capítulo 23

14 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Le habían prohibido qúe s€ senta¡a, a pesa¡ de los he¡mosos silion€s de gobelinos.

!¡án

lss reslss del prorocolo. Cose que mol€sto bs sob;emsne¡s s Khrvsé,que

cshbiobs

el peso de la pi€.na 5 cada instante mienrras .esoptaba

ni.ando

al cielorraso.

\¡\

H

I

.l

tl

A un costado, dos hombres prefe

rí¡n

pesa¡ inad!€.tidos a¡nque ¿so

¡esulta.a imposible con sus nec¡os bigotes, sus ab¡lt¿dos cuellos de núsculos Y el

brlto

de

s

nm.'bá

La

enperat¡iz

necesita de su tiempo pa¡a p.e pararse. sé paciente,

(2)

De pronto ove¡on el iaconeo. Eso alte¡ó a Kh¡ysé que se cuadró

i!

conscient.m€nl¿ como €n

rm.rÁr

tel milita.,

Alteza... Las ob.gs de erte

de este csstiuo palidecén

ant€ tu her¡¡osü¡á.'Salam

Oh,

niquerido...

Deja el,salam Aleikum' para los pásto¡és de¡

dB¡é.

to.

A

nípu€des

lramái

¡e.ah

a

secs

-No c.eo qr¡e nec€site de ella. Malarik esta

allí

con

nosot.os:

No

i.é

si así lo desea,

al-

Mis ú¡icas credencisles son

el

es

,

tár

vivá, señora. Y

le

.ecu€rdo

-que ya no es

eñperatliz

de

Per-sia, sino uh¡ simple p¡ebeya

t*

me¡da

de que

maten y que

necesils de mfpa¡a que eso

ro

Dil€ a tu enpleada que

no ólvid€ las reglas del

q¡ot@olo. No se Ie pue de

habh.

á una empera

triz

sin present¡r

et€s

¿Y dices que esta

flacu-chs co¡ s¡liconas va e

(3)

Altez8...

No t¡ene que hsbl¿rte si así lo

pre-fie¡e.

EDa sólo se

nra!

tendrá en silencio cerca

de

ti.

El ebperado¡ así

Está bien. Pe¡o que €üa vaya en un vúelo antes

:Y

cuándo hüemos ese ñermoso visje e

lsl

isla!

ridji

gue me prometiste?

Muv bien atendido én

us

clín¡-ca

;uiza, artez¡.

Pe¡o él se

ce

núnicsrá

oronto con

uted,Por

.r

moó¿nto viaiará

¡

Antibes

..no

lo ha DleDe¿do. Nec€sita

D

bue¡ desceso despu& de

te

do ese

calveio

que han p6&do.

Prime¡o; tuvieron que hu¡r de

kán.

Luego'

conehzsr un v¿g¡bundea¡ Por

el

mundo sin poder ve. s su únlco h¡jo. Tuv¡eron

trcce

atemedc

contra su

vid¡

laltidG.

Ellos he!

vísn y ningún país los

que¡ís Ahda €l'sha'

ha enfe.mado de cancer v pronro monra.

creo

gue no eres justa con

eü¡.

Nsü

me¡o6 que

fsratl

Diva. La espos de

za Pahlevi, el

empera-El talatollah, yá s€ ha encargado de mandarlos

¡

mq

d0r.;aué

ien;o

que hacer

to

con ella? ¿No hss

vi!

to que no me

epo¡ta?

Y el sentimi€nto es

hutuo'

Khrvsé-. comp¡éndels, sus ¿os

úrtlños

años hsn

Bien, c¡eo que es hora de

separd

nos, Aquí tienes uns

cdpeta

con toda

la

info.ha.ión

necesa¡¡a del

entoúo

de ra

eifge¡atrtz.

Ap¡ove cha €l vuelo pa¡a estudia.lú bien.

(4)

(Hnmm...

omar Mala¡ik

sim:

Un oscuro rehi€nte der ejé¡cito que

iue repentin6me¡te enrotado en l3s trlss de

Is

'Sswak'. la Dolicia

sec¡ets del 'shst,,. A

ts¡ s¿lo.ic?

días antes de

ta.evotuc'ón

de Kbo

(Y €s precisanente Malarik el cüstodio pe¡sonal

'fül

ti

me' de

¡arah

Diva...)

(Me

teno

que con ese

ti

Po en la casa tend¡é sr go de trebojo extra ade mÁs de los modá]es

dé-(Ull... Allí

viene.,, Y a-comPáñáda po¡ Mál&¡ik y dos de sus honb¡es...) (Y áho¡a a éspe.a¡la t¡es

ho.6

el aeropue¡tor He prepa.ado su

residen-cia, alteza. Y me he ocu pado persohal¡nente de...

(5)

(sí,

lo"

p¡.blem4

ya \

C!árd€ esa cosa, señóri ta. To.tó esrd bájo

cor,

trol.

.4quel ext.añó ou€ s b¡sza a

la empe.arri;

€s-el hljo qúe eltd te supo

No cres uha sota o¡¡n_ hra. Son hab¡adu¡i;r. ¿Qué te pa.ece si ÁhG ra vanos a cuid¿. a )a

No me to diga. Usted de be se¡

ohÁ.

Matarik

Sih.

(6)

La casa era admi¡ábl€, u¡á

villa

del srslo

xVllr

enclovadá en un

risco desde do¡de podía veÉe to ¿o

el iuigor

d€l Medite¡ráneo.

El p¡íncipe no podía despegar los ojós de sú hsdre.

\l

ori

'

ipró lF

¡

o"i' ió 'rmiasrFnre ts

ñano, Deru Lues., se

lo

tomó y .lijo...

(Hmnm.,.

La

empera-triz

ya no p3rece

¡€p3-¡Ér en mí... fla puesto toda sü átención en er inven p¡íncipe, qu€. en

rre psiéniesis, no

estí

I

Pobr€s... Eacía dos años one no se veían... Desde la

¿volución, Tuvie¡on que separarse

y...

Por eso el vino co¡riendo a Antibes.

Pá¡a verr6.... se quie.en,

Así pa.ece... No

s.

han despesado el úno del ot.o

en rodá la cena ni d€-rp!és

Hasta que, de p¡onto, la empe¡ahiz se levántó d€l

silión y dijo...

La ácompaña¡é hasta su cua¡to,

(¡! rels engreíds! iNo ts sopo¡to!

I r nhn¡e¡rír ¡"a¡¡ñ qé ha.p rÁ

!mpe¡at.izr

iPrcfie¡o esta¡ en lá

serva centroam€ricsna en medio de

!n

batanón de gue¡.ille¡os qüe

ve¡le todo ei día la cáral)

Bi€n, cr€o q¡e me

i¡é

Nos v€.émos maíána,

Déjese de molesta.. Y ¡o qui€ro verla ce¡ca

(7)

(Un momento... oigo pa sos descalzos y ¡ápidos eh eI

psiUo.

Cono si no quisi€¡án

hacé¡.uido...)

f-t

(¡:Tanto

ls

sms que no puerle

esta¡ separqdo de ella ni a la

(Y

allí

vs €lguie¡,

h

¡rrré..ró¡

d.l .rnrto d.

(De hodo que se

trata

ba dcl Drírcipe

hered;

¡o, ¿elr?)

(Y

allí

va. Di¡ecto al cua¡

to de su que¡ide

radre,la

(8)

iMaldición!

i¡ue

erla! que há visto, pe¡o no ¡No tenemG que darle

'-#"

jsí'

Erls debe ssberlo, iEstd en jueso el

b!e¡

nombre y hono¡ de mi

Juro qu€

¡o

di.é

¡i

uná paláb¡a a la revista

lle

Y

Lo soy, por desg¡aci¿. Yo,.. no

!ue¡ía

e¡aho.a¡he

de

es-ta mujer, pero... pasamos quin ce diss €n Süiza, nos

conoci-mos... descubrimos que

teníe-mos muchas

cos6

en común R€sulto que...

la

empe.á-triz

no es lá

enperatriz...

lll€..,

es una perso¡a elegida po¡ su ñaré.i.1ó

¡

nri mádrc. Los detalles

iüe¡on correei.los con

ci¡lgía

plústi

ca. Tú sabes, hay l€r¡oristas que quie

.€n ssesina¡ a mis pad¡es \i esto..- no era más que una pánialla óárá deslis

¿Y tú? ¿Tqhpoco eres

(9)

N4sld rs s€ss..,,:Qué crees ¡rue Penss¡ían sr los

vierar

acosia dos á los dos? iTú e¡es iá que

tend.ías que dár

el

ejemplol

Nadie

hás.

Ni

siqúie-(Maldición... me die¡or eq nas de aho.carlá,.. Pe¡o no se ve¡ía bien una empera

t¡iz

siendo aho¡cada por su

¡Déjala! ¡Ella ho tiene la

Yo soy ]a gue váyd a de

cidi.

eso. Y po. el

no-mento ahbos están bajo

his

órdenes. lncl0ido tú, príncipe. ¡tQuién más sa

Y que no se ente.e. No qúierc saber lo que

pe!

sa¡ía ai sabe¡ que no

es-tá c¡idando a

la

persona indicada.

B'en, mañá¡a veremos cónro o¡sq

nizámos estd locu¡a. Po¡

el

mo-m€nto quie¡o que cadá

lno

se

va-ya a su habitación en silencio. Y sin besos de despedida,

(10)

¿ehtendi-(Pero...

¡o

est{in aquí... ¡:Á

I.ue

rc¡rible.

r,as explosiohes no

era¡

denssiado especracu

l¡¡es.

Pero los plo¡ros iban

(lestfuve¡do to¿o q su camino. I

?,i0

1Vt

r

l).

"M

iDios Srntol iNos

alncá¡l

(11)

¡No pas.rón por aquí!

aaT

¡corre

al cüs¡to de

la

ém

Pe¡st.iz!

¡N6

atacant

-¡Empe.at¡¡z! ¡príncipet ir_es habia

Mar¡rtkr

,Hé

l3T""lii.'"ff

,iiXÍt;":T|:J;"J,:,H:

J.,:?:i:;;

tr

l*:"j:r":",?,;iji¿T

F'F;Í{*#:TT

¡DeténgáhseJ ¡No ouére_

(12)

jAy,

Dios mío!

iAl

l¡nal ocu

nió'

¡Yo

oeí qie...l ilvsldi

ta sea, no quiero

mo.irl

Tranquiiizáte, Brooke. Na dn

6.r¡rir;.

Rh¡vsé está aquí. Ellá nos pr;teserÁ.

iNol

iEtla no puede hsce¡ nada con esr pistola! iconozco a Ma

la¡ik! i¡s

un perro de p.esa!

iyo

quiero lá¡garme de squír ¿Lo

o-yes? iYo i¡é 3 decirle s Msla

rik

que no soy lá verdadera

¡a

¡No

permiti¡é

que lo

iSúéltane, estúpido!

iyo

no te

ahol

¡Yo lo que

quie.o es sáli¡ de

a!úí

con vidal ¿Has comp¡€n dido?

)-r

-..-'(

dyeme, yo no_soy la emperauiz... Soy Arooke Sánchez. Am€¡icana de

Califo¡¡iá.

Me operaron ta ca rá pa¡a par€cerme ú elta. No sov

(13)

'Itanq

ilo,

p.i¡cipc.

han toNado su

vid¡.

No

dej.s.lre

tomeh lq tu

¡.i:t&nios pordidos,

p¡ír.ipc.

¡-ad¡

Podehos hscer conl¡¿ tres

rilles

iNlé pueUo co' furmor

col

sólo

n

mrllón,

pri¡cip.'

¡No

so!

tsn r,n

biciosol ¡salgdn

co¡

las hanos €n ál1o y no les hareDos daño!

i\ bfló

puerrs leflanren

1c, y sus die¡tes de oro

bri

ll¡ron

coDo su

ahbició¡...

(14)

Diabro\,

creiaúe

¡o tegq

\

bF a

r,Éñpo...

,/

jIo

sienlo'

iLo sre¡rot ,.Es lo único que ssbes deci12 ¡Déjs

he

la¡ga¡me de aquít ?ie¡j€

.es? ¡Y oividate de ese v;áje

3 1as

Pidjir

iNo esroy de humor!

¿Y pára eso espe.aste ran

Pues...

co¡¡o

1o hab.ás

visro iodo füe uná ta¡sa__. Desconliábamos de Msla

¡ikt

pero necesitábsmos p¡obar que él e¡a el

lrai-E¡ p¡íncipe

caninó

lentahenre lro.i¿ el cuerpo de

ts

mutɡ. Se

hsbia arLsmorsdo de ese.osr.ó_ Pero no se pr€gulró po¡ qué. So ro sob¡8

qle

e\a

sr

or Lbbía si do fá]so. TÁn tslso como la cm

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :