Estudio de la Urgencia Inducida en un Area de Salud

Texto completo

(1)
(2)
(3)

PAG.306

Figura 3.

11,01%

15,32%

Figura 4.

Discusión

EMERGENCIAS SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1991

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (MEDICINA INTERNA)

:WO

150

lOO

10,�%

50

• M.I.5-51 Lab. RX ECG M

11 M.I.3-26 DIAGNOSTICO 7,10% tm M.I.I-23

� M.I.2-17 O M.I.6-67 11 M.I.4-56

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (TRAUMATOLOGIA)

18,32%

TI -275 T2-123

TI-51 T4 -103 T5-46

T6-74 600

500

400

300

200

lOO

Lab RX ECG DIAGNOSTICO

M SL

SL

I·V Sj.

TRATAMIENTO

I·V Sj.

TRATAMIENTO

N·T

N·T

Desde hace al menos 10 años en nuestro país se debate la afluencia masiva de pacientes a los S.U.H. y·su ade­ cuación, así como la necesidad o no de crear especialistas específicos del Área de Urgenciasl. Un interesante trabaj02 define un determinado tipo de urgencia, la subjetiva (vide infra).

y le obliga a buscar el recurso hospitalario sin valorar otra alternativa.

Nos9tros hemos pretendido estudiar lo que denomi­ namos urgencia inducida como aquella derivada de un Centro de Salud o Servicio de Urgencias no hospitalario y no tratada en él por ausencia de los recursos humanos y/o tecnológicos de los que debiera estar dotado.

(4)

PAG.308 EMERGENCIAS SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1991

DlSTRIBUCION DE LOS PACIENTES (PEDlATRIA)

11,10%

50

40

1,60%

30 4,80%

20

10

Figura 5.

Lab RX DIAGNOSTICO

ECO M Sto j·V Sj.

TRATAMIENTO

N·T

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (CIRUGIA)

5,70%

Figura 6.

50,90%

• CI-ll 111 C2 -27 m C3-3 E:3 C4·12

salud un 20% de la patología que nos llega y observaciones no publicadas coinciden con el sentir de los responsables de áreas de urgencias hospitalarias.

Decidir hasta que punto es justificada o no una ur­ gencia es difícil.

Desde un punto de vista personal compartimos la definición de JastremskP de urgencia hospitalaria.

Evidentemente la urgencia inducida quedaría fuera

30

Lab RX ECO

DIAGNOSTICO

M Sto (·V Sj.

TRATAMIENTO N·T

del contexto hospitalario. Diferentes trabajos4,5 han estu­ diado la composición y la adecuación de los pacientes que confluyen a los S.U.H. y también hemos leído con interés los trabajos que los médicos de Atención Primaria publi­ can en tomo a la mejora de la asistencia6,7.

(5)

VOL. 3, N.25 URGENCIA INDUCIDA· A.C. JASO Y COLS. PAG.309

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (O.R.L.)

8,11%

Figura 7.

48,65%

01-10 02-18

03-3 04-6

40

35

30

25

20

15

Lab RX ECG

DIAGNOSTICO

M St. I-Y Sj.

TRATAMIENTO N-T

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (OFTALMOLOGIA)

29,30%

Figura 8.

12,20%

OFl-12

0F.l -5

descongestión la creación de los P.A.C. (puntos de Aten­ ción Continuada) para urgencias menores.

Revisando nuestros datos el recurso diagnóstico la­ boratorio fue utilizado en 223 ocasiones con utilizaciones superiores a la radiología. Se aplicó tratamiento médico en 878 ocasiones. Para el manejo de esta denominada urgen­ cia inducida y siempre atendiéndonos a nuestra área es necesario crear centros que dispongan:

35

30

25

20

10

Lab RX ECG M Sl I-Y Sj. N-T

DIAGNOSTICO TRATAMIENTO

Analítica básica (hematología, química seca, tiras reactivas de orina).

RX simple (tórax, abdomen, ósea)

EKG.

(6)

PAG.310 EMERGENCIAS SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1991

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (UROLOGIA)

4,90%

13,10%

so

40

39,30% 30

27,90%

20

10

• UI-8

a U2-!7 Lab RX ECO M Sto I-Y Sj. N-T

lila U3-9 DIAGNOSTICO TRATAMIENTO

14,80% r:a U4-24

o U5 -5

Figura 9.

DISTRIBUCION DE LOS PACIENTES (DERMATOLOGIA)

,63%

• 01-4

11 D2-8

m D3 -9

� 04-6

Figura 10.

Conclusiones

1. La urgencia inducida supone en nuestra área e120% de los pacientes que acuden al S.U:H.

2. S u diagnóstico y tratamiento debería estar en manos de la Asistencia Primaria.

3. Para ello es preciso la creación de centros con capacidad diagnóstica (radiología, EKG y laboratorio bá­ sico) y de tratamiento (suturas, inmovilizaciones).

30

25

20

1S

10

Lab RX K'G M Sto I-Y Sj. N·T

DIAGNOSTICO TRATAMIENTO

Agradecimientos

A D. Juan García García por su inestimable colabo­ ración.

Bibliografía

1. MILLA J. Medicina de Urgencia un terna de debate. Rev Clin Esp 1987; 181: 166-7.

(7)

VOL. 3, N.o 5 URGENCIA INDUCIDA' A.C. JASO Y COLS. PAG.311

3. JAS1REMSKI M, CANTOR R, OLSON C, SMITH RW, TYNDALLMD.lnThE WholeEmergencyMedicine. Catalogpp3 (1985).

WB Saunders Eds Philadelphia.

4. BALANZO X, PUJOL R et al. Estudio multicéntrico de las U/'­ gencias en Hospitales Generales Básicos de Cataluña. Med Oin 1989; 92: 86-90.

5. REY MC, HUGUET J, BRAVO J, CORTADA L. Estudio del Área de Urgencias de un Hospital General. Grado de adecuación de las visitas. Med Oin 1986; 87: 539-42.

6. JIMÉNEZ D,CASANOVA X, MAIQUES A et al. Utilización de

los Servicios de Urgencias Hospitalarios por la población de un Centro de Atención Primaria. Atención Primaria 1988; 5: 314-17.

7. VILLALBIJR, AGUILERA A, FARRES ILa utilización de los

Hospitales en España. Efectos potenciales de la reforma de la Atención Primaria. Med Oin 1988; 96: 761-63.

8. COMISIÓN ASESORA TÉCNICA SOBRE URGENCIAS SA­ NIT ARIAS. Informe Técnico del Plan de Atención Sanitaria Urgente de Navarra 1990. Pamplona (docwnento no publicado).

9. Gutiérrez Morlote a favor de Planificar las Urgencias ligadas al

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Descargar ahora (7 página)