083 24%

India 32.579 17%

Federación de Rusia 17.340 9%

Estados Unidos 16.238 9%

Japón 10.682 6%

Indonesia 9.871 5%

Brasil 4.982 3%

Tailandia 4.920 3%

Ucrania 4.425 2%

Iran 2.284 1%

Chile 2.017 1%

España 1.904 1%

Turquía 1.854 1%

Malasia 1.750 1%

Viet Nam 1.711 1%

Nueva Zelanda 1.542 1%

Australia 1.043 1%

Argentina 926 0,49%

Uruguay 622 0,33%

TOTAL 161.773 86%

Superficie País

Fuente: ERF 2000, FAO

B. CARACTERIZACIÓN DEL MERCADO DE PRODUCTOS FORESTALES

El consumo de madera se encuentra correlacionado con el aumento de la población, pero su tasa de incremento es superior debido a que resulta potenciado por el aumento del ingreso per cápita. Para el año 2010 la FAO estima que el consumo mundial superará los 5.000 millones de metros cúbicos.

El mercado de productos forestales puede clasifi carse en “submercados” en función del tipo de producto

comercializado: mercado de maderas en rollo, de maderas aserradas, de tableros, de pastas celulósicas, de

(13)

muebles y partes de muebles y de aberturas, entre otros. Asimismo, existe otra división popular basada en los grupos de especies: hardwoods (maderas de latifoliadas) y softwoods (maderas de coníferas).

Cuadro Nº 3

Producción y Consumo de Productos Forestales a nivel mundial (en miles de metros cúbicos)

Producción mundial 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Madera en rollo 3.307.747 3.223.995 3.292.426 3.355.251 3.284.269 3.303.417 3.342.245 Madera aserrada 430.933 374.406 385.702 387.405 379.806 393.829 402.034 Tableros de madera 157.718 156.567 171.730 184.606 180.772 191.969 213.595 Pulpa de madera 162.686 159.935 163.588 171.476 165.744 167.820 170.358 Papel y cartón 301.413 301.736 315.539 323.679 320.179 324.560 328.065

Consumo mundial 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Madera en rollo 3.312.602 3.226.235 3.297.064 3.354.561 3.288.830 3.304.699 3.345.523 Madera aserrada 435.368 378.756 388.151 390.520 381.469 393.402 401.461 Tableros de madera 156.191 154.654 172.203 187.221 181.074 192.632 214.696 Pulpa de madera 162.007 159.774 163.238 171.208 166.358 168.339 171.259 Papel y cartón 300.563 299.976 319.827 324.626 322.878 324.274 327.865

Fuente: FAO 2003

Con respecto a su comercialización internacional, durante el año 2003

3

se exportó aproximadamente el 30% de la producción mundial de madera aserrada, tableros y papel, el 20% de pulpa y sólo el 3,5%

de la producción de madera en rollos. El intercambio comercial medido a través de las exportaciones mundiales muestra un crecimiento del 20% en volumen comercializado entre el año 1997 y el año 2003.

El principal crecimiento se observa en el rubro de madera en rollo (+35%), papeles y cartón (+17%) y tableros de madera (+34%).

Cuadro Nº 4

Exportación e importación de productos forestales a nivel mundial (en miles de metros cúbicos excepto * en miles de toneladas)

Exportación mundial 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Madera en rollo 88.318 90.910 102.415 118.050 115.327 119.803 118.728 Madera aserrada 113.849 98.345 106.173 112.095 111.383 117.245 121.183 Tableros de madera 50.517 51.316 53.303 57.078 60.375 65.502 67.876

Pulpa de madera* 34.945 34.982 37.052 38.256 38.608 39.894 39.946

Papel y cartón* 86.658 89.710 92.616 97.726 93.626 97.951 102.219

3 Ultimos datos disponibles.

(14)

Importación mundial 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Madera en rollo 93.174 93.149 107.052 117.360 119.888 121.085 122.005 Madera aserrada 118.283 102.695 108.622 115.210 113.045 116.818 120.611 Tableros de madera 48.990 49.403 53.775 59.694 60.678 66.165 68.977

Pulpa de madera* 34.265 34.821 36.701 37.988 39.222 40.413 40.847

Papel y cartón* 85.808 87.949 96.905 98.674 96.325 97.665 102.019

Fuente: FAO 2003

Los principales países exportadores son Canadá y Estados Unidos, seguidos por Alemania y los Países Escandinavos. Estados Unidos es también el principal importador junto con China, seguidos por Japón y los principales países de Europa.

Gráfi co Nº 1

Principales Exportadores e Importadores de Productos Forestales

(15)

Fuente: FAO 2003.

Por el lado de las importaciones, el 80% se destina a países desarrollados concentrados en tres bloques:

Europa Occidental, Pacifi c Rim (Japón, Corea, Taiwán) y Norteamérica (Estados Unidos y Canadá).

La Unión Europea demanda principalmente maderas aserradas y tableros contrachapados de coníferas de calidad para la construcción y aberturas, así como chapas y aserrados de latifoliadas de calidad para la industria del mueble. Dentro de la Unión Europea, se destacan el Reino Unido, Italia y Alemania. Los principales abastecedores son Canadá, Estados Unidos, los países escandinavos, Malasia, Indonesia y África.

En Asia los mercados relevantes han sido tradicionalmente Japón, Corea y Taiwán. No obstante, actualmente se han incorporado Singapur, Tailandia y China como demandantes de productos forestales. Japón es uno de los mayores importadores del mundo de rollos, chips y aserrados de bajo valor para pastas, embalajes y pallets y de aserrados y tableros de calidad para la construcción de viviendas y la industria del mueble. Sus principales proveedores de madera de coníferas son Estados Unidos, Canadá, Suecia y Finlandia mientras que Malasia e Indonesia proveen las latifoliadas. China, a pesar de tener grandes superfi cies boscosas, posee un mercado potencial de 1.200 millones de consumidores en el mediano plazo. Actualmente es un mercado focalizado en productos de bajo valor unitario y grandes volúmenes destinados principalmente a los embalajes, aunque tiene una demanda creciente de piezas de mayor calidad para la construcción. Los principales proveedores internacionales son otros países de la región, Rusia y Estados Unidos. En el caso de Corea y Taiwán, la principal demanda proviene de la industria del mueble y la industria de instrumentos musicales. Su principal proveedor de rollos de latifoliadas de calidad es Estados Unidos, mientras que Malasia los provee de tableros contrachapados y madera aserrada de bajo costo para pallets y otros embalajes.

En cuanto a Indonesia y Malasia, ambos países demandan grandes cantidades de pastas celulósicas,

rollos y productos de madera sólida (aserrados y tableros) de coníferas. Los principales proveedores

son los países escandinavos, Nueva Zelanda y Chile. Finalmente, Tailandia, tras su agotamiento de

(16)

reservas forestales, demanda para su industria del mueble madera rolliza proveniente de Malasia y de Estados Unidos.

El tercer gran demandante es Estados Unidos, que pese a ser un gran productor y exportador y de disponer de una amplia superfi cie de bosques nativos, es también el principal importador mundial. Se prevé que en el corto plazo EEUU pasará progresivamente a ser un importador de aserrados y productos de madera sólida de coníferas y se convertirá en un importante exportador de aserrados, remanufacturas y chapas de maderas de latifoliadas.

En este mismo sentido, se anticipa un escenario futuro marcado por cambios signifi cativos en la

estructura de la oferta mundial de madera, en el que productores tradicionales como Estados Unidos,

Canadá y Malasia perderán mercado con naciones emergentes en materia forestal donde la productividad

es superior, como Nueva Zelanda, Sudáfrica, Brasil y Chile.

(17)

II. EL SECTOR FORESTAL ARGENTINO A. IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL SECTOR

De acuerdo a los últimos datos disponibles (2003), la República Argentina posee una superfi cie forestal de 34,4 millones de hectáreas. Este patrimonio forestal argentino, según su origen, se puede clasifi car en dos tipos de bosques: bosques espontáneos, naturales o nativos y bosques implantados o montes de cultivo. Los primeros representan el 97% del total de hectáreas mencionadas (poco más de 33 millones de hectáreas) mientras que los bosques implantados sólo constituyen el 3% restante (1,17 millones de hectáreas).

La industria maderera utiliza 5.600.000 toneladas de rollizos al año, mayoritariamente de bosques cultivados (90%), que se destinan a dos vertientes productivas: la producción de pastas y papeles (casi 50%) y la provisión de madera para aserraderos (40%). El restante 10% se destina a la producción de tableros de fi bras y partículas, compensados, chapas, laminados, leña y durmientes.

En cuanto a su importancia en las Cuentas Nacionales, en el año 2004 el Valor Agregado Bruto del sector foresto-industrial en Argentina alcanzó 9.934 millones de pesos, representando alrededor de un 2,2% del Producto Interno Bruto. En el Gráfi co Nro 2 se puede observar que en los últimos doce años dicha participación llegó a un punto máximo de 2,74% en 1997 y fue decreciendo hasta alcanzar su valor mínimo de 2% en 2002. A partir de 2003 esta tendencia se revierte, por lo que la participación del sector respecto del resto de la economía está creciendo. La producción de madera y sus subproductos y la industria del papel y el cartón representan casi el 70% del valor agregado bruto total del sector.

Cuadro Nº 5

Valor Agregado Bruto a precios de productor (Miles de pesos corrientes)

Sector / Año 1999 2000 2001 2002 2003 2004 % sobre

total

Sector silvicultura 281.165 274.105 265.224 401.711 614.089 722.572 7%

Sector producción de madera y fabricación de productos de madera

1.348.780 1.219.714 1.150.791 1.790.093 2.141.990 3.290.835 33%

Sector fabricación de papel y

cartón 1.268.748 1.361.910 1.352.808 2.481.622 2.941.651 3.198.197 32%

Sector de actividades de edición

e impresión 2.496.387 2.386.046 2.048.484 925.442 1.233.496 1.505.095 15%

Sector fabricación de muebles 1.778.994 1.570.598 1.157.625 744.058 1.011.112 1.217.677 12%

Total Sector Foresto-Industrial 7.174.073 6.812.372 5.974.931 6.342.926 7.942.339 9.934.377 100%

Fuente: Dirección Nacional de Cuentas Nacionales, INDEC, Secretaría de

Política Económica, Ministerio de Economía y Producción.

(18)

Gráfi co Nº 2

Participación del Sector Foresto-Industrial en el PIB

1.9%

2.0%

2.1%

2.2%

2.3%

2.4%

2.5%

2.6%

2.7%

2.8%

1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Fuente: Dirección Nacional de Cuentas Nacionales, INDEC, Secretaría de Política Económica, Ministerio de Economía y Producción.

El sector participa a nivel país con aproximadamente el 2% del empleo total. En el año 2000, los 15.100 productores primarios empleaban a 41.000 personas y la industria anexa generaba alrededor de 230.000 puestos de trabajo

4

.

B. COMERCIO EXTERIOR

Luego de una década de saldo negativo, con la devaluación del 2002, las importaciones sectoriales cayeron un 57% (1.043 millones de dólares en el 2001 a 446 millones en el 2002), mientras que las exportaciones evidenciaron un crecimiento del 13% (438 millones de dólares en el 2001 a 496 millones en el 2002). Sin embargo, el crecimiento de la economía evidenciado a partir del año 2003 impulsó nuevamente el consumo, lo que produjo un saldo de la balanza comercial nuevamente negativo, si bien menor que el evidenciado durante la década del 90. En este sentido es relevante destacar que los importantes desarrollos industriales realizados fundamentalmente por capitales chilenos y la promoción conjunta del sector público y privado de las exportaciones en el exterior fueron factores claves para que la balanza comercial se mantuviera en torno a la neutralidad.

Gráfi co Nº 3

Sector Forestal, evolución del comercio exterior (Millones de USD)

4 Fundación Okita (2003): “Industria de la madera y el mueble.” Estudio sobre Cadenas Productivas Seleccionadas. Pág. 15.

(19)

-1000 -500 0 500 1000 1500

1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003 2005

Exportación Importación Saldo Comercial

Fuente: SAGPyA

Los défi cits y los superávits comerciales están íntimamente relacionados con el sector celulósico- papelero, que paradójicamente es el de mayores importaciones y también el de mayores exportaciones.

La evolución de la balanza comercial sectorial desagregada por rubros verifi ca que algunos productos como rollizos y pastas celulósicas, fuertemente defi citarios en el pasado, pasaron a ser superavitarios o disminuyeron signifi cativamente su défi cit, como es el caso de los aserrados. Entretanto, otros productos como papel y cartón aumentaron notoriamente su saldo negativo en años recientes.

Otra tendencia que se observa es un cambio positivo hacia una mayor exportación de productos manufacturados de madera.

En el 2005, el papel, la celulosa y la madera en bruto fueron los principales productos forestales exportados por Argentina. El papel y la celulosa representaron un 53% del monto total de las exportaciones de productos forestales. También se observa un mayor dinamismo en la madera, el carbón y sus manufacturas (capítulo 44 del NCP) con respecto a años anteriores, alcanzando una participación del 35%. En el caso de las importaciones, el papel también se destaca como el principal producto, representando el 63% del monto de productos forestales importados en el 2005.

Cuadro Nº 6

Resumen de transacciones forestales. Año 2005

(20)

DESCRIPCIÓN

EXPORTACIÓN Valor FOB

en miles de dólares

IMPORTACIÓN Valor CIF

en miles de dólares

BALANCE DE LAS DIVISAS FORESTALES en miles de dólares CAPÍTULO 8

Frutos y Frutas comestibles; cortezas de agrios (cítricos) melones o sandías.

681 4.288 -3.608

CAPÍTULO 12

Semillas y frutos oleaginosos; semillas y frutos diversos; plantas industriales o

medicinales; paja y forrajes. 50 2.265 -2.215

CAPÍTULO 13

Gomas, resinas y demás jugos y extractos vegetales. 672 17.684 -17.012

CAPÍTULO 14

Materias trenzables y demás productos de origen vegetal, no expresados ni

comprendidos en otra parte. 4.736 4.741 -5

CAPÍTULO 15

Grasas y aceites animales o vegetales; productos de su desdoblamiento; grasas

alimenticias elaboradas; ceras de origen animal y vegetal. 1.825 11.506 -9.682

CAPÍTULO 32

Extractos curtientes o tintóreos; taninos y sus derivados; pigmentos y demás materias

colorantes; pinturas y barnices; mástiques; tintas. 38.422 5.315 33.107

CAPÍTULO 33

Aceites esenciales y resinoides; preparaciones de perfumería, de tocador o de

cosmética. 1.988 375 1.613

CAPÍTULO 37

Productos fotográficos o cinematográficos. 330 24.855 -24.526

CAPÍTULO 38

Productos diversos de las industrias químicas 12.257 7.599 4.657

CAPÍTULO 39

Plásticos y sus manufacturas. 5.674 24.839 -19.166

CAPÍTULO 40

Caucho y sus manufacturas. 165 58.577 -58.412

CAPÍTULO 44

Madera, carbón vegetal y manufacturas de madera. 275.758 82.898 192.861

CAPÍTULO 45

Corcho y sus manufacturas. 2.622 38.857 -36.235

CAPÍTULO 46

Manufacturas de espartería o cestería. 33 1.394 -1.361

CAPÍTULO 47

Pasta de madera o de las demás materias fibrosas celulósicas; papel y cartón para

reciclar (desperdicios y desechos). 103.567 67.514 36.052

CAPÍTULO 48

Papel y cartón; manufacturas de pasta de celulosa, de papel o de cartón. 317.343 640.324 -322.981

CAPÍTULO 94

Muebles; mobiliario medicoquirúrgico; artículos de cama y similares aparatos de alumbrado no expresados ni comprendidos en otra parte; anuncios, letreros y

placas indicadoras luminosas y artículos similares; construcciones prefabricadas. 28.534 26.743 1.791

T O T A L 792.671 1.019.806 -227.135

Fuente: SAGPyA – Dirección de Forestación-Area de Economía e Información en base a datos del INDEC.

(21)

Gráfi co Nº 4

Principales rubros exportados (arriba) e importados (abajo). Año 2005

Fuente: SAGPyA – Dirección de Forestación.

C. INVERSIONES

La apertura de la economía en Argentina, durante prácticamente toda la década del 90, y el establecimiento del Plan Nacional de Desarrollo Forestal

5

a partir de 1995, permitieron que el sector foresto-industrial fuera objeto de fuertes inversiones

6

nacionales y extranjeras.

5 Complementariamente al Régimen de Promoción de Plantaciones Forestales, en 1995 fue lanzado el Plan Nacional de Desarrollo Forestal con la fi nalidad de promover la actividad foresto-industrial, mediante la actualización del marco legal y la eliminación de regulaciones que inhibían su desarrollo.

6 Se entiende como inversiones la actividad forestal primaria y ampliaciones o nuevas plantas de procesamiento que impliquen transferencias de activos,

(22)

Los factores que determinaron el caudal inversor fueron:

▪ Abundante disponibilidad de tierras con aptitud forestal a bajo costo, que no compiten con otros usos;

▪ Ventajas comparativas tales como la elevada tasa de crecimiento, menores turnos de cortes y elevados volúmenes de producción obtenidos por hectárea;

▪ Bajos costos relativos de inversión en capital fi jo;

▪ Régimen de promoción amparado por el marco de la Ley 25.080 que garantiza estabilidad fi scal para las actividades forestales por el término de treinta años;

▪ Industria maderera que tras la devaluación del peso se encuentra volcada al mercado externo.

Si bien las inversiones privadas son difíciles de cuantifi car, según datos del Centro de Estudios para la Producción entre 1992 y 2004 se invirtieron cerca de 4.000 millones de dólares en el sector.

Gráfi co Nº 5

Inversión en el complejo foresto industrial

0 100 200 300 400 500 600 700

1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

millones de dólares

Sector Silvicultura Sector Industrial

Fuente:CEP - Secretaría de Industria, Comercio y PyME; Aduana y Dirección de Forestación - SAGPyA .

Estas inversiones se concentraron en un 90% en las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Su procedencia es en un 40% de capitales nacionales y 60% de capitales extranjeros. Asimismo, cabe mencionar que el 43% de las inversiones se destinaron a actividades extractivas y primarias, otro 43% a inversiones en infraestructura y el restante 14% a actividades de comercio y servicios asociados a la producción forestal.

así como los nuevos negocios.

(23)

Las inversiones extranjeras también se han mostrado muy concentradas con relación al origen del capital.

A lo largo de los años 90, las inversiones en el sector foresto-industrial tuvieron como origen a tres países: Chile, EE.UU. y Canadá. Solamente Chile responde por un 46% de las inversiones, mientras que EE.UU. y Canadá representan un 31% y 15% respectivamente. La participación de otros países como Gran Bretaña, Brasil, Holanda, Alemania e Irlanda ha sido minoritaria.

Si bien muchas de las inversiones se han realizado en adecuación e instalación de nuevas plantas industriales, los especialistas en la materia insisten que la capacidad industrial seguirá siendo la limitante del crecimiento del sector.

D. DESCRIPCIÓN DEL SECTOR D.1 C

ARACTERIZACIONDELOSBOSQUES

D.1.1 Bosques nativos

A principios del siglo XX la Argentina contaba con alrededor de 105 millones de hectáreas de bosque nativo. Actualmente, tras el Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos realizado en diciembre de 2002 por la Dirección de Bosques de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable

7

, se estima una superfi cie de 33.190.472 hectáreas. Ello implica la pérdida de las dos terceras partes del patrimonio forestal por el avance de la agricultura, la ganadería y la acción del fuego.

El potencial productivo de estos bosques está estimado en 17 millones de hectáreas, pero su aprovechamiento industrial no alcanza a ser económicamente rentable dada la variedad de especies existentes por hectárea. Los bosques nativos en Argentina, al igual que la mayor parte de los bosques naturales en América del Sur, se caracterizan por un gran número de especies de maderas duras y semiduras (hardwoods), con un amplio predominio de latifoliadas. La escasa materia prima aportada por las coníferas imposibilitó el desarrollo de la industria celulósica tal como sucedió en los países del hemisferio norte. Actualmente la utilización se concentra en quince especies que se destinan principalmente a la fabricación de muebles de calidad y a la madera de construcción. Aunque es posible agregar valor a otras especies todavía no se han desarrollado tecnologías adecuadas para su tratamiento o estabilización.

Las regiones forestales nativas presentan distintos niveles de degradación y difi cultades económicas de manejo que defi nen una situación sumamente compleja que requiere de planes de diseño y ordenación.

A consecuencia de ello, en agosto de 2002, se lanzó el Programa Social de Bosques (ProSoBo) de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Desarrollo Social que brinda asistencia técnica y fi nanciera para obras de restauración y aprovechamiento sustentable de las masas forestales nativas. Este programa promueve el incremento del área forestada nacional, favoreciendo a comunidades rurales con el fi n de evitar su desarraigo.

Como se puede observar en el cuadro siguiente, en el año 2002, Misiones y Chaco lideran las extracciones

7 Dirección de Bosques Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (2002) “Primer inventario nacional de bosques nativos”. Proyecto bosques nativos y áreas protegidas Préstamo BIRF 4085 – AR Dirección de Bosques Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Ministerio de Desarrollo Social, República Argentina.

(24)

de rollizo, aunque las provincias de Salta, San Luis y Jujuy han incrementado sus extracciones debido al cambio en el uso de la tierra, provocando importantes desmontes para destinar el suelo a la actividad agrícola. En este sentido se evidencia, respecto del 2001, un incremento del 50% en la producción de rollizos, un 30% en la de postes y un 40% en la de carbón y una disminución del 10% en la producción de leña y durmientes.

Cuadro Nº 7

Extracción de Bosques Nativos por Provincia. Año 2002

Leña Postes

Otros Productos

m3 t

CATAMARCA 612 608 37.095 7.142 10 1 CORRIENTES 19 23 719 221

CHACO 300.422 347.615 748.400 570.777 21.466 2.015 CHUBUT 15.534 11.324 26.763 1.488 1.063 ENTRE RIOS 104 100 7.540 402 72 FORMOSA 65.413 69.010 17.460 8.960 7.506

JUJUY 13.949 9.930 5.385 18.877 5.385

LA PAMPA 295 240 1.915 16.139 856 1 LA RIOJA 60 58 710 14.846 8 11

MENDOZA 8.225

MISIONES 346.272 298.303

NEUQUEN 3.545 2.743 13.705 1.504 1.190 P NACIONALES 5.121 3.851 7.863 178

RIO NEGRO 5.056 3.470 5.356 196 441 SALTA 209.327 257.080 8.050 13.091 514 255

SAN JUAN 473

SAN LUIS 13.241 10.836 8.400 96.290 654 4.272

SANTA CRUZ 3.038 10

SANTA FE 4.398 4.222 3.150 5.842

SGO. DEL ESTERO 23.195 23.501 390.140 23.854 18.644 4.235 TIERRA DEL FUEGO 60.852 45.944 780 428

TUCUMAN 1.642 1.402 1.430 18.798 BUENOS AIRES

CORDOBA

TOTAL 1.068.557 1.090.260 1222035 869.078 54.075 13.556 Rollizos

Sin información Sin información

PROVINCIA Carbón

Fuente: Anuario de Estadística Forestal, especies nativa 2002 (SAyDS)

En cuanto a la extracción e industrialización de bosques nativos, los principales productos industriales

se describen en el cuadro siguiente.

(25)

Cuadro Nº 8

Industrialización de Bosques Nativos

Año

Madera Aserrada

(m3)

Chapas (m3)

Compensa do (m3)

Tanino (tn)

1995 495.730 1.344 35.795 75537

1996 478.887 1.343 45.031 63200

1997 477.281 1.816 57.335 68797

1998 501.072 2.222 61.688 63568

1999 415.610 1.963 61.974 57487

2000 371.668 1.376 66.749 58081

2001 287.001 1.778 52.009 55803

Fuente: SAyDS: Dirección de Bosques- Programa Nacional de Estadísticas

D.1.2 Bosque implantado

La República Argentina posee entre 18 y 20 millones de hectáreas de suelos con aptitud forestal, de las cuales 5 millones no compiten en el uso con otras actividades agropecuarias alternativas. A pesar de ello, y de acuerdo a datos de la SAGPyA, la superfi cie forestada al año 2003 es de 1.168.003 has, y se encuentra distribuida de la siguiente forma:

Cuadro Nº 9

Superfi cie de las distintas provincias con bosques implantados. Datos Actualizados al año 2003* (En has)

Coniferas Eucaliptus Salicaceas Otras Total Participación

Misiones 333.092 26.336 0 51.039 410.466 35,1%

Corrientes 246.737 98.464 0 1.342 346.543 29,7%

Entre Ríos 12.246 91.169 17.037 13.386 133.839 11,5%

Buenos Aires 7.209 38.834 48.193 8.118 102.355 8,8%

Patagonia Neuquén, Río Negro, Chuchut, Santa Cruz

50.705 0 19.363 643 70.711 6,1%

NOA

Jujuy, Salta y Tucumán 6.789 16.251 229 875 24.144 2,1%

Centro

Santa Fé, Córdoba y La Pampa 33.420 11.660 2.375 8 47.462 4,1%

Resto Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Catamarca , La Rioja, San Juan, Mendoza y San Luis

1.773 3.071 26.232 1.406 32.482 2,8%

TOTAL 691.972 285.785 113.430 76.817 1.168.003 ha

Especie Provincia/ Región

*Superfi cie estimada en base al Inventario Forestal de Bosques Cultivados (1998) y estimaciones al año 2003 en base a los datos del apoyo económico y las extracciones. Fuente: SAGPyA - Dirección de Forestación

(26)

Del cuadro se desprende que el 59% de la superfi cie corresponde a coníferas, principalmente del género Pinus, el 35% a latifoliadas (Eucalyptus, Salix y Populus) y un 7% corresponde a otras especies.

Las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires abarcan un 85% del total de la superfi cie plantada.

Las principales regiones con bosques cultivados del país son:

a) Mesopotamia o Litoral argentino: comprende las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos. La concentración de bosques cultivados alcanza las 890.848 has sobre un total de 3.5 millones potencialmente cultivables. El 66% corresponde a plantaciones de coníferas (Pinus. Ellioti, Pinus Taeda y Pinus Caribea) y el 24% a Eucalyptus (Eucalyptus Dunnii, Eucalyptus Grandis y Eucalyptus Saligna). El bajo precio de la tierra y las altas tasas de crecimiento de las especies implantadas en esta zona representan una ventaja comparativa fundamental de esta región, que también cuenta con las hidrovías Paraná- Paraguay y Paraná-Tieté que permiten la comunicación con vastas regiones de Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay.

b) Región Pampeana: comprende la totalidad de la provincia de Buenos Aires, a excepción del Delta bonaerense, y parte de la provincia de Santa Fe y el este de Córdoba. Cuenta con una importante infraestructura de transporte y comunicaciones, que incluyen la principal salida de las exportaciones argentinas. Esta región ocupa el segundo lugar en cuanto a superfi cie de plantaciones forestales las cuales casi en su totalidad corresponden al género Eucalyptus. Sin embargo, desde el punto de vista del desarrollo forestal, no es de las regiones más desarrolladas del país por la intensa actividad agrícola y ganadera de la zona. La superfi cie potencialmente cultivable de la Región Pampeana es de 6 millones de has, de las cuales solamente 149.000 se encuentran cultivadas en la actualidad. El 68% corresponde a especies de Eucalyptus, el 14% a coníferas (Pinus. Ellioti, Pinus Taeda) y el 15% a salicáceas (álamos- Populus sp y sauces – Salíx sp). En menor medida, se encuentran en esta región plantaciones de Fresno (Fraxinus SP) y Paraíso (Melia azedarach).

c) Región Delta: comprende el conjunto de islas situadas al noreste de la Provincia de Buenos Aires y al sur de la Provincia de Entre Ríos. Las ventajas de esta zona se basan en su cercanía al cordón urbano más importante del país y en la muy buena fertilidad de sus suelos generada por los sedimentos fl uviales. No obstante, existe el riesgo de crecientes y anegamientos, lo cual requiere maquinaria especializada y endicamientos de seguridad. La zona posee una superfi cie cultivada de 66.000 has, sobre un total de 577.000 has potenciales. Prácticamente la totalidad de las plantaciones corresponde a salicáceas (79% de sauces y 21% de álamos), aunque existen también cultivos de coníferas. Un elemento importante en el tiempo lo conforma la perspectiva de desarrollar en el Delta otras especies, como el Pinus ellioti y algunas variedades del género Eucalyptus, especialmente adaptables a las condiciones de la región.

d) Patagonia Andina: es una región especialmente favorable para el cultivo de coníferas,

contando con más de 40.000 has de Pinus ponderosa y más de 13.000 has de Pino Oregon y Contorta. Sin

embargo, no cuenta con establecimientos industriales de gran importancia, constituyendo un sitio de

interés para inversiones integradas. Esta zona también cuenta con la ventaja de tener cerca puertos de

agua profunda (San Antonio Oeste y Ushuaia).

(27)

e) Centro: las plantaciones en esta región están radicadas en la provincia de Córdoba, principalmente en el Valle de Calamuchita con 35.000 has implantadas de Pinus elliottii ubicadas desde los 600 hasta los 1.200 metros sobre el nivel del mar.

f) Noroeste Argentino (NOA): abarca las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán con plantaciones de Pinus pátula, Pinus greggi y Pinus taeda y diversas variedades de eucaliptos que crecen en un clima subtropical con una precipitación anual de entre 900 y 1.200 milímetros.

g) Cuyo: comprende las provincias de San Juan, San Luis y Mendoza con aproximadamente 35.000 has de salicáceas (álamos) en zonas de regadíos que son utilizadas bajo la forma de cortinas asociadas a cultivos fruti-hortícolas.

D.1.2.1 Evolucion de los bosques implantados

El desarrollo forestal en Argentina se encuentra dividido en dos etapas cuyo punto de infl exión lo constituye la política de incentivos desarrollada a comienzos de la década de los `90. La superfi cie de bosques cultivados se incrementó entre los años 50 y los 80 a una tasa del 7% acumulativo anual, existiendo a principios de 1992, 700.000 hectáreas plantadas. Desde 1992, el gobierno nacional aplicó el Régimen de Promoción Forestal con el objetivo de lograr nuevos emprendimientos forestales y la ampliación de los bosques existentes. El incentivo que otorgaba consistía en un benefi cio no reintegrable equivalente a un porcentaje del costo de plantación y se entregaba contra la plantación lograda (entre los 12 y 18 meses después de realizada la inversión).

En diciembre de 1999 este régimen fue sustituido con la Ley 25.080

8

. Esta Ley abarca las actividades de implantación de bosques, el mantenimiento, el manejo, el riego, la protección, la cosecha de los mismos, la investigación y desarrollo, así como la industrialización de la madera, cuando todas ellas formen parte de un emprendimiento forestal integrado. El nuevo marco normativo mantiene el mismo esquema promocional de benefi cios económicos no reintegrables hasta el año 2009 e incluye benefi cios impositivos consistentes en la estabilidad fi scal para el conjunto de forestaciones e industrias durante un período que puede oscilar entre 30 y 50 años.

Otra de las ventajas signifi cativas que otorga la ley consiste en la devolución anticipada del IVA para todos los insumos (compra, importación y locación de bienes) que sean necesarios para el logro del emprendimiento, incluso la contratación de servicios. Este benefi cio resulta atractivo para aquellas empresas que comienzan con la actividad forestal, dado que en una situación sin incentivos el IVA generado en las compras de insumos no puede ser descargado hasta que no existan ventas en la explotación. Un aspecto que es dable destacar es que el otorgamiento del benefi cio evalúa los aspectos económicos y de impacto ambiental de cada emprendimiento.

En cuanto a la evolución de las plantaciones por incentivos y su cumplimiento, se observa que desde 1992, los regímenes de promoción han tenido un interés creciente que se refl eja en las 580.000 nuevas plantaciones logradas hasta el año 2003.

8 Ley 25.080 B.O.:19/01/99. Sancionada el 16 de diciembre de 1998. Promulgada de hecho el 15 de enero de 1999. Ver ANEXO para mayor información.

(28)

Gráfi co Nº 6

Existencias de bosques implantados (En has)

0 200.000 400.000 600.000 800.000 1.000.000 1.200.000 1.400.000

1992 1993

1994 1995

1996 1997

1998 1999

2000 (*) 2001 (*)

2002 (*) 2003 (*)

Fuente: Dirección de Forestación – SAGPyA (*) estimaciones

Solamente se cuenta con estadísticas sobre localizaciones y especies plantadas a partir del Plan hasta el año 1999, las que se presentan a continuación. Los restantes años son estimaciones realizadas por técnicos de la SAGPyA.

Cuadro Nº 10

Evolución de la superfi cie plantada por el régimen de promoción por Provincia (En has)

Provincia/ Región 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 (*) 2001 (*) 2002 (*) 2003 (*) Total

Misiones 7.347 7.528 11.107 14.411 11.323 24.150 29.826 54.455 45.717 20.000 12.000 12.000 249.865 Corrientes 4.243 3.822 8.709 13.845 14.194 18.626 29.565 41.295 37.807 19.000 11.000 11.000 213.106 Ente Ríos 1.856 648 319 1.519 2.910 4.495 4.239 6.340 5.507 3.456 1.728 1.728 34.746 Buenos Aires 2.089 1.954 2.063 1.734 2.177 1.637 3.043 1.683 2.862 1.624 947 947 22.762 Patagonia 1.986 1.687 1.353 997 2.851 3.989 4.184 5.149 4.048 4.604 3.542 3.542 37.931 NOA 549 342 665 439 456 239 671 996 770 437 255 255 6.074 Centro 457 455 587 495 1.256 1.127 1.062 637 528 299 175 175 7.253 Resto 530 423 592 567 498 633 342 1.041 1.905 1.081 631 631 8.875 TOTAL 19.057 16.860 25.395 34.006 35.665 54.896 72.931 111.598 99.145 50.503 30.278 30.278 580.611

Fuente: Dirección de Forestación - SAGPyA

Más allá de los benefi cios otorgados, como se observa en la ilustración siguiente, el ritmo de plantación no fue uniforme. Desde 1993 hasta 1999 el mismo creció sostenidamente y tuvo un cumplimiento de los pagos del benefi cio no reintegrable por parte del Estado del 75% de los planes presentados.

Sin embargo, a partir de ese año y en coincidencia con la situación económica del país, comenzaron a

notarse atrasos en la certifi cación de las plantaciones y en el pago de algunos planes ya certifi cados.

(29)

Gráfi co Nº 7

Superfi cie lograda mediante los regímenes promocionales (En has)

0 20.000 40.000 60.000 80.000 100.000 120.000

1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 (*) 2001 (*) 2002 (*) 2003 (*) 2004 (*)

Fuente: Dirección de Forestación - SAGPyA (*) estimaciones

Si bien entre las causas que repercutieron en el menor nivel de plantación en el trienio 2001-2003 se encuentran la ruptura de los contratos, el deterioro institucional y el incumplimiento de pagos, existieron asimismo difi cultades operativas relacionadas con la aprobación de los planes y el consecuente pago.

En este sentido, pueden considerarse tres causas para esta situación: 1) demoras en la presentación de los planes de los productores, 2) retraso en el envío de dichos planes a la SAGPyA y 3) demoras en los desembolsos por parte del Estado. En cuanto a los montos erogados por el Estado Nacional durante el período 1994-2004, los mismos alcanzan aproximadamente 190 millones de pesos. Misiones y Corrientes totalizan el 78%, mientras que Entre Ríos, Neuquén, Buenos Aires y la zona del delta totalizan, en conjunto, el 15% del total otorgado.

Cuadro Nº 11

Evolución de los Montos otorgados por el régimen de Promoción y la Ley 25.080 (en $ argentinos)

Fuente: Dirección de Forestación - SAGPyA * Período de transición: se otorgaron benefi cios vía ambos regímenes.

(30)

Actualmente los apoyos no reintegrables (ver anexo para mayor información) según la resolución 109/2004 de la SAGPyA son los siguientes:

Cuadro Nº 12

Costo y apoyo económico no reintegrable por hectárea para implantación de los géneros pinus, eucalyptus, populus y salix

Jurisdicción Especie

Costo ($/ha) Hasta 300 has De 301 a 500 has Costo ($/ha) Hasta 300 has De 301 a 500 has

Buenos Aires Pino 1060 848 212

Resto 1290 1032 258

Catamarca Todos los géneros 1287 1030 257 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Córdoba Todos los géneros 1234 987 247 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Corrientes Pino (Norte)* 1074 859 215

Pino (Sur)** 1163 930 233

Los Demás 1143 914 229

Chaco Todos los géneros 1287 1030 257

Delta del Paraná Todos los géneros 2241 1793 448

Entre Ríos Todos los géneros 1142 914 228

Formosa Todos los géneros 1287 1030 257

Jujuy Pino 1685 1348 337 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Los Demás 1314 1051 263 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

La Rioja 1287 1030 257 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Mendoza 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Misiones Pino (Norte)** 1421 1137 284

Los Demás (Norte)* 1513 1210 303

Pino (Sur)** 1074 859 215

Los Demás (Sur)* 1143 914 229

Salta Pino 1685 1348 337 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Los Demás 1314 1051 263 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

San Luis Todos los géneros 1234 987 247 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

San Juan Todos los géneros 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Santa Fé Todos los géneros 1290 1032 258 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Sgo del Estero Todos los géneros 1287 1030 257 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Tucumán Pino 1685 1348 337 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Los Demás 1314 1051 263 970/1894 776/1515(1) 194/379(2)

Zona de Secano Apoyo económico

Zona de Riego Apoyo económico

Fuente: Resolución 109/2004 - SAGPyA

* Los siguientes departamentos: Misiones (Capital, Candelaria, Apóstoles, Concepción de las Sierras) y Corrientes (Ituzaingó y Santo Tomé).

**El resto de los departamentos

1- Apoyo económico de $776 por hectárea para plantaciones en cortina y de $ 1.515 por hectárea para plantaciones en macizo.

2- Apoyo económico de $194 por hectárea para plantaciones en cortina y de $379 por hectárea para plantaciones en macizo.

Nota A: Para poda y manejo de rebrote se fi ja un costo de 150$/ha. para todo el país. Se establece un incentivo de $105/ha Nota B: Para raleo se fi ja un costo de 120 $/ha. para todo el país y se establece como apoyo no reintegrable el pago de $84/ha

Nota C: En enriquecimiento de bosques nativos, se otorga el 50% del monte pago por forestación de macizo de acuerdo a cada jurisdicción.

Nota D: En especies de alto valor comercial, se asignará un 20% más sobre los valores de forestación de macizo según jurisdicción.

( ) ( )

(31)

En cuanto a las especies plantadas, la cantidad de hectáreas plantadas para cada una de estas provincias está directamente relacionada con las expectativas de uso industrial de las mismas.

Gráfi co Nº 8

Superfi cie lograda por especie (en has)

0 10.000 20.000 30.000 40.000 50.000 60.000 70.000 80.000 90.000

1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 (*)

2001 (*)

2002 (*)

2003 (*)

CONIFERAS EUCALIPTO SALICACEAS OTRAS

Fuente: Propia en base a datos suministrados de la SAGPyA

D.1.2.2 Extracción

En su conjunto, los bosques cultivados proveen 6,22 millones de toneladas, de los cuales el 95% se utiliza como rollizo y el restante 5% corresponde a otros usos, entre los que se encuentran carbón, leña, postes y otros productos. Las principales zonas productoras también constituyen las principales provincias de aprovisionamiento de materia prima. Misiones extrae el 55% de la madera que se destina a la industria, Corrientes el 10%, Entre Ríos el 15% y Buenos Aires el 10%. Estas cuatro provincias abarcan el 90% de las extracciones.

Cuadro Nº 13

Extracción de Bosques implantados por provincia. Año 2002

(32)

Carbón Leña Postes

Otros

Productos Total

m3 t

BUENOS AIRES 821.323 614.404 614.404

CORDOBA 268.891 10.725 - 19.770 - 3.368 234.903 CORRIENTES 648.165 554.615 35.729 6.636 596.980 CHUBUT 12.698 9.912 12.300 73 651 22.936 ENTRE RIOS 1.026.429 894.652 51.900 3.200 949.752

JUJUY 47.319 39.338 446 39.784

LA PAMPA 13.540 9.443 167 11 17 9.638 MISIONES 4.312.066 3.453.936 - 154 30 1.670 3.455.790 NEUQUEN 21.252 15.914 939 1.026 7 17.886 RIO NEGRO 139.010 129.097 - 3.316 230 1.112 133.755

SANTA FE 72491 60786 0 0 11 0 60797

TUCUMAN 40.528 32.519 32.519

TOTAL 7.509.199 5.885.182 167 36.490 89.462 16.644 6.228.985 Rollizos

PROVINCIA

Fuente: Dirección de Forestación - SAGPyA

En cuanto a las especies utilizadas, el 53% de la madera talada corresponde a coníferas, del género pinus, el 35% a eucaliptos, el 17% a la familia de salicáceas y el 1% restante a otras especies.

Gráfi co Nº 9

Extracción por especie (en tn)

- 1.000.000 2.000.000 3.000.000 4.000.000 5.000.000 6.000.000 7.000.000 8.000.000

1983 1985

1987 1989

1991 1993

1995 1997

1999 2001

2002

TOTAL CONIFERAS EUCALIPTUS SALICACEAS

Fuente: Dirección de Forestación – SAGPyA

D.1.2.3 Relación extracción / plantación

Esta relación es de suma importancia dado que indica el estado actual de utilización de los recursos

respecto a la superfi cie plantada cada año. El volumen de extracción anual de los bosques cultivados

se ha mantenido prácticamente constante durante el período 1987-2002 entre los 4 y 6 millones de

toneladas. Al año 2002, se extrajeron 6,22 millones de toneladas, de los cuales 6,08 millones ingresaron

al circuito industrial mientras solo 27.935 tn. se exportaron en forma directa como rollizos para plantas

de pasta celulósica del exterior.

(33)

En cuanto a las plantaciones, el ritmo de crecimiento no fue constante observándose dos faces. Hasta el año 1999 la brecha entre superfi cie plantada y superfi cie talada se incrementó año a año pero a partir de allí la tendencia se revirtió.

Gráfi co Nº 10

Superfi cie Plantada y Superfi cie talada de Bosques implantados (en has)

- 10.000 20.000 30.000 40.000 50.000 60.000 70.000 80.000 90.000 100.000 110.000 120.000

1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 (*)

2001 (*)

2002 (*)

2003 (*) Supercie plantada Superficie talada

Fuente Dirección de Forestación - SAGPyA

De acuerdo a especialistas del sector las cuencas de Misiones, Corrientes y Entre Ríos presentarán una situación de desequilibrio entre la oferta y la demanda de madera. El rápido crecimiento experimentado por las principales zonas forestales traerá aparejada la existencia de una oferta adicional de madera que, dadas las condiciones actuales de capacidad instalada, no podrá ser absorbida por la industria.

Esta situación generará plantaciones que no podrán ser aprovechadas aunque se llegue a su punto de maduración biológica.

D.2 I

NDUSTRIALIZACIÓN

En 1990 las inversiones extranjeras directas, fundamentalmente de Chile, le dieron impulso a la industria que ha modernizado y ampliado la capacidad instalada e incrementado su competitividad a nivel internacional. Al año 2002

9

el consumo aparente fue del orden de los 6 millones de metros cúbicos. La industria celulósica representa el 47%, los aserraderos el 39% y la industria de tableros utiliza un 15% de las extracciones, principalmente de eucaliptos y salicáceas.

Cuadro Nº 14

Consumo Aparente de rollizos de bosques implantados por actividad y especie (en m3). Año 2002

9 Ultimos datos disponibles.

(34)

Pino Eucalipto Salicaceas Araucaria Paraiso Otras Total Extracciones 3.697.975 1.442.784 814.868 97.790 21.062 11.744 6.086.223

Importaciones 13.847 163 14.010

Exportaciones 161 27.633 57 84 27.935 Consumo Aparente Total 3.711.661 1.415.314 814.868 97.733 21.062 11.660 6.072.298

Pastas 1.637.402 860.367 389.182 2.886.951

Tableros de Partículas 3.968 70.296 225.840 300.104

Tableros de Fibra 274.645 124.412 399.057

Compensado 30.669 57.422 26.758 7 74 114.930

Faqueado 973 210 56 1.239

Lam p/otros usos 7.077 7.077

Aserradero 1.764.004 302.817 166.011 97.726 20.778 11.604 2.362.940 Fuente Dirección de Forestación - SAGPyA

Gráfi co Nº 11

Destino industrial de la producción forestal. Año 2002

Fuente: Dirección de Forestación – SAGPyA

El consumo se encuentra concentrado en Misiones con 3,3 millones de metros cúbicos, siguiendo en importancia Corrientes con 600.000, Entre Ríos con 400.000 y Buenos Aires con 240.000.

El sector foresto-industrial argentino presenta ventajas tales como su infraestructura, su experiencia industrial, el tamaño de su mercado interno, la disponibilidad y productividad de sus tierras y actualmente presenta un tipo de cambio fuertemente favorable para la exportación. No obstante, la inversión en infraestructura sigue siendo el principal impedimento en el mediano plazo.

A modo de referencia, se presenta a continuación una descripción esquemática del desarrollo del sector

industrial:

(35)

Cuadro Nº 15

Características Generales del Sector Industrial. Año 2002

Rollizos Otras

Madera (m3/año) (Tn./año) (m3/año)

Tablero de Fibras 4 549 641.000 498.780 71.922 298.386 100%

Tablero de Particulas 5 381 729.000 394.786 223.214 318.435 100%

Compensado 11 1157 111.348 195.129 9.548 60.035

Faqueado 5 93 3.498 4.987 1.843

Impregnación 26 279 242.833 86.269 85.393 91%

Láminas para otros usos 9.466 6.882

Tratamiento Químico (Tn/ha) (Tn/ha)

Celulosa 988.326 3.840.764 827.350

Papel 1.609.722 1.124.823 1.071.850

Colofonia 20.001

Trementina 145 2.256

Produción % de cobertura

64 9.048 95%

Industrias

Relevadas Personal ocupado Capacidad instalada

Materia Prima

Fuente: Dirección de Forestación- SAGPyA

Cuadro Nº 16

Capacidad Instalada por tipo de producto. Año 2002

PROVINCIA

TABLEROS DE FIBRA

TABLEROS DE

PARTICULAS IMPREGNACION COMPENSADO FAQUEADO TOTAL PASTA CELULOSA TOTAL

Buenos Aires 81.000 277.000 55.285 3.648 960 417.893 210.826 1.051.512 1.262.338

Córdoba 15.035 15.035 44.100 44.100

Corrientes 9.590 34800 44.390 1.500 16.400 17.900 Entre Ríos 270.000 285.000 30.540 585.540 60.000 80.000 140.000

Jujuy 1200 1.200 15.500 15.500

Mendoza 100.000 22.000 122.000 451.000 91.000 542.000 Misiones 240.000 23.800 51000 2538 77.338 4.500 4.500 Neuquén 525 20700 21.225 18.000 8.400 26.400

Rio Negro 13.608 13.608 24.000 24.000

Santa Fe 50.000 67.000 72.450 189.450 110.000 155.480 265.480

Tucumán 107.000 118.800 225.800

TOTAL 641.000 729.000 242.833 111348 3498 1.487.679 958.326 1.609.692 2.568.018

Fuente: Dirección de Forestación- SAGPyA

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :