23 de abril de Hipotecarios: quien tomó un préstamo UVA en 2016 ya debe un 52% más

22 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Sumario

23 de abril de 2018

Hipotecarios: quien tomó un préstamo UVA en 2016 ya debe un 52% más

Gloria Sorensen: “El crédito UVA podrá sostenerse en la senda expansiva, aun si baja la

inflación”

Carry trade sin Lebac: alternativas en pesos para apostar a la tasa

Por los aumentos, más inquilinos consultan cómo rescindir contratos

Nueva tierra de oportunidades

Bienes Personales: se conoció la valuación

Qué destino le dan las pymes al dinero que toman de créditos

Ley de Mercado de Capitales: advierten que sin ascenso a emergentes, será más caro

financiar los PPP

Venderán casas de acero en un barrio sustentable a través del Plan Procrear

Oficinas y retail, las estrellas

Con nuevos proyectos, la avenida 9 de Julio retoma el protagonismo

Generación UVA: del sueño cumplido de la casa propia a mirar de reojo la inflación

El mercado de capitales apuesta a ser atractivo para los ahorristas

En busca del rumbo perdido

El BCRA mantendrá la tasa y renovará advertencias sobre una suba si la infl ación no

cede

(2)

22/04/2018 Cronista.com - Nota

Hipotecarios: quien tomó un préstamo UVA en

2016 ya debe un 52% más

El ciudadano que tomó un crédito en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) en abril de 2016 ya sufrió un incremento del 52% en el stock de dinero adeudado y un alza igual en la cuota que debe abonar todos los meses. A pesar de este panorama complejo por una inflación que no baja, la emisión de créditos denomi-nados en UVAs sigue creciendo con fuerza y ya 42 de cada 100 préstamos del stock total de deuda de los ciudadanos es ajustado por inflación.

Entre marzo de 2016 y el mismo mes de 2018 la demanda de créditos hipotecarios UVA tuvo un incre-mento de 142% y la de los prendarios mostró un alza del 62%, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Desde su implementación en marzo de 2016, los créditos UVA incrementaron su participación en el total de préstamos hipotecarios hasta representar, a diciembre de 2017, el 42% del stock de créditos totales.

Del total de stock de créditos UVA el 72% es hipotecario, el 25% personal y el 3% prendario. Considerando un ejemplo para mostrar los impactos desde la toma de un crédito equivalente a 100.000 dólares (a una TNA de 3,5%), entre abril 2016 y abril 2018 la exposición a la inflación evidencia un fuerte alza en los mon-tos a pagar para los deudores. El monto inicial de cuota que ascendía a 5.353 pesos se transformó en una cuota de 8.145 pesos, reflejando un incremento de casi 52% en dos años.

La suma de pagos realizados asciende a 162.289 pesos pesos (de los cuales 56.878 pesos corresponden a capital) y la deuda alcanza 1.811.127 pesos; en efecto, el stock de deuda es 52% más elevado que al inicio. El valor del incremento del UVA desde el momento en que se tomó el crédito fue de 58%, dice el informe. La tasa de variación del UVA, anualizada y acumulativa para el periodo, se ubica en torno al 25,61%, leve-mente superior a la mediana de la inflación histórica desde 1943 a la actualidad que se sitúa en 25%. En 2016, la cuota inicial de un crédito tradicional resultaba dos veces y media más alta que la del crédito UVA, haciendo a este último más accesible y aparentemente más atractivo: pero sólo entre 2016 y 2018 esa diferencia se redujo a 73%.

Con niveles de inflación similares a los del bienio abril 2016 - abril 2018, en los siguientes 30 meses las dos cuotas (crédito UVA y tradicional) llegarían a equipararse, dice el análisis de CEPA. Luego de ello, la cuota del crédito UVA continuaría creciendo en su valor, mientras que la del crédito tradicional se mantendría estable: es decir, el tradicional resulta más oneroso en los primeros 4,5 años, pero más económico en los siguientes 25,5 años.

En relación al saldo, y continuando con el ejemplo de un crédito de 100.000 dólares, se observa una dife-rencia muy significativa al notar que en el sistema de crédito UVA, luego de abonar 24 cuotas, la deuda se incrementa en más 620 mil pesos (52%). Contrariamente, bajo el sistema de crédito tradicional, el monto adeudado disminuye en unos 5.200 pesos.

22/04/2018 Infobae.com - Home

Gloria Sorensen: “El crédito UVA podrá

sostenerse en la senda expansiva, aun si

baja la inflación”

El alto ritmo que mantiene la suba de los precios fue la base del resurgimiento del crédito indexado. Pero la economista jefe de BBVA Francés dijo en una entrevista con Infobae que no será un fenómeno transitorio Daniel Sticco

Las dificultades que enfrentó el equipo económico para evitar que el ritmo de la inflación se acelerara en el primer cuatrimestre generó ruidos en los mercados, por sus efectos sobre la política monetaria contractiva

(3)

y suba de las tasas de interés.

Sin embargo, pese a que el fenómeno de aumento del costo del dinero también se trasladó al mercado de crédito, en particular a los recreados instrumentos con ajuste por inflación, como los préstamos para la compra de la vivienda con garantía hipotecaria, no son pocos los economistas que creen que el auge de esas líneas podrán sostenerse aun en un escenario de vuelta a la desinflación, e incluso de alcanzarse la meta de un dígito anual bajo en el próximo lustro.

Es el caso de Gloria Sorensen, economista Jefe del BBVA Francés que destacó en una entrevista con Info-bae “la vigencia del crédito indexado en Chile, pese a que desde hace más de 20 años registra una tasa de inflación inferior al 10% por año”.

– ¿Cómo está hoy el sistema bancario hoy en la Argentina, porque por un lado se observa un notable au-mento del crédito y en menor medida de los depósitos, y por el otro se lo critica porque gana mucha plata y cobra altas tasas y comisiones?

– Ilusionado. Veo que el sistema financiero argentino está muy sólido; bien capitalizado; con muy baja mora en el pago de los créditos. Si se lo mira desde el punto de vista de un economista, la idea que preva-lece es que es muy chico; porque la penetración del crédito es de nada más que del 13% del PBI; muy por debajo de los pares de América Latina, y que debe ser uno de los pilares para el crecimiento de la econo-mía. Y digo ilusionado porque en el 2017 fue la primera vez que el crédito creció en más de 1% del PBI, el despegue del total de préstamos fue impresionante, subió más del 50% con una tasa de inflación del 25 por ciento.

– ¿Por qué cree que se produjo esa reacción, más allá de que venía y está en niveles relativamente muy bajos?

– Acá hubo una parte que se explica por la reactivación de la economía a partir del segundo semestre de 2017, que fue comienzan a recuperarse también muy fuerte los indicadores de confianza. Por tanto el aumento del crédito está asociada a una actividad que retomó un ritmo de crecimiento sostenido; pero también hay dos factores muy importantes que son los cambios estructurales en el sistema; que son el im-pulso de los hipotecas con las líneas UVA, donde había una demanda altamente insatisfecha y que se pudo empezar a satisfacer gracias a la innovación del Banco Central; y un gradual cambio de las líneas a empre-sas, de pasar de las políticas compulsivas de crédito productivo subsidiado hacia un régimen más genuino. “El impulso de los hipotecas con las líneas UVA, donde había una demanda altamente insatisfecha, se pudo empezar a satisfacer gracias a la innovación del Banco Central”

– Las líneas UVA a los bancos le cae bien porque obtiene una renta real que financia con depósitos a la vista y menor tasa, porque todavía no está calzado con colocaciones de los ahorristas ajustables por inflación. ¿Ese proceso es sostenible, o gradual que pudo encararse con recursos ociosos en las entidades; pero es un régimen que tenderá a extinguirse si el Gobierno logra bajar la tasa de inflación a un dígito anual? – Creo que estamos en una etapa de transición. Obviamente, los bancos estamos tratando de desarrollar el fondeo en UVA. De hecho, está creciendo a tasas muy importantes; pero estaba en niveles mínimos, pese a que estaba legalmente permitido, pero hubo modificaciones regulatorias recientes que lo hacen más atractivo; como por ejemplo nosotros lo estamos ofreciendo en nuestra página de internet, se recortó el plazo mínimo y creo la Alcancía UVA. Por ahora se está haciendo el fondeo con la emisión de Obligaciones Negociables que es un instrumento de mercado ajustable por UVA, para compensar el descalce que hay, porque hoy tenemos tres monedas: pesos; dólares y UVA; y eso lleva tiempo desarrollarlo. ¿Si se va a extin-guir este mercado después?, creo que no, por la experiencia chilena, básicamente.

– Es decir que, “si el Gobierno logra en el mediano o largo plazo bajar la inflación a un ritmo de un dígito bajo por año el crédito indexado no va a desaparecer?

– Exacto, recordemos que cuando en Chile se creó la unidad de estabilización financiera (UEF) por el cual ajustan algunos crédito empezó con una tasa de inflación alta, y el sistema prevalece hasta hoy con extre-ma fuerza, prácticamente domina el mercado hipotecario y todo el crédito de largo plazo y tiene una in-flación del orden del 3% anual. Las propiedades en Chile se cotizan en UEF, así como en la Argentina están cotizadas en dólares, todavía.

(4)

eco-nomía, esto es la relación de esas variables con el nivel del PBI, pese a que las tasas ofrecidas no parecen bajas, al menos ex ante?

– Creo que todavía lo que falta suceder para que el sistema que está creciendo pase a hacerlo de modo sostenible es que crezcan los recursos. Hasta ahora lo viene haciendo a una tasa más lenta que el crédito. Hay una liquidez excedente que permite responder al aumento de los pedidos de préstamos, pero va a ha-ber algún momento en que la relación crédito con los depósitos va a ser más parecida a lo que es en otros país. Eso fue lo que vino sucediendo moderadamente en los últimos años y ahora va a suceder. Creo que el problema estructural de fondo es la inflación, y eso requiere tener una mirada de mediano plazo. No baja todo lo rápido que quisiéramos, pero la perspectiva y en las expectativas hacia 2020 nadie está pensando en que permanecerá al nivel del 20%, sino que se proyecta en descenso. Y también la reducción gradual del Impuesto al Cheque, que tiene un cronograma de baja gradual; como la alícuota de Ingresos Brutos. “En algún momento la relación crédito con los depósitos va a ser más parecida a lo que es en otros país, el problema estructural de fondo es la inflación”

– ¿Ese grdualismo en la baja de los impuestos a las transacciones financieras explica, entonces, que la remonetización de la economía sea a ritmo lento, a pesar de las reformas estructurales, el blanqueo y la mayor fiscalización?

– En parte. Creo que la idea es que con la reforma tributaria aumenten los depósitos en los bancos y baje la informalidad. El único momento en el que en la Argentina ocurrió un shock de monetización fue a prin-cipios de la Convertibilidad, en 1991, cuando tuvo lugar un crecimiento exponencial de los depósitos en bancos, porque veníamos de la hiperinflación de 1989 y 1990. Pero luego, incluso tras la crisis de fines de 2001, principios de 2002, nunca sucedió. De ahí que a medida que baje la inflación cabe esperar una suba real de los depósitos.

– El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, dijo esta semana que pasó que “tiene la percep-ción de que la inflapercep-ción va a bajar a partir de mayo, pero si no ocurre, procederá a endurecer la política monetaria”, ¿Qué lectura hizo de ese mensaje, significa que el BCRA corre detrás de la inflación?

– No, porque el Banco Central tiene que trabajar con las expectativas de inflación; y todos los analistas también hacemos lo mismo. Si se miran las estimaciones volcadas en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) hace 3 meses y ahora veremos que siempre subestimamos la suba real de los precios mes a mes. Por tanto me parece que la sorpresa para el Banco Central y para los analistas ha sido importante, porque a fines de 2017 se proyectaba para todo 2018 un 17,4% y estábamos con la preocupación la in-flación núcleo, la no afectada por factores estacionales y precios regulados, no bajaba a la velocidad que esperábamos. Ahora es que la inflación núcleo está subiendo. El escenario con el que trabajamos en BBVA Francés que es la inflación va a volver a bajar después de mayo.

– ¿Cuáles son los supuestos?

– Cómo el Banco Central vemos que se estabilizó el tipo de cambio; los aumentos salariales que se pactan en paritarias están en línea con la pauta del 15%; porque se terminó el ajuste de tarifas. Creo que la pregun-ta del millón y que, al menos nosotros espregun-tamos concentrándonos en eso, y supongo que el BCRA pregun-también, es poder pronosticar mejor la inercia inflacionaria que podremos tener.

“La pregunta del millón y que, al menos nosotros estamos concentrándonos en eso, y supongo que el BCRA también, es cómo poder pronosticar mejor la inercia inflacionaria que podremos tener”

– ¿Por qué cree que han estado fallando los pronósticos?

– De alguna manera porque tenemos pocos datos del IPC Nacional, y además porque el impacto de la suba de las tarifas por región es muy diferente; y por otra parte pensamos que hubo un traslado a precios (pass throught) por dos factores: de los precios regulados, por ejemplo en marzo en Equipamiento y Manteni-miento del Hogar estaba el aumento del viático del personal doméstico, que venía de la suba del transpor-te el mes antranspor-terior; y también hubo traslado de la devaluación. Y como esos dos factores dejarán de existir es razonable suponer que la inflación núcleo va a bajar. Pero lo que es más difícil de estimar, con los datos que tenemos, es a la velocidad que va a pasar.

– ¿Cómo es la mejor manera de medir el pass throught?, porque el Banco Central dice que en el último cuatrimestre bajó sensiblemente, a menos del 40% de la devaluación; pero en los pasados 12 la suba del

(5)

30% del tipo de cambio fue acompañada por la aceleración de la inflación a más del 25%, esto es más del 83 por ciento…

– En el BBVA Francés la medición la hacemos trimestral luego de un estudio comparado que hicimos con varios países en una serie larga desde 1980 a 2014, y controlamos el efecto de la inercia inflacionaria, porque no es lo mismo el pass throught cuando se viene de una hiperinflación, como la de 1989 y 1990 que impactó en el primer año de la Convertibilidad; que cuando se viene de una situación de inflación reprimida, congelamiento de tarifas y atraso cambiario. El traslado más bajo de una devaluación del peso a precios al consumidor fue en 2002, porque veníamos de una deflación y una hiper recesión, el PBI cayó 11%. Observando esas dos variables, inercia inflacionaria y ritmo de actividad, y teniendo en cuenta que la Argentina venía con políticas monetarias y fiscales muy expansivas y una inercia inflacionaria muy alta hasta 2015 era razonable que el pass throught fuera alto inicialmente.

– ¿Y ahora cómo se comporta el traslado a precios de la variación del tipo de cambio?

– Ahora el ejercicio es un poco más complejo porque con el apagón estadístico de 2016 y el nuevo IPC Na-cional, desde el punto de vista econométrico, estamos en una situación de debilidad porque no tenemos suficiente información histórca. Pero si se observa la serie desde 2002 a 2015 se advierte un traslado rela-tivamente bajo, del 28%; y si incorporamos los datos hasta 2018 baja al 20%; y si tomamos sólo el período de metas de inflación, desde 2016 disminuye a un 11%. Evidentemente, un régimen de inflation targeting, donde las expectativas de alza de precios están ancladas, ayuda a bajar el pass throught.

– Eso es una buena noticia, porque si el tipo de cambio, como dicen los exportadores y también varios economistas, está muy atrasado, como lo reflejado el abultado déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, en el futuro, cuando baje más la inflación se podrá proceder a corregir la apreciación del peso sin afectar el sendero descendente de la suba de precios. ¿Es así?

– Si, pero acá tomaría una segunda precaución, porque en el período de metas inflación hubo presiones a la apreciación del peso, con episodios muy cortos de alta volatilidad del tipo de cambio. Fíjese a los niveles notablemente más bajos que han llegado la mayoría de los países de la región, algunos a menos del 1 por ciento.

– ¿La contrapartida de ese logro llevará a la disminución de la dolarización de la economía?

– Sí, pero lleva su tiempo. Incluso se recuerda el análisis que se hacía de los datos del balance cambiario del Banco Central del año pasado lo que se escuchaba permanentemente eran quejas de la apreciación, del retraso cambiario, y la gente seguía comprando dólares. Siempre en la Argentina en la psicología popular hay motivos para comprar dólares, o porque va a subir, o porque se va a viajar al exterior, es decir sucede al mismo tiempo que hay mucha confianza. De todas maneras, pese a que a comienzos del año hubo una fuerte depreciación de la moneda pensamos que en 2018 el déficit de la cuenta corriente va a volver a superar el 5% del PBI.

– ¿Con su equipo hizo estudios sobre la relación entre el nivel del tipo de cambio real y sus efectos sobre las exportaciones a importaciones, y el resultado de la cuenta corriente de la balanza de pagos?

– A eso iba. Sí, el resultado arrojó que el nivel del tipo de cambio real multilateral tiene muy baja signi-ficación sobre el desempeño del comercio exterior, excepto que se sostenga en un nivel alto de modo permanente.

– Bajo esa óptica, ¿la decisión del Banco Central de intervenir en el mercado de cambios cuando la paridad muestra alta volatilidad, en particular al alza, es bueno o malo?

– Creo que tiene más que ver con el objetivo de mantener el sendero de la desinflación; no respondería tanto a la situación del desequilibrio externo, sino con el impacto sobre el traslado a precios. Por tanto creo que tiene sentido acotar la volatilidad del tipo de cambio, sobre todo en este proceso de desinflación. Hay que tener en cuenta que un régimen de metas de inflación ha sido común en los países exitosos que lo pusieron en práctica y lo sostienen, a partir de haber estabilizado previamente el valor de su moneda, es decir a partir de suba de precios en el rango de un dígito anual bajo, 3 a 5 por ciento.

“Hay que tener en cuenta que un régimen de metas de inflación ha sido común en los países exitosos que lo pusieron en práctica y lo sostienen, a partir de haber estabilizado previamente el valor de su moneda, es decir a partir de suba de precios en el rango de un dígito anual bajo, 3 a 5 por ciento”

(6)

– ¿Lo que usted está diciendo es que el régimen de inflation targeting es recomendable para una econo-mía que ha logrado bajar la suba de los precios a menos del 10% por año?

– No estoy segura, porque la de la Argentina es una de las primeras experiencias que se hace a partir de un nivel alto de inflación, en busca de un sendero bajo. Hay que considerar que lo hacen distinto a las aplica-ciones tradicionales de ese método para la desinflación. Y el otro tema importante es que en el medio hay que hacer un cambio relevante en los precios relativos entre diversos servicios públicos y los de los bienes, como las tarifas y el tipo de cambio.

– Ustedes como banco tienen un contacto fluido con la economía real, con las familias y con las empresas, ¿cómo ven a las empresas, toman crédito para pagar sueldos y sostener el giro operativo, o ya se advierte mayor propensión para encarar proceso de modernización, transformación y ampliación productiva? – Depende un poco de los sectores. Todavía el crédito a las empresas está concentrado en el corto plazo. Comienza a ver más interés en el pedido de préstamos a largo plazo, vinculado con la inversión, pero usando más instrumentos del mercado de capitales. Si finalmente se aprueba la Ley de Financiamiento Productivo creo que para el sistema financiero será excelente, porque permitirá complementar el negocio y desarrollo otras fuentes de crédito.

– ¿Las familias, pero sobre todo las empresas, se han acostumbrado a operar con los bancos para hacer sus transacciones habituales, y a buscar el crédito por otro lado?

– Sí, creo que es así, en particular en el caso de las Pyme, a la espera que se concrete toda la reforma tri-butaria, porque la disminución de los impuestos se ha decidido que sea gradual. Creo que a medida que baje la inflación y avance la digitalización de la operatoria bancaria, que permite bajar notablemente los costos de operar con el sistema, tenderá a crecer la relación con las entidades para mejorar el giro del ne-gocio y aumentar la competitividad, que es un problema estructural y que no se arregla sólo con un tipo de cambio más alto y mejora de la infraestructura; también falta una reforma laboral algo más de fondo y bajar más la presión tributaria.

– ¿Cómo ve la perspectiva del sistema financiero en su conjunto, tiende a la concentración, faltan entida-des?, porque pareciera que hay muchas entidades para el nivel de monetización por debajo del 15% del PBI; pero por otro lado en la Argentina hay mucho por hacer luego de décadas de desinversión?

– Si se compara con el sistema financiero de los países de América latina el argentino es uno de los menos concentrados del mundo; la participación de las 10 entidades más grandes en captación de depósitos y otorgamiento de créditos está entre los más bajos. De hecho, lo que cabría esperar es que el sistema tienda a concentrarse. Y en cuanto a las perspectivas veo que hay un grado de optimismo importante, que se ve en muchos de los banco privados que han emitido capital en 2017; incluido BBVA Francés. La idea es que la penetración del crédito se va a expandir en un período de 4 a 5 años a niveles superiores a 20% del PBI. “Lo que cabría esperar del sistema financiero es que tienda a concentrarse”

– ¿Eso quiere decir que las grandes inversiones que se ven en los principales bancos, con la construcción de megas edificios corporativos inteligentes e inversiones en la última tecnología no se originaron sólo en el cepo al giro de dividendos que a la banca extranjera le impuso el gobierno anterior, sino a la perspectiva del crecimiento genuino de la profundización del sistema?

– Creo que sí, no puedo hablar por todo el sistema, pero creo que el banco tuvo que prepararse para el cre-cimiento esperable tras el cambio de política. Y si bien hubo represión al giro de capitales durante el cepo cambiario, la mayor expansión de la emisión de capitales de la banca tuvo lugar en 2017, con el nuevo Gobierno, por más de USD 2.500 millones por parte de un conjunto de entidades, para poder responder al aumento de la demanda de crédito general, y en particular de los hipotecarios.

(7)

23/04/2018 Cronista.com - Nota

Carry trade sin Lebac: alternativas en pesos

para apostar a la tasa

El Banco Central mantiene la tasa de la Lebac en 26,3% a la vez que pisa el tipo de cambio para frenar el traspaso a precios. Este contexto, de tasa elevada y cierta estabilidad del tipo de cambio, vuelve atractivo nuevamente al carry trade. Es bien conocido que las Lebac son un buen instrumento para canalizar esta estrategia pero no es el único.

Lucio Martinez, Portfolio Manager de Galileo Fondos, recomienda hacer carry trade y como alternativa a la Lebac, ve valor en los bonos provinciales a tasa Badlar como el bono de Ciudad de Buenos Aires 2028 o el de Provincia de Buenos Aires 2025. “Actualmente están rindiendo alrededor de 3,50% por encima de Badlar. Si bien no tienen la misma liquidez que los bonos soberanos a tasa Badlar, el mayor rendimiento más que compensa el riesgo de iliquidez. También hay que destacar que el bono de la Provincia de Buenos Aires posee una buena liquidez ya que la emisión fue de $ 30.000 millones. Esta convicción respecto a los bonos largos Badlar se debe a la confianza en que el spread entre la tasa Badlar y la tasa de Lebac vaya disminuyendo a medida que pasa el tiempo y la inflación ceda y en que los bonos largos capturen dicha compresión”. Otro instrumento que Martinez recomienda es el bono AF19 (también conocido como Gato 2019) que es un bono ajustable por CER que vence en 2019 y que agarra el período de alta inflación de estos meses.

Por su parte, desde SBS Fondos agregan que ante una demanda de crédito que sostiene un muy buen rit-mo de crecimiento, los bancos deberán mejorar los incentivos a la formación de depósitos, favoreciendo a los instrumentos a tasa flotante. En cuanto a las recomendaciones, también ven valor en la curva Badlar y puntualmente, las emisiones provinciales como el Provincia de Buenos Aires 2025 (PBA 25) y Ciudad de Buenos Aires 2028 (BDC 28), en línea con lo sugerido por Lucio Martinez. “Los restantes instrumentos como las Letes en pesos o los Botes no lucen tan atractivos”, aclaran.

En una línea similar, Diego Falcone, Head Portfolio Manager de Cohen SA, sostiene que en vez de Lebac, ven valor es invertir en sub-soberano Badlar como el PBA 2025 o Río Negro 2025. “Estos bonos aseguran los primeros cupones a tasas del 27% de PBA y 27,5% de Río Negro y tiene potencial de aumento en el precio ya que son productos muy buscados, más allá de que el BCRA decidió no subir las tasas”.

En un informe enviado a sus clientes, los analistas de Balanz Capital destacan que el ligero recorte en la curva Lebac sugiere que el BCRA busca incentivar colocaciones en bonos del Tesoro. “Seguimos defen-diendo nuestra teoría de que el BCRA está reduciendo lentamente el rendimiento de sus letras para hacer menos atractivo este tipo de activos y darle espacio a nuevas emisiones del Tesoro. La letra a 28 días cortó en 26,3%, 20 pbs por debajo de la última licitación y en línea con los niveles que venía mostrando en el mercado secundario. El 75,4% del total colocado tuvo como destino la Lebac de menor plazo”. Para Balanz Capital, el BCRA está incentivando a que los inversores se vuelquen a instrumentos ajustados por CER, Badlar o activos en pesos a tasa fija (Letes), que pueden llegar a tener una sustancial ganancia de capital si en la segunda parte del año retorna el tan ansiado proceso des-inflacionario.

“El spread entre la tasa Badlar y una Lebac de 35 días cayó desde 5,81% el 10 de noviembre de 2017 a 2,81% actualmente. Una vez que esta tendencia se profundice, nosotros esperaríamos que los inversores domésticos se vuelquen más agresivamente a bonos Badlar. Esta compresión ha sido constante pero lenta y nuestra sospecha es que se va a acelerar en los siguientes 3-6 meses, estableciendo las bases para una reasignación significativa de inversores institucionales locales que podría beneficiar de manera despro-porcionada otros bonos en pesos que existen hoy”, cierran desde Balanz Capital.

Alejandro Kowalczuk, Head Portfolio Manager de Argenfunds, afirma que para apostar al carry trade, el inversor busca instrumentos de corto plazo con baja volatilidad precio de mercado, para de este modo quedar sólo expuesto al descalce de monedas. Esto hace que las Lebac sean el instrumento preferido. Kowalczuk destaca que “el sustituto más próximo, considerando el plazo y perfil crediticio del emisor, son las Letes, que en la última licitación del 11 de abril cortaron a una tasa nominal anual del 24,91% para un

(8)

plazo de 182 días. En segunda instancia podemos optar por riesgos provinciales, por dar un ejemplo, las Letras de la Provincia de Buenos Aires a igual plazo cortaron el miércoles 18 a una TNA de 25,60% y de 25% y 25,25% para los plazos de 64 y 91 días respectivamente. En plazo fijo, los bancos de primera línea están pagando tasas en torno a 24% a 30 días, pero es una alternativa que no recomendamos ya que la tasa no justifica el plazo de inmovilización del capital, por lo que optamos por realizar cauciones a 7 días con tasas entre 25% y 26%”.

En línea con el resto de los analistas, Nery Persichini, Gerente de Inversiones de GMA Capital, también ve valor en el bono de la Provincia de Buenos 2025 (PBA25) ya que es un título bullet que paga 375 bps por encima de la Badlar. Sin embargo, también suma otras alternativas. “Aunque con mayor riesgo de liquidez, está el de la Provincia de Buenos Aires 2022 (PBY22). Con duration 2,5, rinde 25,9% de TNA o un spread 318 bps sobre Badlar. Si viramos a un crédito más robusto como el de CABA (calificación de AAA .ar), en-contramos los títulos a 2024 (BDC24) y 2028 (BDC28). El primero tiene una duration de 3,1 y rinde 26% de TNA (333 bps de spread). En tanto, el BDC28, con duration de 3,8, rinde 26,31% de TNA, o sea, 358 bps por encima de Badlar. Los bonos de CABA suelen tener menor volumen que otros provinciales ya que se trata de emisiones pequeñas”.

Finalmente, Fernando Lisanti, Portfolio Manager de Mariva Asset Management, apunta que “una forma eficiente de apostar por el carry trade es a través de los fondos comunes de inversión t+1, que invierten 100% en pesos. Permiten acceder a un manejo profesional que diversifica entre las diferentes curvas en pesos. A su vez, el inversor puede disponer de los fondos al día siguiente de efectivizar el rescate, otor-gando una muy buena liquidez, una característica fundamental a la hora de hacer una estrategia de carry trade eficiente. Otro punto es que estos fondos suelen tener una duration corta, lo cual limita la volatilidad en el precio a la hora de cerrar la estrategia. También se puede hacer el carry trade a través de otros vehí-culos, como por ejemplo los bonos provinciales Badlar, los bonos gatillo del Tesoro o a través de las Letes en pesos. Estos instrumentos con mayor duration son algo más agresivos, ya que son útiles para quienes quieran apostar a una compresión en las distintas curvas en pesos además del carry por el devengamiento de tasas”.

22/04/2018 Perfil - Nota - Sociedad - Pag. 49

Por los aumentos, más inquilinos consultan

cómo rescindir contratos

Según inquilinos agrupados, el 80% de los casos plantean no poder pagar sus alquileres vigentes. En CaBa, para renovar, piden hasta un 57% más.

Que los alquileres aumentaron, en los últimos años, por encima de la inflación no es novedad: según un informe de Zonaprop que se conoció esta semana, a nivel nacional, en el total del año pasado los alquileres habían acumulado un 33% de aumento, con una inflación medida oficialmente en el 24,6%. Y según datos estimados por las agrupaciones de inquilinos, para este año la proyección es similar, aunque en algunos casos, como en la ciudad de Buenos Aires, esas cifras pueden trepar hasta el 57% sobre el valor del contrato anterior.

Lo que sí resulta nuevo es que, ante este panorama –y un proyecto de ley que tiene media sanción del Se-nado pero aún espera ser tratado en Diputados (ver aparte)–, aumentaron las consultas de aquellos inqui-linos que no pueden hacer frente a los aumentos en los contratos vigentes y preguntan cómo rescindirlos antes de tiempo con la menor penalidad posible.

“Las renovaciones de contrato aumentan entre un 30% y un 60%, mientras que el alquiler sube 15% cada seis meses. Haciendo la cuenta, ser inquilino es un 50% más caro por año”, explica a PERFIL Gervasio Mu-ñoz, titular de Inquilinos Agrupados (IA), la organización nacional que presentó el proyecto que busca regular los precios de los alquileres en el país. “Las familias llegan llorando porque no pueden pagar. Ya a fines del año pasado empezaron a verse cada vez más casos en los que dejan los departamentos antes de tiempo, y hoy, el 80% de las consultas que recibimos son sobre cómo rescindir el contrato”, agrega.

(9)

María Pérez vive con su pareja en un departamen to de dos ambientes en Villa Urquiza y pagan 7 mil pesos por mes. Para mayo tendrán que pagar 11 mil pesos el alquiler, lo que representa una suma cercana al 57% más.

“Le pedimos tres meses a la inmobiliaria para poder mudarnos, porque desde octubre venimos pregun-tándoles si vamos a renovar y no nos contestaban”, cuenta. Por su parte, Micaela Barrios pidió una exten-sión de dos meses pero le pidieron 15% más, y tuvo que irse.

Panorama. En otras de las ciudades más pobladas del país, se presentan situaciones similares.

En Rosario, “muchos inquilinos no pueden afrontar exigencias desmedidas para abandonar la propiedad”, cuenta Ariel Dorazio, referente local de IA. En esa ciudad, en la que el 30% de la población alquila, “las de-nuncias contra inmobiliarias crecieron un 25% con respecto a 2017”.

El aumento promedio es del 32%, y un departamento de dos ambientes en la zona céntrica cuesta $ 8.200, con subas del 15% semestral.

En Mar del Plata, esos aumentos anuales resultan un poco más bajos, y rondan el 30% según las agrupa-ciones de inquilinos locales. En el verano, sin embargo, quienes alquilan por temporada pueden hasta duplicar los precios que les piden.

Y en Córdoba capital, la tercera ciudad en cantidad de inquilinos después de Buenos Aires y Rosario, se destina en promedio la mitad del sueldo a pagar el alquiler. Según Maximiliano Vittar, referente local, los aumentos rondan el 32% anual, con incrementos mayores en la zona de Nueva Córdoba, donde el 80% de los inquilinos es estudiante. El mayor problema, según Vittar, es que “las inmobiliarias incluyen en los contratos los gastos de expensas extraordinarias”, explica.

“las familias llegan llorando porque no pueden pagar”, dice Gervasio muñoz En rosario, las denuncias contra inmobiliarias aumentaron 25% en un año Sin control. Según las ciudades, hay diferencias en los aumentos.

Que los alquileres aumentaron, en los últimos años, por encima de la inflación no es novedad: según un informe de Zonaprop que se conoció esta semana, a nivel nacional, en el total del año pasado los alquileres habían acumulado un 33% de aumento, con una inflación medida oficialmente en el 24,6%. Y según datos estimados por las agrupaciones de inquilinos, para este año la proyección es similar, aunque en algunos casos, como en la ciudad de Buenos Aires, esas cifras pueden trepar hasta el 57% sobre el valor del contrato anterior.

Lo que sí resulta nuevo es que, ante este panorama –y un proyecto de ley que tiene media sanción del Se-nado pero aún espera ser tratado en Diputados (ver aparte)–, aumentaron las consultas de aquellos inqui-linos que no pueden hacer frente a los aumentos en los contratos vigentes y preguntan cómo rescindirlos antes de tiempo con la menor penalidad posible.

“Las renovaciones de contrato aumentan entre un 30% y un 60%, mientras que el alquiler sube 15% cada seis meses. Haciendo la cuenta, ser inquilino es un 50% más caro por año”, explica a PERFIL Gervasio Mu-ñoz, titular de Inquilinos Agrupados (IA), la organización nacional que presentó el proyecto que busca regular los precios de los alquileres en el país. “Las familias llegan llorando porque no pueden pagar. Ya a fines del año pasado empezaron a verse cada vez más casos en los que dejan los departamentos antes de tiempo, y hoy, el 80% de las consultas que recibimos son sobre cómo rescindir el contrato”, agrega. María Pérez vive con su pareja en un departamen to de dos ambientes en Villa Urquiza y pagan 7 mil pesos por mes. Para mayo tendrán que pagar 11 mil pesos el alquiler, lo que representa una suma cercana al 57% más.

“Le pedimos tres meses a la inmobiliaria para poder mudarnos, porque desde octubre venimos pregun-tándoles si vamos a renovar y no nos contestaban”, cuenta. Por su parte, Micaela Barrios pidió una exten-sión de dos meses pero le pidieron 15% más, y tuvo que irse.

Panorama. En otras de las ciudades más pobladas del país, se presentan situaciones similares.

En Rosario, “muchos inquilinos no pueden afrontar exigencias desmedidas para abandonar la propiedad”, cuenta Ariel Dorazio, referente local de IA. En esa ciudad, en la que el 30% de la población alquila, “las de-nuncias contra inmobiliarias crecieron un 25% con respecto a 2017”.

(10)

con subas del 15% semestral.

En Mar del Plata, esos aumentos anuales resultan un poco más bajos, y rondan el 30% según las agrupa-ciones de inquilinos locales. En el verano, sin embargo, quienes alquilan por temporada pueden hasta duplicar los precios que les piden.

Y en Córdoba capital, la tercera ciudad en cantidad de inquilinos después de Buenos Aires y Rosario, se destina en promedio la mitad del sueldo a pagar el alquiler. Según Maximiliano Vittar, referente local, los aumentos rondan el 32% anual, con incrementos mayores en la zona de Nueva Córdoba, donde el 80% de los inquilinos es estudiante. El mayor problema, según Vittar, es que “las inmobiliarias incluyen en los contratos los gastos de expensas extraordinarias”, explica.

“las familias llegan llorando porque no pueden pagar”, dice Gervasio muñoz En rosario, las denuncias contra inmobiliarias aumentaron 25% en un año Sin control. Según las ciudades, hay diferencias en los aumentos.

21/04/2018 Clarín - Nota - Sup. Clasificados - Pag. 2

Nueva tierra de oportunidades

El barrio cuenta con una demanda sostenida que asegura un potencial para los nuevos desarrollos Una ubicación estratégica -pegado a barrios consolidados como Belgrano yNúñez, salida directa a General Paz y Panamericana- una fuerte identidad barrial y una incidencia de la tierra que facilita la rentabilidad de los proyectos, son algunos de los atributos que los desarrolladores encuentran en Saavedra.

“Otra razón es su buena disponibilidad de tierra a precios razonables”, agrega Antonio Pécora de MPC Desarrollos Inmobiliarios, quien cuenta con dos emprendimientos en la zona, Zapiola 4389 y Pinto 4417. “Saavedra, como otros barrios fuera del circuito Premium de la Ciudad, creció en los últimos años por la escasez de lotes en el corredor norte, y sus consecuentes elevados precios que reducen la propuesta a un público de alto poder adquisitivo”, argumenta.

Por su parte, Pablo Kaminsky, Gerente de Century 21 Annoni, asegura que “es una zona con potencial para construir edificios bajos, desplanta baja y hasta un máximo de 5 pisos dependiendo de la ubicación (salvo avenidas), por lo que es muy buscado por desarrolladores. Asimismo, posee características muy valoradas por sus vecinos tales como el parque, la cercanía al centro comercial DOT, la estación de tren línea Mitre y el fácil acceso a General Paz y Panamericana”.

Iván Chomer es el CEO de Grupo Chomer, impulsor de Brooklin Arias, un complejo de departamentos re-partidos en dos bloques en el cual se prioriza el diseño y la calidad de los espacios comunes. En su opinión, “Saavedra es un barrio bastante virgen.

Tiene una densidad poblacional mucho menor a otros barrios linderos, buena cantidad de espacios verdes y conexiones de transporte. Aún le falta cierta oferta en rubros como gastronomía o entretenimiento, pero vemos mucho valor en la inminente mejora de su infraestructura”.

Estas características contribuyeron en la decisión de lanzar el proyecto sobre un terreno en donde funcio-naba una sodería que se trasladó al conurbano. La empresa de bienes raíces tiene un área de Landscouting que llevó adelante las negociaciones con el propietario, quien finalmente decidió quedarse con algunas unidades en parte de pago.

En cuanto a la incidencia de la tierra, Chomer sostiene que “es difícil encontrar oportunidades por debajo de los U$ 1.000 el m2. El caso de esta tierra es distinta, ya que fue adquirida hace casi dos años, pero el precio de la tierra está subiendo parejo en los últimos años, alrededor de un 10% anual al menos”. Para Pécora, “desde hace tiempo que el factor de conseguir la tierra no es tarea fácil para los desarrollado-res.

En el caso de Saavedra si bien aún se consiguen buenos terrenos a precios razonables, la realidad es que no es fácil conseguir el adecuado tanto por ubicación como por superficie, y a veces es necesario negociar con distintas partes a la vez para unificar propiedades y así lograr los metros que se necesitan”.

El desarrollador sostiene que los números de incidencia son algo más bajos, “de unos 600 dólares el metro cuadrado, pero todo depende del momento en que fue adquirida. Muchos de los proyectos que se están

(11)

ejecutando se desarrollan sobre terrenos conseguidos en años anteriores”.

Kaminsky, en tanto, asegura que en su experiencia como operador inmobiliario, “actualmente la incidencia del terreno ronda los US$ 700/m2 a construir”. El motivo de esta variación en el valor de incidencia, que puede resumirse alrededor de los US$ 600 y los US$ 1.000, es la diferencia en las zonas que componen el barrio. Desde Century 21 Annoni cuentan que “si bien existen distintas zonas, son las de mayor FOT las más buscadas por los desabolladores. En Saavedra predomina el FOT 1.6, pero existe también una zona delimi-tada por Zapiola- Pico-Pinto-Besares con FOT 3.

También encontramos avenidas co mo Cabildo y Balbín donde es posible construir edificios de mayor altura.

El precio queda generalmente determinado por la máxima superficie a construir”.

“Lamentablemente el costo varía mucho como para aventurar precios vigentes en el tiempo”, explica Cho-mer sobre los precios de las unidades en Brooklyn Arias. Sin embargo, arriesga: “Hay que considerar una franja de entre U$ 1.400y U$ 1.800 (incluyendo gastos indirectos), dependiendo cómo impacte estacio-nalmente el dólar, las paritarias, Ios.aumentos de materiales, etcétera. La única solución que existe hoy para evitar distorsionar valor, es ajustar cuotas siempre en base al índice de la Cámara Argentina de la Construcción.

Al final del ciclo, el comprador terminará pagando más caro o más barato en moneda dura, pero es un margen que no se puede absorber. Y como el comprador ya conoce esta situación, la acepta”.

En tanto, en los dos emprendimientos que lleva adelante Pécora el precio ronda los US$ 2.300/m2, “un precio imposible de concebir para un producto de categoría en Palermo o Belgrano”.

Pécora afirma que sus proyectos “entran en la categoría Premium y esto mucha gente no lo sabe”. El em-presario diferencia entre productos Premium y exclusivo. “Estos últimos son los que se levantan en zonas como Puerto Madero o Palermo que se diferencian de aquellos que ofrecen un diferencial en cuanto a su categoría y amenities pero no por ello son exclusivos”.

Y agrega: “Podemos tomar como ejemplo los dos proyectos que tenemos en ejecución, que se ofrecen desde US$ 73 mil, con amplios planes de financiación y veremos que no se tratá de un precio que excluya a la clase media, al contrario. Lo que sucede es que los amenities o la calidad de muchas terminaciones en un proyecto no son los que realmente inciden en el precio final, sino que lo esencial es el costo de la tierra, y estas zonas en crecimiento ofrecen buenas chances en este sentido”.

Pécora considera que barrios como Saavedra tienen las características necesarias para poder albergar este tipo de emprendimientos, los cuales se ven beneficiados por el costo de la tierra y la llegada del crédito hi-potecario, que abren una gran oportunidad para que la clase media tenga acceso a edificios de una calidad superior. “Así que creo que no se trata de un corrimiento hacia estos barrios de los proyectos exclusivos del corredor norte sino más bien que estos mismos barrios comenzaron a generar su propia oferta a medida de un público nuevo. Por supuesto que el tiempo dirá si esto se mantiene, históricamente cuando las zo-nas se consolidan sus precios también”., concluye.»

23/04/2018 Cronista.com - Nota

Bienes Personales: se conoció la valuación

La AFIP difundió como todos los años las valuaciones que deben considerarse a los fines de efectuar la liquidación del Impuesto sobre los Bienes Personales por el periodo fiscal 2017.

La normativa cuenta con 5 anexos, donde se puede encontrar la información necesaria para determinar el monto que hay que ingresar al fisco nacional en concepto del impuesto.

La primera consiste en el valor mínimo con que deben tributar automotores y motovehículos. A los fines de determinar el valor sobre el cual se gravan esta clase de bienes, se debe considerar el mayor entre la va-luación incluida en la resolución y el valor residual de los bienes al 31/12/2017, recordó Omar Paviglianiti, de Auren.

Siguen las cotizaciones al 31 de diciembre de 2017 de las monedas extranjeras, y de los títulos valores y sus cupones impagos y de las cuotapartes de los fondos comunes de inversión.

(12)

También el detalle de formato de catastro correspondiente a las distintas jurisdicciones del país. Y las denominaciones de las entidades financieras con su correspondiente CUIT.

Los sujetos obligados a presentar la declaración jurada de Bienes Personales y pago son quienes posean bienes valuados, al 31 de diciembre de 2017, según las disposiciones del Impuesto sobre los Bienes Per-sonales por un importe superior a los $ 950.000. En cambio quienes no superen esa cifra en algunos casos pueden tener que presentar una declaración jurada informativa como algunos magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y de las provincias.

22/04/2018 Cronista.com - Nota

Qué destino le dan las pymes al dinero que

to-man de créditos

El 38 por ciento de las garantías tomadas en el primer trimestre de 2018 por pequeñas y medianas empre-sas se destinó a inversión real y productiva, según el Índice de Inversión Pyme (IIP), que elabora la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Garantizar.

Este porcentaje, que está tres puntos porcentuales por arriba del promedio de los primeros trimestres de los últimos 10 años, es inferior, no obstante, al récord alcanzado en el primer trimestre del año pasado, alcanzó el 51 por ciento.

Las actividades económicas que más solicitaron garantías para invertir fueron la cría de ganado bovino, el cultivo de cereales, la venta de combustibles para autos, la venta de materiales para la construcción, la venta de supermercados mayoristas, la elaboración de productos alimenticios, los servicios de transporte de pasajeros y los servicios hoteleros, entre otros.

Durante el primer trimestre, el indicador demostró que casi cuatro de cada diez avales otorgados se vol-caron a la economía real del país y en gran parte a la compra de nueva maquinaria, pero sin concretar grandes proyectos.

Observamos que en los primeros meses del año se atomizó la inversión real y aumentó el porcentaje de financiamiento destinado a inversiones en capital de trabajo, dijo Carlos Pirovano, director de Garantizar. Pirovano agregó que pese a la sequía, hay una clara inversión del sector agropecuario, con casi un tercio de las garantías financieras destinadas a la economía real.

Las provincias con más garantías financieras destinadas a inversión en términos nominales fueron Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Córdoba y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el primer trimestre las inversiones recién arrancan y van a ir creciendo a medida que avanza el año, ya que los proyectos de mediano y largo plazo suelen concretarse en el tercer y cuarto trimestre, indicó Pirovano.

Por ejemplo, en 2016 el Índice de Inversión Pyme para el primer trimestre se estableció en el 37 por ciento y el último trimestre alcanzó un récord histórico del 61 por ciento. Por otro lado, venimos de un 2017 con el porcentaje de inversión más alto en la última década, que superó ampliamente las proyecciones que se habían estipulado.

El IIP es un índice trimestral que observa qué porcentaje de los créditos obtenidos con las garantías otorga-das a pequeñas y medianas empresas se destinaron a inversión real productiva de mediano y largo plazo. El estudio se realiza sobre una muestra de 8.000 pymes, distribuidas en los 24 distritos del país y que inclu-yen a todos los sectores de la economía.

(13)

22/04/2018 Cronista.com - Nota

Ley de Mercado de Capitales: advierten que

sin ascenso a emergentes, será más caro fi

-nanciar los PPP

En dos semanas comienzan las reuniones del MSCI para determinar si la Argentina asciende de mercado fronterizo a emergente, lo que se anunciará el 19 de junio. El tema es que si la Ley de Mercado de Capitales no sale esta semana, no dará tiempo para que la imagen institucional de Argentina llegue en óptimas con-diciones. Pero no solamente el estatus emergente se ve comprometido, también el inicio de las licitaciones de PPP (Participación Público Privada), que requieren de una fuerte baja del riesgo soberano para que sean viables a largo plazo. Las garantías que ofrece el Estado a quien tome la deuda en el exterior no alcanzan si el riesgo soberano se mantiene en estos niveles. Argentina necesita que su riesgo soberano medido por EMBI de JPMorgan se reduzca a entre 230 y 250 puntos de spread de la tasa americana de 10 años para que todas las obras que el gobierno planificó hasta 2023 puedan tener fondeo.

“Si bien no es condición necesaria la ley de Financiamiento Productivo, sí habla de la capacidad de Ar-gentina para encarar reformas. Hace dos semanas hicieron público un review de marzo sobre si elevarla a emergente, y mantuvieron dudas sobre la capacidad de la política para hacer reformas. Si para el 9 de mayo la ley que da encuadre a todas las reformas de mercado emergente no sale, los que evalúan y dan prioridad a lo cualitativo, no nos subirán de categoría”, asegura Mauro Mazza, de Bull Market, que sacará hoy un informe.

El paper señala que “el problema más grave no lo tendrá el gobierno nacional, sino las provincias, princi-palmente peronistas, que necesitan financiamiento de cara a las obras para las elecciones de 2019. Si no somos emergente, no habrá forma que las obras públicas financiadas con PPP se puedan realizar en Salta, Chaco, Chubut, Río Negro y Córdoba, ya que el costo se dispararía”.

Pero el impacto más sensible serán en los créditos UVA, “que es inviable mantengan el ritmo de crecimien-to de screcimien-tock, ya que no hay fondeo local suficiente, y la secutirización requiere un riesgo soberano de entre 250 y 300 puntos para seguir dando crédito. Mantener el crecimiento actual implica aumentar las tasas de 6,9% sobre UVA a casi 11%”.

En Bull Market advierten que sancionar la ley este miércoles será determinante para la colocación de deu-da de largo plazo en el exterior para financiar estas obras. Chubut, Chaco y Tierra del Fuego requerirán endeudamiento por más de u$s 400 millones extra, el doble de lo esperando. “Si la ley de mercado de capitales no logra una votación esta semana creemos que esto puede llegar a tener un impacto en la decisión del MSCI, porque creemos poco probable que la ley se vote la semana subsiguiente, quedando como últimas dos alternativas la semana del 9 o 16 de mayo, siendo que el MSCI ya habrá comenzado la consulta final sobre la reclasificación, que si bien se informa el 19 de junio comienza a evaluarse más de un mes antes”, revela el informe.

“El impacto inmediato lo observaremos en el riesgo soberano, que podría subir entre 50 y 75 puntos acer-cándonos nuevamente a valores superiores a los 430 puntos. Esto mantendría el escenario actual de cierre de facto de los mercados para deuda subsoberana, especialmente provincial y en menor medida provin-cial. Afectando principalmente los proyectos PPP con impacto en provincias del NOA y NOE, que requieren dosis de primas extras sobre el promedio subsoberano”, agrega el research.

“Si Argentina no logra sacar la ley esta semana vemos un impacto inmediato en la congelación de todas las obras públicas relevantes para las provincias del peronismo federal o PJ, con riesgo de que se extienda la magnitud del freno hasta Córdoba y Santa Fe si el riesgo soberano llegase a tocar a mitad de año un nivel de 465 puntos”, alertan.

Consideran que una suba de 1 punto en el riesgo soberano generará un incremento de 1,33 en el riesgo provincial. Si el riesgo soberano aumenta en 75 puntos, el provincial se incrementará en 100 puntos, lle-vando el spread actual de 700-725 puntos sobre la tasa a 10 años americana a 850-875 puntos, cerrando

(14)

los mercados del exterior para la deuda provincial. Los PPP aumentarían en la misma magnitud que las provincias pero con un rango inferior, dejando la prima promedio sobre benchmark en valores de 775 puntos, volviendo inviable los proyectos en todas las provincias consideradas de riesgo para las empresas que liciten PPP, todas ellas bajo control del peronismo federal.

Si Argentina no logra la categoría emergente por la postergación de la ley, la securitización de los créditos hipotecarios no sería suficiente para bajar el costo para las familias de mantenerse el actual ritmo de creci-miento. La tasa real sobre UVA podría escalar hasta superar en 400 puntos la prima que hoy paga el sobe-rano por colocar la deuda que tiene emitida de mayor plazo. Los inversores del exterior no considerarán a la prima UVA lo suficientemente atractiva para tomar deuda de muy largo plazo en moneda local indexada por un coeficiente que podría tener otro año más de rigideces a la baja. El mercado local de pesos ya no es suficiente para atraer inversores en otros instrumentos. Creen que los UVA competirán por depósitos a plazo fijo, los ajustados por CER y BADLAR, y con las provincias que busquen financiamiento en el mercado local a tasa fija.

21/04/2018 Cronista.com - Nota

Venderán casas de acero en un barrio sustentable

a través del Plan Procrear

El Gobierno junto a la Cámara Argentina del Acero planean construir en tierras del Estado en la provincia de Buenos Aires un barrio “piloto” de cerca de 300 viviendas en un sistema de construcción sustentable en acero, de rápido armado, que será comercializado a través del Plan Procrear, con financiamiento privado y apoyo de una sociedad de garantía recíproca.

La novedad fue dada a conocer durante la Jornada de Construcción Sustentable en el auditorio del Archivo General de la Nación y en la que participó el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frige-rio.

Sembramos la semilla dijo el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Ivan Kerr, al dar a conocer el plan piloto que “permitirá generar viviendas en tierras del Estado y que será financiado por el sector pri-vado”.

Serán viviendas que demandarán solamente cuatro meses de construcción. Tendrán un tamaño de 60 metros cuadrados y constarán de dos dormitorios, living, un baño y una cocina, detalló luego a Télam el director ejecutivo de la Cámara Argentina del Acero, Carlos Vaccaro.

Queremos impulsar desde el gobierno la construcción de vivienda social y el uso del acero dijo Kerr al inaugurar la jornada, y recordó que la cámara del sector asistió a las asambleas del Consejo Nacional de Vivienda para que los Institutos Provinciales conocieran los detalles de la construcción industrializada. Los sistema tradicionales de construcción son lentos y no presentan ventajas energéticas que permitan ahorrar el uso de luz y gas”, describió.

Dijo que el 25% de la población argentina padece de déficit habitacional, por lo que consideró que con el plan piloto a lanzarse -en un municipio bonaerense aún no decidido- se sembrará la semilla que permita atender la falta de vivienda de las franjas medias abarcadas dentro del plan Procrear.

Al recordar el impulso del crédito hipotecario que la actual administración brinda para paliar el déficit habitacional, dijo que en el 2017 se otorgaron $ 65.000 millones en préstamos hipotecarios UVA y en el primer trimestre de este año ya se otorgaron $34.000 millones en ese tipo de créditos.

Señaló que las viviendas sustentables que se construirán en ese plan piloto costarían cerca de 100 mil UVAs y serían una oportunidad enorme para atender a sectores que tengan ingresos menores a dos sala-rios mínimos.

Los institutos de las vivienda de las provincias pueden usar este tipo de vivienda social, luego que se liberó el certificado de aptitud térmica que permite que el sistema de construcción en acero steel frame se inclu-ya dentro de los sistemas tradicionales, expresó.

(15)

en la provincia de Buenos Aires haya un ventanilla única que permita acelerar la aprobación de los trámites vinculados con la vivienda.

A su turno, el director de la Cámara del Acero, Carlos Vaccaro, dijo que el sector participó de la Mesa del Cambio Climático para contribuir al aprovechamiento energético, junto a las secretarías de Vivienda y de Industria. Dijo que el rendimiento energético de este tipo de método constructivo se da por su alta aisla-ción.

Créditos ProCreAr joven: qué monto dan, cómo acceder y qué se puede comprar https://t.co/7A1buRVzV9 pic.twitter.com/hBlyA8Ttcp

Cronistacom (@Cronistacom) February 11, 2018

Luego, los distintos paneles de disertantes dieron detalles de las viviendas industrializadas y del financia-miento disponible. Silvina Saavedra, de ArcelorMittal Acindar, explicó que los sistemas industrializados de viviendas son paneles y muros que se montan en una planta y luego se ensamblan y arman en el lugar elegido.

Se trabaja en talleres, por lo que se reducen los tiempos y se generan estructuras metálicas en días, expre-só, y señaló que es un sistema que se adapta a los diferentes climas.

Santiago Lesser, de Ternium, dijo que la construcción industrializada facilita el empleo local, con una ca-dena de valor de alcance nacional. Dijo que al ser construcción en seco se reduce el uso de agua y agregó que la aislación energética permite un 30% de ahorros de luz y gas.

El mantenimiento de este tipo de construcción es mínimo y son sistemas abiertos, modulares e intercam-biables, detalló.

Luego, en la mesa que trató el financiamiento, Sebastián Lamela, del Banco Ciudad, afirmó que la entidad trabaja en préstamos intermedios en UVA, que tiene 15 proyectos en análisis y seis aprobados, y que finan-cia hasta $ 200 millones. En la mesa también se citó la posibilidad del uso de Obligaciones Negofinan-ciables Simplificadas que permiten garantizar los créditos intermedios.

23/04/2018 La Nación - Nota - Sup. Inmuebles Comerciales - Pag. 2

Oficinas y retail, las estrellas

No es casual que los principales players del sector de real estate estén poniendo foco en el negocio de oficinas y retail. Basta analizar la penetración por habitante que tienes esas industrias en Buenos Aires res-pecto al resto de las ciudades de Latinoamérica para entender el fenómeno. Buenos Aires tiene 88 metros cuadrados cada 1000 habitantes, en Bogotá esa relación es 157 metros cuadrados; en Río de Janeiro, 181; en Santiago de Chile, 188 y en México, 192. En el sector de los locales comerciales también hay fuertes diferencias.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con 102 metros cuadrados cada 1000 habitantes; San Pablo tiene 222 metros cuadrados; Bogotá, 233; México, 294 metros cuadrados y Santiago de Chile, el mayor número de la región con 435 metros cuadrados cada 1000 habitantes.

“Son sectores con mucho potencial”, advierte Federico Gagliardo, presidente de Vitrium Capital, la desarro-lladora que levanta Pueblo Caamaño, un proyecto de usos mixtos ubicado en Pilar que combina departa-mentos apto profesionales, oficinas y locales comerciales, en un predio de tres hectáreas.

El proyecto tiene oficinas con superficies de 60 a 113 m2 y locales de entre 60 y 1200 m2. “La rentabilidad estimada del centro comercial es del 8 por ciento anual estabilizado”, concluye el desarrollador quien esti-ma valores de venta que para las oficinas que promedian los US$2700/m2 mientras que los locales rondan los US$4500/m2.0

(16)

23/04/2018 La Nación - Nota - Sup. Inmuebles Comerciales - Pag. 8

Con nuevos proyectos, la avenida 9 de Julio

retoma el protagonismo

Impulsado por la construcción del Metrobus y precios accesibles, el corredor suma metros; qué tramos tienen más potencial

En los últimos tiempos el corredor 9 de Julio está experimentando una suerte de resurgimiento gracias a la llegada de modernos y funcionales proyectos de oficinas, mucho de los cuales responden a propuestas corporativas; este renacer innmobiliario se hace mucho más visible en el tramo que nace entre las avenidas Del Libertador y Belgrano.

“Esta es una de las zonas que más está traccionando en el mercado de oficinas, sobre todo el sector Norte de la avenida 9 de Julio, el cual muestra una renovación no sólo inmobiliaria sino también de infraestruc-tura impulsada por la obra del Metrobus. Este lugar se puede comparar con el submercado definido por los barrios de Belgrano y Núñez”, explica Gonzalo Armendariz, broker de la firma inmobiliaria Javier Lobos. Para Pablo Papadópulos, gerente de la división oficinas de L. J. Ramos, este corredor tiene una gran simi-litud con el corredor de la avenida Leandro N. Alem, desde la Casa Rasada hasta la Plaza San Martín. “En la zona de la 9 de Julio se ofrecen oficinas con superficies que rondan entre 100 a 400 metros cuadrados de planta”, explica el especialista.

En este eje, según los recientes relevamientos realizados por los expertos, tan sólo el 10 por ciento de los proyectos responden a tipologías premium.

Los precios

En la zona los valores, según los especialistas, se encuentran experimentando una pequeña tendencia al-cista, tras muchos años de amesetamiento. El valor promedio del metro cuadrado de alquiler ronda entre los US$14 y los US$30, dependiendo de cada tipo de inmueble. Es decir terminaciones y equipamiento entre otros detalles. “Con respecto a la venta, aunque es muy difícil encontrar metros cuadrados disponi-bles los precios arrancan desde los US$1500 /m2y pueden trepar hasta los US$3500/m2”, sostiene Papa-dópulos. Y agrega: “Este es un submercado con poca oferta y con una demanda sostenida en superficies grandes, lo que se traduce en una vacancia muy baja”.

Armendariz explica que las oficinas que están vacías en la zona se encuentran en edificios reciclados o re-cién terminados. “Hoy se pueden encontrar oficinas tanto en edificios clase A como también en proyectos premium a estrenar”.

Los más modernos complejos de oficinas que se encuentran en el corredor ofrecen desde seguridad hasta control de accesos, salón de usos múltiples con proyector y servicios para exposiciones y parking para bi-cicletas, entre otros amenities.

Una de las novedades

Entre la avenida Santa Fe y Marcelo T. De Alvear, más precisamente al 1000 de Cerrito se encuentra una de las más recientes propuestas inmobiliarias de la zona, un edificio de oficinas a estrenar, de 13 pisos, con plantas libre de 145 metros cuadrados, un local comercial en la planta baja y bauleras en el subsuelo. “El inmueble que destinó el 84 por ciento del total construido para el uso de oficinas ofrece dos salas de re-uniones de uso común, ubicadas en el último piso ideal para rere-uniones y exposiciones. Además se entrega terminado, con pisos de porcelanato, aires acondicionados, baños para damas, caballeros y discapacitados y office en cada piso”, explica Armendariz.

Según el broker el inmueble resulta ideal para aquellos que buscan lugares pequeños como estudios de abogados, contadores, empresas de servicios, consultoras o compañías de seguros, entre otros rubros. “Sin duda uno de los puntos fuertes del proyecto es su inmejorable ubicación, la cual cuenta con cómodos accesos y muy buen flujo de medios de transporte público. Otra factor no menor es la flexibilidad que pro-pone el inmueble, dado que aquí se pueden adquirir desde plantas individuales hasta el edificio en block”, cuenta el especialista.

(17)

encontrar edificios nuevos, modernos y con plantas flexibles, donde no abundan oficinas AAA o premium. “Este inmueble estimamos que puede ser una alternativa para empresas que ya se encuentran en la zona y deseen crecer, como así también para firmas que busque desembarcar en el lugar a un precio accesible que promedia los US$20 para el alquiler”, sugiere Armendariz.

Respecto al futuro, los brokers son optimistas. “En la zona prevén nuevos desarrollos que se sumarán au-mentando la oferta existente, la mayoría de ellos se levantarán en el tramo que va desde la avenida Belgra-no y la autopista 25 de Mayo. En esa área geográfica aún se encuentran tierras libres que seducen tanto a desarrolladores como a inversores”, concluye Papadópulos.

22/04/2018 Clarín - Nota - Sociedad - Pag. 48

Generación UVA: del sueño cumplido de la

casa propia a mirar de reojo la inflación

Es porque aceptaron endeudarse por más de 20 años para ser dueños. A pesar de eso, la gran mayoría paga menos de cuota que cuando alquilaban. El perfil de un segmento que crece.

Los créditos UVA lanzados por el Gobierno hace ya dos años e indexados por inflación abrieron la primera ventana de oportunidad para llegar a la casa propia que durante mucho tiempo no existió en el país. Im-pulsadas por necesidad o por miedo a dejar pasar la oportunidad, muchas familias se arriesgaron a endeu-darse por décadas, a pesar de la fragilidad de la economía y de la historia cíclica de fracasos financieros. Hasta la actualidad, según cifras del Banco Central de la República Argentina (BCRA), se entregaron 13.416 millones de pesos en préstamos de este tipo.

Hoy, esa “generación hipotecada” es visible. Cruzarse con alguien que paga un crédito se ha vuelto normal. Seis de cada 10 pesos adeudados por las familiares argentinas, según el BCRA, se deben a créditos UVA. Son personas que repiten el mismo camino andado por sus padres en los pocos momentos en que hubo crédito en el país, durante los ‘80 y ‘90. A su manera, están escribiendo una nuevo capítulo en la historia de lo difícil que ha sido comprarse una casa en la Argentina.

“Yo me la juego a poder pagar el crédito”, dice Rubén Minchef, de 45 años, padre de dos hijos, que sacó un préstamo para acceder a un monoambiente.

“No me convence mucho el tipo de préstamo pero es una sola vez en la vida. Si no lo agarro ahora, me va a quedar la idea de que por ahí era el momento y no lo hice”, agrega.

El perfil de los beneficiados es variado.

En general va desde los 26 a los 45 años, con ingresos familiares que superan los $25.000 pesos. Por debajo de ese ingreso, es difícil calificar para un crédito. Según los principales bancos, consultados por Clarín, el 54% de los tomadores son hombres.

En más del 80% de los casos se trata de inquilinos o de quienes aún viven en casa de padres o parientes. El 70% se desempeña en el sector privado; el 30% en el sector público.

El 86% se encuentra en relación de dependencia. El 14% restante se distribuye entre monotributistas, au-tónomos y, en menor medida, contratados y amas de casa. De los que pertenecen al sector público, hay mayoría de docentes, empleados municipales, judiciales y policías.

Otro dato: según el BCRA, en promedio, el 61% de los clientes hipotecarios tomaron un préstamo a 23 años por 1,5 millones de pesos, lo que les genera una cuota mensual de $10.670, con tasas de interés anual de entre el 3,5 y 8%. Todos los meses observan como esa cuota se mueve siguiendo el ritmo de la inflación. “Eligen la modalidad de UVA porque es la que ofrece una cuota inicial más baja que se equipara con el al-quiler”, detallan los expertos. Muchos, incluso, señalan que pagan menos de cuota que lo que pagaban de alquiler. “Cómo esa cuota no dista mucho de lo que estaba pagando de alquiler, el cuidado de los gastos es el mismo al que estamos acostumbrados”, cuenta Hugo Roleta, profesor de Inglés. Sacó un crédito en el Banco Ciudad y compró un dos ambientes.

“Con la escrituración estuvimos bastante pendientes del dólar, porque eso tenía mucho que ver con la cotización del departamento. Pero después todo es más tranquilo”, agrega.

(18)

Germán Gómez Picasso, CEO de Reporte Inmobiliario, dice que “lo importante es que el salario aumente igual que el crédito. Si es así, el comprador está cubierto”.

También existe un lado oscuro.

Muchos beneficiarios se quejan por la “inoperancia” de las inmobiliarias, que no dan a basto para atender la demanda y terminan creando problemas para cerrar la escritura. “La inoperancia de algunas inmobiliarias son, muchas veces, las trabas que uno tiene que enfrentar. En mi caso, no le hicieron firmar el compromiso de venta al dueño y hizo llevarme al borde de perder uno de los sueños de mi vida. Pasaron más de 5 me-ses y todavía no me reintegraron la seña que puse para reservar el departamento”, se queja Minchef, que aún no pudo mudarse.

La falta de papeles es otro motivo de disgusto. Los bancos piden que todo esté en regla y suele ocurrir que las reformas no aparecen en los planos o los departamentos no tienen el reglamento de copropiedad, obligatorio para sellar la operación. “Tantos años sin créditos hizo que la gente no se preocupara por los planos “, acota Picasso.

Durante 2017, el Banco Ciudad, otorgó más de 6.100 créditos. Y espera llegar a los 20.000 en el 2019. “Hay 2.471 solicitudes aprobadas por el Banco y en proceso de escrituración”, aseguran en la entidad financiera. El Provincia colocó 10.902 préstamos por $12.909 millones, en 2017. Para tener un punto comparativo de la expansión del crédito hipotecario, en todo 2016 la entidad otorgó unas 400 hipotecas. El Ciudad, el Provincia y el Nación son los que lideran el ranking de lo bancos que dan más créditos, debido a sus tasas bajas. En el 2018, el Provincia lleva otorgados hasta ahora 4.950 préstamos por $6.174 millones de pesos. Y registra unos 6.000 trámites iniciados. “La demanda sigue en alza y en lo que va del año ya llevamos con-tabilizadas casi 34 mil consultas”, afirman.

COMPRAR UNA CASA Los ‘80 A principios de década, con el ministro de Economía, José Martínez de Hoz, la ley 1050 permitió que miles de familias compraran casa. Sin embargo, la indexación y la suba de tasas hizo que muchos perdieran el inmueble por no poder pagar cuotas. La híper inflación, más adelante, hizo imposible sacar un crédito.

Los ‘90 La década de la convertibilidad la inflación cero, con tasas de entre el 10 y 14% y salarios dolariza-dos, generó un boom de créditos hipotecarios.

El pico de compras fue en el año 1998. Según fuentes del sector, el volúmen de operaciones con crédito de la actualidad ya es similar al de aquella época.

22/04/2018 La Nación - Nota - Sup. Economía - Pag. 2

El mercado de capitales apuesta a ser atractivo

para los ahorristas

Los argentinos ahorran muy poco. No es para culparlos. Con una inflación de más del 20%, 15 años en de-fault, un corralito bancario y cepo cambiario, no muchos apostaron en los últimos años a dejar su dinero en el sistema financiero local.

Ahora, sin embargo, motivados por el cambio de modelo económico -de uno basado en el consumo a otro que se propone tomar impulso por la inversión-, el mercado de capitales se ilusiona con que los inversio-nistas

retail (los minoristas) jueguen un rol importante en el desarrollo del sector. El potencial es enorme, dada la desproporción entre las métricas de ahorro y financiamiento y el tamaño de la economía. Así quedó evidenciado con el crecimiento exponencial que tuvo el mercado bursátil en los últimos años.

En Bolsa y Mercados Argentinos (BYMA) -el mercado que surgió en 2017 de la fusión de la Bolsa de Comer-cio de Buenos Aires con el Mercado de Valores (Merval)-, el volumen promedio diario de operaComer-ciones con instrumentos de renta fija creció de $2241 millones en 2015 a $4415 millones en 2016 y $8825 millones en 2017. Y solo en los primeros tres meses de este año ya supera los $11.455 millones.

Lo mismo ocurrió en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), donde se colocaron gran parte de las nuevas emisiones corporativas, provinciales y soberanas. Más allá de que un 30% del volumen negociado

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :