208-Apl-201O Cámara 2ª de lo Laboral XXXV SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las diez horas y cuarenta minutos del

Texto completo

(1)

208-Apl-201O

Cámara 2ª de lo Laboral XXXV

SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las diez horas y cuarenta minutos del veinte de mayo de dos mil once.

El presente recurso de apelación ha sido interpuesto por la licenciada Patricia del Carmen Rodas de Castro, en calidad de Agente Auxiliar del Fiscal General de la República, en contra de la sentencia definitiva pronunciada a las quince horas y cuarenta y cinco minutos del día once de mayo de dos mil diez, por la Cámara Segunda de lo Laboral, en el Juicio Individual Ordinario de Trabajo promovido por la licenciada Carmen Alicia Bellegarrigue Pino, en calidad de Defensora Pública Laboral de la trabajadora […], en contra del Estado de El Salvador, en el ramo del Ministerio de Hacienda, reclamándole el pago de indemnización por despido injusto y demás prestaciones.

Han intervenido en primera instancia, la licenciada Carmen Alicia Bellegarrigue Pino y el licenciado Boris Christian Martínez Calderón, como Defensores Públicos Laborales de la trabajadora […], y la licenciada Patricia del Carmen Rodas de Castro, como Agente Auxiliar del Fiscal General de la República. En Segunda Instancia como Apelado el licenciado Boris Christian Martínez Calderón y como Apelante la licenciada Patricia del Carmen Rodas de Castro, en las calidades referidas.

VISTOS LOS AUTOS; Y, CONSIDERANDO:

1.- Que en la demanda de folios 1 y 2 p.p. la licenciada Carmen Alicia Bellegarrigue Pino, en su calidad de Defensora Pública Laboral, manifestó: «[ ... ] Que en mi calidad de Defensora Publica(sic) Laboral, vengo a promover Juicio Ordinario Individual de Trabajo, en nombre y representación de la trabajadora […], de […], Departamento de La Libertad, contra el ESTADO DE EL SALVADOR EN EL RAMO DE HACIENDA, de este domicilio, representado legalmente por el FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA, Licenciado ROMEO BENJAMIN BARAHONA MELENDEZ, mayor de edad, de este domicilio, pudiendo ser notificado, citado y emplazado dicho Estado, en la Fiscalía General de la República, ubicada en Colonia San Francisco, Calle los Abetos, número ochenta y cinco, en esta ciudad, lugar donde habitualmente atiende sus negocios el demandado. ---- RELACION DE TRABAJO. ---- Mi representada ingresó a laborar para y a las órdenes del Estado de El Salvador, el día VEINTICUATRO DE

(2)

AGOSTO DE DOS MIL NUEVE, con el cargo de JEFE DEL DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA, desarrollando sus labores en Dirección General de Aduanas, ubicada en Carretera Panamericana, Kilómetro once y medio, frente a fábrica IUSA, San Bartolo, Ilopango, Departamento de San Salvador; y las cuales consistían en COORDINAR REUNIONES CON PROVEEDORES,(sic) DE SEGUIMIENTO DEL DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA, EVALUACION DE TÉRMINOS DE REFERENCIA DE CONTRATOS. Mi patrocinada estaba contratada bajo el sistema de contrato por servicios personales; con una jornada ordinaria de trabajo de ocho horas diarias y con un horario de trabajo de LUNES A VIERNES, de siete y treinta de la mañana a tres y treinta de la tarde, descansando sábado y domingo, devengando por sus servicios prestados un salario de DOS MIL CIENTO DIECIOCHO DÓLARES MENSUALES, los cuales le eran cancelados de la misma forma, y por medio de depósito en cuenta del Banco Agrícola (sic). --- RELACION DE HECHOS. - Es el caso Honorables Magistrados, que el día DOS DE FEBRERO DE DOS MIL DIEZ, como a eso de las diez de la mañana, la señora ANGELA LELANY BIGUEUR, quien es DIRECTORA GENERAL DE ADUANAS, quien tiene facultades para dirigir, administrar, contratar y despedir trabajadores, le manifestó a mi representada que a partir de ese momento estaba despedida de su trabajo; hecho que ocurrió en el lugar de labores de mi representada. - ARGUMENTOS DE DERECHO Y NORMAS JURIDICAS QUE FUNDAMENTAN LA PRETENSIÓN. --- Las labores que realizaba mi representada eran de carácter continuo y permanente, en consecuencia estando en presencia de un contrato laboral de plazo indeterminado, Art. 25 del C.T., el hecho sucedido es un despido de hecho, trayendo como consecuencia la obligación por parte del empleador de cancelar la correspondiente indemnización y demás prestaciones laborales por despido injustificado. --- La Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia ha sostenido, respecto a la estabilidad de los Empleados Públicos por Contrato: ---- Cuando la contratación se hace para tareas de carácter permanente, propios del giro de la Institución, se entiende que se trata de un contrato laboral de naturaleza indefinida y por tanto el empleado tiene derecho a la estabilidad laboral. --- La doctrina moderna ha trazado toda una línea argumental considerando la situación del denominado personal contratado por la Administración Pública que cumple en verdad tareas correspondientes al personal permanente y al que se niega ilegítimamente el derecho de estabilidad, carrera y promociones, como algunas formas de fraude laboral por parte del Estado; en ese sentido cuando el trabajador está sujeto a un contrato por servicio personal de carácter

(3)

permanente en la administración pública debe entenderse que dicha contratación ha sido por tiempo indeterminado y que le otorga el derecho a la estabilidad en el cargo de conformidad con el Art. 219 inciso segundo de la Constitución. ---- Cuando la contratación es simulada y desprovista de toda legitimidad, tendiente exclusivamente a cercenar derechos del trabajador, la estabilidad del empleo público y la protección contra el despido arbitrario en oposición a los derechos expresados en la Constitución, no puede hacerse valer la voluntad expresada por las partes o por tales contratos, de por si carentes de toda validez, a la cual debe añadirse que en materia laboral, importa lo que ocurre en la práctica más de lo que las partes hayan pactado en forma más o menos solemne o expresa o lo que luzca en instrumentos o formularios. --- INDEBIDA UTILIZACION DE LOS CONTRATOS DE PRESTACION DE SERVICIOS PERSONALES. ---- La figura de los Contratos de Prestación de Servicios Personales ha sido utilizada dentro del ordenamiento jurídico como un instrumento para evitar la aplicación de las disposiciones constitucionales y legales que se ocupan de la carrera administrativa. Esta realidad puede constatarse sin dificultad, basta con observar determinada mente a muchas de las entidades administrativas para percatarse de una realidad que aqueja el correcto andar de la administración pública, la existencia de plantas paralelas de personal, fenómeno que se da como una consecuencia precisamente de una indebida utilización de las figuras contractuales; de esta forma en vez de cumplir el mandato de proceder a realizar una vinculación de carácter laboral cuando se está frente a labores o actividades de carácter permanente, se establecen vínculos contractuales con la finalidad desviada de evitar el pago de derechos de carácter prestacional y lo que es más importante para el desarrollo de nuestro caso, se evita la consolidación y reconocimiento del derecho al cargo y nuevamente se permite que criterios de orden político hagan inoperante el principio de imparcialidad que debe regir el obrar administrativo. ---- El despido disfrazado que ha sido objeto mi representada le ha generado malestar y desequilibrio a ella y su grupo familiar, ya la sociedad en general, ya que el trabajo es un derecho fundamental que permite su seguridad económica, su salud, bienestar y desarrollo de su familia. La realidad socioeconómica de nuestro país, afecta aún más a los trabajadores que han sido despedidos y que se suman a los índices de desempleo que en los últimos meses se ha incrementado como consecuencia de la crisis económica a nivel mundial. La incertidumbre económica que ha ocasionado el despido, traerá como consecuencia dificultades para el estudio de los hijos del trabajador, quienes dejarán de estudiar en Universidades, Colegios, etc., el pago de vivienda, créditos contraídos, la salud, la

(4)

alimentación y problemas emocionales que afectan a toda la familia, sin dejar de un lado la desintegración de la familia para aquellas que se verán obligados a emigrar a otro país. No hay duda que esta situación incrementará los índices de desempleo, violencia intrafamiliar, problemas psicológicos, enfermedades psicosomáticas, vicios y delincuencia. - Corresponde a vosotros Honorables Magistrados, la imparcial, legal y justa tarea de impartir justicia, al amparo de nuestra Carta Magna, leyes laborales, Tratados Internacionales suscritos por nuestro país y de la doctrina existente sobre el derecho de Trabajo, y reflexiones de justicia social; de esta manera dignificar los derechos laborales plenamente vulnerados al despedir injustamente a mi mandante. En vuestras manos queda la enorme responsabilidad de generar la jurisprudencia que ponga fin a la violación de los derechos de las y los trabajadores del sector público. PARTE PETITORIA. ---- Por lo antes expuesto y con fundamento en los Art. 38 ordinal 110 de la Constitución, Art. 58 del C. de T., Art. 7 lit. d) del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre los Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales "Protocolo de San Salvador", Art. l del Convenio 111 sobre la Discriminación en el Empleo y Ocupación, con el debido respeto a VOS PIDO: ---- Me admitáis el presente escrito. --- Me tengáis por parte en la calidad en que comparezco en nombre y representación de la expresada trabajadora. ---- Citéis a conciliación al demandado y si no llegamos a ningún avenimiento en la misma, previo los trámites legales y las pruebas que oportunamente aportaré, sea condenado el demandado en sentencia definitiva a pagarle a mi representada: INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO INJUSTO, VACACIÓN Y AGUINALDO PROPORCIONAL. -- Legitimo mi personería con la copia certificada por Notario de mi Credencial Única y sus fotocopias de ley, para que sean agregados al proceso. [ ... ]»

II.- Admitida que fue la demanda se citó a las partes a Audiencia Conciliatoria, la que se llevó a cabo a las ocho horas y quince minutos del trece de abril de dos mil diez, sin haber llegado a ningún arreglo, por manifestar la Agente Auxiliar del señor Fiscal General de la República, licenciada Patricia del Carmen Rodas de Castro, que tenía instrucciones de no ofrecer ninguna medida conciliatoria. A continuación, el proceso siguió con la contestación de la demanda en sentido negativo. Se abrió a pruebas por el término legal correspondiente, y período en el que el representante de la trabajadora presentó, prueba documental, prueba testimonial y pliego de posiciones para que fuera absuelto por el Fiscal General de la República, en su calidad de Representante Legal del Estado de El Salvador, quien al no comparecer a la segunda cita

(5)

realizada para tal efecto, fue declarado contumaz.

III- La Cámara sentenciadora en su fallo estableció: « [ ... ] POR TANTO: en base a lo dicho; disposiciones legales citadas; y, a lo que para tal efecto disponen los Arts. del 416 al 419 y 370 del Código de Trabajo, esta Cámara, a nombre de la República, FALLA: Condénase al ESTADO DE EL SALVADOR EN EL RAMO DE HACIENDA, a pagar a la actora las siguientes cantidades:

CUATROCIENTOS QUINCE DOLARES VEINTE CENTAVOS DE DÓLAR, en concepto de indemnización por despido injusto; SEISCIENTOS CATORCE DOLARES OCHENTA CENTAVOS DE DÓLAR, en concepto de vacación proporcional; CIENTO DOS DOLARES CINCUENTA Y DOS CENTAVOS DE DÓLAR, en concepto de aguinaldo proporcional; y, DOS MIL CUATROCIENTOS SETENTA Y UN DOLARES, en concepto de salarios caídos en esta instancia. HAGASE SABER.-»

IV.- El licenciado Boris Christian Martínez Calderón, al mostrarse parte como Apelado en esta instancia expuso: «[ ... ]1.- Que estoy conforme con la sentencia dictada por la Honorable Cámara Segunda de lo Laboral, por ser Justa y apegada a derecho, Y A QUE SE PROBARON LOS HECHOS DE LA DEMANDA. Por lo antes expuesto OS PIDO: -- 1. Me admitáis el presente escrito. --- 2. ·Me tengáis por parte en la calidad antes indicada. - 3. Se confirme el fallo venido en apelación. --- Mi personería se encuentra debidamente legitimada en la pieza principal. [ ... ] » V.- Inconforme con el fallo de la Cámara, la licenciada Patricia del Carmen Rodas de Castro, recurre en apelación y manifiesta lo siguiente: «[ ... ] Que la Cámara sentenciadora ha emitido resolución de las quince horas y cuarenta y cinco minutos del día once de mayo de dos mil diez, referente al Juicio Individual de Trabajo de referencia 223-E/2010, promovido por la trabajadora DIANA ELlZABETH BARRIERE DE ARGUMEDO, en contra del Estado de El Salvador en el ramo del Ministerio de Hacienda, reclamando indemnización por supuesto despido injusto y otras prestaciones laborales, por medio de la cual resuelve: Admítase el Recurso de Apelación, en consecuencia, emplácese a las partes a fin de que concurran al tribunal de alzada a hacer uso de sus derechos; al respecto a VOS manifiesto: --- Que el tribunal A-Quo emitió sentencia de las quince horas del día once de mayo de dos mil diez, por medio de la cual FALLA: Condenase al ESTADO DE EL SAL V ADOR EN EL RAMO DE GOBERNACION(sic), a pagar a la actora las siguientes cantidades: cuatrocientos quince dólares veinte centavos de dólar, en concepto de indemnización por despido injusto; seiscientos dólares ochenta centavos de dólar, en concepto de

(6)

vacación proporcional; trece dólares cuarenta y siete centavos de dólar, en concepto de aguinaldo proporcional; y, dos mil cuatrocientos setenta y un dólares sesenta y siete centavos de dólar, en concepto de salarios caídos de esta instancia, basando su fallo tomando como consecuencia de la contumacia declarada en contra del Fiscal General de la República, según consta a folios 29 del proceso, estableciendo de esa manera todos los extremos de la demanda, como son la relación de trabajo, el contrato individual y sus condiciones, así como el despido del imputado(sic). Es el caso Honorable Sala de lo Civil, que la Cámara sentenciadora ha pronunciado su fallo, según consta en la sentencia, que tal como lo aceptó el señor Fiscal General de la República, con las respuestas a las preguntas 3, 11 y 15, del correspondiente pliego de posiciones, se comprueba la relación laboral y el despido y la relación laboral(sic). -- Es el caso Honorable Sala, que la suscrita no está de acuerdo con el fallo pronunciado, en vista de que con la confesión a que se hace referencia en dicho fallo, no se puede establecer exactamente que el (sic) demandante(sic) haya trabajado para el Estado de El Salvador, ya que no es un medio de prueba idóneo, debido a que dicho pliego no se refiere a hechos personales del señor Fiscal General de la República, ya que el(sic) trabajador(sic) ha laborado para una cartera de Estado determinada, por lo que el Representante Legal del Estado no podría conocer en su totalidad sobre las personas que laboran para los distintos Órganos del Estado y Ministerios, motivo por el que considera el(sic) suscrito(sic) que la Cámara Segunda de lo Laboral no ha actuado conforme a derecho al emitir el fallo respectivo. - Por lo anterior, la suscrita considera que el fallo pronunciado por la Cámara Segunda de lo Laboral atenta contra la seguridad jurídica, en vista de que la contumacia no es una prueba que se deba tomar en cuenta por las razones ya(sic) antes expresadas, ya que resulta inverosímil el hecho de que sea el señor Fiscal General de la República quien conozca de los despedidos(sic) de los empleados de todos los Ministerios, debiendo conocer de estos el titular o representante Legal de dichos Rogarnos(sic) del Estado; dicha contumacia atenta también en contra del principio de legalidad contemplada en la Constitución de la República, por el hecho que de una forma coercitiva se pretende que la persona absuelva el pliego de posiciones sobre hechos que para el presente caso son desconocidos para el Fiscal General de la República. - Por lo antes expuesto, a VOS con todo respeto PIDO: -- a) Me admitáis el presente escrito; -- b) Me tengáis por parte en esta instancia en mi calidad de Apelante, en lo que se refiere a legitimar la personería con que actuó, esta la legitime en primera instancia. ---- e) Revoquéis la sentencia venida en apelación por no estar conforme a derecho. [ ... ] »

(7)

VI. ANÁLISIS DEL RECURSO

La licenciada Rodas de Castro, fundamentalmente basa su recurso en que la Cámara Segunda de lo Laboral, resolvió fundamentando su fallo conforme al Pliego de Posiciones, el cual a su entender, no es un medio idóneo de prueba, ya que no se refiere a hechos personales del Señor Fiscal General de la República.

En relación al punto apelado, sobre tener por probados los extremos procesales de la demanda, mediante la confesión ficta del Fiscal General de la República, debe considerarse que la Sala actualmente es del criterio que por la complejidad de las atribuciones que posee el Fiscal General de la República, éstas no le permiten conocer sobre todas las actividades que realizan las instituciones que conforman el Estado y que esa habilitación de la cual el referido funcionario está dotado, -representar al Estado en toda clase de juicios- por ser de carácter general, no es suficiente para realizar un acto personalísimo y específico, como lo es la absolución del pliego de posiciones, pues se plantea un problema al momento en que éste las absuelve, el cual radica en que, quien es formalmente parte procesal o representante legal, no es el que conoce de los hechos, ya que el Fiscal General de la República, no ha mantenido en este caso una relación laboral directa con la parte actora o con los hechos sobre los que versa el proceso, de modo que no existe un vínculo entre la confesión ficta, el sujeto parte en el proceso y los hechos controvertidos, consideración por la cual, no se tomará en cuenta la confesión ficta resultante como consecuencia de la contumacia declarada en contra del Fiscal General de la República.

6

Por otra parte, la Sala al analizar el proceso advierte que de folios 23 a 25, corre agregada documentación interna institucional del Ministerio de Hacienda, la cual no será tomada en cuenta por ser copias simples; advierte además, que no operan las presunciones establecidas en el Artículo 414 del Código de Trabajo, por haberse presentado la demanda, transcurridos más de quince días hábiles de ocurridos los hechos que la motivaron. No obstante lo anterior, a juicio de la Sala se encuentra completamente probada la relación laboral existente entre patrono y trabajadora, por ser suficientes a juicio de esta Sala, los elementos probatorios aportados por el testimonio que corre agregado a fs. 20 p.p., en el que el testigo […], depone respecto de la relación laboral existente entre la demandante Y la entidad demandada, salario, horario de trabajo y cargo desempeñado, agregando que todo le consta porque él laboraba en el mismo lugar que la

(8)

demandante. Cabe señalar, que con la declaración de un solo testigo se puede fundamentar una sentencia, si merece fe al juzgador, y de acuerdo con la aplicación de las reglas del correcto entendimiento humano, tal es el caso, así como lo dispone el Artículo 461 del Código de Trabajo y la Jurisprudencia establecida por medio de las Sentencias: del 17 de junio de dos mil cuatro, en el Recurso de Casación con referencia 526 Ca 18 Lab.; del 18 de Febrero de dos mil cinco, en el Recurso de Casación con referencia 529 y del 20 de diciembre de 2005, en el Recurso de Casación con referencia 62-C-2004.

Asimismo, la Sala considera que el contrato de trabajo existente entre la trabajadora demandante y la entidad demandada se ha comprobado a través de la presunción contenida en el Art. 20 C. de T., al tenerse por establecida la prestación de servicios por más de dos días consecutivos, por medio de la declaración del testigo […], presentado por la parte actora, quien fue categórico en afirmarlo, ya que eran compañeros de trabajo con la demandante- fs. 20 vuelto de la pieza principal. De igual forma, al acreditarse la prestación de servicios referida, se presume por medio del Art. 413 del Código de Trabajo las condiciones de Trabajo relacionadas en la demanda. Asi también, el despido queda establecido con la declaración del testigo […], quien manifestó: [ ... ] que el despido lo efectuó la señora […], como a eso de las diez de la mañana, en la oficina de la señora […] la mandó a llamar y le manifestó que a partir de la fecha mencionada dejaba de laborar, que la persona que efectuó el despido es la Directora General de Aduanas y dentro de sus facultades está la de contratar personal, despedir personal, y administrar la aduana, que lo anterior le constaba al testigo porque él se encontraba presente al momento del despido[ ... ]

Por las razones anteriores esta Sala procederá a confirmar la sentencia impugnada en el fallo de mérito, por estar conforme a derecho.

POR TANTO: De acuerdo a las razones expuestas, disposiciones legales citadas y los Arts. 417,418,419,420 y 584 C. de T., a nombre de la República, esta Sala FALLA: a) CONFÍRMASE la sentencia venida en apelación, pronunciada por la Cámara Segunda de lo Laboral, a las quince horas y cuarenta y cinco minutos del once de mayo del año dos mil diez, por estar conforme a derecho; y b) CONDENASE además al Estado de El Salvador, en el Ramo del Ministerio de Hacienda, a pagar a la trabajadora demandante la cantidad de MIL CUATROCIENTOS DOCE DOLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERlCA ($1412.00), en concepto de salarios caídos en esta instancia.

(9)

sentencia, para los efectos de ley.

HAGASE SABER. ---M. REGALADO---PERLA J--- M.F. VALDIV---PRONUNCIADO POR LOS SEÑORES MAGISTRADOS QUE LA SUSCRIBEN.--- ILEGIBLESUSCRIBEN.---SUSCRIBEN.--- RUBRICADAS.SUSCRIBEN.---SUSCRIBEN.---

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :