Se puede definir la fitocosmética como el uso de los principios activos de las plantas para cuidado y estética de la piel y el cabello.

Descargar (0)

Texto completo

(1)

Tema 11. El sector perfumero y cosmético 11.1 El sector cosmético

11.2 El sector perfumero 11.3 Referencias bibliográficas

11.1 El Sector cosmético

Las plantas generan importantes cantidades de conservantes, antioxidantes y colorantes sintéticos, que son fuertemente demandadas tanto por la industria alimentaria (anteriormente mencionada), como por la industria de cosméticos. La industria de perfumería también absorbe importantes cantidades de plantas aromáticas.

Se puede definir la fitocosmética como el uso de los principios activos de las plantas para cuidado y estética de la piel y el cabello.

El uso de unas u otras plantas viene determinado por su actividad fisiológica, que varía de unas plantas a otras, de modo que encontramos plantas para casi todas las necesidades estéticas. Las propiedades dermatológicas son muchas y muy variadas: tonificantes, astringentes, antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes, detergentes, suavizantes, calmantes, emolientes, descongestionantes, refrescantes etc.

Las formas cosméticas de preparación son también numerosas, encontramos formulaciones que utilizan extractos vegetales en cremas, emulsiones, lociones, geles, aceites, jabones, desodorantes etc. La cosmética incluye las siguientes categorías de productos:

- Aceites esenciales

- Perfumes y agua de tocador

- Preparaciones de belleza, maquillaje y cuidado de la piel, preparaciones antisolares y bronceadoras, preparaciones para manicuras y pedicuras.

- Preparaciones capilares

- Preparaciones para la higiene bucal y dental

- Preparaciones para afeitar o para antes o después del afeitado - Desodorantes corporales

- Preparaciones para el baño - Depilatorios

- Otras preparaciones. Especies empleadas

A continuación se muestran algunas de las normas editadas por AENOR en el mes de diciembre de 2006 respecto a materias primas cosméticas, relativas a extractos vegetales empleados en la fabricación de productos cosméticos.

- Extracto hidroglicólico de manzanilla (Chamomilla recutita (L.) Rauschert). - Extracto hidroglicólico de caléndula (Caléndula officinalis L.).

- Extracto hidroglicólico de Romero (Rosmarinus officinalis L.). - Extracto hidroglicólico de hiedra (Hedera helix L.).

(2)

- Extracto hidroglicólico de té verde (Camellia sinensis L.). - Extracto hidroglicólico de ruscus (Ruscus aculeatus L.) - Extracto hidroglicólico de avena (Avena sativa L.). - Extracto hidroglicólico de aloe vera (Aloe vera L.).

- Extracto hidroglicólico de castaño de indias (Aesculus hippocastanum L.). Otras plantas muy empleadas son las siguientes.

• Soja. Planta china conocida hace más de cinco mil años, rescatada por los laboratorios cosméticos debido a sus efectos antienvejecimiento. Es rica en isoflavonas.

• Té verde. Antioxidante frente a los radicales libres. Recientemente ha sido incorporado también a la industria cosmética el té blanco, considerado más eficaz que el verde contra los radicales libres.

• Los extractos botánicos del Gingko biloba, el ginseng, la lavanda y el aloe vera. • La manzanilla, empleada en las cremas destinadas a pieles sensibles.

11.2 El sector perfumero A. Breve Historia del Perfume

El origen del perfume nos lleva hasta el antiguo Egipto. El incienso (que proviene del latín y quiere decir 'a través del humo') y la mirra eran los ingredientes básicos que los egipcios utilizaban para aromatizar sus ceremonias, curaciones y como complemento de la belleza en las mujeres. Además tenían todo un proceso de elaboración de perfumes el cual consistía en impregnar los pétalos de rosa en una grasa para preservar la fragancia; también era costumbre macerar las plantas aromáticas en un aceite, y luego posteriormente se colaba el líquido extraído sobre una tela.

Más tarde, los griegos heredaron estas técnicas, pero además las mejoraron. Los romanos importaban la materia prima como la mirra y el incienso de Arabia y traían otras sustancias de la India.

La caída del Imperio Romano, supuso un declive en la costumbre del perfume en Occidente. La tradición permaneció únicamente en Arabia, donde se desarrollaron las técnicas de destilación de plantas. Bagdad se convirtió en la ciudad de las fragancias. Descubrieron más ingredientes como el almizcle, el cual mezclaban con argamasa para las construcciones de palacios y mezquitas.

Durante la Edad Media, en la época de las Cruzadas, el intercambio comercial entre Oriente y Occidente se acentuó y volviéndose a redescubrir el perfume. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVI, que se generalizó realmente su uso, gracias a Catalina de Médicis, quien impuso la moda del perfume en París.

Posteriormente, con la Revolución Industrial, el perfume se comercializa a gran escala. Los perfumistas se especializan en química para desarrollar mejor sus productos, y más que una moda, los perfumes se vuelven un requisito en el ideal estético de la fecha.

A principios del siglo XX, los perfumes se regalaban en las tiendas de ropa, pero después se extendió su venta y en unos años empezaron a florecer las primeras casas comerciales exclusivas de perfumes.

(3)

Con el tiempo se desarrollaron mejores técnicas y se descubrieron nuevos ingredientes para la elaboración del perfume; hoy en día es una industria importante que mueve millones de dólares y en la que los diseñadores dependen más que incluso sus diseños de ropa.

B. La estructura de los perfumes (El sistema piramidal)

Durante mucho tiempo se creyó que el perfume evolucionaba. Su fragancia y su intensidad eran debidos únicamente a la evaporación, es decir a su volatilidad, y por lo tanto al desgaste. En el siglo XX, que se empezaron a hacer perfumes con varias fragancias. El primero que introdujo esta manera de hacerlos fue Aimé Guerlain, en 1899. A partir de ese momento, se utiliza comúnmente un sistema conocido como piramidal o de tres capas. Esta estructura consiste en la división de las fragancias de un perfume en tres notas: altas, medias y bajas. La nota alta corresponde a las fragancias que se evaporan más rápido por provenir de ingredientes más volátiles. Su duración es corta, y les corresponde causar la primera impresión.

La nota media surge cuando desaparece la nota alta y está equivale al corazón del perfume. Dura aproximadamente cuatro horas y contiene las fragancias más importantes del perfume. Por último, la nota baja está constituida por las fragancias menos volátiles. Su papel es fijar el perfume y darle la armonía globalizante. Son las más duraderas y su efecto puede extenderse y continuar hasta dos días.

La duración del perfume es afectada por la temperatura ambiental y la química corporal además de la concentración de fragancia. Cuánto más alta la concentración de aceites esenciales o fragantes, más caro es el “perfume”.

Perfume. Es la más alta concentración de fragancia. Normalmente tiene hasta un 20% de ingredientes activos, aceites esenciales o fragancias. Dura de 4 a 7 horas.

Eau de Perfume. Contiene más o menos un 10% de aceites esenciales o fragancias y una duración, una vez aplicada sobre el cuerpo, estimada entre 3 a 5 horas.

Eau de Toilette. Contiene aproximadamente 5% de concentración y una duración, una vez aplicada sobre el cuerpo, menor de 3 horas.

Colonia. Esta es una forma muy ligera con solo 2 o 3% de concentración. Dura hasta dos horas en el cuerpo.

C. Materia prima en la industria del perfume a. Materias primas de origen vegetal

Las plantas se han usado desde hace mucho en perfumería como fuente de aceites esenciales y aromas. Estas sustancias son generalmente metabolitos secundarios de las plantas, segregadas como defensa ante herbívoros, patógenos, o para atraer polinizadores. Además se pueden producir en distintas partes de la planta e existiendo a su vez diferencias significativas entre las distintas partes donde se sintetizan; como es el caso de las semillas y las hojas de coriandro cuyas esencias son muy diferentes. Así como, las hojas, flores y frutos de la naranja amarga son las fuentes del petit grain, neroli y aceite esencial de naranja, respectivamente.

(4)

Las partes de las plantas de las que provienen las sustancias que se emplean en la elaboración de perfumes son:

Corteza. Un ejemplo típico es el de la de la canela, sin olvidar la corteza de la raíz del sasafrás (Sassafras albidum) contiene safrol, que se emplea en la síntesis de compuestos aromáticos. Flores. Son la mayor fuente de aromas. Incluye especies como el jazmín, la rosa, el olivo oloroso (Osmanthus fragans), la mimosa, nardo, y los capullos de azahar e ylang – ylang. Aunque no se los considera como flores, los capullos sin abrir del clavo también se emplean en la elaboración de perfumes. Las orquídeas no se emplean para la producción de aromas excepto la vainilla, que debe ser polinizada primero y formar vainas con semillas antes de emplearse en perfumería.

Hojas y brotes. Destacan la lavanda, pachuli, salvia, violetas, romero, hojas de cítricos. A veces las hojas son valoradas por su aroma “verde”, como las hojas de tomate.

Frutos. Las frutas frescas como manzanas, fresas, cerezas, no dan el aroma esperado cuando se extraen, así que son sintetizados. Algunas excepciones son la Verbena Exótica (Litsea

cubeba), la vainilla y la baya de enebro. Los frutos más usados concentran el aroma en su

corteza, por ejemplo, naranjas, limones, limas y pomelos.

Resinas. Han sido muy valoradas desde la antigüedad, por ejemplo el incienso. Muy aromáticas, tienen propiedades antisépticas y se han empleado por muchas culturas como medicinas y como condimentos en muchos alimentos. Algunas resinas empleadas en perfumería son el láudano, el incienso, mirra, bálsamo de Perú. Las resinas de pino y abeto son una fuente muy apreciada de terpenos, que se emplean en la síntesis orgánica de otras sustancias aromáticas sintéticas.

Raíces, rizomas y bulbos. Estas partes terrestres de la planta se emplean en perfumería como el vetiver o rizomas de la familia del jengibre.

Semillas. Por ejemplo la semilla de coriandro, cacao, nuez moscada, cardamomo y anís.

Maderas. Los aceites y destilados de maderas son esenciales en perfumería, proveen la base de perfumes, por ejemplo el sándalo, abedul, jacarandá, cedro, enebro y pino.

Algunas de las especies vegetales empleadas en perfumería se muestran a continuación. - Alcanfor (Cinnamomum camphora)

- Angelica (Angelica archangelica) - Apio (Apium graveolens)

- Arnica (Arnica montana)

- Azahar (flor de naranjo) (Citrus aurantium) - Bálsamo de abeto (Abies balsamea) - Bálsamo de Perú (Myroxolon pereirae) - Bálsamo de Tolu (Myroxolon toluiferum)

- Canela (corteza, hojas) (Cinnamomum zeylanicum) - Cedro del Atlas (Cedrus atlantica)

- Clavo (Eugenia caryophyllata) - Estragón (Artemisia dracunculus) - Eucalipto (Eucalyptus globulus)

(5)

- Fucus (Fucus vesiculosus)

- Grosella (capullos) (Ribes nigrum) - Hinojo (Foeniculum vulgare Dolce) - Jacinto (Hyacynthus orientalis) - Jazmín (Jasminum grandiflorum) - Lima dulce (Citrus aurantifolia) - Limón (Citrus limonium)

- Manzanilla azule (Chamomilla matricana) - Mejorana (Origanum marjorana)

- Menta (Mentha viridis, Mentha spicata, Mentha piperita) - Mimosa (Acacia cecurrens)

- Naranja amarga (Citrus aurantium Amara) - Narciso (Narcissus poeticus)

- Nardo (Polianthes tuberosa) - Poleo (Mentha pulegium)

- Retama de olor (Spartium junceum) - Ruda (Ruta montana)

- Semilla de zanahoria (Daucus carota) - Tuya (Thuya occidentalis)

- Ylang Ylang (Cananga odorata) b. Materias primas de origen animal.

Ambergris (ámbar gris). Sustancia que se encuentra en las vísceras del cachalote, sólida, opaca, de color gris con vetas amarillas y negras, de olor almizcleño, usada en perfumería. Se le llama ámbar en perfumería, pero no debe confundirse con el ámbar amarillo usado en joyería.Definición extraída del diccionario de lengua de la Real Academia España

Castóreo/Castoreum. Sustancia crasa, untuosa, de color castaño, aspecto resinoso y olor fuerte y desagradable, segregada por dos glándulas abdominales que tiene el castor. Es medicamento antiespasmódico.

Civeta/algalia. Sustancia untuosa, de consistencia de miel, blanca, que luego pardea, de olor fuerte y sabor acre. El animal que lo produce es un felino de la familia Viverridae, próxima al

Herpestes edwardsi.

Almizcle (musk). Sustancia grasa, untuosa, de olor intenso que algunos mamíferos segregan en glándulas. Por su untuosidad y aroma, el almizcle es materia base de ciertos preparados cosméticos y de perfumería, hoy en día protegido, se sintetiza artificialmente. El almizcle se obtenía de el macho de Moschus moschiferus.

Para ello, es necesario matar al animal. Aunque el almizcle lo producen sólo los individuos jóvenes, los cazadores normalmente no discriminaban en la edad y el sexo de los individuos cazados. Por ello, las poblaciones de buey almizclero se vieron seriamente mermadas llegándose a prohibir su caza.

Dada su rareza y su alto precio, y por razones éticas y legales, muchas compañías perfumeras tienen por norma emplear solo el componente sintético. Pero ésta última es muy persistente en el medio ambiente y se han encontrado restos en la grasa humana, la leche materna y en el fondo de los grandes lagos.

(6)

c. Otras fuentes de origen natural

Líquenes. Por ejemplo Evernia prunastri y Pseudoevernia furfuracea.

Algas. Fucus vesiculosus, comúnmente llamado sargazo. Se usan poco por su elevado coste y su menor potencial que los compuestos sintéticos.

d. Perfumería industrial

Otro sector importante en cuanto al volumen de materia prima y mercado que abarca es el de la perfumería industrial, que engloba todo tipo de productos como ambientadores, detergentes, jabones, friegasuelos, lavavajillas, etc. Algunas de las especies o componentes empleados son los siguientes.

- Aceite esencial de limón: Detergentes, Ambientadores, Lavavajillas - Bergamota: Perfumería industrial

- Cedro: Perfumería industrial - Ciprés: Aceite esencial. Perfumería

- Citronela: Aceite esencial, Detergentes, Friegasuelos - Enebro: Aceite esencial

- Espliego: Aceite esencial - Eucalipto: Aceite esencial - Geranio: Perfumería industrial - Jazmín: perfumería industrial

- Lavanda: Perfumería, esencia para tintas, aceite esencial, detergentes - Lilas: Perfumería industrial

- Linalol: Perfumería industrial

- Mejorana: Aceite esencial, ambientador - Pino: Ambientador. Detergentes - Romero: Aceite esencial

- Salvia: Aceite esencial

- Sándalo: Perfume para maderas - Terpineol: Colonia baja graduación - Tomillo rojo: Aceite esencial

11.3 Referencias bibliográficas

Burr, Chandler (2003). The Emperor of Scent: A Story of Perfume, Obsession, and the Last

Mystery of the Senses. New York: Random House.

Calkin, Robert R. & Jellinek, J. Stephen (1994). "Perfumery: practice and principles". John Wiley

& Sons, Inc.

Camps, Arcadi Boix (2000). "Perfumery Techniques in Evolution". Allured Pub Corp. Edwards, Michael (2006). "Fragrances of the World 2006". Crescent House Publishing.

Fortineau, Anne-Dominique (2004). "Chemistry Perfumes Your Daily Life". Journal of Chemical

Education.81(1)

Figure

Actualización...

Referencias