259 CUENTOS PARA PENSAR

175  30  Descargar (0)

Texto completo

(1)

259 CUENTOS PARA PENSAR

Pbro. Pedro Chinaglia Salesiano (SDB)

Para seleccionar estos "CUENTOS PARA PENSAR" hemos utilizado especialmente los libros de Carlos Vallés y de Martin Descalzo.

Lo que es propio del redactor de estos cuentos, el Pbro. Pedro Chinaglia Salesiano (SDB) son los comentarios que sugieren la manera de utilizar el cuento para la predicación y la catequesis. Nos ha animado a preparar estos "Cuentos" le utilidad de amenizar la predicación o las clases de catequesis, con hechos de vida, parábolas, ejemplos e imágenes, que son la única manera para tener atento cualquier tipo de gente. Evangelizar, predicar y enseñar la fe no significa presentar una serie de "verdades" reveladas sino ayudar al pueblo de Dios a juzgar la vida a la luz de Cristo. Los cuentos sirven para ejercer este juicio de fe sobre la historia que estamos viviendo

Huelga decir que los comentarios que se ofrecen no son los únicos posibles. Quien los utiliza puede muy bien mejorarlos o dar al cuento otra interpretación.

---

INDICE DE LOS CUENTOS

1º Con todo el corazón de Jesús.

2º La cosa más preciosa que tiene papá. 3º Cuando papá y mamá se besan.

4º Tienes que divorciarte y casarte con otra mujer. 5º Jesús: el amigo de verdad.

6º Cirugía plástica.

7º “Ni por un millón de dólares “.

8º La única manera para no tener enemigos. 9º Los hombres que vieron a Dios.

10º ¿Por qué no me lo dijiste antes?

11º Un apretón de manos es más que una limosna 12º La danza de los puerco espines.

13º ¿Una comunidad de religiosos formada por amigos? 14º Reformar el mundo sobre la base de la persona humana. 15º Seremos tus brazos Señor.

16º ¿Por qué 'sal' y no 'miel' de la tierra?

17º El mundo es bueno o malo según quien lo mira. 18º "Tengo miedo que todos se escapen de mi" 19º El juguete que faltaba

20º "En cambio... yo te doy: amor".

21º El chino y el arroz en el infierno y en el paraíso. 22º " Usted no me habló de Dios, me lo hizo ver". 23º Un ciego y un cojo se salvaron de un incendio. 24º "Dígale, al cura ese, que me olvidé de sus pecados" 25º La estatua allá arriba la verán los ojos de Dios. 26º En aquellos días yo te llevaba en mis brazos". 27º "Llévate a tu casa lo que te parezca más precioso" 28º Dios al banquillo de los acusados

(2)

29º Mi oración llegó hasta Dios y esto me basta.

30º La fe puede mover las montañas y hundirlas en el mar. 31º La puerta sin manija representaba el corazón del hombre.

32º La Virgen en la estatua de Miguel Angel, aparee más joven que su hijo Jesús.

33º Los profesionales de la muerte en los campos de concentración. 34º El zapatero no se dio cuenta de la visita de Jesús.

35º Si Ud. me da un caballo le voy a decir la verdad.

36º ¿Por qué los cristianos no tienen cara de resucitados? . 37º Hizo en pedazos el ídolo porque no curó a su hija.

38º Para los musulmanes y judíos todo lo que sucede siempre por voluntad de Dios.

39º Hindúes y judíos: 330 millones de imágenes o ninguna.

40º ¿Dónde está el océano? preguntó el pequeño pez.

41º ¿Utilizaste todas tus fuerzas? 42º "Todo esto es de mi papá. "

43º Dejarse guiar por el Espíritu Santo.

44º "Finalmente pudo ver el mundo como era" (Tagore) 45º “Si crees en mí, suelta la rama”.

46º "Solo Dios nos puede salvar" dijo el piloto del avión

47º ¿Consultaste el horóscopo antes del casamiento de tu hija?

48º Murió a poca distancia del oasis porque era un hombre moderno. 49º Extasis sobre la piedra de S. Bernardette en Lourdes.

50º Siete ciegos no pueden adivinar lo que es un elefante. 51º Si no tienes experiencia de Dios, no hable de Él.

52º ¿Por qué no nos hacemos ateos?.

53º Un sacerdote católico colaboró para construir un templo protestante. 54º. Gandhi quería ser cristiano y fue rechazado porque era de color. 55º Se agarró a la cuerda mientras estaba cerca.

56º Una rica mujer de Pompeya murió agarrando sus hoyas. (Lc 16, 13) 57º Los monjes amenazaron al pueblo con el castigo de Dios.

58º "Yo no creo en Dios, pero... si por acaso existe quiero asegurarme. 59º Prohibido ¿por quién? Y ¿quién es él?

60º ¿Suerte? ¿Mala suerte? ¿quién sabe?

61º El monje le dio el diamante sin dificultad (He 20, 35) 62º La serpiente cobra y el pajarito hipnotizado.

63º "Y Dios me respondió que 'no'"

64º También el emperador es un mendigo 65º ¿Rezar antes de comer?

66º Somos las esposas de Jesucristo 67º “Decídete tú, y compre el billete. ”

68º ¡Mi casa era un infierno ahora es un paraíso!

69º Mi sombra no me hace ni más grande ni más chico. 70º Una curiosa costumbre de los musulmanes.

71º Una chica musulmana se atrevió a distraer a uno que rezaba. 72º Con los ojos cerrados caminando de la mano de su papá. 73º Y el ciempiés no volvió a caminar.

74º Si Dios perdona para siempre, ¿por qué el Purgatorio?

75º Nunca hay que desanimarse como lo hicieron Teilhard, Mozart y muchos otros grandes.

76º Un niño encontrado en el tacho de la basura.

(3)

78º "Si supiera que voy a resucitar el domingo... " 79º "No mates a nadie; hijo mío"

80º ¿En qué piensa Dios que nunca duerme? 81º “Yo no recé por mi salud. Pedí por otros”. 82º Los milagros han de guardar turno.

83º Los ojos eran verdes.

84º Un guardia que no sabía lo que estaba guardando

85º El cristiano camina hacia el amanecer. La muerte es un nacimiento. 86º Las hermanas de María Goretti siguieron viviendo pobres.

87º La lección del perrito Bingo cojo de una pata. 88º Miss traje de baño no sabe nadar

89º Miles fracasos indispensables para preparar un solo éxito. 90º No me importa el alma de mi madre sin su cuerpo.

91º Peligroso error de un equipo de médicos.

92º Vi a un mendigo dormir al frío de una noche y... entré en mi casa. 93º Jesús es para nosotros: camino, verdad y vida. (CAVEVI).

94º Dios nos dio ojos para ver y... párpados para no ver. 95º El niño que quería ser un televisor.

96º Para no correr ningún riesgo... no se animaba a sembrar.

97º Si no fuera porque comulgo en la S. Misa los habría tirado a la mar a todos. ”

98º Los niños llevaban a pasear a su maestra en silla de ruedas. 99º A los camellos nerviosos hay que dejar que desahoguen su rabia. 100º “Claro que me gustaría acostarme con Ud. Pero no lo voy a hacer. 101º Fracasó en el examen porque no le habían dejado elegir su profesión. 102º Le dijeron a los jesuitas que los ayudaban: “Déjennos en paz”.

103º “¡Mira que vestido tendremos que usar la próxima temporada!” 104º Un pañuelo más elocuente que las palabras.

105º Encerrados en una celda para que se volvieran locos 106º "Dígale a alguien que estoy aquí".

107º Los elefantes no quieren mirarse en el espejo del agua.

108º Buchéfalo, el caballo de Alejandro Magno tenía miedo de su sombra. 109º Estoy construyendo una catedral

110º “No necesitamos profetas de desventura”

111º Sólo se recordaban que les ponía los calcetines; nada de tantos consejos.

112º Para S. Francisco la alegría vale más que el ayuno

113º Un General japonés consultó a los dioses con una moneda falsa. 114º Una sonrisa por encima del muro le bastaba para ser feliz todo el día. 115º La fe de un musulmán y el respeto humano de los cristianos.

116º ¿Podemos dar lo que no tenemos? Nosotros los cristianos, ‘sí’.

117º ¿Hay que envidiar a los animales porque no saben que van a morir? 118º Una oración del Card. Newman: “Sólo un paso para hoy”.

119º “Eres una asquerosa”. Pero Susana siguió cuidando a Manolita. 120º "Si se siembra, patroncito, es otra cosa. ”

121º Los enamorados: ciegos y videntes

122º Los ángeles neutrales también fueron condenados. 123º El mundo: es como un tapiz que vemos al revés. 124º En un sillón de ruedas.

125º ¿Por qué Dios que es Amor nos hace tanto sufrir? 126º "Era más cristiano el tribunal africano que el francés.

(4)

127º “Las puertas de las celdas eran todas iguales. Pude encontrarla cuando amaneció. ”

128º “Si este ladrillo es tuyo... quédate con él.

129º Sólo el artista veía el caballo dentro del bloque de mármol.

130º Dios no se encontraba el otro lado de la montaña. Era Él quien cuidaba al herido.

131º San Camilo de Lelis podía regalar hasta su sombra.

132º “Vuelve ahora a pegar la rama que cortaste. Es más fácil destruir que construir.

133º La bomba atómica sobre Hiroshima y el padre Arrupe. 134º Cuando creó el camello, Dios quiso divertirse.

135º ¿Reír también durante la S. Misa?

136º "En la cuarta guerra lucharemos con arcos y flechas (A. Einstein) 137º “Eva querida: vivimos en una época de transición.

138º Le pregunto a Dios: ¿Puedo ayudarte en algo?

139º Tenemos que vivir: hablando con los muertos, con los vivos y con nosotros mismos.

140º ¡Tonta! ¡Tonta!... a los ojos del mundo, pero sabia a los ojos de Dios. 141º Las dos primeras comuniones de Loli: hija de dos divorciados.

142º Un día en emergencias médicas para aprender a conducir. 143º Le llegó de Viena una tarta enviada por su hijo.

144º Vinoba Bahve: “decídete una buena vez y no vuelvas atrás”. 145º Una tabla de madera que valía una vida no tiene precio. 146º Puedes impedir que el pájaro anide en tu cabeza.

147º Voy a repetir cinco veces el alfabeto y Tú o Dios, formarás mi oración.

148º ¿Cómo le gustaría a un niño su fiesta de cumpleaños? 149º Las tres mejores maneras de gastar el dinero

150º El último deseo de aquel párroco: estar con su pueblo en el día de la resurrección.

151º 264 excavaciones para encontrar un pozo de petróleo 152º La princesa árabe, encerrada con su amante, no pudo más. 153º Los tres espejos de la conciencia

154º Tomas More, el incorruptible, devuelve elegantemente una coima. 155º El dolor de la ostra, madre de una perla.

156º El peor enfermo esa aquel que no espantaba las moscas de su cara. 157º Otra cruz, Señor, pero no la mía.

158º Señor: ¿es Ud. feliz? le preguntaron a Krisnamurti.

159º Los propagandista de una secta rápidos en enchufar y desenchufar sonrisas.

160º El pastor no quiso tapar el agujero en la cerca del redil. 161º ¿Cuándo va a arrancar el tren?

162º "Lo lamento: no puedo quejarme".

163º Si no sabes decir que 'no' tu ‘si’ no vale nada. 164º El dios de las quinielas

165º Los milagros ¿suceden solamente en la Iglesia católica? 166º ¿Has hecho una buena pregunta en la escuela?

167º “Ahora Ud. no puede entender el retrato... no está terminado”. 168º La reencarnación o el principio del karma.

169º Aquel hombre sirvió a Leonardo para retratar a Jesús y a Judas. 170º Imputado: se le acusa de... ¿Cuál es tu nombre? Soy Jesucristo. 171º "Tú vives a medias".

(5)

172º Una comitiva en tren para una fiesta de bodas.

173º “Cinco años para aprender las artes marciales y diez si estás apurado”.

174º El partido de tenis mejor jugado. 175º Manos limpias pero vacías.

176º Si todos pueden salvarse ¿para qué evangelizar? 177º ¿Quiere Dios que uno muera en lugar de otros? 178º “Me dejaron solo. Nadie me vino a buscar" 179º El suicidio de Napoleón

180º El príncipe y el mendigo.

181º ¡Qué manos feas tienes mamá!

182º Lo más bello del mundo: la paz, el amor, la fe. 183º Un nuevo caballo de Troya: la televisión en la casa.

184º Una parábola de Tagore: el grano de trigo convertido en oro. 185º ¿Qué tal la reencarnación?

186º La oración de los hindúes que Pablo VI rezó en Bombay.

187º Para madre Teresa de Calcuta, la muerte es decir: “vuelvo a casa”. 188º No basta con ser padres. Hay que educar a los hijos.

189º El vestido de esposa que nunca pudo estrenar. 190º Lo único que nos divide son las ideas.

191º ¿Derechos de los animales?

192º El General reta al Coronel, éste al Capitán y el chico... tira la cola al gato.

193º El ojo del carpintero

194º El maestro, el discípulo, el camello y la oración. 195º Un sueño revelador: "Tu entra por los dos". 196º El hombre a quien nadie dio amor.

197º Soy tu esposa Alberto

198º Nuestros pecados están escritos en la arena.

199º La silla vacía a su lado le ayudaba a rezar a Jesús presente. 200º A un cantante le esperaba una multitud; a un misionero, nadie. 201º ¿Como conservar a un amigo? La arena en la mano abierta. 202º El entierro de la parroquia.

203º Por un poco de plata un vidrio pierde su transparencia. 204º ¿Qué te dijo el oso al oído?

205º La lámpara delante del sagrario. 206º “Soy yo el payaso del circo”.

207º La estrella escondida obliga al hombre a buscarla. 208º ¿Cuanto cuesta una sonrisa?

209º Alí Agká y la hermana

210º Los presentimientos de las gaviotas sabias.

211º Diógenes a Alejandro: “¿Por qué no te decides hoy?

212º “Te haré fusilar el viernes... Domingo hablaremos de tu nueva religión.

213º Divorcio... y los tres hijos ¿con quien?

214º Sólo doscientos sesenta y nuevo (269) años de paz. 215º La verdadera política cristiana es estar del lado de Dios.

216º Hay que amar los ‘dientes de león’ que no se pueden arrancar. 217º El águila real se resignó a vivir como gallina.

218º “No hables sino cuando la palabra es mejor que el silencio. 219º “No pienso más en mi ex marido”. Pero lo decía llorando. 220º ¿Le vamos a permitir salir de vacaciones con el novios?

(6)

221º “No se acerquen a aquella vieja” Y aquella vieja limpiaba la playa de los vidrios.

222º ¿Es posible amarse viviendo siempre juntos? 223º Aquel hombre sembraba semilla de dactiles 224º El bien no hace ruido como una selva que crece. 225º Ser papás quiere decir también jugar con los hijos. 226° El aprecio puede cambiar a un gerente difícil. 227º ¿Un crucifijo que sonríe?

228º Las cuatro actitudes del budista iluminado. 229º Algunas cartas de niños a Dios.

230º “El peor de los pecados es oponerse a la alegría”

231º Hay que festejar también la tristeza porque es parte de la vida. 232º El Papa a los jóvenes.

233º La multitud abandonó a Jesús cuando vio que era ineficaz. 234º “Ya no te necesito. Arréglate ahora por tu cuenta.

235º ¿Es posible ser católico y pertenecer a la masonería? 236º “Me costó mucho perdonar a mi ex marido”.

237º Los dos burritos corren libres; pero siempre vuelven a su madre. 238º Diálogo ecuménico en la catequesis para niños.

239º “No acepto un mundo en el que los inocentes sufren

240. ”Un musulmán pide perdón a Dios por la violencia contra los cristianos.

241º No son las cosas mismas que nos alborotan y espantan. (Epicteto) 242º Una nueva segunda parte del Ave María

243º ¿Creen los pastores en los que predican?

244º Las mujeres son la última obra de Dios, lo mejor que Él hizo.

245º “Que las mujeres se callen la boca en la iglesia”. (1 Cor 14, 34-35). 246º Cuando por una gota de agua no se podía comulgar.

247 Los métodos anticonceptivos y la sacarina

248º El explorador se arrepintió de haber dibujado un mapa de las Amazonas.

249º El palacio del rey indio resultó tan pequeño que casi no se veía.

250º Un sacerdote católico apuñalado por satánicos, exclamó: “Fue un accidente laboral”.

251º Tía Rosa renunció a casarse para hacer de madre a sus sobrinos huérfanos.

252º El hada me dijo que: todos necesitaban de mi.

ALGUNOS CHISTES PARA AMENIZAR LA CATEQUESIS.

253º El paso del Mar Rojo puesto al día 254º El juez compasivo

255º La edad de la otra pierna 256º Las bodas de Caná hoy.

257º ¿Dónde hay que buscar lo perdido?

258º Tener fe es también confiar en los demás. 259º ¿Guerra de religión?

INDICE TEMATICO

ABORTO: ¡Cuántos niños tirados a la basura! n. 76 ACTITUDES: De un budista que imitar: n. 228.

(7)

ALEGRÍA. porque vamos a resucitar. n. 36.

ALEGRÍA: El pecado peor es oponerse a la alegría. n. 230.

ALEGRÍA: Vale más que el ayuno. n. 112. n. 1334. n. 135. n. 159. AMISTAD: con Dios. n. 66

AMISTAD: Se conoce en el peligro. n. 204. AMISTAD: Cómo conservar a un amigo. n. 204.

AMISTAD: una amistad interesada no es amistad. n. 234 AMOR: a Dios. n. 1.

AMOR. al prójimo. n. 9 n. 130. AMOR: a los enemigos n. 8; 9. 12. AMOR: es servir. n. 21.

AMOR: filial 20.

AMOR: conyugal. n2; 10.

AMOR: Implica sacrificio. n. 181.

AMOR: Todos necesitamos amor para aprender a amar. n. 196 ANTIFEMINISMO: Del apóstol Pablo . n. 245.

ARTISTA. Ve la obra escondida en la materia. n. 129 AUTORIDAD . deriva de Dios. n. 59.

AVARICIA: Los pobres también pueden ser avaros. n. 184. AVE MARÍA: Habría que modificar la segunda parte. n. 242 BIBLIA Actualizar la Biblia. n. 253. n. 256.

BODAS: El vestido blanco de esposa. n. 189. CARIDAD. hacia los enfermos. n. 7

CARIDAD: Obras de misericordia corporal: n. 92. n. 131. CARIÑO: Necesario sobre todo para los niños. n. 106. CHISMES. No me hacen peor ni mejor. n. 69.

CIRUGÍA: plástica. n. 6

COLABORAR CON DIOS: n. 15. N. 133.

COMPAÑERISMO. Ayudar a los compañeros en dificultad. n. 119. COMPROMISO: Es una culpa no comprometerse. n. 122.

COMUNICACIÓN: Necesaria para el equilibrio mental. n. 105. COMUNIDAD: n. 13.

COMUNIÓN: La Comunión eucarística. no es para dividir sino para unir. n. 141

CONCENTRACIÓN: Necesaria para progresar. n. 173. n. 174

CONCIENCIA: Tenemos miedo a reconocer nuestras culpas. n. 107 CONFIAR: También en los demás. n. 258.

CONSTRUIR: Es más difícil que destruir. n. 132.

CONVIVENCIA: Matrimonial. Imposible si no hay amor. n. 222. CORRUPCIÓN. No hay que aceptar coimas. n. 154.

CRISTIANISMO: Está fundado sobre la resurrección de Jesús. n. 212. CRISTIANOS: Tenemos que vivir como hijos de Dios. n. 217.

CRUCIFIJO: Un crucifijo que sonríe. n. 227. CRUZ: Propia parece más pesada. n. 157

CUERPO MÍSTICO: Todos somos útiles las manos de Dios. n. 193 Ninguno existe de balde. n. 252

CULTURA: En otra cultura el tiempo no tiene valor. n. 172. DECIDIRSE: Sin titubear . n. 144.

DEPRESIÓN. No dejarse llevar por la depre. n. 87 DEPRESIÓN: Puede alcanzar hasta un payaso n. 206. DERECHOS HUMANOS: n. 14.

(8)

DESAHOGO: A veces necesario. n. 99.

DESGRACIA. Para el cristiano no existe. n. 124.

DINERO: Por un poco de plata uno se vuelve egoísta. n. 203 DINERO: Cómo gastarlo bien. n. 149.

DIOS ¿castiga? 57. 58. Dios actúa con nosotros n. 161 DIOS: perdona siempre. n. 80.

DIOS: busca al hombre. n. 178. DIOS: encuentro con Dios n. 9 DIOS: Es alegre. n. 134.

DIOS: No quiere que uno muera para el otro. n. 177. DIOS: Olvida nuestros pecados. n. 196.

DIOS: ninguna imagen o miles de imágenes. n. 39. DIOS: no lo podemos conocer sin la fe. n. 50.

DIOS:: vivimos en EL n. 40.

DIVORCIO: No es fácil resignarse a ser abandonados. n. 219. DIVORCIO: Y los hijos con quiénes estarán? n. 213.

DIVORCIO: Divorciarse de la mujer (marido)ideal 3. DOLOR: Es fecundo. n. 155.

ECOLOGÍA: Hay que pensar en las siguientes generaciones. n. 223. ECUMENISMO: colaborar con los no cristianos. n. 53.

ECUMENISMO: Ecumenismo es invitar al ir juntos hacia Cristo. n. 238. EDUCACIÓN: Hay que saber jugar con los hijos pequeños. n. 225. EDUCACIÓN: n. 18. 19. N. 95. n. 111.

EDUCACIÓN: No basta con ser padres, hay que educar. n. 188.

EDUCACIÓN: Para educar a la libertad hay que dejar espacio a la libertad. n. 237.

EL MAL: conduciría al ateísmo. n. 52

ENAMORAMIENTO. Los enamorados son ciegos y videntes: n. 121 No significa :amor n. 152.

ENFERMOS: asistencia n. 98. ERRORES : Inevitables. n. 91.

ESCUELA: profesionalización para el mal: n. 33. n. 166. ESPERANZA: Nunca desanimarse. n. 75.

ESTRÉS: a veces se acumula, precisa desahogo. n. 99 ESPONTANEIDAD: en la vida cotidiana. n. 73

EUCARISTÍA: Ayuno eucarístico. n. 246. EUCARISTÍA: Presencia real. n. 205

EUCARISTÍA: Para mejorar el carácter: n. 97. EVANGELIZAR: y denunciar 16.

EVANGELIZAR: ¿ Para qué si todos pueden salvarse? n. 176. ÉXITO. Ni siquiera Jesús tuvo éxito. n. 233.

EXPERIENCIA religiosa: . n. 49. 51.

EXPERIENCIA: Diverso es el conocimiento nocional que por experiencia directa. n. 248

FAMILIA. No nos conocemos bastante. n. 83.

FE: La luz de la fe ilumina todo. n. 127. Es dejarse guiar por Dios Padre: n. 43. n. 72.

FE: No hay que avergonzarse de la fe. n. 115. Es confiar sólo en Dios. 45. FE: nos da nuevos ojos n. 44;

FELICIDAD: No tiene que ser una preocupación. n. 158. FIESTA: De cumpleaños para a los niños. n. 148.

(9)

GRACIA ACTUAL: no dejarla pasar. n. 55.

GRACIA DE DIOS: Los cristianos somos distribuidores de la g. n. 116. GUERRA: De religión hoy. n. 259.

GUERRA: Si explota otra será la destrucción de la humanidad. n. 138 HEREDEROS: de Dios. n. 42.

HEROISMO: Dar la vida para salvar a otros. n. 77 HOROSCOPO: consultar el horóscopo: n. 47. 113. IDEAS: Son las que nos dividen: n. 190

IDOLOS: no hacen milagros: N. 37.

INTENCIÓN: en el ayudar a los demás: n. 102. En el trabajo: n. 109 IRA. Descargarla sobre los demás n. 192

JESUS: Revolucionario a su manera. n. 170.

JESÚS: amigo. n. 5. Sólo Jesús nos hace conocer a Dios. n. 50 Camino verdad y vida n. 93.

JOVENES: El Papa a los jóvenes les dice: n. 232

JUZGAR. al mundo. n. 17. No juzgar la vida antes que se termine. n. 167. JUZGAR: Es imprudente juzgar a los demás. n. 221.

LEY: Las leyes injustas no tienen valor. n. 126

LIBERTAD. Dios no nos deja libres aunque la usamos mal. n. 160. LIBERTAD: se abre a Dios. n. 31.

LIMOSNA: n. 11

MAL. El sufrimiento de los inocentes es lo que más induce al ateísmo. n. 239.

MAL: hace mucho ruido como un árbol que se cae. n. 224. MARTIRIO: Con humildad. n. 250.

MASONERÍA: no está permitida a los católicos. n. 235. MATAR. No matar nunca. n. 79.

MATRIMONIO: N. 4. 27. n. 114.

MATRIMONIO: No hay ninguna superioridad entre los esposos. n. 197.

MILAGROS: Dios normalmente no los hace :n. 46; No suceden solo en el cristianismo n. 165.

MISIÓN. En la vida. lo que cuenta es realizarla bien. n. 180. MISS Hay valores más importantes. n. 88.

MODA: Esclavitud de la mora. n. 103

MORIR: El hombre sabe que debe morirá. n. 117. MUERTE: Es decir: vuelvo a casa. n. 187.

MUERTE: Es un nacimiento: n. 85.

MUJER: Obra maestra de Dios que los varones envidian.

MUNDO: El mundo no es igual para todos. Cada uno lo ve desde su punto de vista . n. 241.

MUSULMANES: Hay musulmanes que rechazan la guerra de religión. n. 240.

NEUTRALIDAD: Imposible quedarse neutrales. n. 122. NIÑOS: Cartas que escriben a Dios. n. 229.

NOVIOS: ¿Se puede dejarlos solos? n. 220.

OBRAS BUENAS: Para ganarse el cielo: n. 175. Sembrar para cosechar. n. 120

ORACIÓN. Para los demás. n. 81. n. 82. ORACIÓN: Es conversar con Jesús. n. 199

ORACIÓN: llega hasta Dios 29. ¿mueve las montañas?: 30. Pedir ayuda: n. 41.

(10)

ORACIÓN: no atendida por Dios: n. 63. Rezar con fe. n . 45. Rezar para ganar la quiniela n. 164

ORACIÓN: Antes de comer. n. 65.

ORACIÓN: También los reyes necesitan rezar. n. 64. PAGANOS: no pueden conocer a Dios. n. 50

PARAÍSO: Solamente al final de nuestra misión. n. 200.

PARROQUIA: Todos somos responsables de nuestra parroquia. n. 202. PASIÓN DE JESÚS: 28.

PASTORES: A veces no creen en lo que predican . n. 243. PAZ. Sólo 269 años de paz en toda la historia. n- 214 PECADO: Dios olvida nuestros pecados. n. 24.

PECADO: De forma también el cuerpo. n. 169. PELEAS: Muchas veces sin motivo: n. 128. PERDONAR : no es nada fácil. 236

PEREZA: Dejar inútil los talentos: n. 96.

PERSEVERANCIA. No desanimares en buscar. n. 151. PESIMISMO: del hombre moderno. n. 48. n. 110.

PLACER: Sexual no únicamente finalizado a la procreación. n. 247. POBREZA: desprenderse de... n . 61.

POLÍTICA : Cristiana: es estar del lado de Dios. n. 215. PRESENTIMIENTOS: Pueden ser verdaderos: n. 209. n. 210. PRÓJIMO. representante de Jesús. n. 34.

PROPIEDAD PRIVADA: No tiene valor cuando alguien necesita. n. 126 PROPÓSITOS: No esperar en practicarlos. n. 211.

PROSELITISMO: Engañar a la gente manifestando alegría. n. 159. PROSELITISMO: Es pretender convertir al otro a su religión: n. 238. PROVIDENCIA: No podemos comprenderla. n. 123

PRUDENCIA : En el hablar. n. 218

PRUDENCIA. En conducir el coche. n. 142.

PURGATORIO. ¿Es porque Dios no perdona? n. 74 QUEJARSE: Es una tendencia irresistible: n. 162 RACISMO: impidió la conversión de Gandhi. n. 54.

REENCARNACIÓN: No es aceptable para un cristiano. n. 168. n. 185 RELIGIONES: guerras de religiones. n. 52.

RESIGNACIÓN. Hay que resignarse cuando no se puede hacer nada. n. 216 RESPONSABILIDAD. Dios nos hace responsables del mundo: n. 194.

RESUCITAR: Jesús ¿sabía que resucitaría? n. 78. ¿Cómo resucitaremos ¿n. 150.

RESUCITAREMOS: n. 90

RESURRECCIÓN: los cristianos son testigos n. 36.

RIQUEZA: pegarse al dinero. n. 56. No pegarse a: n. 61 RUTINA: Actuamos sin saber por qué. n. 84

SABIDURÍA La sabiduría de Dios es necedad para los hombres. n. 140. SANTOS: No son para hacer milagros: n. 86

SERVICIO: recíproco n. 23 SILENCIO. elocuente. n. 71.

SINCERIDAD: Decir sí al sí y no al no. n. 163. SINCERIDAD: el coraje de decir la verdad. n. 35

SONREIR: No cuesta nada y tan necesario en la familia. n. 208 SOPORTAR: A los demás n. 216

SUERTE y mala suerte: n. 60. n. 113

(11)

SUFRIMIENTO: Mirar a los que están peor. n. 68 SUICIDIO: Está permitido suicidarse. ? n. 179.

SUPERSTICIÓN: Cuenta más la buena voluntad. n. 113 TALENTOS: Hay que negociarlos todos. n. 171.

TELEVISIÓN: Es también un vehículo del mal. n. 183. TENTACIÓN: huir de la... n. 62

TESTIMONIO: N. 22.

TOLERANCIA: Dios nos dio párpados para no ver. n. 94

TOLERAR. También las personas difíciles para que cambien. n. 226. TRABAJO: para la gloria de Dios. n. 25. n. 109.

TRISTEZA. Hay que festejar también la tristeza. porque es parte de la vida. n. 231.

TRISTEZA: NO hay que dejarse llevar por la t. n. 146. VALORES. Los valores más elevados: n. 182

VALORES: ¿Cuáles los más elevados? n. 182 VANIDAD: De la riqueza. n. 249

VERDAD: dificultad de decir la verdad. n. 34 VIDA: El valor de la vida no tiene precio. n. 145 VIRGINIDAD: Por amor a los niños huérfanos. n. 251 VIRGINIDAD: conserva a uno joven. n. 32

VIVIR: Cómo vivir bien . n. 139.

VOCACIÓN. Los padres no tienen que obstaculizarla. n. 101. n. 104. VOLUNTAD DE DIOS: ¿Todo lo que sucede? n. 38

---1º Con todo el corazón de Jesús

Le preguntó el cura párroco a Juanito: "Juanito ¿amas a Dios nuestro Señor? ¡Oh sí, padre. ¿Y lo amas con todo tu corazón? Y Juanito se quedó pensativo. Pero de pronto se iluminó y dio esta respuesta: "No, padre, Mi corazón es demasiado pequeño para amar a Dios. Yo amo a Dios con todo el corazón de Jesús".

¡Estupenda respuesta! En realidad sólo podemos amar a Dios y a nuestros hermanos con el "Amor" que Dios Padre nos infundió enviándonos el Espíritu Santo. Es el Espíritu Santo que nos hace llamar a Dios 'Abbà, ' es decir, 'papá' y que nos da también la posibilidad de amar a nuestros hermanos como hijos del mismo padre: Dios. Todo el amor que hay en el mundo proviene del amor del Padre. Por eso, la expresión tradicional, amar al prójimo por amor de Dios, mejor se podría expresar así: amar a Dios CON el amor que Dios nos da.

2º La cosa más preciosa que tiene papá.

Un papá preguntó a su hijo Alejo de cinco años de edad: "¿Qué es lo que más te gusta de papá?" Y el niño contestó: "Lo que más me gusta de papá es... mamá".

Se había dado cuenta Alejo que papá y mamá eran de veras una sola cosa, y que los dos se amaban como a sí mismos. "Los maridos deben amar a su esposas como aman a sus propios cuerpos. Amar a su esposa,

(12)

¿no es amarse a sí mismo?" (Ef 5, 28). No es tan fácil llegar a "amar al otro como a sí mismo". El egocentrismo nos encierra en nosotros mismos y nos impide amar al otro identificándonos con él. Ni siquiera entre marido y mujer es fácil aquella identidad que en cambio fácilmente se realiza entre madre e hijo. Amando a sus hijos los padres se aman a sí mismos porque los hijos, en cierto sentido, son parte de los padres. Pero no se puede decir la misma cosa cuando se trata de marido y mujer.

3º Cuando papá y mamá se besan.

Una vez preguntaron a una niña: "¿Cuándo es que te das cuenta que en

casa todo anda bien?

Y la niña contestó: "Cuando papá y mamá se besan".

Hasta hace poco tiempo las manifestaciones de amor entre los esposos se consideraban algo muy reservado y todo lo que se refería al sexo era considerado algo del que no se podía hablar. Casi nunca los esposos se animaban a manifestar su cariño delante de los hijos.

Ahora las cosas están cambiando y sabemos que todas las veces que los padres se manifiestan el amor que los une, los niños se sienten inundados de alegría y seguridad. Saben muy bien, sin que nadie se los haya enseñado, que el amor recíproco de sus padres es la roca sólida sobre la que pueden construir su vida. El amor de papá y mamá es como un fundamento para mirar con confianza al futuro.

4º Tienes que divorciarte y casarte con otra mujer

"Una vez, cuenta el padre Carlos Vallés, asusté a un joven marido que me pedía consejo sobre su matrimonio en peligro. Este me había hablado de su esposa con tantos detalles negativos que parecía imposible que pudiera seguir viviendo con ella. Yo le di entonces mi consejo. "Tiene que divorciarte de tu mujer". Aquel joven marido quedó asombrado que un sacerdote le diera este consejo, y casi se cayó de espalda cuando el padre insistió diciéndole: "¡Sí, tienes que divorciarte y casarte con otra mujer! "Pero ¿cómo padre me dice esto? No entiendo. " replicó. Y yo le expliqué sonriendo. "Sí, tienes que divorciarte de la mujer ideal de tus sueños, y casarte con la mujer de carne y hueso que tienes en tu casa".

Amar de veras implica querer al otro como es, con todos los defectos que tiene y no como tendría que ser o cómo nos gustaría que fuese. Dios no nos ama porque somos dignos de amor sino que somos dignos de amor porque Dios nos ama. Y Dios nos ama como somos, así, en concreto, con los ojos abiertos sobre nuestras virtudes. y nuestros defectos.

El amor de los novios es ciego en cuanto a los defectos del otro, pero también vidente en cuanto a las cualidades que sólo el enamorado es capaz de ver. Cuando, con el pasar de los años, las cualidades, que tanto los encantaban, disminuyen o desaparecen y quedan al descubierto los defectos, que antes estaban escondidos, entonces parece que el amor ya no existe y los esposos llegan a pensar que el amor se ha ido. En realidad,

(13)

amor únicamente fundado sobre las cualidades, no es verdadero amor. Se aman las cualidades físicas o psicológicas o morales pero no se ama a la persona que es el sujeto profundo de las cualidades. Si el amor desaparece, es que probablemente, nunca existió. Pero si el amor llega a ser un amor personal, un amor a la persona única e irrepetible, entonces no va a desaparecer por el hecho de que desaparecen las cualidades. La persona es siempre la misma aunque cambia a lo largo del tiempo.

5º Jesús: el amigo de verdad

Durante un encuentro de jóvenes una joven religiosa fue entrevistada con esta pregunta: ¿Tienes tú un amigo? Como respuesta la hermana arrancó una página de su cuaderno y escribió rápidamente lo siguiente: "Tengo un amigo que nunca llega tarde cuando lo espero; que nunca me ha desilusionado ni defraudado mi esperar; un amigo que siempre tiene tiempo para escucharme y nunca estuvo enojado conmigo. ¡Adivina! ¿quién es?

Sólo Jesús es el amigo que nunca nos deja solos sobre todo en los momentos de mayor soledad y aflicción: "Vengan a mi todos los que se sienten cargados y agobiados, porque yo los aliviaré" (Mt 11, 29)

6º Cirugía plástica

Un hombre muy feo se sentía acomplejado por su rostro. Se enteró un día de los avances de la cirugía estética y se fue a un experto cirujano para que le reformara su rostro. Gastó un dineral, pero consiguió tener un rostro del todo agradable. Esto le produjo una gran satisfacción al pensar en la alegría de pasearse en su pueblo con su rostro nuevo. Pero la transformación había sido tan radical que nadie, en su pueblo, lo reconoció. Con lo cual se vio privado del gozo de sorprender a la gente con su belleza.

Si tenemos que amar al prójimo como a nosotros, tenemos que empezar primero con amarnos a nosotros mismos y tenemos que aceptarnos física y psicológicamente, como somos y dar gracias a Dios por los dones que nos ha dado, aunque tengan límites y defectos. Esto no excluye que se pueda a veces mejorar su propia estética, pero lo que sí no es correcto, es el abuso de esta posibilidad.

No está mal recurrir al maquillaje y también, si el caso, a la cirugía plástica. pero tenemos que cuidarnos de caer en un complejo de inferioridad. Lo que verdaderamente vale no es ni el fruto del azar, ni de la naturaleza. Tiene un auténtico valor lo que depende de nosotros, de nuestra libertad, del como utilizamos los dones que Dios nos dio. Nadie es perfecto y sería una falta de agradecimiento a Dios si envidiáramos los dones que él dio a los demás sin apreciar los que nos dio a nosotros. Más que envidiar y quejarnos por las cualidades que no tenemos, importa hacer fructificar los dones que, como talentos a negociar, hemos recibido de Dios. No vamos a dar cuenta a Dios sino de los dones que hemos recibido.

(14)

7º Ni por un millón de dólares .

Un periodista visitó un día a la madre Teresa de Calcuta mientras ella estaba ocupada en curar a un enfermo en un estado verdaderamente repugnante. "Yo no haría esto" - dijo el periodista a la madre Teresa - ni por un millón de dólares" "Por un millón de dólares tampoco yo lo haría", respondió la madre y siguió en su tarea tan repugnante para el periodista pero lo más natural para ella que veía en el enfermo el mismo rostro de Jesús.

Cuando nos presentaremos delante de los ojos de Dios, lo principal criterio de juicio, al que estaremos sometido es el amor: "Seremos juzgados por el amor" por la semejanza que hemos adquirido, a lo largo de nuestra vida, del rostro de Jesús.

Él mismo nos juzgará diciendo: "Tuve hambre y me dieron de comer... Cuando lo hicieron a una de estos mis hermanos más necesitados, a mi me lo estaban haciendo" (Mt 25, 31-46). No nos preguntará si hemos recibido el bautismo cristiano, ni tampoco si tuvimos fe en Dios, lo que contará en aquel momento será el amor que hemos demostrado a nuestros hermanos. "Dios es amor. Quién ama conoce a Dios" (1 Jn 4, 7-8).

8º La única manera para no tener enemigos

El presidente de los EE. UU. Abraham Lincoln, era famoso por la extrema cortesía que dispensaba a sus adversarios políticos. La conducta del presidente no siempre era compartida por sus propios ministros. Uno de ellos, un día, le dijo fastidiado: ¿Por qué los tratas como si fueran tus amigos? ¡Merecerían más bien que los eliminaras! "Es lo que hago" respondió Lincoln. "¿Acaso no elimino a un enemigo cada vez que lo convierto en amigo?

Jesús nos dio un mandamiento nuevo que nos amáramos como él nos ha amado y Jesús nos amó mientras éramos pecadores. (Ro. 5, 6-10). Es por eso que tenemos que amar también a nuestros enemigos. Si el mismo Dios los ama. ¿Por qué no tenemos que amarlos nosotros?

"Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores. Así serán hijos de su Padre que está en los cielos" (Mt 5, 44-45)

El papa Juan XXIII, en su larga agonía, a quien le sugería que rezara y perdonara a sus enemigos, le dijo: "Pero, yo no tengo enemigos". ¿Es que no podía, entonces, practicar el mandamiento de Dios? Sí que lo practicaba, porque, a los que lo odiaban, él los amaba y por eso no eran ya enemigos para él.

9º Los hombres que vieron a Dios

En una aldea vivían dos hombres que continuamente se peleaban y no podía vivir sin ofenderse el uno al otro. A cada rato, por cualquier motivo, surgía una pelea. La vida se hacía insoportable para los dos, pero también

(15)

para todo el barrio. Un día, algunos ancianos le dijeron a uno de los dos: "La única solución es que tú vayas a encontrarte con Dios".

"De acuerdo, - contestó el hombre- pero ¿dónde? "Basta que tú subas allá arriba, a la cumbre de la montaña, para encontrarte con Dios.

Después de algunos días de camino difícil y fatigoso, aquel hombre llegó a la cumbre de la montaña. Dios lo estaba esperando allá, arriba.

El hombre cuando vio a Dios no quería creer. Se frotó los ojos para ver mejor. Pero, no había alguna duda. Dios tenía el rostro de su vecino tan antipático e intratable.

Lo que Dios le dijo, nadie lo sabe, Pero cuando volvió a su pueblo ya no era el mismo hombre que antes.

Sin embargo, no obstante su amabilidad y deseo de reconciliación, todo seguía casi como antes porque el vecino inventaba continuamente nuevos pretextos para discutir y pelear.

Los ancianos se dijeron entonces: "Es necesario que también el otro vaya a ver a Dios" Lograron convencerlo y también el vecino partió por la montaña para ver a Dios. Y allá arriba también él descubrió que Dios tenía el rostro de su, tan odiado, vecino. Desde aquel día todo ha cambiado y la paz reinó en aquel barrio.

Es en verdad un gran acto de fe creer de veras que nuestros hermanos, también los más difíciles, son imagen del mismo Dios. Pero bastaría creer esto para que el mundo caminara en paz. Hay que creer sin ver y creer aún cuando el rostro de Dios esté cubierto de barro y de lodo mal oliente. Si hubiéramos tirado un puñado de piedras preciosas en un chiquero y los chanchos las hubieran pisado y cubiertas de fango, no por eso dejarían de ser perlas preciosas. Así es el rostro de nuestros hermanos que, aunque ensuciados por el pecado, son siempre imagen y semejanza de Dios. Hay que creer que detrás de unas apariencias feas y antipáticas está escondido el mismo rostro del Hijo de Dios.

10º ¿Por qué no me lo dijiste antes?

El marido era un hombre robusto, de la voz fuerte y los modales ásperos. Ella, la esposa, era una mujer dulce y delicada. Se habían casado. El no le hacía faltar nada, y ella cuidaba de la casa y educaba a los hijos. Los hijos crecieron, se casaron y se alejaron de sus padres. Una historia como tantas.

Pero cuando todos los hijos se fueron de la casa, la esposa perdió su sonrisa, se hizo siempre más sutil y casi transparente. No podía ya comer y en poco tiempo no se levantó más de la cama. El marido preocupado la llevó a un hospital. Llegaron a visitarla los médicos y doctores más competentes y famosos. Nadie lograba descubrir el tipo de enfermedad que ella tenía. Sacudían la cabeza y se decían: "¿Quién sabe?"

(16)

El último especialista, que la visitó, le dijo por separado al marido: "Yo diría, con toda franqueza, que su esposa no tiene ya ganas de vivir. Es por eso que ningún remedio le puede servir". Sin decir una palabra aquel hombre vigoroso y grande, se sentó al lado de la cama de su mujer, la tomó de la mano y, con su voz fuerte, le dijo decididamente: "Tú no morirás".

"¿Por qué?" le preguntó con un hilo de voz su mujer. "Por qué yo te quiero y no puedo vivir sin ti". Y, entonces, la esposa, sonriendo y con un filo de voz, le contestó: "¿Por qué no me lo dijiste antes?" Y de aquel momento comenzó a estar mejor.

"No basta amar", decía Don Bosco. Los jóvenes tienen que darse cuentas que los amamos. "Procura hacerte amar" le decía Don Bosco a Don Miguel Rua, al enviarlo como director a un Colegio de muchachos. Si los jóvenes se sienten amados aceptan a sus educadores y creen en lo que le dicen y aprender los valores que les quieren enseñar. Pero si no se sienten amados, de nada sirve todo el esfuerzo para educarlos; si no aceptan al educador no va a aceptar nada de lo que se les dice. Se cierran en sí mismos y no se dejan educar.

11º Un apretón de manos es más que una limosna

Una señora, que siempre daba una limosna a un mendigo, que estaba pidiendo a la puerta de la Iglesia, se llevó aquel día la mano a la cartera, y cayó en la cuenta de que había dejado en casa su monedero. El mendigo mantenía su mano extendida hacia ella. Con tacto y rapidez aquella señora le dijo: "Hoy no tengo nada que darte pero al menos puedo estrecharte la mano". Y así lo hizo, con sincera naturalidad de sentimiento. Y el mendigo no se dejó ganar en cortesía, aceptó el apretón de manos y dijo: "Hoy Ud. me ha dado más que todos los otros días".

Además de las siete obra de misericordia corporal el catecismo nos sugiere también otras siete obra de misericordia espiritual: "aconsejar a los dudosos; corregir a los extraviados; consolar a los afligidos; enseñar a los ignorantes; acompañar a los que están solos; soportar las personas molestas: y rezar por los vivos y difuntos. " Lo que cuesta, mucho más que una simple limosna, es preocuparse por el necesitado, saber perder tiempo con los que necesitan de consuelo y compañía. La señora del cuento hizo lo que pudo con todo su corazón y el mendigo entendió y apreció su gesto de bondad.

12º La danza de los puerco espines.

Erase de verano, cuando una familia de puercos espines vinieron a la selva para vivir allí. El tiempo era magnífico, hacía calor y todo el día los erizos se divertían bajo los árboles del bosque cazando moscas, mariposas y todo tipo de insectos para alimentarse abundantemente.

Un día vieron una hoja amarilla que se caía. Había llegado el otoño. Jugaron con las hojas que en gran cantidad caían de los árboles y de

(17)

noche se refugiaban bajo un colchón de aquellas hojas para dormir, porque ya hacía frío.

Cada vez hacía más frío. En el río ya comenzaron a aparecer témpanos de hielo y llegó la nieve. Todas las hojas quedaron bajo un colchón de nieve. Los erizos temblaban de frío todo el día y de noche no podían cerrar los ojos. Decidieron excavar una cueva bajo tierra para refugiarse.

Así que una noche decidieron entrar para dormir juntos acercándose el uno al otro bien apretados para calentarse y dormir. Pero, al acercarse, sin querer se pinchaban entre sí con sus agudas púas. Entonces tenían que salir afuera. Pero al frío era tan insoportable que de nuevo tenían que volver para calentarse entre sí. Y otra vez, se herían y no podían calentarse. Finalmente, para poder estar cerca sin sufrir, decidieron retirar lo más posible sus púas y con mucha atención lograron encontrar la justa posición. El viento frío soplaba con fuerza, pero ahora podían dormir todos juntos.

Esta parábola es del filósofo alemán Schopenhauer y, aunque no responde perfectamente a la realidad, sirve muy bien para expresar lo difícil que es la convivencia de los seres humanos que somos tan diferentes y muchas veces difíciles a soportar.

Aunque no es exacto que los puerco espines se pinchen unos con otros al estar juntos, la moraleja de la parábola es muy válida porque a menudo, con nuestros carácter, somos causa de sufrimiento para los demás. No nos damos cuenta, muchas veces, que hacemos sufrir a los que viven a nuestro lado.

Hay que tener mucho cuidado para atenuar nuestras asperezas y poder convivir soportándonos como hermanos e hijos del mismo Padre Dios. No se pretende que seamos amigos de todos, porque la amistad tiene sus límites y condiciones, pero sí podemos respetarnos y buscar realizar una convivencia pacífica dado que somos muchos y vivimos en el mismo planeta y.

Nos lo dice Jesús:"Si ustedes aman a los que los aman ¿qué premio merecen? ¿no obran así también los pecadores?(Mt 5, 46)

13º ¿Una comunidad de religiosos formada únicamente por amigos?

Nos cuenta Carlos Vallés lo siguiente.

"Oí una vez que se proyectaba abrir una casa religiosa de la siguiente manera: se escogería primero al que iba a ser superior de la nueva comunidad. Luego él elegiría a un amigo suyo, como segundo miembro del grupo y ambos juntos invitarían a un tercero amigo de los dos y así adelante hasta completar el número de los integrantes de aquella comunidad de amigos. La comunidad estaría compuesta, entonces, únicamente de religiosos que no tendrían ninguna dificultad en aceptarse

(18)

porque los miembros habrían siso seleccionado con la condición de haber sido aceptado por todos.

No sé si se practicó el proyecto, pero el sistema no parece práctico y causaría reacciones adversas por parte de otros grupos. De todo modo no sería un método cristiano. Jesús con toda seguridad no siguió este método cuando eligió a los apóstoles. Simón el celote o terrorista, por ejemplo, no habría de ninguna manera escogido como compañero a Mateo el publicano, el odiado colaboracionista. Pero ambos se sentaron juntos al lado de Jesús.

La comunidad humana, a comenzar de la familia, tiene que ser una imagen de la familia divina en la que tres personas, distintas y hasta opuestas entre sí, constituyen una unidad tan unida que forman un solo Dios.

14º Reformar el mundo sobre la base de la persona humana.

Mientras su esposa estaba ausente, un importante hombre de negocios tuvo que permanecer en casa cuidando a dos chicos suyos muy traviesos. Tenía importantes problemas que resolver, pero los dos pequeños no lo dejaban en paz.

Buscó entonces una manera que los ocuparan intensamente por un buen rato de tiempo. Tomó de una revista un mapa de geografía que representaba el mundo entero. Era un mapa muy complicado por los distintos colores sobre los diversos estados.

Con la tijera cortó en pedazos pequeños todo el mapa y lo dio a sus dos chicos, desafiándolos a recomponerlo todo como era. Pensaba que aquel rompecabezas los habría ocupado por algunas horas.

Pero un cuarto de hora después, los dos chicos se presentaron al padre contentos con el rompecabezas perfectamente recompuesto.

"Pero, ¿cómo hicieron para terminar en tan poco tiempo?" les preguntó el papá asombrado.

"Ha sido fácil" le contestaron. En la parte atrás había una figura de hombre. Nosotros nos hemos dedicado a recomponer la figura del hombre y, del otro lado, el mundo entero se arregló sin problemas".

Si se tomara la dignidad de la persona humana como base para arreglar todas las políticas, las economías y las relaciones internacionales, el mundo se encontraría armónicamente unificado.

Es lo que tentaron hacer las Naciones Unidas cuando proclamaron, en 1948, los 30 derechos fundamentales de las persona humana. Juraron llevarlos a la práctica pero, lamentablemente quedaron con buenos propósitos escritos en el papel.

(19)

Ya Santiago en su carta escribía: "Si a un hermano les falta la ropa y el pan de cada día, y uno de ustedes les dice: "Que les vaya bien; que no sienta frío ni hambre" sin darles lo que necesitan, ¿de qué les sirve? Así pasa con la fe; si no se demuestra por la manera de actuar, está completamente muerta. " (St 2, 15-16) No basta con reconocer los derechos humanos si no se promueven a las personas.

¿Qué falta para que estos derechos fundamentales de toda persona humana sean respetados?

El haberlos puestos por escrito es algo, demuestra al menos que se conocen; lo que falta es "re-conocerlos" es decir, pasarlos del pensamiento a la voluntad, de la teoría a la realidad.

¿Será, como algunos dicen, que estos derechos no están fundamentado en Dios? En efecto, para conseguir la adhesión de muchas naciones con religiones diversas, se evitó de nombrar a Dios.

15º Seremos tus brazos, Señor

Durante la guerra civil en España, una bomba destruyó una iglesia. El crucifijo quedó mutilado de los dos brazos. Al concluir la guerra, los obreros que reconstruyeron aquel templo, repusieron la estatua del crucifijo en su lugar pero no quisieron pegarle los dos brazos rotos; dejaron el crucifijo mutilado. En cambio, al pie de la cruz grabaron esta inscripción: "Jesús, queremos ser tus brazos".

Dios no interviene directamente a resolver nuestros problemas; quiere servirse de nosotros que somos sus brazos, sus manos y su corazón, para que el mundo crea que Dios nos ama. ¿Cómo podríamos creer que Dios es padre si al llegar a este mundo no encontráramos el amor de nuestros padres y hermanos?: El que no recibe amor desde niño con gran dificultad podrá un día creer que Dios lo ama. " Hijos míos, no amemos de puras palabras y de labios afuera, sino verdaderamente, con obras". (1 Jn 3, 18) 16º ¿Por qué 'sal' y no 'miel' de la tierra?

El gran escritor y apologista católico francés, Charles Peguy, decía que los cristianos son la sal de la tierra no sólo porque anuncian al mundo la buena nueva que revela el sentido de la historia y de la vida, sino también porque, como la sal, denuncian el pecado y todas las estructuras injustas que se oponen al reconocimiento de los derechos humanos. La sal en efecto, si se esparce sobre una herida abierta, quema y provoca dolores muy insoportables. Así tienen que ser los cristianos en medio del mundo que no respeta a la persona humana. Tienen que ser el aguijón que no dejan en paz a los egoístas, los violentos, los opresores e injustos, tienen que ser como la sal en una herida abierta.

Es por eso que la Iglesia se preocupa de denunciar la corrupción, las injusticias y la acumulación de la riqueza que provoca en tanta gente miseria y hambre. Los que se sienten heridos por estas denuncias protestan gritando que "la Iglesia se mete en política" ¿Y por que no tiene

(20)

que meterse en política? ¿Es la Política una actividad de por sí sucia e inmoral? No es en cambio la actividad más elevada e importante para que una comunidad humana pueda convivir en paz? Claro que no se trata de política de partido sino de la política con la P mayúscula, la política del Padre nuestro. Si somos todos hijos de Dios somos también hermanos entre nosotros. Y denunciar la injusta discriminación entre ricos, que tienen demasiado, y pobres que poseen demasiado poco, es un deber de la Iglesia. Jesús también se metió en política cuando maldijo el dinero (Lc 16, 9) y amenazó con el castigo del infierno a los ricos diciendo: "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que para un rico entrar al reino de los cielos" (Mt 19, 24).

17º El mundo es bueno o malo según que se lo mira.

Lord Krishna quería saber cuán sabios eran sus gobernantes, y por eso quiso probarlos de la siguiente manera. Llamó a uno, famoso en su reino por su crueldad y avaricia, y le ordenó de buscar por todo el reino a un hombre que fuera verdaderamente bueno. Este gobernador viajó mucho y a la vuelta le dijo a Krishna :que: "Un hombre verdaderamente bueno no se pueden encontrar. Todos son egoístas y malvados. No hay lugar donde se pueda encontrar a un hombre bueno".

Lord Krishna entonces llamó a otro gobernante, conocido por su bondad y generosidad, y a éste le ordenó de dar vuelta al reino hasta encontrar a un hombre verdaderamente malvado. También este gobernante obedeció y a la vuelta tuvo que decirle a Lord Krishna: "No he encontrado a nadie que fuera verdaderamente malo. Todos, decía, en el fondo de su corazón son buenos, no obstante tantos errores que cometen. Y así pudo comprobar lo que todos decían de los dos gobernantes: malo el primero porque no supo encontrar ningún hombre bueno y bueno el otro porque no supo encontrar ningún hombre malo. E motivo es que cada uno ve al mundo según lo que uno es.

Dijo Jesús: "Lámpara de tu cuerpo es tu ojo. Si el ojo es bueno el cuerpo ve; si es malo el cuerpo anda ciego". (Mt 6, 22) Si nosotros viéramos el mundo como lo ve Dios, que es infinitamente bueno, veríamos que la bondad supera inmensamente la maldad y que valía la pena crear a los hombres aunque, siendo libre, abusen muchas veces de su libertad. Hay que ser buenos para ver la bondad.

Un dicho famoso afirma que: "En este mundo traidor nada es verdad y nada es mentira; todo es según el color del cristal con que se mira".

Por el hecho que no somos buenos como Dios, Jesús nos prohibió juzgar a los demás: "No juzguen y no serán juzgados; porque de la manera que juzguen serán juzgados y con la medida con que midan los medirán a ustedes"(Mt 7, 1-2).

18º "Tengo miedo que todos se escapen de mi"

Una maestra observó que uno de los niños de su clase estaba extrañamente triste y pensativo. "¿Qué es lo que te preocupa?" le

(21)

preguntó. Y el niño lloriqueando contestó: "Mis padres se pasan trabajando y no tienen tiempo para estar conmigo. Mi papá se pasa el día en el trabajo para poder comprarme vestidos, zapatos nuevos y pagar la cuota en el mejor colegio de la ciudad. Además hace horas extra para poder enviarme a una escuela de inglés, de música y de kara-té. Mamá se pasa el día cocinando, lavando, planchando y haciendo compras para que no me falte comida, ni nada" Tengo miedo de que traten de escaparse de mí.

Lo más importante para un niño es sentir que los padres tienen tiempo para estar con él.

No le importa tanto que trabajen por él, que le consigan todo lo que le gusta. Lo que más necesita es sentirse amado personalmente y no sólo a través de cosas, por cuanto costosas sean.

Saber "perder tiempo con los hijos" no es perder tiempo sino donarlo como algo muy personal, insustituible, inapreciable. Interesarse de los hijos preguntándoles qué piensan, que dicen, qué hacen, qué esperan, qué desean es ganarse aquella confianza que les permite educarlos y guiarlos para su bien.

19º El juguete que faltaba

Una joven pareja entró en el mejor negocio de juguetes de la ciudad. El marido y la esposa miraron con mucha atención los juguetes que estaban expuestos en los escaparates o colgados al techo o en desorden sobre los bancos o por tierra. Había muchas muñecas que lloraban y reían al moverlas, juguetes eléctricos, cocinillas que hasta se calentaban para cocinar tortas y pizzas. No se decidían sin embargo a elegir. Se le acercó una simpática dependiente de mostrador. "Mire" le explicó la esposa, "nosotros tenemos una niña muy pequeña, pero estamos fuera de casa todo el día y a menudo también de noche". "Es una niña que sonríe poco, añadió el marido". "Querríamos comprarle algo que la haga feliz" prosiguió la esposa, "feliz también cuando nosotros no estamos con ella... Algo que le dé alegría cuando está sola. "

"Lo lamento" contestó amablemente la empleada, "pero nosotros no vendemos padres".

Muchos padres, ansiosos de dar lo mejor a sus hijos, les hacen faltar lo que más vale: su presencia, su compañía y su interés por lo que a los hijos les interesa.

Nunca aquella niña podrá sonreír por cuantos juguetes les van a regalar sus padres siempre ausentes y ocupados en otros asuntos que no son ella misma.

20º En cambio ... yo te doy: 'amor'

Una niña de seis años no dejaba en paz a sus padres porque siempre les pedía cosas y cosas que ellos les tenían que comprarle cuando iban a la ciudad. Al final el papá un día perdió la paciencia y le dijo: "Cómprame

(22)

esto, cómprame aquello... Tú piensas sólo a lo que tus padres te tienen que comprar. Pero yo querría saber lo que tú le das a cambio. " Y la respuesta pronta de la niña fue: "Yo les doy amor".

Es exactamente esto lo que Dios Padre quiere de nosotros: que aprendamos a amarlo como él nos ama. El mejor regalo que le podemos dar a Dios es nuestro amor agradecido, nuestra confianza y nuestra fe en el creer que él se preocupa de nosotros. Dios no recibe nada de nuestras alabanzas de nuestros rezos ni tampoco de nuestra obediencia. Los que ganan somos únicamente nosotros. A Dios le basta con que lo amemos con todo el corazón y, con el amor que Dios nos da, nos amemos los unos a los otros como buenos hermanos.

21º El chino... el arroz... en el infierno y en el paraíso.

Después de una larga y honesta vida un chino murió y fue destinado al paraíso. Como era un tipo muy curioso, pidió permiso para dar primero un vistazo al infierno. Un ángel le acompañó y pudo así mirar desde la ventana lo que sucedía allá dentro. Y se cayó de espaldas al ver un inmenso salón lleno de luz y de mesas con todo tipo de comida. Mesas y mesas preparadas con platos de arroz humeante y apetitoso. Pero los que estaban alrededor de estas mesas, eran flacos, piel y huesos, pálidos y ojerosos.

¿Cómo es posible que sean así?" les preguntó al ángel, "con tanto arroz que tienen delante?" "Mira bien" le contestó el ángel, "cuando llegan aquí reciben todos dos palitos de los que se usan en china para comer. Pero tienen un metro de largo y, para llevar la comida a la boca, los dos palitos largos un metro no le sirven por ser demasiado largos. De manera que no pueden llevarse el arroz a la boca y sufren un hambre tremenda con tanta comida delante.

El buen chino quedó horrorizado. Era verdaderamente un terrible castigo que sufrían aquellos condenados que, por más que esfuerzos que hacían, no podían probar ni siquiera un granito de arroz. No quiso ver nada más y se fue al cielo.

Allí lo esperaba otra sorpresa. El paraíso parecía la misma cosa que el infierno. Un inmenso salón lleno de gente alrededor de mesas con arroz humeante y... los convidados todos con dos palitos laaaaaaar... gos un metro cada uno. Pero estaban todos alegres y gorditos, rozagantes de salud.

"¿Cómo puede ser esto?" le preguntó el chino al ángel. " Y éste le sonrió diciendo: "Mira bien como se ayudan el uno al otro. Aquí cada uno se preocupa de dar de comer al que está en frente o al vecino de la derecha y de la izquierda. Y todos comen en abundancia porque cada uno se preocupa por el otro.

Esta parábola no pretende describir lo que pasa en el infierno o en el paraíso, sino que imagina lo que sería este mundo si superando nuestro egoísmo individualista, nos preocupáramos del bien de los demás. Y el

(23)

paraíso se encuentra donde existe un grupo de personas que se preocupan los unos por los otros y viven como hermanos. Y el infierno se anticipa cuando nos encerramos en nosotros mismos buscando únicamente nuestro interés.

Quién sabe abrirse al amor tiene ya un pie en el paraíso. La muerte consistirá en retirar el pie que está aquí para colocarlo donde está el otro, en el cielo. De la misma manera, el egoísta tiene ya un pié en el infierno y su muerte, a menos que no se arrepienta, consistirá en colocar el pie donde ya está el otro, en el infierno.

22º "Usted no me habló de Dios pero me lo hizo ver"

En un hospital una hermana había curado con infinita ternura a un paciente totalmente incrédulo. Nunca le pudo hablar de Dios ni de Jesucristo. Cuando le dieron de alta, este hombre le dijo a la religiosa: "Hermana, usted no me habló de Dios, pero hizo mucho más: me lo hizo ver".

Sabemos que más que predicadores el mundo de hoy necesita testigos. De nada sirven las palabras que no sean una explicación de los hechos concretos, del testimonio de vida que las precede.

Lucas escribe de Jesús que empezó a hacer y predicar. (He 1, 1). Primero “hacer” luego “predicar”, es decir, explicar el sentido de sus acciones. Hoy día el mundo está nauseado de palabras, de discursos bonitos y de buenas intenciones. Ya nadie cree en las palabras. Si el anuncio del evangelio no está precedido de signos claros de amor verdadero, de caridad concreta y de testimonio de que el mismo Cristo está actuando en nosotros, nadie va a creer en lo que anunciamos.

"Cuando venga el Defensor que yo les enviaré y que vendrá del Padre, él dará pruebas en mi favor. Y ustedes serán mis testigos ya que han estado conmigo desde el principio". (Jn 15, 26-27)

Si el cristiano vive del Espíritu de Jesucristo, que es Amor, entonces el Espíritu Santo hablará por medio de él y dará testimonio de la resurrección de Jesús.

23º Un ciego y un cojo se salvaron de un incendio.

Un día, en un bosque muy visitado, se desató un incendio Todos huyeron, llenos de miedo. Quedaron solamente un ciego y un cojo. Asustado por el fuego, el hombre ciego se dirigía, sin saberlo, directamente hacia el bosque en llamas. "No vayas allá - le gritó el cojo - . acabarás en el fuego". "¿Hacia dónde entonces?". "Yo puedo indicarte el camino" contestó el cojo, pero no puedo caminar. Si tú me tomas sobre tus hombros, podríamos huir de aquí y salvarnos los dos".

El ciego siguió el consejo del cojo; lo tomó sobre sus hombros y se dejó guiar por él que veía muy bien.

(24)

Esto es lo que significa la comparación que S. Pablo hace del “Cuerpo místico” de Jesucristo. Somos miembros los unos de los otros y los carismas se distribuyen siempre para el bien de todos. Nadie recibe un don sólo para sí sino para utilidad de los demás.

Si supiéramos juntar nuestras experiencias, nuestras capacidades y colaborar juntos para una tarea común, podríamos resolver tantos y tantos problemas que no pueden resolverse sin la unidad y el servicio recíprocos.

24º Dígale al cura ese que me olvidé de sus pecados"

Se decía en una aldea que una anciana señora era una vidente. El cura quiso averiguar la autenticidad de sus visiones. La llamó y le dijo: "La próxima vez que Dios te hable pídele que te revele mis pecados, que sólo Él conoce. La mujer regresó pocos días más tarde y el cura le preguntó si Dios se le había vuelto a hablar. Y, al responderle que sí, le dijo: "¿Y le pediste lo que te ordené? "Sí, lo hice" ¿Y qué te dijo? Dile al cura que he olvidado sus pecados".

Perdonar de veras es olvidar, pero no el en sentido psicológico de no recordar lo que pasó como si no hubiera pasado, sino en el sentido de no echarle en la cara al ofensor lo que él había hecho y sobre todo de no pensar en ninguna venganza.

Algunos dirá que Dios no sabe perdonar del todo porque nos hará sufrir en el Purgatorio por los pecados que hemos cometido y que él nos perdonó. Dios ¿no nos perdona entonces del todo?

¿Qué respondemos a esta sospecha? Si Dios nos perdona del todo, ¿por qué entonces las penas del purgatorio?

El motivo está no en que Dios no sabe perdonar sino en que nosotros no nos arrepentimos de veras. Muchas veces nuestro arrepentimiento tiene poco que ver con el amor, nos arrepentimos porque tenemos que pagar las consecuencias de nuestros errores y culpas pero no tanto porque hemos ofendido a Dios y les hemos dado un disgusto. Pagaremos en el Purgatorio aquella pena del pecado cometido que no pudo ser eliminada del todo por nuestro insuficiente arrepentimiento.

25º La estatua de allá arriba la verán los ojos de Dios. "

Un escultor estaba cincelando con mucho cuidado y dedicación un grueso bloque de mármol. Un visitante, después de contemplar con ojos extasiados la belleza perfecta que iba logrando el escultor, le preguntó: " ¿adónde se va a colocar esta estatua?" La vamos a colocar allá, arriba de esa torre", contestó el escultor. "¿Cómo? ¿Allá arriba, tan lejos del suelo? ¿Y para qué elaborar con tanto detalle una estatua cuya belleza nadie podrá apreciar a esa altura?" Y el escultor respondió con una sonrisa: "La verán los ojos de Dios".

(25)

Lo que cuenta, en nuestra vida, es lo que vale a los ojos de Dios y no tanto lo que piensa la gente. Jesús nos invita a hacer el bien no para gloria nuestra sino del Padre que está en los cielos: "Así debe brillar su luz antes los hombres para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes que está en los cielos. " (Mt 5, 16).

No hay que preocuparse de lo que dirá la gente, tampoco esconder el bien que estamos haciendo, sino estar seguros de que estamos haciendo la voluntad del Padre.

Lo que dice la gente se puede comparar con la sombra que proyectamos en el suelo cuando salimos a la calle con el sol. Si salgo a la calle cuando se levanta el sol o cuando se pone mi sombra se alarga enormemente, mientras si salgo al mediodía, mi sombra apenas la veo a mis pies, larga unos pocos centímetros. Y sin embargo no soy más grande de mañana o de tarde ni más pequeño de mediodía. Soy lo que soy, siempre de la misma estatura. Así es de nuestra personalidad, tenemos el valor que sólo Dios conoce, los demás nada pueden añadir o quitar con sus juicios. Ninguno de los que nos juzgan ahora estarán presentes cuando seremos juzgados por Dios.

26º "En aquellos días yo te llevaba en mis brazos"

Tuve un sueño. Me parecía caminar sobre la arena de una playa al lado del Señor Jesús. Nuestros pasos dejaban en la arena una doble serie de huellas: las mías y las de Jesús. Pensé que cada uno de mis pasos representaba un día de mi vida. Entonces, siempre en sueño, me di vuelta para volver a ver todas aquellas huellas en la arena, y me fijé que a veces en lugar de dos series de huellas, aparecía solamente una. Rehice todo el camino de mi vida y con asombro me di cuenta que los trechos de mi existencia, en que aparecía una sola serie de huellas, correspondían a los días más tristes de mi existencia. Días de angustia y de tristeza, de rabia y mal humor, días de pruebas y de sufrimientos.

Entonces le dije a mi Señor Jesús: "Tú nos has prometido quedarte con nosotros todos los días de nuestra vida. ¿Por qué no cumpliste con tu promesa y me dejaste solo precisamente en los días más difíciles de mi vida, cuando más yo necesitaba tu presencia?

Y el Señor me contestó sonriendo. "Hijo mío, yo no he dejado de amarte ni un solo instante de tu vida. Las huellas que tu ves en los días más difíciles de tu vida y que aparecen solas, son las mías. En aquellos días yo te llevaba en mis brazos.

Para comprender mejor la relación entre la providencia de Dios y nuestra libertad, puede ser útil pensar que comúnmente, somos como un niño pequeño que Dios toma de la mano y lo sostiene cuando amenaza de caer. Si un niño de pocos años se encuentra en medio del tráfico tumultuoso de una ciudad, tiene miedo y se desespera. Pero si camina a lado de su padre o su madre que lo tiene bien estrecho en su grande mano, ya no llora ni se desespera; se siente seguro y camina sorteando piedras y charcos.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :