La Odisea en la Literatura Juvenil en español del S. XXI. Enfoque desde la Narratología y desde la Didáctica de la Lengua y la Literatura

654 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)La Odisea en la Literatura Juvenil en español del S. XXI. Enfoque desde la Narratología y desde la Didáctica de la Lengua y la Literatura Daniel Ortiz García.

(2) DEPARTAMENTO DE PREHISTORIA, ARQUEOLOGÍA, HISTORIA ANTIGUA, FILOLOGÍA GRIEGA Y FILOLOGÍA LATINA. FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS. LA ODISEA EN LA LITERATURA JUVENIL EN ESPAÑOL DEL S. XXI. ENFOQUE DESDE LA NARRATOLOGÍA Y DESDE LA DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA.. DANIEL ORTIZ GARCÍA. Tesis presentada para aspirar al grado de DOCTOR POR LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE. DOCTORADO EN FILOSOFÍA Y LETRAS. Dirigida por: MARÍA PAZ LÓPEZ MARTÍNEZ (DIRECTORA) Y RAMÓN F. LLORENS GARCÍA (CODIRECTOR). FINANCIACIÓN POR LA UA: FPU - Ayudas para la realización de contratos destinados a la formación predoctoral..

(3)

(4) ÍNDICE 1.INTRODUCCIÓN ......................................................................................................................... 17-18 2. ESTADO DE LA CUESTIÓN 2.1. PERVIVENCIA DEL TEXTO HOMÉRICO ................................................................................... 21-22 2.2. LA ODISEA EN LA LITERATURA JUVENIL ................................................................................ 22-24 2.3. LA ODISEA EN LA LITERATURA JUVENIL DEL S. XXI EN ESPAÑOL ......................................... 24-25 2.4. EL LECTOR IMPLÍCITO DE LAS ADAPTACIONES Y REESCRITURAS JUVENILES ...................... 26 2.5. OBJETO DE ESTUDIO .............................................................................................................. 27-29 2.6. OBJETIVOS .............................................................................................................................. 30-31. 3. METODOLOGÍA 3.1. NARRATOLOGÍA 3.1.1. Conceptos Previos ............................................................................................. 34-37 3.1.2. Evolución diacrónica ......................................................................................... 39-40 3.1.3. Definición de narratología ................................................................................ 40 3.1.4. Estudios narratológicos pertinentes para esta tesis 3.1.4.1. Formalismo ruso: V. Propp 3.1.4.1.1 Morfología del cuento popular................................................................. 42-44. 3.1.4.2. Formalismo Ruso: Tomachevski .............................................................. 45 3.1.4.3. Estructuralismo francés 3.1.4.3.1. T. Todorov ............................................................................................... 46-48 3.1.4.3.2. G. Genette............................................................................................... 49-50. 3.1.4.4. Rescoldos del estructuralismo (1970-1990) ............................................ 50 3.1.4.5. Posestructuralismo 3.1.4.5.1. Greimas: dimensiones del relato y sus constituyentes.......................... 51-52 3.1.4.5.2. Greimas: teoría sobre los personajes...................................................... 52-53 3.1.4.5.3. R. Barthes................................................................................................. 53-55. 3.1.4.6. Hitos narratológicos desde 1990 hasta la actualidad 3.1.4.6.1. Reformulaciones de la Teoría de Propp ................................................. 55 3.1.4.6.2. Mieke Bal ................................................................................................ 56.

(5) 3.1.4.6.3. Fernando Gómez Redondo.............................................................. 57 3.2. BASES NARRATOLÓGICAS 3.2.1. Estratos narrativos ............................................................................................. 58-59 3.2.2. Los componentes de los estratos narrativos ..................................................... 60 3.2.3. Concepción de los personajes según la narratología 3.2.3.1. Dimensión estructural: Actantes............................................................ 61-63 3.2.3.2. Dimensión formal: Personajes ............................................................... 64 3.2.3.2.1. Fuentes de información para analizar los personajes .................... 65 3.2.3.2.2. Técnicas de análisis de personajes según la narratología .............. 66-67 3.2.3.2.3. Otras técnicas para el análisis formal de los personajes ................ 68-69 3.3. MÉTODO DE APLICACIÓN DE LAS BASES NARRATOLÓGICAS A LA ESTRUCTURA DE LA ODISEA: EL CASO DE LOS ACTANTES .................................................................................... 70-72 3.4. MÉTODO DE APLICACIÓN DE LAS BASES NARRATOLÓGICAS A LA FORMA DE LA ODISEA: EL CASO DE LOS PERSONAJES .............................................................................................. 73-74 3.5. ESTADO DE LA CUESTIÓN: NARRATOLOGÍA Y ÉPICA HOMÉRICA ................................. 75 3.6. DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA: INTERTEXTUALIDAD Y FORMACIÓN DEL LECTOR 3.6.1. Conceptos previos para el análisis de adaptaciones y reescrituras 3.6.1.1. Definición de Literatura Juvenil ................................................................ 76-80 3.6.1.2. Definición general de adaptación y reescritura ........................................ 80-82 3.6.1.3. Las adaptaciones y reescrituras juveniles: objetivos………………………..…….82-87 3.6.1.4. Las adaptaciones y reescrituras juveniles: intertextualidad ..................... 87-90 3.6.1.5. Otros recursos propios de las adaptaciones y reescrituras juveniles 3.6.1.5.1. Tipos de referencia ........................................................................ 92-94 3.6.1.5.2. Cambio de intencionalidad ............................................................ 94-95 3.6.1.5.3. Indicios, marcas y aviso ................................................................. 95-97 3.6.1.5.4. Métodos de adaptación .............................................................. 97-101 3.6.1.5.5. Expectativas e inferencias ........................................................... 101-104 3.6.1.6. Conclusiones ......................................................................................... 104-105 3.6.2. Método de análisis de reescrituras y adaptaciones juveniles.................... 106.

(6) 4.OBJETIVOS DE ESTA TESIS .......................................................................................................... 109 5. ANÁLISIS ESTRUCTURAL DE LA ODISEA 5.1. LOS ACTANTES DE LA ODISEA .................................................................................. 111-112 5.2. SECUENCIAS EN LA ODISEA: SECUENCIAS A, B Y C ................................................. 112-113 5.3. SITUACIÓN INICIAL DE LAS SECUENCIAS A Y B ....................................................... 114-115 5.3.1. Aspectos excluidos de la situación inicial de las secuencias A y B ..................... 116 5. 3.2. La asamblea de los dioses en la estructura de la Odisea ............................. 116-117 5. 4. LA HOSPITALIDAD EN LA ESTRUCTURA Y FORMA DE LA ODISEA 5.4.1. Concepción homérica de la hospitalidad ...................................................... 117-119 5.4.2. La hospitalidad según la narratología ........................................................... 119-121 5.4.3. Implicaciones estructurales de la hospitalidad en las secuencias A y B de la Odisea: posibilidades A y B .................................................................................................. 121-123 5.4.3.1. Variables en las posibilidades A y B .................................................. 123-124 5.4.4. Posibilidad C en las secuencias A y B ............................................................ 125 5. 5. COMENTARIO DE LAS SECUENCIAS A y B DE LA ODISEA 5.5.1. Estructura de la secuencia A ......................................................................... 127 5.5.2. Estructura de la secuencia B ......................................................................... 128-135 5.5.3. Resumen de las secuencias A Y B .................................................................. 135 5.6. LA ANAGNÓRISIS EN LA ESTRUCTURA Y FORMA DE LA ODISEA 5.6.1. La anagnórisis en el estrato formal .............................................................. 136-137 5.6.2. La estructura de la anagnórisis ..................................................................... 138 5.6.3. Implicaciones estructurales de la anagnórisis 5.6.3.1. Conexión entre las secuencias A y B ................................................. 139-141 5.6.3.2. La secuencia C .................................................................................. 141-144 5.7. CAMBIOS ACTANCIALES: DUPLICACIONES Y FUSIONES .......................................... 145-146 5.8. ESCENAS FORMALES EXCLUIDAS DE LA ESTRUCTURA DE LA ODISEA ..................... 146-147 5.9. HEROICIDAD.................................................................................................................. 148 5.10. CONCLUSIONES ...................................................................................................... 148-150.

