MEDIDAS DE BIENESTAR EN EL SECTOR SALUD Y EN EL SECTOR PENSIONES

44 

Texto completo

(1)

UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE CHILE FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN Y ECONOMÍA

DEPARTAMENTO DE ECONOMÍA

MEDIDAS DE BIENESTAR EN EL SECTOR SALUD Y EN EL

SECTOR PENSIONES

Calibración

CRISTIAN ANDRES MENESES INOSTROZA

Profesor Guía:

Facundo Sepúlveda Pizarro, Phd. en Economía de Michigan State University.

Seminario para optar al titulo de Ingeniero Comercial de Economía.

Santiago – Chile 2010

(2)

DERECHOS DE AUTOR

© Facundo Sepúlveda Pizarro, Cristián Andrés Meneses Inostroza Se autoriza la reproducción parcial o total de esta obra, con fines académicos, por cualquier medio o procedimiento, siempre y cuando se

(3)

i. Dedicatoria

(4)

ii. Agradecimientos

(5)

iii. TABLA DE CONTENIDO

1 RESUMEN ... 1

2 INTRODUCCIÓN ... 2

3 SISTEMA DE SALUD Y PENSIONES ... 3

4 EL MODELO ... 6

4.1 Individuos ... 6

4.2 Las Firmas ... 8

4.3 El Gobierno ... 9

5 REGÍMENES ... 11

5.1 Pensión Pública-Salud Pública ... 11

5.2 Pensión Pública-Salud Privada ... 14

5.3 Pensión Privada-Salud privada ... 17

5.4 Pensión Privada-Salud pública ... 20

6 CRECIMIENTO Y ESTADOS ESTACIONARIOS ... 23

7 CALIBRACIÓN DEL MODELO ... 26

8 RESULTADOS ... 30

9 CONCLUSIONES ... 34

10 BIBLIOGRAFÍA ... 35

(6)
(7)

v. Índice de Ilustraciones

(8)
(9)
(10)

3 Sistema de Salud y Pensiones

Hacia fines de los setenta el gobierno (militar) ponía en marcha varias reformas, todas ellas siguiendo un sólo objetivo, liberar la economía chilena, disminuir la participación del gobierno en el desarrollo normal del ejercicio económico dejando como estandarte una economía de libre mercado. Ejemplo de esto es la reducción del gasto fiscal (sobre todo en materia social) e impuestos, el levantamiento de los controles de precios, la privatización de empresas estatales y la privatización del sector salud y pensiones.

En el año 1981 tuvieron lugar dos reformas que marcaron el futuro del sector salud en Chile; primero, con el DFL 3.063 de 1980, se inicia la municipalización de los centros de atención primaria del Servicio Nacional de Salud (SNSS) logrando en 1988 traspasar más del 70% de estos centros. Segundo, con el DL 3.626 y con el DFL 3 que lo reglamenta se crean de forma paralela al sistema de salud público, las instituciones de salud previsionales (ISAPRES); con esto, se les da la posibilidad a los afiliados de elegir en qué sistema de salud –público o privado- comprar el seguro de salud obligatorio, que en un principio fijó la tasa de cotización en un 4% sobre la renta imponible, llegando en 1986 al actual 7% con tope de 64,7 Unidades de Fomento.

Por otro lado, en relación al sistema de pensiones en Chile, teníamos un sistema de reparto, que era administrado por las llamadas cajas previsionales, donde los jóvenes que pertenecían al sector activo de la economía financiaban las pensiones de los viejos que se retiraban del sistema por jubilación, y esos jóvenes al momento de jubilar recibían el financiamiento de sus pensiones de parte de los nuevos individuos que entraban al sistema. En

(11)

un principio, el sistema de pensiones era un sistema de capitalización parcial, donde una parte de los fondos destinados a las pensiones se capitalizaban y el resto se repartía en su totalidad para los jubilados. Debido a la mala administración de las cajas previsionales que como ejemplo no se resguardaban de la inflación (erosionando el valor de los fondos), el estado entró en una espiral de constantes aumentos en aportes fiscales para el sistema, provocando déficits cada vez más significativos, lo que se tradujo en el definitivo sistema de reparto simple (donde no se mantienen reservas para los futuros jubilados).

Para mejorar el sistema de pensiones, en mayo de 1981 bajo el decreto ley 3.500 se crea el sistema de capitalización individual; Este es un sistema de ahorro obligatorio administrado por Sociedades Anónimas llamadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). En el sistema de capitalización individual los saldos de la cuenta individual son de propiedad exclusiva del trabajador y sus beneficiarios, se les entrega una opción previsional a los trabajadores independientes, se ofrecen alternativas de retiro (programado o vitalicio), y el trabajador abre una cuenta individual obligatoria donde su empleador deposita sus cotizaciones.

Los fondos recibidos por las AFP deben ser rentabilizados a través del mercado financiero local y mundial. El dinamismo provocado por las AFP en mercados conexos como el financiero y el mercado de seguros, logró que en la actualidad chile cuente con un mercado financiero profundo y con un mercado de seguros formal y desarrollado.

(12)

Para que la transición desde el sistema de pensiones público a un sistema de pensiones privado se llevara a cabo, el gobierno debió endeudarse en un monto proporcional a los aportes que los trabajadores habían alcanzado a cotizar en el sistema antiguo, esta deuda la llamaremos deuda implícita porque no estaba registrada en las cuentas públicas. La deuda implícita consta de la suma entre los bonos de reconocimiento (que eran pagados a los trabajadores que se cambiaron al nuevo sistema), y del aporte fiscal al sistema antiguo (para financiar las pensiones de los trabajadores que no se cambiaron al nuevo sistema).

Revisando la tabla1 1.1, claramente el déficit previsional total tiene una tendencia al alza con una tasa de crecimiento promedio anual de 8.83% para todo el periodo, pero con una tasa de crecimiento significativamente menor para los años 2000-2004, que bordea el 2.70% como promedio anual. Según estimaciones2 el aporte fiscal al Sistema Antiguo representará al año 2030 un 0.4% del PIB, contradiciendo economistas que afirman: “según estimaciones, la deuda total desaparecerá el año 2015”3

. 1 Revise anexo 2 Bennett, H y Schmidt-Hebbel, K (2001) 3 Edwards-Cox Edwards

(13)

4 El Modelo

Tenemos un modelo de generaciones superpuestas (traslapadas) donde la gente vive dos periodos, en el primer periodo son jóvenes, sanos y trabajan, en el segundo periodo son viejos, se pueden enfermar y se retiran con su jubilación.

El sistema de salud al momento de reformarla es única y meramente privada, se asume que al momento de la reforma todos los trabajadores se pasan al sistema privado y no existe una entidad pública como FONASA.

El gobierno Chileno después de la reforma mantuvo el sistema de pensiones de reparto para los trabajadores que no se cambiaron al de capitalización individual. Nosotros en nuestro modelo suponemos que todos los jóvenes se cambian al nuevo sistema y por tanto el gobierno sólo se debe preocupar de otorgar las pensiones correspondientes a los viejos que viven la transición al nuevo régimen.

4.1 Individuos

Los individuos están insertos en una economía gobernada por un modelo de generaciones traslapadas, donde cada individuo vive dos periodos, en el primer periodo son jóvenes, gozan de buena salud y ofrecen una unidad de trabajo en el mercado laboral recibiendo a cambio su salario (wt), y cuando son viejos se retiran y reciben una pensión (pt 1) y atención médica si es que se llegan a enfermar. En el primer periodo el ingreso de la cohorte trabajadora

(14)

(jóvenes) se grava con dos impuestos, uno que financia las pensiones ( pt) y otro que financia la salud ( st) de la cohorte vieja. En la economía tenemos un total deNt personas que son jóvenes y un total de Nt 1 personas que son viejas.

Siguiendo el modelo desarrollado por Michael Bräuninger4, la utilidad de los individuos depende del consumo, tanto en el primer periodo (c1t), como del consumo en el segundo periodo (c2t 1), además del estado de salud que tengan en el segundo periodo. Si los individuos están sanos en el segundo periodo, el estado de salud es ht 1 1. Si los individuos están enfermos, su estado de salud

es ht 1 1. La probabilidad de enfermar es y la función de utilidad esperada es: ) log( ) log( ) log( ) (U c1t c2t 1 ht 1 E

El estado de salud de las personas que pueden enfermar depende de los cuidados médicos que reciban. Los cuidados médicos se miden en términos del tiempo que el personal medico gasta en una persona enferma (lt 1). El estado de salud es una función creciente y cóncava respecto a los cuidados médicos con un límite superior de ht 1 1, lo que implica que una persona enferma no puede estar mejor que una persona sana. Se asume que

) , min( 1 1 1 t t t al h h 4

(15)

Donde está determinado por la productividad medica. Desde ahora se asume que a es lo suficientemente pequeña como para que la restricción

1

t

h no sea operativa, y de este modo, derivar el tiempo óptimo gastado en una persona enferma tomando diferentes regímenes de financiamiento.

4.2 Las Firmas

Las firmas usan capital (Kt) y trabajo (Lt) para producir el único bien con que cuenta la economía. Asumimos una función de producción Cobb Douglas (homogénea de grado uno) de la forma 1

t t t AK L Y con 0 0 1 y A .

Las firmas maximizan su función de utilidad t AKt L1t rtKt wtLt, bajo el supuesto que se desenvuelven en un entorno de competencia perfecta, donde su utilidad es igual a cero, con rt tasa de interés y wt el salario de los trabajadores. Los factores productivos reciben como pago sus respectivos productos marginales. De esta forma:

t t

t

t A k y w A k

r 1 (1 )

(16)

4.3 El Gobierno

En nuestro modelo el gobierno en primera instancia cobra sólo dos impuestos que se recaudan respectivamente para las pensiones y para la salud de las personas, donde el rol que juega es de un mero intermediador que recauda los impuestos y presta los servicios que corresponde. De forma más clara, recibe los aportes de la cohorte trabajadora (joven) a través de los impuestos pt (por pensiones) y st (por salud) que traspasa como pensiones y servicio de salud respectivamente a la cohorte vieja.

Al momento de privatizar la salud (escenario 1 y 2) el gobierno no asume deuda, ya que la corte joven empieza a cotizar para las entidades privadas que se crean para prestar servicios de salud y los viejos que viven la transición ya han recibido atención médica.

Por otra parte al momento de privatizar las pensiones (escenario 2 y 3), el gobierno asume la responsabilidad de pagar la jubilación a la cohorte vieja, pues esta ya cotizó en su momento, esta deuda que asume el gobierno es generalmente llamada deuda implícita y se modela de la siguiente manera:

Considerando que el cambio de régimen se realiza en la fecha * t , tenemos que la deuda del gobierno (Bt) es:

* 1 * * 0 ) 1 ( 0 t t para G B z B t t para n w B t t para B B t t t pt t t t t t

(17)

Donde la variable Gt representa los pagos realizados por el gobierno, y corresponden a una proporción de la deuda implícita inicial, de esta manera

t pt

t N

G . La otra variable nueva en este caso es la variable z, variable que representa la tasa de interés que debe pagar el gobierno a los jóvenes que inviertan en los bonos gubernamentales, bonos que debe liquidar para financiar la deuda implícita en el momento de la contingencia.

El gobierno para poder dar cumplimiento a la deuda que se crea y se mantiene en los siguientes periodos debe crear un nuevo impuesto, parecido al que representaba los pagos por cotizaciones, pero en este caso de menor cuantía, que seguimos llamando pt, pues mantiene el mismo efecto en las decisiones de consumo de las personas, tanto jóvenes como viejas.

En la transición la deuda implícita del gobierno es: * * 1 * * * 1 * * 1 * * t t t t pt t t pt t N P N w n N w n B

La deuda total en el momento t* es igual a: El total de viejos que requieren de sus pensiones multiplicado por el total de fondos de pensión que se hubiera recaudado en ese año (de los jóvenes) si no se hubiera privatizado el sector pensiones, lo que después de un pequeño paso algebraico nos da el resultado final de Bt* Nt* 1wtn pt.

(18)

5 Regímenes

En esta sección se desarrollan cuatro tipos diferentes de regímenes, partimos con el régimen (base o escenario cero) en que todo es público, sirviendo este de referencia o de punto de partida para poder compararlo con los demás casos donde uno o ambos de los sectores son privatizados.

5.1 Pensión Pública-Salud Pública

En este régimen, el gobierno es el encargado de prestar los servicios de salud y el encargado de entregar las pensiones ( pt 1) cuando los individuos se retiran. El impuesto por concepto de pensiones es exógeno al modelo y asumiremos que es fija para todos los periodos considerados en este régimen. En el caso de la salud la tasa de cotización es determinada endógenamente por el gobierno mediante el siguiente procedimiento:

El costo de una persona enferma es wtlt, las personas enfermas son exactamente Nt 1

5

, por tanto el costo total de las personas enfermas es 1

t t tl N

w , costo que es financiado a través del impuesto st, que se cobra a los jóvenes (Nt), entonces el gobierno debe cuidar de la siguiente igualdad:

t t st t t tl N wN

w 1 , de esta forma el impuesto a la salud es st lt n, donde lt (que se supone igual a lt 1) es determinado endógenamente a través de la optimización de los individuos, al existir competencia perfecta e información

5

(19)

completa (supuesto fuerte) el gobierno puede optimizar la función de utilidad esperada del individuo y elegir el lt 1 óptimo.

En este contexto los individuos resuelven el siguiente problema:

1 1 1 2 1 1 1 2 1 ) 1 ( ) 1 ( / ) log( ) log( ) log( ) ( max t t t t st pt t t t t t t P r s c w s c a s al c c U E

Cabe destacar que el gobierno reparte las pensiones en partes iguales, así el total recaudado, ptwtNt, es dividido entre todos los viejos que se retiran del sistema, Nt 1. Así tenemos que ptwtNt PtNt 1 Pt ptwtn.

Condiciones de primer orden (CPO):

0 ) ) 1 ( ( : 0 ) 1 ( ) 1 ( ) 1 ( 1 : 1 1 1 t t st pt t t t t t t t t st pt t t l n s w w l P r s r s w s

El ahorrar un peso más en el primer periodo, implica una disminución en el consumo presente, lo que provoca una des-utilidad para el individuo, pero al mismo tiempo provoca un aumento del consumo futuro y con esto una mayor utilidad. El individuo estará indiferente entre ahorrar un peso más hoy y consumir ese mismo peso, cuando la utilidad de ese peso ahorrado le reporte el mismo bienestar que el consumo presente de ese mismo peso.

(20)

En el caso de los cuidados médicos, si los individuos utilizan un peso más de cuidados médicos en el segundo periodo disfrutan de una mayor utilidad, pero el gobierno, basado en las decisiones óptimas de los individuos les hubiera cobrado ese peso en forma de impuesto (aumenta st) en el primer periodo, lo que claramente reduce las posibilidades de consumo presente y por ende disminuye la utilidad. Para que el individuo este indiferente entre gastar un peso más en cuidados médicos en el presente (como impuesto) y recibir ese peso en el futuro en forma de mayor tiempo de cuidados médicos, es que el bienestar reportado y el pago para obtener ese bienestar deben ser iguales, en ese punto se esta optimizando.

Donde después de resolver las CPO se obtienen los siguientes resultados: el ahorro y los cuidados médicos son

)] 1 ( 1 )[ 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 ( )] 1 ( 1 )[ 1 ( ) 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 ( 1 1 1 1 t t t pt t t t pt t t r w nP n l r P w s

Y de donde se obtiene el impuesto para el sector salud

)] 1 ( 1 )[ 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 ( 1 1 t t t pt st r w P

(21)

5.2 Pensión Pública-Salud Privada

En este régimen (escenario 1) los individuos compran al inicio del segundo periodo un seguro de salud a las empresas privadas (llamémoslas ISAPRES) que están encargadas de prestar el servicio. El individuo independientemente del estado de salud, debe pagar la prima del seguro. Si el individuo se enferma tiene que pagar los costos de los cuidados médicos que ascienden a wt 1 tl 1, y la ISAPRE le reembolsa cierto monto (Tt 1). Si el individuo no se enferma paga la prima sin incurrir en otros gastos. La prima del seguro que cobran las ISAPRES depende del tiempo promedio de cuidados médicos que se obtiene del ejercicio de optimización de los individuos (lt 1), del salario y de la probabilidad de enfermar, esto es lt 1wt 1 .

Se asume que el monto reembolsado por la ISAPRE si el individuo se enferma es igual a Tt 1 lt 1wt 1. Donde cabe destacar que en equilibrio el tiempo gastado en cuidados médicos es igual al tiempo promedio de cuidados médicos, es decir lt 1 lt 1 l, por tanto, en el equilibrio a los trabajadores se

les reembolsa exactamente lo mismo que gastaron en cuidados médicos.

En este régimen se asume que el gobierno no se endeuda en la transición, no existe una deuda implícita por la cual el gobierno deba responder, a pesar que el gobierno debió incurrir en gastos al crear los entes reguladores del sistema de salud, como por ejemplo la superintendencia de ISAPRES.

(22)

1 1 1 1 2 1 1 1 1 1 1 1 2 1 ) 1 ( ) 1 ( / ) log( ) log( ) log( ) ( max t t t t t t t t t pt t t t t t t T P r s c w l w l w s c a s al c c U E CPO: 0 ) 1 ( ) 1 ( : 0 ) 1 ( ) 1 ( ) 1 ( ) 1 ( 1 : 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 t t t t t t t t t t t t t t t t t t t pt t t l w l w l P r s w l w l w l P r s r s w s

Un peso más ahorrado aporta mayor utilidad en el segundo periodo, pero resta utilidad en el primer periodo al disminuir el consumo presente, por tanto se estará maximizando cuando la utilidad marginal de un peso más ahorrado sea igual a la utilidad marginal de un peso más consumido en el primer periodo.

Un peso más gastado en cuidados médicos aumenta la utilidad en el segundo periodo, si es que el individuo se llegará a enfermar, pero provoca una disminución en el consumo presente ya que los costos del seguro de salud aumentan (con información perfecta las aseguradoras subirían el precio del seguro), por esto se refleja una des-utilidad en el primer periodo, es por esto que el individuo estará maximizando cuando la utilidad marginal de un peso gastado en cuidados médicos sea igual a la utilidad marginal de un peso menos para consumo presente.

(23)

1 2 1 1 2 1 1 2 1 1 2 2 ) 1 ( 1 ) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( t t t t t pt t t t pt t t w P w w r l r P w s

En este escenario como el gobierno ya no cobra por seguro de salud no tenemos una expresión para la tasa de impuesto, pero si para la prima cobrada por las aseguradoras privadas.

) 1 ( 1 ) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( 2 1 2 2 1 2 1 1 t pt t t t t P w r w l

(24)

5.3 Pensión Privada-Salud privada

En este régimen, donde los individuos cuentan con un sistema de capitalización individual, pagan un impuesto único al ingreso, t, esta tasa se empieza a cobrar para financiar la deuda implícita. La transferencia Pt 1 que recibían los trabajadores para su retiro en el caso público, ahora está dentro del ahorro rindiendo una tasa igual a la tasa de interés de mercado. Cabe destacar que en este modelo no existe una restricción respecto al monto que debe tener ahorrado el trabajador en su cuenta de pensiones; el trabajador se jubila con el ahorro que logro acumular.

Al privatizarse el sector de las pensiones, el gobierno asume la totalidad de la deuda implícita y para ello claramente se debe endeudar. La deuda comienza a ser pagada gracias al impuesto que reviste las mismas características que el de cotización previsional, aunque, por supuesto la cuantía del impuesto es mucho menor.

El trabajador resuelve el siguiente problema:

1 1 1 2 1 1 1 1 1 1 1 2 1 ) 1 ( ) 1 ( / ) log( ) log( ) log( ) ( max t t t t t t t t t t t t t t T r s c w l w l w s c a s al c c U E CPO:

(25)

0 ) 1 ( ) 1 ( : 0 ) 1 ( ) 1 ( ) 1 ( 1 : 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 t t t t t t t t t t t t t t t t t t t t l w l w l r s w l w l w l T r s r s w s

Destinar un peso más a ahorro implica una mayor utilidad en el segundo periodo, pero una des-utilidad en el primer periodo al tener que disminuir el consumo presente, es por esto que el individuo optimiza al igualar la utilidad marginal del consumo presente con la utilidad marginal del consumo futuro.

Para el caso de los cuidados médicos, al utilizar un peso más en este bien aumenta la utilidad en el segundo periodo, pero provoca una disminución en el consumo presente ya que debe pagar una prima por seguro mayor. Por tanto el individuo esta maximizando sólo cuando la utilidad marginal de un peso gastado en cuidados médicos sea igual a la des-utilidad generada por un peso menos en el consumo presente, ya que se debe gastar en la prima que cobra la ISAPRE.

Resolviendo encontramos st y lt 1óptimos

1 2 1 1 2 2 ) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( t t t t t t w w r l w s

Al igual que en el escenario anterior, en este no tenemos una tasa de cotización, sino, más bien un precio de seguro que cobra la compañía de salud.

) 1 ( 1 ) 1 )( 1 ( 2 1 2 1 1 t t t t w r w l

(26)

En este escenario el gobierno se hace cargo de la deuda implícita, colocando a disposición de los individuos bonos gubernamentales que rinden una tasa igual a la tasa de interés de mercado, por tanto las personas no hacen distinción entre ahorro privado invertido en el banco y ahorro por concepto de bonos, manteniendo la misma estructura de optimización individual, lo que no deja de tener efectos en la economía como se verá más adelante en los stock de capital de estado estacionario.

Como se individualizó anteriormente, la forma de modelar la deuda del gobierno se aprecia en la siguiente descripción temporal de deuda gubernamental: * 1 * * 0 ) 1 ( 0 t t para G B z B t t para n w B t t para B B t t t pt t t t t t

(27)

5.4 Pensión Privada-Salud pública

En este último caso, al igual que en la reforma anterior, el gobierno asume por completo la deuda implícita del sistema de reparto y la financia con el impuesto , de acuerdo al mismo modelo del régimen anterior, sólo que ahora recauda los aportes para el sector salud y presta los servicios de salud.

La tasa de cotización para la salud tiene las mismas características que en el primer régimen (escenario cero), donde la tasa de cotización para la salud es endógena.

En este régimen, el individuo resuelve el siguiente problema:

) 1 ( ) 1 ( / ) log( ) log( ) log( ) ( max 1 1 2 1 1 1 2 1 t t t st t t t t t t r s c w s c a s al c c U E CPO: 0 ) 1 ( : 0 ) 1 ( 1 : 1 1 t t st t t t t t st t t l s w n w l s s w s

Al igual que en los casos anteriores, los individuos estarán maximizando su consumo cuando la utilidad marginal del último peso gastado en consumo presente sea igual a la utilidad marginal del último peso ahorrado.

(28)

Para los cuidados médicos aplica la misma lógica, la utilidad marginal del último peso guardado para los cuidados médicos del segundo periodo, debe ser igual a la des-utilidad generada en el primer periodo por el gasto de ese peso, en el pago de la prima de salud.

Resolviendo las condiciones de primer orden encontramos st y lt 1 óptimos ) 1 ( 1 ) 1 ( ) 1 ( 1 ) 1 ( 1 n l w s t t t

La prima por el seguro de salud en este caso es igual a:

) 1 ( 1 ) 1 ( 1 1 1 t t t w n w l

Al igual que en el escenario anterior, debido a la privatización de las pensiones, el gobierno debe responder por la deuda implícita generada, y la forma en la cual responde ante dicha contingencia es igual que en el caso anterior, es decir: Coloca a disposición de los jóvenes bonos gubernamentales que rinden una tasa igual a la tasa de interés de mercado, por tanto no hacen distinción entre ahorro privado invertido en el banco y ahorro por concepto de bonos.

Como se individualizó anteriormente, la forma de modelar la deuda del gobierno se aprecia en la siguiente descripción temporal de deuda gubernamental:

(29)

* 1 * * 0 ) 1 ( 0 t t para G B z B t t para n w B t t para B B t t t pt t t t t t

(30)

6 Crecimiento y Estados Estacionarios

Uno de los temas más importantes en las ciencias económicas, especialmente en el ámbito macroeconómico; es el crecimiento y como este es afectado por diversas variables, ya sean nominales, reales o estructurales.

Intuitivamente, las privatizaciones tanto en el sector salud como en el de pensiones (pioneros en Chile) provocaron cambios significativos en el crecimiento económico, cambios que en términos netos nos permiten inferir que resultaron en efectos positivos, ¿por qué?;

Primero, los incentivos para que inversionistas extranjeros colocarán capitales en nuestro país aumentaron significativamente, dinamizando la inversión privada, que a su vez en función de un buen desarrollo de la actividad insta a mejorar la infraestructura, la gestión, la eficiencia y el empleo más calificado, ya que en el sector privado los cargos vitalicios (sin merito), derivados de la simpatía se tratan de erradicar y por ley son más fáciles de lograr6, aunque siempre existirá algún ejemplo de conflicto de intereses dentro cualquier empresa (pública o privada).

Segundo, al privatizar ambos sectores los incentivos para realizar un mejor desempeño de las actividades laborales (para obtener salud de calidad y una pensión acorde al nivel de vida) son semillas generadoras de mayor

6

Por ejemplo despedir a algún trabajador de la salud pública (o de una universidad estatal) que tiene contrato indefinido es de una dificultad magnánima, gracias a la Ley de inamovilidad funcionaria.

(31)

eficiencia y productividad, de esta manera, Los “jóvenes” ya no financian la salud y pensiones de “los viejos” directamente y la de ellos indirectamente, ahora, financian de manera directa su salud y su pensión para el retiro. De a cuerdo a uno de los pilares fundamentales de la economía de libre mercado, la propiedad privada y el respaldo de ella llevan a la libertad económica y esta a una mejor utilización de los recursos. Ya que ahora quien quiera un nivel de pensiones mayor depende sólo de su propio esfuerzo laboral y cualificación.

Tercero, la especialización de las tareas encargadas a entes privados avocados sólo al mejoramiento de sus servicios, donde el estado se reserva el derecho de ser el ente fiscalizador y regulador a través de sus distintas institucionalidades, lleva casi sin lugar a dudas a entidades más especializadas que otorgan un mejor nivel de servicio, si no fuera así, es difícil explicar porque la tendencia a privatizar en todo el mundo las empresas estatales se ha llevado a cavo en este último siglo.

Como ejemplo domestico, cuando Chile estaba inmerso en un sistema de reparto, la tasa de “impuesto” global (pensiones más salud), alcanzaba el 50% de los ingresos, tasas totalmente prohibitivas para que el crecimiento económico alcanzará una tasa anual de 5% que se espera puede mantener7. Todo por cobros abusivos por conceptos de comisiones y administración de fondos a través de instituciones no especializadas.

Cuarto, al privatizar el sistema de pensiones y obligárseles a las instituciones administradoras de cierta forma a diversificar su cartera (como en

7

(32)

el caso de Chile), Se incentiva el desarrollo de otras áreas de la economía, como por ejemplo el sistema financiero en el caso chileno, logrando en la actualidad contar con un mercado financiero profundo gracias entre otras cosas a la privatización del sector pensiones.

De acuerdo a lo anterior es que se espera obtener resultados que avalen lo anteriormente dicho, a pesar que el modelo es simple y no incorpora varios aspectos de ese periodo de transición se analizarán las tasas de crecimiento del stock de capital per-cápita.

En todos los escenarios se calculan los estados estacionarios, y toma principal importancia el del escenario base, ya que este es el punto de partida para todos los demás escenarios, con esto se trata de emular el paso desde un sistema de reparto en equilibrio hacia un sistema donde cambia uno o ambos sectores inmersos en el análisis.

Para obtener los estados estacionarios en los distintos regímenes utilizamos la condición de vaciado de mercado, la cual es Kt 1 stNt, de donde obtenemos nkt 1 st.

En todos los escenarios obtenemos una expresión algebraica de los estados estacionarios, y en virtud de la simplicidad para los casos donde existen bonos gubernamentales, asumimos que los individuos ahorran en forma de bonos una proporción fija del producto per-cápita8, es decir: bt kt .

8

(33)

7 Calibración del Modelo

El modelo como ya se dijo es un modelo de generaciones traslapadas, donde sólo se viven dos periodos. Para que los valores después de simular las transiciones sean relativamente coherentes a la realidad es que se realizan las siguientes aproximaciones. Como punto de partida se asume que los individuos viven 659 años en total, cifra que mantendremos por simplicidad constante a través del tiempo, teniendo presente que con el tiempo esta cifra tiende a aumentar. Por ende cada periodo consta de 32.5 años por un total de 10 periodos que serán simulados.

Según estimaciones de la participación del capital sobre el producto10 hechas por R. Fuentes, F. Gredig y M. Larraín, esta se ubica en torno a 0.4.

Para calcular el valor correspondiente a la tasa de descuento intertemporal , realizamos el siguiente cálculo. Como

r

1 1

, damos un valor de 0.04 (generalmente utilizada en EE.UU) a la tasa de interés de mercado, lo que nos entrega una tasa de descuento intertemporal de

9615 . 0 04 . 0 1 1

. Entonces elevamos a los años correspondientes por periodo y tenemos 32.5 0.28.

9

Rodrigo Vergara (2003), Reformas crecimiento y desaceleración lecciones del caso chileno.

10

R. Fuentes, F. Gredig y M. Larraín, La brecha de producto en Chile: medición y

(34)

En cuanto a la tasa de crecimiento de la población n , tenemos que, la población crece a una tasa constante e igual a n, así Nt nNt 1. Para el año 1980 la tasa de crecimiento de la población chilena alcanza el 1.6% anual11, y para cada periodo entonces la tasa de crecimiento de la población es

68 . 1 016 . 1 32.5 n

La probabilidad de enfermar , es calculada12 como promedio simple de cuatro quintiles de la población chilena, que a su vez fueron calculados como el promedio simple de la probabilidad de enfermar de hombres y mujeres por quintil. Lo que nos dio como resultado 0.520375 0.52.

La complejidad para encontrar algún indicador que nos dé cuenta de la productividad de los cuidados médicos para los años 80`, nos ha llevado a elegir cifras obtenidas de la encuesta CASEN del año 200013, donde se evalúa la opinión de los usuarios con respecto a la calidad de la atención a nivel global, encontrando variables como, la calidad del personal médico y la infraestructura hospitalaria. Recordemos que la productividad de los cuidados médicos se mide como el tiempo utilizado por personal médico en la atención, entonces, mientras mayor calidad de médicos y mejor infraestructura, mayor productividad, por ende se utiliza esta variable “calidad” como una aproximación de la variable productividad de los cuidados médicos. Para el año 2000, esta variable tenía un

11

Fernando Mönckeberg B. Revista Creces 1981.

12

Jeanette Vega, Paula Bedregal, Liliana Jadue e Iris Delgado. Revista médica de Chile 2003

13

Indicadores de la salud en chile y su capacidad para evaluar la calidad de la gestión pública en salud. 2004

(35)

valor de 90%, pero como una forma de homologarlo a lo que debió ser para los años 80´ se definirá esta variable en 0.8.

La tasa de cotización por concepto de pensiones, tendrá dos valores en este modelo, el primero corresponde a la tasa de cotización promedio en el sistema de reparto, que en promedio asciende a p 0.25, pero, cuando el sistema de pensiones se privatiza, el gobierno empieza a cobrar un impuesto para poder pagar la deuda implícita que se genera, donde el nuevo impuesto mantiene las mismas características que la tasa de cotización en el sistema base, claro que ahora la cuantía de la tasa es menor, definiéndola en 0.12.

La depreciación asumimos que es completa en cada periodo, de esta forma el cálculo algebraico de los estados estacionarios se hace mucho más simple, por tanto, 1.

El valor del parámetro correspondiente a la productividad total de factores A se da exógenamente, ya que es usado para indexar el stock de capital del escenario base para que este último empiece desde el valor 1, de este modo el análisis entre los diferentes escenarios se realiza mediante diferencias porcentuales fáciles de observar. Dicho esto, se le asigna un valor arbitrario igual a A 5, valor que al momento de correr el modelo, variará al necesario para que el stock de capital comience desde la unidad.

El parámetro que acompaña a los cuidados médicos en la función de utilidad, recordemos sólo debe ser lo suficientemente pequeño como para que la restricción ht 1 no sea operativa, por tanto con un valor de a 1.5 basta.

(36)

El tamaño de la población chilena para los años 80´ bordeaba los 12 millones de personas, por tanto, el valor inicial para la cantidad de personas en el modelo será de N0 12.

Por último, para el caso donde las pensiones son privatizadas, se asumió que los individuos ahorraban en forma de bonos una proporción fija del producto per-cápita , como esta proporción es sólo para simplificar la obtención de los estados estacionarios, se le asigna un valor arbitrario de

1 . 0 .

(37)

8 Resultados

En esta sección se analizarán los resultados obtenidos después de correr el modelo con los parámetros calibrados en sus respectivos valores. El análisis se centrará en la comparación de los distintos regímenes con el régimen base, con especial énfasis en el régimen donde se privatizan ambos sectores. Para obtener una medida cualitativa en términos globales, de cuál escenario es preferido por los consumidores de esta economía, se calcula la variación equivalente de cada transición comparada con el escenario base.

Al momento de realizar el cálculo de la riqueza equivalente en los tres escenarios se obtuvo el siguiente resultado

Cuadro 1

VARIACIÓN EQUIVALENTE

Compara el escenario base con respecto a los otros tres escenarios

La variación equivalente se entiende como la variación necesaria en términos monetarios a los nuevos precios, para que el individuo goce del mismo nivel de bienestar que en el escenario viejo (escenario cero o base). De esta manera el signo negativo indica, cuanto en términos monetarios se le debe

(38)

quitar a cada individuo para que mantenga el mismo nivel de utilidad que tenía en el escenario base, por ende, a pesar que los individuos están mejor en cualquier escenario donde uno o ambos sectores son privatizados, la preferencia está marcada por el escenario donde sólo se privatiza el sector salud, seguida por el escenario donde se privatizan ambos sectores y por último el escenario donde se privatiza sólo el sector pensiones

Con respecto al hecho que la privatización es un camino preferible, estos resultados son claros, pero se esperaba que la privatización de ambos sectores fuera un resultado dominante en cuanto al bienestar se trata. Lo que puede explicar este resultado no esperado es que el stock de capital per-cápita de la economía en el escenario 2 2

k , se encuentre por sobre el stock de capital de la regla de oro kRO , y la distancia entre el stock de capital per-cápita de la economía en el escenario 1 1

k y el de la regla de oro sea menor, lo que se traduce en un nivel de utilidad mayor en el escenario 1.

Cuadro 2

(39)

Observando el cuadro 2, para el resultado del stock de capital per-cápita en cada uno de los escenarios, se aprecia que el resultado de las variaciones equivalentes tiene una explicación totalmente plausible.

Además se aprecia el notable aumento del stock de capital per-cápita de los escenarios 1 y 2 respecto al escenario base, donde la diferencia es en promedio de 42% y 59% respectivamente. Para el caso del escenario 3, el aumento es más modesto, llegando en promedio a un 12%.

Una pregunta interesante que se podría plantear es si existe complementariedad entre las privatizaciones, en un estudio14 realizado para el caso de la reforma previsional chilena por Corbo y Schmidt-Hebbel se afirma que “existe una gran complementariedad entre la reforma de pensiones, por una parte, y otras reformas, que probablemente potencie los efectos de todas ellas”, claro que en aquel documento se refieren al conjunto de reformas de las que fue objeto Chile en los años ochenta. Pero en nuestro caso donde abordamos solamente dos reformas revisaremos si existe dicha complementariedad, para ello, realizaremos el siguiente ejercicio.

Se dirá que existe complementariedad en nuestro modelo si, la suma de la tasa de crecimiento del producto per-cápita del escenario 1 y el escenario 3, es mayor a la tasa de crecimiento del producto per-cápita del escenario donde tanto salud como pensiones es privada. Es decir.

ariedad complement no y y y si ariedad complement y y y si 2 3 1 2 3 1 1 1 * 1 1 1 * 1       14

(40)

Con yi, i 1,2,3. tasa de crecimiento del producto per-cápita del escenario i. A continuación se entrega una tabla con los resultados de la

siguiente resta 2 1 3

1 * 1

1 yyy

Los datos muestran complementariedad entre las reformas sólo los primeros tres periodos (alrededor de 90 años), de manera modesta y decreciente a través del tiempo, terminando en un efecto nulo. Entonces en primera instancia privatizar ambos sectores de una sola vez, podría traducirse en tasas de crecimiento mayores para la economía, aunque con el tiempo estos efectos sinérgicos se perderían, llegando a ser nulos, lo que siguiere mantener un esfuerzo constante en la actualización de las políticas e instituciones, como lo siguiere Vergara15 (2001).

15

(41)
(42)
(43)

ANEXOS

Tabla 1.1

DEFICIT PREVISIONAL ESTATAL Y SUS COMPONENTES (En millones de pesos de diciembre de 2005)

Año Aporte Fiscal

Sistema Antiguo Bonos de Reconocimiento Total Déficit Previsional 1981 291.991 1.006 292.997 1982 302.034 14.162 316.196 1983 391.922 27.582 419.504 1984 484.688 35.525 520.213 1985 574.473 42.397 616.870 1986 679.017 59.888 738.905 1987 602.785 82.337 685.122 1988 716.944 96.664 813.607 1989 558.314 100.290 658.604 1990 697.751 117.398 815.148 1991 777.017 114.023 891.040 1992 783.803 142.864 926.667 1993 883.780 188.016 1.071.795 1994 923.238 222.557 1.145.795 1995 966.059 257.093 1.223.152

(44)

1996 927.485 276.819 1.204.303 1997 1.070.648 330.380 1.401.028 1998 1.097.673 369.242 1.466.915 1999 1.250.549 439.509 1.690.059 2000 1.322.536 471.653 1.794.190 2001 1.318.572 545.949 1.864.521 2002 1.315.416 523.848 1.839.264 2003(*) 1.387.184 609.407 1.996.590 2004(*) 1.375.627 674.140 2.049.766

Fuente: El sistema Chileno de Pensiones, Capitulo III (*) Cifras preliminares

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :