Las 5 cosas principales que NO hay que hacer cuando tu pareja quiere terminar

Texto completo

(1)

Las 5 cosas principales que NO hay que hacer

cuando tu pareja quiere terminar

Por el autor de éxito de

Salvar tu matrimonio

por Lee H. Baucom, Ph.D.

© Copyright 2006. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

No redistribuir o imprimir sin permiso

(2)

© Copyright 2006, Lee H. Baucom, Ph.D. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2

¡Gracias por tomarte el tiempo de leer este artículo! Puesto que elegiste recibir este artículo, solo puedo suponer que acabas de descubrir que tu cónyuge o pareja está listo para dejar la relación.

Esto puede o no ser una sorpresa. Muchas personas se encuentran completamente fuera de guardia. Otras sabían que iba a llegar, pero no saben qué hacer.

He elaborado este artículo para ayudarte a evitar algunos errores comunes que comete la gente cuando descubre que una relación está en problemas.

¡Mis mejores deseos para ti en tus esfuerzos por salvar tu matrimonio! 1) No entres en pánico

Este es el número uno por una sencilla razón: es tan común y tan destructivo. Es posible que el terror se apodere de ti tan pronto como oigas que tu cónyuge o pareja ya no quiere estar en la relación.

Esa reacción es totalmente comprensible... y enteramente inútil. He aquí por qué: cuando entras en modo de pánico, una parte muy primitiva de tu cerebro se hace cargo de la situación. Tienes dos opciones: huir o luchar. Ninguna es de gran ayuda.

Si te encuentras sujeto por el instinto de lucha, discutirás, engatusarás, armarás un alboroto y seguirás agravando la situación. Si eres presa del instinto de huida, puedes huir de la situación, puede retirarte al alcohol o alguna otra distracción destructiva, o simplemente decidir mudarte.

Por desgracia, cuando somos expuestos a una amenaza, entramos automáticamente en uno de estos dos modos. Por lo tanto, respira

profundo, aléjate un paso de la situación y deja que la razón sea tu guía. Puede ser que ya te estés imaginando el final de tu relación. Pero estoy aquí para decirte que tengo una historia tras otra de personas que han pasado de tener una relación que parecía dirigirse hacia el precipicio a una relación para ser valorada.

Tómate tu tiempo para pensar en lo que está pasando. A veces, que el cónyuge o la pareja diga que la relación ha llegado a su fin puede ser una oportunidad para el renacimiento de la relación. Al menos en este punto, sabes que las cosas no pueden seguir la forma en que venían siendo. Tiene que haber un cambio. Esto puede ser algo bueno. Puede ser una llamada de atención.

(3)

© Copyright 2006, Lee H. Baucom, Ph.D. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 3

2) No corras a ver al abogado

Bueno, permíteme ser claro sobre esto: no corras al abogado para iniciar los trámites de divorcio o separación. Sin embargo, puede ser un buen consejo hablar con un abogado acerca de lo que es posible que tengas que hacer para protegerte.

Estas son dos reacciones muy diferentes. Lo creas o no, he visto muchos divorcios en los cuales ninguno de los dos quiere divorciarse, pero uno u otro ha iniciado un proceso legal que los encerró en una batalla.

Cuando ves un documento legal, y la palabra que separa las partes es “contra”, hay una razón para esto. Los procesos legales, por su

naturaleza, ponen a uno contra el otro.

Los abogados son excelentes en lo que hacen. Protegen los intereses de su cliente. Sin embargo, al hacerlo, el proceso puede crear una gran cantidad de animosidad. Una vez que comienza el proceso, hay un proceso natural que separa a la pareja. Y, por desgracia, es poco lo que se puede hacer para mitigar este proceso.

La gente a menudo comienza el proceso porque siente que es mejor hacerlo antes de que el otro obtenga una ventaja. Pero a menudo, esto dispara el arma. De hecho, a menudo es más una consecuencia del punto 1 -- alguien está entrando en pánico.

Sin embargo, muchas separaciones terminan en nuevo compromiso. Muchos matrimonios han pasado por separaciones. Muchas de las amenazas de abandono, de divorcio o separación acaban con la pareja unida y feliz.

Como siempre he dicho a las parejas: siempre pueden presentar el divorcio más adelante. Es mucho más difícil “des-presentarlo”. Por lo tanto, si es posible, mantén a raya a los procesos legales.

3) No lo anuncies al mundo

Cuando estamos heridos, nuestra respuesta natural es la de “reunir a las tropas”. Yo diría que esto puede ser muy destructivo. Decirles a la

familia y amigos que hay un problema cambia cómo las personas van a pensar acerca de tu cónyuge o pareja. La gente que lo dirá es la que va a sentir la necesidad de apoyarte y protegerte.

(4)

© Copyright 2006, Lee H. Baucom, Ph.D. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 4

Y, naturalmente, te protegerán de esta persona horrible, incluso si tú no quieres que la vean en tales términos.

Por lo tanto, la primera razón para no contarles a todos es porque las percepciones cambiarán hacia tu cónyuge o pareja.

La segunda razón es que si ambos optan por reconciliarse, si se ha esparcido el rumor, hay casi un maremoto que te lleva lejos de la reconciliación. Lo que otros piensan nos impacta. Por lo tanto, si los demás piensan que una pareja se está separando, la pareja sentirá el tirón.

Y ligado a la primera razón, si deciden reconciliarse, habrá un poco de daño colateral que ser reparado. Las personas son más lentas para perdonar a los que perjudican a alguien que aman que la persona que está realmente herida.

Mi sugerencia: encuentra un amigo, pastor, terapeuta u otra persona que guardará todo lo que le digas en confianza, y comparte con ella. Más tarde podrás contarle a otros, si las cosas no se revierten.

4) No culpes, avergüences o manipules

Esto puede ser difícil. Nuestra inclinación natural es la de atacar verbalmente, mostrarle lo que está mal a la otra persona y tratar de convencerla de que cambie de opinión. A menudo, esto resulta contraproducente.

Mi ebook habla bastante de los paradigmas. Pero por ahora, basta decir

que las personas toman una decisión que tiene sentido para ellos

basado en cómo ven las cosas. Y es extremadamente difícil cambiar esa visión.

De hecho, cuanto más discutes, más concretizada se vuelve la creencia. Por lo tanto, este no es el momento para tratar de señalar sus defectos, carencias, fallas, etc. Es un momento para decir que no quieres terminar la relación. En su lugar, prefieres trabajar para convertirla en una

relación que ambos atesoren.

NO te dejes atrapar en pensar que ESTA es la charla (extiende esto a toda discusión que tengan) que tiene que resolver algo. Piensa en la construcción de una base que te permitirá avanzar hacia la resolución. Por cierto, ni siquiera debes empezar a creer en los libros que ves por ahí que prometen que te mostrarán cómo cambiar la opinión de tu pareja

(5)

© Copyright 2006, Lee H. Baucom, Ph.D. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 5

a través de la manipulación. Algunos afirman ser capaces de detener a la pareja inmediatamente. Es posible que consigas que la otra persona haga una pausa por el shock de la respuesta, pero solo lo suficiente para que se dé cuenta de que estás tratando de manipularla para que se quede. Esto rara vez funciona bien.

Por lo tanto, no intimides, ruegues, manipules, avergüences, etc. Solo acabarás convenciendo a la otra persona de que realmente debe

dejarte, dada la respuesta que confirma sus creencias de todos modos. Lo que me lleva a la última cosa que no debes hacer:

5) No intentes convertirte en lo que crees que él o ella quiere

Cuántas veces he oído a alguien decir llorando: “Dime qué hacer. Haré lo que sea para que no me dejes”. Desafortunadamente, hay dos

problemas con este enfoque.

En primer lugar, te hace parecer, francamente, débil y patético. Es probable que pierdas el respeto de la otra persona, ya que no puedes transformarte de repente, y ofrecerte a hacerlo solo muestra lo poco que piensas de ti mismo.

Además, estás bien como eres. El problema está en la relación, no en ti. Por lo tanto, no seas patético a la vista de la otra persona.

En segundo lugar, tratar de cambiar significa que no puedes ser fiel a ti mismo. En su lugar, te regalas. Básicamente, no estás siendo honrado. Y al final, independientemente de que las cosas terminen en tu relación, necesitas mirarte en el espejo y que te guste lo que ves. No puedes mirarte y ver a alguien que no reconoces.

Así que, esas son mis 5 cosas principales que no hay que hacer. Espero que te hayan sido de ayuda. Si estás listo para averiguar QUÉ HACER, lee mi ebook. ¡Mis mejores deseos para ti!

Dr. Lee H. Baucom Autor del exitoso ebook,

Figure

Actualización...

Referencias

  1. i ebook
Related subjects :