El caracol manzana es un molusco gasterópodo

Texto completo

(1)

50 Vida RURAL(1/Noviembre/2013)

E

l caracol manzana es un molusco gas-terópodo acuático de la familia de los Ampullariidae que ha causado estra-gos en cultivos de zonas húmedas, so-bre todo en arrozales, en todas las áreas del mundo que ha colonizado, especialmente en el sureste asiático. Su capacidad de convertirse en una plaga agrícola y ecológica proviene de tres características que lo definen: una gran toleran-cia a condiciones ambientales variables le per-mite colonizar casi cualquier hábitat acuático de agua dulce; una gran capacidad de reproduc-ción y la llegada a la madurez de los ejemplares juveniles en un espacio de tiempo muy corto (unos tres meses) que lo convierten a menudo en la especie dominante en hábitats invadidos; y finalmente, siendo básicamente herbívoros vo-races llegan a convertirse rápidamente en plagas agrícolas con efectos dañinos en cultivos herbá-ceos de inundación.

Descripción y biología

Se trata de un caracol acuático de agua dul-ce de gran tamaño (unos 9 cm de longitud) pro-cedente de una extensa área de Suramérica, que incluye Brasil y Argentina, y que ha sido

am-pliamente introducido en Norteamérica, en el su-reste asiático y en Hawái.

La presencia de caracol manzana en el Del-ta del Ebro supone además de la primera cons-tatación de la naturalización de cualquier repre-sentante de este género en Europa, el punto más septentrional de aclimatación de ésta espe-cie, hecho que agrava si cabe la alarma genera-da por el efecto que puede tener sobre los me-dios naturales y los agrosistemas, en especial el cultivo del arroz, ya que está descrita como una de las cien especias invasoras más perjudiciales y como tal consta en el recientemente publica-do Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el catálogo español de espe-cies exóticas invasoras.

Ciclo vital

Se considera al caracol manzana una espe-cie de gasterópodo “anfibio", por el hecho de que dispone al mismo tiempo de respiración branquial y pulmonar, teniendo por eso una gran capacidad para salir del agua, donde deposita

UNA ESPECIE HERBÍVORA, MACROFITÓFAGA Y EXTREMADAMENTE VORAZ QUE SE ALIMENTA DE ESPECIES VEGETALES ACUÁTICAS

DOSSIER

CEREALES DE INVIERNO

El caracol manzana,

una nueva

plaga del cultivo del arroz

Trinidad Plaza y Gemma Galimany.

Servicio de Sanidad Vegetal del Departamento de Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació de la Generalitat de Cataluña.

La llegada al Delta del Ebro del

caracol manzana es el primer caso

conocido de naturalización de

esta especie en Europa, hecho

que incrementa el riesgo de

expansión de esta especie en

países templados, desde la

Península Ibérica a los Estados

situados en el área mediterránea.

La tolerancia del caracol manzana

a las condiciones climáticas

templadas de Europa ya ha sido

comprobada en el Delta y es

debida por una parte a la especie

concreta que ha colonizado el

Delta

(Pomacea maculata)

y por

otra, a la gran capacidad de

aclimatación de estas especies.

Concha de caracol manzana.

(2)

las puestas. Los caracoles manzana son dioicos, a veces con sexos distinguibles, con reproduc-ción interna y ovíparos. Los huevos son típica-mente de color rosa-rojizo brillante. La colora-ción es debida a un carotenoide, la ovorubina, que forma parte del albumen del huevo, y tiene funciones protectoras del huevo contra el calor y la deshidratación. Cada puesta puede contener entre 300-800 huevos. Los huevos eclosionan en unas dos semanas y los juveniles, con el as-pecto de adulto, pero de pocos milímetros de medida (3-4 mm). En el Delta del Ebro, el perio-do reproductivo se inicia en abril-mayo y finaliza en octubre-noviembre, en función de la tempera-tura del agua.

Síntomas y daños

El caracol manzana es una especie herbívo-ra, macrofitófaga y extremadamente voraz. Se alimenta de casi cualquier especie vegetal acuá-tica, y por lo tanto también del arroz, principal-mente en sus primeros estadios fenológicos de plántula. Es en este momento cuando causa

principalmente los daños, tal y como queda re-gistrado en todas las zonas del mundo donde este organismo está presente.

Otro momento crítico del cultivo es durante el estadio fenológico del ahijado (cuando rebro-ta), momento en el que el caracol manzana también puede llegar a producir algun daño. En estadios más adelantados de la planta, el

cara-col manzana ya no ejerce efec-tos sobre el cultivo. Según la bi-bliografía, y dependiendo del nivel de individuos del campo, los daños pueden llegar al 60-90%.

Mecanismo de

diseminación

El mecanismo de disemi-nación de la especie es tanto pasivo (por flotación y roda-miento en el sentido de la co-rriente) como activo, a contra-corriente (reptando por el fon-do). En el Delta del Ebro, la principal vía de diseminación de la especie se produjo a través de la red de drenajes (donde se halló el primer núcleo en 2009), desde los cuales llegó tam-bién al río Ebro, así como a través de varias es-taciones de bombeo en sentido drenaje-riego, alcanzando varios de los principales canales de riego. Por este mecanismo, mediado por la

ges-Es una especie de gasterópodo “anfibio” disponiendo al mismo tiempo de respiración branquial y pulmonar.Foto: Miguel Ángel López.

(3)

tión del agua, llegó a lugares distantes del hemi-delta izquierdo creando núcleos independientes.

Medios de lucha

Las características de la especie, muy resis-tente ante condiciones ambientales extremas y especialmente por disponer de un opérculo que cierra la concha de una manera hermética, ha-cen que el caracol manzana sea muy resistente a los tratamientos tradicionales con productos fitosanitarios. Es por ello que las medidas de control establecidas, contemplan además de en-sayos con productos fitosanitarios, determina-das actuaciones de erradicación en los arroza-les, canales de riego y de drenaje, que incluyen medidas como el secado de los campos de arroz, el tratamiento con agua de mar, o la con-tinua eliminación manual de adultos y puestas de los márgenes del río Ebro.

Desde que se tuvo constancia de la presen-cia de la especie en el Delta del Ebro, el Depar-tamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Ali-mentación y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña ha estado trabajando conjuntamente, con la participación activa de las diferentes en-tidades implicadas en el cultivo del arroz del Del-ta del Ebro, en la elaboración de los diferentes planes de lucha anuales y en su ejecución acti-va con el objetivo de erradicar la plaga. A estos

efectos se creó en 2009 una comisión técnica de seguimiento que tiene por objetivo consen-suar la adopción de las medidas de prevención y lucha contra la plaga. Dichos planes de lucha incluyen medidas específicas en los diferentes ámbitos de actuación: red de drenaje, parcelas de arrozales y río Ebro.

Paralelamente y en aplicación de la norma-tiva comunitaria, se ha declarado el territorio comprendido por las comarcas del Baix Ebre y Montsià como zona demarcada para el caracol

manzana, lo que implica que se han de aplicar, en esta área con carácter obligatorio todas las medidas que se especifican en la regulación eu-ropea.

Marco global de

actuación contra el

caracol manzana

Debido a las características del caracol manzana y a su impacto invasor, la lucha requie-re un abordaje global. Es por ello que las actua-ciones que se llevan cabo en Cataluña para erra-dicar la plaga, tratan de compatibilizar la total eliminación del caracol manzana de nuestro en-torno con la continuidad del cultivo del arroz co-mo cultivo característico del Delta, siempre te-niendo en cuenta que las actuaciones sean al máximo respetuosas con un entorno natural frá-gil y de elevada biodiversidad como es el Delta del Ebro, zona húmeda incluida en el convenio Ramsar, y recientemente declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

El Delta del Ebro es la única zona en Europa donde se ha detectado hasta el momento este organismo nocivo y debido a su gran potencial invasor, en caso de no ser controlado en el Del-ta, podría causar graves perjuicios a otras áreas arroceras de España u otros países europeos. Desde todos estos ámbitos se está realizando un abordaje de la lucha contra el caracol man-zana que aúne esfuerzos personales, técnicos y económicos tanto del sector, como del conjunto de Administraciones tanto a nivel local, autonó-mico, estatal y europeo.

Vida RURAL(1/Noviembre/2013)

52

El Delta del Ebro es la única

zona en Europa donde se ha

detectado hasta el momento

este organismo nocivo

y debido a su gran

potencial invasor,

en caso de no ser

controlado en el Delta,

podría causar graves

perjuicios a otras áreas

arroceras de España

u otros países europeos

DOSSIER

CEREALES DE INVIERNO

El mecanismo de diseminación de la especies es tanto pasivo (por flotación y rodamiento en el sentido de la corriente) como activo, a contracorriente (reptando por el fondo).Foto: Francesc Vidal.

Hembra de caracol manzana realizando la puesta.Foto: Miguel Ángel López.

(4)

Medidas en los arrozales

Las actuaciones realizadas en los campos de arroz, en base a las prospecciones realiza-das para conocer el alcance de la invasión en las parcelas, se centran en dos objetivos: evitar la entrada de nuevos individuos procedentes de la red de drenaje e irrigación y eliminar indivi-duos y puestas de dentro de las parcelas ya in-vadidas.

En el primer caso, las medidas necesarias para evitar la invasión de las parcelas, incluyen la instalación de barreras físicas, como tubos alar-gados en las salidas de agua, arquetas, tubos en forma de codo para formar un salto de agua que rompa la continuidad de la lámina de agua, colocar plásticos en las salidas de los tubos que quedan por debajo del nivel de la lámina de

agua del desagüe, y en aquellos casos en los que se detecta la presencia del caracol en la red de riego, la instalación de mallas u otros dispo-sitivos en la entrada del agua de las parcelas. Es vital que las parcelas invadidas no irradien cara-coles hacia la red de riego, que se convierte

en-tonces en vía de diseminación hacia el resto de áreas regadas.

En el segundo caso, para eliminar a los indi-viduos de los campos invadidos se están reali-zando ensayos con diferentes productos fitosani-tarios. Hasta la fecha los que se han revelado como más efectivos en la lucha contra el caracol manzana son los productos fitosanitarios a base de saponinas. Otras actuaciones de lucha en los arrozales incluyen la instalación de bloques atra-yentes alimenticios para concentrar los caraco-les, el secado de los campos durante el invierno para aumentar la mortalidad de adultos de den-tro del campo, y los tratamientos con agua de mar. Estos últimos están resultando de una gran efectividad, puesto que han demostrado que pueden conducir a la extirpación completa de la especie en zonas amplias. Sin embargo, su

Arriba.Los huevos son típicamente de color rosa-rojizo

brillante. La coloración es debida a un carotenoide, la ovorubina, que forma parte del albumen del huevo, y tiene funciones protectoras del huevo contra el calor y la deshidratación.Foto: Miguel Ángel López.

Foto derecha.Cada puesta puede contener entre 300-800

huevos.Foto: Miguel Ángel López.

Es vital que las parcelas

invadidas no irradien

caracoles hacia la red de

riego, que se convierte

entonces en vía de

diseminación hacia el resto

de áreas regadas

Foto izquierda:Efectos del caracol manzana en una parcela cultivada de arroz.Foto: Miguel Ángel López.Derecha:Una medida de contención es la instalación de mallas u otros dispositivos en

la entrada del agua de las parcelas.Foto: Miguel Ángel López. 54 Vida RURAL(1/Noviembre/2013)

(5)

56 Vida RURAL(1/Noviembre/2013)

aplicación a gran escala está sujeta a varias limi-taciones tanto ecológicas como agrarias, en es-pecial respecto a su influencia sobre la idonei-dad de condiciones de los suelos que deben ser evaluadas con detalle.

Como medida complementaria para evitar la dispersión del caracol manzana hacia zonas no afectadas, tanto de Cataluña como hacia otras zonas arroceras del resto de España, toda la maquinaria utilizada en la época de siega y proveniente de la zona demarcada, es sometida a un tratamiento de limpieza que se realiza por parte de empresas específicamente autorizadas por la Administración.

Medidas en la red

drenaje

El objetivo principal de las actuaciones en la red de drenaje es evitar que sea fuente de irra-diación de caracoles hacia zonas libres de la plaga. El caracol manzana está localizado princi-palmente en desagües y en algún caso puntual, por determinadas recargas efectuadas, se pue-de encontrar en la red pue-de riego. Una ventaja cla-ra del Delta del Ebro respecto a otcla-ras zonas arro-ceras donde se ha producido la colonización de esta especie invasora, es que se puede ejercer

un control más exhaustivo de la ges-tión hidráulica, hecho que debería fa-cilitar un control de la diseminación de la especie, así como su confinamiento para evitar nuevas diseminaciones.

Es por ello que los mecanismos de lucha utilizados en este ámbito son, aparte de la re-cogida manual de individuos adultos y la des-trucción de puestas, la instalación de barreras físicas: compuertas y trampas en los desagües, modificaciones de las salidas de los desagües al río, y elementos de contención en todo el margen derecho del río Ebro.

Igualmente se aprovecha el secado de los

campos de arroz durante el invierno, para actuar en la red de drenaje con diferentes actuaciones que requieren que la red tenga un bajo nivel de agua o permanezca seca, como la aplicación de cal viva y la incorporación de agua salada de mar en las zonas terminales.

Medidas en el río Ebro

La llegada de caracoles al tramo final del Ebro fue simultánea con la expansión del cara-col a través de la red de drenaje. Esta dinámica de entrada determina la presencia y densidad de caracoles en el eje fluvial, con densidades mucho más elevadas en el margen izquierdo del río que en el derecho, donde por contra la pre-sencia de caracol supone un riesgo inminente de invasión del hemidelta derecho (sur).

Para evitar la invasión del hemidelta dere-cho se están realizando modificaciones físicas en los drenajes directos en el río tales como la elevación e intubación de éstos, así como la ins-talación de dispositivos barrera, y la intensifica-ción de las medidas de erradicaintensifica-ción con la eli-minación sistemática de puestas y recogidas de adultos.G

Agradecimientos

Se agradece a Miguel Ángel López de la empresa Fo-restal Catalana S.A., su colaboración en la erradica-ción de esta plaga y en la redacerradica-ción de este artículo.

Para eliminar a los

individuos de los campos

invadidos se están

realizando ensayos con

diferentes productos

fitosanitarios. Hasta la fecha

los que se han revelado

como más efectivos en la

lucha contra el caracol

manzana son los productos

fitosanitarios a base de

saponinas

Vista de un campo de arroz invadido por caracol manzana.

Foto: Miguel Ángel López.

Instalación de barreras físicas para impedir la entrada de la plaga en parcelas de cultivo.Foto: Miguel Ángel López.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :