Lima, siete de agosto. Del dos mil ocho.

10  Download (0)

Full text

(1)

Lima, siete de agosto   Del dos mil ocho.‐    LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA; Vista la  causa número tres mil ciento sesenta y dos – dos mil siete, en Audiencia Pública de la fecha y  producida la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia: MATERIA DEL RECURSO:  Se trata del recurso de casación interpuesto por Compañía Embotelladora ICA Sociedad  Anónima contra la resolución de vista de fojas seiscientos ochenta y seis expedida por la  Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Ica el tres de abril del dos mil siete, que  revocando la sentencia apelada de fojas seiscientos veintinueve de fecha catorce de  noviembre del dos mil seis, en el extremo apelado que declara infundada la demanda,  reformándola declararon fundada la demanda interpuesta, en consecuencia ordenaron que los  codemandados paguen en forma solidaria  a favor del Banco de Crédito del Perú  ‐ Sucursal Ica  la suma de un millón de dólares americanos deuda que se encuentra contenida en el pagaré de  fojas nueve precisando que en lo que corresponde  al codemandando Jorge Alejandro Panizo  Mariátegui deben asumir la obligación  sus herederos, asimismo ordenaron que se paguen los  intereses compensatorios y moratorios mas las comisiones, aplicando las tasas mas altas  que  tiene establecido el banco en sus operaciones de mora, según  lo establecido en el propio  pagaré, precisándose que el pagaré debe pagarse desde el diez de diciembre de mil  novecientos noventa y nueve hasta la fecha de su pago, con costas y costos; y los devolvieron.  FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Concedido el recurso de casación a fojas cincuenta y nueve,  por resolución de esta Sala Suprema del dos de octubre del dos mil siete ha sido declarado  procedente por las causales previstas en los incisos segundo y tercero del artículo trescientos  ochentiséis del Código Procesal Civil, esto es, por la inaplicación de normas de derecho  material y  contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso,  alegando: I) la inaplicación  de los artículos doce, trece y ciento quince inciso cuarto de la Ley  veintiséis mil ochocientos ochenta y siete, pues el pagaré fue  suscrito por el Director  Gerente  de la Compañía Embotelladora  Ica Sociedad Anónima José Miguel  Panizo Soler, siendo que a  la fecha de emisión el indicado título valor (el veintiuno de mayo de mil novecientos noventa y  nueve), éste no contaba  con facultades para suscribir  el citado título ni realizar operaciones  bancarias; así mismo, quien remitió la carta del veinticuatro de marzo de mil novecientos  noventa y nueve (el fallecido Jorge Alejandro Panizo Mariátegui) tampoco contaba con  facultades  para realizar un reconocimiento de deuda razón por la cual dichas personas  se han  obligado personalmente  como si hubieran actuado a nombre propio, convirtiéndose  en los  deudores  principales de la entidad bancaria; II) a) la Sala Superior ha omitido pronunciarse  sobre todos los puntos controvertidos que constituyen materia de discusión  y que fueron  determinados  en la audiencia  del seis de diciembre del dos mil cinco, en particular los puntos  tres y cinco, conforme a los cuales debía determinarse  si las  renovaciones  del pagaré fueron  de conocimiento de los obligados y si el pagare fue completado  en contra de los acuerdos  arribados por las partes; b) ha omitido  valorar en forma  razonada  el hecho evidente  de que  la persona  que suscribió el pagaré  como representante de la Compañía Embotelladora  Ica  Sociedad Anónima no tenía facultades  para realizar tal acto jurídico; además tampoco  tiene  en cuenta que la persona  que remitió la misiva del veintiuno de marzo de mil novecientos 

(2)

noventa y nueve igualmente  no contaba con facultades para reconocer la obligación  contenida en el pagaré  perjudicado, a lo que debe agregarse que el Colegiado ha procedido a  valorar el extracto de cuenta corriente que se acompaña a la demanda, pese a tratarse de un  documento unilateral que no es sufi ciente para crear convicción en el juzgador de que la  operación  realizada haya ingresado verdaderamente  en la contabilidad de la Compañía  Embotelladora Ica Sociedad Anónima. CONSIDERANDO: Primero.‐ Existiendo denuncias por  vicios in iudicando e in procedendo, corresponde verificar primero si se ha configurado o no  esta última causal, pues en caso de ser estimada, se dispondría el reenvío de la causa al  estadío procesal correspondiente, impidiendo que sea factible el análisis de las normas  materiales en las que se sustenta o debió sustentarse la resolución recurrida. Segundo.‐ A fin  de verificar si en el caso de autos se ha contravenido las normas que garantizan el derecho a  un debido proceso, es necesario señalar que el Banco de Crédito del Perú – Sucursal Ica,  interpone demanda contra la Compañía Embotelladora Ica Sociedad Anónima, Jorge Alejandro  Panizo Mariategui, Elena Soler de Panizo, José Miguel Panizo Soler, José Javier Panizo  Mariategui, Jutta Linke de Panizo, Emilio Soldi Panizo y Mariella Vargas de Soldi, sobre  obligación de dar suma de dinero, para que los demandados cumplan con pagarle la suma de  un millón de dólares americanos incluyendo intereses compensatorios y moratorios, más  comisiones, aplicándose las tasa más altas que el banco tiene establecido para sus operaciones  en mora desde el dieciocho de agosto de mil novecientos noventa y nueve, asimismo, solicita  el pago de costas y costos; alegando que el banco otorgó un préstamo a la Compañía  Embotelladora Ica Sociedad Anónima por la suma de un millón de dólares americanos  el  mismo que fue representado en el pagaré D trescientos ochenta – dos tres dos nueve cero,  emitido el veintiuno de mayo de mil novecientos noventa y nueve, el mismo que fue afianzado  solidariamente por Jorge Panizo Mariategui y esposa Elena Soler de Panizo, así como el hijo de  éstos, José Miguen Panizo Soler, asimismo por José Panizo Mariategui y esposa Jutta Linke de  Panizo y Emilio Soldi Panizo y esposa Mariella Vargas de Soldi; que el pagare con vencimiento  al dieciocho de junio de mil novecientos noventas y nueve fue renovado  hasta en dos  oportunidades  siendo su último vencimiento el dieciocho de agosto de mil novecientos  noventa y nueve; que los deudores al no cumplir con cancelar el importe del pagaré renovado  se procedió a protestar el mismo; que demandaron su cobro en vía ejecutiva, sin embargo,  debido a cuestiones  formales en el llenado del título valor, su demanda fue declarada   improcedente, dejándose a salvo el derecho para hacerlo valer confirme a ley, razón  por la  cual  recurren para su cobro en vía de acción causal; acreditan el origen del adeudo con el  extracto de la cuenta corriente en moneda extranjera trescientos ochenta – cero cero dos  nueve dos cinco uno – uno – cincuenta y siete correspondiente al mes de mayo de mil  novecientos noventa y nueve con el que prueban que depositaron la suma demandada a favor  de la Compañía Embotelladora Ica Sociedad Anónima quien a su vez dispuso de dichos montos  mediante libramientos de cheques con cargo a la cuenta señalada, evidenciándose con ello el  uso de dinero para su benefició; además acompañan copia de la carta del primero de  diciembre de mil novecientos noventa y nueve recepcionada el dos de diciembre de mil  novecientos noventa y nueve que le remitiera el gerente general de la Cía Embotelladora   Jorge Alejandro Panizo Mariategui, en el que les reitera  su pedido de prórroga para la  obligación puesta  a cobro. Tercero.‐ Contestada la presente demanda por los codemandados y  curador procesal, respectivamente, en la audiencia de conciliación cuya acta obra a fojas  cuatrocientos cincuenta y ocho se fijaron como puntos controvertidos: a) determinar la 

(3)

obligación  de pago que tienen los emplazados respecto del monto consignado en el pagaré de  fojas nueve que comprende capital, intereses y comisiones; b) determinar que la obligación  contenida en el pagaré no se encuentra acreditada  por tratarse de una acción causal; c)  determinar si las renovaciones del pagaré  han sido de pleno conocimiento de los obligados; d)  determinar si la obligación  contenida en el pagaré alcanza  a los fiadores del mismo; y e)   determinar si el pagaré ha sido llenado en contra de los acuerdos  de las partes. Cuarto.‐ El  Juez ha declarado infundada la demanda interpuesta, considerando que en el presente  proceso no se ha acreditado con documento probatorio cierto, idóneo y suficiente la  obligación que dio origen al documento cartular, ya que no solo basta el contenido del pagaré  D trescientos ochenta – dos tres dos nueve cero, sino que debe acreditarse el trato comercial o  mutuo que ha dado origen a la relación subyacente e los títulos valores, esto es, lo que motivo   su expedición. El resumen del extracto de cuenta corriente de fojas diez a veinticinco no  resulta ser un documento idóneo que traiga consigo el que se ampare la demanda incoada.  Quinto.‐ La Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Ica revoca la sentencia apelada  de fojas seiscientos veintinueve de fecha catorce de noviembre del dos mil seis, en el extremo  apelado que declara infundada la demanda, reformándola declararon fundada la demanda  interpuesta conforme se ha señalado precedentemente en lo que es materia del recurso,  considerando que examinado el pagaré D trescientos ochenta – dos tres nueve dos cero y la  carta  de fecha primero de diciembre de mil novecientos noventa y nueve, se aprecia que el  negocio jurídico  que motivó la emisión del título valor  fue un contrato de mutuo, mas aún si  los fiadores solidarios no niegan  la existencia de la obligación  sino solo cuestionan la  formalidad del pagaré, pero como título valor; asimismo, que en el proceso acompañado se  verifica que el pagaré puesto a cobro fue llenado unilateralmente por la demandante en  cuanto a la fecha de emisión y su vencimiento, defectos que si bien afectaron el mérito  ejecutivo de dicho título más no su eficacia como un documento probatorio de la obligación y  el negocio jurídico que contiene, de ahí que se dejo a salvo el derecho del banco ejecutante   para que lo haga valer  con arreglo a ley; que en el pagaré se hace referencia que los fiadores  renuncian al beneficio  de excusión por lo que éstos deben responder  por la acreencia a favor  del banco en forma solidaria con el deudor principal. Sexto.‐ Respecto a la denuncia in  procedendo, en cuanto al punto a), debe señalarse que el Juez Superior si bien tiene la  facultad de poder revisar y decidir  sobre todas las cuestiones propuestas y resueltas  por el  Juez inferior; sin embargo cabe precisar que la extensión de los poderes de la instancia de  alzada esta presidida por un postulado  que limita su conocimiento, recogido por el aforismo  tantum appellatum, quantum devolutum, en virtud del cual el colegiado de alzada solamente  puede conocer  mediante la apelación de los agravios que afectan al impugnante; por ello la  denuncia formulada por la empresa recurrente respecto a que la Sala Superior ha omitido  pronunciarse sobre todos los puntos controvertidos, no puede ampararse. Séptimo.‐  En  cuanto a la denuncia formulada en el punto b), debe señalarse que en los casos de una acción  causal, cuya pertinencia ha sido reconocida por la propia recurrente en el escrito de  contradicción de fojas sesenta del acompañado sobre ejecución de garantías, el juez debe  verificar que se encuentre acreditado la existencia de la relación que subyace a la emisión del  pagaré puesto a cobro; en el caso de autos al haber establecido el Colegiado Superior la  existencia de un mutuo entre las partes, según los términos del pagaré presentado con la  demanda y las cartas de fecha primero de diciembre de mil novecientos noventa y nueve y  veinticuatro de marzo de mil novecientos noventa y nueve, se advierte  la existencia de la 

(4)

relación causal; que en cuanto a lo alegado por el recurrente, respecto a la valoración del  extracto de la cuenta de corriente que se acompaña a la demanda, el mismo que es unilateral,   éste no ha sido materia de pronunciamiento por el órgano jurisdiccional inferior conforme a  los términos de la impugnada, en consecuencia dicho extremo denunciado no puede  ampararse, debiendo además tenerse presente que el juez A quo en la sentencia declaro  infundadas las tachas deducidas contra el pagaré y el estado de cuenta por lo que no existe  mayor impedimento para que dichos medios probatorios puedan ser valorados, asimismo,  respecto a la denuncia alegada de que se ha omitido valorar  que la persona que suscribió el  pagare como representante de la Compañía Embotelladora Ica Sociedad Anónima  no tenía  facultades  para realizar tal acto jurídico, dicha denuncia no ha sido formulada por el  recurrente en la primera oportunidad que tuvo para  hacerlo conforme lo establece el artículo  ciento setenta y seis del Código Procesal Civil, motivo por el cual no puede alegarlo recién por  está vía casatoria. Octavo.‐  Respecto a la denuncia in iudicando, debe señalarse que se  configura la causal de inaplicación de una norma de derecho material cuando: a) el Juez,  por  medio de una valoración conjunta y razonada de las pruebas, establece como probado ciertos  hechos; b) que estos hechos guardan relación de identidad  con determinados supuestos   fácticos  de una norma jurídica material; c) que no obstante esta relación de identidad  (pertinencia de la norma) el Juez  no aplica esta norma sino otra,  resolviendo el conflicto de  intereses  de manera contraria a los valores y fines del derecho y ‐como se tiene dicho‐  particularmente lesionando el valor de justicia. Noveno.‐ Que, en el caso de autos no se  configura ninguno de los requisitos  señalados en el considerando anterior, mas aún si  conforme se ha señalado en el considerando octavo de la presente resolución, las normas  denunciadas por el recurrente son impertinentes a la cuestión fáctica establecida en autos, al  encontrarse relacionados con temas que no han sido objeto de debate en el presente proceso,  en consecuencia corresponde también desestimarse el extremo denunciado. Décimo.‐ Por las  razones expuestas, la sentencia impugnada no se encuentra incursa en la causal de la  contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso así como de  inaplicación de normas de derecho material,  siendo de aplicación el artículo trescientos  noventa y siete del Código Procesal Civil, por lo Declararon: INFUNDADO el recurso de casación  interpuesto por Compañía Embotelladora ICA Sociedad Anónima, por consiguiente,  NO  CASARON  la sentencia de vista de fojas la resolución de vista de fojas seiscientos ochenta y  seis expedida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Ica, el tres de abril del  dos mil siete, CONDENARON a la recurrente al pago de una multa ascendente a dos unidades  de referencia procesal así como al pago de las costas y los costos en la tramitación del  presente recurso; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El  Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por el Banco de Crédito del Perú contra  Compañía Embotelladora ICA Sociedad Anónima y otros sobre pago de dólares. Vocal Ponente  Señor Miranda Molina, y los devolvieron.‐   S.S.  PAJARES PAREDES  PALOMINO GARCIA  CASTAÑEDA SERRANO 

(5)

MIRANDA MOLINA            VALERIANO BAQUEDANO  rsb                          Corte Suprema de Justicia de la República  Sala Civil Transitoria    CAS 3162‐2007  ICA  PAGO DE DOLARES       PAGE          PAGE   6        

(6)

Figure

Updating...

References

Related subjects :