Roj: SAP Z 11/ ECLI:ES:APZ:2021:11

Download (0)

Full text

(1)

Roj: SAP Z 11/2021 - ECLI:ES:APZ:2021:11

Id Cendoj:50297370062021100011

Órgano:Audiencia Provincial Sede:Zaragoza

Sección:6

Fecha:12/01/2021 Nº de Recurso:882/2020 Nº de Resolución:11/2021

Procedimiento:Recurso de apelación. Procedimiento abreviado Ponente:MARIA PILAR LAHOZ ZAMARRO

Tipo de Resolución:Sentencia

S E N T E N C I A Nº 000011/2021

Presidente

D. CARLOS LASALA ALBASINI Magistrados

D. FRANCISCO JOSE PICAZO BLASCO Dª. MARIA DEL MILAGRO RUBIO GIL

Dª. MARIA PILAR LAHOZ ZAMARRO (Ponente) En Zaragoza, a 12 de enero del 2021.

Visto por la Sección Nº 6 de la AUDIENCIA PROVINCIAL DE ZARAGOZA, constituida por los Ilmos. Sres. Magistrados que al margen se expresan, en grado de apelación el Rollo Penal nº 882/2020 en virtud del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el JUZGADO DE LO PENAL Nº 3 de ZARAGOZA en los autos de Procedimiento Abreviado 286/2019 sobre delito de apropiación indebida y falsedad documental, siendo parte apelante: Dª. Ángeles , representada por el Procurador D. JESÚS USÓN SANAÚ y asistida por el Letrado D. ADRIÁN COMÍN GARCÍA y partes apeladas: D. Adolfo , representado por la Procuradora Dª MARÍA PILAR ARTERO FERNANDO y asistido por el Letrado D. ANTONIO ORÚS CASAMIÁN y el MINISTERIO FISCAL. Siendo Ponente la Ilma Sra. Magistrada Dª MARÍA PILAR LAHOZ ZAMARRO, que expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO .- En el citado Juzgado recayó sentencia en fecha 8 de octubre de 2020 cuya parte dispositiva es

del siguiente tenor:

"DEBO CONDENAR Y CONDENO A Ángeles , como autora criminalmente responsable de un delito de falsedad en documento público, en concurso medial con un delito de apropiación indebida, sin concurrir circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal, a las penas siguientes:

-PRISIÓN DE UN AÑO, con la pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

- MULTA DE SIETE MESES CON CUOTA DIARIA DE CUATRO EUROS y responsabilidad personal subsidiaria del artículo 53 del C Penal , para el caso de impago o insolvencia, todo ello con condena al abono de la mitad de las costas causadas.

DEBO CONDENAR Y CONDENO A Ángeles , como responsable civil, a abonar a Adolfo , la cantidad de 4.500 euros, por los daños y perjuicios causados, cantidad que devengará el interés del artículo 576 de la LEC ".

(2)

"Se declara probado que Ángeles , sin antecedentes penales, y Adolfo mantuvieron relación de pareja. Sobre mediados del año 2016, la pareja decidió abrir un taller de coches, llamado SWISS AUTO, sito en el polígono Plaza de Zaragoza, decidiendo de común acuerdo, que la acusada apareciera como titular de dicho taller, quien se encargó además de funciones administrativas, mientras que Adolfo se encargó de la mecánica, apareciendo como trabajador por cuenta ajena.

Ambos aportaron al negocio diversos bienes y herramientas.

En septiembre/octubre del 2017, cerraron el taller debido a las pérdidas económicas que sufrían.

Durante todo este tiempo, Adolfo tuvo aparcados en el taller, un vehículo Seat 600 matrícula H-....-N y una motocicleta marca DERBI, modelo Tricampeona, ambos de su propiedad y sin valor económico alguno, según tasación pericial.

No ha quedado acreditado si el negocio del taller se traspasó a tercero, si el negocio siguió abierto o si cerró y en este último caso, en qué fecha cerró.

El 15-03-2018 se encontraba en el taller, el vehículo Seat 600, siendo encargado del taller en este momento, Desiderio .

En el mes de junio de 2018, se encontraban en el taller los siguientes bienes: -Motocicleta referida anteriormente,

-Vehículo Seat 600, en un estado lamentable, sin ruedas ni motor -Turismo marca Volkswagen, modelo golf, en reparación.

-Baca-baúl marcha THULE -Ordenador

-Sillón de oficina tipo deportivo

No ha quedado acreditado que el Sr. Adolfo entregara a la acusada tales bienes, con obligación de devolverlos posteriormente. No ha quedado acreditado que la acusada haya utilizado tales bienes en forma alguna, ni que los haya enajenado, ni haya recibido beneficio económico de tipo alguno, ni los haya incorporado a su patrimonio en forma alguna.

En abril/mayo del año 2017, Evaristo ofreció en internet, la venta del coche Audi, modelo A4, matrícula .... FSS . Interesado por la operación, Adolfo se puso en contacto con el vendedor para comprar el vehículo, quedando ambos en Calatayud para concertar la venta, Adolfo llevó el contrato de compraventa de vehículo, con sus datos rellenados, siendo la fecha del contrato, el 14-05-2017. Una vez en Calatayud, estando ambos contratantes presentes, se rellenó el contrato con los datos del vendedor Evaristo . No consta quién rellenó los datos del vendedor.

Adolfo entregó a Ángeles , el contrato de compraventa del vehículo Audi A4 matrícula .... FSS , para que realizara las gestiones necesarias para cambio de titular. Ángeles estampó su firma como compradora, en un nuevo contrato de compraventa del vehículo Audi A4, de fecha 21-07- 2017, a sabiendas de que ella no había concertado contrato alguno de compraventa de vehículo, con Evaristo .

No ha quedado acreditado que la acusada rellenara el resto de los datos del contrato de compraventa de fecha 21-07-2017, a salvo su firma.

Ángeles entregó este nuevo contrato de compraventa de fecha 21-07-2017, a una gestora para que lo presentara en Tráfiico para cambio de titularidad, junto al resto de documentación preceptiva, poniéndolo de esta manera a su nombre.

Desde entonces la acusada ha venido utilizando dicho vehículo Audi 4.

El Sr. Adolfo no autorizó ni prestó su consentimiento a tal cambio de titularidad, El perjudicado reclama los perjuicios causados."

TERCERO.- Contra dicha sentencia interpuso recurso de apelación la representación procesal de Dª. Ángeles

, alegando error en la valoración de la prueba e infracción de normas del ordenamiento jurídico (art 392 CPn). Admitido a trámite el recurso, se dio traslado a las partes, informando el Ministerio Fiscal en el sentido de interesar su desestimación; la representación procesal de D. Adolfo interesó asimismo la desestimación, con imposición de las costas.

(3)

CUARTO .- Seguidamente se elevaron las actuaciones a esta Sección Sexta de la Audiencia, donde se señaló

día para la votación y fallo del recurso.

HECHOS PROBADOS

PRIMERO.- Se aceptan los hechos declarados probados en la sentencia recurrida excepto los párrafos

siguientes, QUE NO SE ACEPTAN:

" Adolfo entregó a Ángeles , el contrato de compraventa del vehículo Audi A4 matrícula .... FSS , para que realizara las gestiones necesarias para cambio de titular. Ángeles estampó su firma como compradora, en un nuevo contrato de compraventa del vehículo Audi A4, de fecha 21-07- 2017, a sabiendas de que ella no había concertado contrato alguno de compraventa de vehículo, con Evaristo .

No ha quedado acreditado que la acusada rellenara el resto de los datos del contrato de compraventa de fecha 21-07-2017, a salvo su firma.

Ángeles entregó este nuevo contrato de compraventa de fecha 21-07-2017, a una gestora para que lo presentara en Tráfiico para cambio de titularidad, junto al resto de documentación preceptiva, poniéndolo de esta manera a su nombre.

Desde entonces la acusada ha venido utilizando dicho vehículo Audi 4." SE SUSTITUYEN por lo siguiente:

Adolfo rellenó un impreso de contrato de compraventa de vehículo usado entre particulares poniendo como vendedor del vehículo Audi matrícula .... FSS a D. Evaristo , como parte compradora a Dª Ángeles y como fecha de la transacción la de 21 de julio de 2017. Ángeles lo firmó como "compradora" y lo llevó a una gestoría para que lo presentara en Tráfico para el cambio de titularidad, junto al resto de documentación preceptiva que le facilitó Adolfo , poniendo de esta manera el vehículo a su nombre. Desde entonces ha venido utilizando dicho vehículo Audi 4.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO .- El primer motivo alegado de recurso es el error en la valoración de la prueba, entendiendo la parte

recurrente que la prueba documental, testifical y pericial no acredita la comisión de los delitos por los que ha sido condenada Dª Ángeles y que debe prevalecer el principio de presunción de inocencia.

Existe una consolidada doctrina jurisprudencial referida a la existencia de prueba de cargo y al derecho constitucional a la presunción de inocencia. Con arreglo a ella, la STS de 25 de julio de 2018, nº 384/2018, mantiene que: "El derecho a la presunción de inocencia según ha sido perfilado por el Tribunal Constitucional -entre otras, STC 68/2010, de 18 de octubre- aparece configurado como regla de juicio que implica la prohibición de condena sin el soporte de pruebas de cargo válidas revestidas de garantías y referidas a todos los elementos esenciales del delito, de las que quepa inferir razonablemente los hechos y la participación del acusado. Existirá violación de tal derecho cuando no haya pruebas de cargo válidas o cuando no se motive el resultado de dicha valoración o cuando por ilógico o por insuficiente no sea razonable el iter discursivo".

En similar sentido, la STS de 31 de octubre de 2019 ( Sentencia 529/2019) señala que "la verificación de la existencia de prueba de cargo bastante requiere una triple comprobación. En primer lugar, que el Tribunal de instancia haya apoyado su relato fáctico en pruebas relativas a la existencia del hecho y a la participación del acusado en él de suficiente contenido incriminatorio. En segundo lugar, que las pruebas sean válidas, es decir, que hayan sido obtenidas e incorporadas al juicio oral con respeto a los derechos fundamentales y con arreglo a las normas que regulan su práctica. Y, en tercer lugar, que la valoración realizada para llegar a las conclusiones fácticas que sean la base de la condena, teniendo en cuenta el contenido probatorio de la prueba de cargo disponible, no se aparte de las reglas de la lógica, de las máximas de experiencia y de los conocimientos científicos, y que no sea, por tanto, irracional, inconsistente o manifiestamente errónea". ( STS 547/2018, de 13 de noviembre y STS 97/2020, de 5 de marzo, por todas). Hay que añadir que esa actividad probatoria lícita, suficiente, de cargo y motivada ha de venir referida a todos los elementos del delito, tanto los objetivos como los subjetivos.

En el caso de autos la magistrada aprecia un delito de falsedad documental y funda la condena en que la acusada reconoció haber firmado el supuesto contrato de compraventa de 21-7-2017, en el que figura como vendedor Evaristo y como compradora Ángeles , siendo pacífico que ella no compró en ningún momento el vehículo Audi a Evaristo pues así lo reconoció la acusada y lo testificó Evaristo ; señala que ella se atribuyó falsamente la condición de compradora, alterando así uno de los elementos esenciales del contrato y que

(4)

hubo dolo falsario porque Ángeles reconoció la firma y la inexistencia de esa compraventa, concluyendo que hubo prueba de cargo suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia y fundar la condena por el delito de falsedad en documento mercantil. Estima la sentencia que la falsedad se realizó como medio para cometer un delito de apropiación indebida del art 254 CPn (en redacción dada por la Ley Orgánica 1/2015) y valora para ello la declaración del Sr. Adolfo y la de la propia acusada, señalándose en la sentencia que él compró el vehículo en virtud de contrato de 14-5-2017 y solicitó de la acusada que hiciera las gestiones para el cambio de titularidad, estampando Ángeles por el contrario su firma en un nuevo contrato y consiguiendo poner el vehículo a nombre de ella, vehículo que ha venido utilizando desde entonces hasta la actualidad.

Estando acreditado que el vendedor Evaristo vendió su vehículo a Adolfo y no a Ángeles , para poder apreciar un delito de falsedad es preciso que la alteración de la verdad tenga entidad suficiente para afectar los normales efectos de las relaciones jurídicas, con lo que se excluyen de la consideración del delito los mudamientos de la verdad inocuos o intrascendentes para la finalidad del documento y así lo señala reiteradamente la jurisprudencia ( STS 40/2018, de 25 de enero con cita de anteriores). Y en este punto debe valorarse la manifestación de Ángeles de que el vehículo Audi fue un regalo para ella de Adolfo , que le dio un contrato de venta del vehículo en el que era ella quien figuraba como compradora para que lo firmara y llevara la documentación a la gestoría para ponerlo a nombre de ella en Tráfico, haciéndolo así ella. De ser cierta esta manifestación, aunque el supuesto contrato de compraventa de 21-7-2017 no fuera real porque no refleja el verdadero negocio jurídico concertado por Evaristo , la falsedad sería inocua porque el nuevo propietario Adolfo transmitía a Ángeles el vehículo que él había comprado y el documento falso no suponía una alteración trascendente en el tráfico jurídico: solo se saltaba el trámite de poner primero el coche a su nombre en Tráfico y ello por voluntad del transmitente Adolfo . El testigo Adolfo negó que él regalara el vehículo a Ángeles , persona con la que mantuvo una relación sentimental y con la que montó un taller de coches; pero también ratificó en el acto de juicio a preguntas del Ministerio Fiscal todo lo que había declarado ya en la causa, constando que en fase de instrucción reconoció que la letra manuscrita en el cuerpo del contrato que lleva fecha 21 de julio de 2017, folio 50 de las actuaciones, era suya, y también la fecha, aunque afirmaba que había sido traída su letra de otro documento. El dictamen pericial de Policía Científica (folios 347-348) efectuado sobre el original que lleva fecha 21-7-17 y se usó para el cambio de titularidad a favor de Ángeles , obrante a los folios 244 y 245 de las actuaciones, determina que el contenido manuscrito de tal documento es original, luego debe concluirse que D. Adolfo (que reconoce que es su letra) rellenó a mano el documento de compraventa de vehículo usado entre particulares poniendo el nombre y datos de Evaristo como vendedor y el nombre y datos de Ángeles como compradora del vehículo Audi matrícula .... FSS y poniendo también como fecha del mismo el 21 de julio de 2017. La perito calígrafa que emite otro dictamen en las actuaciones llega a la misma conclusión que los peritos de Policía Científica al señalar en su informe que "no se han apreciado ni en el soporte ni en el contenido de los documentos dubitados, objeto de estudio, signos de manipulación o alteración fraudulenta, por tanto se descarta que sea una fotocomposición al tratarse de una escritura directamente plasmada sobre el papel" (apartado 8.2 del informe, folio 378). En la sentencia no se recoge ninguna valoración de estas pruebas periciales documentadas, cuya práctica para el acto de juicio fue debidamente admitida en su día y que llevan a dudar de la contundencia expresada por el testigo Sr Adolfo al afirmar que no regaló el vehículo Audi ni facilitó él el contrato falso a Ángeles para que ésta pusiera el coche a su nombre; también estima la Sala que no responde a las máximas de la experiencia que desconociera que era Ángeles quien pagaba todos los gastos del vehículo y tenía el seguro a su nombre como aparece al folio 54,

correspondiéndose por el contrario normalmente la titularidad del vehículo con la persona que paga los gastos derivados de esa titularidad o, desde luego, pudiendo explicar el propietario por qué los gastos y el seguro los paga otra persona. Ello lleva a considerar que la testifical de Adolfo acerca de que él no regaló ni dio su consentimiento a que Ángeles pusiera el vehículo a su nombre en julio de 2017 no tiene la suficiente fuerza incriminatoria para destruir la presunción de inocencia que ampara a Ángeles pues el testigo no ha explicado por qué rellenó él un supuesto contrato de compraventa del vehículo a favor de la mujer con esa fecha y tampoco ha explicado por qué no pagó él los gastos de gestoría por el cambio de titularidad y otros y por qué el seguro lo hizo la mujer a su nombre. En consecuencia, no pudiéndose llegar a la necesaria certeza de la falta de consentimiento y participación de Adolfo en la titularidad de Ángeles sobre el vehículo a partir del 21-7-2017, se estima este motivo de recurso y se dictará un pronunciamiento absolutorio en relación con el delito de falsedad documental.

Paralelamente, habiéndose apreciado una relación de concurso medial entre el delito de falsedad y el de apropiación indebida por el que se condena también a Ángeles y estimando que no hay prueba suficiente de la comisión del delito de falsedad, la absolución por el delito de falsedad documental conlleva la absolución del delito de apropiación indebida por la incorporación del vehículo Audi al patrimonio de Ángeles .

SEGUNDO.- De conformidad con lo establecido en el art 240.2 LECrim, las costas causadas en la primera

(5)

FALLO

Que ESTIMANDO el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Dª. Ángeles contra la sentencia dictada por la Ilma Magistrada-Juez del Juzgado de lo Penal nº 3 de Zaragoza en el PA 286/2019, debemos revocar y revocamos la misma, absolviendo a Ángeles del delito de falsedad documental en concurso medial con el delito de apropiación indebida por los que ha sido condenada en la instancia, declarando de oficio las costas de la primera y de esta segunda instancia.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que contra ella cabe recurso de casación por infracción de ley, en los términos previstos en el art 849.1º LECrim, el cual habrá de interponerse dentro de los CINCO DÍAS siguientes al de la última notificación de la sentencia, a anunciar en esta Sala y para su sustanciación ante el Tribunal Supremo.

Firme que sea la presente resolución, devuélvanse las actuaciones de primera instancia al Juzgado de procedencia, con certificación de la misma para su ejecución y cumplimiento, debiendo acusar recibo. Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá testimonio al Rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. La difusión del texto de este documento a partes no interesadas en el proceso en el que ha sido dictada sólo podrá llevarse a cabo previa disociación de los datos de carácter personal que los mismos contuvieran y con pleno respeto al derecho a la intimidad, a los derechos de las personas que requieran un especial deber de tutela o a la garantía del anonimato de las víctimas o perjudicados, cuando proceda. Los datos personales incluidos en este documento no podrán ser cedidos ni comunicados a terceros. Se le apercibe en este acto que podría incurrir en responsabilidad penal, civil o administrativa.

Figure

Updating...

References

Related subjects :