Enfoque Cognitivo Conductual

64  16  Descargar (0)

Texto completo

(1)

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty

uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasd

fghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx

cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq

wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui

opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg

hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc

vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq

wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui

opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg

hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc

vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq

wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui

opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg

hjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbn

mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert

yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas

dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz

Enfoque Cognitivo Conductual

05/12/2011

(2)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 2

Tabla de contenido

Historia ... 6

Terapia Cognitiva Conductual... 6

Estructura de significado y psicopatología ... 7

El Proceso Terapéutico ... 8

Fases de la Terapia Cognitiva Conductual ... 8

Evaluación ... 8

Intervención ... 9

Seguimiento ... 9

Estructura de las Sesiones Terapéuticas ... 9

Técnicas ... 10

Técnicas de Entrenamiento en el Manejo del Estrés. ... 10

El circuito de retroalimentación negativo ... 11

Entrenamiento en Autocontrol ... 11

Fases del entrenamiento en autocontrol ... 11

Técnicas de autocontrol ... 13

Entrenamiento en Autoinstrucciones ... 15

Pasos de entrenamiento autoinstruccional ... 15

Entrenamiento en Habilidades Sociales ... 16

Eficacia de los entrenamientos en habilidades sociales ... 17

Características de los entrenamientos en habilidades sociales ... 17

Principales ventajas de los entrenamientos en habilidades sociales ... 17

Pasos para desarrollar un EHS: planificación y aplicación... 18

¿Cómo especificar los objetivos?... 19

Entrenamiento en Asertividad ... 19

Principales áreas para la práctica ... 21

Rasgos de una Persona Asertiva ... 21

Modelos de Terapia Grupal ... 22

Terapia Grupal según Albert Ellis. ... 22

Ventajas de la Terapia Grupal según Albert Ellis ... 23

Desventajas ... 25

Psicodrama ... 25

Objetivos del Psicodrama ... 25

(3)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 3

El escenario ... 26

El protagonista ... 26

El director ... 26

Los auxiliares o "yo auxiliares" ... 26

El público... 27

Las Etapas del Proceso ... 27

Calentamiento ... 27

Actuación ... 28

Compartir ... 28

Recursos del Psicodrama ... 29

Inversión de Roles ... 29

Soliloquio ... 29

Alter Ego (El Doble) ... 29

Terapia Cognitiva desde Aaron Beck ... 31

Principales conceptos teóricos ... 31

Cognición ... 31

Distorsión cognitiva y pensamientos automáticos... 31

Conceptualización de los problemas... 33

Aplicaciones Prácticas ... 34 La relación terapéutica ... 35 Estrategias de tratamiento ... 35 Técnicas de tratamiento ... 36 Técnicas cognitivas ... 36 Técnicas conductuales ... 38

Terapia Cognitiva desde Albert Ellis ... 40

TREC ... 40

Características de la TREC ... 42

El proceso de la terapia racional-emotiva ... 42

Creencias irracionales ... 47

Pensamientos Deformados ... 49

Imágenes Racionales Emotivas ... 52

Anexos ... 53

Anexo # 1 ... 54

(4)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 4 Glosario ... 63

(5)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 5

“Cada cosa que obtenemos en la vida no llega como un

regalo... llega como recompensa al esfuerzo por

alcanzarla”

(6)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 6

Historia

En 1956, A. Beck trabajaba como clínico e investigador psicoanalista. Su interés estaba centrado por entonces en reunir evidencia experimental de que en las depresiones encontraría elementos de una "hostilidad vuelta contra si mismo" en los pacientes depresivos tal como se seguía de las formulaciones freudianas. Los resultados obtenidos no confirmaron esa hipótesis. Esto le llevó a cuestionarse la teoría psicoanalítica de la depresión y finalmente toda la estructura del psicoanálisis.

Los datos obtenidos apuntaban más bien a que los pacientes depresivos "seleccionaban" focalmente su visión de sus problemas presentándolos como muy negativos. Esto unido a los largos análisis de los pacientes depresivos con la técnica psicoanalítica habitual, y con escasos resultados para tan alto costo, le hicieron abandonar el campo del psicoanálisis. Su interés se centró desde entonces en los aspectos cognitivos de la psicopatología y de la psicoterapia.

En 1967 publicó "La depresión" que puede considerarse su primera obra en la que expone su modelo cognitivo de la psicopatología y de la psicoterapia. Varios años después publica "La terapia cognitiva y los trastornos emocionales" (año de 1976) donde extiende su enfoque terapéutico a otros trastornos emocionales. Pero es su obra "Terapia cognitiva de la depresión" (año de 1979) la que alcanza su máxima difusión y reconocimiento en el ámbito clínico. En esta obra no solo expone la naturaleza cognitiva del trastorno depresivo sino

también la forma prototípica de estructurar un caso en terapia cognitiva, así como descripciones detalladas de las técnicas de tratamiento. La obra referida llega así a convertirse en una especie de manual de terapia cognitiva.

Terapia Cognitiva Conductual

La Terapia Cognitivo Conductual, es un modelo de tratamiento psicoeducativo, a corto plazo, activo, directivo, estructurado y dinámico que plantea una nueva manera

(7)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 7 de conceptuar la psicoterapia, de cómo los diversos factores en los que se desenvuelve el hombre interactúan para dar paso a un estilo de vida.

Todos los seres humanos hacen tres cosas constantemente: piensan, sienten y se comportan. De manera que el principal objetivo de este sistema terapéutico es que el individuo aprenda a dirigir y controlar sus respuestas mentales, emocionales y conductuales, estimulando el ejercicio de un esfuerzo sistemático y una práctica diligente, aplicando para ello una metodología estructurada.

Para corregir las conductas desadaptativas, las distorsiones cognoscitivas y los errores habituales y específicos, la Terapia Cognitivo Conductual utiliza una mezcla de técnicas de modificación de conducta y de procedimientos verbales. Estas técnicas están diseñadas para ayudar al paciente (cliente) en la identificación y corrección, asumiendo que si se piensa y se actúa en forma más realista y adaptativa con énfasis en el "aquí y el ahora" de los problemas, tanto situacionales como psicológicos, se espera que el paciente experimente una mejoría en los síntomas y en consecuencia, en la conducta.

Estructura de significado y psicopatología

La terapia cognitiva (C.T) es un sistema de psicoterapia basado en una teoría de la psicopatología que mantiene que mantiene que “la percepción y la estructura de las experiencias del individuo determinan sus sentimientos y conducta” (Beck, 1967 y 1976). El concepto de estructura cognitiva suele recibir otros nombres como el de Esquema Cognitivo y en el ámbito clínico el de Supuestos Personales (según Beck, 1979).

Equivalen también a las Creencias según la concepción de Albert. Ellis (1989 y 1990).

Aaron Beck Albert Ellis

Esquema Cognitivo Supuestos Personales

(8)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 8 Con todos estos términos equivalentes nos referimos a la estructura del pensamiento de cada persona, a los patrones cognitivos estables mediante los que conceptualizamos de forma idiosincrática nuestra experiencia. Se refiere a una organización conceptual abstracta de valores, creencias y metas personales, de las que podemos, o no, ser conscientes. Los esquemas pueden permanecer "inactivos a lo largo del tiempo" y ante situaciones desencadenantes o precipitantes (de orden físico, biológico o social), se activan y actúan a través de situaciones concretas produciendo distorsiones cognitivas (procesamiento cognitivo de la información distorsionado) y cogniciones automáticas (o pensamientos negativos, que serían los contenidos de las distorsiones cognitivas).

El Proceso Terapéutico

El profesional de la salud mental, que desee emplear el modelo cognitivo conductual en un proceso terapéutico, debe tomar en cuenta las siguientes consideraciones generales:

Establecer una favorable relación cliente – terapeuta. Explorar y evaluar los problemas del cliente.

Identificar los problemas específicos para enfocar el trabajo terapéutico

Establecer los objetivos (Cómo hacer que el cliente sienta y actúe de forma diferente a como lo hace en el presente)

Explicar la teoría y el método de la TREC, en particular, introducir el concepto de que los pensamientos causan los sentimientos.

Clarificar expectativas respecto a la terapia y establecer un contacto (por ejemplo: el cliente presenta un problema específico en cada sesión y trabajar y asignar tareas para la casa entre sesiones; el terapeuta enseña al cliente durante las sesiones como descubrir y cambiar pensamientos disfuncionales).

Fases de la Terapia Cognitiva Conductual

Evaluación

Se examina cuidadosamente el caso mediante la entrevista y observación clínicas, registros, autoregistros y diversos instrumentos estandarizados. Se

(9)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 9 formulan hipótesis acerca de los problemas que presenta la persona y se trazan los objetivos del tratamiento

Intervención

Se emplean técnicas terapéuticas orientadas al logro de los objetivos planteados:

- En cada sesión, trabajar un aspecto específico de los problemas del cliente. - Gradualmente asesorar al cliente para desarrollar habilidades y descubrir y

cambiar pensamientos disfuncionales sin la ayuda del terapeuta.

Seguimiento

Se evalúa la efectividad del programa terapéutico en el mediano y largo plazo y se realizan los ajustes necesarios para el mantenimiento de los cambios positivos

Estructura de las Sesiones Terapéuticas

La primera fase del procedimiento terapéutico es educativa y explicativa la

interacción entre cognición, estado de ánimo y conducta, relatando como el pensamiento determina el estado de ánimo y la conducta.

La segunda fase está asociada a detectar los pensamientos automaticos (Beck), denominados irracionales por Ellis. Estos pensamientos producidos en el dialogo interno del paciente son discretos, breves, asumidos sin crítica, espontáneos, idiosincrásicos, difíciles de desviar, disfuncionales, repetitivos y aprendidos. La detección de pensamientos automáticos, puede ser realizada por procedimientos alternativos y/o complementarios:

Utilización de cuestionarios cognitivos (Beck).

Registro simple de pensamientos, que ha tenido el paciente depresivo, antes de sentirse mal.

Registros mas estructurados que incluyen sentimiento de tristeza, situación, pensamiento actual y al acostarse.

(10)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 10 Juego de roles para recrear la situación problema y conocer pensamientos distorsionados.

Se puede ayudar al paciente completando frases como " me siento triste cuando...porque pienso que... ", e indicándole palabras clave por las que suelen comenzar las creencias irracionales, como "debería", "es injusto", "no lo puedo soportar"...etc.

Hemos de hacer notar que por el proceso de análisis y por el modelo terapéutico, no todos los pacientes tienen la capacidad necesaria para ser tratados con terapia cognitiva; siendo muy adecuada para pacientes con cierto nivel cultural y capacidad de comprensión e introspección.

La tercera fase terapéutica sería dar respuestas racionales a las creencias distorsionadas, procurando que sea el mismo paciente quien lo haga. El modo de trabajo mas eficaz consiste en inducir o ayudar a que el paciente saque sus propias conclusiones, con preguntas directas y bien formuladas, que supongan recuperar información sesgada por las distorsiones cognitivas. Se trata de un dialogo constructivo, reflexivo y de cuestionamiento, que permita un mayor conocimiento interno y posteriormente un cambio. Un ejemplo simplificado y sencillo sería el de una paciente depresiva licenciada en económicas que verbalizaba "no valgo para nada". Podíamos preguntarle ¿donde hiciste la carrera?.... ¿fue sencillo? ¿Todo el mundo pudo terminarla? ¿Cómo lo conseguiste?...etc.

Técnicas

Técnicas de Entrenamiento en el Manejo del Estrés.

El síndrome del estrés se define como una combinación de tres elementos: el ambiente, los pensamientos negativos y las respuestas físicas. Estos interactúan de tal manera que hacen que una persona se sienta ansiosa, colérica o deprimida. La ansiedad nos lleva a la angustia. Los sucesos, los

(11)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 11 pensamientos y la activación del cuerpo constituyen el síndrome del estrés. El resultado es la angustia: una emoción dolorosa.

Aaron Beck y Albert Ellis argumentan que las reacciones emocionales son el resultado de la forma en la que se estructura la realidad. Cada emoción dolorosa esta originada por un pensamiento negativo particular.

El circuito de retroalimentación negativo

Una persona interpreta un suceso como peligroso diciéndose a si misma: “ahora estoy en un apuro, podría hacerme daño” el cuerpo reacciona a este pensamiento con una respuesta típica de alarma: taquicardia, movimientos intestinales, sudoración. Interpreta la activación como una evidencia complementaria que justifica la alarma. Piensa: “Oh señor, esto es terrible” el cuerpo recibe el mensaje de que existe un peligro aumentado. Y así funciona una escalada constante hasta que la persona se siente completamente asustada.

Para romper el circuito de retroalimentación negativo se debe cambiar los pensamientos, las respuestas físicas, o se debe alterar la situación que dispara una reacción de alarma.

Entrenamiento en Autocontrol

El autocontrol es la habilidad susceptible de aprendizaje, que engloba

cualquier conducta controlada exclusivamente por variables autogeneradas (físicas, sociales o cognitivas), que trate de alterar la probabilidad de ocurrencia de otra conducta, cuyas consecuencias, podrían resultar aversivas para el individuo.

Fases del entrenamiento en autocontrol

1) Autoobservación: Enseñar al paciente a operativizar sus problemas, para después obtener datos acerca de las características topográficas y las relaciones funcionales de los mismos.

(12)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 12 2) Establecimiento de objetivos: El paciente habrá de decidir qué nivel de control quiere alcanzar sobre la respuesta conflictiva.

3) Entrenamiento en técnicas concretas y establecimiento de criterios de ejecución: Se deciden las técnicas concretas de autocontrol en las que se entrenará al cliente. Se establecen las reglas de conducta que guiarán todo el entrenamiento (qué se compromete a hacer el cliente y en qué momentos concretos).

4) Aplicación de las técnicas en contexto real: Una vez que se ha llevado a cabo el entrenamiento en la consulta, se pone en práctica lo aprendido en la vida diaria.

- Autoobservación. Identificación de la situación problemática.

- Aplicación de la técnica adecuada a los requerimientos de la situación.

- Autoevaluación. Comparación de la ejecución en ésta situación con los criterios conductuales que previamente se habían establecido.

- Autorrefuerzo o autocastigo en función de la adecuación de la conducta a los criterios de ejecución.

- Autocorrección. En caso de que la conducta no haya alcanzado los criterios establecidos, habrá que identificar si el problema ha estado en la autoobservación, en la aplicación de la técnica o en la autoevaluación.

(13)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 13 5) Revisión de las aplicaciones con el terapeuta: Se analizan las

dificultades y problemas que hayan surgido.

El esquema de un entrenamiento en autocontrol, es el mismo que el de otro tipo de intervenciones. La diferencia está en que el objetivo de los programas de autocontrol no es la eliminación del problema puntual, sino que el sujeto internalice unas técnicas y una metodología de manejo de situaciones que le permita el abordaje de otros aspectos problemáticos.

