Tú puedes decidir quién puede tocarte, quién puede besarte o quién puede abrazarte. Tienes el derecho de decir que no.

Texto completo

(1)

Tú puedes decidir quién puede tocarte, quién puede besarte o quién puede abrazarte. Tienes el derecho de decir que no.

Contacto físico bueno

Se siente bien que las personas a quienes quieres te den un abrazo o un beso. Por ejemplo:

Cuando tu mamá te da un abrazo y un beso cuando despiertas. Cuando tu papá te da un abrazo y un beso de buenas noches. Cuando tu abuelo y tu abuela vienen a visitar y les dan besos y

abrazos a todos.

Contacto físico malo

Generalmente el contacto físico que te hace sentir incómodo es malo. No tienes que mantener en secreto cuando alguien te toca de mala manera. No creas que eres malo. La persona que te toca de mala manera es la que está mal, no tú. Tu cuerpo te

pertenece. Nadie debe tocarte si no quieres que te toque.

¿Sabes lo que es el contacto físico malo?

El contacto físico es malo cuando te duele.

El contacto físico es malo si la persona te toca el cuerpo donde tú no quieres que te toque.

El contacto físico es malo si la persona te toca de una manera que te hace sentir incomodo/a.

El contacto físico es malo si dicho contacto te hace sentir miedo o te pone nervioso/a.

El contacto físico es malo si la persona te forza a tocarlo/a a él o ella. El contacto físico es malo si la persona te pide que no le digas a nadie.

El contacto físico es malo si la persona te amenaza con lastimarte si le dices a alguien.

¿Qué puedes hacer cuando alguien te toca de manera inapropiada? Primero que nada, no tengas miedo.

Di que ¡NO! Dile a la persona que no te gusta que te toque y que no quieres que te toque.

¡Retírate rápido! Retírate de la persona que te toca de una manera que no te gusta. Nunca más te quedes a solas con esa persona.

Pide ayuda. Puedes gritar.

Ve y dile a alguien de confianza lo que sucedió aun si la persona que te tocó de mala maera o en secreto te dijo que no le dijeras a nadie. Dile a tu mamá, a tu papá, a un amigo/a, a un maestro/a o a un doctor/a. Si parece que no te cree, ve y diile a alguien más hasta que estés seguro que alguien te cree.

(2)

Si alguien te toca de manera inapropiada, dile a alguien de confianza lo que sucedió. No dejes que las amenazas te intimiden a huir o guardar sliencio.

Señas de aviso de conducta de que un menor ha sufrido abuso

Algunas de estas señas de conducta pueden surgir en otro momento estresante de la vida de un menor, como divorcio, la muerte de un miembro de la familia, un amigo o mascota, o cuando hay problemas en la escuela, así como cuando ocurre abuso. Ninguna de las señas por sí sola significa que el menor ha sufrido abuso, pero varias de ellas significan que debe empezar a hacer preguntas. ¿Nota usted alguna de las

siguientes conductas en niños que conoce bien?

Pesadillas, problemas para dormir, temor a la oscuridad u otros problemas para dormir.

Temor extremo a los “monstruos”. “Estar como ido” en momentos raros.

Pérdida de apetito o problemas para comer o tragar.

Cambios de estado de ánimo repentinos: furia, temor, enojo o retraimiento. Miedo de ciertas personas o lugares (por ejemplo: un menor que no quiera

quedarse a solas con una niñera, un amigo, un pariente, o algún otro menor o adulto; o un menor que normalmente es platicador y alegre que de pronto esté callado y distante cuando está alrededor de cierta persona).

Malestares estomacales continuos sin razón identificable.

Un niño mayor que se comporta como menor, como por ejemplo: moja la cama o se chupa el dedo.

Actividades sexuales con juguetes u otros niños, como simular hacer sexo con muñecas o pedirles a otros niños/hemanos que tengan comportamientos sexuales.

Palabras nuevas para las partes del cuerpo privadas.

Rehusarse a hablar sobre un “secreto” que él/ella tiene con un adulto u otro niño. Hablar sobre un nuevo amigo mayor.

Tener dinero de repente.

Cortarse o quemarse a sí mismo cuando es adolescente.

Señas de aviso físicas de que un menor ha sufrido abuso

¿Tiene algún menor cercano a usted:

moretones, rojez o sangrado de los genitales, del ano o de la boca sin ninguna explicación?

dolor en los genitales, en el ano o en la boca?

llagas genitales o fluidos lechosos en el área genital?

Si contestó que “sí” a alguno de estos ejemplos, lleve a su hijo/a al médico. Su médico le puede ayudar a entender lo que puede estar sucediendo y hacerle pruebas para detectar enfermedades transmitidas sexualmente.

Señas de aviso de abuso sexual de menores en línea

Su hijo/a pasa mucho tiempo en línea, especialmente en la noche. Encuentra pornografía en la computadora de su hijo/a.

(3)

Su hijo/a recibe llamadas telefónicas de gente que no conoce o hace llamadas, a veces de larga distancia, a números que usted no reconoce.

Su hijo/a recibe correo, regalos o paquetes de alguien que usted no conoce. Su hijo/a apaga el monitor de la computadora o cambia rápidamente la pantalla

del monitor cuando usted entra al cuarto. Su hijo/a se retrae de la familia.

Su hijo/a está usando una cuenta de internet que pertenece a alguien más.

El abuso sexual de menores incluye conductas de contacto físico y conductas sin contacto físico

Las conductas de contacto físico incluyen:

Tocar los genitales de un menor (pene, testículos, vulva o ano) por placer sexual u otra razón innecesaria.

Hacer que un menor toque los genitales de alguien o que participe en juegos sexuales (“bajarse los pantalones”).

Poner objetos o partes del cuerpo (como dedos, lengua o pene) dentro de la vulva o la vagina, en la boca o en el ano de un menor por placer sexual u otra razón innecesaria.

Las conductas sin contacto físico incluyen: Mostrarle pornografía a un menor.

Exponerle a un menor los genitales de una persona. Fotografiar a un menor en poses sexuales.

Animar a un menor a ver o escuchar actos sexuales, ya sea en persona o en video.

Ver a un niño desvestirse o usar el baño, frecuentemente sin que el niño lo sepa (conocido como voyeurismo o ser un mirón.)

Efectos emocionales del abuso de menores

Así como todos los tipos de abuso de menores tienen un componente emocional, todos afectan las emociones de las víctimas. Estos efectos incluyen:

Baja autoestima Depresión y ansiedad

Conducta agresiva/asuntos de enojo Dificultades de relaciones

Distanciamiento y retraimiento Trastornos de personalidad Aferrarse, necesitar atención Escenas retrospectivas y pesadillas

Efectos conductuales del abuso de menores

El abuso de menores puede repercutir no sólo en la manera en que se sienten sus víctimas, sino en lo que hacen años después. Los niños que sufren abuso tienen mucha más probabilidad de ser arrestados más adelante como jóvenes y como adultos. Un porcentaje significativo de presos en las prisiones de los Estados Unidos sufrieron abuso cuando eran niños. Uno de cada tres niños que sufren abuso o negligencia se convierte en padre abusivo cuando crece.

Otros efectos de conducta incluyen:

(4)

Prostitución Embarazo juvenil Intentos de suicidio

Conducta criminal o antisocial Alcohol y abuso de drogas Trastornos alimenticios Abuso del cónyuge

Cómo obtener ayuda para los menores que sufren abuso

El mejor lugar para llamar primero para reportar sospechas de abuso de menores es la Línea directa nacional de asistencia a los niños para prevenir el abuso de menores (The Childhelp National Child Abuse Hotline: 1-800-4-A-CHILD (1-800-422-4453).

El personal encargado de la línea de asistencia puede ayudar a: Víctimas: niños y jóvenes que han sufrido abuso

Sobrevivientes de abuso de menores

Pedófilos: personas que han abusado de menores o que temen poder cometer abuso de menores

Testigos de abuso de menores

El personal de la línea directa de asistencia a los niños no puede hacer un reporte de abuso por usted, pero sí puede hacer una llamada de tres líneas a su departamento de seguridad local. También puede llamar a su departamento de seguridad local para reportar el abuso de menores.

Los reportes son anónimos. En la mayoría de los estados, no tiene que dar su

nombre para reportar el abuso de menores. La persona que comete el abuso de menores no puede indagar quién reportó el abuso.

Oros lugares para llamar incluyen:

Ayuda que necesita Números de teléfono

Intervención de emergencia 911

Agencias para llamar y reportar sospechas de abuso de menores.

Organizadas por estado dentro de los Estados Unidos.

Números para reportar el abuso de menores

Líneas telefónicas directas,

particularmente para abuso de menores, niños desaparecidos o raptados, violación e incesto, y para menores que huyen o no tienen hogar y para sus familias

Números de líneas directas gratuitas durante crisis

Línea directa para jóvenes con problemas en el hogar

Jóvenes y adolescentes 1-800-RUNAWAY

Identificación de infractores sexuales en libertad condicional

Registro Público Nacional de Infractores Sexuales (National Sex Offender Public Registry) y Programas de Investigación de la Oficina de Investigación Federal: Crímenes contra menores (Federal Bureau of

Investigation’s Investigative Programs: Crimes Against Children) (bases de datosindividuales estatales)

(5)

Recuerde también que si su hijo/a le dice que ha sufrido abuso, sin importar lo horrendo o increíble que suene el reporte, usted debe escucharlo/a y proporcionarle consueloy acción.

Para obtener más información, comuníquese con el consejero de su escuela local. También puede comunicarse con la Sra. Patrice Harris, Supervisora de intervención, al 972-6857 o a pharris@bcbe.org.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...