Ministerio de Educación y Ciencia Secretaría de Estado de Educación Dirección G. de Formación Profesional Reglada y P. Educativa

20 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

W

Ministerio de Educación y Ciencia

Secretaría de Estado de Educación

(2)

FORMACIÓN PROFESIONAL

Mantenimiento de Vehículos

Autopropulsados: Automoción

Ministerio de Educación y Ciencia

Secretaría de Estado de Educación

(3)

® Ministerio de Educación y Ciencia Edita: Ministerio de Educación y Ciencia

Dirección G. de F. Profesional Reglada y Promoción Educativa Depósito legal: M-21034-1995

ÑIPO: 176-95-045-5 I.S.B.N.: 84-369-2551-3

Impreso en España - Printed in Spain Por: Impresos y Revistas, S.A. (IMPRESA) Herreros, 42. Polig. Ind. Los Angeles GETAFE (Madrid)

(4)

índice

Página

PRESENTACIÓN 5

INTRODUCCIÓN:

Metodología y elementos esenciales de los títulos

de formación profesional 7

DOCUMENTACIÓN DE LOS CICLOS FORMATIVOS

DE GRADO SUPERIOR:

Automoción 11

DOCUMENTACIÓN DE LOS CICLOS FORMATIVOS

DE GRADO MEDIO:

Carrocería 77

Electromecánica de Vehículos 129

ANEXOS 193

Anexo I 195

Anexo II 209

A n e x o III 221

Anexo IV 223

(5)

Presentación

La prosperidad de cualquier país, la competitividad de su economía y de su estructura productiva dependen de sus recursos humanos, de su creatividad, iniciativa y de sus conocimientos y aptitudes; depende, en gran medida, de la preparación profesional de su fuerza de trabajo, de sus capacidades para realizar con destreza, eficacia y calidad las fun-ciones y actividades de la producción de bienes y servicios.

En relación con esta finalidad corresponde a la Formación profesio-nal en el ámbito del sistema educativo, según establece la Ley Orgánica

General de Ordenación del Sistema Educativo (LOGSE), la

preración de las personas, proporcionándoles la formación necesaria pa-ra la actividad en un campo profesional y la capacitación papa-ra el de-sempeño cualificado de las distintas profesiones.

Esta preparación debe lograr en los alumnos la adquisición de la com-petencia profesional requerida en el empleo, la adaptación al cambio en las cualificaciones, los conocimientos necesarios sobre la organi-zación del trabajo del sector correspondiente, la preparación para las relaciones y condiciones del trabajo y la adquisición de una identidad y madurez profesional motivadora de futuros aprendizajes.

Estos objetivos y las acciones orientadas a alcanzarlos, establecidas en el Plan de Reforma de la Formación Profesional aprobado por el Ministerio de Educación y Ciencia, guían la elaboración de un nuevo Catálogo de Títulos Profesionales acorde con la nueva ordenación aca-démica, adaptado a las necesidades de cualificaciones del sistema pro-ductivo y contrastado por los agentes sociales.

Los nuevos Títulos Profesionales previstos por la LOGSE incorporan por primera vez en el ámbito del sistema educativo la expresión de la

"competencia profesional requerida en el empleo". Dicha competencia ha sido identificada mediante el correspondiente estudio del sector y el análisis riguroso de los procesos de producción, realizados conjun-tamente por expertos de los sistemas productivo y educativo y que han contando con la participación efectiva de las principales organizacio-nes empresariales, sindicales y profesionales.

Como valor añadido, las especificaciones de la competencia profe-sional identificadas tendrán una indudable utilidad para el sector. Igualmente, por primera vez en el ámbito del sistema educativo se define una estructura modular de la formación deducida de la compe-tencia profesional requerida en el empleo, que posibilita establecer las convalidaciones y correspondencias que procedan con la Formación Profesional Ocupacional y con la práctica laboral.

(6)

Las nuevas enseñanzas de formación profesional plantean lógicamen-te nuevos retos al sislógicamen-tema educativo, en especial en lo relativo a sus re-laciones e implicaciones con el entorno de los centros docentes: la formación permanente del profesorado, la mejora de los materiales y medios didáctico-tecnológicos y la formación de los alumnos en centros de trabajo son algunos de los instrumentos no menos importantes con los que deben afrontarse estos nuevos retos.

La documentación que se presenta en este volumen corresponde a los Títulos de la Familia Profesional de Mantenimiento de Vehículos Autopropulsados. No obstante las exigencias de su ordenación jurídica en dos normas (una sobre las enseñanzas mínimas y otra sobre el cu-rrículo propiamente dicho), el Ministerio considera útil su publicación in-tegrada a los efectos de facilitar su manejo.

Esta publicación será completada y desarrollada posteriormente con materiales didácticos mas ajustados a las necesidades específicas de la práctica docente en el aula-taller o laboratorio.

De esta forma, el Ministerio de Educación pretende atender adecuada-mente a las exigencias y expectativas que la renovación de la forma-ción profesional está creando.

Gustavo SUAREZ PERTIERRA Ministro de Educación y Ciencia

(7)

Introducción

METODOLOGÍA Y ELEMENTOS ESENCIALES DE LOS

TÍTULOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL

Los Títulos de Formación Profesional constituyen un aspecto esencial del desarrollo de la Ley Orgánica de Ordenación del Sistema Educativo (LOGSE). Según se deriva de la Ley, los respectivos programas for-mativos deben tomar como referencia fundamental las necesidades de cualificación del sistema productivo. Dicho con más precisión: las en-señanzas profesionales, su estructura, objetivos, criterios de evalua-ción y contenidos, deben enfocarse desde la perspectiva de la adqui-sición de la competencia profesional requerida en el empleo (Real Decreto 676/1993 de 7 de Mayo).

A esta finalidad básica de alcanzar las capacidades que permiten de-sempeñar y realizar "roles" y situaciones de trabajo necesarios en el empleo obedece la estructura adoptada para los Títulos Profesionales y su proceso de elaboración; también a estos dos temas se dedica la presente introducción. Primeramente se precisan los principales con-ceptos y términos que intervienen en los Reales Decretos por los que se establecen los Títulos y, posteriormente, se describen los rasgos esenciales de la metodología que el Ministerio de Educación y Ciencia ha adoptado para su elaboración.

El Real Decreto de cada Título contiene un Perfil Profesional que ha servido como referencia fundamental para definir su formación. Este perfil está formado por un conjunto de acciones y resultados que son los comportamientos esperados de las personas en las situaciones de trabajo a las que deben enfrentarse en la producción y que se han denominado realizaciones profesionales.

Estas realizaciones y logros profesionales que deben ser alcanzados en el campo del trabajo técnico tienen una doble cualidad en la que radica su valor fundamental: al mismo tiempo que son consideradas satisfactorias y son aplicables a todas las organizaciones productivas del sector que tienen objetivos de producción similares, se infieren de ellas capacidades relevantes y significativas de las que, a su vez, se inferirán los programas formativos de los alumnos.

Cada realización profesional o enunciado de competencia incluye un conjunto de "criterios de realización" que determinan el nivel acep-table del resultado expresado por la realización y proporcionan un re-ferente preciso para la evaluación del trabajo en contextos producti-vos y son también una guía para la evaluación de la competencia profesional en los centros educativos.

(8)

Las realizaciones profesionales se agrupan en "Unidades de Competencia", cada una de las cuales tiene valor y significado en el empleo, esto es, tiene sentido para la mayoría de las organizaciones del sector y constituye un "rol" esencial de trabajo. En cada unidad de competencia se incluye un "dominio profesional" o campo de apli-cación de las realizaciones profesionales que determina los equipos, materiales, información, procesos, etc. que se han identificado en el sistema productivo y que intervienen en aquéllas.

La parte formativa de cada uno de los Ciclos comprendidos en esta do-cumentación incluye las "enseñanzas mínimas" prescritas para todo el Estado en los Reales Decretos por los que se establecen los Títulos y completadas en duración y contenidos por el Ministerio de Educación y Ciencia para el ámbito territorial de su competencia.

Las enseñanzas del ciclo formativo se organizan en Módulos

Profesionales, cuya finalidad es la de proporcionar a los alumnos la

competencia profesional característica de cada Título. Los módulos pue-den estar asociados a una unidad de competencia (los más específicos) o a varias de estas unidades (los denominados de "base o transversa-les"). En las enseñanzas del ciclo formativo se incluye también un mó-dulo de formación y orientación laboral que no tiene una relación di-recta con la competencia profesional.

Los módulos profesionales constituyen las unidades coherentes de for-mación profesional específica que deben ser acreditadas y certificadas para conseguir la titulación, considerándoselas equivalentes a los térmi-nos "materia" y "área" de la formación general. Los elementos curricula-res que constituyen un módulo son los objetivos, expcurricula-resados en términos de capacidades terminales, los criterios de evaluación y los contenidos. Estos componentes están formulados para que, a la vez que determi-nan la competencia profesional básica exigible en todo el Estado, per-mitan su adaptación a las características de los alumnos y del entorno productivo de los centros.

La concepción modular de la formación, atendiendo al valor y signifi-cado en el empleo de las correspondientes unidades de competencia, constituye la piedra angular del nuevo sistema de Formación Profesional ya que, además de conseguirse la adecuación de la formación de los alumnos a los requerimientos de cualificación del sistema productivo, posibilita alcanzar también otros dos objetivos trascendentales: 1S. Establecer las correspondencias y convalidaciones con la práctica

laboral y la formación profesional ocupacional, de esta forma se posibi-lita, de una parte, a la población adulta la "capitalización" en el sistema educativo de sus aprendizajes y experiencia profesional y, de otra, a los titulados de F.P. el ejercicio profesional en aquellas actividades que re-quieren la certificación de otros organismos de la Administración. 2S. Permitir la realización de una oferta modular a la población adulta

motivadora del progreso en su cualificación profesional. La posibilidad de alcanzar este objetivo deriva de que los módulos profesionales se han definido para conseguir la competencia profesional de las corres-pondientes unidades y éstas, a su vez, son funciones o "roles" con significado en el empleo.

Todo el proceso de definición de los Títulos Profesionales ha estado guiado por una metodología definida por el "Proyecto de Renovación de los Contenidos de F.P." perteneciente a la Dirección General de Formación Profesional Reglada y Promoción Educativa y ha contado con las valiosas aportaciones de las Comunidades Autónomas con com-petencias educativas y de la Comisión Permanente del Consejo General de la Formación Profesional.

(9)

La citada metodología puede sintetizarse en las etapas siguientes: 1Q. Estudio y caracterización de los sectores productivos en los

aspec-tos económico, tecnológico/organizativo, ocupacional y formativo. De estos estudios merece destacarse el estudio sectorial realizado por el Instituto Nacional de Empleo con la colaboración del Ministerio de Educación y Ciencia. Asimismo, es importante reseñar la utilización de la documentación relativa a la prospectiva y evolución de las activida-des profesionales y las titulaciones o cualificaciones de otros paises de nuestro entorno, en estos campos.

29. Partiendo de las conclusiones del estudio del sector se ha realizado

un "análisis funcional" de los procesos de producción, llevado a cabo por un grupo de trabajo constituido por expertos tecnológicos del sector y por expertos educativos dirigidos metodológicamente por personas del ci-tado Proyecto de Renovación. También se ha conci-tado con la colabora-ción de expertos de otros organismos de la Administracolabora-ción con compe-tencias en la normativa profesional o laboral del sector. El análisis realizado ha permitido mediante la comprensión de la lógica de los procesos de pro-ducción, identificar las funciones que deben desarrollar las personas pa-ra alcanzar las misiones y objetivos de las organizaciones productivas. Estas funciones se formulan como enunciados de competencia y se agru-pan convenientemente para constituir los perfiles profesionales de los Títulos.

3S. En la tercera etapa, tomando como referencia el perfil profesional

de los diferentes Títulos, se han identificado el conocimiento, habili-dades, destrezas y actitudes básicos que son necesarios para alcan-zar la competencia profesional definida por el perfil y se ha expresado este "constructo" mediante las capacidades terminales y criterios de evaluación correspondientes. Asimismo, se han determinado los con-tenidos de cada ciclo formativo que permitan a los alumnos alcanzar las citadas capacidades.

4e. En la cuarta etapa se ha realizado un contraste de las

cualificacio-nes y de las titulaciocualificacio-nes en el que han participado las organizaciocualificacio-nes empresariales, sindicales, profesionales y otros organismos de la Administración.

En la presente publicación se recogen los elementos curriculares bá-sicos de los ciclos formativos que constituyen la familia profesional de Mantenimiento de Vehículos Autopropulsados y los perfiles profesio-nales que han servido de referencia para definir la formación de cada uno de ellos. Además, se ha incluido información relativa a las espe-cialidades del profesorado necesarias para su impartición, los requisi-tos mínimos de espacios e instalaciones que son precisos, el acceso a estudios superiores y las convalidaciones o correspondencias con otras materias, cursos, certificaciones o la práctica laboral, correspondien-tes.

Completa este trabajo un conjunto de Anexos en los que se recoge una información complementaria que ayudará a comprender el contenido de la documentación del ciclo formativo y el proceso seguido para su elaboración.

En el Anexo I se adjunta el Real Decreto 676/1993 por el que se es-tablecen directrices generales sobre los Títulos y las correspondientes enseñanzas mínimas de Formación Profesional y el Preámbulo del Real Decreto 1663/1994, de 22 de julio por el que se establece el currículo de los ciclos formativos. En estas dos disposiciones se encuentran la mayoría de los conceptos y términos utilizados en los Títulos Profesionales.

(10)

En el Anexo II, correspondiente a la segunda etapa del proceso de ela-boración antes mencionado, se incluyen la composición del Grupo de Trabajo y las personas que por la administración educativa han inter-venido en la elaboración de los Títulos. También se adjuntan algunos productos intermedios del análisis realizado de los procesos producti-vos del sector, que permitirá conocer las actividades económico-pro-ductivas relativas a los Títulos y una mejor comprensión de sus campos profesionales.

En el Anexo III, se relacionan las organizaciones empresariales, sindi-cales, profesionales, organismos e instituciones consultadas en la eta-pa cuarta de la metodología.

En el Anexo IV se adjunta la terminología básica adoptada en la me-todología de elaboración del Catálogo de Títulos, que puede contribuir a la mejor comprensión de los conceptos y términos utilizados en e! tí-tulo profesional.

La publicación en el B.O.E. de estos títulos profesionales culmina un proceso de trabajo en el que ha participado numerosas personas de un amplio conjunto de instituciones y organizaciones del sector.

Hay que destacar también la colaboración de las organizaciones e ins-tituciones a las que pertenecen los expertos del sector y los expertos educativos que han formado parte del grupo de trabajo; debe señalar-se especialmente la dedicación y esfuerzo de este grupo en una tarea en cierta medida tangencial a su trabajo profesional o docente. A todos ellos, en nombre del equipo del Proyecto de Renovación de los Contenidos de F.P. agradezco su dedicación y contribución a la reno-vación de la formación profesional de la familia de Mantenimiento de Vehículos Autopropulsados.

ANTONIO RUEDA SERÓN

Director del Proyecto de Renovación de los Contenidos de F.P.

(11)

Automoción

Denominación: AUTOMOCIÓN

NivehFORMACIÓN PROFESIONAL DE GRADO

SUPERIOR

Duración del ciclo formativo: 2.000 HORAS

(equivalente a 5 trimestres de formación en centro

educativo como máximo, más la formación en centro de

trabajo correspondiente)

REALES DECRETOS: Título: 1648/1994 (B.O.E. 26/09/1994) Curriculo: 1663/1994 (B.O.E. 03/10/1994)

1. REFERENCIA DEL SISTEMA PRODUCTIVO

1.1. PERFIL PROFESIONAL

1.1.1. Competencia general

1.1.2. Capacidades profesionales

1.1.3. Unidades de competencia

Organizar, planificar y controlar los procesos de

reparación de averías y/o modificaciones, en el

área electromecánica

Organizar, planificar y controlar los procesos de

reparación de carrocería, bastidor, cabina y equipos,

así como las transformaciones opcionales

Gestionar el mantenimiento y la logística asociada,

atendiendo a criterios de eficacia y calidad

Realizar la administración, gestión y comercialización

en una pequeña empresa o taller

(12)

Automocion

1.

1.2

1.2

1.2

1.

.2.

.1.

.2.

.3.

3.

1.3.1.

EVOLUCIÓN DE LA COMPETENCIA PROFESIONAL

Cambios en los factores tecnológicos, organizativos y

económicos

Cambios en las actividades profesionales

Cambios en la formación

POSICIÓN EN EL PROCESO PRODUCTIVO

Entorno profesional y de trabajo

1.3.2. Entorno funcional y tecnológico

2. ENSEÑANZAS DEL CICLO FORMATIVO

2.1. OBJETIVOS GENERALES DEL CICLO FORMATIVO

2.2. MÓDULOS PROFESIONALES ASOCIADOS A UNA

UNIDAD DE COMPETENCIA

Sistemas eléctricos, de seguridad y de confortabilidad

Sistemas de transmisión de fuerzas y trenes

de rodaje

Motores térmicos y sus sistemas auxiliares

Elementos amovibles y fijos no estructurales

Preparación y embellecimiento de superficies

Estructuras del vehículo

Gestión y logística del mantenimiento en automocion

Administración, gestión y comercialización en la

pequeña empresa

2.3. MÓDULOS PROFESIONALES TRANSVERSALES

Seguridad en el mantenimiento de vehículos

Relaciones en el entorno de trabajo

2.4. MÓDULO PROFESIONAL DE FORMACIÓN EN

CENTRO DE TRABAJO

2.5. MÓDULO PROFESIONAL DE FORMACIÓN Y

ORIENTACIÓN LABORAL

(13)

Automoción

3. ORDENACIÓN ACADÉMICA E IMPARTICION

3.1. MATERIAS DEL BACHILLERATO QUE SE HAN DEBIDO

CURSAR PARA ACCEDER AL CICLO FORMATIVO

CORRESPONDIENTE A ESTE TÍTULO

3.2. PROFESORADO

3.2.1. Especialidades del profesorado con atribución docente en

los módulos profesionales del ciclo formativo

3.2.2. Materias del bachillerato que pueden ser impartidas por el

profesorado de las especialidades definidas en el presente

ciclo formativo

3.2.3. Equivalencias de titulaciones a efectos de docencia

3.3. REQUISITOS MÍNIMOS DE ESPACIOS E

INSTALACIONES PARA IMPARTIR ESTAS ENSEÑANZAS

3.4. CONVALIDACIONES, CORRESPONDENCIAS Y ACCESO

A ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

3.4.1. Módulos profesionales que pueden ser objeto de

convalidación con la formación profesional ocupacional

3.4.2. Módulos profesionales que pueden ser objeto de

correspondencia con la práctica laboral

3.4.3. Acceso a estudios universitarios

3.5. ORGANIZACIÓN TEMPORAL DEL CICLO FORMATIVO

3.5.1. Módulos profesionales del primer curso

3.5.2. Módulos profesionales del segundo curso

(14)

1.REFERENCIA DEL SISTEMA PRODUCTIVO

1.1. PERFIL PROFESIONAL

1.1.1. Competencia general Los requerimientos generales de cualificación profesional del sistema productivo para este técnico son:

Organizar, programar y supervisar la ejecución de las operaciones de mantenimiento y su logística en el sector de automoción: automóviles, vehículos pesados, motocicletas, maquinaria agrícola y de obras pú-blicas, diagnosticando averías en casos complejos, garantizando el cum-plimiento de las especificaciones establecidas por la normativa y por el fabricante del vehículo.

Este técnico actuará, en todo caso, bajo la supervisión general de: ar-quitectos, ingenieros o licenciados y/o arquitectos técnicos, ingenieros técnicos o diplomados.

1.1.2. Capacidades profesionales

Analizar e identificar los problemas de funcionamiento, interpretando la información para obtener un prediagnóstico con objeto de elaborar la orden de trabajo correspondiente.

Transmitir la orden de trabajo de forma segura y precisa a los técnicos que dependen orgánicamente de él, para que ejecuten las tareas de mantenimiento.

Realizar el diagnóstico de averías de un vehículo con la fiabilidad, pre-cisión y pulcritud necesarias, seleccionando y operando los medios y equipos precisos y siguiendo un orden lógico en las operaciones, con aplicación de las normas de uso y seguridad adecuadas.

Organizar los programas de mantenimiento de las instalaciones y equi-pos que componen el taller de reparación de vehículos en el sector de automoción.

Programar el mantenimiento de grandes flotas de vehículos para obte-ner la máxima operatividad de las mismas.

Analizar el comportamiento de los materiales y relacionarlo con el fun-cionamiento y mantenimiento de vehículos de modo que le permita com-pensar o corregir las posibles desviaciones de las características es-pecificadas de dichos materiales, siguiendo en todo momento criterios de calidad, economía y productividad.

Adaptarse a nuevas situaciones laborales generadas como consecuencia de los cambios producidos por las técnicas, la organización laboral y los aspectos económicos relacionados con su actividad profesional y con el sistema de producción de la empresa.

Poseer una visión clara e integradora de los procesos de mantenimiento de los vehículos, máquinas, equipos e instalaciones, en sus aspectos técnicos, organizativos y económicos que le permita organizarlos y optimizar su aplicación.

Diseñar utillajes y plantillas de trabajo para ayudar a mejorar o solu-cionar determinados problemas que se presentan en la realización de los trabajos en el taller.

Distribuir, coordinar y supervisar el trabajo de un grupo de técnicos de nivel inferior, comprobando que se cumplen los criterios de seguridad, calidad y económicos establecidos.

(15)

Automoción

Mantener comunicaciones efectivas en el desarrollo de su trabajo y en especial en operaciones que exijan un elevado grado de coordinación con otras áreas de la empresa y entre los miembros del equipo que las acomete, interpretando órdenes e información, generando instruc-ciones claras con rapidez e informando y solicitando ayuda a quien pro-ceda, cuando se produzcan contingencias en la operación.

Mantener relaciones fluidas con los miembros del grupo funcional en el que está integrado, responsabilizándose de la consecución de los ob-jetivos asignados al grupo, respetando el trabajo de los demás, orga-nizando y dirigiendo tareas colectivas y cooperando en la superación de dificultades que se presenten con una actitud tolerante hacia las ideas de los compañeros y subordinados.

Organizar y dirigir el trabajo de otros técnicos de nivel inferior, dan-do instrucciones sobre el control de procesos de reparación en ca-so de modificaciones derivadas de los programas establecidos y decidiendo actuaciones en casos imprevistos en los procesos de man-tenimiento.

Actuar en condiciones de posible emergencia, transmitiendo con cele-ridad las señales de alarma, dirigiendo las actuaciones de los miembros de su equipo y aplicando los medios de seguridad establecidos para prevenir o corregir posibles riesgos causados por la emergencia. Resolver problemas y tomar decisiones sobre su propia actuación o la de otros, identificando y siguiendo las normas establecidas proceden-tes, dentro del ámbito de su competencia, y consultando dichas deci-siones cuando sus repercudeci-siones en la coordinación con otras áreas se-an importse-antes.

Administrar y gestionar un pequeño taller de reparación de vehículos, conociendo y cumpliendo las obligaciones legales que le afecten. Requerimientos de autonomía

en las situaciones de trabajo

A este técnico, en el marco de las funciones y objetivos asignados por técnicos de nivel superior al suyo, se le requerirán en los campos ocupacionales concernidos, por lo general, las capacidades de auto-nomía en:

Inspección, diagnóstico y verificación de las incidencias que puede su-frir el vehículo.

Distribución de las cargas de trabajo en el taller.

Definición y control del "stock" de piezas y materiales del almacén. Establecer y mantener relaciones técnicas con los clientes.

1.1.3. Unidades de competencia

1. Organizar, planificar y controlar los procesos de reparación de averí-as y/o modificaciones, en el área electromecánica.

2. Organizar, planificar y controlar los procesos de reparación de ca-rrocería, bastidor, cabina y equipos, así como las transformaciones opcionales.

3. Gestionar el mantenimiento y la logística asociada, atendiendo a criterios de eficacia y calidad.

4. Realizar la administración, gestión y comercialización en una peque-ña empresa o taller.

(16)

Referencia del Sistema Productivo

Unidad de Competencia 1:

Organizar, planificar y controlar los procesos de reparación de averías y/o

modificaciones, en el área electromecánica

REALIZACIONES

1 . 1 . Diagnosticar averías com-plejas en los motores y en sus sis-temas auxiliares asociados, utili-zando documentación técnica, instrumentos de medida y control y equipos de diagnosis.

CRITERIOS DE REALIZACIÓN

Se localiza la posible fuente generadora de fallos comprobando y relacionando distintas variables, como:

Estado y presión del lubricante. Consumo de combustible.

Temperatura y estado del refrigerante. Emisión de gases.

Ruidos y vibraciones anormales. Parámetros del sistema de encendido.

Datos suministrados por la central de autodiagnosis.

Se acopian los datos e informaciones que permiten la identificación de los fallos, mediante el análisis de la documentación técnica y de otras posibles fuentes de información disponibles (banco de datos, estadísticas, etc.). Se seleccionan de acuerdo con los síntomas presentados los métodos, equipos y procesos de diagnóstico (banco de diagnosis y comprobación de inyecciones, equipo de comprobación de encendido, banco de diagnosis de motores...). La preparación, conexión y manejo de los equipos de diagnosis se realiza de acuerdo con las instrucciones dadas por los fabricantes de los mismos. Los métodos, equipos y procedimientos empleados para realizar el diagnóstico se han aplicado o utilizado con una secuencia lógica.

Las desviaciones de las características de los componentes o sistemas son identificadas con exactitud y comparadas con las referencias patrón, para identificar las causas que las producen.

Cuando es posible, se reproduce la avería, actuando sobre sus causas. La información para emitir el diagnóstico se obtiene en el margen de tiempo establecido y se registra convenientemente.

Se analizan las posibles interacciones existentes entre los diferentes sistemas. El diagnóstico contiene la información suficiente y necesaria para:

Identificar inequívocamente las causas de la avería o fallo. Determinar el proceso de reparación.

Acotar convenientemente el importe de la intervención.

Si es necesario, se emite con la precisión requerida el informe técnico relativo al diagnóstico realizado.

1 . 2 . Diagnosticar averías com-plejas en los sistemas de transmi-sión de fuerza y trenes de rodaje, utilizando documentación técnica, instrumentos de medida y control y equipos de diagnosis.

Se localiza la posible fuente generadora de fallos comprobando y relacionando distintas variables, como:

Deslizamiento, ruidos y vibraciones del embrague.

Ruidos anormales, pérdida de fluidos, sincronización de velocidades en la caja de cambios.

Holguras, reversibilidad, pérdida de fluidos y cotas de dirección. Oscilaciones, ruidos, pérdida de fluidos en la suspensión. Nivel de fluido y eficacia de frenado.

Estado de las ruedas.

Se acopian los datos e informaciones que permiten la identificación de los fallos, mediante el análisis de la documentación técnica y de otras posibles fuentes de información disponibles (banco de datos, estadísticas, etc.). Los métodos, equipos y procesos de diagnóstico se seleccionan de acuerdo con los síntomas presentados.

(17)

Automoción

1 . 3 . Diagnosticar averías com-plejas en los sistemas eléctricos, de segundad y de confortabilidad, utilizando documentación técnica, instrumentos de medida y control y equipos de diagnosis.

La preparación, conexión y manejo de los equipos de diagnosis

(Comprobador de ABS, ABR, equipos de alineación de dirección, equilibrador de ruedas y neumáticos,...) se realiza de acuerdo con las instrucciones dadas por los fabricantes de los mismos.

Los métodos, equipos y procedimientos empleados para realizar el diagnóstico se han aplicado o utilizado con una secuencia lógica.

La información suficiente y necesaria para emitir el diagnóstico se obtiene en el margen de tiempo establecido y se registra convenientemente.

Las desviaciones de las características de componentes/sistemas son identificadas con exactitud y comparadas con las referencias patrón, para identificar las causas que las producen.

Se analizan las posibles interacciones existentes entre los diferentes sistemas.

El diagnóstico contiene la información suficiente y necesaria para: Identificar inequívocamente las causas de la avería o fallo. Determinar el proceso de reparación.

Acotar convenientemente el importe de la intervención.

Cuando es posible, se reproduce la avería, actuando sobre sus causas. Si es necesario, se emite con la precisión requerida el informe técnico relativo al diagnóstico realizado.

Se localiza la posible fuente generadora de fallos comprobando y relacionando distintas variables, como:

Continuidad y aislamiento de circuitos. Tensión e intensidad de circuitos.

Información suministrada por los sistemas de autodiagnosis. Sintomatología presentada por los distintos circuitos.

Presión del refrigerante; temperatura de aire acondicionado,...

Se acopian los datos e informaciones que permiten la identificación de los fallos, procedentes de la documentación técnica y de otras posibles fuentes de información disponibles (banco de datos, estadísticas, etc.).

Los métodos, equipos y procesos de diagnóstico se seleccionan de acuerdo con los síntomas presentados.

La preparación, conexión y manejo de los equipos de diagnosis (bancos de comparación de equipos de carga y arranque, equipo de reglaje de faros, polímetros, osciioscopio,...) se realiza de acuerdo con las instrucciones dadas por los fabricantes de los mismos.

Los métodos, equipos y procedimientos empleados para realizar el diagnóstico se han aplicado o utilizado con una secuencia lógica.

La información suficiente y necesaria para emitir el diagnóstico se obtiene en el margen de tiempo establecido y se registra convenientemente. Las desviaciones de las características de componentes y sistemas son identificadas con exactitud y comparadas con las referencias patrón, para identificar las causas que las producen.

Se analizan las posibles interacciones existentes entre los diferentes elementos de los sistemas.

El diagnóstico contiene la información suficiente y necesaria para: Identificar inequívocamente las causas de la avería o fallo. Determinar el proceso de reparación.

Acotar convenientemente el importe de la intervención.

Se analizan las variables que puedan influir en el diagnóstico, teniendo en cuenta las interacciones existentes entre los diferentes elementos de los sistemas. Se acotan las causas de la avería.

Se realiza una evaluación de la magnitud del problema presentado, dando alternativas para la solución del mismo.

Cuando sea necesario, se emite con la precisión requerida el informe técnico relativo al diagnóstico realizado.

(18)

Referencia del Sistema Productivo

1 . 4 . Determinar el proceso de in-tervención más adecuado al diag-nóstico, optimizando los recursos.

En el desarrollo del proceso de las operaciones que se van a realizar, se determinan los materiales y medios para llevarlas a cabo.

La secuenciación de las operaciones determinadas para el mantenimiento permite la solución adecuada, optimizando el tiempo de la intervención. El desarrollo del método se ajusta a la normativa legal vigente y no provoca situaciones de riesgo a personas y medios.

El proceso de reparación conjuga adecuadamente las normas del fabricante.

1 . 5 . Supervisar las operaciones que se van a realizar en el área electromecánica, dando respuesta a las contingencias que se puedan presentar en el desarrollo de los procesos de mantenimiento.

Seleccionar la información técnica y la normativa legal necesaria para la resolución de problemas en los casos que impliquen utilizar procedimientos no totalmente definidos (transformaciones opcionales...).

Analizar e interpretar la documentación técnica relativa a la operación, equipos e instalaciones, en los casos necesarios.

Determinar la utilización de nuevos materiales o piezas de recambio cuando se hayan introducido nuevos procesos de reparación o modificaciones en las existentes.

Realizar intervenciones puntuales en los procesos de mantenimiento, necesarias para la resolución de contingencias que se puedan presentar.

1 . 6 . Realizar pruebas a motores y sistemas o conjuntos del vehícu-lo, para conseguir su óptimo fun-cionamiento.

El sistema de pruebas del motor se prepara, conectando y calibrando todos los sistemas auxiliares del mismo, dejándolo a punto para su posterior utilización. Se obtiene el funcionamiento óptimo del motor o componente que hay que comprobar, corrigiendo y ajustando los parámetros durante las pruebas realizadas en el banco.

La corrección y ajuste de parámetros en los circuitos hidráulicos, neumáticos y eléctricos gobernados electrónicamente, así como en los elementos de los mismos, restituye la funcionalidad establecida.

1 . 7 . Crear, mantener e intensifi-car relaciones de trabajo en el en-torno de producción, resolviendo los conflictos interpersonales que se presenten, y participando en la puesta en práctica de procedi-mientos de reclamaciones y disci-plinarios.

Se difunden los procedimientos de la empresa entre los miembros que la constituyen, para que estén informados de la situación y marcha de la misma, fundamentalmente en los aspectos de calidad y productividad.

En la toma de cualquier decisión, que afecte a los procedimientos, ha sido tenida en cuenta y respetada la legislación laboral.

Son promovidas y, en su caso, aceptadas, las mejoras propuestas por cualquier miembro de la empresa, en los aspectos de calidad, productividad y servicio. El estilo de dirección adoptado potencia las relaciones personales, generando actitudes positivas entre las personas y entre éstas y su actividad o trabajo. Se establece un plan de formación continuada para conseguir la formación técnica del personal.

Se identifican los conflictos que se originan en el ámbito de trabajo y se toman las medidas para resolverlos con prontitud.

Se recaba información adecuadamente, antes de tomar una decisión, para resolver problemas de relaciones personales, consultando, si fuera preciso, al inmediato superior.

Se informa a los trabajadores de sus derechos y deberes recogidos en la legislación vigente y en el reglamento específico de su entorno laboral. Cuando se inicia un procedimiento disciplinario o una queja se aporta la información disponible con la mínima demora.

1 . 8 . Gestionar la recepción de vehículos, atendiendo a los clien-tes y ejecutando las operaciones y técnicas involucradas en la misma.

En la diagnosis previa se precisa el problema, quedando éste convenientemente reflejado en la orden de reparación.

Se determina la fecha de entrega del vehículo, según la disponibilidad de horas del taller.

El cliente es informado en todo momento de la situación de su vehículo, causas de la avería, alcance de la misma, costes, nuevas averías detectadas al realizar la reparación, etc.

La entrega del vehículo se realiza, tras un control de calidad, que asegure la correcta realización de la reparación y/o modificación, así como la ausencias de desperfectos, limpieza, etc.

(19)

Automoción

Se procura la satisfacción del cliente, atendiéndole correcta y adecuadamente, dando una buena Imagen de la empresa. El archivo de clientes se mantiene actualizado siendo informados

oportunamente de las revisiones periódicas programadas de sus vehículos. En la descripción de las averías o daños para realizar la tasación y/o presupuesto, se determinan de forma detallada y precisa, los elementos, subconjuntos o conjuntos que hay que sustituir o reparar, reflejándolo en la documentación pertinente.

La evaluación cuantitativa del coste se realiza utilizando adecuadamente la documentación necesaria (tablas, baremos guías, etc.).

La tasación es realizada asumiendo la responsabilidad profesional y legal que implica.

En el presupuesto figura de forma concisa y clara la descripción completa de las operaciones que hay que realizar, utilizando para ello documentación y terminología, propia del sector.

En la confección del presupuesto, se tienen en cuenta todas las variables que intervienen, quedando reflejados con exactitud los costes totales.

1 . 9 . Verificar el correcto funcio-namiento del vehículo (nuevo, usa-do o reparausa-do), consiguienusa-do el nivel de calidad establecido, la sa-tisfacción de las demandas del cliente y el cumplimiento de la nor-mativa vigente.

Se efectúan las distintas pruebas de los sistemas de un vehículo dentro de su campo de actuación, de acuerdo con las especificaciones técnicas.

Se compara el estado externo y las características del vehículo, contrastándolas con especificaciones del fabricante y normativa legal. Las transformaciones que se han realizado en el vehículo se ajustan a la normativa legal y a los criterios del cliente.

Se ordenan o realizan los ajustes necesarios cuando en la realización de las distintas pruebas se observa que no se cumple algún requisito técnico, legal o demanda del cliente.

Se confirma el correcto funcionamiento del equipo, sistema y vehículo por medio de una prueba final.

Se verifica que las condiciones de limpieza interna y externa del vehículo, así como su acabado final son los estipulados.

Se consigue el acuerdo y/o satisfacción del cliente con la intervención realizada.

DOMINIO PROFESIONAL Medios de producción utilizados

Medios de producción relacionados Principales resultados del trabajo Procesos, métodos y procedimientos

Información naturaleza, tipo y soportes

Banco de diagnosis de motores, analizador de gases, banco de com-probación de inyecciones electrónicas, banco de pruebas de motores Diesel, comprobador de carburadores, polímetros, osciloscopios, com-probadores de sistemas antibloqueo de ruedas, banco de control óptico, manómetros, equipos específicos para comprobación de sistemas de con-trol electrónico, banco de pruebas eléctricas (de: reguladores, dínamos, alternadores, motores de arranque, termómetros y utillaje específico). Motor térmico, sistemas de: alimentación, refrigeración, lubricación y anticontaminación; embragues, cajas de cambio, suspensiones, direc-ciones, frenos,..., circuitos de: carga, arranque, alumbrado, indicación y control, auxiliares y de seguridad y confort.

Mantenimiento de vehículos en el área electromecánica.

Mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo. Diagnosis y verificación de elementos o conjuntos mecánicos, eléctricos, hidráulicos y neumáti-cos gobernados por un elemento electrónico. Ajuste y control de pará-metros y manejo de equipos. Desarrollo del proceso, gestión del área de recepción y relaciones de trabajo en el entorno del mantenimiento. Manuales técnicos del fabricante, con planos parciales donde se dan valores originales. Manuales de despiece. Manuales de manejo de los distintos equipos. Órdenes de trabajo. Gráfico, escrito, diskettes.

(20)

Referencia del Sistema Productivo

Unidad de Competencia 2:

Organizar, planificar y controlar los procesos de reparación de carrocería, bastidor,

cabina y equipos, así como las transformaciones opcionales

REALIZACIONES CRITERIOS DE REALIZACIÓN

2 . 1 . Diagnosticar deformaciones y/o averías en la estructura del ve-hículo en función de la deformación sufrida, mediante la utilización de equipos e instrumentos de medida y control.

Se selecciona la documentación técnica correspondiente a la estructura del vehículo y a la bancada utilizada.

Se determinan los instrumentos de medida y los elementos de control, en función de la deformación sufrida.

Se opera con los equipos de medida y los elementos de control, contrastando los valores obtenidos de las mediciones con los valores de las fichas técnicas. Se identifican y acotan las deformaciones y averías producidas en el vehículo, por medio de técnicas de diagnóstico, tales como:

Control visual. Técnicas de lijado. Plantillas y elementos.

Instrumentos y equipos de medida lineales y/o angulares (bancada universal, de control óptico, ...)

Se evalúa la magnitud del problema planteado, determinando el procedimiento que hay que aplicar, para la solución del mismo.

2 . 2 . Determinar la reparación y/o sustitución de los distintos ele-mentos fijos y amovibles en el área de carrocería, aportando solucio-nes técnicas a los procesos de mo-dificaciones solicitadas por el clien-te, según normativas.

La identificación de la deformación o de la avería que se va a subsanar o del montaje que hay que ejecutar, se realiza teniendo en cuenta, las explicaciones del cliente y la observación de las deformaciones sufridas por el vehículo. La selección del proceso de reparación o transformación, se hace en función de la constitución de los elementos, materiales de unión y equipos que se utilizan. Se determina la oportunidad de la reparabilidad o sustitución del elemento afectado.

Se secuencian las operaciones que se van a realizar, optimizando tiempos y costos.

En las transformaciones, se realiza un desarrollo pormenorizado de las distintas fases del proceso, manejando documentación técnica y normativa y, en su caso, elaborando los croquis y esquemas accesorios.

2 . 3 . Determinar el proceso de preparación y embellecimiento de superficies, para conseguir el aca-bado final prescrito.

Se identifican los daños sufridos por la superficie y por las diferentes capas de tratamiento (anticorrosivos, igualaciones, lacas, esmaltes....)

Se determina la pigmentación, teniendo en cuenta los parámetros de tonalidad, vivacidad y claridad, que se deben conseguir en la preparación de la mezcla.

Se desarrolla detalladamente el proceso determinando: Operaciones que se van a realizar.

Equipos y herramientas que hay que utilizar. Productos que se deben aplicar.

Se dan recomendaciones técnicas y se determina el procedimiento o técnicas que hay que utilizar en caso de transformaciones solicitadas por el cliente.

2 . 4 . Crear, mantener e intensifi-car relaciones de trabajo en el entorno del mantenimiento de ve-hículos, resolviendo los conflictos interpersonales que se presenten, y participando en la puesta en prác-tica de procedimientos de recla-maciones y disciplinarios.

Se difunden los procedimientos de la empresa entre los miembros que la constituyen, para que estén informados de la situación y marcha de la misma, fundamentalmente en los aspectos de calidad y productividad.

En la toma de cualquier decisión, que afecte a los procedimientos, ha sido tenida en cuenta y respetada la legislación laboral.

Son promovidas y, en su caso, aceptadas, las mejoras propuestas por cualquier miembro de la empresa, en los aspectos de calidad, productividad y servicio.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :