Virus de Inmunodeficiencia Humana y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH y SIDA)

Texto completo

(1)

PS2008_006 V2014 SPA

International Confederation of Midwives

Virus de Inmunodeficiencia Humana y Síndrome de

Inmunodeficiencia Adquirida (VIH y SIDA)

Antecedentes

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) provoca una enfermedad incurable que se puede controlar con fármacos antirretrovirales. Las terapias alternativas, los cambios de estilo de vida y la mejora de las condiciones de vida contribuyen a mejorar los resultados del tratamiento. Si no se trata, el VIH progresa hasta provocar el síndrome de

inmunodeficiencia adquirida (SIDA) en un plazo de 5 a 15 años. El continuo cumplimiento terapéutico del régimen de antirretrovirales puede ralentizar la progresión del VIH hasta casi detener su avance, con lo que aumenta significativamente la esperanza de vida. Las personas que viven con el VIH pueden permanecer en buen estado y productivas durante muchos años, incluso en países con bajo nivel de ingresos. En algunos países, ser portador del VIH se considera un síndrome crónico.

Aún así, el SIDA sigue siendo una de las principales causas de mortalidad y morbilidad en el mundo. El VIH se puede transmitir a través de las relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) no seguras con una persona infectada; mediante una transfusión de sangre contaminada; y al compartir agujas, jeringas y otros instrumentos afilados. También puede transmitirse de la madre al bebé durante el embarazo, el parto y la lactancia

materna.

Postura

La ICM afirma que todas las mujeres tienen derecho a recibir plena información sobre cómo evitar la infección por el VIH y el SIDA, a conocer si son portadoras del VIH, y a saber cómo prevenir la transmisión del VIH de madres a hijos.

La ICM insiste en que todas las mujeres portadoras del VIH embarazadas tienen derecho a tener a su alcance fármacos antirretrovirales para ellas y para sus recién nacidos.

(2)

La ICM insta a las matronas, en su capacidad como profesionales y miembros de la

comunidad, a desempeñar la función de educadoras y profesionales de la salud para evitar la propagación del VIH y ofrecer atención y tratamiento a medida que esté disponible.

La ICM cree también que las matronas deben disponer de equipos de protección individual (EPI) —guantes de látex, etc. — a precios asequibles.

Recomendaciones

Se anima a las Asociaciones miembro a aconsejar sobre fuentes de información o a obtener y divulgar entre sus miembros información sobre el VIH y el SIDA. Trabajando en colaboración con los gobiernos y autoridades locales para garantizar el cumplimiento de las directrices y políticas nacionales como forma de prevenir la propagación del VIH, se insta a las Asociaciones miembro a desarrollar directrices por escrito que traten asuntos como las prácticas obstétrico-ginecológicas normales, la postura de una matrona que da positivo en la prueba del VIH y el método óptimo para la alimentación de los bebés. Se apremia a las matronas a aceptar su responsabilidad en el campo del VIH y SIDA:

A. De forma personal:

 evitando lesiones por aguja y desechando correctamente las jeringas usadas;

 manteniendo al día sus conocimientos en el campo del VIH y SIDA, incluidos los avances relacionados con la lactancia;

 siguiendo las precauciones universales al manipular fluidos corporales y siempre que se manipule sangre infectada o potencialmente infectada o productos

manchados con sangre (lavarse las manos escrupulosamente antes y después del contacto directo, llevar guantes y, en el parto, llevar gafas o mascarilla y zapatos, llevar tapadas todas las heridas abiertas y utilizar las soluciones aprobadas para limpiar el equipo no desechable contaminado);

 garantizando que se aplican los procedimientos correctos para manipular los artículos o ropa sucios destinados a lavado o destrucción.

(3)

B. Con la comunidad:

 informando sobre la forma de propagación del virus a grupos de todas las edades de la comunidad, poniendo especial énfasis en la formación en la escuela;

 animando a adoptar una actitud responsable en las relaciones sexuales, tanto heterosexuales como homosexuales;

 desalentando la práctica de la mutilación genital femenina en los países donde prevalece;

 trabajando con las familias a favor del bienestar de los bebés huérfanos;

 manteniendo la confidencialidad y evitando el mancillamiento de las mujeres en todo momento.

C. Con las mujeres en edad fértil:

 garantizando que las mujeres tengan acceso a cuidados no discriminatorios que cubran todas sus necesidades;

 proporcionando información sobre planificación familiar;

 ofreciendo asesoramiento y realizando las pruebas del VIH, o recomendándolas, según el protocolo local;

 proporcionando información sobre el VIH y SIDA, incluidos los avances relacionados con la lactancia, de una manera comprensible;

 obteniendo equipo estéril para proteger a las mujeres de la transmisión a través de la sangre durante el parto;

 trabajando en colaboración con el personal médico y las mujeres para acordar el método de nacimiento óptimo para reducir al mínimo la transmisión de madre a hijo;

 evitando, siempre que sea posible, la ruptura prematura de membranas, la monitorización fetal mediante electrodo en el cuero cabelludo del bebé, la extracción de sangre fetal y la episiotomía durante el parto;

 trabajando en colaboración con las mujeres para determinar la forma óptima de alimentar al recién nacido con el fin de evitar la transmisión vertical y ofreciendo

(4)

 ofreciendo consejos que afecten a las mujeres y a sus parejas.

D. Colaborando con los departamentos relevantes de las autoridades locales y gobiernos para garantizar lo siguiente:

 que se desarrollan y aplican directrices y protocolos escritos específicos que traten las pruebas prenatales, las precauciones generales, el comportamiento en un parto normal y las responsabilidades profesionales y legales de las matronas;

 que se proporcionan y están accesibles la formación y el asesoramiento adecuados para las matronas;

 que existen programas de registro y monitorización, y que son operativos; *El término parto hace referencia al embarazo, al alumbramiento y al puerperio.

Documentos de la ICM relacionados

ICM. 2014. Declaración de postura. Lactancia materna exclusiva e infección por VIH

Otros documentos relacionados

IATT. 2011. A Global Action Framework for Elimination of Mother-to-Child-Transmission of HIV.

IATT. 2011. Vital Voices: Recommendations from consultations with people living with HIV on the IATT’s Strategic Framework for PMTCT Components 1 and 2. ICW, GNP+. www.gnpplus.net/images/stories/Empowerment/consultations/ICW_GNP_Recommendatio

ns_PMTCT_Framework_Final.pdf

UNFPA. 2011. Prevención del VIH y de los embarazos no planeados. Marco estratégico 2011 – 2015.

OMS. 2013. Global update on HIV treatment 2013: results, impact and opportunities: WHO report in partnership with UNICEF and UNAIDS.

OMS. 2013. Consolidated guidelines on the use of antiretroviral drugs for treating and preventing HIV infection: recommendations for a public health approach. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2013.

(5)

OMS. 2013. VIH/SIDA. Nota descriptiva N°360 Actualizada en octubre de 2013

Yiannoutsos CT et al. Estimated mortality of adult HIV-infected patients starting treatment with combination antiretroviral therapy. Sexually Transmitted Infections, 2012, 88:i33– i43.

Aprobado en la reunión del Consejo de Glasgow, 2008 Revisado en la reunión del Consejo de Praga de 2014 Será revisado en 2020

Figure

Actualización...