Ácidos Grasos Volátiles

Texto completo

(1)

Ácidos Grasos Volátiles

Los Ácidos Grasos Volátiles constituyen los principales productos de la fermentación animal, principalmente de los hidratos de carbono. Los Ácidos Grasos Volátiles primarios son el ácido acético, propiónico, y butínico. Con frecuencia los Ácidos Grasos Volátiles son denominados como sus iones disociados. Acetato, propionato y butirato. Otros Ácidos Grasos Volátiles cuantitativamente menores pero metabólicamente importantes son: el valérico, isovalérico, isobutírico y el 2 metil butínico.

Es necesario recordar que esta es una relación simbiótica en la que los productos de desecho derivados del metabolismo microbiano, en un sistema de fermentación anaeróbica, constituyen los principales productos energéticos para los rumiantes y otros hervívoros.

Los ácidos grasos volátiles se forman en el rúmen una vez que el bolo alimenticio llega y se descompone en él. Sin embargo, la proporción de formación de estos ácidos grasos varía con la dieta que se les suministre a los animales.

Aún cuando la dieta del animal se base en alimento concentrado no se debe suministrar menos del 15 -17 % de fibra al animal.

El ácido propionico es capaz de convertirse en glucosa, por tal motivo es bueno en la producción de carne pero no en la síntesis de leche (cuando los niveles de ácido propionico en vacas lecheras aumentan, se pueden presentar problemas disminuyendo el % de grasa en la leche).

Como se Producen

Los carbohidratos constituyen la mayor parte de la ración alimenticia de los rumiantes y por lo mismo, son la fuente principal de energía, tanto para los microorganismos como para el rumiante que los ingiere.

(2)

Los carbohidratos más abundantes en las raciones para rumiantes son polisacáridos, celulosa, hemicelulosa, pectinas, fructanas y almidones. En base a materia seca, la celulosa puede alcanzar de 20 a 30% de los carbohidratos, las hemicelulosas de 14 a 17% y las pectinas hasta 10% (9). Son pocos los productos vegetales que tienen cantidades considerables de sacarosa (la caña de azúcar es uno de ellos) y menos aún los que contienen glucosa. La proteína de la dieta también puede contribuir a la producción de ácidos grasas volátiles, especialmente en aquellas raciones con un contenido proteico elevado. Su participación es a través de la degradación de los ácidos aminados hasta metabolitos capaces de convertirse en ácidos grasas volátiles. Sin embargo, se carece de datos cuantitativos al respecto. La fermentación de los ácidos aminados: valina, leucina, isoleucina y prolina produce isobutirato, isovalerato, 2 metil butirato y valerato, respectivamente. El ácido glutámico y el aspártico se metabolizan con gran rapidez y producen ácidos grasas volátiles y CO2

Metabolimos de los Acidos grasos volátiles en los rumiantes

Si se tiene en cuenta que el 60 al 80 % de los requerimientos energéticos del rumiante son cubiertos por los AGV absorbidos y en parte metabolizados en la mucosa ruminal, resulta evidente que no se trata de un simple epitelio protector, como podría sugerir su estratificación y queratinización. Es por el contrario un eficiente epitelio absortivo, selectivo gracias al cierre de lavía paracelular por uniones estrechas y a la apertura de la vía transcelular mediante conexiones intercelular por uniones GAP. Esta conformación le permite alepitelio poseer un flujo neto de ingreso de Na+ al colocar una mayor concentración de Na-K-ATPasas en el estrato basal. La absorción de Na+ se asocia al ingreso de Cl-, HCO3-y AGV hacia el medio interno. Los AGV se absorben por dos mecanismos diferentes, dependiendo de su estado de disociación. Cuando se encuentran en su forma no disociada y por lo tanto liposoluble, son absorbidos por difusión simple a través de la membrana luminal. Cuando los AGV se encuentran disociados la capa de hidratación les quita liposolubilidad y les aumenta el diámetro, impidiéndoles difundir por la membrana celular, por lo cual deben ser contratransportados con

(3)

bicarbonato intracelular. Aparentemente los mecanismos por los cuales los AGV abandonan la superficie basal son semejantes a los citados para la absorción luminal, sufriendo diferentes grados de metabolización. Con respecto al acetato, una pequeña cantidad puede ser utilizada como fuente energética en la mucosa, pero la gran mayoría pasa a la circulación portal, desde la cual será captado en un 20 % por el hígado y el resto pasará a la circulación general para ser tomado por otros tejidos. Con respecto al propionato una fracción es degradada o convertida en lactato antes o durante su absorción. El resto del propionato pasa la circulación portal y un 95 % escaptado por el hígado. El butirato absorbido es convertido casi en su totalidad en betahidroxibutirato en la propia mucosa ruminal. Este cuerpo cetónico, junto a la pequeña cantidad de butirato que queda, pasa a la circulación portal. La glucosa absorbida en el intestino llega generalmente en forma de almidón, ya sea libre o bien dentro de los protozoos. Es limitante para su digestión la falta de procesamiento del grano. Uno de los estímulos más importantes de la secreción de amilasa pancreática es la llegada de proteína verdadera al intestino, demostrando una vez más la importancia del balance glucídico-proteico en los rumiantes.Si bien una pequeña cantidad de glucosa podría pasar por la vía paracelular cuando aumenta su concentración, su absorción depende principalmente de un cotransporte con Na+, y la capacidad de estos transportadores no parece ser una limitante de la absorción, ya que pueden duplicar su número en sólo 2 a 4 días.

Cada AGV posee un destino metabólico distinto.

Los AGV con número par de carbonos (C2 y C4) pueden ser usados como fuente energética directa en cualquier tejido, ingresando como acetil-CoA al ciclo de Krebs, o bien ser empleados para sintetizar ácidos grasos, por lo cual se los considera lipogénicos. El propionato posee un destino completamente distinto, ya que es el único de los tres AGV

que puede ser convertido en glucosa. Por esta razón se lo considera glucogénico y adquiere

(4)

gran importancia en la nutrición de los rumiantes, quienes deben sintetizar la mayor parte de la glucosa que necesitan.

Otro Punto de metabolismo más corto y que va al grano

Los carbohidratos, hidratos de carbono o glúsidos representan una importante proporción del aliemento consumido por los animales.

Los carbohidratos son fermentados en el rúmen produciendo los acidos grasos volatiles (propionico, butirico y acetico), los cuales en algunos casos (propionico y láctato) pueden formar glucosa que será utilizada en la producción de energia.

Minerales

Minerales son aquellas sustancias naturales, homogéneas, inorgánicas, de composición química definida (dentro de ciertos límites); poseen una disposición ordenada de átomos de los elementos de que está compuesto, y esto da como resultado el desarrollo de superficies planas conocidas como caras. Si el mineral ha crecido sin interferencias, pueden generarse formas geométricas características, conocidas como cristales.

Los macrominerales

Los macrominerales son sustancias inorgánicas pertenecientes al grupo de los minerales, cuyo origen son las rocas y los metales. Se encuentran en los alimentos, tanto vegetales como animales. Este tipo de nutriente tiene que ser extraído durante el proceso de la digestión, de otro modo, sería expulsado sin más por el organismo.Los macrominerales que nos pueden aportar los alimentos son : el calcio, el fósforo, el sodio, el magnesio, el cloro, el potasio y el azufre. El organismo humano y animal pueden necesitar de éstos macrominerales en diferente medida, pero la ingesta necesaria que se debe realizar diariamente siempre supera los 100 mg, en todos los casos.

Se les denomina macrominerales porque su peso es superior al de los microminerales, no porque sean más o menos importantes o interesantes, desde un punto de vista curativo y preventivo. A lo largo de esta página, iremos

(5)

descubriendo las propiedades benéficas que nos pueden aportar, que no son pocas. Se han realizado estudios serios en los países más avanzados, tanto estudios de carácter privado como estudios de carácter público. Ya sabemos todos, que los estudios de carácter privado, pueden esconder algún interés comercial, no hace falta decirlo. Pero los estudios públicos, no representan este inconveniente, al menos, en teoría. Una de las principales preocupaciones de los gobiernos, en los tiempos que corren, es la de la correcta alimentación. Diferentes estadísticas demuestran que en los países industrializados, el índice de obesidad a subido vertiginosamente, quizá por ello, los gobiernos de éstos países se comienzan a preocupar, ya que la factura de la sanidad pública esta siendo incrementada por los casos de enfermedades provocadas por una mala alimentación.

Los microminerales

A pesar del nombre que tienen o se les ha puesto, microminerales, no significa ni mucho menos, que no sean importantes para nuestra salud. Muy al contrario, los microminerales tenemos que tenerlos muy presentes. Los más importantes para tener en cuenta son: Cobre, Yodo, Hierro, Manganeso, Cromo, Cobalto, Zinc y Selenio. Las ingestas diarias, a través de los alimentos, en la mayoría de los microminerales no supera los 100 mg, a diferencia de los macrominerales, que si se puede aumentar dicha cantidad con cierta facilidad.A los microminerales también se les conoce como oligominerales y minerales esenciales, en fin, el nombre probablemente sea lo de menos, porque lo que ha constatado la historia de la ciencia y la experiencia, tanto en la ciencia como en la vida diaria, es que la ingesta de estos minerales no solamente nos ayudarán a disponer de una mejor salud, sino que también, a una mejor calidad de vida, tanto si estamos enfermos y con patologías como si estamos completamente sanos. Los microminerales tienen una particularidad añadida, y es que algunos de ellos, ingeridos excesivamente nos harán daño (el caso del hierro, por ejemplo), pero no ingerirlos también nos perjudicará. En fin, que unos análisis cuestan poco y, en algunos casos, solamente tiempo.

(6)

Figure

Actualización...

Related subjects : Ácidos Grasos Volátiles