(X) FILOSOFÍA DE LA CIENCIA (2) - copia - copia

22 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

TEMA 2 -CONTINUACIÓN. (AMPLIACIONES). SOBRE METODOLOGÍA CIENTÍFICA E HISTORIA DE LA CIENCIA.

Sobre las leyes científicas.

(2)

nuevas “predicciones” y deduzco enunciados básicos susceptibles de contrastación empírica.

(3)

nunca ha sucedido lo contrario), o bien “si sumergiésemos un cuerpo en agua, desalojaría un volumen igual al peso del líquido sumergido”, como reza el principio de Arquímedes: por ejemplo, si sumerjo una bola de plomo de 1 kilogramo de peso, desalojaría 1 litro de agua; si de dos kilogramos, dos litros de agua, y así sucesivamente, etc. Vemos pues que la ley , debido a que es falsable, es un enunciado provisional ( y en esto coincide con la hipótesis), pero como decíamos no porque sea un enunciado condicional (la hipótesis es un enunciado condicional, implicación material o inferencia, y la ley es “una hipótesis ya comprobada, un enunciado categórico e incondicionado, universal, premisa del razonamiento científico que es provisional por ser falsable pero que es muy predictiva”.

Veamos, la ley es falsable, pero aclaremos qué diferencia puede haber entre “teoría” y “ley”. Pues Mario BUNGE en “La investigación científica” (Ariel, Barcelona) señala que la teoría es un conjunto de leyes. Pongamos un ejemplo: la teoría del movimiento de Newton comprende tres leyes del movimiento .

(4)

“teoría” es una ”ley general”. Sea como quiera, podemos decir que una “teoría” comprende un conjunto de leyes, como es el caso relatado de la teoría del movimiento de Newton que comprende tres leyes del movimiento. O bien, que vale decir, con Karl Popper que la teoría es una “ley general”.

(5)
(6)

kilómetros que me separan de esa ciudad, pero invertiré 9 horas si voy en coche a la velocidad de 100 kilómetros por hora, etc. Pero el número de “predicciones” o de “enunciados básicos” que debo deducir de la ley o puedo deducir de la ley son “infinitos”, con lo cual la ley nunca puede ser verificada completamente.

(7)

falsables, aun cuando sean premisas del razonamiento científico y enunciados categóricos y universales, pueden ser falsadas…tal vez nunca lo sean, pero no sabemos si en el experimento un millón veinte mil sea falsada la ley. En ese caso , debe ser desechada la ley “y reemplazada por otra que sea explicativa del nuevo fenómeno que la antigua teoría no lograba explicar”.

Es decir, las teorías se construyen para explicar “fenómenos experimentales” pero si la teoría no logra explicar un fenómeno experimental lo que se debe desechar, lógicamente, es la “teoría” no el hecho experimental, y se debe buscar unja “nueva teoría explicativa” de este fenómeno que queda inexplicado.

A este efecto, Imre Lakatos, señaló que en toda teoría hay un “núcleo duro” y un “cinturón protector de la teoría” modificándose habitualmente el cinturón protector pero manteniendo el núcleo duro de la teoría que permanece.

(8)

Por otro lado, es evidente que existen etapas de “ciencia normal” enseña Thomas Kuhn en “La estructura de las revoluciones científicas” y crisis, o revoluciones científicas, que suscitan la aparición de nuevos paradigmas o modelos”, a veces varios explicativos del fenómeno que la antigua teoría no lograba explicar y que entonces es la “sociología de la ciencia”, la “comunidad científica” la que interviene, decidiendo, entre varios paradigmas posibles, cuál debe ser aceptado por la comunidad científica como explicativo del hecho o fenómeno experimental en cuestión.

(9)

Por otro lado, una ley como la “clásica de los gases” en la que “al aumentar la presión de un gas, aumenta el volumen” será válida siempre y cuando se observe una variable independiente que se debe mantener, como que “se debe mantener en el experimento la presión constante” porque si no es así, al aumentar la temperatura del gas, no aumentará el volumen, etc.

Por otro lado, fijémonos en la historia de la astronomía y las cosmogonías que han existido. Pues, durante casi 19 siglos se mantuvo una teoría errónea sobre que la tierra estaba en el centro del universo, procedente de Aristóteles, si bien, además se pensaban que las órbitas de los planetas eran circulares y que el sol giraba en torno a la tierra. Naturalmente, todo esto cambió cuando Copérnico puedo probar, mediante el lógico desarrollo de las lentes, la fabricación del telescopio, las variaciones de la tierra en relación a la posición de las estrellas y con ello, la orbitación, alrededor del sol, que por cierto según Kepler las órbitas eran elípticas.

(10)

inclinación del plano. Por otro lado, defendió el movimiento de la tierra en sus “Dialogi”.

Es obvio, pues, que las concepciones del universo, si se quiere, las teorías astronómicas y científicas, varían o cambian con los siglos.

(11)

debe probar “que no es verdad que haya un caso en que no se cumpla” en vez de mostrar que “es verdad que se cumple en todos los casos” (por poder ser infinitos en número) según reza la concepción “falsacionista” de Popper. Será verdad una ley si no se prueba que no sea falsa, no si se prueba que es verdadera (cosa imposible), etc.

(2º) la “deducibilidad de principios teóricos”; es el caso del cálculo de la velocidad de caída de un cuerpo en un planeta que tuviera el radio de la tierra y dos veces su masa a partir de la fórmula e=t.v2, es decir, a partir de la ley “de caída de los cuerpos en nuestro planeta”; por lo cual, aun cuando no pudiéramos comprobarlo, sería manifiesto que la física puede, con todo rigor, realizar, en un planeta imaginario que tenga esas características, el cálculo de la caída de un grave en un planeta de esas características, con precisión, y sin haberlo comprobado o sin poderlo comprobar, etc.

(12)

Respecto a la inducción, que consiste en partir de observaciones de hechos particulares para inferir una conclusión universal, se trata de un razonamiento ilícito porque pretende inferir una conclusión universal a partir de premisas particulares; por ejemplo, si aplico calor a una barra de hierro y se dilata y este experimento lo repito mil veces, podré, tal vez, concluir que “los metales se dilatan con el calor”, pero en realidad ¿qué he hecho? He extendido un número determinado de observaciones, realizada en “n” casos a todos los casos, he realizado una “generalización” y esto no es lícito. O bien, puede ser que haya calentado una barra de hierro, luego una bola de bronce, luego otra bola de plomo, o bien un lingote de hierro, o incluso que haya repetido estos experimentos en un número elevado de casos, pero no por ello puedo inferir (lícitamente) que “todos los metales se dilatan con el calor” pues, ya repita el experimento de aplicar calor a la barra de hierro mil veces, ya aplique calor a metales muy diversos, no por ello es válida una “generalización” que aplico a “todos los casos”, etc.

(13)

ejemplo si veo que una mesa es verde, que otra también lo es…y así las reviso todas y veo que cumplen esa propiedad podré decir “todas las mesas del aula son verdes”, etc.

El método propuesto por C.G. Hempel, en “Filosofía de la ciencia natural” es otro, se trata del verdadero método científico, que es el método hipotético-deductivo; el método consiste en: (1º) observo fenómenos, (2º) elaboro una hipótesis, (3º) llevo a cabo la “validación de la hipótesis”, la “comprobación experimental de la hipótesis” , (4º) convierto la hipótesis en una ley.

(14)
(15)

APLICAR CALOR A UN METAL Y EL FENÓMENO 2 UE DENOMINO EFECTO QUE CONSISTE EN DILATARSE EL METAL COMO CONSECUENCIA DE FENÓMENO 1 O LA APLICACIÓN DE CALOR A DICHO METAL, ETC.”

Pero no solo es que la experiencia solo me da hechos brutos y no “relaciones constantes” o “conexiones necesarias” entre dos fenómenos que denomino causa y efecto (f1=aplicar calor a un metal, y F2=dilatarse el metal como consecuencia de F1) SINO QUE LOS HECHOS PARTICULARES SON SEGÚN C.G. HEMPEL CRITERIOS DE VALIDACIÓN Y NO PREMISASDEL RAZONAMIENTO CIENTÍFICO.

(16)

experiencia para “comprobar si en sucesivos casos repitiendo el mismo experimento, aplicando de nuevo calor a distintos metales… se produce el mismo efecto..,. la dilatación de los mismos”, de ser así, CUANDO EN UN NÚMERO SUFICIENTENTE ELEVADO DE CASOS SE COMPRUEBA LA HIPÓTESIS, VERÉ QUE ÉSTA HA

QUEDADO VALIDADA, COMPROBADA

EXPERIMENTALMENTE EN UN NÚMERO

SUFICIENTEMENTE AMPLIO DE CASOS, LLEGADO ESTE PUNTO SE CONVERTIRÁ EN UNA LEY.

La Ley es pues un enunciado categórico, universal, incondicionado (pero “provisional” no porque como la hipótesis sea un enunciado del tipo “si Fx, entonces Gx” o del tipo “si sumergiésemos en agua un cuerpo, desalojaría una cantidad de líquido equivalente al peso del cuerpo sumergido”, es decir que si se sumerge una bola de plomo de 1 kg. de peso, desalojaría 1 litro, etc.; decimos entonces que es “provisional” la ley porque es “falsable”).

(17)
(18)

del razonamiento científico según el denominado método hipotético-deductivo).

(19)

definitivamente, en todo caso corroborar. Por fin diremos que si no es falsada, es falsable, y si no es verificada es , de no ser falsada, corroborada provisionalmente. En definitiva, Popper lo que quiere no es tanto probar que la ley se cumple, se verifica, cosa imposible, sino “asegurarnos de que no es falsa” y no de que es verdadera; debemos esforzarnos por probar que no es falsa, en vez de probar que es verdadera; pues si en un caso es falsa, la ley o teoría debe desecharse , no así si no es falsada (pues como decíamos no sabemos si en todos los casos podrá ser verdadera, cosa imposible en un número infinito de casos, ni tampoco si en el futuro cabe que se presente algún caso en que sea falsada). Por tanto, debemos esforzarnos en probar que “no es falsa”, al menos cuantas veces intentemos falsar la ley, para que esta, al menos hasta la fecha, sea válida.

Diferencia entre generalización empírica y ley científica.

(20)

además, la ley puede ser, señala C.G.Hempel, y la generalización empírica no, premisa del razonamiento científico (como veremos en el explanans, y dentro de loe enunciados explanantes, el enunciado legaliforme o nomológico es la premisa del razonamiento, etc.).

Veamos en qué consiste la “traducibilidad a condicional o subjuntivo contrafáctico”, consiste en que un enunciado del tipo “los minerales contenidos en una caja tienen hierro” no permite convertirlo en “si un mineral estuviera contenido en una caja tendría hierro”; puede ser que el profesor de geología, seleccione distintos minerales que contengan hierro y los introduzca (a posta) en una caja para explicárselo a los alumnos pero de ahí a decir que si un mineral cualquiera se halla en una caja, ese mineral debe contener hierro hay un abismo. Por el contrario, si decimos que “las velas de parafina sumergidas en aceite a cien grados centígrados se derretirán” permite traducir el enunciado a este otro: “si una vela de parafina fuese sumergida en aceite a cien grados centígrados se derretiría”,la ley si equivale a un enunciado contrafáctico, condicional o subjuntivo contrafáctico.

(21)
(22)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...