Sólo cuando el sujeto sea capaz de utilizar las técnicas aprendidas por sí mismo, podemos hablar de autocontrol (si el sujeto las utiliza por indicación del terapeuta, se tratará de autocontrol).

Técnicas de autocontrol

Técnicas de control estimular: Se planifica el contexto estimular en el que tiene lugar la respuestas controlada de manera que su probabilidad sea alterada. La intervención se realiza antes de que la conducta tenga lugar, manipulando los estímulos discriminativos que la controlan.

Técnicas de programación conductual: La intervención se realiza a posteriori, manipulando las consecuencias de la respuesta una vez que ésta ha tenido lugar.

Pero, es necesario motivar al sujeto para el cambio, haciéndolo parecer como positivo y accesible a sus posibilidades, mediante la estructuración del proceso de entrenamiento y la clarificación de las metas.

Técnicas encaminadas a conseguir éstos objetivos:

- Autoobservación: Es imprescindible que el sujeto aprenda a detectar su conducta problemática antes de intentar modificarla. La primera tarea del terapeuta será hacer ver al cliente la importancia de tener un registro preciso acerca de sus conductas problema y enseñarle a

(14)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 14 operativizarlas (expresiones claras y concretas, susceptibles de observación y cuantificación). Los métodos usados en la autoobservación, varían en función de las características de la respuesta en la que estemos interesados y de la naturaleza de la misma. La autoobservación está sujeta a un proceso de aprendizaje, por tanto, progresará cualitativa y cuantitativamente al os larga de la aplicación del

programa de autocontrol.

La autoobservación proporciona feedback inmediato. Por tanto, la autoobservación tiene un doble objetivo:

I. Motivar al cliente, al implicarle

activamente en el programa y percibir los efectos positivos que la técnica tiene sobre su conducta.

II. Posibilitar que el sujeto aprenda a detectar qué condiciones propician su conducta problema.

- Contratos conductuales: Sirven para formalizar el programa de intervención de manera que el sujeto sepa qué hacer en cada momento y qué contingencias ha de administrarse.

- Programación de tareas intercesiones: La finalidad:

I. Fomentar la participación del individuo, haciendo que se integre de manera activa en el programa de cambio.

II. Ofrecer al sujeto la posibilidad de ensayar todo lo aprendido con el terapeuta, y

(15)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 15 darse cuenta de las dificultades que encuentra en su puesta en marcha, para su posterior discusión en la consulta.

Estas tareas son también una manera de obtener información acerca de las posibles áreas conflictivas en la vida del sujeto. La asignación de tareas, en los programas de autocontrol, alcanza un papel central, por hacer que el cliente asuma su responsabilidad en el cambio. Los ejercicios asignados deben estar adaptados a las posibilidades del individuo (al principio deben ser sencillos, permitiendo un logro rápido de objetivos).

Entrenamiento en Autoinstrucciones

Formulada por Meichenbaum en 1969, a partir de los trabajos de Luria y de Vigotsky, para tratar de abordar los problemas de ejecución que manifiestan los niños hiperactivos, en la resolución de tareas.

Consiste en aprender a utilizar una serie de comentarios y sugerencias que controlen la realización de la tarea, de forma que el sujeto los internalice y generalice, transformándose así en un esquema cognitivo, que vaya guiando su comportamiento.

Pasos de entrenamiento autoinstruccional

1) El modelo realiza la conducta, dándose las autoinstruciones pertinentes en voz alta.

2) El sujeto realiza la conducta y el modelo le da autoinstrucciones en voz alta.

3) El sujeto realiza la conducta y se da autoinstrucciones en voz alta.

4) Mientras el individuo realiza la tarea, se da las autoinstrucciones en voz baja.

(16)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 16 Las autoinstrucciones concretas que utilice el sujeto, deberán

referirse a los siguientes pasos de la resolución de la tarea:

1) Definición del problema: ¿Qué tengo que hacer?

2) Aproximación al problema: ¿Qué me piden concretamente que haga?

3) Focalización de la atención: ¿Qué datos tengo?

4) Autorrefuerzo. Los estoy planteando bien.

5) Autoverbalizaciones para afrontar los errores: Me he equivocado, pero puedo repetirlo.

6) Autoevaluación: ¿Lo he resuelto bien?

7) Autorrefuerzo.

La importancia de las autoinstrucciones es que se tarta de un método que sirve para guiar el aprendizaje, puede usarse para facilitar la puesta en marcha del resto de las técnicas que se utilicen, por tanto, resulta conveniente su inclusión en cualquier programa de entrenamiento en autocontrol.

Entrenamiento en Habilidades Sociales

Las habilidades sociales, son comportamientos aprendidos que pueden mejorarse a través de experiencias de aprendizaje adecuadas, estas son la base de los Entrenamientos en Habilidades Sociales (EHS), y por tanto se analizarán. Estos consisten en observar a quienes ejecutan adecuadamente las conductas, practicarlas, corregirlas, ir perfeccionando las propias ejecuciones, recibir reforzamiento por las ejecuciones adecuadas, y practicar lo más posible en situaciones reales y variadas. Este proceso de aprendizaje se desarrolla en la vida cotidiana, y en muchas ocasiones, no consiguen que el individuo adquiera las habilidades necesarias para su adecuada adaptación social.

(17)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 17

Eficacia de los entrenamientos en habilidades sociales

Un EHS es un procedimiento de intervención que integra un conjunto de técnicas derivadas de las teorías de aprendizaje social, de la

psicología social, de la terapia de conducta y de la modificación de conducta, y que se aplica para que las personas adquieran habilidades que les permitan mantener interacciones más satisfactorias en las diferentes áreas sociales de su vida.

Características de los entrenamientos en habilidades sociales

Están orientados hacia la ampliación de los repertorios de conducta, esto conlleva el desarrollo de habilidades nuevas y conductas alternativas.

Se basan en la colaboración activa (intención de cambiar, aceptación y comprensión del procedimiento) de las personas que participan en los entrenamientos.

Se considera procedimientos psicoeducativos de formación.

Sus ventajas son: su eficacia y la posibilidad de realizarse en grupo.

Principales ventajas de los entrenamientos en habilidades sociales

La simplicidad de sus técnicas.

Su duración considerablemente más breve.

Su flexibilidad a la hora de adaptarse a las necesidades de las diferentes personas y grupos, sin excluir a nadie.

La formación de los entrenadores es relativamente breve y sencilla.

Sus resultados son más positivos.

Su estructura es clara, con pasos sistematizados y delimitados a priori, lo que facilita enormemente su aplicación.

(18)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 18 La terminología empleada es sencilla y asequible para las personas no especializadas.

El procedimiento de aprendizaje que se emplea en los EHS para la adquisición de otras competencias (observar, practicar, corregir y mejorar)

Pasos para desarrollar un EHS: planificación y aplicación

La planificación esta muy próxima a la evaluación. El objetivo fundamental de esta fase es establecer los objetivos específicos del entrenamiento, y delimitar las condiciones de aplicación del

entrenamiento. Los objetivos se refieren tanto a las habilidades sociales que se pretenden desarrollar como a las situaciones concretas en que se llevará a cabo el entrenamiento, así como a cuáles serán los criterios y técnicas de evaluación que se utilizarán para valorar el grado de consecución de dichos objetivos. Otro aspecto es cómo conseguir esos objetivos, y para responder a esto hay que definir cuáles serán las condiciones más adecuadas para aplicar el entrenamiento. Por ello, las decisiones sobre las condiciones de aplicación deben tomarse desde el principio, cuando se comienza a planificar el entrenamiento, y permanecer en continua revisión durante su posterior puesta en práctica. Hay que tener en cuenta toda la información relativa al déficit que muestra cada sujeto, o los problemas que tienen asociados o no.

Planificar un EHS es definir los objetivos de dicho entrenamiento y cuáles serán las condiciones de aplicación más adecuadas. Sin olvidar que uno de esos objetivos es que las habilidades entrenadas se generalicen a otras situaciones.

En la segunda fase de aplicación es donde se entrenan a los sujetos. Esta se desarrolla a su vez a través de tres fases: fase de preparación de los sujetos que van a participar en los EHS, fase de adquisición de habilidades o entrenamiento, y fase se generalización de las conductas en la vida real.

(19)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 19

¿Cómo especificar los objetivos?

El objetivo general de los EHS es la adquisición de aquellas

habilidades que permitan a los sujetos mantener interacciones sociales satisfactorias. Este objetivo general puede concretarse en objetivos más específicos:

- Ser capaces de analizar las diferentes situaciones sociales, sus demandas y la adecuación del propio comportamiento a la situación.

- Adquirir y practicar los componentes de la habilidad social en adecuado orden sin ayuda ni supervisión.

- Reproducir las conductas hábiles adquiridas de forma espontánea en otros momentos y ambientes.

Un mayor grado de concreción de los objetivos consiste en identificar cada una de las situaciones y habilidades que en cada caso se van a entrenar, empleando niveles de análisis molares, intermedios y

moleculares, lo que únicamente podrá hacerse a partir de los resultados de la evaluación. En ocasiones las habilidades que se enseñan están basadas en la intuición, al margen de que los comportamientos aprendidos sean realmente capaces de mejorar las interacciones del sujeto. Aunque conviene valorar su importancia social, su efectividad, y su valor para mejorar las interacciones.

Entrenamiento en Asertividad

(Ver anexo #1)

Como cualquier otra habilidad humana, la asertividad es susceptible de aprenderse, entrenarse y mejorarse. Esto se consigue mediante las Técnicas denominadas Entrenamiento Asertivo (o también Entrenamiento en

Habilidades sociales, aunque esto engloba un mayor número de

competencias). La asertividad implica hacer valer los derechos propios y ajenos, mediante el trato justo. Siendo tan claro y específico como se pueda al expresar lo que quiere, piensa y siente.

(20)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 20 Hay varios métodos de Entrenamiento Asertivo, sin embrago, a continuación se ofrece una propuesta estructurada en seis etapas:

I. Identificar los estilos básicos de la conducta interpersonal: Estilo agresivo, pasivo y agresivo. La función de esta etapa es distinguir entre cada uno de los estilos, reconociendo la mejor forma de actuar de acorde con el estilo asertivo. Nos ayudará también a reconocer nuestros errores en este ámbito.

II. Identificar las situaciones en las cuales queremos ser más asertivos. Se trata de identificar en qué situaciones fallamos, y cómo

deberíamos actuar en un futuro. Se analiza el grado en que nuestra respuesta a las situaciones problemáticas puede hacer que el resultado sea positivo o negativo.

III. Describir las situaciones problemáticas. Se trata de analizar las situaciones en términos de quién, cuando, qué y cómo interviene en esa escena, identificando nuestros pensamientos negativos y el objetivo que queremos conseguir.

IV. Escribir un guión para el cambio de nuestra conducta. Es un plan escrito para afrontar la conducta de forma asertiva. Aquí se intenta poner por escrito las situaciones problema y clarificar lo que

queremos conseguir. El entrenador moldea junto al paciente el guión para que este sea expresado de forma específica.

V. Desarrollo de lenguaje corporal adecuado. Se dan una serie de pautas de comportamiento en cuanto a lenguaje no verbal (la mirada, el tono de voz, la postura, etc.), y se dan las oportunas indicaciones para que la persona ensaye ante un espejo.

VI. Aprender a identificar y evitar las manipulaciones de los demás. Las demás personas utilizan estratagemas para para manipularle, haciendole sentir culpable, evadiendose de la conversación o victimizándose. Se dan una serie de técnicas para resistirnos al influjo de los demás.

(21)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 21 Aprender a comportarse de forma asertiva no es sólo aprender a expresar las emociones, afectos, sentimientos y opiniones propias, sino también aprender a recibir de forma adecuada las de los demás.

Para ello se proponen técnicas como:

Exposición en vivo: practicar y llevar a cabo las conductas en situaciones reales.

Juego de roles: practicar y llevar a cabo las conductas en situaciones simuladas, cambiando de rol.

Dinámicas de grupo.

Principales áreas para la práctica

- Iniciación de interacciones con otras personas. - Hablar en público.

- Enfrentarse a superiores. - Defensa de derechos.

- Expresión de molestia, desagrado y enfado. - Expresión de sentimientos positivos.

- Rechazo de peticiones. - Aceptación de cumplidos. - Hacer cumplidos.

- Expresión de sentimientos negativos.

- Tomar iniciativas en las relaciones con el sexo opuesto.

Rasgos de una Persona Asertiva

Las personas asertivas son personas comunes y corrientes, y pasan desapercibidas hasta que se encuentran ante una situación en la que es necesario negociar, es entonces cuando se diferencian por:

- Saber lo que quieren

- Asegurarse de ser justos

(22)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 22 - Mantenerse calmados

- Aceptar la critica y el elogio con ecuanimidad

- Expresar elogios y afecto abiertamente

- Ventilar constructivamente sus emociones negativas.

Como puede ver son simples detalles, pero al combinarlos y aplicarlos eficazmente podemos lograr grandes cambios positivos para nosotros y todos quienes nos rodean.

Modelos de Terapia Grupal

Los modelos de terapia grupal tienen características de aprendizaje y entrenamiento para modificar las conductas y emociones perturbadoras y adquirir la capacidad de enfrentarlas en el futuro. En consecuencia, los modelos incorporan recursos y técnicas de diversas fuentes, tales como las técnicas de relajación, los ejercicios de desensibilización (y otros) del abordaje conductual, estilos y técnicas de otras escuelas, como el psicodrama.

Consiste en que c/ miembro del grupo presente sus problemas actuales que desea enfrentar. Luego el terapeuta encara el proceso habitual de terapia, desde la determinación de las creencias y su refutación hasta la asignación de tareas, pasando por todas las técnicas que resulten convenientes, pero de acuerdo a lo aprendido, otros integrantes del grupo puedan colaborar con sus ideas y sugerencias.

En tarea del coordinador, además, el procurar que las actividades no se desvíen del proceso terapeútico, evitando la desorganización o el descontrol, evitar que algunos monopolicen el tiempo, corregir errores y tratar de que todos, también los más reservados, hablen y puedan exteriorizar sus sentimientos y problemas.

Terapia Grupal según Albert Ellis.

Puede abarcar las siguientes variantes:

Con grupos de 8 a 10 integrantes, sobre la base de una sesión semanal de aproximadamente 21/2 horas c/u.

(23)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 23 Los principales objetivos para los participantes de una terapia de grupo son:

- Entender el origen de sus problemas emotivos y conductuales y usar esta comprensión para vencer sus síntomas actuales y funcionar mejor en sus cuestiones intrapersonales e interpersonales.

- Entender las dificultades de otros miembros del grupo y poder brindarles alguna ayuda.

- Minimizar su propia perturbabilidad básica (y la de otros) de tal manera que por el resto de sus vidas, tiendan a sentir emociones apropiadas antes que inapropiadas y a perturbarse sin necesidad menos de lo que lo hacían al unirse al grupo.

- Lograr no solo un cambio en la conducta sino también un importante cambio filosófico incluyendo el aceptar (no necesariamente gustar) de la realidad desagradable terminar con los pensamientos mágicos y auto-saboteadores.

Ventajas de la Terapia Grupal según Albert Ellis

1) Varios miembros de un grupo son más eficaces para hacerle ver a un cliente sus actitudes que solo un terapeuta.

2) En un grupo se crean a veces condiciones más favorables para cuestionar distorsiones cognitivas o creencias irracionales y cuando varios dicen lo mismo desde diferentes puntos de vista, le producen mayor impacto al cliente.

3) El método activo del terapeuta se refuerza con las sugerencias, comentarios e hipótesis de los integrantes del grupo, basadas en sus diversas experiencias personales.

(24)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 24

4) Las asignaciones de las tareas de auto-ayuda son más eficaces porque puedan estimular más al cliente cuando le son presentadas en grupo.

5) Ciertos recursos como el entrenamiento en asertividad, correr riesgos, los roles playing y el ensayo de conductas en general, son más eficaces si se practican en un grupo (donde los otros integrantes pueden representar a las personas en general con las cuales tendrá lugar la aplicación de lo que se está ensayando.

6) El grupo es un laboratorio, donde se pueden observar directamente las conductas habituales de los clientes y se puede trabajar “en vivo” con ellas y las creencias que las ostentan.

7) Cuando algunos de los participantes leen los informes de las tareas realizadas los otros pueden aprender consecuencias y argumentos eficaces que puedan servirles para sus propios problemas. Además de escuchar los problemas de los otros y lo que hacen para superarlos, muchos se sienten más animados a trabajar.

8) Ven que no son los únicos con sus problemas y aprenden a no autocondenarse.

9) Reciben una valiosa devolución (feedback) de los otros que les permite darse cuenta cómo son vistos por otras personas o, los efectos de sus conductas sobre las demás personas.

10) Cuando un cliente se equivoca al abordar los problemas de otro integrante, es corregido por el terapeuta y puede aprender sobre ello.

11) Al observar el progreso de los otros integrantes puede ver que el tratamiento es eficaz que hay cosas concretas que ayudan, que él también puede cambiar y que la terapia no es un método mágico, sino que consiste en trabajar duro.

12) A nivel práctico se les ofrece una gama más amplia de soluciones que podría obtener de un terapeuta único.

(25)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 25

13) Dado el carácter didáctico de esta terapia, se mejora el aprovechamiento del tiempo y la eficacia cuando la enseñanza se hace en un grupo donde se fomentan las preguntas, discusiones y acciones.

14) Más eficaces por su duración.

15) Puede ser especialmente útil para personas más rígidas, herméticas o con dificultad para abandonar hábitos perturbados de conducta. La aceptación recibida del grupo, con sus problemas pero donde les siguen demostrando que puede cambiar y que lo van ayudar a lograrlo, pueden darles mayores fuerzas para intentar las nuevas conductas.

Desventajas

- Conductas erróneas - Malos consejos

- Exceso de opiniones

Psicodrama

Consiste en la representación (dramatización) por parte del paciente de acontecimientos

pasados o futuros, reales o imaginarios, externos o internos, experimentándolos al máximo como si estuvieran sucediendo en el presente.

Objetivos del Psicodrama

- Darse cuenta de los propios pensamientos, sentimientos y motivaciones.

- Darse cuenta de las propias conductas

- Mejorar la comprensión de las situaciones y de los puntos de vista de otros dándose cuenta del efecto que las propias conductas generan en otras personas.

- Investigar y descubrir la posibilidad y la propia capacidad de iniciar nuevas y más funcionales opciones de conducta (nuevas respuestas) - Ensayar y aprender nuevas conductas o respuestas que se encontraron

(26)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 26 - Ensayar las “tareas de autoayuda” o primeras etapas de la exposición

progresiva ante las fobias.

- Revivir eventos pasados para verlos de otra manera.

- Buscar respuestas y recursos propios ante situaciones difíciles causantes de trastornos.

- Conciliar e integrar puntos de vista o sentimientos propios controvertidos.

Instrumentos

Debido a su corriente dramática, el psicodrama se sirve de una serie de instrumentos para su realización, tales como:

El escenario

La representación requiere de un espacio dramático, el lugar de la acción. En ese espacio designado a tal efecto, el protagonista, con la ayuda del director, recrea el lugar imaginario de la escena que va a representar. Una clara definición de la ubicación y los límites del escenario, sumada a una buena descripción, objetivación con elementos representativos y una esmerada preparación hasta logra la reproducción y la vivencia más completa posible del espacio y el momento a representar, son de gran importancia para un eficaz desarrollo del psicodrama.

El protagonista

El protagonista es el paciente, cuyo problema va a tratarse en el psicodrama. Sin protagonista no hay psicodrama.

El director

El director es el encargado de orientar la acción y aplicar los principios y las técnicas apropiadas para facilitar el logro de los objetivos del psicodrama, así como cuidar y evitar daños al protagonista y a los otros integrantes del grupo. Es la función específica del psicoterapeuta y está destinada al logro de los objetivos psicoterapéuticos.

Los auxiliares o "yo auxiliares"

Esta función es desempeñada quienes actúan representando a las otras personas que participan en el acontecimiento dramatizado. Su tarea es ayudar al protagonista a desarrollar la escena. Además, como colaboradores para el

(27)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 27 éxito del proceso terapéutico, son también auxiliares del psicoterapeuta, cuyas indicaciones deben respetar.

Esta función puede ser desempeñada por profesionales preparados para ella, que están presentes en calidad de colaboradores del terapeuta o por otros integrantes del grupo que sean elegidos por el protagonista, con la condición de que acepten hacerlo y que el director no lo considere inconveniente.

En los casos en que no hay o no se desean emplear otros integrantes ni colaboradores para cumplir esta función (por tratarse de una terapia individual o por no ser considerado conveniente) los otros "actores" de la escena pueden: (1) Ser representados por el mismo psicoterapeuta. (2) Ser representados simbólicamente por objetos (sillas vacías, almohadones, etc.). En este último caso se suele denominar a la experiencia: "monodrama" y es la forma generalmente empleada en la Terapia Gestalt.

El público

El público es esencial en toda representación teatral y también se considera importante en el psicodrama. En este último caso el público está formado por los integrantes del grupo de terapia y no son pasivos, sino que participan emotivamente en la escena, empáticamente, aprendiendo y, luego, compartiendo con el protagonista sus propias experiencias.

De todas maneras, en algunos casos, como en las terapias individuales o las de pareja, no hay observadores reales afuera del escenario, lo cual no impide la realización de un eficaz psicodrama.

Las Etapas del Proceso

Calentamiento

Una representación con una vivencia plena y emotiva vivencia, requiere previamente una preparación o "puesta en clima". Las actividades destinadas a lograrlo, de todo tipo, configuran la primera etapa del proceso, denominada "calentamiento". En cada sesión se requiere un calentamiento previo a la realización de un psicodrama, destinado en un primer tiempo a generar el "clima" para que los participantes se "conecten" con algunos de sus problemas y que alguna(s) persona(s) desee(n) realizar su psicodrama. Luego de elegida la que será protagonista, esa persona requiere un calentamiento para poder

(28)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 28 "meterse" en su escena a representar hasta estar preparada para vivenciarla al máximo.

Además, en todo grupo destinado a trabajar con estos recursos, se requiere una preparación general dentro de todo el ciclo de reuniones, así las primeras reuniones y experiencias estarán destinadas a generar la cohesión grupal, la confianza en el coordinador, los compañeros y el proceso, y además, la desinhibición respecto a expresarse emotivamente, a representar escenas ante otras personas, etc. Todas las actividades destinadas a estos fines pueden considerase pertenecientes a una etapa general que denominamos "de calentamiento" dentro de la secuencia de reuniones.

Actuación

La actuación comienza cuando el protagonista, la escena y el escenario ya están definidos. Puede seguirse, a través de distintos cambios de escenario y escenas a representar hasta su finalización. Puede extenderse desde un par de minutos hasta superar la hora, según el caso y situación. El concepto dramático de resolución o desenlace, la denominada por Moreno "catarsis dramática", la percepción del logro del objetivo deseado para la dramatización o de una etapa satisfactoria del proceso hacia el mismo, son señales (algo difíciles de definir pero, luego de cierta experiencia práctica, fáciles de percibir) para que el director considere que la actuación ha llegado a su fin. Arte y criterio psicoterapéutico se unen para definir la forma y momento de la finalización de la representación.

Compartir

Luego de finalizada la representación, el grupo reunido, director, auxiliares y público, tiene la oportunidad de "compartir". Este momento está destinado a que luego de que el protagonista expuso sus sentimientos, pensamientos y problemas ante las demás personas, también las otras personas expongan los de ellas.

Un objetivo importante es que el protagonista no se sienta el único con sus problemas y sienta el apoyo, comprensión y contención de los integrantes del grupo, que también pueden abrirse y expresar los suyos.

Es importante, en concordancia con los objetivos enunciados, no incluir aquí opiniones, críticas ni "interpretaciones" a lo actuado, sino expresar historias, sentimientos o problemas

(29)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 29 propios de cada uno que habla. La falta de observancia de esta orientación por parte de algunos directores, pertenecientes a orientaciones psicoterapéuticas "interpretativas", plantea contradicciones con los principios aquí enunciados, que no es pertinente analizar aquí, por no relacionarse con la finalidad de este trabajo.

Recursos del Psicodrama

Inversión de Roles

Consiste en indicar al protagonista que actué desde el lugar de otra persona, concepto, objetivo o parte de sí mismo. Especialmente con personas facilitan:

I. Ver el mundo, los acontecimientos, las personas, desde el punto de vista de los otros.

II. Verse a sí mismo desde el punto de vista de los otros.

III. Poder comprender y aceptar otros puntos de vista,

necesidades, conductas. Etc.

Soliloquio

Monólogo, hablar sin un interlocutor real, presente q escuche, es pensar en voz alta o hablar con uno mismo. Se utiliza para dar a conocer a los espectadores los sentimientos y pensamientos del personaje.

Alter Ego (El Doble)

Consiste en que un auxiliar represente el “yo interno” de protagonista, simultáneamente con el verdadero.

- Espejo - Coro Griego - Observador - Representación de sueños - Retroceso en el tiempo - Avance en el tiempo - Desdoblamiento

(30)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 30 - Identidades imaginarias

(31)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 31

Terapia Cognitiva desde Aaron Beck

Principales conceptos teóricos

Cognición

Se refiere a la valoración de acontecimientos, hecha por el individuo y referida a eventos temporales pasados, actuales o esperados. Los pensamientos o imágenes de los que podemos ser conscientes o no. En el sistema de cogniciones de las personas podemos diferenciar (según Beck, 1981):

Sistema Cognitivo Maduro: Hace referencia al proceso de información real. Contiene los procesos que podemos denominar como racionales y de resolución de problemas a base de contrastación de hipótesis o verificación.

Sistema Cognitivo Primitivo: Hace referencia a lo anteriormente expuesto bajo el epígrafe de Supuestos personales. Esta organización cognitiva sería la predominante en los trastornos psicopatológicos. Esta forma de pensamiento es muy similar a la concepción freudiana de los "procesos primarios" y a la de Piaget de "Egocentrismo" y primeras etapas del desarrollo cognitivo.

Distorsión cognitiva y pensamientos automáticos

Los errores en el procesamiento de la información derivados de los esquemas cognitivos o supuestos personales recibe el nombre de distorsión cognitiva. Básicamente serían errores cognitivos. Beck (1967 y 1979) identifica en la depresión no psicótica los siguientes:

Inferencia arbitraria: Se refiere al proceso de adelantar una determinada conclusión en ausencia de la evidencia que la apoye o cuando la evidencia es contraria.

Abstracción selectiva: Consiste en centrarse en un detalle extraído fuera de contexto, ignorando otras caractericticas más

(32)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 32 relevantes de la situación, y valorando toda la experiencia en base a ese detalle.

Sobregeneralización: Se refiere al proceso de elaborar una conclusión general a partir de uno o varios hechos aislados y de aplicar esta conclusión a situaciones no relacionadas entre si. Maximización y Minimización: Se evalúan los acontecimientos otorgándole un peso exagerado o infravalorado en base a la evidencia real.

Personalización: Se refiere a la tendencia excesiva por la persona a atribuir acontecimientos externos como referidos a su persona, sin que exista evidencia para ello.

Pensamiento Dicotómico o Polarización: Se refiere a la tendencia a clasificar las experiencias en una o dos categorías opuestas y extremas saltándose la evidencia de valoraciones y hechos intermedios.

Otros autores han aumentado el repertorio de distorsiones cognitivas detectadas en distintos estados emocionales alterados. Lo esencial es destacar que aunque algunas distorsiones pueden ser específicas de determinados trastornos, lo normal es que estén implicados en diversos trastornos y estados emocionales alterados. Solo la organización cognitiva es idiosincrática y personal a cada individuo, aunque pueden encontrarse semejanzas en sus distorsiones y Supuestos personales.

Los pensamientos automáticos serían los contenidos de esas distorsiones cognitivas derivadas de la confluencia de la valoración de los eventos y los Supuestos personales. Las características generales de los pensamientos automáticos son:

A. Son mensajes específicos, a menudo parecen taquigráficos.

B. Son creídos a pesar de ser irracionales y no basarse en evidencia suficiente.

(33)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 33 D. Tienden a dramatizar en sus contenidos la experiencia.

E. Suelen conllevar una VISIÓN DE TÚNEL: tienden a producir una determinada percepción y valoración de los eventos. Así tenemos:

- Los individuos ansiosos se preocupan por la anticipación de peligros.

- Los individuos deprimidos se obsesionan con sus pérdidas. - La gente crónicamente irritada se centra en la injusta e

inaceptable conducta de otros. Etc.

Conceptualización de los problemas

Los datos básicos para la terapia cognitiva consisten principalmente en las cogniciones de los pacientes, fundamentalmente a partir de los pensamientos automáticos (Beck, 1981). Los pensamientos automáticos se suelen recoger de tres fuentes principales:

1) Informes orales del mismo paciente al expresar las cogniciones, emocionales y conductas que experimenta entre las sesiones y referidos a determinadas áreas problemáticas.

2) Los pensamientos, sentimientos y conductas experimentados durante la terapia.

3) El material introspectivo o de auto-registro escrito por el paciente como parte de las tareas terapéuticas asignadas entre las sesiones.

Una vez recogidos estos datos básicos, el terapeuta en colaboración con el paciente, pueden conceptualizarlo en tres niveles de abstracción:

I. El significado que el paciente da a su experiencia de los hechos pasados, relacionados con sus áreas problemáticas. Estos datos se suelen obtener a partir de preguntas del siguiente estilo: "¿Cómo interpretaste la situación en que te sentiste mal?", "¿Qué significó para ti el que sucediera x?".

II. Los significados dados por el paciente a su experiencia son agrupados por el terapeuta en patrones cognitivos.

(34)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 34 i. Tipos comunes (Ej. "creer que debe tener apoyo permanente para afrontar las situaciones", "aplicar el rechazo a situaciones personales", etc.).

ii. En función del tipo de error cognitivo o distorsión cognitiva (Ej. "Sobregeneralización", "Polarización", etc.).

iii. En función del grado de realidad y adaptación de las cogniciones.

III. Articular a modo de hipótesis los patrones cognitivos en Significados personales o Esquemas cognitivos subyacentes y tácitos. Esta articulación permitirá formular el núcleo cognitivo a la base de los problemas del paciente y permitirá su contrastación empírica.

En resumen (Beck, 1979), el terapeuta traduce los síntomas del paciente en términos de situaciones evocadores-pensamientos- afectos-conductas implicadas como primer paso; después detecta los pensamientos automáticos y su base de distorsiones cognitivas y por último genera hipótesis sobre los Supuestos Personales subyacentes, haciendo esto último en base a las distorsiones cognitivas más frecuentes, contenidos comunes (Ej. empleados en palabras "clave" o expresiones del paciente), como defiende el paciente una creencia y de momentos asintomáticos o "felices" del paciente (donde se suele confirmar el reverso del Supuesto Personal.

Aplicaciones Prácticas

La terapia cognitiva es un proceso de resolución de problemas basado en una experiencia de aprendizaje. El paciente, con la ayuda y colaboración del terapeuta, aprende a descubrir y modificar las distorsiones cognitivas e ideas disfuncionales. La meta inmediata, denominada en la C.T "terapia a corto plazo" consiste en modificar la predisposición sistemática del pensamiento a producir ciertos sesgos cognitivos (distorsiones cognitivas). La meta final, denominada "terapia a largo plazo" consiste en modificar los supuestos cognitivos subyacentes que harían VULNERABLE al sujeto.

(35)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 35

La relación terapéutica

El terapeuta tiene una doble función: como guía, ayudando al paciente a entender la manera en que las cogniciones influyen en sus emociones y conductas disfuncionales; y como catalizador, ayudando a promover experiencias correctivas o nuevos aprendizajes que promuevan a su vez pensamientos y habilidades más adaptativas. El manejo de ciertas habilidades facilita la colaboración, en especial el de la empatía emocional y cognitiva (entender y reflejar el como el paciente parece vivir sus estados emocionales y su visión de su situación), la aceptación del cliente (no rechazarlo por sus características personales o tipo de problema presentado) y la sinceridad del terapeuta (pero con cierta diplomacia). (Beck, 1979).

Un punto importante es que lo que sucede en la relación entre terapeuta y paciente es entendido como reflejo del intercambio cognitivo entre ambos. Así los fenómenos de "Resistencia", "Transferencia" y "Contratransferencia" serían resultado de las distorsiones cognitivas y Supuestos personales y de otros factores (Ej. falta de acuerdo sobre las metas de la terapia, imposibilidad de proveer racionalidad en el tipo de cuestionamiento, etc.) (Beck, 1979).

Estrategias de tratamiento

Una vez conceptualizados los problemas del paciente se genera un plan de tratamiento con el fin de modificar las distorsiones cognitivas y los supuestos personales.

Para ello el terapeuta se vale tanto de técnicas cognitivas como conductuales. Estas técnicas son presentadas en las sesiones, se pide feedback de su entendimiento, se ensayan en consulta y se asignan como tarea para casa a un área problema seleccionado.

(36)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 36

Técnicas de tratamiento

La finalidad de las técnicas cognitivo-conductuales es proporcionar un medio de nuevas experiencias correctoras que modifiquen las distorsiones cognitivas y supuestos personales.

Finalidad de las técnicas cognitivas: Facilitar la exploración y detección de los pensamientos automáticos y supuestos personales. Una vez detectados comprobar su validez.

Finalidad de las técnicas conductuales: Proporcionar experiencias reales y directas para comprobar hipótesis cognitivas y desarrollar las nuevas habilidades.

Conviene señalar que la C.T, en principio, es "ecléctica" en cuanto a las técnicas empleadas. Lo relevante es revisar y contrastar la validez, a modo de hipótesis, de las distorsiones y supuestos personales, EL PROCESO que conlleva tal revisión.

A continuación presentamos algunas técnicas empleadas con frecuencia en la C.T.

Técnicas cognitivas

1. Detección de pensamientos automáticos: Los sujetos son entrenados para observar la secuencia de sucesos externos y sus reacciones a ellos. Se utilizan situaciones (pasadas y presentes) donde el sujeto ha experimentado un cambio de humor y se le enseña a generar sus interpretaciones (pensamientos automáticos) y conductas a esa situación o evento. También, a

veces se pueden

representar escenas pasadas mediante rol-playing, o discutir las expectativas terapéuticas para detectar los pensamientos automáticos. La forma habitual de recoger estos datos es mediante la utilización de autorregistros como tarea entre sesiones.

(37)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 37 2. Clasificación de las distorsiones cognitivas: A veces es de ayuda enseñar a los pacientes el tipo de errores cognitivos más frecuentes en su tipo de problema y como detectarlos y hacerle frente.

3. Búsqueda de evidencia para comprobar la validez de los pensamientos automáticos: Puede hacerse de diferentes maneras:

I. A partir de la experiencia del sujeto se hace una recolección de evidencias en pro y en contra de los pensamientos automáticos planteados como hipótesis. II. Diseñando un experimento para comprobar una

determinada hipótesis: el paciente predice un resultado y se comprueba.

III. Utilizar evidencias contradictorias provenientes del terapeuta u otros significativos para hipótesis similares a las del paciente.

IV. Uso de preguntas para descubrir errores lógicos en las interpretaciones del paciente (sin duda el método más usado). Para comprobar los supuestos personales se usan métodos similares.

4. Concretizar las hipótesis: Las formulaciones vagas del paciente sobre sus cogniciones deben de ser operacionalizadas lo más claramente posible para su contrastación. Para ello se le pregunta al paciente que refiera características o ejemplos de sus formulaciones vagas e inespecíficas.

5. Reatribución: El paciente puede hacerse responsable de sucesos sin evidencia suficiente, cayendo por lo común en la culpa. Revisando los posibles factores que pueden haber influido en la situación de las que se creen exclusivamente responsables, se buscan otros factores que pudieron contribuir a ese suceso. 6. Descentramiento: El paciente se puede creer el centro de la

(38)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 38 recogida de información proveniente de otros (Ej. diseñando un experimento a modo de encuesta) puede comprobar esa hipótesis.

7. Descatastrofización: El paciente puede anticipar eventos temidos sin base real y producirle esto ansiedad. El terapeuta puede realizar preguntas sobre la extensión y duración de las consecuencias predichas así como posibilidades de afrontamiento si sucedieran, ensanchando así la visión del paciente.

8. Uso de imágenes: El terapeuta puede usar las imágenes para que el paciente modifique sus cogniciones o desarrolle nuevas habilidades. Por ejemplo pueden ser utilizadas imágenes donde el paciente se ve afrontando determinadas situaciones, instruyéndose con cogniciones más realistas.

9. Manejo de supuestos personales: I. Uso de preguntas:

- Preguntar si la asunción le parece razonable, productiva o de ayuda.

- Preguntar por la evidencia para mantenerla.

II. Listar las ventajas e inconvenientes de mantener esa asunción.

III. Diseñar un experimento para comprobar la validez de la sunción.

Técnicas conductuales

1. Programación de actividades incompatibles: Se utiliza para que el paciente ejecute una serie de actividades alternativas a la conducta-problema (Ej. actividad gimnástica en lugar de rumiar) 2. Escala de dominio/placer: El paciente lleva un registro de las

actividades que realiza a lo largo del día y va anotando para cada una de ellas el dominio que tiene en su ejecución y el placer que le proporciona (Ej. utilizando escalas de 0-5). Esta información es

(39)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 39 utilizada para recoger evidencias de dominio o para reprogramar actividades que proporcionan más dominio o placer.

3. Asignación de tareas graduadas: Cuando el paciente tiene dificultades para ejecutar una conducta dada, el terapeuta elabora con el paciente una jerarquía de conductas intermedias de dificultad hasta la conducta meta.

4. Entrenamiento asertivo: Se utiliza para que el paciente aprenda a manejar con más éxito sus conflictos interpersonales y exprese de modo no ofensivo ni inhibido, sus derechos, peticiones y opiniones personales.

5. Entrenamiento en relajación: Se utiliza para que el paciente aprenda a distraerse de las sensaciones de ansiedad y la inhiba a través de la distensión muscular.

6. Ensayo conductual y rol playing: Se recrean escenas que el paciente ha vivido con dificultad y mediante modelado y ensayo de otras conductas se van introduciendo alternativas para su puesta en práctica.

7. Exposición en vivo: El paciente se enfrenta de modo más o menos gradual a las situaciones temidas sin evitarlas, hasta que desconfirma sus expectativas atemorizantes y termina por habituarse a ellas.

(40)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 40

Terapia Cognitiva desde Albert Ellis

El modelo de Albert Ellis surge a partir de 1956, año que se considera como el comienzo de la ciencia cognitiva.

TREC

Iniciada por Albert Ellis en 1956 con gran respaldo de la investigación e la década de los 60 hasta la fecha y ha resultado sumamente eficaz en la clínica, destacándose especialmente con trastornos como la depresión, ansiedad, ataques de pánico, fobias, disfunciones sexuales, conflictos de pareja, adicciones, ira, violencia, etc.

La TREC es una terapia práctica con método directivo, que se aplica para superar problemas y mejorar el desarrollo personal y cuy objetivo principal consiste en que “los clientes, al terminar la terapia, sean capaces de elegir con libertad sus propias emociones, conductas y estilo de vida (sin restricciones físicas, sociales o económicas); y con un método de auto observación y de cambio personal que les ayude a mantener sus ganancias en el futuro.

El tema central de la teoría y práctica del cambio en la TREC es el descubrimiento y refutación de las creencias irracionales para reemplazarlas por otras funciones por otras funcionales y más eficaces (racionales). Se

emplean todos los recursos posibles, dentro de las sesiones. Los recursos pueden abarcar las áreas: cognitiva, emotiva, conductual, asociadas al pensamiento (inferencia o creencia) disfuncional a modificar.

Éste tiene un modelo educativo donde se piensa en un reaprendizaje más apropiado y útil para lograr conductas más eficaces para el logro de los objetivos de la persona. Se pone especial énfasis en recursos destinados al cambio que se realizan durante el tiempo que transcurre entre sesiones y que denomina “tareas de auto ayuda”, éstas son planificadas y determinas de común acuerdo entre terapeuta y el paciente antes de finalizar cada sesión, para ser realizadas durante el tiempo entre sesiones.

(41)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 41 Basarse en que la adquisición de las conductas y emociones disfuncionales es principalmente por aprendizaje y asumir que los principios psicológicos del aprendizaje pueden ser útiles para modificarlas.

En consecuencia: Adoptar el modelo educativo o de aprendizaje (en vez del modelo médico de enfermedad-curación).

Con el objetivo de que el paciente adquiera las habilidades para enfrentar solo futuras situaciones.

Breves, de tiempo limitado.

Orientadas al problema (enfocadas en los factores que lo sostienen, antes que a sus orígenes).

Basadas en la colaboración entre paciente y terapeuta como un equipo.

Estructurada y dirigida

Estimulando el descubrimiento y no imponiendo puntos de vista autoritariamente

El estilo y técnicas del terapeuta, adaptado al cliente, su problema y su situación.

El fin último de la TREC es colaborar con los clientes para que puedan desarrollar todo un cambio filosófico, más que un alivio del síntoma, que incremente su efectividad y su felicidad en todas las áreas importantes en las que se desenvuelve el individuo; incluyendo el campo laboral, en las relaciones de pareja y en la educación, en las relaciones interpersonales, con la comunidad y en el desarrollo de su propia salud y el bienestar personal. La TREC es una terapia educativa y colaborativa, los clientes aprenden la terapia y cómo utilizarla por ellos mismos, para esto es necesario que el terapeuta

(42)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 42 explique claramente todos los procedimientos que se van a llevar a cabo, y que, entre los dos diseñen el curso del tratamiento.

Características de la TREC

- Abordaje integral: emotivo, cognitivo, conductual.

- Centrada en el problema, pero muy profundas por el contenido abordado.

- Pueden considerarse breves en relación al promedio de otros abordajes.

- Incluye tareas cotidianas, entre sesiones.

- Perdurable en el tiempo por su acción educativa y trasformadora.

- Apoyadas por la investigación más actuales en psicología.

- Amplia capacidad de integración de técnicas y recursos eficaces provenientes de otros enfoques.

El proceso de la terapia racional-emotiva

La teoría de la TREC afirma claramente que las Experiencias Activadoras, como por ejemplo la pérdida de un empleo, no hacen que las personas tengan consecuencias emocionales tales como los sentimientos de depresión, desesperación y pánico; y no conducen a consecuencias conductuales como la inercia o la evasión. Más bien, es la propia persona la que se convierte en el factor principal que produce esas consecuencias, al sostener firmemente ciertas creencias.

La Terapia Racional Emotiva Conductual consiste en 4 grandes fases

1. Explicación del esquema a-b-c:

A (Acontecimiento activador) será alguna experiencia de la

vida real del cliente.

(43)

Elaborado por: Emma Rodríguez Mejías Página 43

C (Consecuencia) se corresponderá con el malestar emocional

y/o conductual producido por la percepción del acontecimiento. Son los problemas objeto de atención para la TRE. No es raro que los pacientes presentes problemas secundarios que se solapen con los primarios, es decir, que desarrollen síntomas secundarios ante la percepción de sus síntomas primarios (experimentar vergüenza, depresión o culpabilidad por sentirse ansioso, deprimido o adicto a algo). Es importante distinguir entre ambos tipos de problemas. Primero se analizarán los secundarios, para, posteriormente, centrarse en los primarios.

D Acción del terapeuta para modificar lo que ocurre en B. E Consecuencias emocionales y conductas adaptativas.

Antes de explicar el esquema al paciente, hay que conocer la naturaleza y la dinámica de sus problemas: A través de entrevistas de evaluación, el terapeuta determinará, el tipo de problemas que presenta el cliente y, a continuación, sus creencias irracionales. Los problemas se clasifican en 2 categorías:

I. Problemas externos: Dependen de las situaciones ambientales: Preocupaciones profesionales, Problemas específicos de la vida (económicos), Dificultades de relación con personas concretas (esposo "odioso"). Se consideran como A: "acontecimientos activadores".

II. Problemas internos: Síntomas que presenta el cliente: Depresión, Ansiedad, Ira, Culpa, Adicciones.

Al escuchar a los clientes, se podrán detectar indicios que faciliten, posteriormente, el hacer preguntas concretas

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...