(7) 6. ANALISIS FORMAL DE LA ODISEA 6.1. EJES SEMÁNTICOS EN LA ODISEA: RASGOS DE LOS PERSONAJES 6.1.1. Complejidad semántica de los personajes homéricos.................................. 153-154 6.1.2. Primer eje semántico: Humano/Sobrehumano............................................ 155-160 6.1.3. Segundo eje semántico: Mesura-Desmesura (Sofrosine-Hybris) ................. 160-164 6.1.4. Ejes semánticos descartados para el análisis de la forma de la Odisea ....... 164-165 6.2. CARACTERIZACIÓN DE PERSONAJES SEGÚN LOS EJES SEMÁNTICOS 6.2.1. Orden de análisis y examen de la profundidad semántica original ............. 165-166 6.2.2. Personajes con multiplicidad semántica 6.2.2.1. Odiseo 6.2.2.1.1. Odiseo: extremos humano y sobrehumano ........................... 166-182 6.2.2.1.2. Odiseo: extremos de la mesura y la desmesura ..................... 182-187 6.2.2.2. Telémaco 6.2.2.2.1. Telémaco: extremos humano y sobrehumano ....................... 187-191 6.2.2.2.2. Telémaco: extremos de la mesura y la desmesura ................. 191-192 6.2.2.3. Las sirenas 6.2.2.3.1. Las sirenas: extremo sobrehumano ....................................... 193-194 6.2.2.3.2. Las sirenas: extremos de la mesura y la desmesura ............... 194 6.2.2.4. Circe 6.2.2.4.1. Circe: extremo sobrehumano ................................................. 195-196 6.2.2.4.2. Circe: extremos de la mesura y la desmesura ........................ 196-201 6.2.2.5. Calipso 6.2.2.5.1. Calipso: extremo sobrehumano.................................................... 201-202 6.2.2.5.2. Calipso: extremos de la mesura y la desmesura........................... 200-197 6.2.2.6. Eolo 6.2.2.6.1. Eolo: extremo sobrehumano ........................................................ 197-198 6.2.2.6.2. Eolo: extremos de la mesura y la desmesura ............................... 202 6.2.2.7. Néstor. 6.2.2.7.1. Néstor: extremos humano y sobrehumano ........................... 203-204.

(8) 6.2.2.7.2. Néstor: extremo de la mesura ................................................ 204-205 6.2.2.8. Nausícaa 6.2.2.8.1 Nausícaa: extremos humano y sobrehumano ......................... 205-206 6.2.2.8.2. Nausícaa: extremos de la mesura y la desmesura .................. 206-208 6.2.2.9. Los Feacios 6.2.2.9.1. Los Feacios: extremos humano y sobrehumano .................... 209-211 6.2.2.9.2. Los Feacios: extremo de la mesura ........................................ 211-214 6.2.3. Personajes con atribución semántica estable 6.2.3.1. Laertes 6.2.3.1.1. Laertes: extremo humano ................................................... 215-217 6.2.3.1.2. Laertes: extremo de la mesura ............................................ 217 6.2.3.2. Eumeo 6.2.3.2.1. Eumeo: extremo humano .................................................... 218-219 6.2.3.2.2. Eumeo: extremo de la mesura ............................................. 220 6.2.3.3. Euriclea 6.2.3.3.1. Euriclea: extremo humano .................................................. 221-222 6.2.3.3.2. Euriclea: extremo de la mesura ........................................... 223 6.2.3.4. Penélope 6.2.3.4.1. Penélope: extremo Humano ................................................ 224-226 6.2.3.4.2. Penélope: Extremo de la mesura ......................................... 226-227 6.2.3.5. Los pretendientes 6.2.3.5.1. Pretendientes: extremo humano ......................................... 227-231 6.2.3.5.2. Pretendientes: extremo de la desmesura ............................ 232-233 6.2.3.6. Polifemo 6.2.3.6.1. Polifemo: extremo sobrehumano ........................................ 234-236 6.2.3.6.2. Polifemo: extremo de la desmesura .................................... 236-237 6.2.3.7. Escila y Caribdis 6.2.3.7.1. Escila y Caribdis: extremo sobrehumano ............................. 237-238.

(9) 6.2.3.7.2. Escila y Caribdis: extremo de la desmesura ......................... 238-239 6.2.3.8. Zeus, Posidón y Helios 6.2.3.8.1. Zeus, Posidón y Helios: extremo sobrehumano ................... 239-241 6.2.3.8.2. Zeus, Posidón y Helios: extremo de la desmesura ............... 241-243 6.2.3.9. Atenea, Hefesto y Hermes 6.2.3.9.1. Atenea, Hefesto y Hermes: extremo sobrehumano............. 243-245 6.2.3.9.2. Atenea, Hefesto y Hermes: extremo de la mesura .............. 246-247 6.2.3.10. Héroes de la Ilíada 6.2.3.10.1. Aquiles: extremo humano ................................................. 248 6.2.3.10.2. Aquiles: Extremo de la mesura .......................................... 248-249 6.2.3.10.3. Agamenón: extremo humano ............................................ 249-250 6.2.3.10.4. Agamenón: extremo de la mesura..................................... 250-251 6.2.3.10.5. Menelao: extremo humano ............................................... 251-252 6.2.3.10.6. Menelao: extremo de la mesura ........................................ 252-253 6.2.3.11. Personajes secundarios ................................................................ 253-254 6.3. CONCLUSIONES ........................................................................................................ 254-256 7. ANÁLISIS DE REESCRITURAS JUVENILES 7.1. EL SALVAJE 7.1.1. Consideraciones previas y vínculos con la Odisea ........................................ 259 7.1.2. Estructura de El Salvaje: comparación con la Odisea 7.1.2.1. Actantes, secuencias y situación inicia ........................................... 260 7.1.2.2. Actantes y secuencias: comparación con la Odisea ........................ 261 7.1.2.3. Situación Inicial de la estructura de El Salvaje................................ 262-263 7.1.2.4. Estructura de El Salvaje .................................................................. 263-271 7.1.3. Estructura de El Salvaje frente a la estructura de la Odisea ......................... 272-274 7.1.4. Forma de El Salvaje: comparación con la Odisea 7.1.4.1. Bernabé y Odiseo 7.1.4.1.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 274-280.

(10) 7.1.4.1.2. Eje Mesura-Desmesura ........................................................ 280-283 7.1.4.1.3. Relación entre Bernabé y Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura .................................................. 283-284 7.1.4.2. Polifemo en El Salvaje 7.1.4.2.1. Eje Humano – Sobrehumano ............................................... 284-287 7.1.4.2.2. Eje Mesura – Desmesura ..................................................... 287-288 7.1.4.2.3. Relación entre los dos Polifemo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura.................................................................. 288-290 7.1.4.3. La madrastra y Calipso 7.1.4.3.1. Eje humano-sobrehumano .................................................. 290-291 7.1.4.3.2. Eje mesura-desmesura ........................................................ 291 7.1.4.3.3. Relación entre Calipso y la madrastra de Bernabé desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ...................... 292 7.1.4.4. “Nadie” 7.1.4.4.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 293-294 7.1.4.4.2. Eje mesura – desmesura ...................................................... 294-295 7.1.4.4.3. Relación entre Nadie y el recurso empleado por Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ...................... 295-296 7.1.4.5. Las sirenas 7.1.4.5.1. Extremos humano y sobrehumano...................................... 296-297 7.1.4.5.2. Las sirenas de El Salvaje desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura .......................................................................... 297-298 7.1.4.6. Fanfarrones como pretendientes 7.1.4.6.1. Eje humano-sobrehumano .................................................. 298-299 7.1.4.6.2. Eje Mesura-Desmesura ........................................................ 300 7.1.4.6.3. Fanfarrones y pretendientes desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ...................................................................... 300-301 7.1.4.7. Otros personajes sin relación con la Odisea 7.1.4.7.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 301-303.

(11) 7.1.4.7.2. Eje mesura-desmesura ............................................................... 303-304 7.1.4.7.3. Personajes de El Salvaje desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ................................................................................. 304. 7.1.4.8. Otros aspectos relacionados con la intertextualidad 7.1.4.8.1. Espacio narrativo: Ítaca y el valle de Bernabé ........................... 305-306 7.1.4.8.2. Acontecimientos y personajes diversos ..................................... 306-308. 7.1.4.9. Referencias directas a la Odisea ..................................................... 308-309 7.2. ES TAN DIFÍCIL VOLVER A ÍTACA 7.2.1. Consideraciones previas y vínculos con la Odisea ............................................... 310 7.2.2. Estructura de Es tan difícil volver a Ítaca: comparación con la Odisea 7.2.2.1. Actantes, secuencias y situación inicial ................................................. 310-311 7.2.2.2. Actantes y secuencias: comparación con la Odisea .............................. 311 7.2.2.3. Situación Inicial de la estructura de Es tan difícil volver a Ítaca ........... 312-313 7.2.2.4. Estructura de Es tan difícil volver a Ítaca .............................................. 313-316 7.2.2.5. Estructura de Es tan difícil volver a Ítaca frente a la de la Odisea .......... 316-318. 7.2.3. Forma de Es tan difícil volver a Ítaca: comparación con la Odisea 7.2.3.1. Eduardo y Odiseo 7.2.3.1.1. Eje Humano-Sobrehumano ........................................................ 318-320 7.2.3.1.2. Eje Mesura-Desmesura .............................................................. 320-322 7.2.3.1.3. Relación entre Eduardo y Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ........................................................................ 323-325. 7.2.3.2. Mónica y Penélope 7.2.3.2.1. Eje Humano – Sobrehumano ..................................................... 325-327 7.2.3.2.2. Eje Mesura – Desmesura ............................................................ 328-329 7.2.3.2.3. Relación entre Mónica y Penélope desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ........................................................................ 329-3331. 7.2.3.3. Otras referencias intertextuales 7.2.3.3.1. El final de Es tan difícil volver a Ítaca ......................................... 331-333 7.2.3.3.2. Personajes sin relación con la Odisea ........................................ 333-335 7.2.2.3.3. Referencias directas a la Odisea................................................. 335-340.

(12) 7.3. PARA UNA VEZ QUE ME ABRAZAN 7.3.1. Consideraciones previas y vínculos con la Odisea ........................................ 341 7.3.2. Estructura de Para una vez que me abrazan: comparación con la Odisea 7.3.2.1. Actantes, secuencias y situación inicial .......................................... 341-342 7.3.2.2. Actantes y secuencias: comparación con la Odisea ........................ 342-343 7.3.2.3. Situación Inicial de la estructura de Para una vez que me abrazan .. 343-344 7.3.2.4. Estructura de Para una vez que me abrazan .................................. 345-351 7.3.2.5. Estructura de Para una vez que me abrazan frente a la de la Odisea ..... 351-354 7.3.3. Forma de Para una vez que me abrazan: comparación con la Odisea 7.3.3.1. Ulises y Odiseo 7.3.3.1.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 355-362 7.3.3.1.2. Eje Mesura-Desmesura ........................................................ 362-364 7.3.3.1.3. Relación entre Ulises y Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura.................................................................. 364-367 7.3.3.2. Eva y referencias a Circe, Polifemo y las sirenas 7.3.3.2.1. Eje Humano – Sobrehumano ............................................... 367-372 7.3.3.2.2. Eje Mesura – Desmesura ..................................................... 372-374 7.3.3.2.3. Eva y los personajes homéricos con los que se vincula desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ...................... 374-376 7.3.3.3. Otras referencias intertextuales 7.3.3.3.1. Espacio narrativo: Hades y el torreón de Tabarca ................ 376-377 7.3.3.3.2. Acontecimientos y personajes diversos ............................... 378-380 7.3.3.3.3. Referencias directas a la Odisea .......................................... 380-82 7.4. DÍAS DE REYES MAGOS 7.4.1. Consideraciones previas y vínculos con la Odisea ........................................ 383 7.4.2. Estructura de Días de reyes magos: comparación con la Odisea 7.4.2.1. Actantes, secuencias y situación inicial .......................................... 384 7.4.2.2. Actantes y secuencias: comparación con la Odisea ........................ 385.

(13) 7.4.2.3. Situación Inicial de la estructura de Días de reyes magos .............. 386-387 7.4.2.4. Estructura de Días de reyes magos ................................................ 387-391 7.4.2.5. Estructura de Días de reyes magos frente a la de la Odisea ........... 391-392 7.4.3. Forma de Días de reyes magos: comparación con la Odisea 7.4.3.1. Cali y Calipso 7.4.3.1.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 392-395 7.4.3.1.2. Eje Mesura-Desmesura ........................................................ 395-396 7.4.3.1.3. Relación entre Ulises y Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura.................................................................. 396-398 7.4.3.2. Padre de Uli frente a Demódoco y Tiresias 7.4.3.2.1. Eje Humano – Sobrehumano ............................................... 399-401 7.4.3.2.2. Eje Mesura – Desmesura ..................................................... 401-403 7.4.3.2.3. Eva y los personajes homéricos con los que se vincula desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ...................... 403-406 7.4.3.3. Uli y Odiseo 7.4.3.3.1. Eje Humano-Sobrehumano ................................................. 406-409 7.4.3.3.2. Eje expresión – contención .................................................. 409-411 7.4.3.3.3. Uli y Odiseo desde la perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura ............................................................................................. 411-414 7.4.3.4. Personajes sin relación con la Odisea 7.4.3.4.1. Extremo Humano-Sobrehumano ......................................... 414-416 7.4.3.4.2. Eje Mesura-Desmesura ........................................................ 416-417 7.4.3.5. Otras referencias a la Odisea 7.4.3.5.1. Espacio narrativo: Hades y el metro .................................... 417-418 7.5. PENÉLOPE Y LAS DOCE CRIADAS 7.5.1. Consideraciones previas y vínculos con la Odisea ........................................ 419-420 7.5.2. Estructura de Penélope y las doce criadas: comparación con la Odisea 7.5.2.1. Actantes, secuencias y situación inicial .......................................... 421-424 7.5.2.2. Actantes y secuencias: comparación con la Odisea ........................ 424.

(14) 7.5.2.3. Situación Inicial de la estructura de Penélope y las doce criadas ........... 425-426 7.5.2.4. Estructura de Penélope y las doce criadas ............................................ 426-432 7.5.2.5. Estructura de Penélope y las doce criadas frente a la de la Odisea .......... 432-434. 7.5.3. Forma de Penélope y las doce criadas: comparación con la Odisea 7.5.3.1. Odiseo 7.5.3.1.1. Eje Humano-Sobrehumano ........................................................ 435-441 7.5.3.1.2. Eje Mesura-Desmesura .............................................................. 442-446 7.5.3.2. Penélope 7.5.3.2.1. Eje Humano – Sobrehumano ..................................................... 446-452 7.5.3.2.2. Eje Mesura – Desmesura ............................................................ 452-461 7.5.3.3 Otros personajes homéricos 7.5.3.3.1. Eje Humano-Sobrehumano ........................................................ 462-465 7.5.3.3.2. Eje Mesura-Desmesura .............................................................. 466-471 7.5.3.4. Otras referencias intertextuales 7.5.3.4.1. Acontecimientos ......................................................................... 472-477 7.5.3.4.2. El Hades y las divinidades........................................................... 478-480. 7.6. CONCLUSIONES: REESCRITURAS .............................................................................. 481-484 8. ANÁLISIS DE ADAPTACIONES JUVENILES DE LA ODISEA 8.1. PUNTO DE PARTIDA: GRUPOS DE ADAPTACIONES .................................................. 487 8.2. ANÁLISIS ESTRUCTURAL DE LAS ADAPTACIONES DE LA ODISEA ............................ 488-489 8.2.1. Primer grupo: cambios estructurales relevantes. 8.2.1.1. Cambios en las Secuencias de la estructura original ............................ 489-492 8.2.1.2. Cambios en las Posibilidades Estructurales y Actantes originales ....... 492-496 8.2.1.3. Cambios en Duplicaciones y Fusiones ................................................... 496-497. 8.2.2. Conclusiones: cambios estructurales del primer grupo ............................... 498-500 8.2.2.1 Perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura...................... 500-501 8.2.3. Segundo grupo: cambios estructurales menores ........................................ 502-507 8.2.4. Conclusiones (cambios estructurales menores) ........................................... 507-508 8.2.4.1 Perspectiva de la Didáctica de la Lengua y la Literatura........................ 509-510.

(15) 8.3. ANÁLISIS DE LA FORMA DE LAS ADATACIONES DE LA ODISEA 8.4.1. Punto de partida .................................................................................................... 511 8.4.2. Pautas para el análisis del eje Humano-Sobrehumano ....................................... 512-513 8.4.3. Adaptaciones: eje Humano-Sobrehumano 8.4.3.1. Grupo 1 .................................................................................................. 513-514 8.4.3.2. Grupo 2 8.4.3.2.1. Odiseo......................................................................................... 515-544 8.4.3.2.1.1. Conclusiones con respecto a los cambios de Odiseo ..... 544-547 8.4.3.2.2. Otros personajes: influencia semántica en Odiseo 8.4.3.2.2.1 Personajes con dualidad semántica ................................ 547-555 8.4.3.2.2.2 Personajes de un solo extremo semántico 8.4.3.2.2.2.1 Personajes del extremo sobrehumano ........ 555-569 8.4.3.2.2.2.2. Personajes del extremo humano ................ 570-579 8.4.3.3. Conclusiones Generales ........................................................................ 580 8.4.3.3.1. Cambios desde la Didáctica de la Lengua y la Literatura .......... 581-582 8.4.4. Adaptaciones: eje Mesura-Desmesura 8.4.4.1. Grupo 1 .................................................................................................. 583 8.4.4.2. Grupo 2 8.4.4.2.1. Odiseo. ........... 584-608. 8.4.4.2.1.1. Conclusiones con respecto a los cambios de Odiseo ..... 608 8.4.4.2.2. Otros personajes: influencia semántica en Odiseo 8.4.4.2.2.1. Personajes del extremo de la desmesura ....................... 609-617 8.4.4.2.2.2. Personajes del extremo de la desmesura: excepción… . 617 8.4.4.2.2.3. Personajes del extremo de la mesura ............................ 618-625 8.4.4.2.4. Personajes de ambos extremos semánticos ..................... 625-631 8.4.4.3. Conclusiones Generales ........................................................................ 632 8.4.4.3.1 Cambios desde la Didáctica de la Lengua y la Literatura ........... 633 9.CONCLUSIONES GENERALES ........................................................................................................ 635-638 10.BIBLIOGRAFÍA............................................................................................................................. 641-653.

(16)

(17)

(18) 1. INTRODUCCIÓN En esta investigación, analizaremos las adaptaciones (entendidas como aquellas composiciones que reelaboran un texto literario anterior para facilitar el acceso al mismo a un público concreto) y reescrituras (entendidas como aquellas composiciones que reelaboran una obra literaria previa para buscar nuevos significados mediante la modulación de la historia original1) que el poema épico Odisea ha recibido a lo largo del S. XXI en la literatura juvenil en lengua española. Nos referimos exclusivamente tanto a las ediciones originales como a las traducciones que estas obras de literatura juvenil han recibido en español. Dicha investigación nos permitirá comparar el texto homérico, a través de las traducciones en español disponibles, principalmente la editada por J. L. Calvo, con las adaptaciones y reescrituras destinadas a jóvenes lectores. Para ello, nos centraremos en el análisis de los personajes de la Odisea frente a los que se inspiran en estos mismos en la literatura juvenil, lo que nos permitirá observar cómo se han transformado y evolucionado. Hemos escogido la edición de José Luis Calvo, en primer lugar, ya que es una traducción en prosa del original griego; hemos optado por una prosificación de la epopeya porque las novelas juveniles que analizaremos son narraciones en prosa y no recreaciones en verso, y nos parece importante que el texto de partida y de llegada presenten la misma modalidad de discurso. En segundo lugar, como explica el propio traductor en el prólogo, su propuesta es una versión próxima al texto original, debido, entre otros motivos, a la no supresión de ―elementos lingüísticos de transición que suelen aparecer en el cuento castellano (―así que‖, ―ello es que‖, ―conque‖, etc.), traduciendo con ellos los elementos copulativos griegos, típicos del estilo paratáctico de la épica‖ (Calvo, 2006: 39). En otras palabras, trata de mantener el estilo original, pero adecuándolo a la narrativa en español. En último lugar, esta elección se debe al contenido de su aparato crítico, ya que no solo incluye referencias al texto griego y a la traducción efectuada, sino también comentarios sobre aspectos culturales, políticos, sociales, etc. del poema homérico. Este es un rasgo que comparte con otras traducciones publicadas que también presentan un alto grado de calidad filológica y crítica. Volviendo a la cuestión metodológica, nuestra aproximación se ha servido de la narratología, en cuyas categorías nos hemos apoyado para identificar no solo los cambios que experimentan tanto la estructura y forma de la epopeya homérica, sino también el perfil de sus personajes. Tras ello, analizaremos las modificaciones que hayamos identificado desde el punto de vista de su posible contribución a la formación del joven lector: cómo estas 1. Vid. Infra. la explicación de los conceptos de adaptación y reescritura, en el apartado titulado ―Conceptos previos para el análisis de adaptaciones y reescrituras‖ (pp. 76-105).. 17.

(19) transformaciones permiten trabajar, incluso en el aula, aspectos como la intertextualidad, la competencia lectora y literaria, y otras capacidades del lector en formación. Finalmente, somos conscientes de las limitaciones que la aplicación de la narratología supone para el análisis de la Odisea, como la imposibilidad de dar cuenta, en un trabajo de estas dimensiones, de toda la profundidad psicológica y evolutiva de los personajes tal como los describe Homero. Por tanto, hemos simplificado nuestro análisis en aras de aplicar nuestra metodología a los textos de literatura juvenil y a sus protagonistas de manera sistemática. En la misma línea, al analizar los personajes de la Odisea, emplearemos una serie de categorías que podrían no adecuarse al mundo descrito por Homero en la epopeya. Ello depende del hecho de comparar un modelo arcaico basado en la areté con un contexto actual, en el que dicho concepto ya no es aplicable. Al poner el foco en los rasgos contemporáneos que integra la Literatura Juvenil, establecemos las bases que nos permiten comparar estos textos con su referente homérico. Precisamente, los cambios que estas obras incorporan vienen determinados, entre otros motivos, por dicha modernización ideológica.. 18.

(20) 19.

(21) 20.

(22) 2. ESTADO DE LA CUESTIÓN 2.1. PERVIVENCIA DEL TEXTO HOMÉRICO La Odisea ha sido una de las composiciones de la Grecia Clásica más recreadas en el corpus de la literatura para jóvenes en español del S. XXI; por tanto, personajes, como Odiseo o Telémaco, han sido adoptados como punto de partida para la confección de reescrituras y adaptaciones. De hecho, como podemos comprobar en las tablas 1, 2 y 3 (p. 28), diferentes editoriales integran en sus colecciones destinadas a jóvenes alguna reelaboración de la Odisea, lo que da cuenta del desarrollo de una tendencia en plena vigencia. Por ello, siguiendo la afirmación de Rodríguez Herrera (2003: 166), ―la literatura […] juvenil […] es uno de los subgéneros literarios contemporáneos en los que la presencia de obras de la literatura clásica es notoria, pues podríamos decir que casi no hay colección […] en la que, al menos, la Ilíada y la Odisea no estén presentes‖. Cabe precisar que estas dos epopeyas suelen estar presentes en literatura juvenil tanto en forma de adaptación como en forma de reescritura. Precisamente, en el apartado 3.6 (pp. 76-106), definiremos estos conceptos de Literatura Juvenil (a partir de ahora LJ), adaptación y reescritura, lo que nos permitirá explicar mejor los cambios que experimentan los personajes homéricos al pasar a estos tipos de composición destinada a un lector en formación. No obstante, el acto de recrear la poesía de Homero, como todos sabemos, no es algo novedoso, ya que, desde la propia Antigüedad, han sido muchos los autores que han reinterpretado la Odisea. Es por todos sabido que los personajes homéricos fueron reutilizados ya por los dramaturgos de época clásica. Las versiones de Sófocles del conflicto de Áyax; la de Esquilo, del de Agamenón; y la de Eurípides, del de Helena son célebres. De hecho, el relato de la Odisea ya había experimentado un cambio en el trasvase desde la transmisión oral a la escrita. Más tarde, durante el Renacimiento y el Barroco, entre los numerosos títulos que se podrían citar, se componen Circe de Lope de Vega, El golfo de las sirenas de Calderón y Fábula de Polifemo y Galatea de Góngora. Todos ellos constituyen una pequeña muestra de este. proceso de reescritura. No solo el caudal homérico, sino toda la tradición griega fue recreada en esta época: ―hemos seguido el caudaloso río de la influencia griega y romana en la literatura […]. Hemos visto al río bañar la cálida tierra estival del Renacimiento […], después lo hemos visto discurrir por un cauce […] a través de la edad barroca‖ (Highet, 1978: 359). Ya en el S. XX encontramos hitos como Ulises de James Joyce, El retorno de Ulises de Torrente Ballester o La tejedora de sueños de Buero Vallejo. Por último, en el S. XXI,. 21.

(23) composiciones como ¿Por qué corres, Ulises? de A. Gala, Corazón de Ulises de Javier Reverte, Ilíada de Alessandro Baricco y muchas más que serían imposible de recoger en esta tesis completan el espectro de obras que recrean a Homero. Sin embargo, debido a la miríada de composiciones que han recogido la Odisea, sería imposible, como todos sabemos, dar cuenta de la totalidad de las mismas en un trabajo como este. Nos remitirnos a Veinte años de Filología Griega (1984-2004) (Adrados: 2008), en el que se recogen de manera exhaustiva textos creados a partir de la tradición griega. En relación con nuestra tesis, es interesante citar los capítulos que incluyen referencias a textos que parten de la epopeya de Homero: ―Traducciones españolas‖ por A. Guzmán Guerra (pp. 175-203) y ―Literatura de época arcaica‖ por Helena Rodríguez Somolinos (pp. 447-479). Por último, es preciso subrayar las diversas traducciones que ha recibido esta epopeya durante este siglo, como la que emplearemos principalmente en esta investigación, la de J. L. Calvo en Cátedra (2006), y otras como la de L. Segalà i Estalella en Espasa-Calpe (2006), la de C. García Gual en Alianza (2004), la de J. M. Pabón en Gredos (2002) y la de Luis Alberto de Cuenca en la editorial Akal (1998). 2.2. LA ODISEA EN LA LITERATURA JUVENIL Con respecto a la Literatura Juvenil, también existen algunos antecedentes de la recreación de los referentes homéricos. Según Rodríguez Herrera (2002: 669-672), la tendencia por crear este tipo de obra comienza en 1878 y continúa imparable en el siglo XX. Asimismo, Encinas Reguero considera que este proceso de adaptación de clásicos griegos a jóvenes comienza en el S. XIX, debido a la propia tendencia literaria de la época: En ese siglo se desarrolló el Romanticismo, un movimiento que puso sus ojos […] no sólo en la tradición oral y el folklore, sino también en Grecia y su cultura. No es de extrañar, por tanto, que entre las adaptaciones que empezaron a surgir en ese momento ocuparan un lugar importante las adaptaciones de los mitos griegos. (2015: 90).. En el S. XIX, contamos con las adaptaciones de estos mitos al público juvenil de la época por parte de Fernán Caballero, con obras como La Historia de los grandes hombres de Grecia (1888), y de José Martí, con obras como La Ilíada (1889). En el S. XX, lo hizo la editorial Araluce (1914 -1928) con adaptaciones como Las aventuras de Telémaco, La Ilíada y El sitio de Troya, así como las editoriales Lecturas Everest, con la obra Grandes Epopeyas (1974), y Vasco Americana, con las adaptaciones La Odisea (1971) y La Ilíada (1968). En el S. XX encontramos también otras obras sobre héroes homéricos dirigidas a jóvenes, como Las mocedades de Ulises (1969) de A. Cunqueiro, La Ilíada y La Odisea de C. Montella (1981), y La guerra de Troya y Aventuras de Ulises (1984). Al respecto, incluso. 22.

(24) podemos aludir a la colección de ‗Las Tres Mellizas‘, Las Tres mellizas y Helena de Troya o Las Tres mellizas y los viajes de Ulises (1999) de R. Capdevilla, que, en este caso, está destinada más específicamente a un público infantil. También, en Reino Unido, fueron elaboradas adaptaciones semejantes que, más tarde, serían traducidas al español, como la editada por Charles Lamb, The Adventures of Ulysses (Las aventuras de Ulises), publicada en 1808 y traducida al español en 2001. Este autor es considerado por diversos estudiosos, como por García Padrino, como uno de los impulsores de la creación de obras adaptadas para jóvenes: ―se trataba […] de que los jóvenes pudiesen tener un conocimiento inicial de unas obras que, hasta el momento, sólo podían ser conocidas a través de la lectura por una minoría culta entre los adultos‖ (2011: 34). Junto a este último autor, según Brazouski, otros de los escritores ingleses que impulsó esta tendencia fue Hawthorme con obras como A Wonder Book (1852) y Tanglewood Tales (1853); este tenía el objetivo de solucionar la dificultad que suponía la lectura de los textos griegos para los niños y jóvenes: ―Hawthorme believe that the ancient myths in their original form were unsuitable for children‖ (1994: 2). Esta tendencia a hacer accesibles las obras maestras de la literatura universal a jóvenes lectores se trasladó a las adaptaciones que se publicaron en España. Por ello, García Padrino considera que, en general, ―la mayoría de las adaptaciones surgieron para facilitar la lectura […] en las escuelas‖ (2011: 37). De hecho, este era uno de los motivos de una de las primeras colecciones que trató de aproximar la literatura clásica a jóvenes, las Obras maestras al alcance de los niños de la editorial Araluce. Cabe destacar que esta editorial constituyó un importante hito en las adaptaciones homéricas; de hecho, publicó, ―junto al género dramático, las grandes canciones épicas, de las más diversas culturas y momentos históricos […], pasando por el mundo clásico grecorromano –Odisea, Ilíada, Eneida-‖ (García Padrino, 2011: 40). En su adaptación de la Odisea, su editora afirma que el objetivo es acomodar el texto al joven para que pueda leerlo: ―sucede que las traducciones directas del griego […] resultan a trozos incomprensibles y hasta pesados para las inteligencias de los niños. He aquí lo que nos ha motivado a adaptarlas para el público infantil [...], poniendo la mejor voluntad en la tarea‖ (Luz Morales, 1951: VIII). Servén Díez destaca el esfuerzo de esta editorial por acercar obras clásicas a los jóvenes, aunque para ello se modificara el texto en aras de adaptarlo a las capacidades de este tipo de lector: ―cuestiones que hoy están siendo objeto de intensos debates, como el problemático acercamiento de los clásicos a los niños, fueron ya objeto de los esfuerzos de. 23.

(25) María Luz Morales, que tomó partido a favor de la introducción de modificaciones en la literalidad de los textos para lograr inteligibilidad ante públicos infantiles‖ (2012: 15). Por tanto, esta editorial es esencial ya que fue pionera en España en la edición de obras destinadas a jóvenes que tenían como objetivo aproximar a los mismos a los grandes títulos de la historia de la literatura, facilitándoles el texto y adecuando este a sus capacidades. En la Gaceta de Madrid de 1912 (Núm. 211) se menciona que Araluce ofrecía ―a los niños […] extractos [...] de las grandes obras literarias, hechos de suerte que sean asequibles a sus tiernas inteligencias y propios para despertar su curiosidad, echando de este modo la semilla de una obra de cultura y educación‖ (García Padrino, 2011: 37). De hecho, no solo esta editorial, sino la mayoría de versiones juveniles elaboradas en los siglos XIX y XX surgen por este motivo, para aproximar a los jóvenes a obras de difícil comprensión, adaptándolas a sus capacidades. Al respecto, Fernán Caballero, en La Mitología clásica contada a los niños e Historia de los grandes hombres de la Grecia, en la que dedica unas páginas a la Odisea, afirma que su fin es ―dar a conocer la Mitología a los niños, es prepararlos para que puedan comprender, gozar y admirar las obras que nos legaron como modelos de buen gusto los sublimes genios que brotaron en Grecia‖ (1908: V). Además, las adaptaciones de textos de la Grecia Clásica (entre ellos, las epopeyas de Homero) eran consideradas fundamentales para el desarrollo de las habilidades lectoras del joven; Encinas Reguero afirma que ―el mito clásico ha formado y forma una parte esencial de la literatura infantil y juvenil […]. El conocimiento del mito clásico ayuda a formar el intertexto del lector, pues no se puede olvidar que la literatura occidental hunde sus raíces precisamente en ese sustrato‖ (2015: 88). 2.3. LA ODISEA EN LA LITERATURA JUVENIL DEL S. XXI EN ESPAÑOL El componente intertextual homérico ha estado presente en la literatura española durante varios siglos. No obstante, la literatura juvenil del S. XXI inspirada en la Odisea incluye ciertos aspectos (como la adaptación de situaciones homéricas a los intereses y contexto de los jóvenes de nuestra época, o la inclusión de referencias homéricas mediante recursos como la ironía) que la diferencian de la tradición expuesta, pues estos aspectos son el origen de cambios peculiares y, desde el punto de vista de la formación del lector, útiles para que el joven pueda ampliar su intertexto y, al mismo tiempo, utilizar este último para desarrollar su competencia lectora y literaria. Las adaptaciones de la Odisea a la LJ del S. XXI constituyen un fenómeno de especial interés porque se adecuan a un destinatario que inicia su proceso de aprendizaje lector y. 24.

(26) porque reutilizan el material de la epopeya de diversos modos, los cuales permiten aproximar las referencias homéricas al joven. Los cambios que sufren sus personajes, por tanto, pueden ser estudiados desde un punto de vista docente y aplicable a la enseñanza literaria. Esta tesis se debe, en gran parte, al hecho de que la literatura juvenil es uno de los medios creativos que, en la actualidad, genera mayor cantidad de obras conectadas con los poemas homéricos. Otro factor lo constituye el hecho de que, al estar dirigidas a un público especialmente sensible y moldeable, las adaptaciones de la Odisea incluyen modulaciones diferentes a las de otros movimientos literarios, al adaptar la composición homérica a la realidad, inquietudes y capacidades de su público. A modo de ilustración, dichas adaptaciones y reescrituras permiten que el joven establezca una relación con los héroes homéricos a partir de sus propios conocimientos y su propio contexto. Así también, los autores modernos abordan esta tradición milenaria desde puntos de vista y técnicas narrativas dispares para facilitar la lectura a este tipo de lector. Ello permite que, al tiempo que el joven entra en contacto con este rico legado cultural, lo incorpore a su intertexto y desarrolle su formación lectora. El estudio que aquí presentamos es posible gracias a los puntos en contacto que existen entre tres disciplinas: la narratología, de la mano de la teoría de la literatura y de la crítica literaria, la Filología Clásica y la didáctica de la literatura. Por tanto, sin una de estas tres vías de examen, la investigación que sigue no sería completa. En conclusión, la literatura juvenil del S. XXI en castellano hace referencia al tipo de obra y al período temporal que constituye el objeto de estudio de este trabajo. Además, cabe mencionar que este legado clásico ha proporcionado recreaciones juveniles en otros medios, como en cómics, libros ilustrados, videojuegos, novelas gráficas, series, etc. Por ejemplo, la saga de Percy Jackson de Rick Riordan ha sido llevada al cine en dos ocasiones: Percy Jackson y el ladrón del rayo, y Percy Jackson y el mar de los monstruos, lo que demuestra la gran difusión que han recibido las recreaciones juveniles sobre los héroes homéricos.. 25.

(27) 2. 4. EL LECTOR IMPLÍCITO DE LAS ADAPTACIONES Y REESCRITURAS JUVENILES. El interés de un estudio sobre literatura juvenil desde un punto de vista filológico y comparado se justifica porque pone el foco en un lector implícito2 en formación y en pleno proceso de desarrollo de sus competencias lectora y literaria; estos rasgos condicionan las características de las adaptaciones y reescrituras juveniles, así como las del estudio que pretendemos desarrollar. Al estar dirigidas a un tipo de lector tan específico, los cambios que introducen estas obras con respecto al texto original vienen determinados por la adecuación a las capacidades del joven lector. Hemos de tener en cuenta su formación lectora y literaria, el grado de desarrollo de su intertexto y sus conocimientos literarios. Analizaremos las adaptaciones y reescrituras mediante una metodología filológica, que enriqueceremos teniendo en cuenta aspectos vinculados con el estudio del proceso de la formación del lector literario, como la adaptación al contexto e intereses de los jóvenes por parte de los autores. Hemos de precisar que nos centraremos en el análisis de los personajes del poema de Homero y en los cambios que estos experimentan al ser trasladados a la literatura juvenil. Ello se debe a que los autores, en la mayoría de ocasiones, convierten a sus protagonistas en el punto donde confluyen las diferentes referencias a otras obras. Indirectamente, además, llegan a ser referencias clave para que el joven explote su intertexto lector. Los personajes de estas composiciones destinadas a jóvenes, así pues, se convierten en una vía para el acceso a otras obras de la literatura anterior, ya que uno de los objetivos es ampliar la intertextualidad de estos lectores. Además, el hecho de conocer a los personajes y acciones de la obra original permite trabajar sus competencias lectora y literaria. En conclusión, desarrollaremos esta tesis mediante la combinación de la narratología, la filología y la didáctica. Como sabemos, nuestro punto de partida son los personajes, ya que incluyen la mayoría de referencias a la Odisea y ya que, por tanto, es el componente que experimenta más cambios. Sobre ello, por tanto, centraremos nuestro análisis filológico, narratológico, comparado y vinculado, por último, con la Didáctica de la lengua y la literatura.. 2. Vid. Infra el tipo de Lector Implícito de estas adaptaciones y reescrituras juveniles (pp. 97-101). No obstante, cabe precisar ahora que dicho concepto fue propuesto por Wolfgang Iser en el contexto de la Estética de la Recepción, en El acto de leer. Teoría del efecto estético (Madrid, Taurus, 1987).. 26.

(28) 2. 5. OBJETO DE ESTUDIO A continuación, ofrecemos las obras que hemos incluido en el corpus constituido por las composiciones juveniles (adaptaciones y reescrituras) que parten de la Odisea. Cabe comentar que, según el grado de libertad a la hora de interpretar las historias originales de la Odisea, podemos distinguir dos tipos de recreación: adaptaciones y reescrituras 3 . Las primeras son más fieles a la narración de referencia, mientras que las segundas introducen muchas más transformaciones en la misma. Sobre ello profundizaremos en el apartado 3.6 (pp. 76-106), tras explicar la metodología que emplearemos. Así pues, cabe precisar que los criterios para la selección de adaptaciones y reescrituras sobre la Odisea han sido los siguientes: 1) Las obras escogidas deben ser consideradas Literatura Juvenil o haber sido empleadas ya antes, aunque no sean juveniles, con jóvenes alumnos. Descartamos, por tanto, composiciones dirigidas a un público más infantil (Literatura Infantil). 2) Las obras han de haber sido editadas en España en lengua española, ya sean obras originales o traducciones. Con esta elección pretendemos crear un catálogo de adaptaciones y reescrituras de la Odisea a la que puedan acceder con facilidad tanto los propios jóvenes lectores como sus docentes residentes en España. 3) La obra tiene que haber sido editada (ya sea su primera edición o posteriores) en los primeros doce años del S. XXI: 2000-2012, por ser uno de los períodos más fructíferos y recientes con respecto a esta cuestión. 4) Las obras deben haber sido editadas como novela, ya que es el tipo de texto sobre el que podremos aplicar mejor la narratología, la metodología escogida para analizar la Odisea, sus adaptaciones y sus reescrituras. 5) Las obras deben tomar a la Odisea como una de las bases para su creación; descartamos obras en las que se aluda a esta epopeya de manera anecdótica o aislada.. 3. Vid. Infra. la explicación de los conceptos de adaptación y reescritura, en el apartado titulado ―conceptos previos para el análisis de adaptaciones y reescrituras‖ (pp. 76-105).. 27.

(29) Tabla 1. Adaptaciones juveniles de la Odisea (2000 – 2012) Nº. Título. Año. Editorial. Adaptador. 1. Odisea. 2012. Anaya. Yruela, M.. 2. La Odisea. 2011. Almadraba. Alberich, J.. 3. Las aventuras de Ulises. 2011. Alba. Lamb, C.. 4. Las aventuras de Ulises. 2011. Teide. Jofresa, S.. 5. Odisea. 2010. Castalia. Almodóvar, J.. 6. La Odisea. 2009. Combel. Mammos, R.. 7. Las aventuras de Ulises. 2009. Siruela. Nucci, G.. 8. Los viajes de Ulises. 2008. Akal. Vivet-Rémy, A. C.. 9. Cuentos y leyendas de la Odisea. 2008. Espasa Juvenil. Martin, J.. 10. La Odisea. 2008. SM. Villalobos, F.. 11. La Odisea. 2006. Algar. Cortés, J.. 12. Las aventuras de Ulises. 2005. Vicens Vives. Sutcliff, R.. Tabla 2. Reescrituras juveniles de la Odisea (2000 – 2012). Nº. Título. Año. Editorial. Autor. 1. Para una vez que me abrazan. 2012. Algar. Albo, P.. 2. Es tan difícil volver a Ítaca. 2010. SM. Valentino, E.. 3. El salvaje. 2009. SM. García Llorca, A.. 4. Días de reyes Magos. 2007. Anaya. Pascual, E.. 5. Penélope y las doce criadas. 2005. Salamandra. Atwood, M.. Tabla 3. Adaptaciones juveniles conjuntas de la Odisea y la Ilíada (2000 – 2012). Nº. Título. Año. Editorial. Autor. 1. Héroes y Heroínas. 2010. Oxford. Viladevall, M.. 2. 12 relatos de la Ilíada y la Odisea. 2005. Editex. Laporte, M.. Por último, algunas reescrituras y adaptaciones no han sido escogidas puesto que no se atienen a los criterios propuestos. En primer lugar, por ser Literatura Infantil (1 er criterio), hemos descartado, entre otras, El pequeño Borges imagina la Odisea (2004) de Cañeque, C. (ed. Sirpus); y La Odisea contada a los niños (2007) de Navarro Durán, R. (ed. Edebé). En segundo lugar, por no haber sido escritas en lengua española (2º criterio de selección), a pesar de haber sido editadas en España, descartamos las siguientes reescrituras: Ulisses, el corb (2002) de García Llorca, A. (ed. Cruilla); y El racó de Penèlope (2012) de Alapon, P. (ed. Cruilla). Además, a pesar de haber sido editadas en lengua española, descartamos ciertas obras ya que son de difícil acceso en España, por haber sido publicadas originalmente fuera de nuestras fronteras, como en Sudamérica.. 28.

(30) Hemos de precisar esta última idea. En las aulas españolas, los docentes han de proponer la lectura de obras que el joven pueda obtener sin dificultad en una librería o incluso en una biblioteca. Es cierto que, en la actualidad, mediante Internet se pueden adquirir obras de cualquier parte del mundo; no obstante, consideramos que no podemos exigir a nuestro alumnos que posean los recursos necesarios para comprar obras en la web. Es por ello que hemos descartado composiciones en español editadas en Sudamérica, ya que, para su obtención, tanto docentes como alumnos han de emplear recursos a los que no todos pueden o desean recurrir. Por tanto, hemos descartado La Odisea (2012) ed. Origo, Las sirenas de Ulises (2011) de Quiroga Urquieta, R., La Odisea (2014) ed. Cántaro, El Gigante de un solo ojo (2008) y La tierra de los muertos (2009) de Pope, M. ed. Norma, etc. No obstante, hemos hecho una excepción, con carácter representativo, en el caso de una obra editada en Sudamérica, concretamente en Argentina. Se trata de Es tan difícil volver a Ítaca, seleccionada por la calidad de la composición y por la subversión del viaje original de Odiseo. Además, fue publicada por la editorial SM, por lo que la obtención de esta composición en España puede llegar a ser más sencilla que las obras publicadas por editoriales que se distribuyen exclusivamente en Sudamérica. En tercer lugar, por no haber sido editada entre 2000 y 2012 (3er criterio de selección), hemos descartado Dama de los hechizados (1994) de Barrio, D., (ed. Castilla). En cuarto lugar, por no adoptar la forma de novela o texto narrativo (4º criterio de selección), hemos descartado Flora y Ulises (2014) de DiCamilo, K., (ed. Océano), y El increíble viaje de Ulises (2008) de Landmann, B., (ed. El Naranjo), ya que ambas composiciones son libros ilustrados. No obstante, analizaremos la adaptación titulada la Odisea de la editorial SM, escrita en formato de cómic. Ello se debe a que consideramos que es una adaptación de calidad a la que los jóvenes se pueden aproximar para conocer la epopeya. Nos centraremos en el análisis de su estructura y forma, pero no en sus ilustraciones. Hemos descartado otras versiones en cómic, como La Odisea de Norma (2007), por estar destinadas ambas a un público general, o La Odisea de Verbum (2016), por estar dirigida a un público infantil. En último lugar, ya que solo se refieren a la Odisea de manera aislada y, por tanto, no la toman como base para la creación de su intriga (5º criterio de selección), descartamos La isla de Bowen (2012) de Mallorquí del Corral, C., (ed. Edebé) ya que, aunque aluda a personajes como a Ulises o a Caribdis, realmente estas referencias no condicionan la obra. Por los mismos motivos, hemos eliminado Los peines del viento (2004) de Alonso, F., (ed. Gaviota), Odessa y el mundo secreto de los libros de Peter Van Olmen., (ed. Siruela) y la saga de libros de Ulyses Moore (2006-2016) de Pierdomenico, B., (ed. Montena). 29.

(31) 2. 6. OBJETIVOS El fin último de este trabajo es valorar cómo evolucionan los personajes homéricos al ser incorporados a una composición literaria juvenil. Recordemos que nos centramos precisamente en estos ya que son los que incluyen más referencias a la Odisea y, por tanto, el componente narrativo pertinente para este estudio. Además, aunque nos centremos en los cambios que experimentan dichos personajes, también valoraremos las transformaciones del resto de componentes narrativos (espacio narrativo, acontecimientos, etc.). Sin embargo, no solo tendremos en cuenta los cambios que se produzcan, sino que también trataremos de encontrar su motivación en aspectos relacionados con la LJ, como la adaptación al lector novel o aspectos vinculados con la formación del joven lector. Por tanto, sin esta segunda visión, no podríamos entender al completo la primera parte del análisis ni los cambios introducidos en los personajes. También cabe precisar que el objetivo principal de esta investigación no es valorar la presencia de los héroes homéricos en la literatura juvenil en español del S. XXI, puesto que, sólo contemplando las tablas anteriores, ya podemos afirmar que su recurrencia en este tipo de obra perteneciente a la LJ es patente. Por último, es menester precisar que, frente al rico panorama creativo y editorial sobre recreaciones juveniles sobre la Odisea, son pocos los estudios que han trabajado los cambios que sufren sus personajes en este tipo de literatura en el S. XXI; por ello, este proyecto pretende contribuir a desarrollar este campo de estudio. Existen investigaciones sobre algunos puntos concretos de este trabajo, pero no son investigaciones de conjunto realizadas con una perspectiva global, sino que se han ejecutado por separado. En esta tesis, por tanto, pretendemos unirlas en un solo estudio. A modo de muestra, como veremos más tarde, Jong (2001) o Morris & Powell (2004) aplican la narratología a la Odisea desde la perspectiva de la Filología Clásica, centrándose en el estudio de la estructura de la epopeya desde un punto de vista general y sin poner el foco en sus personajes, y sin comparar sus conclusiones con la LJ. Por otro lado, existen estudios que examinan otras obras griegas desde el punto de vista de la tradición clásica, también conocidos como estudios de Pervivencia, que ponen en relación los textos griegos originales con adaptaciones y reescrituras juveniles actuales, sin el análisis narratológico previo y sin dedicar demasiada atención a la intertextualidad, como los artículos de Rodríguez Herrera (2002) sobre la Eneida en la LIJ o sobre los mitos griegos en la LIJ (2015). Del mismo modo, Linares Sánchez (2015, 47-68) analiza la Nékya de Percy. 30.

(32) Jackson en comparación con la de Odiseo; no obstante, sólo lo hace desde una perspectiva filológica, sin vincular sus resultados con la didáctica de la literatura. En mayor vinculación con la Odisea, podemos hacer mención también a otro artículo de Rodríguez Herrera (2003); en este caso, analiza algunas adaptaciones infantiles de la Odisea y la Eneida, dejando de lado la vertiente juvenil. Asimismo, Mourier (1990) analiza la Odisea en comparación con alguna reescritura juvenil y examina los mecanismos intertextuales, pero sin aludir a la incidencia de ello en la formación del lector literario. Asimismo, los artículos de Murnaghan (2015) y Meil (2015) analizan algunas adaptaciones de la Odisea y los mecanismos utilizados en ellas para aproximar la obra al joven; no obstante, estos estudios carecen de la metodología narratológica y no se centran en los personajes. Además, a diferencia de esta tesis, versan sobre adaptaciones en inglés. Finalmente, existen varias tesis sobre literatura griega clásica y literatura juvenil; en una de ellas, Berríos Barra (2013) analiza la recepción de mitos griegos en el aula, pero, aunque describa cómo el intertexto del joven se ve ampliado, trabaja con microrrelatos que provienen de obras griegas, no a partir de adaptaciones o reescrituras en forma de novela; además, no emplea la narratología. Asimismo, Pezo Cabrera (2011) analiza cómo puede ser estudiada la Odisea mediante el texto original traducido en el aula de secundaria, pero no tiene en cuenta adaptaciones, reescrituras ni el concepto de intertexto.. 31.

(33) 32.

(34) 3. METODOLOGÍA A continuación, explicamos la metodología escogida para el análisis de los personajes de la Odisea. Por un lado, recurriremos a la narratología, que consiste en el examen estructural, formal y textual de los textos narrativos. Esta nos ayudará a abordar en detalle nuestro objeto de estudio, ya que, gracias a esta, podremos analizar de manera sistemática, ordenada y detallada sus distintos estratos narrativos4. Por otro lado, utilizaremos el método comparado, que entendemos en esta tesis como el análisis de dos o más creaciones literarias para observar sus rasgos comunes y distintivos. Este será el medio a través del cual estableceremos divergencias y semejanzas entre las epopeyas mencionadas y los libros juveniles ya propuestos5. Gracias a la combinación de ambas metodologías, la narratología y el comparatismo, la comparación de la Odisea con las obras juveniles correspondientes será más exhaustiva, ya que será efectuada desde los criterios que nos ofrece la narratología. Esta simbiosis es posible y se denomina ―comparative narratology‖ (Onega, 1996: 25). Por último, hemos de añadir a este estudio narratológico y comparado el punto de vista del área de la Didáctica de la Lengua y la Literatura, ya que los cambios identificados mediante las dos primeras metodologías no serían entendidos en su totalidad sin atender a aspectos como la adaptación de la obra a las capacidades del joven o el empleo del intertexto lector como medio para interpretar la obra. Por tanto, también trataremos algunos aspectos relacionados con el campo de estudio que se encarga de la intertextualidad, competencias, formación del lector, por mencionar solo algunos aspectos especialmente relevantes6. Finalmente, recordemos que el objetivo final de este trabajo es valorar cómo cambian los personajes homéricos al ser reutilizados en la literatura juvenil actual. Por ello, nos centraremos en la valoración de esta cuestión en particular, aunque también tengamos en cuenta otros aspectos relevantes de la épica de Homero, siendo conscientes de que se trata de un autor sobre el que la cantidad de estudios publicados hace literalmente imposible abordar su examen de manera exhaustiva.. 4. Vid. Infra el punto 3.1.1. (p. 34), donde explicamos la definición de los estratos narrativos: estructura y forma. Vid. supra las tablas 1, 2 y 3 (p. 28) de esta tesis para conocer qué obras forman nuestro objeto de estudio. 6 Vid. Infra el apartado 3.6. (pp. 76-106), en el que explicaremos en profundidad los aspectos relevantes para esta tesis vinculados con la Didáctica de la Lengua y la Literatura. 5. 33.

(35) 3.1. NARRATOLOGÍA Para definir narratología, hemos de conocer previamente aquellos conceptos que la componen. No obstante, cabe mencionar que cada investigador se refiere a dichas nociones con vocablos distintos 7 . En este sentido, es tal la diversidad terminológica que, según Nünning (2003: 245-46), ―there arguably never was ‗one‘ narratology […]. We are actually faced with […] is not one and only one form of narratology, but rather a broad of different ways of defining and conceptualising narrative‖. Además, la mayoría de propuestas narratológicas introducen alguna innovación o cambio con respecto a otras elaboradas en este mismo campo de estudio: ―in literary theory the singular ‗narratology‘ has given way to a plurality of ‗narratologies‘. Many approaches […] have developed their own specific narratologies‖ (Grethlen y Regankos, 2009: 2). En conclusión, para definir narratología, es necesario concretar, previamente, cuáles son sus conceptos básicos (apartado 3.1.1.) y, además, explicar las teorías narratológicas más importantes (apartado 3.1.2. y 3.1.4.). Tras ello, podremos definir narratología (punto 3.1.3.) y podremos escoger una terminología específica para esta tesis, como haremos en el punto 3.2. Gracias a ello, finalmente, seremos capaces de aplicar eficazmente los fundamentos narratológicos a nuestro objeto de estudio. 3.1.1. Conceptos previos Por narratología entendemos el método que se encarga del análisis de los diferentes estratos (la estructura, la forma y el texto) de una narración. Como podemos observar, son varios los conceptos que hemos de conocer para definir y emplear esta metodología: estrato narrativo (estructura, forma y texto) y narración. Cabe precisar que, aunque uno de los conceptos fundamentales sea el de narración, texto narrativo o relato (los tres términos serán utilizados como sinónimos en esta tesis 8), es conveniente definirlo tras haber explicado qué entendemos por estrato narrativo, ya que ello nos ayudará a definir al texto narrativo con mayor precisión. Además, es necesario proceder de este modo debido a la dificultad que entraña la concreción de todo género literario. Con respecto al relato, Bal (1990: 11) afirma que, ―aunque todos tienen una idea general de lo que sea un texto narrativo, no es […] siempre sencillo determinar si un texto dado debería o no considerarse como tal‖. 7. Vid. infra la tabla 4 de esta misma tesis (p. 59) para conocer los distintos términos empleados para denominar cada uno de los estratos narrativos. 8 Todorov (1973:21) utiliza ya el término relato como sinónimo a texto narrativo o narración, pues considera que la narratología es ―la ciencia del relato‖.. 34.

(36) Estrato Narrativo Por estrato narrativo entendemos cada uno de los niveles de creación, manifestación y disposición del material narrativo en los que se divide un relato. En otras palabras, dicho término hace referencia a ―los planos de elaboración, organización y presentación narrativa que el texto ofrece‖ (Valles: 2002: 354). La mayoría de narratólogos proponen tres: la estructura, la forma y el texto9. Estrato estructural o estructura La estructura, por un lado, hace referencia a la organización lógica del relato, es decir, a la secuenciación de sus hechos según unos sean causa o consecuencia de otros, y no según aparezcan o sean relatados en el texto. Al respecto, Albaladejo (1984: 179-180) afirma que este nivel se rige por ―la causalidad‖. Asimismo, según Pozuelos Yvancos (1994: 223), ―los hechos no sólo vienen unos después de los otros, sino que unos a consecuencia de los otros‖. En este sentido, en la estructura los hechos aparecen en el orden en el que ocurren y no en el que se narran; por tanto, el punto de partida no será la primera acción contada, sino la primera que tenga consecuencias para el desarrollo del relato, incluso en textos que empiezan in media res (tal como ocurre en la Odisea) o que alternan períodos temporales. Por otro lado, este estrato también alude a los vínculos que se entablan entre los componentes de una narración (actantes10, hechos, tiempo y espacio): ―essential structures are composed of the relations between such elements of the narrated world […]. Some narrative elements are inherently structured - events require chronological and casual relations between states and […] between characters‖ (Eder, 2003: 287-88). Así, estas conexiones deben ser valoradas en cuanto que permiten que la narración se ponga en movimiento. A modo de muestra, un ayudante, al entrar en contacto con el héroe, permite que este continúe sus aventuras y, por tanto, que el relato evolucione. De ello también se deduce que ―todo personaje se define enteramente por sus relaciones con los otros personajes‖ (Paredes, 1987: 23). Por ejemplo, el oponente se define como tal en cuanto que supone un obstáculo para el héroe. En conclusión, son tres los aspectos fundamentales de este primer estrato narrativo: la disposición causal-consecutiva de los componentes del texto narrativo, los nexos que se 9. A pesar de esta denominación general de los estratos narrativos divididos de manera ternaria, cada autor se refiere a ellos con términos distintos. Al respecto, vid. Infra tabla 4 de esta misma tesis (p. 59). 10 Por actante entendemos la faceta estructural de un personaje. Serán clasificados, en este trabajo, en 6: ayudante, oponente, héroe, objeto, receptor y dador. No obstante, también han recibido otros nombres. En este último sentido, vid. Infra tabla 5 de esta misma tesis (p. 60).. 35.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :