Itinerario del viaje. Rumanía, 9 Días A tu aire en coche Ruta por Maramures y Transilvania

10  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Rumanía: Ruta por Maramures y Transilvania

Rumanía, 9 Días · A tu aire en coche

Ruta por Maramures y Transilvania

Te proponemos un viaje que te llevará por algunos de los paisajes agrestes más hermosos de Europa, una Ruta que te conducirá directamente al corazón de dos de las principales regiones de la moderna Rumanía. Recorre primero los pequeños y pintorescos pueblecitos de la comarca de Maramures, unas tierras donde el tiempo parece haberse detenido hace siglos. Descubre su notable legado monumental en forma de las famosas iglesias fortificadas que siembran sus montes y colinas, muchas de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a su valor arquitectónico e histórico, además de su buen estado de conservación. Tras explorar la región de Maramures, esta fantástica Ruta en coche se dirige a una de las regiones más famosas del Viejo Continente, la siempre atractiva y misteriosa Transilvania, cuna de mitos y leyendas. Hogar del implacable príncipe Vlad III Tepes ("el Empalador"), que sirvió de inspiración a Bram Stoker para la creación de “Drácula”, el vampiro más famoso de la historia, Transilvania es una tierra de magníficas catedrales e imponentes castillos. Disfruta de sus paisajes de postal, que verás

atravesando míticos montes como los Cárpatos, y de bellas poblaciones escondidas entre frondosos bosques y escarpadas montañas. Partiendo de la vibrante ciudad de Cluj-Napoca podrás conocer localidades como Negresti-Oas, Sapanta o Sighetu Marmatiei, donde las influencias húngaras y germánicas se atisban por doquier. También podrás visitar poblaciones de origen rumano como Targu Mures, Sighisoara o Brasov, donde las huellas de sus muchos pobladores y conquistadores también se dejan ver en cada rincón. Por no hablar de su sabrosa y variada cocina repleta de las influencias culinarias de sus vecinos, lo que la convierte en una de las mejores gastronomías de Europa. Una Ruta perfecta para disfrutar en pareja o en familia.

Fechas de salida_ Salidas desde Septiembre 2021 hasta Agosto 2022 Desde_ Madrid, Barcelona

(2)

DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN - CLUJ-NAPOCA

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Cluj-Napoca. Llegada y recogida del coche de alquiler. Cluj-Napoca, o Cluj como se le llama coloquialmente, no solo es la tercera ciudad más poblada de Rumanía sino una de las más activas, vibrantes y cosmopolitas del país, amén de capital histórica de la región de Transilvania. Gran parte de la culpa de este contagioso entusiasmo la tiene la segunda mayor universidad de Rumanía, cuyos estudiantes inyectan a la localidad grandes dosis de dinamismo y creatividad. Como se dice en la ciudad, en Cluj-Napoca siempre hay algo que hacer a cualquier hora del día... o de la noche. Sus grandes y cómodas avenidas conectan con sus 3 plazas principales donde se concentran gran parte de los atractivos de la ciudad: la Piata Unirii (Plaza de la Unión), la Piata Muzeului (Plaza de los Museos) y la Piata Avram Iancu (Plaza Avram Iauncu). En la primera de ellas se alza

majestuosa la Biserica Sfantul Mihail (Catedral de San Miguel), el elemento más destacado del extenso legado patrimonial de Cluj-Napoca. Obra maestra del gótico construida entre los siglos XIV y XV, es la segunda catedral más grande del país y presenta destacados elementos como el alto campanario de 80 metros de altura, el pórtico

delantero decorado con diversos escudos de armas y los maravillosos frescos de la capilla Schleunig. Un edificio impresionante. Además, la Piata Unirii acoge el Castillo Bánffy, un edificio barroco del siglo XVIII que actualmente alberga el Museo de Nacional de Bellas Artes; los palacios Josika y Rhédey; y el Monumentul Matei Corvin

(Monumento a Matías Corvino), una estatua ecuestre en honor de quien fuera rey de Hungría y Croacia desde 1458 hasta su muerte en 1490. No te preocupes si en cualquier momento te apetece tomar algo, ya que todo el centro está repleto de locales donde comer y cenar, o simplemente beber una Timisoreana, una cerveza local. Si quieres empezar desde el primer día a familiarizarte con la comida típica rumana. No dudes en probar sus famosas "Ciorbas", las tradicionales sopas de Rumanía que se ofrecen ingredientes variados, como la "Ciorba de burta" (sopa de callos y tripas) o la "Ciorba de perisoare" (sopa de albóndigas). Otra suculenta opción es el "Papricas", un guiso de pollo cocinado con abundante cebolla y verduras al cual se le añaden unos buñuelos hechos de harina que aumentan el espesor de la salsa y sirven como guarnición. ¡Pofta buna! (¡Buen provecho!). Por cierto, toda la zona situada junto al río Somesul Mic (Somes Pequeño) destaca por su intensa vida nocturna, donde gran parte de sus cafés y bares ofrecen música en vivo. Alojamiento en Cluj-Napoca.

(3)

DÍA 2 · CLUJ-NAPOCA

Te recomendamos que empieces la jornada tomando un típico desayuno rumano compuesto de una ensalada de fiambres locales como las "Caltabosi", salchichas secas de carne de cerdo y ternera ligeramente ahumadas y picantes, o los "Chiftele", pequeños filetes de carne picada con rodajas de tomate y pepino sin pelar. Acompaña tu desayuno con un soberbio café vienés con nata y los deliciosos helados artesanos rumanos. Una vez estés listo continúa explorando Cluj-Napoca. Para ello te recomendamos que lo hagas por la Piata Avram Iancu, la más

impresionante de todas las que engalanan la ciudad. Esta plaza dedicada a Avram Iancu, famoso abogado transilvano que luchó en favor de los derechos de los rumanos en Transilvania y en contra de los movimientos independentistas húngaros (que le ganaron el apodo de "Craisorul Muntilor" o "Príncipe de las Montañas"), alberga importantes monumentos arquitectónicos de la ciudad. Entre ellos destacan la Catedrala Adormirii Maicii Domnului (Catedral ortodoxa de Nuestra Señora de la Asunción), construida entre los años 1923 y 1933 en estilo brancovenesc o renacimiento valaco, el maravilloso edificio del Teatro y Ópera Nacional "Lucian Blagade", y la estatua en honor del propio Avram Iancu. La tercera plaza más destacada de Cluj-Napoca es la Piata Muzeului, uno de los lugares con más encanto y vida de la ciudad. Allí encontrarás numerosos cafés y restaurantes de gran calidad y a buen precio donde parar a tomar algo o comer. Por ejemplo, una "Tocana cu rosii", un guiso a base de carne de ternera o cerdo cocinada con mucha cebolla, ajo, perejil y el ingrediente básico, los tomates. Una delicia para el paladar. Continúa tu visita por la Casa de Matei Corvin (Strada Sextil Puscariu 1), muy cerca de la Piata Muzeului, uno de los monumentos históricos más importantes de Cluj-Napoca. Allí nació Matei Hunyadi, quien años después sería coronado rey de Hungría y Croacia como Matei I Corvin, y posteriormente elegido rey de Bohemia en 1469 y duque de Austria en 1487. Si te apetece dar un tranquilo paseo y disfrutar de una dosis de naturaleza acércate al Gradina Botanica "Alexandru Borza" (Jardín Botánico, Strada Republicii 42), un auténtico remanso de paz que muestra la vegetación de Transilvania y los Cárpatos. Fundado en 1920, podrás refugiarte además en su jardín japonés, con un arroyo y una casa de estilo japonés; en su jardín romano, con restos arqueológicos de la época romana de Colonia Napoca (como una estatua de Ceres, diosa de los cereales y del pan); y en su Museo Botánico, que exhibe más de 6.900 piezas, entre otros

atractivos. Otra de nuestras recomendaciones, esta vez a las afueras de la ciudad, es la visita a la Sinagoga Nueva, convertida en la actualidad en un monumento memorial en recuerdo de los judíos de Cluj-Napoca y alrededores; de aquellos que fueron encerrados primero en guetos para después ser deportados a los campos de concentración nazis en Polonia. Por la noche prueba una especialidad típica de Cluj-Napoca como son los "Palanetul", unos sabrosos pasteles salados rellenos de diversos ingredientes como queso y eneldo, manzana, repollo, champiñones o patata, que podrás comprar en pequeños puestos repartidos por toda la ciudad. ¡No te arrepentirás! ¿Y qué te parece terminar la jornada con un cóctel en el Hemingway Bar (Strada Sextil Puscariu 9)? Alojamiento en Cluj-Napoca.

(4)

DÍA 3 · CLUJ-NAPOCA - ILEANDA - NEGRESTI-OAS - SAPANTA - SIGHETU MARMATIEI - BAIA MARE

Conviene iniciar la jornada a una hora prudencial pues te espera un fantástico viaje en carretera hasta alcanzar Negresti-Oas, que se encuentra a unos 180 kilómetros de distancia hacia el norte, lo que suponen unas tres horas de trayecto en total. Recuerda que nunca se deben conducir más de dos horas seguidas sin realizar al menos un descanso, por lo que te recomendamos una parada en el camino hacia Negresti-Oas en la encantadora villa de Ileanda, a unos 96 kilómetros de Cluj-Napoca. Aprovecha para estirar las piernas visitando su hermosa iglesia de madera construida en el siglo XVII. Continúa en dirección norte para recorrer los cerca de 94 kilómetros que restan hasta llegar a Negresti-Oas, población cercana a la frontera con Ucrania. La ciudad de Negresti-Oas alberga uno de los museos al aire libre más impresionantes de Rumanía. Situado en el centro de la localidad, a orillas del río Tur sobre una pintoresca colina, reúne en dos hectáreas de superficie multitud de edificios representativos de la

arquitectura campesina local desde el siglo XVII al XX. Trasladados pieza a pieza desde los pueblos circundantes de Tara Oasului, nombre de esta histórica región, la visita a este interesante museo resulta todo un viaje al pasado. Descubre las casas e iglesia de madera decoradas con intrincadas tallas tan características de la zona, donde destaca la iglesia de madera del pueblo de Lechinta que data de la primera parte del siglo XVII. Sé testigo de como esta villa tradicional cobra vida con la participación de lugareños ataviados con los trajes típicos que te mostrarán como era el día a día en tiempos pretéritos, y empápate de las tradiciones centenarias legadas de padres a hijos. Las casas del museo ofrecen una valiosa colección de etnografía y de arte popular que te mostrará la riqueza cultural de las aldeas de Tara Oasului. No te pierdas tampoco la Catedrala Ortodoxa Duminica Tuturor Sfintilor, la catedral de Negresti-Oas, que supone un remanso de paz donde tomarte un pequeño respiro. Una vez estés listo, pon rumbo hacia el noreste por la DN19 y, tras recorrer unos 37 kilómetros, llegarás finalmente a tu próximo destino. La localidad de Sapanta (o Sapantza) es conocida en todo el país por su extraordinario y sorprendente Cementerio Alegre

(Cimitirul Vesel), un lugar muy alejado de la imagen tradicional que se tiene de un camposanto. En vez de reinar la solemnidad y la tristeza, en el cementerio de Sapanta resaltan sus coloridas y divertidas lápidas de madera de roble que constituyen una auténtica joya del arte naif. Compuestas por un poema y una escena pictórica que informan sobre la causa de la muerte o la profesión en vida del difunto, estas peculiares tumbas son obra del artista local Stan Ioan Patras quien comenzara su trabajo en 1935 y hasta su muerte en 1977. Desde entonces, es su discípulo Pop Dumitru "Tincu" quien se encarga de mantener esta curiosa tradición. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). Muy cerca del cementerio se encuentra el Monasterio Sapanta-Peris, cuya iglesia de madera es la más alta del mundo construida a base de este material con ¡78 metros de altura! Toda una maravilla arquitectónica. A apenas 20 kilómetros al este por la DN19 se encuentra Sighetu Marmatiei, ubicada a lo largo del río Tisa en la frontera con Ucrania, frente a la ciudad de Solotvyno. Sighetu Marmatiei alberga uno de los atractivos turísticos más

impresionantes de Rumanía, uno que te pondrá los pelos de punta: el fabuloso Museo del Pensamiento Arrestado, conocido también como el memorial a la resistencia y a las víctimas del comunismo. Se trata de una antigua cárcel para prisioneros políticos que data de los años del régimen comunista que dominó el país hasta la muerte de Nicolae Ceaucescu en 1989. Desde el exterior parece un edificio normal de tres pisos, pero su interior pone de manifiesto las terribles condiciones de vida de los internos y los métodos represivos utilizados en la época para mantener el comunismo en Rumanía. Tras la visita a Sighetu Marmatiei es momento de poner rumbo al suroeste por la DN18 y recorrer los cerca de 65 kilómetros que la separan de Baia Mare, situada al norte del país y también muy próxima a la frontera con Ucrania. Baia Mare, capital del departamento de Maramures, es una ciudad minera por excelencia. De hecho, Baia Mare significa Mina Grande. Déjate hechizar por la belleza de la fachada de la Catedral barroca de la Santísima Trinidad, que data del siglo XVIII. Acércate a la Piata Libertatii donde se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad, un palacete de 1440 con la que el príncipe transilvano Iancu de Hunedoara obsequió a su mujer Elisabeta. En la misma plaza está su famosa Turnul lui Stefan (torre reloj de Stephen), de estilo gótico. Además, en sus alrededores podrás encontrar multitud de opciones para cenar, desde tapas a la rumana hasta cocina

(5)

DÍA 4 · BAIA MARE - BISTRITA - TARGU MURES

Continúa explorando la zona norte de Rumanía encaminando tus pasos hacia la ciudad de Bistrita, situada a 150 kilómetros de distancia de Baia Mare en dirección sureste. Existen varias opciones para alcanzar Bistrita, pero te aconsejamos la combinación DN1C/E58, el trayecto más cómodo y con mejor asfaltado para llegar a tu próximo destino. Ciudad de paso entre Transilvania y la región de Bucovina, Bistrita entró en la posteridad en el año 1897 gracias a la novela "Drácula" de Bram Stoker, puesto que fue donde el autor irlandés situó el ficticio castillo del conde vampiro. Esta localidad, una de las urbes más importantes del país, es otra de las muchas fundadas por comunidades sajonas que se establecieron en la zona a partir del año 1206. En el siglo XIV, Bistrita sería fortificada con muros defensivos de los que tan solo quedan algunos restos en las calles Kogalniceanu y Teodoroiuque. Las murallas contaban además con 18 torres de defensa aunque en la actualidad tan solo hay una en pie, la Torre de los Toneleros, que acoge la Galeria de Masti si Papusi (el museo de máscaras y marionetas). Otro de los puntos destacados de la ciudad es el Muzeul Judetean (Museo Municipal, Blvd.General Grigore Balan), que da cobijo entre otros muchos tesoros arqueológicos a una impresionante armadura micénica ¡del siglo XIV a.C.! Cuenta asimismo con una colección etnográfica rumana formada a partir de temáticas sajonas, rumanas y húngaras. En la Piata Unirii encontrarás la iglesia luterana de estilo gótico del siglo XV, con aportes renacentistas que se añadieron un siglo después, y la iglesia ortodoxa de 1270, también gótica pero en este caso con elementos barrocos. En el primer caso, el edificio religioso cuenta con una torre del reloj de 76 metros de altura, lo que la convierte en la iglesia de piedra más alta de toda Rumanía, y alberga un órgano de más de 500 años de antigüedad. Otro de los principales atractivos turísticos de Bistrita es la Casa Argintarului, antaño residencia de un renombrado joyero local y hoy escuela de arte, música, folclore y danza. Ya solo resta desplazarte hasta el último destino del día, la localidad de Targu Mures, situada a unos 95 kilómetros al sur de Bistrita. Alojamiento en Targu Mures.

DÍA 5 · TARGU MURES - SIGHISOARA - BRASOV

Aprovecha las primeras horas de la mañana para explorar a fondo la ciudad de Targu Mures, una de las localidades donde mejor se pone de manifiesto la larga influencia húngara sobre estas tierras, tanto en arquitectura como en tradiciones y folclore. De hecho, en 1482 el Rey de Hungría Matías Corvino la declaraba residencia real. Entre sus muchos atractivos destacan el Castillo Targu Mures (Cetatea medievala), construido en el siglo XV por orden del príncipe Stefan Bathory; el Palacio de la Cultura (Palatul Culturii, Piata Trandafirilor 11), que data de principios del siglo XIX y es residencia de varios de los museos de la población, como el Museo etnográfico y del folclore (Muzeul de Etnografie si Arta Populara) y el Museo de Historia (Muzeul de Istorie); el Palacio de Apolo (Palatul Apollo, Piata Trandafirilor 5), centro social de la aristocracia local y escenario de opulentos bailes durante el siglo XIX; y la Casa Teleki (Strada Bolyai 17 ), una de las bibliotecas más importantes del país con más de 250.000 ejemplares entre los que se encuentran auténticos incunables científicos y matemáticos. A unos 55 kilómetros de Targu Mures en dirección sur se encuentra una de las localidades más famosas de toda Rumanía: Sighisoara, la ciudad natal de Vlad Tepes. Fundada en el siglo XII por colonos sajones invitados por los monarcas húngaros para poblar y defender el sudeste del reino, Sighisoara es una de las ciudades más bellas de Transilvania. El paso del tiempo parece haberse detenido en un centro histórico que conserva de manera ejemplar la tipología de una pequeña ciudad medieval fortificada. No es de extrañar por tanto que en el año 1999 fuera catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Comienza tu excursión en Sighisoara por la ineludible Torre del Reloj (Turnul cu Ceas), un destacado edificio histórico que se remonta al siglo XIV y que constituye el principal símbolo de la ciudad. No sería hasta el año 1648 cuando se colocase el reloj suizo que le da su nombre a la torre, una construcción que mide 64 metros altura y que ofrece unas excelentes vistas de toda la localidad. Además, la torre acoge en la actualidad el Museo de Historia de Sighisoara. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). Sigue explorando este fantástico casco antiguo paseando por sus calles adoquinadas y flanqueadas por antiguas casas de colores, como por ejemplo por su "Escalera Escolar", un tramo de escalera cubierto construido en 1642 que une la parte baja de la ciudadela con la parte alta. Allí se encontraban las escuelas de la ciudad y así en invierno los niños estaban resguardados del frío y de la nieve. Aunque son 176 peldaños vale la pena subirlos, pues en la parte alta del casco antiguo podrás disfrutar de la Iglesia en la Colina (Biserica din Deal) del siglo XV, del Cementerio Sajón y de la Antigua Escuela (Schola

Reipublicae Seminarium) de 1619. Para recuperar fuerzas tras recorrer los atractivos de Sighisoara, ¿qué mejor forma que comer en la casa donde nació y vivió sus primeros años Vlad Tepes? Y es que en la actualidad, el hogar natal de Vlad III está ocupado por el restaurante "Casa Vlad Dracul" (Strada Cositorarilor 5), un edificio considerado como el más antiguo de la ciudad. Además de poder visitar la habitación de la infancia de este héroe rumano y hacerte fotos frente al mural con el retrato de Vlad Tepes, podrás degustar comidas típicas locales como la "Ciorba de Fasole cu Ciolan", una sopa de alubias con jamón ahumado, tocino, cebolla, pimiento y zanahoria que se puede tomar en plato o dentro de un pan de hogaza hueco. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). La siguiente

(6)

dentro de un pan de hogaza hueco. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). La siguiente etapa de la jornada te conducirá a otra de las ciudades más hermosas de Transilvania, Brasov, donde pasarás la noche. Para llegar hasta ella debes poner rumbo sureste y recorrer los alrededor de 116 kilómetros de distancia que la separan de Sighisoara. Situada al sureste de Transilvania, la privilegiada situación geográfica de Brasov la ha

convertido a través de los siglos en una de las ciudades más importantes y florecientes de la región. Su coqueto casco histórico medieval alberga auténticos tesoros arquitectónicos como la Biserica Neagra (Iglesia Negra), el templo principal de Brasov construido por los sajones transilvanos a finales del siglo XIV y que es el mayor monumento religioso en estilo gótico no solo del país sino de todo el Sudeste de Europa. La iglesia sufrió un gran incendio durante la invasión austríaca de la región en 1689, dejando en sus muros una característica tonalidad oscura que le dio su nombre actual. La iglesia mide 89 metros de largo y presenta una altura total de 65 metros, además de contar con una campana de seis toneladas de peso, la mayor de Rumanía, un espectacular órgano de 4.000 tubos y una impresionante colección de alfombras de Anatolia. En la misma plaza Sfatului se encuentra la Casa Sfatului (Casa del Consejo), antiguamente el edificio del ayuntamiento y en nuestros días sede del Museo de Historia. Su antigua muralla medieval todavía conserva algunas de sus impresionantes torres, como la Turnul Negru (Torre Negra) y la Turnul Alb (Torre Blanca), desde donde obtendrás una fantástica panorámica del centro de Brasov. Al atardecer, durante la puesta de sol, las vistas son inigualables. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). En la calle Republicii, también en el centro, encontrarás multitud de tiendas, comercios y restaurantes. ¿Te animas a probar las "Mici sau Miticei", las típicas mini salchichas rumanas elaboradas con carne de cerdo, cordero o ternera y mezcladas con ajo y otras especies como pimienta, tomillo, comino y cilantro? Acompáñalas de patatas fritas, pepinillos, pimientos y mostaza picante o dulce. ¡Deliciosas! Eso sí, cuidado por donde pisas y a qué hora porque muy cerca de la ciudad habitan osos. Por las noches suelen merodear en busca de comida entre la basura. Prohibido caminar por los bosques que rodean la ciudad de noche. Alojamiento en Brasov.

(7)

DÍA 6 · BRASOV - SINAIA - RASNOV - CASTILLO DE BRAN - BRASOV

Comienza temprano la jornada para poner rumbo a Sinaia, situada a 50 kilómetros al sur de Brasov, a los pies de las montañas Bucegi. Sinaia es en la actualidad uno de los principales destinos turísticos para la práctica de deportes de invierno y actividades al aire libre de Rumanía. Es, de hecho, un auténtico paraíso para el senderismo, con multitud de rutas bien señalizadas y atractivos naturales dignos de explorar. Además de su maravilloso entorno, Sinaia cuenta con auténticas maravillas arquitectónicas que te dejarán boquiabierto. Sobre todo el Castillo de Valea Peles, una impresionante fortaleza enclavada entre frondosos bosques y montañas construido entre 1873 y 1914 como residencia de verano del rey Carol I de Rumanía. Aparte de su ostentoso y exuberante interior, y su hermoso exterior de estilo neorrenacentista, este castillo cuenta con la peculariedad de haber sido el primero en tener electricidad y ascensor gracias a su propia central eléctrica. No en vano, está considerado como uno de los monumentos más importantes de la Europa de la segunda mitad del siglo XIX y es el segundo atractivo turístico más visitado de

Rumanía. Tampoco te pierdas el Manastirea Sinaia (Monasterio de Sinaia) fundado por el príncipe Mihail Cantacuzino en 1695 y restaurado recientemente a su antiguo esplendor, con sus fascinantes mosaicos, pinturas y mobiliario de época; ni el Castillo de Pelisor, que parece sacado de un cuento de hadas por su encanto y sus reducidas

dimensiones. ¿Te animas a visitar sus 99 habitaciones? (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). El segundo destino del día es la Cetatea Rasnov, o Ciudadela de Rasnov. Para llegar hasta esta pintoresca fortaleza debes poner rumbo al norte y tomar la carretera que une las regiones históricas de Transilvania y Valaquia, lo que supone un trayecto de unos 45 kilómetros en total. No te preocupes porque la Ciudadela de Rasnov no tiene pérdida. Atisbarás esta impresionante fortaleza desde la lejanía al encontrarse coronando una alta colina. Es una de las fortificaciones mejor conservadas de Transilvania y sus orígenes datan de los tiempos de los primeros sajones que se asentaron en la región durante el siglo XIII. En la base del monte existe un amplio aparcamiento donde dejar el coche para después subir hasta la entrada a pie (se tarda unos 15 minutos en la subida), o bien en uno de los trenes que realizan dicho recorrido. (Nota. No incluido). Recorre sus intrincadas y empinadas callejuelas de adoquines, o incluso de polvo y tierra, y compra algún recuerdo en las antiguas casas de los pobladores de la Ciudadela habilitadas en nuestros días como tiendas de souvenirs. Aprovecha para deleitarte con las fabulosas vistas que ofrecen las murallas de la fortaleza, como la ciudad de Rasnov, los Montes Fagaras, los Cárpatos y el Parque Natural Bucegi. En Rasnov encontrarás otra parada obligatoria sobre todo si viajas en familia: el Dino Parc, un parque temático sobre dinosaurios inaugurado en 2015. Este centro cuenta con medio centenar de figuras a tamaño real de estos impresionantes animales, así como un museo, tiendas y restaurantes. A continuación, dirige tus pasos hacia el suroeste y recorre los cerca de 15 kilómetros que separan a Rasnov de tu siguiente destino del día. El Castillo de Bran es, sin ninguna, duda el atractivo turístico más importante de Rumanía y el que recibe mayor volumen de visitas de todo el país. La explicación no es otra que según las leyendas y, sobre todo, debido al relato de Bram Stoker, está considerado como el Castillo de Drácula, el vampiro más famoso de la historia inspirado en Vlad Tepes. Parece ser que el escritor irlandés tomó el Castillo de Bran como inspiración para describir el hogar de este ser de ultratumba en su novela... ¡A pesar de que nunca puso un pie en Transilvania! Las malas lenguas señalan que fue el dictador Nicolai Ceaucescu el que eligió el Castillo de Bran, uno de los mejor conservados del país, como residencia permanente de Vlad "el Empalador" para atraer a estas tierras al turismo que responde a la llamada del mítico vampiro. Lo cierto es que la residencia oficial de Vlad Draculea fue el Castillo de Poenari, que se encuentra parcialmente en ruinas y cuyo acceso es más tortuoso, ya que en Bran apenas pasó dos noches encerrado en las mazmorras durante la dominación otomana. Castillo de Drácula o no, la fortaleza de Bran sigue siendo una impresionante construcción erigida en 1377 por órdenes de Luis I de Hungría. En alrededor de una hora y media podrás descubrir todos los secretos de este nada aterrador castillo que alberga unas 60 habitaciones conectadas por sinuosas y estrechas escaleras e incluso por pasajes subterráneos en los que se exhiben colecciones de muebles, armas y armaduras de los siglos XIV a XIX. No te lo pierdas, merece la pena. Cuando estés listo, encamínate hacia Brasov tomando la carretera DN73 en dirección noreste y recorriendo los cerca de 30 kilómetros que la separan del Castillo de Bran. Alojamiento en Brasov.

(8)

DÍA 7 · BRASOV - FORTALEZA FAGARAS - SIBIU

Antes de dejar Brasov te recomendamos que subas ya sea a pie o en teleférico al omnipresente monte Tampa, que prácticamente rodea toda la ciudad. Desde sus 400 metros de altura podrás deleitarte con unas panorámicas inigualables de todo el entorno de la localidad. Sin duda la mejor manera de despedirte de Brasov. Tras disfrutar de las vistas que ofrece el monte Tampa llega el momento de encaminar tus pasos hacia el oeste para recorrer los cerca de 70 kilómetros que hay desde Brasov hasta tu primer destino de la jornada. La imponente Fortaleza de Fagaras, ubicada en la ciudad de Fagaras sobre la orilla del río Olt, fue construida a principios del siglo XIV y durante largo tiempo fue utilizada como residencia oficial de los príncipes de Transilvania. Esta magnífica fortificación está construida íntegramente de ladrillos y cuenta todavía con un foso ancho y profundo y un puente levadizo. En sus 80 habitaciones se exhiben los objetos y obras de arte que componen la colección del Museo del País de Fagaras, gracias a los que podrás empaparte de la tumultuosa historia del propio castillo y de la región. Puedes estacionar sin problemas en el aparcamiento habilitado frente a la entrada. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). Ya solo resta poner rumbo al oeste hasta alcanzar Sibiu, que se encuentra a unos 80 kilómetros de Fagaras por la DN1/E68. La ciudad de Sibiu tiene fama de ser la localidad más adelantada y vanguardista de toda Rumanía. No en vano, allí se fundaron el primer hospital, la primera escuela, el primer museo o la primera farmacia del país.

Además, Sibiu está considerada una de las urbes más bonitas de Rumanía. Su hermoso casco antiguo articulado en torno a tres preciosas plazas fue distinguido por la UNESCO en 2004 con la catalogación de Patrimonio de la Humanidad. La Piata Mare (Plaza Grande) constituye el epicentro social de la ciudad desde el siglo XVI y con 142 metros de largo y 93 metros de ancho es una de las mayores de Transilvania. En una de sus esquinas se alza uno de los principales monumentos barrocos de Rumanía, el Palacio Brukenthal, sede del Muzeul National Brukenthal (primer museo fundado en Rumanía en 1817), y junto a él la "Casa Azul", que luce el antiguo escudo de armas de la ciudad. También alberga dos de los símbolos más característicos de Sibiu: los "ojos de la ciudad", una serie de casas con altos áticos y pequeñas ventanas que parecen mirarte mientras pasas frente a ellas; y la Turnul Sfatului (Torre del Consejo), una antigua fortaleza del siglo XIV bajo la que pasa un callejón que conduce a la siguiente plaza, la Piata Mica (Plaza Pequeña). No dudes en subir a la torre para disfrutar de las excelentes vistas que ofrece del casco histórico de Sibiu. Por su parte, la Piata Mica es muy popular al concentrar gran parte de la oferta de restauración de la ciudad, aunque no carece de otros atractivos turísticos como la Casa Luxemburg, la Casa de las Artes o el Museo de Farmacia. Pero ante todo acoge el popular Puente de los Mentirosos, siempre adornado con flores y asociado a multitud de leyendas sobre mentirosos desde su construcción en 1859, aunque lo cierto es que se llama así por una mala traducción del alemán. Aprovecha para cenar en alguno de los restaurantes colindantes que junto a las vistas ofrecen una atmósfera perfecta para una noche romántica. El puente te conducirá a la tercera plaza más importante del centro, la Piata Huet, donde se encuentra la Catedrala Evanghelica de estilo gótico construida en 1520 y cuyo órgano es el mayor de toda Rumanía. La zona amurallada es otra excelente opción para dar un paseo hasta llegar a la Catedrala Sfanta Treime (Catedral Ortodoxa de la Santísima Trinidad), cuyo interior profusamente decorado con pinturas murales es sencillamente impresionante. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). Alojamiento en Sibiu.

(9)

DÍA 8 · SIBIU - ALBA IULIA - MINAS DE SAL DE TURDA - CLUJ-NAPOCA

De Sibiu a Alba Iulia hay unos 75 kilómetros por la autovía A1 en dirección noroeste. Al sur se encuentra la localidad bimilenaria de Alba Iulia -que recibe su nombre de la madre del emperador romano Marco Aurelio, Julia Augusta- es una de las ciudades con mayor relevancia histórica de Transilvania. En 1600 sería testigo de la coronación de Mihai Viteazul como príncipe de Valaquia, Moldavia y Transilvana, por lo que se le considera el precursor de la actual Rumanía al unir bajo su mando los tres principados rumanos de la época. Más adelante, en el año 1918, acogió la proclamación de adhesión por parte de los representantes del pueblo rumano de Transilvania al estado de Rumanía, lo que marca la fundación del moderno estado rumano. Los puntos de interés más destacados de Alba Iula se encuentran protegidos dentro de su espectacular y perfectamente conservada ciudadela en forma de estrella, Alba Carolina, que presenta un perímetro amurallado de 12 kilómetros y que fuera construida por los Habsburgo entre 1715 y 1738. En el corazón histórico de la ciudad podrás visitar la Catedrala Sfantul Mihail (Catedral de San Miguel), la más antigua del país pues data del siglo XII; la Catedrala Reintegririi (Catedral ortodoxa de la Reunificación), construida entre los años 1921 y 1922; la biblioteca Batthyaneum, que desde 1794 ha acumulado más de 60.000 volúmenes, entre ellos auténticas obras de arte en forma de incunables manuscritos; y el Museo Nacional de la Unión, que exhibe piezas de la arqueología, arte popular e historia de Rumanía y cuya Sala Unirii (Sala de la Unión) fue el escenario de la integración transilvana en el estado rumano. (Nota. Consultar tarifas y horarios en la página web. No incluido). No dudes en pararte a tomar algo en plaza de la Ciudadela, como por ejemplo los típicos "Kurtoskalacs", una masa que hornea a la leña en forma de chimenea y al que se le agregan ingredientes como nueces, coco y chocolate. Originario de Transilvania, es famoso por ser el dulce húngaro más antiguo. Después de esta fabulosa parada llega la hora de desplazarse hasta las Minas de Sal de Turda, a unos 70 kilómetros al norte de Alba Iulia. Déjate sorprender por esta fabulosa experiencia a 80 metros de profundidad. Las Minas de Sal de Turda están consideradas como uno de los lugares subterráneos más bellos del planeta se encuentra entre los 25 destinos del mundo más valorados por los turistas. Y es que las Minas de Sal de Turda son mucho más que un museo, son un auténtico parque de

atracciones bajo tierra. Allí se entremezclan la antigua maquinaria usada para la extracción de sal con una futurista zona de ocio que incluye un minigolf, una bolera, una noria y un pequeño embarcadero donde alquilar una barca para realizar una relajante singladura por el lago subterráneo. Debes tener en cuenta que la temperatura en el interior de la mina se mantiene constante entre los 10-12ºC con una humedad del 75-80%, por lo que si eres friolero te

aconsejamos que lleves una chaqueta si realizas el viaje durante el verano. Este microclima subterráneo está plagado de pequeñas partículas de sal que son muy beneficiosas para el cuerpo humano, sobre todo para personas con problemas respiratorios. Desde aquí tan solo hay 35 kilómetros hasta Cluj-Napoca en dirección noroeste, lo que supone el último desplazamiento en coche de este magnífico viaje. Alojamiento en Cluj-Napoca.

DÍA 9 · CLUJ-NAPOCA - CIUDAD DE ORIGEN

Esta última jornada del viaje depende de la hora de salida del vuelo de regreso a casa. Si todavía tienes unas horas para seguir disfrutando de Cluj-Napoca, te recomendamos que visites la Fabrica de Pensule (La fábrica del pincel, Strada Henri Barbusse 59-61), donde podrás ver colecciones de arte, obras de teatro, espectáculos de danza, exposiciones de artes visuales y conciertos de música. Otra opción es recorrer el hermoso Parcul Central (Parque Central), situado en la orilla septentrional del río Somesul Mic. Durante el verano podrás navegar por su lago mientras que en invierno se convierte en una pista de patinaje sobre hielo. Una gozada... pero llega el momento de volver a casa. Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Tu viaje incluye

Tu viaje incluye  Vuelo de ida y vuelta. 

Estancia en el hotel seleccionado en Cluj-napoca.

Régimen seleccionado en Cluj-napoca.

Estancia en el hotel seleccionado en Baia Mare.

Régimen seleccionado en Baia Mare.

Estancia en el hotel seleccionado en Targu Mures.

Régimen seleccionado en Targu Mures.

Estancia en el hotel seleccionado en Brasov.

Régimen seleccionado en Brasov.

(10)

Estancia en el hotel seleccionado en Sibiu.  Régimen seleccionado en Sibiu.  Coche de alquiler.  Seguro de viaje.

- Conducir en Rumanía: 1. Es obligatorio llevar puesto el cinturón de seguridad en los asientos delanteros del vehículo. 2. Límites de velocidad en carretera. 2.1 Zonas urbanas hasta 50 km/h. 2.2 En carretera hasta 90 km/h. 2.3 En

autopistas hasta 130 km/h. 3. No se permite el uso del móvil al volante. 4. Asegúrate de que llevas en el coche un triángulo rojo de advertencia y un chaleco reflectante amarillo para usar en caso de avería o accidente. 5. Consumo de alcohol. El límite legal es de 0,0 g/l. Existen severas sanciones para los conductores que pasen del límite permitido. 6. Se recomienda llenar el depósito en cada oportunidad que se tenga, sobre todo en la zona montañosa del país. 7. Aparcamiento. Se permite estacionar solamente del lado derecho de la acera y debe hacerse en la

dirección en la que circula el tráfico. 8. Es recomendable conducir con cautela porque los rumanos no suelen ser muy respetuosos y hay muchas carreteras en mal estado. Todo esto hace que los desplazamientos se alarguen más de lo esperado. Además, hay poquísimas autopistas. La mayoría de carreteras son de doble sentido y pequeñas vías comarcales, algunas con un dudoso asfaltado. 9. Otras recomendaciones: 9.1.Las luces, siempre encendidas. 9.2.Guarda mucha distancia de seguridad y en autopista aún más. 9.3.Usa el intermitente siempre. 9.4.No corras mucho. 9.5.En carretera, ve siempre con un coche o camión delante. 9.6.Con lluvia o al anochecer, ve incluso más despacio y con más prudencia.

- Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

- Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

- La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

- Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

- Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.

Notas importantes

Tu viaje no incluye 

Tasas de alojamiento en Rumanía pago directo en establecimiento.

Posible pago de peajes.

Figure

Actualización...

Referencias