Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. amén.

Texto completo

(1)

+ Signo de la cruz

+ Símbolo de los apóstoles

Oración de Entrada

V/ + Dios mío, ven en mi auxilio.

R/ Señor, date prisa en mi socorrerme.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. amén.

I. PRIMERA SALUTACION

Por la intercesión de San Miguel Arcángel y el Coro Celestial de los Serafines, que Dios Nuestro Señor prepare nuestras almas y así recibir dignamente en nuestros corazones, el fuego de la Caridad Perfecta. Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

II. SEGUNDA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de los Querubines, que Dios Nuestro Señor nos conceda la gracia de abandonar los caminos del pecado, y seguir el camino de la Perfección Cristiana. Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

III. TERCERA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de los Tronos, que Dios Nuestro Señor derrame en nuestros corazones, el verdadero y sincero espíritu de humildad. Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

IV. CUARTA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de Potestades, que Dios Nuestro Señor nos conceda la gracia de controlar nuestros sentidos y así dominar nuestras pasiones. Amén.

(2)

V. QUINTA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de Dominaciones, que Dios Nuestro Señor proteja nuestras almas contra las asechanzas del demonio. Amén. 1 Padrenuestro y 3 Avemarías

VI. SEXTA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de las Virtudes, que Dios Nuestro Señor nos conserve de todo mal y no nos deje caer en la tentación. Amén. 1 Padrenuestro y 3 Avemarías

VII. SEPTIMA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de los Principados, que Dios Nuestro Señor se digne llenar nuestras almas con el verdadero espíritu de obediencia.Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

VIII. OCTAVA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de Los Arcángeles, que Dios Nuestro Señor nos conceda la gracia de la perseverancia final en la Fe, y en las buenas obras, y así nos lleve a la Gloria del Paraíso. Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

IX. NOVENA SALUTACION:

Por la intercesión del Arcángel San Miguel y el Coro Celestial de los Ángeles, que Dios Nuestro Señor nos conceda la gracia de ser protegidos por ellos durante esta vida mortal, y nos guíen a la Gloria Eterna. Amén.

1 Padrenuestro y 3 Avemarías

I: Un Padrenuestro al Arcángel San Miguel. II: Un Padrenuestro al Arcángel San Gabriel.

(3)

ANTÍFONA

Gloriosísimo príncipe san Miguel arcángel, cabeza y jefe de los ejércitos celestiales, depositario de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, doméstico en la real morada de Dios, nuestra guía admirable después de Jesucristo, y de excelencia y virtud sobrehumanas, dignaos librar de todo mal a todos los que acudimos a Vos con confianza, y haced por medio de vuestra protección incomparable que adelantemos cada día en servir fielmente a nuestro Dios.

V. Rogad por nosotros, oh gloriosísimo San Miguel arcángel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.

R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

ORACIÓN

Omnipotente y sempiterno Dios, que con un prodigio de bondad y misericordia para la salvación de todos los hombres elegisteis por príncipe de vuestra Iglesia al gloriosísimo San Miguel arcángel; os suplicamos nos hagáis dignos de que con su benéfica protección nos libre de todos nuestros enemigos, para que ninguno de ellos nos moleste en la hora de nuestra muerte, sino que seamos conducidos por él a la presencia de vuestra divina Majestad. Por los méritos de Nuestros Señor Jesucristo. Amén.

LETANÍAS DE SAN MIGUEL

Señor, ten piedad. Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad. Señor, ten piedad. Cristo, escúchanos. Cristo, escúchanos. Cristo, perdónanos. Cristo, perdónanos. Padre del cielo, Señor Dios. Ten piedad de nosotros. Hijo, redentor del mundo, señor Dios. Ten piedad de nosotros. Espíritu Santo, Señor Dios. Ten piedad de nosotros. Trinidad Santa, un Solo Dios. Ten piedad de nosotros.

(4)

Santa María, Reina De Los Ángeles San Miguel Arcángel.

San Miguel, jefe de todos los Ángeles. San Miguel, lleno de la sabiduría de Dios. San Miguel, Príncipe Glorioso.

San Miguel, fuerte en el combate. San Miguel, terror de los demonios. San Miguel, vencedor de Satán.

San Miguel, sé nuestro sostén contra el mal. San Miguel, Príncipe de las Milicias Celestes. San Miguel, fiel servidor de Dios.

San Miguel, mensajero de Dios. San Miguel, Ángel de la paz. San Miguel, guardián del Paraíso.

San Miguel, soporte del Pueblo De Dios. San Miguel, guardián y patrón de la Iglesia. San Miguel, bienhechor de los pueblos.

San Miguel, cuya oración conduce al cielo.

San Miguel, que lleva las almas hacia la luz eterna. San Miguel, defensor de los Sacerdotes.

San Miguel, jefe de los Consagrados y las Familias. San Miguel, protector de nuestras vidas.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten Misericordia de nosotros Ruega por nosotros, San Miguel Arcángel. Para que seamos dignos de

alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

ORACIÓN FINAL

Dios Todopoderoso y Eterno, Tú has puesto a San Miguel Arcángel guardián de la Iglesia y del Paraíso. Recuérdanos por su intercesión: a la Iglesia, de hacer su misión, al mundo, la

R

u

e

g

a

p

o

r

N

o

s

o

t

r

o

s

(5)

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes. Y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno, con el divino poder, a Satanás y a los otros espíritus malignos, que andan dispersos por el mundo para la perdición las almas.

Glorioso Arcángel, defiende a España (nación) y a su Iglesia, protege al Papa, para que podamos ver pronto el glorioso triunfo del Inmaculado Corazón de María. Amén.

ORACIÓN A MARÍA REINA DE LOS ÁNGELES

¡Oh Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles! Pues habéis recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de la serpiente infernal; dignaos escuchar

benigna las súplicas que humildemente os dirigimos; enviad la santas legiones para que, bajo vuestras órdenes, combatan a los demonios, donde quiera repriman su audacia y los persigan hasta precipitarlos al abismo.

¿Quién como Dios? Santos Ángeles y Arcángeles, defendednos y guardadnos. ¡Oh buena y tierna Madre! Vos seréis siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh divina Madre!

Enviad los Santos Ángeles para defendernos y rechazar lejos al demonio, nuestro mortal enemigo. Amén.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :