TRASTORNO DESINTEGRATIVO INFANTIL

15 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

TABLA DE CONTENIDOS

I. INTRODUCCIÓN………...………...………...2

II. DESARROLLO……...………..………4

II.1Definición………..………..………….4

II.2 Características presentes en el TDI……...4

II.2.1 Características sociales……….4

II.2.2 Características comunicativas………..4

II.2.3 características conductuales……….5

II.2.4 Características emocionales……….5

II.2.5 características Físicas………5

II.3 Síntomas y Trastornos Asociados ………..6

II.4 Descripción Clínica………6

II.5 Etiología………7

II.6 Diagnóstico Diferencial ………..7

II.7 Factores que producen un TDI………8

II.8 Manifestaciones según MSIV………..8

II.9 Abordaje Terapéutico………9

III. CONCLUSIONES………..………….….….11

(2)

I INTRODUCCIÓN

Antes de dar a conocer toda la información general del Trastorno Desintegrativo Infantil debemos de explicar que éste forma parte de los Trastornos Generalizados del Desarrollo, los cuales se caracterizan por una perturbación grave y generalizada de varias áreas del desarrollo incluyendo habilidades para la interacción social, habilidades para la comunicación o la presencia de comportamientos, intereses y actividades estereotipadas. Dentro de los Trastornos Generalizados del Desarrollo encontramos el Trastorno de Rett, Trastorno de Asperger, Trastorno Autista, Trastorno Generalizado del desarrollo no Especificado y el Trastorno Desintegrativo Infantil; que es el cual vamos a desarrollar durante el siguiente trabajo.

En el presente trabajo como uno de los requisitos del curso de Trastornos del Lenguaje III, específicamente Trastornos Generalizados del Desarrollo nos referiremos al tema de una forma muy amplia cubriendo cada una de las partes involucradas en este Trastorno.

En un primer momento hablaremos de la definición como un trastorno de la infancia que se caracteriza por una marcada regresión en varias áreas de funcionamiento incluyendo el funcionamiento intelectual, social y lingüístico en niños de tres y cuatro años de edad.

También se estarán dando a conocer las principales características sociales (alteración de la interacción social, incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros, etc.), características comunicativas (alteraciones de la comunicación, retraso o ausencia del lenguaje hablado y demás), características conductuales que

(3)

tienden a ir desde la ansiedad hasta comportamientos, intereses y actividades estereotipadas. También se encuentran las características emocionales, las cuales lo más alterado de estos niños es la pérdida de interés por realizar actividades y relacionarse con las demás personas. Y por último no menos importante están las características físicas que se basan principalmente en alteraciones motoras.

Como tercer punto se denota los síntomas y trastornos asociados según las investigaciones realizadas a través de los años.

En la descripción clínica nos habla que este trastorno tiene su edad de aparición a los 3 o 4 años de edad y que puede disminuir las capacidades ya adquiridas de los niños en el término de días o semanas o puede ser insidioso por varios meses. Y estas capacidades en algunas ocasiones pueden recuperarse.

En la etiología veremos que aún la causa se desconoce pero se puede asociar a trastornos convulsivos o esclerosis tuberosa también estos dos mencionados anteriormente conocidos como factores que lo producen.

También y como tema muy importante descubriremos las manifestaciones descritas por el documente DSM IV sobre Trastorno Desintegrativo Infantil.

Y por último y como uno de nuestros principales objetivos como terapeutas del lenguaje nos daremos a la tarea de ofrecer el abordaje terapéutico adecuado para una persona con Trastorno Desintegrativo Infantil.

(4)

II DESARROLLO

II. 1 Definición

El Trastorno Desintegrativo Infantil se caracteriza por una marcada regresión en varias áreas de funcionamiento, después de al menos, dos años de desarrollo normal. Se conoce también como Síndrome de Heller y psicosis desintegrativa, describiéndose como un deterioro a lo largo de varios meses de funcionamiento intelectual, social y lingüístico en niños de 3 y 4 años con funciones previas normales, difiere del autismo debido a la edad en la que se da, el curso en el que se desarrolla y en sus consecuencias.

Este complejo desorden fue descrito inicialmente en 1908 por el educador Tomas Heller, inicialmente fue considerado un desorden médico.

II .2 Características presentes en el Trastorno Desintegrativo Infantil II.2.1 Características sociales

 Alteración cualitativa de la interacción social.  Alteraciones de comportamientos no verbales.

 Incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros.  Ausencia de reciprocidad social o emocional.

II .2.2 Características comunicativas

 Alteraciones cualitativas de la comunicación:  Retraso o ausencia de lenguaje hablado.

 Incapacidad para iniciar o mantener una conversación.  Utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje.  Ausencia de juego realista variado.

 Suele presentarse una regresión profunda o una pérdida completa del lenguaje, una regresión de las actividades lúdicas, de la capacidad social y del comportamiento adaptativo.

(5)

II .2.3 Características Conductuales

 Ansiedad  Ira  Rabietas

 Hiperactividad Motriz

 También se reportan conductas, intereses y actividades repetitivas y estereotipadas.

 Presentan rituales y rutinas

 Interés excesivo en determinados objetos o actividades.

II .2.4 Características Emocionales

 No aparenta interés por el entorno.

 Se pierden el interés y las destrezas para jugar, lo que incluye no sólo la participación asociada, sino el juego solitario, el que requiere de la utilización de la imaginación.

II .2.5 Características Físicas

 Estereotipias

 Inquietud psicomotriz.

 Con frecuencia se presenta una pérdida del control de esfínteres.  Declinan la capacidad de marcha.

 Pierden la capacidad de trepar.  Pierden capacidad de asir objetos.

 Mantener posturas corporales fijas durante períodos más o menos prolongados.

(6)

II. 3 SINTOMAS Y TRASTORNOS ASOCIADOS

El Trastorno Desintegrativo Infantil suele asociarse a retraso mental grave. Pueden observarse varios síntomas o signos neurológicos no específicos. Parece existir un incremento de la frecuencia de alteraciones del EEG y trastornos compulsivos.

Aunque parece probable que el trastorno sea el resultado de alguna lesión del sistema nervioso central en desarrollo, no se han identificado sus mecanismos concretos.

Ocasionalmente, el trastorno se observa asociado a otra enfermedad médica, que pudiera explicar la regresión evolutiva. Sin embargo, en la mayor parte de los casos ninguna investigación revela tal trastorno.

Si existiera una enfermedad neurológica o médica asociada al trastorno desintegrativo. Los datos de laboratorio reflejarán la enfermedad médica asociada.

II .4 Descripción Clínica

El trastorno desintegrativo de la infancia se establece sobre la base de síntomas que se ajustan a una edad característica de aparición, cuadro clínico y curso.

Tienen un inicio que varía entre 1 y 9 años, pero en la inmensa mayoría se produce a los 3 o 4. Puede ser insidioso a lo largo de varios meses o relativamente abrupto, y producir la disminución de las capacidades en días o semanas. El deterioro lleva a un síndrome que es sintomáticamente similar al trastorno autista, excepto que el retraso mental (típicamente, de rango a profundo) tiende a ser más frecuente y pronunciado. Con el tiempo, el deterioro se hace estable, y aunque algunas capacidades pueden recuperarse es en un grado muy limitado. Aproximadamente el 20% recupera la habilidad de hablar construyendo frases, pero sus habilidades de comunicación seguirán

(7)

deterioradas. La mayoría de los adultos son completamente dependientes y requieren cuidado institucional; algunos de ellos tienen una vida corta.

II. 5 Etiología

Se desconoce, pero se ha asociado a patologías neurológicas, como trastornos convulsivos y esclerosis tuberosa. No se ha identificado ningún marcador o causa neurobiológica específica. Se ha informado acerca de estresores psicosociales o médicos significativos en asociación con el inicio o empeoramiento del trastorno desintegrativo de la infancia, pero su significación etiológica continua poco clara.

Por definición, el trastorno desintegrativo infantil sólo puede diagnosticarse si los síntomas van precedidos de por lo menos 2 años de desarrollo normal y su inicio es anterior a los 10 años de edad. Cuando el período de desarrollo normal ha sido bastante prolongado (5 o más años), es particularmente importante llevar a cabo una exploración física y neurológica completa con el fin de verificar la presencia de una enfermedad médica. En la mayoría de los casos el inicio se produce entre los 3 y los 4 años de edad, pudiendo ser insidioso o súbito. Hay signos premonitorios que pueden incluir niveles de actividad incrementados, irritabilidad y ansiedad seguidos de pérdida del habla y de otras habilidades. Habitualmente, la pérdida de habilidades alcanza un cierto nivel tras el que puede producirse alguna mejoría limitada, aunque tal mejoría rara vez es importante. En otros casos, especialmente cuando el trastorno se asocia a una enfermedad neurológica progresiva, la pérdida de habilidades también es progresiva. Este trastorno experimenta un curso continuo, y en la mayoría de los casos su duración se extiende a lo largo de toda la vida. Las deficiencias sociales, comunicativas y comportamentales permanecen relativamente constantes a lo largo de la vida.

II. 6 Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial incluye al Trastorno Autista y al Trastorno de Rett. Difiere del trastorno autista en el momento de inicio, el curso clínico y la prevalencia. Al contrario que en el trastorno autista, existe un período temprano de desarrollo normal hasta la edad de 3 ó 4 años. Esto va seguido por un período de deterioro muy marcado de las capacidades obtenidas

(8)

anteriormente, que generalmente ocurre de manera rápida en el transcurso de 6 a 9 meses. En el Trastorno de Rett, el deterioro ocurre mucho más precozmente y se dan las típicas estereotipias de las manos, ambas cuestiones no coinciden en el trastorno desintegrativo de la infancia.

II. 7 Factores que provocan un Trastorno Desintegrativo Infantil

Se desconoce que factor lo produce, pero se ha asociado a patologías neurológicas, como trastornos convulsivos y esclerosis tuberosa.

No se ha identificado ningún marcador o causa neurobiológica específica. Se ha informado acerca de estresares psico-sociales en asociación con el inicio o empeoramiento del trastorno desintegrativo de la infancia.

II. 8 Manifestaciones Según el DSM IV

Se da un desarrollo aparentemente normal durante por lo menos los primeros dos años posteriores al nacimiento, manifestado por la presencia de comunicación verbal y no verbal, relaciones sociales, juego y comportamiento adaptativo apropiado a la edad del sujeto.

Pérdida clínicamente significativa de habilidades previamente adquiridas (antes de los 10 años de edad) en por lo menor dos de las siguientes áreas:

1. Lenguaje expresivo o receptivo.

2. Habilidades sociales o comportamiento adaptativo. 3. Control intestinal o vesical.

4. Juego.

5. Habilidades motoras.

Anormalidades en por lo menos dos de las siguientes áreas:

1. Alteración cualitativa de la interacción social: alteraciones de comportamientos no verbales, incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros, ausencia de reciprocidad social o emocional.

2. Alteraciones cualitativas de la comunicación: retraso o ausencia del lenguaje hablado, incapacidad para iniciar o sostener una conversación,

(9)

utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje, ausencia de juego realista variado.

3. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restrictivas, repetitivas y estereotipadas, en los que se incluyen estereotipias motoras y manierismos.

 El trastorno no se explica mejor por la presencia de otro trastorno generalizado del desarrollo o esquizofrenia

II. 9 Abordaje Terapéutico

El abordaje terapéutico del Trastorno Desintegrativo Infantil son esencialmente comparables al enfoque del trastorno autista:

 Se necesita un soporte mucho más activo.  Tratamiento conductual.

 Cuidados neurológicos y control médico.

 Es importante fortalecer el lenguaje expresivo mediante láminas, secuencias y su ordenamiento.

 Aprender que sus comportamientos pueden influir con el entorno de una forma aceptable (cómo, dónde y cuándo).

 Aprender a relacionarse de forma concreta y efectiva con los demás en situaciones y contextos.

 Necesitan aprender habilidades de comunicación funcionales.

 Necesitan aprender a mantener e iniciar intercambios conversacionales de acuerdo a sus capacidad comunicativas preservadas o buscando métodos alternos.

 Ambientes sencillos, poco complejos.

 Buscar técnicas para evitar las conductas auto agresivas si las presenta al igual que las rabietas.

 Estructurar el ambiente, organizando el aula estableciendo límites visuales claros que le permitan al estudiante que se espera de él en cada área.

(10)

 Cada vez que inicie una actividad estar seguro de que el paciente está prestando atención y de que comprende las instrucciones.

 Establecer metas a corto plazo que puedan ser alcanzadas por el estudiante.

 Alabar con frecuencia los logros adquiridos.

 Evaluar continuamente los progresos, dificultades que se presentan durante el proceso de integración y comunicárselo a los padres y equipo de integración para poder hacer un buen seguimiento y lograr las metas propuestas con éxito.

(11)

III CONCLUSIONES

1. El Trastorno Desintegrativo Infantil es un tema muy amplio e interesante que como parte de un trastorno del desarrollo abarca la mayoría de áreas del mismo.

2. Por ser un Trastorno Generalizado del Desarrollo se encuentran afectadas las principales áreas, las cuales son: dificultad en la interacción social, dificultad en la comunicación y presencia de comportamientos, intereses y actividades estereotipadas.

3. Aunque presenta signos y síntomas que podrían decir son iguales a los del Trastorno Autista difiere en que el Trastorno Desintegrativo Infantil presenta una regresión muy marcada en áreas del funcionamiento que ya había adquirido y que aparecen a partir de los tres o cuatro años de edad. Mientras que el Trastorno Autista se presenta desde inicio de la vida (antes de los 3 años) y muchas de las habilidades y/o capacidades de estos niños nunca se van a adquirir.

4. Como parte de los Trastornos del Desarrollo comparte la mayoría de características físicas, sociales, conductuales y del lenguaje con el Trastorno Autista.

5. En el Trastorno Desintegrativo Infantil existe al menos un periodo de dos años de desarrollo normal, que en un Trastorno Autista no hay.

(12)

6. Hay una gran diferencia con el Trastorno Autista, y es que en el Trastorno Desintegrativo Infantil la presencia de Retardo Mental tiende a ser más frecuente y profunda.

7. En general difiere del Trastorno Autista por el momento de inicio, el curso clínico y la prevalencia y con el Trastorno de Rett en que este último el deterioro ocurre más precozmente y solo afecta al sexo femenino.

8. El lenguaje de los niños con Trastorno Desintegrativo Infantil ya ha sido adquirido normalmente y posteriormente tiene una regresión profunda dando como resultado la pérdida completa del mismo.

9. Algunas personas podrían recuperar algunas de las habilidades perdidas pero en rangos muy limitados. Por ejemplo podrán recuperar en cierto modo la capacidad para hablar; pero la comunicación seguirá afectada.

10. Las deficiencias sociales, comunicativas y comportamentales permanecen relativamente constantes a lo largo de la vida.

11. Actualmente no se ha encontrado la causa a este trastorno, pero se podría decir que es resultado de alguna lesión a nivel de Sistema Nervioso Central en desarrollo y ocasionalmente podría explicarse su regresión evolutiva el estar asociado a enfermedad médica.

12. Su aparición podría darse a lo largo de meses o aparecer de forma abrupta.

13. El Trastorno Desintegrativo Infantil solo puede diagnosticarse si hay un desarrollo normal de por lo menos dos años y su inicio es anterior a los 10 años de edad.

(13)

14. El abordaje terapéutico se trabaja en forma muy similar a cuando trabajamos un Trastorno Autista.

15. Se debe abordan todas las áreas afectadas (sociales, conductuales, comunicativas) de una forma integral, multidisciplinaria, con ayuda del padre de familia. Pero sobre todo empezar trabajando el área que el niño tiene más afectada para que de esta manera pueda empezar a tener una mejor calidad de vida y como objetivo principal; lograr ser una persona lo más independiente posible.

(14)

BIBLIOGRAFÍA

1. http://web.udl.es/usuaris/e7806312/grup/aaluja-archi/psico/trastorno%20desintegrativo.pdf

2. Sandí Santamaría, 8 de abril del 2005, Cuadro comparativo de los

trastornos generalizados del desarrollo,

http://www.monografias.com/trabajos25/trastornosdesarrollo/trastorn os-desarrollo.shtml

3. Manuel Gómez, 21 de enero del 2011, Psiquiatría conocimientos,http://conocimientospsiquiatria.blogspot.com/2011/0 1/trastorno-de-rett-y-trastorno.html

4. Alexia Jape, Trastorno Desintegrativo Infantil,

http://es.scribd.com/doc/40348544/Trastorno-Desintegrativo-Infantil

5. Fernández Álvarez Emilio, 2007, Neurología Pediátrica, 3ºEdición, Editorial Panamericana.

(15)

Figure

Actualización...

Related subjects :