El Amor Es Un Sentimiento Convertido En Arte

Descargar (0)

Texto completo

(1)

El Amor Es Un Sentimiento Convertido En Arte

Introducción

El amor es una palabra muy común que escuchamos en todas partes, todos creemos conocer su significado pero en realidad pocos saben vivirlo y están dispuestos a conservarlo. El amor no solo se da en una relación de pareja, pues también amamos a nuestros padres, hermanos, amigos, objetos y hasta nuestras mascotas.

La intención de este libro es remarcar que el amor no es una actitud tan fácil de describir, mucho menos ejercerlo, pues requiere sacrificio, decisión, humildad, fe y respeto, que es una de las razones por las que muchos no están dispuestos a experimentar para alcanzarlo.

Desarrollo

El amor es un sentimiento convertido en arte, pues requiere conocimiento y esfuerzo. No se le atribuye a como muchos piensan, que el amor se gana por buenas obras o bien, se determina por el azar del destino y solo la encuentran personas con suerte.

Hoy en día, la sociedad piensa que el amor no es indispensable para vivir, al contrario, consideran que es una pérdida de tiempo o simplemente un sentimiento innecesario, el

argumento de muchos es que no necesitan permanecer con otra persona para ser felices, pues se creen autosuficientes y autónomos.

Mucha gente vive en un estado de conformismo sin tener ningún conocimiento ante ello, piensan que son individualistas y que han llegado a diversas conclusiones como resultado de sus propios pensamientos y que sencillamente sucede que sus ideas son tan comunes a la mayoría.

Según el libro describe este comportamiento como patético, pues es tanta la obsesión en querer ser diferentes y apartarse de los pensamientos comunes que terminan siendo más parecidos a los demás que diferentes, y las situaciones por las que logran parecer diferentes son insignificantes.

Es también muy común observar que la comunidad se preocupa por satisfacer otras

necesidades que consideran más importantes que el amor, como es el dinero, el éxito, el poder y el prestigio, en las cuales gastamos nuestro tiempo y esfuerzo en lograr conseguirlo, de la misma manera podemos mostrar el interés para buscar el amor.

El primer paso para aprender a amas es tener una conciencia plena de que el amor es un arte de la misma manera en que el vivir es un arte también. Para aprender a desarrollar este arte se debe mantener el mismo interés que al aprender cualquier otro arte como la música, pintura, cine, etc.,

Si bien, se demuestra lo contrario en estas épocas, pues inevitablemente la música, los libros, las películas, obras de teatro, series y programas de televisión tratan principalmente sobre

(2)

temas del amor. Estas son señales de que la sociedad está sedienta de amor.

Se ha probado que las personas buscan subconscientemente por su necesidad el ser amado, dedican toda su atención y pensamiento, se proponen en convertirse en un candidato para

´´merecer´´ amor de una manera egocéntrica y no encontrar la manera de dar amor.

Las mujeres se enfocan en parecer atractivas para facilitar el trabajo de su prospecto, usan sus mejores ropas, se maquillan y utilizan otras técnicas de belleza, mientras los hombres

generalmente buscan revelar el éxito y poder que pueden reflejar en su personalidad.

Muchas personas tienen la idea de que amar es sencillo, y piensan que el verdadero reto es encontrar a quién amar o alguien quién lo ame, según la idea cultural de estos tiempos.

Un ´´error´´ muy común del amor, es pensar que el amor a primera vista es definitivo o

duradero, pues dos personas que se dejan atraer generalmente por el físico llegan al grado de desilusionarse al conocer la intimidad de la otra persona, pues pueden variar las costumbres, los ideales, religiones, gustos, y otras variables que a simple vista no se pueden observar.

Por lo anterior, son muchas las personas que terminan desilusionándose del amor y pierden la esperanza de una nueva experiencia, por lo que se dan por vencidos y terminan renunciando completamente a la posibilidad de amar de nuevo, cerrándose en la idea de que el amor no funciona.

Otro error común es que la sociedad en estos tiempos relaciona el amor con el deseo sexual, ya no un sentimiento que requiere tiempo, respeto, comunicación y otras variables, así como lo mencionó Freud al declarar que el amor es solo la expresión del instinto sexual en el ser

humano sin considerar que es tan solo una manifestación de necesidad de amor y no el placer sexual como tal.

Freud menciona también que todo tiene sentido en base a la medida que satisfacen el cuerpo como algo exterior a él. Tal es el caso de los hijos, Freud decía que sólo lo que se encuentra en el interior del cuerpo es real, lo exterior solo en función de las necesidades del individuo.

Por tal razón el niño cuando es pequeño puede lograr a percibir que su madre lo ama por ser como es, se siente necesitado y solicitado por ella, pues sabe que el amor de su madre es incondicional.

A la edad de entre ocho y diez años los niños comienzan a cambiar ese tipo de ideal sobre merecer amor incondicional, pues adquiere un nuevo sentimiento en su necesidad por producir amor, es cuando el niño busca alguna flor del jardín, poema o algún detalle para regalar a sus padres, y su razón se transforma de ser amado a amar y en crear amor.

Al pasar la etapa de la niñez, el niño se vuelve joven y después de superar su egocentrismo y ya no busca satisfacer sus propias necesidades, se vuelve más empático tomando importancia en considerar las necesidades de las demás personas como propias.

Al inicio se refiere al amor de la madre como incondicional y puro, por otro lado el amor paterno es más condicional, el padre ama a su hijo porque cumple sus expectativas (por decir así), porque se parece a él, o se comporta como tal, en pocas palabras, el amor paterno debe ser

(3)

ganado por el hijo al ser obediente y honrar su presencia.

Por tanto, el papel del hijo comienza en querer ganarse el amor y cariño del padre más que de la madre, pues sabe que el amor de ella es incondicional para él, tan solo por el hecho de existir y ser su hijo (como se mencionó anteriormente).

La función que tiene la madre en la vida del hijo es darle seguridad en su vida, y la del padre es ser un ejemplo para él, de manera que pueda guiarlo y enseñarle a buscar soluciones para enfrentar los problemas de la vida en la que ha nacido.

El niño al afrontar su madures, deberá ser capaz de ser su propia madre y padre a la vez, (tener conciencia materna y paterna) y manteniendo su propia capacidad de amar y a su vez teniendo una conciencia paterna fundada en su razón y discernimiento.

El amor no solo se puede dar entre personas, animales y plantas, también lo podemos trasmitir a objetos cuyo valor puede ser emocional, económico, derivado de algún reconocimiento, etc.

Este tipo de actitud determina el tipo de relación de una persona con el mundo como totalidad, no como un ´´objeto´´ amoroso.

Cuando una persona ama solo a una y no demuestra empatía por terceras personas no se considera una relación de amor, sino una relación de egoísmo ampliado. Se puede llegar a creer incluso que el amor se mide de acuerdo a la intensidad sobre la que se es indiferente hacia los demás.

El autor del libro sostiene al contrario de lo anterior, la idea de que al saber amar solo se filtra específicamente en esa relación, de amar a una sola persona, sino en amar el mundo, la vida y todas las demás personas que lo rodean sin prejuicio alguno.

El amor fraternal, es el tipo de amor considerada más básica por el autor, pues se deriva de ella toda la dedicación, cariño, respeto, responsabilidad y honestidad hacia cualquier otra persona. La Biblia lo cita en uno de sus libros como: ´´ama a tu prójimo como a ti mismo´´.

El amor fraternal hace hincapié en amar a todos los seres humanos, en ´´ponerse los zapatos´´

de aquellos que sufren o tienen alguna necesidad tomando posesión de esta como si fuese propia. El amor fraternal se inclina en amar no solo a los que los aman sino a todos los seres humanos.

En el caso contrario con el amor fraternal y el erótico que se suponen iguales, la relación entre hijo y madre es de desigualdad, en una requiere toda la ayuda y la otra la proporciona. Pues la mayoría de las madres aman a sus hijos cuando dependen completamente de ellas.

La mujer que desea tener hijos, al momento de concebirlos, son felices tan solo al mirarlos o cargarlos, pues sin obtener nada a cambio de parte de ellos, tan solo ver una sonrisa en su rostro le trasmite alegría, así de simple es el amor maternal.

Por el contrario del amor fraternal y el maternal se encuentra el amor erótico, este es el amor exclusivo y no universal que es el anhelo de fusión o unión hacia otra persona. Después de esta etapa se llega a conocer a la persona de una manera más íntima, lo que puede llegar a provocar una separación entre las personas.

(4)

El deseo sexual derivado del amor erótico tiende a la fusión, no solo es un apetito físico sino el alivio de una tensión penosa. El deseo sexual puede ser estimulado por la soledad o vanidad y destruir.

Cuando el deseo de la unión física no está estimulado por el amor, y si el amor no es erótico jamás conduce a la unión. Por eso la atracción sexual produce ilusión, pero sin el amor como tal, la unión los deja como unos simples desconocidos separados como antes. Cuando la desilusión desaparece experimentan separación más fuerte y pueden comenzar a sentir odio o rechazo del uno al otro.

Es importante mencionar que el amor es una decisión personal, libre y totalmente voluntaria, pues es un sentimiento en el que una persona no es capaz de controlar de otra ni de sí misma, por tanto, en un compromiso no importa en sí quienes sean las personas.

Todas las personas somos diferentes, y el amor erótico requiere algunos elementos específicos individuales que existen entre algunos seres, pero no entre todos.

Si bien, La Biblia menciona en sus escrituras un nuevo estilo de amor, que es el amor a sí mismo: ´´ama a tu prójimo como a ti mismo´´. Es importante remarcar que algunas culturas consideran erróneo o incluso pecado (de acuerdo a religiones) pensar en los intereses propios que en las necesidades o deseos de los demás.

Considero que el hecho de amarme a mí mismo no implica ningún tipo de egoísmo, pues todos somos seres humanos, es lo que nos hace objeto del amor, por tanto no se puede considerar un vicio. Por otro lado, se entiende que el respeto que se les diere a las personas también se requiere así mismo como la integridad, el amor y la comprensión.

Después de haber considerado la compleja teoría del amor, se interpone fase deriva la

práctica, que podría ser lo más difícil para algunos, aplicar el arte de amar, pues no todos están dispuestos a luchar por obtenerlo.

Esto porque la gente busca libros con la intención de encontrar tutoriales que le enseñen a amar en pocos y sencillos pasos, como si fuese una receta de cocina. Los pasos para poder conseguir el amor, requieren de esfuerzo y voluntad propia, pues es una experiencia personal.

Si se contempla el amor como inicialmente se compara con un arte, nos podemos dar cuenta que como cualquier otra área requiere disciplina, no buscando siempre el momento apropiado, si no intentarlo de una forma incondicional para evitar convertirlo en un hobby.

Darle importancia y prioridad al arte que se quiere dominar es indispensable para que un aprendiz pueda lograr su objetivo, requiere también sacrificios como despertar temprano, no dejarse llevar por lujos innecesarios y trabajar arduamente.

La concentración, permite un mejor enfoque del objetivo, puede llegar a ser difícil pero se

puede superar, existen técnicas para mejorar la concentración tales como aprender a estar solo sin leer, escuchar la radio, fumar o beber.

Así mismo se requiere la capacidad de concentrarse en el amor. Si una persona necesita estar con otra porque no puede sostenerse por sí mismo significa que no hay amor en la relación,

(5)

sino dependencia.

La capacidad que una persona tiene para estar solo se le considera la misma capacidad para amar. No es fácil, pues la angustia, tristeza y molestia puede llegar a lastimar.

Aprender a concentrarse requiere evitar conversaciones triviales y malas compañías. Las malas compañías, quienes no solo son las personas toxicas o venenosas, sino aquellas

personas que no tienen aspiraciones ni expectativas en la vida y que solo pueden estropear la de los demás.

La concentración también abarca la necesidad de pensar un día a la vez, viviendo el presente y no en las tareas siguientes del mañana mientras están en proceso otras, pues se puede perder el objetivo y se pierde el rendimiento inicial en la tarea presente.

Nunca se podrá lograr la mejora de la concentración si no se aplica la paciencia, si uno no sabe todo en el momento y comienza a forzar las cosas o situación, nunca logrará concentrarse.

Lo que denomina el amor de Dios religiosamente es desde el punto de vista psicológico de índole similar con la experiencia de separativa y la unión. El amor a Dios tiene muchas cualidades diferentes como el amor al hombre.

En la mayoría de las religiones teístas, Dios representa el valor supremo, el bien más deseable.

Por tanto depende de cual sea el bien más deseable para una determinada persona.

Para comprender el concepto de la existencia de un Dios se debe comenzar primeramente en un análisis previo de la estructura caracterológica de una persona que adora a Dios.

El hombre hoy en día sigue caracterizándose en el comienzo de la historia humana utilizando vínculos primitivos, por tanto se siente identificado con el vínculo de los animales y de los árboles que intenta lograr unidad formando parte del reino natural

En una etapa después de la evolución donde la habilidad humana se ha desarrollado hasta alcanzar la del artesano o el artista, y que el hombre ya no necesita totalmente de los dones de la naturaleza transforma el producto de su propia mano en un Dios.

´´La sociedad debe organizarse en tal forma que la naturaleza social y amorosa del hombre no esté separada de su existencia social, si no que se una a ella´´. El amor es la única respuesta al problema de la existencia humana. ´´Tener fe en la posibilidad del amor como un fenómeno social y no solo excepcional e individual, es tener una fe racional basada en la comprensión de la naturaleza misma del hombre´´.

Conclusión

En mi opinión, el estilo de amor que le da principio a todos y cada uno es el maternal, pues es donde se aprende a amarnos a nosotros mismos con toda la inocencia, sin menospreciar a nadie. Es cuando nos ponemos a pensar que si fuésemos como niños aprenderíamos a perdonar, que aunque no lo menciona el libro, considero el mayor sacrificio del amor.

(6)

Pienso además que el ´´amor a mí mismo´´ es fundamental en el amor hacia otros, pues no podemos dar lo que no tenemos. Si no hay respeto, valor, felicidad, integridad y paciencia a nosotros mismos no lo podemos ofrecer a nadie más.

Hablar del amor como un arte me parece una buena comparación, pues hoy en día la sociedad demanda amor, pero no están dispuestos a darlo, ni siquiera conocen el significado del amor, pues creen que las personas que lo han encontrado tienen el don de la suerte.

Bibliografía

Fromm Erich (2019), El Arte de Amar. PsiKolibro

6 / 6

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :