Roj: STSJ CL 1378/ ECLI: ES:TSJCL:2013:1378

Texto completo

(1)

Roj: STSJ CL 1378/2013 - ECLI: ES:TSJCL:2013:1378

Id Cendoj:47186330012013100156

Órgano:Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso Sede:Valladolid

Sección:1

Fecha:29/04/2013 Nº de Recurso:29/2012 Nº de Resolución:725/2013

Procedimiento:Recurso de Apelación

Ponente:LUIS MIGUEL BLANCO DOMINGUEZ Tipo de Resolución:Sentencia

T.S.J.CASTILLA-LEON CON/AD VALLADOLID SENTENCIA: 00725/2013 Sección Primera N56820 N.I.G: 47186 33 3 2012 0100233

Procedimiento: RECURSO DE APELACION 0000029 /2012

Sobre: FUNCION PUBLICA

De GERENCIA REGIONAL DE SALUD CONSEJERIA DE SANIDAD JCYL LETRADO DE LA COMUNIDAD

Contra D.ª Lourdes

LETRADO: D. HERMENEGILDO GARCÍA DURÁN SENTENCIA N.º 725

ILMOS. SRES. MAGISTRADOS:

DON JESÚS BARTOLOMÉ REINO MARTÍNEZ DON SANTOS HONORIO DE CASTRO GARCÍA DON LUIS MIGUEL BLANCO DOMÍNGUEZ

En Valladolid, a veintinueve de abril de dos mil trece.

VISTO por la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, el rollo de apelación n.º 29/2012, dimanante del recurso contencioso-administrativo n.º 595/2010, procedimiento abreviado del Juzgado de lo Contencioso-administrativo Número Tres de Valladolid, interpuesto por la Administración de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, representada y defendida sus Servicios Jurídicos, siendo parte apelada DOÑA Lourdes , asistida del Letrado Sr. García Durán, siendo objeto de apelación la sentencia del referido Juzgado de 14 de septiembre de 2011 , por la que se estima la demanda, habiéndose seguido el procedimiento previsto para el recurso de apelación en la Ley de la Jurisdicción Contencioso-administrativa.

(2)

PRIMERO .- La representación procesal de la Administración demandada interpuso recurso de apelación

contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo Número Tres de Valladolid de fecha 14 de septiembre de 2011 , cuyo fallo es del siguiente tenor literal:

" QUE ESTIMANDO el presente recurso contencioso administrativo interpuesto por letrado Sr. García Durán en

representación de Dª Lourdes contra la Orden SAN/864/2010 de 27 de mayo , por la que se convoca concurso de traslados para la Provisión de plazas vacantes de personal estatutario de las siguientes categorías: Enfermero/ a, Fisioterapeuta y Enfermero/a Matrona, de la Gerencia Regional de Salud, debo declarar y declaro la nulidad de lo establecido la BASE 3.1.1 y 3.1.2 de la Convocatoria en cuanto barema los méritos referidos a "la antigüedad en los casos en que se esté prestando servicios en promoción interna temporal se contará en la categoría de origen", dejando sin efecto estas previsiones y debiendo valorarse estos méritos en la categoría en la que se prestaron. Todo ello, sin que proceda establecer una especial condena en costas. "

SEGUNDO .- Una vez formalizado el recurso, fue remitido a esta Sala, formándose el rollo de apelación

correspondiente.

TERCERO .- Se señaló para votación y fallo el día 26 de abril de 2013, siendo designado ponente el Ilmo. Sr.

Magistrado D. LUIS MIGUEL BLANCO DOMÍNGUEZ. FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO .- Se recurre la Sentencia 527/2011 de 14 de septiembre dictada por el Juzgado de lo Contencioso

Administrativo número 3 de Valladolid en el Procedimiento Abreviado 595/2010 que estima la demanda presentada por D.ª Lourdes contra la Orden SAN/864/2010 de 27 de mayo por la que se convoca concurso de traslados para la provisión de plazas vacantes de personal estatutario de las siguientes categorías: Enfermero/ a, Fisioterapeuta y Enfermero/a Matrona, de la Gerencia Regional de Salud.

La Sentencia anula las Bases 3.1.1 y 3.1.2 de la citada Convocatoria en cuanto barema los méritos referidos a la antigüedad en los casos en que se esté prestando servicios en promoción interna temporal se contará en la categoría de origen", debiendo valorarse tales méritos en la categoría en la que se prestaron.

SEGUNDO .- La Administración demandada en la instancia interpone recurso de apelación para que se revoque

la Sentencia dictada en la instancia y se desestime la demanda. Basa el recurso de apelación en los siguientes motivos.

En primer lugar, alega que se ha infringido la potestad de autoorganización de la Administración que le permite señalar los méritos que se van a tener en cuenta para resolver un concurso de traslados como el impugnado en tanto en cuanto viene a equiparar el mérito antigüedad, que es el que contempla la Base 3.1.1 y 3.1.2, con el de servicios prestados o experiencia profesional, siendo como son cosas distintas, ya que el término antigüedad está vinculado a la pertenencia o adscripción a un determinado Cuerpo, Escala o categoría (personal estatutario) en la condición de funcionario de carrera o personal estatutario fijo.

En segundo lugar, alega que los servicios prestados en promoción interna temporal no se reconocen como servicios previos a efectos de trienios, ni a efectos de antigüedad, de conformidad con los artículos 35 de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario y 45 de la Ley 2/2007 de 7 de marzo que regula el Estatuto Jurídico del Personal Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León. La parte actora en la instancia rebatiendo los argumentos empleados por la parte apelante interesa la confirmación de la Sentencia recurrida.

TERCERO .- Entrando en el análisis de los distintos motivos en los que se basa el recurso de apelación, hay que

decir que la Sentencia recurrida no desconoce la potestad de autoorganización de la Administración apelante a la hora de identificar el mérito que se va a valorar sino que lo que hace es encajar esta dentro de la normativa que es de aplicación de conformidad con los preceptos que cita y con las Sentencias de este Tribunal que considera son de aplicación.

Igualmente hay que señalar que dicha Sentencia claramente establece que no nos encontramos ante el supuesto resuelto en anteriores ocasiones en las que el mérito de los servicios prestados se valoraba de distinta forma según que los mismos se hubiesen realizado en virtud de un nombramiento permanente o temporal y así se pone de manifiesto al inicio del Fundamento de Derecho Cuarto cuando identifica la cuestión objeto debate.

No obstante lo cual de esas otras Sentencias que cita y transcribe parcialmente saca las siguientes conclusiones que entiende de aplicación al caso.

(3)

Así, en primer lugar, que los criterios de valoración no pueden incluir discriminaciones constitucionalmente proscritas, lo que entendemos enlaza con el motivo de impugnación que se contenía en la demanda (Fundamento de Derecho Primero) y, en segundo lugar, que si bien es cierto que quienes desempeñen un puesto en promoción interna temporal, percibirán sus retribuciones correspondientes a los trienios conforme a su categoría de origen y no consolidarán ningún derecho de carácter retributivo o en relación con la obtención de un nuevo nombramiento, también lo es que esos servicios prestados sí van a ser valorados como "merito" en los concursos de promoción interna.

Por lo tanto, es verdad que aquí no nos encontramos ante provisión de plazas por el sistema de promoción interna, sino ante un concurso de traslados ordinario, pero ello no impide que se valore como mérito los servicios prestados en un determinado puesto por promoción interna temporal, conforme a los argumentos que expone la Juzgadora a quo.

CUARTO .- Es verdad como sostiene el Sr. Letrado de la Administración apelante que el merito a valorar,

conforme a las Bases, no son los servicios prestados, sino la antigüedad y que la Sentencia viene a equiparar aquellos a esta.

Ahora bien, la redacción de la Base objeto de la polémica es un tanto confusa ya que si bien es verdad que el mérito que se recoge es el de la antigüedad (Base Tercera) también lo es que en el párrafo segundo de la base 3.1.1 y 3.1.2 se habla no de antigüedad sino de los "servicios prestados" y concretamente se dice que "Los

servicios prestados como personal interino, sustituto o eventual señalados en el párrafo anterior deberán estar reconocidos a efectos de antigüedad, bien al amparo de lo establecido en la Ley 70/1978 de 26 de diciembre de Reconocimiento de Servicios Previos en la Administración Pública, bien al amparo de la Ley 7/2007 de 12 de abril del Estatuto Básico del empleado Publico, bien mediante sentencia judicial firme"

Por lo tanto, es la propia Base la que da pie a esa equiparación entre antigüedad y servicios prestados que denuncia en su recurso de apelación la Administración.

En todo caso, y con independencia de ello, lo que no es posible por incurrir en una "discriminación constitucionalmente proscrita" es que para quienes han prestado servicios como " personal interino, sustituto

o eventual" se atienda a los servicios efectivamente desempeñados para valorar el mérito antigüedad y que

a quienes han desempeñado determinado puesto por promoción interna temporal se les valore no estos servicios sino los propios a "la categoría de origen" que es lo que establece la Base anulada por la Sentencia que ahora se recurre en apelación.

Y no es posible porque en función del tipo de nombramiento se hace una valoración del mérito distinta, cuando ese nombramiento nada tiene que ver con el mérito a valorar, que es lo que establecen las Sentencias que se recogen por la juzgadora a quo, aunque referidas a un supuesto de hecho distinto, pero en el que la razón de decidir es la misma.

Cabe en este punto recordar lo dicho por esta Sala en la Sentencia de fecha 3 de marzo de 2011, dictada en el recurso de apelación 286/2010 en el que se impugnaba también una Orden que regulaba determinado concurso de traslados "en el régimen de provisión de puestos que es la promoción interna temporal, el puesto

efectivamente desempeñado es aquel provisto en dicha promoción, sin perjuicio de que se considera que sigua perteneciendo al grupo funcionarial, a la categoría de origen, que en la posición jurídica de la recurrente es el propio de enfermera y no el de matrona efectivamente provisto. Sin embargo resulta obvio que cuando se valora la experiencia profesional el mérito a ponderar es el inherente al trabajo efectivamente desempeñado, que es lo que constituye el objeto de lo que ha de ser efectivamente ponderable , atendiendo a la naturaleza del sistema de provisión de puestos."

Por lo tanto, quienes han prestado determinados servicios por promoción interna temporal se les debe computar a efectos de antigüedad los servicios prestados en el puesto efectivamente desempeñado a virtud de ese nombramiento en términos de igualdad con los computados para el personal interino, sustituto o eventual.

QUINTO .- No se discute, por lo tanto, el régimen aplicable a quienes desempeñan un determinado puesto por

promoción interna de conformidad con los artículos 35 de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario y 45 de la Ley 2/2007 de 7 de marzo que regula el Estatuto Jurídico del Personal Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León, que el apelante cita en su recurso, lo que ahora discutimos es cómo debe valorarse la antigüedad de las personas así nombradas a efectos de un concurso de traslados y teniendo en cuenta las Bases de la convocatoria y cómo se valoran para otros concursantes que han prestado servicios como interinos, sustitutos o eventuales.

Y en este sentido podemos volver a recordar la Sentencia de 3 de marzo de 2011 ya citada que dice "Sobre la

(4)

nuestra sentencia de 28 de septiembre de 2010 (rollo de apelación nº 969/2009 ), que en el presente caso la promoción interna temporal es un sistema de prestación de servicios en el que se desempeña efectivamente un puesto de trabajo. Se adquiere, por lo tanto, una experiencia, con independencia de que el puesto no se hubiera desempeñado en destino definitivo, de forma que no pueden ser objeto de desconocimiento los méritos así adquiridos.

La valoración en condiciones de igualdad de todos los servicios prestados exige precisamente que se tengan en consideración los que se han realizado en régimen de promoción interna temporal, en la que ha habido un desempeño efectivo de un puesto de trabajo, que ha conllevado la adquisición de una experiencia por la realización de las funciones atribuidas a dicho puesto, y ello siempre será así con independencia de la concreta forma del provisión del destino en que dichos servicios sean prestados, sea aquél definitivo o provisional. Es obvio que en la forma de provisión de puestos en que consiste el concurso se tiende a valorar la experiencia adquirida en el desempeño del puesto y así el artículo 79 del Estatuto Marco del Empleado público (Ley 7/2007, de 12 de abril ) expresa que "el concurso, como procedimiento normal de provisión de puestos de trabajo, consistirá en la valoración de los méritos y capacidades y, en su caso, aptitudes de los candidatos por órganos colegiados de carácter técnico". Y el artículo 44 del Real Decreto 364/1995, de 10 de marzo , por el que se aprueba el Reglamento General de Ingreso del Personal al servicio de la Administración General del Estado y de provisión de puestos de trabajo y promoción profesional de los Funcionarios Civiles de la Administración General del Estado, no directamente aplicable pero que se trae a colación para indagar la naturaleza del sistema de provisión que nos ocupa, expresa como objeto del concurso "la valoración del trabajo desarrollado".

En el mismo sentido Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, en su artículo 31.4 define los baremos de méritos a ponderar en los concursos, como forma de ingreso, cuyos principios serían también aplicables a la provisión de puestos, en su artículo 31.4 en los términos siguientes:

"Los baremos de méritos en las pruebas selectivas para el acceso a nombramientos de personal sanitario se dirigirán a evaluar las competencias profesionales de los aspirantes a través de la valoración, entre otros aspectos, de su currículo profesional y formativo, de los más significativos de su formación pregraduada, especializada y continuada acreditada, de la experiencia profesional en centros sanitarios y de las actividades científicas, docentes y de investigación y de cooperación al desarrollo o ayuda humanitaria en el ámbito de la salud". Por lo tanto en la ponderación de méritos en la provisión de puestos de trabajo se ha de estar al puesto de trabajo efectivamente desempeñado, no a la categoría o grupo profesional a que pertenezca el funcionario. Por ello no puede atenderse a la ponderación de los servicios como si se hubieren prestado en los puestos propios del Cuerpo o Categoría a que pertenece el funcionario, sino al efectivamente desempeñado en régimen de promoción interna temporal."

Por lo tanto, teniendo en cuenta que aun cuando la Orden impugnada dice que lo que valora es la antigüedad, realmente atiende a los servicios prestados así como que la valoración de esos servicios prestados debe hacerse por igual para todos los que participan en el concurso, valorando la función realmente desarrollada, con independencia de la forma de nombramiento, debemos confirmar la Sentencia recurrida y desestimar el recurso interpuesto.

SEXTO .- Al desestimarse el recurso de apelación, deben imponerse las costas a la parte apelante en aplicación

del artículo 139 de la Ley de la Jurisdicción .

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación, la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Valladolid dicta el siguiente:

FALLO

Con desestimación del recurso de apelación número 29/2012 interpuesto por la Comunidad Autónoma de Castilla y León, representada y defendida por sus Servicios Jurídicos, contra la Sentencia 527/2011 de 14 de septiembre dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Valladolid en el Procedimiento Abreviado 595/2010, que estima la demanda contra la Orden SAN/864/2010 de 27 de mayo por la que se convoca concurso de traslados para la provisión de plazas vacantes de personal estatutario de las siguientes categorías: Enfermero/a, Fisioterapeuta y Enfermero/a Matrona, de la Gerencia Regional de Salud, y en el que ha intervenido como parte apelada Dª Lourdes , quien ha designado domicilio a efectos de notificaciones, defendida por el Letrado D. Hermenegildo García Durán, debemos confirmar la misma con imposición de las costas de la segunda instancia a la parte apelante.

(5)

Devuélvanse los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, para ejecución y cumplimiento, debiendo acusar recibo.

Lo mandó la Sala y firman los Ilmos. Sres. Magistrados al inicio indicados.

PUBLICACIÓN .- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que en ella

se expresa, en el mismo día de su fecha, estando celebrando sesión pública la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Valladolid, de lo que doy fe.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :