Factores Socioculturales que Influyen en el Embarazo en Adolescentes Atendidas en el Hospital apoyo de Sandia, 2017

Texto completo

(1)UNIVERSIDAD ANDINA NÉSTOR CÁCERES VELÁSQUEZ ESCUELA POSGRADO PROGRAMA DE SEGUNDA ESPECIALIDAD PROFESIONAL. TRABAJO ACADÉMICO FACTORES SOCIOCULTURALES QUE INFLUYEN EN EL EMBARAZO EN ADOLESCENTES ATENDIDAS EN EL HOSPITAL APOYO DE SANDIA, 2017. PRESENTADO POR JAVIER VILCA VILAVILA PARA OPTAR EL TITULO DE SEGUNDAD ESPECIALIDAD PROFESIONAL EN ALTO RIESGO Y EMERGENCIAS OBSTÉTRICAS. JULIACA- PERÚ 2019.

(2)

(3)

(4)

(5) A Dios por que ha estado conmigo en cada paso que. doy en mi vida, dándome. fuerzas. para. continuar estudiando. e investigando.. A mis padres, Fernando Teresa. Vilca Mamani,. Vilavavila Carcausto, quienes. siempre me apoyaron en el logro de este trabajo..

(6) A las autoridades. de. la Universidad. Andina Néstor Cáceres Velásquez de Juliaca y del Hospital Apoyo de Sandia por permitir la realización del presente estudio.. A. las. pacientes gestantes. adolecentes. atendidas. consultorios. externos. obstetricia. del Hospital. Sandia. su. por. presente estudio.. en. los. de ginecoApoyo de. colaboración en el.

(7) i. ÍNDICE ÍNDICE………………………………………………………………………………..i INSTRUCCIÓN…………………………………………………………………v, vii. CAPÍTULO I ASPECTOS GENERALES DEL TRABAJO ACADÉMICO 1.1. TITULO DE TRABAJO ACADÉMICO……………………………………..…1 1. 2. DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA…………………………………………..2 1.3. JUSTIFICACIÓN DEL TRABAJO ACADÉMICO……………………………5 1.4. OBJETIVOS 1.4.1. General………………………………………………...………………………7 1.4.2. Específicos...……………………………….…….………………..………….7. CAPÍTULO II FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA 2.1. MARCO TEÓRICO……………………………………………………………..8 2.1.1. Adolescencia……………………………………………………….….……...8 2.1.2. Embarazo en la adolescencia…..…………………………………….…….9 2.1.3. Inicio de relaciones sexuales………………………….…………….……...9 2.1.4. Salud sexual y reproductiva…………..…….……………………………..10.

(8) ii. 2.1.5. Factores económicos…………..……..……………………………………12 2.1.6. Factores familiares…….………………………...…………………………12 2.1.7. Factores educativos………………………………………...……………...13 2.1.8. Lugar de residencia…………….………………..…………………………14 2.1.9. Planificación familiar……………….……………………………………….14 2.2. ANTECEDENTES SOBRE EL CAMPO DE LA INVESTIGACIÓN……...16 2.2.1. Antecedentes nacionales……………….………………………………….16 2.2.2. Antecedentes internacionales…….…...…………………………………..31 2.3. MARCO CONCEPTUAL…………….………………………………………..35 2.3.1. Adolescencia...……...……….………………………………………………35 2.3.2. Nivel educativo…….………………………………………………………...35 2.3.3. Hábitos personales……………………….…………………………………36 2.3.4. Área de residencia………………….………….……………………………36 2.3.5. Tipos de familia…………………..………………………………………….36 2.3.6. Salud sexual y reproductiva...……………….……………………………..37 2.3.7. Métodos de planificación familiar………………………………….………37 2.3.8. Factor económico…………………………………………………….……..37 2.3.9. Medios de comunicación….……………………………….……………….37 2.3.10. Embarazo en adolescentes………………………………………………37.

(9) iii. CAPÍTULO III PLANIFICACIÓN, EJECUCIÓN Y RESULTADOS DE LA ACTIVIDAD 3.1. Planificación……..…………………………………………………………….40 3.1.1. Métodos y diseño de investigación……………………………………….40 3.1.2. Población y muestra………………………………………………………..40 3.1.3. Criterios de inclusión……………………………………………………….40 3.1.4. Criterios de exclusión………………………………………………………41 3.1.5. Ejecución…………………………………………………………………….41 3.1.6. Técnica………………………………………………………………………41 3.1.7. Instrumento………………………………………………………………….41 3.1.8. Resultados ………………………………………………………………….41 CONCLUSIONES RECOMENDACIONES ANEXOS.

(10) iv. INTRODUCCIÓN El embarazo en edades tempranas constituye un problema social y de salud pública, de gran envergadura para la familia como célula fundamental de la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud, 16 millones de muchachas de 15 a 19 años y aproximadamente 1 millón de niñas menores de 15 Años dan a luz cada año, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos. De igual modo, esta situación representa también un reto para las familias, dado que las madres y padres de los adolescentes tendrán que asumir otros roles para los que tal vez no estén suficientemente preparados. (2) “El embarazo adolescente o embarazo precoz es aquel que se produce en una mujer adolescente, entre la adolescencia inicial o pubertad (…) comienzo de la edad fértil y el final de la adolescencia. La Organización mundial de Salud establece la adolescencia entre los 10 y los 19 años. El término también se refiere a las mujeres embarazadas que no han alcanzado la mayoría de edad jurídica, que varía según los distintos países del mundo, así como a las adolescentes embarazadas que económicamente dependen de la familia de origen. De acuerdo a recientes reportes de la OMS: Hay más de mil millones de adolescentes, 85 % en los países en desarrollo, Más de la mitad han tenido relaciones sexuales antes de los 16 años, Existen 111 millones de casos nuevos de Infecciones de Transmisión Sexual curables en menores de 25 años, Más de la mitad de casos nuevos de infección por VIH (más de 7 000 por día) ocurre en jóvenes, La violación.

(11) v. e incesto ocurre en el 7 al 34 % de las niñas y en el 3 al 29 % de los niños, El 10 % de los partos acontece en adolescentes Se estima que cada año en el mundo dan a luz un millón de chicas de 10-14 años y 16 millones entre 15 y 19. La mayoría de estos embarazos se producen en países en desarrollo, pero también constituye un importante problema de salud en los países desarrollados. Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, EEUU seguido de Nueva Zelanda, presenta la tasa más elevada de fertilidad entre los 15 y 19 años de edad. En Europa, las tasas más elevadas de embarazo en estas edades se declaran en la Federación Rusa, mientras que en Europa occidental la más alta corresponde al Reino Unido” (16) “Los promedios mundiales ocultan importantes diferencias regionales. Los partos en adolescentes como porcentaje de todos los partos, oscilan entre alrededor del 2 % en China y el 18 % en América Latina y el Caribe (…) A nivel mundial, 7 países representan por sí solos la mitad de todos los partos en adolescentes: Bangladesh, Brasil, República Democrática del Congo, Etiopía, India, Nigeria y Estados Unidos de América. La tasa de fecundidad materna disminuyó en las últimas décadas a nivel mundial, no así entre las adolescentes, donde se incrementó el índice de embarazos. La ocurrencia de este fenómeno es atribuida a factores como la iniciación sexual precoz, la poca contribución de la familia y las escuelas en las acciones preventivas y la precariedad en la provisión de educación sexual y de servicios de salud especializados para adolescentes. En las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2014 se indica que la tasa media de natalidad entre las.

(12) vi. adolescentes de 15 a 19 años es de 49 por 1 000 muchachas. Las tasas nacionales oscilan de 1 a 299 nacimientos por 1 000 muchachas, siendo las más altas las del África Subsahariana. Cuba en el 2014 registró una tasa de fecundidad en menores de 20 años de 51.6 por cada mil mujeres de ese grupo etario, más del 15 % de la fecundidad total del país relacionado con el inicio a edades tempranas de las relaciones sexuales. Se incrementa la fecundidad en el grupo comprendido entre 10 y 14 años y se aprecia una ligera disminución entre las edades de 15 a 19” (16) “Actualmente, la población mundial estimada es de 7,200 millones de personas, de las cuales el 17.5% tiene entre 15 y 24 años (…) y el 10.0% de estos jóvenes presenta un embarazo, lo que equivale al 10% de todos los nacimientos del mundo. Esto quiere decir que aproximadamente 15 millones de mujeres de 15 a 19 años tienen un parto cada año, por lo que reciben la denominación de embarazo en la adolescencia… durante las últimas décadas, la educación sexual formal que se proporcionaba de manera individual estaba circunscrita al entorno familiar… que utilizaba el silencio o la represión como método para no dar información sobre el tema a sus hijos e hijas. Con el transcurso del tiempo y atendiendo las demandas de la sociedad, se inició la difusión de forma colectiva, que se ha extendido con rapidez a las instituciones educativas y a las comunidades bajo la responsabilidad de los sectores gubernamentales correspondientes. Las estadísticas de la década de 1950 en relación con la actividad sexual juvenil, los embarazos no deseados, las relaciones no matrimoniales y otros temas constituyeron la principal preocupación de la educación sexual y fueron la.

(13) vii. base fundamental para proporcionar información respecto a la sexualidad y el valor que ésta representa ante la sociedad. Hacia 1960 hubo una nueva tendencia en la educación sexual y fue considerada como la simiente para un desarrollo integral de la personalidad y para el mejor establecimiento de las relaciones interpersonales” (17) El presente trabajo está organizado en tres capítulos: En el Capítulo I se Hace referencia a los aspectos generales del Trabajo Académico, en el que se describe el problema del embarazo en adolescentes, la justificación del trabajo y los objetivos tanto el general como los objetivos específicos.. En el capítulo II, se aborda la fundamentación teórica y los factores que incluyen en el embarazo en adolescentes; se ha considerado también los antecedentes sobre el campo de la investigación nacional e internacional. En el capítulo III Tenemos la planificación en la que se describe el método y diseño de la investigación, la población y muestra con la que se trabajó las técnicas e instrumentos también se describe como se procesaron los datos estadísticos para mostrar los resultados en tablas y gráficos. Finalmente en el marco de la síntesis tenemos las conclusiones, recomendaciones, bibliografía y los anexos correspondientes..

(14) 1. CAPÍTULO I ASPECTOS GENERALES DEL TRABAJO ACADÉMICO 1.1. TITULO DE TRABAJO ACADÉMICO FACTORES SOCIOCULTURALES. QUE INFLUYEN EN EL. EMBARAZO DE ADOLESCENTES ATENDIDAS EN EL HOSPITAL APOYO DE SANDIA, 2017 1.1.1. Institución donde se ejecuta: Hospital Apoyo de Sandia – Puno 1.1.2. Duración Enero – Diciembre 2017 1.1.3. Responsable Javier Vilca Vilavila.

(15) 2. 1.2 DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA “El embarazo en edades tempranas constituye un problema social y de salud pública, de gran envergadura para la familia como… célula fundamental de la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud, 16 millones de muchachas de 15 a 19 años y aproximadamente 1 millón de niñas menores de 15 años dan a luz cada año, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos. De igual modo, esta situación representa también un reto para las familias, dado que las madres y padres de los adolescentes tendrán que asumir otros roles para los que tal vez no estén suficientemente preparados. El bajo nivel educacional y socioeconómico, la precocidad del inicio de la actividad sexual, la no utilización de métodos anticonceptivos, antecedentes maternos de embarazos en adolescentes y la falta de orientación sexual son algunos de los factores de riesgo para una gestación temprana. Cuba no queda exenta de esta problemática, a pesar de las estrategias del Sistema Nacional de Salud, de la alta cobertura de la atención médica, del desarrollo de diferentes programas dirigidos a los adolescentes y del nivel de instrucción medio de la población, aún se mantienen altas cifras de embarazos en la adolescencia, aunque su comportamiento es desigual en los diferentes territorios del país. Esta tendencia alerta en la necesitad de insistir todavía más en las políticas, programas sociales y campañas sobre el tema, y propiciar la comunicación en el hogar, la escuela, el consultorio, la comunidad y los medios de difusión masiva” (2) “La Organización Mundial de la Salud ha señalado el embarazo como una de las prioridades en la atención de las adolescentes ya que repercute tanto.

(16) 3. en la salud de la madre como en la del niño. La mortalidad materna del grupo de 15 a 19 años en los países en desarrollo se duplica al compararla con la tasa de mortalidad con el grupo de 20 a 34 años; en México, la mortalidad en madres menores de 24 años corresponde al 33% del total. Los problemas de salud de los hijos de madres adolescentes se relacionan con bajo peso al nacer, valoraciones bajas en el test de Apgar, traumatismo en el momento del nacimiento, problemas neurológicos y riesgo de muerte en el primer año de vida, El embarazo en la adolescencia está asociado con diversos problemas biológicos, psicológicos y sociales tanto para la madre como para su hijo. Existen indicadores de que, dentro del propio grupo de adolescentes, las menores de 15 años son las que corren mayor riesgo” (1). “El embarazo en adolescentes peruanas de 15 a 19 años con la pobreza, la desnutrición y la exclusión social (…) Se proponen alternativas para su atención en el marco de los programas sociales y de la lucha contra la pobreza. Para ello, se describen y analizan sus tendencias en los últimos 20 años, enfatizando sus múltiples y persistentes inequidades. Se registra que en ese periodo las prevalencias no se han modificado sustancialmente, a pesar de una leve baja en el área rural. Estas tendencias son analizadas a la luz de sus determinantes próximos, incluyendo los cambios en la exposición al riesgo de embarazo no planificado. Luego se describe el impacto que esta situación tiene sobre las adolescentes y sus hijos, así como su impacto laboral y económico. Finalmente, se hace una revisión de las experiencias de países que aplican programas sociales semejantes al peruano, destacando aquellas que podrían ser asimiladas por el Perú” (3).

(17) 4. Estas Evidencias nos llevan a hacernos la siguiente pregunta ¿Cuáles son los factores socioculturales. que influyen en el embarazo en. adolescentes en el Hospital Apoyo de Sandia 2017?.

(18) 5. 1.3 JUSTIFICACIÓN DEL TRABAJO ACADÉMICO. Prácticamente estable en las últimas décadas entre el 12 y 13%, el embarazo en adolescentes de 15 a 19 años oculta una persistente heterogeneidad, sobre todo si no es planificado, que como veremos son la mayoría. Al compararlas con los hombres, menos de 1% de ellos son padres a la misma edad En los estratos de mayor riqueza el embarazo en adolescentes representa la décima parte de la observada en las zonas más pobres., a diferencia de la tendencia al descenso registrada en las áreas rurales, pero persistentemente sobre el 25% en áreas de la selva (superior al 30% en el 2012 en Loreto). La evolución de estas y otras características sociodemográficas de interés en las últimas dos décadas puede ser apreciada El 12,5% de adolescentes entre 15 y 19 años de edad estuvo embarazada alguna vez en el país. De esa cifra, el 9,9% son madres y el 2,6% están gestando por primera vez. Ello, según cifras de la encuesta demográfica y de Salud Familiar (ENDES) 2011. Según la ENDES 2011, la mayoría de adolescentes que son madres o están embarazadas solo cuentan con educación primaria, el 33,9%, y el 22,4% son pobres. De igual manera especifican que adolescentes antes de cumplir los 15 años se embarazan en un 8,1%, 40,6% antes de los 18 años y 63% antes de los 20 años; y que no usaron métodos anticonceptivos son un 87,2% las cuales se embarazaron. La población de adolescentes asignadas al Hospital Apoyo de Sandia. para el año 2017 fue de 2020 y la tasa de.

(19) 6. embarazo en adolescentes fue de 2.69%, asimismo el embarazo en adolescentes es considerado como un problema social. (5). Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática ( INEI), cada día cuatro adolescentes menores de 15 años quedan embarazadas en Perú, y este promedio sube a diez cuando las menores llegan a esta edad. (4). El presente trabajo académico pretende identificar cuáles son los factores de riesgo que influyen en el embarazo en adolescentes, frente a los cuales se pueda intervenir para prevenir las complicaciones y mortalidad asociadas a este tipo de embarazo.. 1.4 OBJETIVOS 1.4.1. Objetivo general Determinar los principales factores socioculturales en el embarazo de Adolescentes atendidas en el Hospital Apoyo de Sandia, 2017 1.4.2. Objetivos específicos a) Determinar los factores sociales. que Influyen en el. Embarazo en Adolescentes. b) Describir los factores culturales Embarazo en adolescentes. que influyen en el.

(20) 7. CAPÍTULO II FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA. 2.1. MARCO TEÓRICO 2.1.1. Adolescencia. “La OMS define la adolescencia como el periodo de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta, entre los 10 y los 19 años. Se trata de una de las etapas de transición más importantes en la vida del ser humano, que se caracteriza por un ritmo acelerado de crecimiento y de cambios, superado únicamente por el que experimentan los lactantes. esta fase de crecimiento y desarrollo viene condicionada por diversos procesos biológicos. El comienzo de la pubertad marca el pasaje de la niñez a la adolescencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la adolescencia como la etapa que transcurre entre los 11 y 19 años, considerándose dos fases, la adolescencia temprana 11 a 14 años y la adolescencia tardía 15 a 19 años” (6)..

(21) 8. Adolescencia temprana: . Edad de 11 – 13 años.. Adolescencia media . Edad de 14 a 16 años.. Adolescencia tardía . Edad de 17 a 19 años.. 2.1.2 Embarazo en la adolescencia “La OMS establece la adolescencia entre los 10 y los 19 años. La mayoría de los embarazos en adolescentes son considerados como embarazos imprevistos o no deseados, provocados por la práctica de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos… el embarazo adolescente o embarazo precoz puede definirse como aquel que ocurre dentro de los primeros dos años de edad ginecológica (tiempo transcurrido desde la menarquía) y/o cuando la adolescente es aún dependiente de su núcleo familiar de origen o no han alcanzado la mayoría de edad jurídica (variable según los distintos países del mundo” (6). 2.1.3 Inicio temprano de relaciones sexuales “Hoy en día es ampliamente aceptado que niños(as) y adolescentes están inmersos en un mundo que les ofrece diariamente diversas motivaciones.

(22) 9. que estimulan el inicio prematuro de la actividad sexual, generalmente en un contexto de pareja inmadura e inestable, en ignorancia y en consecuencia sin responsabilidad. Así por ejemplo, entre estos factores motivadores, tenemos” (8).. “Fue significativo la mayor cantidad de adolescentes que comenzaron sus relaciones sexuales antes de los 12 años en el grupo etario entre 12 y 14 años, además el porcentaje que inició la vida sexual activa entre los 12 y 14 años, también es superior en este grupo… la frecuencia de inicio de relaciones sexuales antes de los 14 años es muy superior en el grupo etario entre 12 y 14 años… la vía fundamental de adquirir conocimientos los adolescentes acerca de sexualidad es a través de sus amigos, quedando el médico de la familia en el último lugar” (7).. 2.1.4 Salud sexual y reproductiva. “La Salud sexual es un proceso permanente de consecución de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad. Salud reproductiva en la atención primaria de salud, aseguran a las mujeres, hombres, parejas y familias cubanas, orientación sobre riesgos, en las etapas pre-concepcional, prenatal y postnatal y alcanzar si lo requieren, atención de los niveles secundarios y terciarios de los servicios de salud… la salud sexual y reproductiva es fundamental para las personas, las parejas y las familias, así como para el desarrollo social y económico de las comunidades y naciones… la Salud reproductiva implica que las personas puedan disfrutar de una vida sexual satisfactoria, segura y responsable, así.

(23) 10. como la capacidad de la pareja para reproducirse y la libertad de decidir cuándo y con qué frecuencia; en esta condición está incluido el derecho del hombre y la mujer a recibir información y acceso a los métodos de regulación de la fertilidad de su elección que permitan a la mujer tener un embarazo y un parto seguros y a la pareja la oportunidad de tener hijos sanos” (9).. “Esto conlleva el derecho de hombres y mujeres a la información y al acceso a métodos anticonceptivos seguros, efectivos y asequibles. El derecho a servicios de salud de calidad, para la atención del embarazo, el parto puerperio y el recién nacido, el derecho a servicios de promoción y educación para la prevención y atención de infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH/sida y la prevención del cáncer del sistema reproductivo, de discapacidades generales en el climaterio y de la violencia sexual” (8).. “Los cinco aspectos fundamentales de la salud reproductiva y sexual son: mejorar la atención prenatal, perinatal, posparto y neonatal; ofrecer servicios de planificación familiar de alta calidad, incluidos servicios de atención a personas con problemas de infertilidad; eliminar los abortos peligrosos; combatir las enfermedades de transmisión sexual, en particular el VIH, las infecciones del aparato reproductor, el cáncer cervico uterino y otras afecciones ginecológicas; y promover la salud sexual… su propósito es alcanzar para todos los grados más altos posibles de salud reproductiva y sexual… las complicaciones asociadas al aborto son más frecuentes cuando.

(24) 11. estas se realizan en condiciones de riesgo, la cobertura del Sistema Nacional de Salud Cubano, garantiza en todos los territorios del país, servicios de aborto de alta calidad y atendidos por especialistas expertos y personal de enfermería de alta calificación en esta temática tan controversial en el mundo y asegura una adecuada atención de la mujer cuando la pareja elige esta opción” (9).. “La Organización Mundial de la Salud (OMS) define Salud Reproductiva como una condición de bienestar físico, mental y social en los aspectos relativos al sistema reproductivo en todas las etapas de la vida. La salud reproductiva implica que las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos, cuándo y con qué frecuencia. En esta última condición está implícito el derecho de hombres y mujeres de estar informados y tener acceso a métodos de regulación de la fertilidad de su preferencia que sean seguros, eficaces, asequibles y aceptables, y el derecho a acceder a servicios de salud adecuados que permitan a la mujer llevar a término su embarazo” (6).. 2.1.5 Factor económico “Se han hecho varios estudios analizando los impactos socioeconómicos, médicos y psicológicos del embarazo y la paternidad en los adolescentes… entre tanto, las razones que explican la consideración del embarazo adolescente como un problema social serian la persistencia de las.

(25) 12. condiciones de pobreza de la población y la falta de oportunidades para” (10).. 2.1.6 Factores familiares Familias disfuncionales: En donde solo está presente uno de los padres o a pesar de estar ambos no existe una adecuada comunicación o no hay una armonía en el grupo familiar. Estas situaciones generan carencias afectivas que la joven no sabe resolver, impulsándola a relaciones sexuales tendientes a mucho más sometimiento para la recepción de afecto, que un genuino vínculo de amor. (6). Según su integración: Integrada: Familia en la cual ambos padres viven y cumplen sus funciones.. Semi-integrada: Familia en la cual los padres viven y cumplen más o menos sus funciones.. Desintegrada: Familia en la que uno de los padres ha dejado el hogar por muerte, divorcio o separación. No se cumplen las funciones.. 2.1.7 Factores educativos. Los países de América Latina y El Caribe albergan a 193 millones de niños, niñas y adolescentes, los que representan un 38% de toda la población de la región. De los 13 millones de nacimientos anuales que registra el continente dos millones corresponden a partos de madres adolescentes. En la mayoría.

(26) 13. de los países de la región, del 1 S al 25% de los recién nacidos son hijos de madres adolescentes" (UNICEF, 1999:7) (11). “Artículo está basado en una investigación de tipo cuantitativo, con el uso de la observación no participativa. La técnica de recolección de datos consistió en la aplicación de cuestionario. Se estudió a 30 adolescentes que en ese momento asistían a la consulta prenatal y se escogieron en forma aleatoria. El interés consistió en "Definir la relación existente entre el embarazo en la adolescencia y la escolaridad': El grupo estuvo conformado por participantes comprendidas entre los 15 y los 22 años de edad. El estudio evidenció que las adolescentes se embarazaron luego de desertar de la educación formal. Además, estaban expuestas al factor de riesgo existente en el entorno familiar y social, situación que les permitía un comportamiento cultural propio del lugar, porque el embarazo en la adolescencia se manifiesta en forma generacional. También se comprobó que iniciaban su actividad sexual más o menos 3 años después de su menarca” (11).. 2.1.8 Lugar de procedencia “La incidencia de embarazos es mayor en adolescentes de escasos recursos económicos, residentes en las regiones más pobres, emigrantes de zonas rurales y en poblaciones menos educadas. Las adolescentes embarazadas son privadas del desarrollo por disminuir sus capacidades para la educación… los sistemas educacionales de buena parte de los países de.

(27) 14. Latinoamérica comparten en mayor o menor medida los siguientes rasgos: insuficiente cobertura de la educación preescolar, elevada” (6). “A pesar de la intensa campaña por parte de las instituciones públicas y privadas en el trabajo de prevención del embarazo adolescente, éste no ha disminuido, y son los adolescentes el único grupo etáreo en el cual las cifras aumentan, según Estadísticas oficiales, en el Perú el 11 por ciento de las adolescentes son madres y el 2.5 por ciento están embarazadas, estas cifras aumentan significativamente en el caso de adolescentes de menores recursos y de áreas rurales. El INEI señala que en 1998 más de un millón trescientos mil mujeres, entre quince y diecinueve años, estaban expuestas al embarazo por haber tenido actividad sexual sin protección, por estas razones el embarazo adolescente es considerado como un problema de salud pública porque, además, las adolescentes que se encuentran en extrema pobreza, tienen mayor riesgo de complicaciones obstétricas y muerte” (12).. 2.1.9 Planificación familiar En general la comunicación sobre. educación sexual y la planificación. familiar es deficiente y las adolescentes que tienen relaciones sexuales sin conocimiento adecuado sobre métodos de planificación familiar se exponen a consecuencias no deseadas. Objetivo: Caracterizar el uso de métodos de planificación familiar en adolescentes sexualmente activas que consultaron en el Servicio de Ginecobstetricia del Hospital Apoyo de Sandia (13).

(28) 15. “La planificación familiar permite a las personas tener el número de hijos que desean y determinar el intervalo entre embarazos. Se logra mediante la aplicación de métodos anticonceptivos y el tratamiento de la esterilidad (en esta nota se aborda solo la anticoncepción)” (6).. 2.2 ANTECEDENTES SOBRE EL CAMPO DE LA INVESTIGACIÓN 2.2. 1 Antecedentes nacionales. Mengole-Amaya socioculturales,. Teresa. A.. y. conocimiento. y. Lannacone actitudes. de. José. las. “Factores primigestas. adolescentes y no adolescentes frente al embarazo en el Hospital José Agurto Tello CHosica, Lima, Perú, 2009”. “El embarazo adolescente es considerado como un problema de Salud Pública por su elevada prevalencia y por las repercusiones sociales, biológicas y psíquicas que afectan la salud integral tanto de los padres adolescentes, como la de sus hijos, familiares y la sociedad. Se realizó un estudio descriptivo prospectivo de corte transversal-comparativo a 13 gestantes primigestas adolescentes y 60 gestantes primigestas no adolescentes pertenecientes al Hospital José Agurto Tello de Chosica Lima, Perú con el fin de determinar si una serie de factores socioculturales influyen en el conocimiento y actitud frente al embarazo. Se aplicó un cuestionario validado y auto administrado con el que se investigó las variables que apuntan al objetivo. Se comprobó que dentro de los factores socioculturales en el grupo de gestantes adolescentes, predominaron.

(29) 16. aquellas que se encontraban entre los 14 y 16 años, estado civil soltera, grado de instrucción secundaria incompleta, dedicándose a las labores de casa, viven con su mamá y hermanos, con una media de inicio de relaciones sexuales de 14 años. Respecto a las gestantes no adolescentes predominó las edades entre 20 y 23 años, el 17… estado civil fue en la mayoría soltera y conviviente, dedicándose a las labores de la casa, con secundaria completa y la media de inicio de relaciones sexuales fue de 18 años. En cuanto al conocimiento sobre el embarazo las adolescentes tienen un conocimiento deficiente, mientras que las gestantes no adolescentes presentan un conocimiento regularmente logrado. Las adolescentes primigestas presentaron una actitud negativa frente al embarazo” (20).. R. Núñez, B. Hernández, C. García, D. González, Dylis Walker en su investigación “Embarazo no deseado en adolescentes, y utilización de Métodos Anticonceptivos Posparto” “realizaron un estudio transversal con una muestra de 220 adolescentes entre 13 y 19 años de edad de los cuales, 22.73% manifestaron que no desearon el embarazo. Las características sociodemográficas y antecedentes reproductivos: El 91.8%, al momento de la aplicación de la entrevista manifestaron estar unidas o casadas. Un 51.4% terminó la primaria y no continuó con los estudios de secundaria, 48.6% estaba cursando niveles superiores, 29.6% quedó en la categoría de estrato socioeconómico. bajo,. 69.1%. estaba. en. la. categoría. de. estrato. socioeconómico medio y 47.3% habitaba en zona rural. De las variables de historia reproductiva encontramos que 68.2% manifestó que este era su.

(30) 17. primer embarazo, mientras que 31.8% cursaba su segundo embarazo o más. Sobre el conocimiento y uso de métodos anticonceptivos 90.91% enunció conocer los hormonales, inyectables u orales como métodos de anticoncepción. Un 81.36% mencionó el dispositivo intrauterino (DIU). Un 64.09% enunció el condón. Más de una quinta parte de los niños que nacen de madres adolescentes son producto de embarazos no deseados. La cobertura de métodos de anticoncepción posparto, aun entre adolescentes que se atendieron en centros médicos, no rebasa 45%. Estos hallazgos apoyan las recomendaciones hechas con anterioridad en el sentido de que es ―fundamental reducir el número de embarazos no planeados, no deseados, que terminan en abortos peligrosos o en niños que no son plenamente aceptados, a través de ofrecer alternativas accesibles para las mujeres de distintos contextos sociales‖. Las estrategias educativas en las que se promueve la deliberada planeación de una fecundidad postergada son intervenciones que prometen mayor efectividad que las desplegadas por los programas que promueven la abstinencia sexual o la postergación de su inicio. Coincidimos con otros autores en la necesidad de investigar más sobre los 18 determinantes y las repercusiones del embarazo adolescente, y de evaluar la factibilidad de introducir en el programa escolar desde los últimos grados de la primaria, métodos de educación sexual que preparen al adolescente para la toma de conciencia de su capacidad para ejercer su sexualidad y planear deliberadamente la postergación de su fecundidad” (14)..

(31) 18. Villarroel Rosende, Gladys (2006) en su investigación titulada “Embarazo Adolescente y Pobreza Rural” “realizando un estudio de tipo cualitativo recogiendo el testimonio subjetivo de cada una de las mujeres rurales pobres que conformaron la muestra (60) se llega a la siguientes conclusiones. Esta información, fue obtenida mediante entrevistas en profundidad sucesivas, lo que se materializó en una historia de vida de cada una de ellas. En el presente estudio biográfico en donde 14 (23,3%) de las 60 mujeres estudiadas se embarazaron cuando eran muy jóvenes (entre 15 y 17 años de edad). El embarazo se convirtió, para algunas de estas mujeres, en un escape de la vida que habían tenido hasta entonces, una salida que a veces no era más que una trampa, pues la vida anterior volvía a repetirse pero esta vez sumada a una serie de nuevas dificultades, como por ejemplo: el cambio biosicológico abrupto, el rechazo social, el abandono sin retorno de la escuela, etc. El embarazo adolescente es un fenómeno social y público que ha existido y se ha venido haciendo cada vez más patente en la sociedad chilena actual, tanto en las zonas urbanas como rurales. Sin lugar a dudas los sectores que se ven más afectados por los embarazos precoces, son aquéllos de grupos socioeconómicos más bajos, donde el acceso a educación sexual por parte de sus familias y sus establecimientos educacionales es muy bajo o casi nulo. En efecto, el presente estudio revela que el embarazo precoz ocurrió en el 23% de los 60 casos estudiados, porcentaje que es similar al de la octava región, el que asciende a 25%, y que es muy superior al del resto del país (16,16%), según cifras entregadas por el INEI en el censo del 2000. 19 Este estudio cualitativo, al igual como.

(32) 19. ocurre con otros de naturaleza cuantitativa, también revela que existe una relación entre el embarazo temprano y la pobreza, sin embargo, la relación que se establece entre estos fenómenos es compleja, sobre todo cuando se observan sus relaciones intergeneracional mente. En efecto, para Alatorre y Atkin (1998), las relaciones entre pobreza y embarazo adolescente se hacen más complejas cuando se observan intergeneracional mente debido a que: primero, el embarazo adolescente puede ser visto como una consecuencia de la pobreza y puede acentuarla; en segundo lugar, es un hecho que la pobreza en una generación probabiliza la pobreza para la segunda generación; en tercer lugar, también el embarazo adolescente en la primera generación hace más probable que se repita en la segunda generación; por último, además de la carga de los antecedentes socioeconómicos, al repetirse el embarazo adolescente en la segunda generación, se profundiza la pobreza y se suman obstáculos para la movilidad social de la generación siguiente, sin embargo, este estudio estaría indicando que las madres se esfuerzan por ayudar a sus hijos padres adolescentes, a enfrentar la situación de una forma más positiva de cómo lo hicieron sus padres cuando ellas pasaron por esta misma situación, con la esperanza que éstos tengan alguna posibilidad de movilidad social futura. Independientemente de las estrategias que usen estas madres para ayudar a sus hijos, es indudable que el embarazo adolescente se ha constituido en una de las causas actuales de reproducción de la pobreza tanto de las madres como de sus hijos y, por lo tanto, es importante que se desarrollen políticas públicas para abordar el problema. Estas políticas deben centrarse principalmente en la.

(33) 20. educación y formación de los jóvenes sin olvidar que en estas iniciativas juegan un papel relevante los padres y apoderados, a quienes cabe la responsabilidad más importante en este tema. Otros datos sobre la conducta sexual indican que la relación sexual precoz es más común en las comunidades campesinas, en algunas zonas suburbanas y en las clases sociales bajas de las grandes ciudades; que el aumento de la población juvenil sexualmente activa no se ha acompañado de un incremento proporcional 20 de contracepción; que las mujeres retardan el matrimonio para estudiar y/o buscar empleo, todo lo cual hace que esta orientación al cumplimiento de metas sea un factor que favorece un inicio más tardío de la actividad sexual” (15).. Jara, Lily (2008) en su investigación titulada “observatorio de igualdad de género de américa latina” “Según encuestas demográficas y de salud realizadas en los últimos años en algunos países de América Latina y El Caribe, el porcentaje de mujeres de 15 a 19 años que ya eran madres o estaban embarazadas por primera vez al momento de ser encuestadas fluctuó entre 12,2 % y 24,6% en Perú. El embarazo adolescente contribuye a mayores niveles de mortalidad y morbilidad materna ya que está asociado a posibilidades de complicaciones durante el embarazo y el parto, lo que se agrava porque las adolescentes no suelen buscar ni recibir la atención prenatal necesaria. El riesgo de complicaciones obstétricas también es más alto en las adolescentes, entre quienes la probabilidad de morir durante el embarazo y el parto superan entre cinco y siete veces a la de las mujeres.

(34) 21. entre 20 y 24 años. Entre las adolescentes sin educación, el porcentaje que son madres o están embarazadas es mayor al de aquellas con algún nivel de educación. Asimismo, la tasa de embarazo en las adolescentes que viven en áreas rurales es más alta que en las que viven en zonas urbanas. Es necesario recordar, además, que algunos grupos tradicionales exigen una reproducción temprana. La situación de desventaja de las adolescentes sin educación es un factor que puede llevar a un embarazo, con consecuencias para ellas y sus hijos. Este hecho, a su vez, las hace más vulnerables a tener que enfrentar dificultades para acceder a recursos que faciliten avanzar hacia su empoderamiento como educación y oportunidades de buen empleo. Como se ha mencionado anteriormente, las adolescentes sin educación son las que presentan una tasa mayor de embarazo, que alcanza a más del doble del porcentaje correspondiente 21 al total de adolescentes que son madres o están embarazadas. Entre los factores asociados a la reducción del embarazo adolescente está el acceso a recursos de salud reproductiva, como información y disponibilidad de métodos y servicios de planificación familiar de alta calidad. En países con información disponible, el grupo con mayor necesidad insatisfecha de planificación familiar es el de las adolescentes. Un análisis de los embarazos en niñas menores de 15 años merece especial atención. Este grupo de la población no puede quedar fuera de los estudios que se refieren al embarazo y las relaciones sexuales forzadas. Mientras menor es la edad de las niñas que han tenido relaciones sexuales, mayor es la probabilidad de que se hayan enfrentado a una relación sexual obligada. El porcentaje de adolescentes de 15 a 19 años que.

(35) 22. son madres o están embarazadas es un indicador que facilita el análisis de las causas y efectos relacionados con la salud y otras áreas. Además, visualiza las inequidades entre diferentes grupos de adolescentes y la respuesta a sus necesidades en materia de recursos de salud sexual y reproductiva, principalmente de sectores como educación y salud. El ejercicio de los derechos y la salud sexual y reproductiva abre posibilidades para salir de la pobreza y lograr la igualdad de género. El Comité Subregional Andino para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (2008) elaboro el “Plan Andino de Prevención del Embarazo en la Adolescencia” Realizando diversos estudios en los países de la Subregión, así como la información estadística disponible muestran que el fenómeno del embarazo y la maternidad adolescente afecta en mayor medida a las adolescentes pobres y a aquellas con menor educación. El embarazo y la maternidad adolescente se presentan en una dimensión importante en la Subregión Andina, puesto que en gran medida se trata de embarazos no deseados, que colocan a las y los adolescentes y su descendencia en una situación precaria frente a la vida. La Salud Sexual y Reproductiva (SSR) 22 es un tema central en la vida de las y los adolescentes. El UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) destaca que la manera en la cual la SSR es vivenciada y socializada por las y los adolescentes puede resultar trascendental para el resto de sus vidas. Es así como la SSR adolescente se convierte en un área de atención prioritaria para la comunidad internacional, las organizaciones civiles y los Estados. Sin embargo, a la fecha las y los adolescentes no han recibido suficiente atención, por lo que el ejercicio de.

(36) 23. sus Derechos Sexuales y Reproductivos (DSR) queda bastante limitado. Asimismo, el UNFPA (2007) destaca que el inicio temprano a las relaciones sexuales y de la unión, así como la maternidad temprana son más comunes entre los estratos poblacionales menos favorecidos, como lo son las poblaciones que viven en la pobreza y aquellas con bajos niveles educativos. Asimismo, la iniciación sexual y la unión temprana, asociadas a la maternidad, son en general más tempranas en las áreas rurales, donde la iniciación sexual ocurre entre los 15 y 18 años, mientras en áreas urbanas ocurre uno o dos años más tarde. En este contexto, el Organismo Regional Andino de Salud - Convenio Hipólito Unanue (ORAS-CONHU), mediante la Resolución de la Reunión Ordinaria de Ministros de Salud del Área Andina REMSAA XXVIII/000 resolvió: ―Reconocer las consecuencias del embarazo no planificado en adolescentes como un problema de Salud Pública dentro de la Subregión y declarar prioritarios los planes para su prevención y atención integral.‖ Asimismo, determina ―Instruir a dicho Comité que, en trabajo conjunto con el UNFPA y la OPS/OMS, elabore un Plan Andino que aborde los temas que determinan el embarazo en adolescentes, a ser presentado y sometido a aprobación de los Ministros en próxima REMSAA.‖ El presente diagnóstico parcial y preliminar se inscribe en el contexto de dicho Plan Andino. La información disponible sobre la iniciación sexual de las personas de la Subregión Andina ilustra el hecho que las mujeres andinas inician su vida sexual alrededor de los 16 a los 18 años de edad, mientras que los varones lo hacen, en promedio, hacia los 17 años. Asimismo, esta información muestra que no existen grandes diferencias.

(37) 24. entre países. 23 La evidencia sobre el uso de anticoncepción en la primera relación sexual es mixta: mientras que en Ecuador únicamente 13.5 por ciento de las adolescentes usaron algún método durante su primera relación sexual, en Chile lo hizo el 54.8 por ciento y en Venezuela un 50 por ciento. Según el UNFPA (2007), la razón predominante del no uso entre mujeres que tuvieron relaciones premaritales fue que no esperaban tener relaciones, las ya mencionadas características emocionales y de comportamiento inherentes a la adolescencia o el desconocimiento de métodos, mientras que entre mujeres que tuvieron relaciones maritales fue el desconocimiento de métodos. En los países andinos, al igual que en la mayoría de la región, las tasas de fecundidad observadas son más altas que las deseadas (casi un hijo). Esto se traduce en que hay un número importante de nacimientos que las madres hubieran preferido prevenir. En el caso de las adolescentes, al analizar la información procedente de las encuestas DHS de Bolivia, Colombia y Perú se observa que justamente el grupo de 15 a 19 años tiene el más alto porcentaje de hijos deseados, también tiene el más alto nivel de hijos que hubieran deseado tener más adelante, lo que hace suponer que son el grupo en el que hay una mayor frecuencia de hijos no planeados. Los importantes niveles de embarazos en adolescentes son un reflejo, entre otros aspectos, de la falta de información, educación y acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. En general, hay una alta aceptación del uso de métodos entre adolescentes varones y mujeres en la región andina (aproximadamente 90 por ciento); sin embargo, son ellos y ellas quienes están menos expuestos a mensajes de planificación familiar. En el ámbito.

(38) 25. educativo, aunque los países andinos cuentan con políticas públicas que protegen el derecho de los y las adolescentes a recibir información y educación en sexualidad y salud sexual y reproductiva, prevalecen importantes brechas en lo relativo a su implementación en las escuelas y a través de vías no formales. Los datos disponibles corroboran la existencia de una demanda educativa insatisfecha al respecto. En efecto, los y las adolescentes carecen por lo 24 general de los conocimientos, actitudes y habilidades indispensables para tomar decisiones responsables respecto al inicio de su vida sexual, prevenir el embarazo, negociar las relaciones sexuales y el uso de métodos anticonceptivos, entre otros. De hecho, según la ENDEMAIN 2004, en dicho país, del total de embarazos adolescentes 37 por ciento de las mujeres dijeron que no pensaban que el embarazo iba a ocurrir, exponiendo como razones principales de esta suposición el que era la primera vez, que no tenían relaciones frecuentemente y que no conocían bien su periodo fértil. Rodríguez y Hopenhayn (2007), en la relación entre fecundidad no deseada y privación en el ejercicio de derechos destaca de manera particular la inequidad de género, pues son las mujeres quienes viven y padecen con mayor fuerza las consecuencias del embarazo no deseado. Sea porque los hombres (adolescentes o no) tienden a eludir su responsabilidad. Sea porque la responsabilidad de la prevención se imputa unilateral e injustamente a la mujer, cuando los hombres deberían ser igualmente activos en protegerse contra embarazos no deseados. Sea porque las adolescentes sexualmente activas que se cuidan suelen ser objeto de estigmas y descalificaciones por parte de sus contrapartes.

(39) 26. masculinas y de otras mujeres. Actualmente existen importantes retos en la región en materia de embarazo adolescente, sobretodo en el área de prevención en donde la promoción de los derechos sexuales y reproductivos, la educación sexual formal y no formal y el fortalecimiento de redes sociales e interinstitucionales que lleven a cabo acciones a favor de la prevención del embarazo adolescente, resultan fundamentales para posibilitar que los y las adolescentes aplacen el embarazo, lo cual es un imperativo tanto en materia de salud como de derechos humanos” (16).. Beltrán Molina, Luz (2006) en su investigación titulada “embarazo en adolescentes” realizada en Caracas. “En América Latina y en Venezuela, la edad modal de la primera relación sexual ocurre alrededor de los 15 años, para los varones y un poco más tarde para las adolescentes. El inicio de la actividad sexual sin una adecuada educación propicia comportamientos de riesgo que pueden acarrear embarazos no deseados. El embarazo en la adolescencia no sólo representa un problema de salud, también tiene una repercusión en el área social y económica, dado que implica menores oportunidades educativas o el abandono total de los estudios por parte de la madre adolescente, lo que incide en el incremento de la exclusión y de las desigualdades de género, coadyuvando en el fortalecimiento del círculo de la pobreza. El UNFPA señala aspectos de la maternidad temprana: Riesgo de muerte y enfermedad, sobre todo para las niñas de 10 a 14 años de edad. Oportunidades. perdidas:. Las. madres. adolescentes. tienen. más. probabilidades de abandonar los estudios secundarios, lo que menoscaba.

(40) 27. sus posibilidades de participar plenamente en la sociedad, tener ingresos. Estos aspectos convierten a la pobreza en un factor de transmisión de una generación a otra, sumando obstáculos para la movilidad social de esa generación y de la siguiente, profundizando la pobreza. El inicio temprano de la maternidad aumenta la probabilidad de tener más hijos que las mujeres que comienzan a procrear más tarde. Son diversas las variables que influyen en la aparición de la maternidad y paternidad en la adolescencia, resultando difícil desvincular una de otra. Existen Factores Internos que dan inicio de la actividad sexual sin contar con información y recursos preventivos a su alcance; resistencia al uso de los métodos anticonceptivos; sentimiento de omnipotencia característico de la adolescencia: ―a mí no me pasa lo que le pasó a mi amiga‖; carencia de interés en la escuela, familia o actividades comunitarias; escape de grupos familiares disfuncionales (con problemas); influencia del alcohol y otras drogas, que limitan el control de los impulsos; inexistencia de un proyecto de vida; percepción de pocas o ninguna oportunidad para el éxito y falta de expectativas diferentes a la maternidad; cumplimiento de asignaciones de género construidas en su contexto, ―como la 26 necesidad de tener hijos para probar la feminidad o de probar la virilidad a través de la iniciación sexual y la procreación ‖. Factores externos (contexto, cultura): Escasos o inadecuados programas de educación sexual; insuficientes servicios de orientación y atención en salud del adolescente; mitos y estigmas acerca del uso de anticonceptivos; poca o ausente oferta de métodos anticonceptivos; asignaciones de género fundamentadas en un rol femenino de dependencia y servicio a los hombres.

(41) 28. (incluso en el plano sexual) y centrado en la reproducción y en las funciones domésticas; estimulación del contexto para tener relaciones sexuales, especialmente por parte de los medios de comunicación, de los pares o compañeros y de los modelos culturales predominantes; presiones, acoso sexual o amenazas de abandono por parte del hombre; violación sexual. El enfrentamiento del problema requiere respuestas concatenadas que incluyan educación de la sexualidad en la familia, la escuela y la comunidad. Fuera del sector formal de educación, los medios de comunicación representan un valioso espacio para la transmisión de mensajes educativos y formativos. En todos los contextos, la recodificación de los patrones de género será una estrategia clave para el logro de la igualdad en responsabilidades y derechos por parte de los hombres y las mujeres. En Venezuela, el Ministerio de Salud asume el embarazo en adolescentes como el segundo gran problema de salud sexual y reproductiva a nivel nacional, siendo el primero la alta cifra de mortalidad materna por causas prevenibles. Las cifras disponibles para perfilar la situación de la maternidad temprana provienen de la ―encuesta nacional de población y familia enpofam‖ de la cual se extraen los datos más ilustrativos: El 50% de las adolescentes venezolanas se inicia sexualmente antes de los 19 años y el 10% antes de los 15. En zonas menos urbanizadas y rurales la edad disminuye, el 30% se inicia antes de los 15 años y el 70% antes de los 19. Las adolescentes no suelen usar métodos anticonceptivos en sus primeras relaciones sexuales. A pesar de que 9 de cada 10 adolescentes conoce los métodos anticonceptivos, sólo 1 de cada 10 los usa y 27 solamente 1 de cada 5 adolescentes conoce su período fértil, lo que.

(42) 29. torna en ―muy riesgosoǁ el tan usado método del coito interrumpido. Frente a la situación descrita, el Ministerio de Salud cuenta con el Programa Nacional de Atención Integral al Niño y al Adolescente (PANNA), y con lineamientos estratégicos para su atención. Recientemente se reactivó la Comisión Nacional para la Prevención del Embarazo Precoz (creada en 1993) esperándose que inicie actividades prontamente” (17).. Dra. Gallimberti, Diana - Presidenta del Celsam en su artículo ¿por qué los adolescentes no usan preservativos? Señala que para los adolescentes argentinos hay dos clases de chicas, las "rápidas" y las "serias". Las que piden a su pareja que use preservativo, bueno esas parecen ser las "rápidas" o "fáciles", a las que no se quiere para novia. "Es él el que decide si se usa o no preservativo. Ella tiene que saber poco y pedirle que se cuide, pero no puede exigírselo ni debe demostrar que sabe cómo cuidarse. En esto coinciden el imaginario del deber ser de las chicas y de los chicos, dijo a LA NACION la doctora Alicia Figueroa, ginecóloga (CELSAM). Se realizó una investigación cualitativa en 50 chicos y adolescentes de entre 12 y 19 años de la ciudad de Buenos Aires lo llamativo de esta investigación es que para los adolescentes de ambos sexos el hecho de que una chica utilice métodos anticonceptivos o de prevención habla mal de ella. El mayor determinante que impide un cuidado anticonceptivo adecuado es, en las chicas, el temor a ser percibidas como una chica «fácil» o «rápida», mientras que para los varones los preservativos deben comprarse en poca cantidad para no parecer un sexópata. Los chicos reconocen que no van a dejar de.

(43) 30. tener sexo por no tener un preservativo a mano es más: tener sexo sin preservativo es considerado una prueba de virilidad. Los prejuicios de antaño que asociaban al conocimiento en materia de anticoncepción con una vida sexual más activa y precoz - los estudios demuestran 28 que los adolescentes que tienen más información empiezan su vida sexual más tarde, aclara Figueroa- parecen seguir más vigentes que nunca entre los adolescentes. Pero hoy coexisten la exposición al riesgo ―embarazo adolescente no deseado y contagio de enfermedades de transmisión sexual‖ y el no cuidado (no uso de métodos anticonceptivos). El resultado es que hay más daño duplicándose el número de internaciones de menores por complicaciones de abortos. Los adolescentes que participaron del estudio del CELSAM concurrieron a las entrevistas junto con sus padres, ya que éstos debían firmar un consentimiento, y respondieron algunas preguntas sobre los tópicos estudiados. A pesar de que la totalidad de las madres entrevistadas sostenían que en sus hogares se hablaba de sexualidad, un número considerable de los y las adolescentes manifestaron: En casa de eso no se habla -señala el informe del CELSAM-. Los chicos en estas familias perciben que la sexualidad desde la palabra y el ejercicio incomoda y genera vergüenza, cuando no enojo. Prof. DÍAZ SANTANA, Enoc y ROMERO, Harold en su investigación titulada La Sexualidad en la Adolescencia da mención que la sexualidad es el más” (18)..

(44) 31. 2.2.2 Antecedentes internacionales CHioma Oringanje, Martin M Meremikwu, Hokeheeko, Ekpereonneesu, Annemeremikwu, John e EhirI. “Intervenciones para la prevención de embarazos no deseados en adolescentes (Revisión Cochrane traducida). En: Biblioteca Cochrane Plus 2009 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. 7 10 El embarazo no deseado en adolescentes representa un importante reto para la salud pública tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. Para abordar este problema se han empleado numerosas estrategias de prevención en diferentes países del mundo, como la educación sanitaria, el desarrollo de habilidades y la mejora de la accesibilidad a métodos anticonceptivos. Sin embargo, existe incertidumbre con respecto a los efectos de estas intervenciones, por lo tanto, se necesita examinar su base de pruebas. Objetivos. Evaluar los efectos de las intervenciones de prevención primaria (realizadas en la escuela, la comunidad, el hogar, de carácter clínico y de carácter religioso) sobre los embarazos no deseados en adolescentes. Estrategia de búsqueda. Se efectuaron búsquedas en bases de datos electrónicas (CENTRAL, PubMed, EMBASE) que concluían en diciembre de 2008. Se obtuvieron citas adicionales con las referencias cruzadas, las búsquedas manuales y el contacto con expertos. Criterios de selección. Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECAs) y ensayos controlados aleatorios en grupos que evaluarán alguna intervención destinada a mejorar el conocimiento y las actitudes en relación con el riesgo de embarazo no deseado, a promover el retraso en el comienzo de las relaciones sexuales y a estimular el uso.

(45) 32. constante de los métodos de 20 regulación de la natalidad para reducir los embarazos no deseados en adolescentes de entre 10 y 19 años de edad. Obtención y análisis de (los) datos. Dos revisores evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo en los estudios que cumplían con los criterios de inclusión. Si era conveniente se agrupaban los resultados binarios mediante un modelo de efectos aleatorios, con un intervalo de confianza (IC) del 95%. Resultados principales. Se incluyeron 41 ECAs que reclutaron a 95 662 adolescentes. Los participantes eran de diversas etnias. Un total de 11 estudios asignaron al azar a individuos,. 27. asignaron. a. grupos. (escuelas. [19],. aulas. [5]. y. comunidades/vecindarios [3]). Tres estudios eran mixtos (asignaban al azar individuos y grupos). La duración del seguimiento varió de tres meses a 4.5 años. Solo fue posible agrupar los datos de un número de estudios (15) debido a las variaciones en el informe de las medidas de resultado. Los resultados indicaron que las intervenciones múltiples (combinación de intervenciones educacionales y anticonceptivas) bajaron la tasa de embarazo no deseado en adolescentes. Las pruebas de los posibles efectos de las intervenciones sobre los resultados secundarios (comienzo de las relaciones sexuales, uso de métodos de regulación de la natalidad, aborto, parto, enfermedades de transmisión sexual) no son definitivas. Los puntos fuertes de la metodología incluían un tamaño de las muestras relativamente amplio y un control estadístico de las diferencias iniciales, mientras que las limitaciones incluían falta de resultados biológicos, posible sesgo de autoinforme, análisis que ignoraban la asignación al azar en grupos y el uso.

(46) 33. de pruebas estadísticas diferentes para informar los resultados. 21 Conclusiones. La combinación de las intervenciones educacionales y anticonceptivas parece reducir el embarazo no deseado en adolescentes. La evidencia sobre los efectos del programa en las medidas biológicas es limitada. La variabilidad en las poblaciones de estudio, intervenciones y resultados de los ensayos incluidos, y la escasez de estudios que comparan diferentes intervenciones directamente excluyen una conclusión definitiva con respecto a qué tipo de intervención es más eficaz” (15).. Camino A, Pozo L. “factores predisponentes al embarazo en adolescentes del centro de salud los algarrobos Piura – 2006” Piura: Universidad Católica los Ángeles de Chimbote; 2007 “El embarazo de adolescentes en Talara (Perú), en el Hospital Essalud II de Talara, entre enero de 1997 a diciembre del 2000, reflejó como resultado, que el 11 % de todos los partos fueron madres adolescentes (137/1759), Con una edad promedio de 16.5 años, 75% no usaron ningún método anticonceptivo, 34% tuvieron parto por cesárea y 15% presentaron parto prematuro.. 63%. de. las. adolescentes. tuvieron. estudios. escolares. incompletos. El Hospital II ESSalud de Talara, ubicada en el departamento de Piura, al norte del país, cuenta con una población de 140,000 habitantes de los cuales 28,000 corresponden a lo indicado. La edad de la primera relación sexual indica que los pacientes tuvieron su relación sexual a los 16 años (27%); a los 17 años (23%); a los 18 años (18%) y a los 13 años (2%). 22 En Talara el embarazo en adolescentes representa el 11%, es decir, una.

(47) 34. de cada 9 mujeres embarazadas son adolescentes. Respecto a la edad materna obtuvimos el 66% de los partos en adolescentes entre 18 y 19 años, los que se encontró una edad promedio de 17.6 años. PROMUDEH refiere que el 34% de madres adolescentes tienen secundaria incompleta, y que el 27% de las gestantes adolescentes indicadas en el periodo, tuvieron su relación sexual a los 16 años de edad” (13).. Carreón-Vásquez J, Mendoza-Sánchez H, Pérez-Hernández C, Gil-Alfaro I, Soler-huerta E, González-Solís R. “Factores socioeconómicos asociados al embarazo en adolescentes. archivos en medicina familiar. Vol. 6 núm. 3 septiembre-diciembre 2004”. “Objetivo: Cuantificar la. asociación entre factores socioeconómicos, educación sexual y metodología anticonceptiva con la presencia de embarazo en adolescentes. Diseño: Estudio de casos y controles. Material y métodos: En el periodo comprendido de febrero a agosto del año 2001 en la Unidad de Medicina Familiar No. 66 de Xalapa, Veracruz, México se realizó el presente estudio. Los casos fueron adolescentes primigestas con edades entre 13 y 19 años, de cualquier edad gestacional, los controles fueron adolescentes (10 a 19 años) compartían las mismas características de los casos a excepción del embarazo. Se excluyeron adolescentes con discapacidad mental. El tamaño de la muestra calculado fue de 396 adolescentes con una relación casocontrol de 1:2. Se calculó la RM (relación de momios) para obtener 23 asociaciones con un IC al 95% y el estadístico de prueba de χ2 de MantelHaenzel. Resultados: Se encontró una fuerte asociación del embarazo en adolescentes con.

(48) 35. hacinamiento RM = 15.54, IC 95% 4.26-67.10, nivel socioeconómico bajo RM = 5.71 IC 95% 2.30-14.61 y escolaridad menor de seis años RM = 5.64, IC 95% 2.56-12.66. En menor medida en el caso de desinformación sobre educación sexual RM = 2.70 IC95% 1.63-4.49 y planificación familiar RM 2.71, IC 95% 1.64-4.47. Conclusiones: El nivel socioeconómico, el hacinamiento y la escolaridad fueron los factores más fuertemente asociados con el embarazo en adolescentes” (15)..

(49) 36. 2.3 MARCO CONCEPTUAL 2.3.1 Adolescencia De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud OMS; La adolescencia se define como el grupo poblacional que se encuentra Entre 11 a 19 Años de Edad a) Adolescencia temprana: . Periodo comprendido entre las edades de 11-14 años.. a) Adolescencia tardía: . Periodo comprendido entre las edades de 15 y 19 años.. 2.3.2 Nivel educativo “Entre 2005 y el 2015, el porcentaje de jóvenes, de 15 a 29 años de edad, que solo estudian se ha incrementado de 19.3% a 24.7%, y los que estudian y trabajan de 9.3% a 11.5%, mientras que el porcentaje de los que solo trabajan se ha reducido de 50.0% a 4.2%. Este es un indicador de las mejores condiciones económicas de las familias, que está permitiendo mejorar el nivel educativo de adolescentes y jóvenes. La reducción de la actividad económica de los adolescentes, se observa mejor al ver la evolución de la población eco nómicamente activa (PEA) adolescente. La cual se ha reducido de 36.7% a 24.1% entre el 2008 y el 2015. (22) Debido a la baja escolaridad se considera estar actuando correctamente al unir a las adolescentes a temprana edad, y que el estudio no les es importante que no sirvas para nada, lo mejor es aprender a trabajar, pues el estudio no es para la mujer. Es cada uno de los tramos en que se estructura.

(50) 37. el sistema educativo formal. Los niveles de educación son: inicial, educación general, básica, polimodal y superior, no universitario” (13). 2.3.3. Hábitos personales “Los Hábitos personales están inmersas en un clima de conflictos sociales y económicos, donde los problemas de Salud, están afectando a la población, sin límite de frontera; surge como emergente preocupante entre los adolescentes el consumo de Drogas lícitas e ilícitas.. El fármaco-. dependencia se presenta como un fenómeno que causa adicción. Existe una relación particular con las adolescentes embarazadas; porque están los factores intervinientes que propician el consumo, produciendo daño en el organismo y en la estructura familiar. Según La Secretaría de Programación para la Prevención de Drogadicción y Lucha Contra el Narcotráfico de la Presidencia de la Nación, de 1999, informo que 3 de cada 10 personas mayores de 16 años consumen sustancias ilegales” (18). 2.3.4. Área de residencia “El embarazo en adolescentes peruanas de 15 a 19 años es mas en áreas rurales y selva con la pobreza, Se proponen alternativas para su atención en el marco de los programas sociales y de la lucha contra la pobreza. Para ello, se describen y analizan sus tendencias en los últimos 20 años, enfatizando sus múltiples y persistentes inequidades” (3)(4). 2.3.5. Tipos de familia. a) “Familia integrada: Si los dos jefes de hogar, ya sean: padre y madre, esposo y esposa, compañero y compañera, están vivos y viven juntos de manera permanente” (3)..

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...