C o n t r a c e p c i ó n

Texto completo

(1)
(2)

Correspondencia: Dr. Iñaki Lete Lasa Servicio de Ginecología

Hospital Santiago Apóstol

Osakidetza. Servicio Vasco de Salud Olaguibel 29

01004 Vitoria

e-mail: ilete@hsan.osakidetza.net

A n t i c o n c epción hormonal oral con 20 µg. de etinilestradiol y 3 mg. de

d ro s p i renona en régimen de administración de 24 + 4 días

Combined oral contra c eption containing 20 µg ethiny l e s t radiol and 3 mg

d ro s p i renone in a 24+4 administration regi m e n

Iñaki Lete Lasa, María del Carmen Cuesta Meri n o

S e rvicio de Ginecología. Hospital Santiago Apóstol. Osakidetza. Servicio Vasco de Salud. Vi t o ri a

R e s u m e n

En el presente artículo pretendemos analizar la evidencia disponible sobre la eficacia, tolerabilidad y e fectos beneficiosos no anticoncep t ivos de un nu evo anticoncep t ivo hormonal combinado oral que contiene etinilestradiol y dro s p i renona en un régimen de administración de 24 días de principio acti-vo y 4 de placebo. Pa ra ello hemos realizado una búsqueda bibl i ogr á fica en las principales bases de d atos médicas: MEDLINE y EMBASE utilizando las palab ras cl ave etinilestradiol, dro s p i renona y ba-ja dosis.

S egún se concl u ye de los artículos analizados, existe buena evidencia (IA), ex t raída de ensayos cl í n i-cos comparat ivos y randomizados, que demu e s t ra una elevada eficacia anticoncep t iva y resultados fa-vo rables en el tratamiento del acné leve y moderado y del tra s t o rno disfórico pre m e n s t ru a l .

Pa l ab ras cl ave: A n t i c o n c epción oral. Dro s p i renona. Acné. Síndrome pre m e n s t rual, 24+4

S u m m a ry

The aim of the present art i cle is to analy ze the effi c a cy, tolerability and benefits of a new combined o ral contra c ep t ive containing ethiny l e s t radiol and dro s p i renone in a 24 + 4 administration regimen. A l i t e rat u re rev i ew has been pre fo rmed searching in the Medline and Embase dat abases. Th e re is go o d evidence (I A) obtained from randomised trials demonstrating high effi c a cy and good results in the t re atment of mild or moderate acne and the pre m e n s t rual disphoric disease.

(3)

1 3 0 - Vol. 26- nº 2 - Marzo - A b ril 2009 1 3 0 - A n t i c o n c epción hormonal ora l

I N T RO D U C C I Ó N

Los anticoncep t ivos orales son el método anticon-c ep t ivo más utilizado en los países europeos, anticon-con una tasa de utilización que oscila entre el 16 y el 30% de las mu j e res en edad fértil1. En España, y según los d atos de la encuesta Daphne de 2007, el porcentaje de mu j e res en edad fértil que utiliza la píldora para ev i-tar un embara zo es del 20% (2).

Desde la comercialización de la pri m e ra píldora a n t i c o n c ep t iva, Enovid (®), en 19 60 en Estados Unidos, los esfuerzos de los inve s t i ga d o res y las com-pañías fa rmacéuticas se han diri gido hacia el diseño de nu evos métodos anticoncep t ivos hormonales que p resenten menos efectos secundarios, una mayor efi-cacia anticoncep t iva y, en la medida de lo posibl e, ap o rten a su usuaria beneficios adicionales no anti-c o n anti-c ep t ivo s .

En esta evolución de los anticoncep t ivos horm o n a-les se han utilizado, hasta ahora, dos conceptos dife-rentes: la disminución de la dosis total de horm o n a s e s t e roideas administradas cada ciclo de uso del anti-c o n anti-c ep t ivo y el desarrollo de nu evos ge s t agenos, anti-cada vez más parecidos a la proge s t e rona nat u ral.

Respecto a la disminución de la dosis hormonal de los anticoncep t ivos orales cabe señalar que en la ac-tualidad no disponemos, en nu e s t ro vademécum, de ningún anticoncep t ivo oral que supere los 50 µg de e t i n i l e s t radiol (EE) y que el fundamento de esta dis-m i nución de la dosis de estrógeno se basa en su aso-ciación con la enfe rmedad card i ovascular (3). La ex-p e riencia clínica sugi e re que una dosis de EE entre 20 y 35 µg es adecuada para pro p o rcionar eficacia, seg u-ridad y buen control del cicl o .

La otra línea fundamental de inve s t i gación en an-t i c o n c epción hormonal ha sido la de sinan-tean-tizar nu e-vos ge s t agenos, cada vez más parecidos a la proge s-t e rona nas-t u ral y con menos acs-tividad androg é n i c a . Fruto de esta inve s t i gación se sintetizaron sustancias como el acetato de cipro t e rona, que a su activ i d a d a n t i c o n c ep t iva añadía el valor de su actividad antian-d rogénica, o más recientemente los llamaantian-dos ge s t a-genos de la terc e ra ge n e ración (gestodeno y desoge s-t rel), el dienogess-t y la dro s p i renona (DRSP). Las bases racionales de esta evolución en los anticoncep-t ivos orales han descansado en el inanticoncep-tenanticoncep-to de re d u c i r los efectos secundarios asociados a los esteroides se-xuales y, al mismo tiempo, obtener efectos benefi c i o-sos no anticoncep t ivo s .

Recientemente el desarrollo de nu evos anticoncep-t ivos hormonales ha conanticoncep-templado la posibilidad de utilizar nu evas vías de administración de las horm

o-nas y fruto de ello han nacido el parche tra n s d é rm i c o y el anillo vagi n a l .

El último avance habido en anticoncepción hor-monal combinada ha sido la ap robación por parte de la FDA de un anticoncep t ivo con dro s p i renona en ré-gimen de administración de 24 días de principio acti-vo y 4 de placebo que ha sido comercializado en Estados Unidos con las indicaciones de anticoncep-ción, tratamiento del tra s t o rno disfórico pre m e n s t ru a l y tratamiento del acné moderado. Debido a su próxi-ma comercialización en nu e s t ro país, nos ha pare c i d o c o nveniente realizar una revisión sobre la info rm a-ción científica disponible sobre este nu evo anticon-c ep t ivo .

COMPOSICIÓN FA R M AC O L Ó G I C A El nu evo anticoncep t ivo hormonal oral (Ya z ( ® ) ) está compuesto por 24 comprimidos que contienen, cada uno ellos, 20 µg de EE y 3 mg. de DRSP y 4 c o m p rimidos que contienen lactosa. Poco nu evo se puede decir sobre el EE, el estrógeno utilizado en to-dos los métoto-dos hormonales combinato-dos, y la DRSP, un ge s t á geno derivado de la espironolactona que pre-senta actividad antiandrogénica y antiminera l o c o rt i-c o i d e. El perfil fa rm a i-c o l ó gii-co de la DRSP se asemeja más al de la proge s t e rona nat u ral que el del resto de ge s t agenos utilizados en anticoncepción (4) (Tabl a 1). Su combinación en una fo rmulación anticoncep t i-va (30 µg de EE y 3 mg. de DRSP) ha sido objeto de una reciente revisión (5) cuyas conclusiones fuero n que este prep a rado es bien tolerado, tiene un efe c t o p o s i t ivo sobre el peso corp o ral, la piel y los síntomas p re m e n s t ruales y posee una elevada eficacia anticon-c ep t iva .

La novedad que ap o rta el nu evo anticoncep t ivo es su pauta de administración, alargando el periodo de toma hasta los 24 días y acortando, como consecuen-cia, el periodo libre de toma hasta los 4 días. El régi-men clásico de 21 días de principio activo y 7 días de descanso fue ideado por Pincus, Rock y García con la finalidad de imitar la duración media del ciclo mens-t rual namens-t u ral, de 28 días, permimens-tir un sangrado por de-p rivación mensual y ga rantizar un sangrado que de- per-mitiese a las mu j e res con statar qu e no hab í a n quedado embarazadas (6). Este régimen de adminis-t ración resuladminis-tó ser efe c adminis-t ivo y convenienadminis-te con las do-sis utilizadas durante los años 60 y 70, pero con la utilización, a partir de los años 80, de prep a rados an-t i c o n c ep an-t ivos de baja dosis, se observó que duranan-te la semana libre de toma del principio activo se pro d u c í a un mayor desarrollo folicular y un incremento de los

(4)

n iveles séricos de estradiol endógeno (7). La conse-cuencia de un mayor desarrollo folicular y de una menor supresión de la actividad ov á rica podría ser una ovulación por escape (8), mientras que como consecuencia del incremento de los niveles séricos de e s t radiol se ha demostrado un incremento en la preva-lencia de efectos secundarios estrógeno dep e n d i e n t e s d u rante la semana libre de toma (9).

El acortamiento del periodo libre de toma de hor-monas esteroideas ha sido interp retado por algunos a u t o res como una oportunidad para conseguir una m ayor inhibición del desarrollo folicular y una mayo r s u p resión de la síntesis ov á rica de esteroides,(10) con la consiguiente disminución de los síntomas asocia-dos a la menstruación, así como para incrementar la a c t ividad antiandrogénica y antiminera l o c o rt i c o i d e del prep a rado y para evitar las fluctuaciones del estra-diol endógeno (11) lo que puede redundar en una dis-m i nución de los síntodis-mas que se presentan en la cl á-sica semana de descanso. Además hay estudios que evidencian una mayor supresión del desarrollo fo l i c u-lar con el régimen 24/4 que con el régimen 21/711, siendo incluso mayor la dife rencia en condiciones de mal cumplimiento terapéutico, lo que ab re nu eva s o p o rtunidades en el terreno de la efe c t ividad anticon-c ep t iva de los antianticon-conanticon-cep t ivos ora l e s .

E F I C ACIA ANTICONCEPTIVA

Cuando se analiza un método anticoncep t ivo el p rimer parámetro a considerar es su capacidad para evitar y prevenir un embara zo no deseado. La efi c a c i a a n t i c o n c ep t iva del anticoncep t ivo con 20 µg de EE y 3 mg. de DRSP en régimen de 24+4 fue analizada en un estudio mu l t i c é n t rico, no comparat ivo realizado en 35 centros de Au s t ria, Argentina, Brasil, Polonia y Estados Unidos, en el que se re cl u t a ron 1018 mu j e re s que completaron 11.140 ciclos de tratamiento (12). Se pro d u j e ron 11 embara zos y el Índice de Pe a rl cal-culado fue de 1,29 (límite superior del IC 95%: 2,30) y la tasa acumu l at iva de embara zo a 1 año fue de 1,26 (IC 95%: 0,52-2,01), lo que corresponde a una pro-tección anticoncep t iva del 99%. Un reciente análisis de la eficacia basado en los datos de dos estudios, re-c ogió info rmare-ción sobre 2.128 mu j e res que re- completa-ron 13 ciclos de utilización del anticoncep t ivo (13). El análisis final se realizó sobre 24.387 ciclos de uso y se pro d u j e ron 16 embara zos lo que arroja un Índice de Pe a rl de 0,85 (límite superior del IC 95%:1,39) y una tasa acumu l at iva anual de embara zo de 0,85%.

En un estudio realizado en 50 centros de Euro p a en el que se re c ogió info rmación de 1101 mu j e res y

(5)

13.248 ciclos de uso, se pro d u j e ron 5 embara zos: Ín-d ice Ín-d e Pe a r l Ín-de 0, 49 (límite sup erio r IC 9 5 %: 1,14)14. A la vista de los datos expuestos se puede a fi rmar que el nu evo anticoncep t ivo presenta unas ta-sas de eficacia similares a las de los demás anticon-c ep t ivos orales utilizados.

Se ha especulado con el hecho de que disminu i r los días libres de toma del compuesto hormonal pue-de incrementar la efe c t ividad pue-del anticoncep t ivo pue-deb i-do al menor desarrollo folicular que induce este régi-men de administración y a la régi-menor pro b abilidad de ovulaciones por escape (11). Klipping (11), en el año 2006, publica los resultados de un ensayo clínico, do-ble ciego, en el que se compara la actividad ov á ri c a en dos poblaciones de mu j e res que reciben de fo rm a a l e at o ria 20 µg de EE y 3 mg de dors p i renona, toma-dos en un régimen de 21/7 (n=53) o en régimen de 24+4 (n=52), con un olvido intencionado de 3 grage-as consecutivgrage-as al inicio del tercer ciclo de trat a m i e n-to. La actividad ov á rica se evaluó mediante ecogra f í a pélvica, para controlar el tamaño del folículo, y se hi-c i e ron determinahi-ciones de FSH, LH, estradiol y pro-ge s t e rona. Los resultados indicaron que la supre s i ó n de la actividad ov á rica fue eficaz en ambos gru p o s , p e ro en el tercer ciclo de seguimiento, el de los olvi-dos intencionaolvi-dos, se produjo una ovulación por es-c ape en el grupo de 24+4 frente a es-cuat ro ov u l a es-c i o n e s en el grupo 21/7. Una cuestión que queda pendiente de confi rm a r, mediante estudios clínicos diseñados con este objetivo, es si la pauta de administración de 24+4 puede mejorar las tasas de eficacia real o efe c t i-vidad de este anticoncep t ivo. Los estudios re a l i z a d o s hasta la fe cha dan plausibilidad a esta hipótesis pero son necesarios estudios amplios que confi rmen, desde un punto de vista clínico, esta hipótesis inicial.

E F E C TOS SECUNDA R I O S

Después de la eficacia para evitar un embara zo no deseado, la posible ap a rición de efectos secundari o s no deseados constituye el re q u e rimiento más impor-tante que se solicita de un método anticoncep t ivo. En el caso concreto de la píldora sabemos, desde los es-tudios de Rosenberg, que la ap a rición de efectos id e s e ables se acompaña ide una tasa elevaida ide ab a n-dono de uso y de mal cumplimiento (15). Por eso es i m p o rtante poder disponer de prep a rados con míni-mos efectos secundarios. En el caso del prep a ra d o que analizamos, la tolerabilidad del fármaco fue bu e-na tras 13 ciclos de uso en el estudio de Bach m a n n (12), con una incidencia de efectos secundarios que a fectó a menos del 6,5% de las pacientes. En este

es-tudio la ap a rición de efectos secundarios fue re s p o n-s able de un 7,5% de lon-s abandonon-s, una tan-sa n-senn-sibl e-mente infe rior al 35% de abandonos ocasionados por e fectos secundarios que info rman otros autores16. El p atrón de sangrado con este nu evo anticoncep t ivo , analizado de acuerdo a los periodos de re fe rencia su-ge ridos por la OMS, presenta una tendencia a la dis-m i nución de la cantidad de sangrado dis-menstrual así como de los días de sangrado, aunque la mayoría de las mu j e res (88%) consideran que su sangrado entra d e n t ro de la normalidad (12).

Cuando se ha comparado con otro anticoncep t ivo o ral con 20 µg de EE + 150 µg de Desoge s t rel los re-sultados en lo re fe rente al control del ciclo han puesto de manifiesto que su comportamiento es muy similar, p resentando porcentajes de sangrado interm e n s t ru a l , fundamentalmente spotting, de entre el 10,2 y el 14,9% (17).

Una muy reciente revisión de los efectos adve rs o s c o municados en los tres estudios clínicos pivo t a l e s que fueron presentados ante la FDA para la ap ro b a-ción del fármaco, puso de manifiesto que los efe c t o s a dve rsos menores fueron, en ge n e ral, bajos aunque, s i g n i fi c at ivamente más frecuentes en el ensayo cl í n i-co en el que se valoró la utilidad del antii-concep t ivo e n el tr ata mien to d el Sín d ro me Pre m e n s t ru a l (SPM)(18). Resulta curioso observar que mientra s sólo el 1,5% de las mu j e res incluidas en el ensayo clínico que valoró la respuesta en el acné pre s e n t ó mastodinia, este porcentaje fue del 13,4% en el gru-po de mu j e res incluidas en el ensayo del SPM. Las c o n clusiones de los autores apuntan que la fre c u e n-cia de ap a rición de efectos secundarios está más re l a-cionada con la indicación para el uso del anticoncep-t ivo (a nanticoncep-t ico n cep ci ón , anticoncep-tra anticoncep-tamie nanticoncep-to d el ac né , t ratamiento del SPM) y, por ello, con las cara c t e r í s t i-cas de las usuarias que con las propias cara c t e r í s t i c a s del pro d u c t o .

Respecto a su perfil de seg u ri d a d, un estudio c o m p a rat ivo y randomizado que comparó el anticon-c ep t ivo anticon-con 20 µg de EE + 3 mg de DRSP anticon-con otro que contiene 20 µg de EE + 150 µg de Desoge s t re l , no encontró dife rencias signifi c at ivas en los paráme-t ros de meparáme-tabolismo lipídico, meparáme-tabolismo de los hi-d ratos hi-de carbono y hemostasia entre los hi-dos anticon-c ep t ivos (19).

En conclusión se puede afi rmar que respecto a los e fectos secundarios menores, el nu evo anticoncep t ivo se comporta de fo rma similar a la de otros anticon-c ep t ivos orales ampliamente utilizados en Europa anticon-con un patrón de sangrado acep t able y aceptado por la m ayoría de las mu j e re s .

1 3 2 - Vol. 26- nº 2 - Marzo - A b ril 2009

(6)

T R ATA M I E N TO DEL AC N É

El acné es una afección derm at o l ó gica fre c u e n t e que afecta, sobre todo, a jóvenes adolescentes y ge n e-ra mu chas consultas. Existen dive rsos te-rat a m i e n t o s del acné, pero entre ellos los tratamientos horm o n a l e s son, pro b abl e m e n t e, los más utilizados. El trat a m i e n-to hormonal del acné incl u ye el uso de anticoncep t i-vos combinados, que incrementan los niveles circ u-lantes de SHBG y reducen, como consecuencia, los de testosterona, y el empleo de sustancias antiandro-génicas que compiten a nivel de re c eptor celular (20). Una reciente revisión de la Coch ra n e, en la que se i d e n t i fi c a ron 23 ensayos clínicos, concluyó que los a n t i c o n c ep t ivos orales que contienen acetato de cl o r-madinona o acetato de cipro t e rona, mu e s t ran una me-joría más notable en el acné que los anticoncep t ivo s con levo n o rge s t rel y desoge s t rel (21). Esta rev i s i ó n no incl u ye los últimos ensayos clínicos re a l i z a d o s con anticoncep t ivos que contienen dro s p i renona, ge s-t á geno que ha demoss-trado s-tener marcado efecs-to an-t i a n d rogénico por su capacidad de inhibir la enzima 5 a l fa reductasa (22). Con posteri o ridad a la rev i s i ó n C o ch rane anteri o rmente mencionada, se han publ i c a-do los resultaa-dos de a-dos ensayos clínicos comparat i-vos frente a placebo, que han incluido 107223 y 534 mu j e res (24), re s p e c t iva m e n t e, y cuyos resultados po-nen de manifiesto, sin lugar a dudas, la eficacia del a n t i c o n c ep t ivo que analizamos en el tratamiento del acné leve y moderado. En el último de estos estudios las mu j e res que utilizaron el anticoncep t ivo con dro s-p i renona s-pre s e n t a ron una odds ratio de mejorar su ac-ne de 4,31 (IC 95%: 2,11-9,60) frente a las mu j e re s t ratadas con placebo. En términos ge n e rales el 45% de las mu j e res tratadas con el anticoncep t ivo pre s e n-t a ron una reducción de las lesiones faciales frenn-te al 25% de las mu j e res tratadas con placebo (p< 0,001). Aunque el efecto del placebo pueda resultar llamat i-vo, otros estudios realizados para va l o rar la efi c a c i a de dife rentes terapias en el acné también han encon-t rado esencon-te efecencon-to posiencon-tivo, aencon-t ri buyéndolo a la encon-toma en c o n s i d e ración de medidas higiénico dietéticas que también han demostrado su efe c t ividad en el trat a-miento del acne (25).

En conclusión se puede afi rmar que el trat a m i e n t o con una anticoncep t ivo oral que contiene 20 µg de EE y 3 mg de Dro s p i renona en régimen de administra-ción de 24+4 días es más efe c t ivo que el placebo en el tratamiento del acné leve o moderado y que este e fecto positivo es estadísticamente signifi c at ivo a pe-sar de la mejoría espontánea que se observa en el gru-po tratado con placeb o .

S Í N D ROME PREMENSTRUA L

El síndrome pre m e n s t rual (SPM) ab a rca una am-plia serie de síntomas físicos y emocionales que se m a n i fiestan desde 2 semanas antes de la menstru a-ción y finalizan poco después del comienzo del peri o-do menstrual. Las fo rmas graves de SPM se cl a s i fi c a n como tra s t o rno disfórico pre m e n s t rual (TDPM) y pueden afectar al 3-8% de las mu j e res en edad fér-til26. Uno de los fa c t o res que en mayor medida com-plica el SPM es su interfe rencia con la calidad de vi-da de las mu j e res que lo padecen y su ap a rición ha sido relacionada con una disminución de la cap a c i d a d p ro d u c t iva y de la actividad social de las mu j e re s ( 2 7 ) ,

c o n s t i t u yendo una importante causa de ab s e n t i s m o l ab o ral (28).

La etiología del SPM no está totalmente acl a ra d a aunque se acepta que las hormonas esteorideas sinte-tizadas por el cuerpo lúteo del ova rio son, al menos en part e, las re s p o n s ables de los síntomas. Tanto los e s t r ó genos como los ge s t agenos son capaces de indu-cir síntomas semejantes a los del SPM mediante la in-t e racción con la seroin-tonina y el GABA, hab i é n d o s e hipotetizado que esta acción estaría mediada por los m e t abolitos de la proge s t e rona, en especial la alo-p regnenolona29. Este metabolito tiene, sobre el siste-ma nervioso central, un efecto similar al de los barbi-t ú ricos, las benzo d i a c epinas o el alcohol, susbarbi-tancias que a bajas dosis inducen efectos adve rsos sobre el estado de ánimo. Las teorías de la génesis de SPM apuntan, pues, hacia las hormonas esteroideas como p o s i bles re s p o n s ables, de fo rma que se plantea la du-da ra zo n able sobre el uso de anticoncep t ivos ora l e s combinados en su tratamiento y control. Con el obje-t ivo de deobje-terminar el impacobje-to de los ACO sobre el SPM , inve s t i ga d o r es d el Ho spital Ge ner al de M a s s a chussets analizaron mediante regresión log í s t i-ca una mu e s t ra de 658 mu j e res usuarias de AC O, ex-t raídas de un esex-tudio caso-conex-trol que incluía 976 mu j e res premenopáusicas. Entre las usuarias de AC O, un 16,3% re fi ri e ron un empeoramiento de su estado de ánimo en periodo pre m e n s t rual, mientras que un 12,3% re fi ri e ron una mejoría del mismo. En este es-tudio el único factor de predicción de deteri o ro del estado de ánimo fue el antecedente de una dep re s i ó n (OR: 2,0; IC 95%: 1,1-3,8) y se demostró que el uso de ACO no ejercía ningún efecto, ni beneficioso ni perjudicial sobre el SPM30. En otro estudio tra n s ve r-sal realizado en Au s t ralia, en el que 181 mu j e res con u na med ia de e dad de 3 0 a ño s, co ntestaro n e l C u e s t i o n a rio Moos de distrés menstrual, tampoco se

(7)

1 3 4 - Vol. 26- nº 2 - Marzo - A b ril 2009 1 3 4 - A n t i c o n c epción hormonal ora l

encontró asociación entre el uso de ACO y la inciden-cia o seve ridad del SPM31. Estudios recientes posi-cionan a los anticoncep t ivos orales junto con los fár-macos inhibidores de la re c aptación de serotonina en la p ri m e ra línea d e tr atamien to d el S PM y d el T D P M 3 2 .

En el año 2001 se publicó el primer ensayo cl í n i c o c o n t rolado, doble ciego, aleat o rizado y comparat ivo de un ACO que contenía 30 µg de EE y 3 mg de DRSP por comprimido frente a placebo33. En este e n s ayo se re cl u t a ron 82 mu j e res diagnosticadas, de a c u e rdo a la cl a s i ficación DSM IV, de SPM y el obje-t ivo pri m a rio del mismo era evaluar los cambios pro-ducidos, respecto a la situación basal, en los síntomas de la fase lútea del ciclo. Pa ra medir los síntomas se utilizó el Calendar of Pre m e n s t rual Experiences (CO-PE), que agrupa los mismos en 22 items y 4 gru p o s de síntomas. Las mu j e res tratadas con el ACO mejo-ra ron, signifi c at iva m e n t e, respecto a las tmejo-ratadas con p l a c ebo, sólo en el grupo 3 de síntomas (apetito, acné y antojos de comida; p = 0,027), mientras que en el resto de grupos se produjo una mejoría sin signifi c a-ción estadística. Los autores del ensayo clínico con-cl u ye ron que los resultados del mismo sugerían una tendencia en la reducción de los síntomas pre m e n s-t ruales en las mu j e res que us-tilizaron el ACO con D R S P.

D u rante el año 2005 se publ i c a ron los re s u l t a d o s de 2 ensayos clínicos comparat ivos de un ACO con 20 µg de EE y 3 mg de DRSP en régimen de 24+4

f rente a placebo. En el pri m e ro de ello se incl u ye ro n 64 mu j e res que fueron randomizadas para utilizar el ACO a estudio o placebo, en un diseño de ensayo do-ble ciego y cruzado, lo que implica que cada paciente tomó, durante tres ciclos uno de los dos trat a m i e n t o s ( ACO o placebo) y tras un ciclo de lavado tomó el o t ro34. Los resultados del citado ensayo clínico pu-s i e ron de manifiepu-sto que durante el tratamiento con el ACO a estudio las mu j e res pre s e n t a ron una mejoría s i g n i fi c at iva (p < 0,001) de los síntomas pre m e n s t ru a-les.

En el segundo ensayo clínico se incl u ye ron 450 mu j e res con síntomas pre m e n s t ruales que fueron ra n-domizadas para utilizar, bien un ACO con 20 µg de EE y 3 mg de DRSP en régimen de 24+4, bien place-bo. A pesar de que las mu j e res tratadas con placeb o también pre s e n t a ron mejoría en sus síntomas pre-m e n s t ruales, aquellas tratadas con el ACO pre-mostra ro n una reducción signifi c at iva en la reducción de la in-tensidad y frecuencia de sus síntomas35. Este ensayo clínico fue calificado por el comité editorial de la re-vista científica en que fue publicado como de nivel de evidencia I.

En resumen, podemos afi rmar que en la actualidad existe evidencia de buena calidad para poder re c o-mendar (nivel de recomendación A) el uso de anti-c o n anti-c ep t ivos hormonales orales anti-combinados que anti- con-t e n gan D RSP en aq u ellas p aciencon-tes sin d eseo gestacional que presenten síntomas pre m e n s t ru a l e s ( Tabla 2).

Tabla 2

Estudios publicados para evaluar la eficacia de los anticoncep t ivos orales con dro s p i renona en el control de los síntomas pre m e n s-t ruales. ECC: Ensayo clínico cons-trolado. ACO: Ans-ticoncep s-t ivo combinado oral. EE: Es-tiniless-tradiol. DRSP: Dro s p i renona. SPM:

S í n d rome pre m e n s t rual. TDPM: Tra s t o rno disfórico pre m e n s t ru a l

Au t o r / A ñ o Tipo de estudio Tamaño mu e s t ra R e s u l t a d o s Freeman, 2001 ECC, doble ciego, 82 mu j e re s Las mu j e res trat a d a s

c o m p a rat ivo entre AC O d i ag n o s t i c a d a s con el ACO mejora ro n con 30 µg EE y 3 mg de SPM s i g n i fi c at ivamente en

DRSP frente a placeb o 3 grupos de síntomas

( p = 0 , 0 2 7 )

B rown, 2003 Estudio pro s p e c t ivo con 326 mu j e rea, 18 a 35 Mejoría de todos los un ACO con 30 µg EE y años, seguidas 13 ciclos síntomas pre m e n at ru a l e s 3 mg DRSP

B o renstein, 2003 Estudio pro s p e c t ivo con 858 mu j e re s Mejoría de la calidad de

un ACO con 30 µg EE y vida (SF-12) y disminución de

3 mg DRSP síntomas pre m e n s t ru a l e s

Pe a rlstein, 2005 ECC, doble ciego, cruzado, 64 mu j e re s D u rante el trat a m i e n t o

c o m p a rat ivo de un ACO con d i ag n o s t i c a d a s con el ACO las mu j e res pre s e n t a ro n 20 µg EE y 3 mg DRSP frente de TDPM una mejoría signifcat iva de los

a placeb o síntomas (p<0,001)

Yo n ke rs, 2005 ECC, doble ciego, comparat ivo 450 mu j e re s Mejoría signifi c at iva de un ACO con 20 µg EE y 3 mg d i agnosticadas de en el grupo trat a d o

(8)

C O N C L U S I O N E S

El nu evo anticoncep t ivo hormonal combinado ora l compuesto por 20 µg de EE y 3 mg de DRSP en régi-men de administración de 24 + 4 días, presenta una e ficacia anticoncep t iva similar a la de los demás anti-c o n anti-c ep t ivos orales anti-combinados, resulta más efe anti-c t ivo que el placebo en el tratamiento del acné leve y mo-d e ramo-do y ha mo-demostramo-do ser eficaz en el trat a m i e n t o del tra s t o rno disfórico pre m e n s t rual. Además en los estudios realizados ha demostrado ser bien tolerado y p resentar un patrón de sangrado aceptado por parte de las mu j e re s 3 6 .

El valor añadido de este nu evo anticoncep t ivo ra-dica en la importancia de reconocer los efectos bene-ficiosos no anticoncep t ivos de los anticoncep t ivo s o rales y puede suponer un cambio en el ab o rdaje de algunas pat o l ogías frecuentes que afectan fundamen-talmente la calidad de vida de las mu j e re s .

B I B L I O G R A F Í A

1. S ko u by SO. : C o n t ra c ep t ive use and behaviour in the 21 st century: a compre h e n s ive study across five E u ropean countries. Eur J Contra c ept Rep rod Health C a re 2004; 9:57-68.

2 . h t t p: / / w w w. e q u i p o d ap h n e. e s / a rch ivo s / e n c u e s t a s / 3. B a i l l a rgeon JP, McClish DK, Essah PA y cols.:

A s s o c i ation between the current use of low-dose ora l c o n t ra c ep t ives and card i ovascular art e rial disease: a m e t a - a n a ly sis. J Cl in E n docr i nol M etab 200 5; 9 0 : 3 8 6 3 - 7 0 .

4. K rat t e n m a cher R.: D ro s p i renone: pharm a c o l ogy and p h a r maco ki net ics of a un iq ue p ro ge s t og e n . C o n t ra c eption 2000; 62:29-38.

5 . B o s ch i t s ch E, Skarabis H, Wu t t ke W, Heithecke r

R.: The accep t ability of a novel oral contra c ep t ive

containing dro s p i renone and its effect on we l l - b e i n g. Eur J Contra c ept Rep rod Health Care 2000; 5(Suppl 3 ) : 3 4 - 4 0 .

6 . Pi n cus G. : Th e cont r ol of f e r t i l i t y. New Yo rk Academic Press, 1965: 360 p.

7. Willis SA, Kuehl TJ, Spieke rman AM, Sulak PJ. : G re ater inhibition of the pituitary - ova rian axis in ora l c o n t ra c ep t ive regimens with a short e n e d - f ree interva l . C o n t ra c eption 2006;74:100-3.

8. Sulak PJ, Scow RD, Preece C, et al.: H o rmone with-d rawal symptoms in oral contra c ep t ive users. Obstet Gynecol 2000;95:261-6

9. S u l l ivan H, Furniss H, Spona J, Elstein M.: E ffe c t of 21-day and 24-day oral contra c ep t ive regi m e n s containing gestodene (60 microg) and ethinyl estra d i o l

( 15 mi cr og) o n ova r i an a ctiv i t y. Fe r t il S ter i l 1 9 9 9 ; 7 2 : 1 1 5 - 2 0

10. Mishell D jr.: R ationale for decreasing the number of d ays of the horm o n e - f ree interval with use of low - d o s e o ral con tr a c ep t ive f o rm u l ati on s. Cont r a c ep t i o n 2 0 0 5 ; 7 1 : 3 0 4 - 5 .

11. Klipping C, Marr J, Ko rner P. : O v u l ation inhibition e ffects of two low dose OC dosing regimes fo l l ow i n g in tentional do sin g er ro r s. Ob stet Gyn ecol 2 006; 1 0 7 : 4 9 S.

12. B a c hm ann G, S ulak P J, Sam pson-Land ers C,

Benda N, Marr J.: E ffi c a cy and safety of a low - d o s e

2 4 - d ay combined oral contra c ep t ive containing 20 µg e t h i ny l e s t radiol and 3 mg dro s p i re n o n e. Contra c ep t i o n 2004; 70:191-8.

13. B a chmann G, Pe t raglia F, Kunz M.: C o n t ra c ep t ive e ffi c a cy of dro s p i renone 3 milligra m s / e t h i ny l e s t ra d i o l 20 micrograms, 24/4. Obstet Gynecol 2008;111:12S. 14. H e rnádi L, Marr J, Pe t raglia F.: E ffi c a cy and safe t y

of a low-dose combined oral contra c ep t ive containing d ro s p i renone 3 mg and ethiny l e s t radiol 20 µg in a 2 4 / 4 - d ay regimen. Eur J Contra c ept Rep rod Health C a re, 2008; en pre n s a .

15. R o s e n b e rg M.: O ral contra c ep t ive discontinu ation: a p ro s p e c t ive eva l u ation of fre q u e n cy and reasons. Am J Obstet Gynecol 1998; 179:577-82.

16. R o s e n b e rg MJ, Waugh MS, Meehan TE.: Use and misuse of oral contra c ep t ives: risk indicat o rs for poor pill taking and discontinu ation. Contra c eption 1995; 5 1 : 2 8 3 - 8 .

17. M a rr J, Bachmann G. : C y cle control of dro s p i re n o n e 3 m g / e t h i ny l e s t radiol 20 µg 24/4 compared with deso-ge s t rel 150µg/ethiny l e s t radiol 20 µg: pooled analy s i s . Eur J Contra c ept Rep rod Health Care 2008;13:98S 18. Upton GV, Corbin A, Heinemann K, Ko rner P. :

Fre q u e n cy of common adve rse events associated with d ro s p i renone 3mg/ethiny l e s t radiol 20 µg 24/4 is indi-c ation dependent. Eur J Contra indi-c ept Rep rod Health C a re 2008;13:100S

19. Klipping C, Marr J. : E ffects of two combined ora l c o n t ra c ep t ives containing ethinyl estradiol 20 µg com-bined either dro s p i renone or desoge s t rel on lipids, he-m o s t atic para he-m e t e rs and carbohy d rate he-metab o l i s he-m . C o n t ra c eption 2005; 71:409-16.

20. S h aw JC.: Acne: effect of hormones on pat h oge n e s i s and management. Am J Clin Derm atol 2002; 3:571-8. 21. A rowojolu AO, Gallo MF, Lopez LM, Grimes DA ,

G a rner SE.: P í l d o ras anticoncep t ivas orales para el

t ratamiento del acné (revisión Coch rane traducida). En : L a Bib li ot eca Coch ra ne Pl us, 200 8 Núm ero 1 . O x fo r d: Upd at e S of twa r e Lt d. D ispo ni bl e en : h t t p : / / w. w. w. u p d at e - s o f t wa re.com (Traducida de Th e C o ch rane Libra ry,2008 Issue 1. Chich e s t e r,UK: Jo h n Wi l ey & Sons.Ltd. )

(9)

1 3 6 - Vol. 26- nº 2 - Marzo - A b ril 2009 22. Th o rn ey c roft H, Gollnick H, Sch e l l s chmidt I.:

S u p e ri o rity of a combined contra c ep t ive containing d ro s p i renone to a triphasic prep a ration containing nor-ge s t i m ate in acne tre atment. Cutis 2004; 74:123-30. 2 3. M a l o n e y JM , Ku nz M , Lee- Ru gh S y co ls. :

D ro s p i renone 3 mg/ethiny l e s t radiol 20 µg combined o ral contra c ep t ive in the tre atment of acne vulga ri s . Obstet Gynecol 2007; 109 (4,Suppl):11S.

24. Koltun W, Lucky AW, Thiboutot D y cols.: E ffi c a cy and safety of 3 mg dro s p i renone/20 mcg ethiny l e s t ra-diol oral contra c ep t ive administered in 24/4 regimen in the tre atment of acne vulga ris: a ra n d o m i ze d, doubl e -bl i n d, placeb o - c o n t rolled trial. Contra c eption 2008; 7 7 : 2 4 9 - 5 6 .

25. B a l dwin HE.: The interaction between acne vulga ri s and the psych e. Cutis 2002; 70:133-9.

2 6. Wi t t chen H U, Becke r E, Li eb R, Kra use P. : P reva l e n c e, incidence and stability of pre m e n s t ru a l dy s p h o ric disorder in the commu n i t y. Psychol Med 2002; 32:119-32.

2 7. A m e r i can Col leg e of Obst et ri cia ns an d

G y n e c o l ogi s t s . Clinical management guidelines fo r

o b s t e t ri c i a n s - gy n e c o l ogists: pre m e n s t rual syndro m e. ACOG Practice Bulletin 15. Washington, DC; AC O G ; 2 0 0 0 .

28. Heinemann LAJ, Damonte C, Fi l o n e n ko A, O’Bri e n

P M S. : Assessment of the impact of seve re pre m e n

s-t rual disord e rs on wo rk absens-teeism and pro d u c s-t iv i s-t y. Eur J Contra c ept Rep rod Health Care 2008; 13 (Suppl 2): 154S.

29. B a ck s t rom T, Andreen L, Birzniece V, Bjorn I,

Johansson IM y cols.: The role of hormones and

hor-monal tre atments in pre m e n s t rual syndro m e. CND D rugs 2003; 17:325-42.

30. Jo ffe H, Cohen LS, Harl ow BL.: Impact of oral con-t ra c ep con-t ive pill use on pre m e n s con-t rual mood: pre d i c con-t o rs of i m p rovement and deteri o ration. Am J Obstet Gynecol 2 0 0 3 ; 1 8 9 : 1 5 2 3 - 3 0 .

31. Ross C, Coleman G, Stojanovska C.: P ro s p e c t ive ly rep o rted symptom ch a n ge across the menstrual cy cl e i n use rs an d no n- user s of o ral con tr a c e p t ives. J P hy chosom Obstet Gynecol 2003;24:15-29.

32. Pe a rlstein T. : Will oral contra c ep t ives join SSRIs as a fi rst-line tre atment option for women with pre m e n s t ru a l dy s p h o ric disorder?. Wo m e n ’s Health 2006; 2:183-5. 33. Freeman EW, Kroll R, Rapkin A, Pe a rlstein T,

B rown C, Pa rs ey K y cols.: E va l u ation of a unique

o ral contra c ep t ive in the tre atment of pre m e n s t ru a l dy s p h o ric disord e r. J Women Health & Gender Based Medicine 2001;10:561-9.

34. Pe a rlstein TB, Bachmann GA, Zacur HA, Yo n ke rs

K A . : Tre atment of pre m e n s t rual dy s p h o ric disord e r

with a new dro s p i renone containing oral contra c ep t ive fo rmu l ation. Contra c eption 2005;72:414-21.

35. Yo n ke rs KA, Brown C, Pe ralstein TB, Fo egh M,

S a m p s o n - L a n d e rs C, Rapkin A.: E ffi c a cy of a new

l ow-dose oral contra c ep t ive with dro s p i renone in pre-m e n s t ru al dy s p h o ri c d iso rd e r. Ob stet Gy neco l 2 0 0 5 ; 1 0 6 : 4 9 2 - 5 0 1 .

36. Fenton C, Wellington K, Moen MD, Robinson DM.: D ro s p i re n o n e / E t h i ny l e s t radiol 3mg/20 µg (24/4 day regimen) A rev i ew of its use in contra c eption, pre-m e n s t rual dy s p h o ric disorder and pre-moderate acne vul-ga ris. Drugs 2007; 67:1749-65.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :