ACUERDO GENERAL SOBRE ARANCELES ADUANEROS Y COMERCIO

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

ARANCELES ADUANEROS Y COMERCIO

Comité de Subvenciones y Medidas Compensatorias

ACTA DE LA REUNIdN CELEBRADA EL 15 DE FEBRERO DE 1985

Presidente: Sr. F. Laschinger (Canadá)

1. El Presidente dice que el objeto de la reunión es examinar la soli-citud presentada por la CEE en el documento SCM/60, relativa a la defini-ción de "producdefini-ción", con respecto a los vinos y productos vitícolas, en la Ley de Comercio y Aranceles de 1984 de los Estados Unidos; el Comité tiene ante sí el citado documento. Como el proceso de consulta y conciliación no ha conducido a ninguna solución satisfactoria, la CEE ha pedido que se establezca un grupo especial, cuyo mandato ha propuesto. El Presidente recuerda que, según la práctica consuetudinaria del Comité, los signatarios deben limitarse a la cuestión del establecimiento del grupo especial y dejar de lado la de su mandato y composición, que será objeto de consulta entre la presidencia y las partes interesadas. Añade que naturalmente, hará todo lo posible para respetar los plazos estipulados en el Código. ?. El representante de la CEE recuerda que su delegación ha seguido escrupulosamente el procedimiento fijado en el Código. Primero pidió la celebración de una reunión de consulta, que no dio resultado positivo. Aunque el asunto era algo urgente, su delegación no solicitó la reunión de conciliación inmediatamente después de la consulta. Como no se encontró una solución mutuamente aceptable ni en la consulta ni en la conciliación, tiene que pedir al Comité el establecimiento de un grupo especial, pero desea recordar que la CEE ha propuesto soluciones concretas: sea que los Estados Unidos pongan su legislación en conformidad con el Código, sea que se comprometan a aplicarla de manera conforme con el Código. Los Estados Unidos no han hecho ninguna de las dos cosas, y ello se debe en parte a la naturaleza de su legislación relativa a los derechos compensatorios. Esa legislación debe aplicarse automáticamente ya que, una vez que se ha

presentado una petición, la Administración no tiene poderes discrecionales para aplicar de manera conforme con el Código las disposiciones que no se ajusten a lo dispuesto en éste. Por último, el representante de la CEE hace observar que se trata de un asunto importante, ya que está en juego un comercio de vino por valor de 600 millones de dólares.

3. La representante de los Estados Unidos se muestra sorprendida de que la CEE desee que se establezca un grupo especial, después de haber indicado al principio que no sería necesario hasta que se aplicaran las disposi-ciones controvertidas de la ley estadounidense. Para la delegación de Estados Unidos, la colicitud de la CEE es prematura; el asunto no está maduro para el establecimiento de un grupo especial; además, como se ha dicho ya ÍSCM/M/23, párrafo 5 ) , la legislación quizá no se aplique nunca y no se presente ninguna petición. Por otra parte, la inclusión de los viticultores no afectaría probablemente al resultado de una investigación,

85-0628

(2)

ya que no se han modificado los criterios para determinar la existencia de subvención, de daño y de vínculo causal. Dado que la delegación estadouni-dense no sabe cómo podrían interpretar o aplicar la ley las autoridades de Estados Unidos, no alcanza a verse cómo podría un grupo especial pronun-ciarse sobre la cuestión ni cómo podría oponerse esa delegación a una reclamación tan hipotética. Sin embargo, no niega que es el Comité quien debe decidir si procede o no procede establecer un grupo especial. La oradora coincide con el Presidente en que, conforme al procedimiento habitual, el mandato y composición del grupo deben decidirse mediante consultas informales. Pide que no se establezca un grupo especial hasta que pueda discutirse sobre una medida comercial concreta; quizá la CEE podría diferir hasta entonces la composición de un grupo especial.

Refiriéndose a la cuestión más general del uso del procedimiento de solu-ción de diferencias previsto en el Código, la delegada expresa su inquietud ante el hecho de que la CEE trate de utilizar ese procedimiento en bene-ficio propio cuando lo ha torpedeado cada vez que los Estados Unidos han impugnado prácticas de la Comunidad.

4. El representante de la CEE recuerda que en la reunión de conciliación su delegación se reservó el derecho de pedir en cualquier momento la

constitución de un grupo especial (SCM/M/23, párrafo 19). Subraya además que no se trata de un asunto hipotético, puesto que una vez que se ha presentado una petición no hay manera de detener la marcha del procedi-miento relativo a los derechos compensatorios. Además, ya se presentó una petición en virtud de la legislación anterior y luego la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos decidió que no existía daño porque no se podía considerar que los viticultores formasen parte de la industria vinícola estadounidense. La legislación ha sido modificada con objeto de rectificar esa decisión. Si se presenta una petición en virtud de las nuevas disposiciones, el asunto quedará listo muy rápidamente. Por consiguiente, no puede aceptar la sugerencia de Estados Unidos, de no dar efecto a la decisión de establecer un grupo especial hasta que se haya incoado un asunto concreto. En cuanto a lo dicho por Estados Unidos en el sentido de que la CEE impide la buena marcha del procedimiento de solución de diferencias, dice el orador que él podría alegar lo mismo acerca del comportamiento de los Estados Unidos, pero que ese intercambio de palabras no conduciría a ninguna parte.

5. El representante del Brasil dice que en opinión de su Gobierno no incumbe al Comité pronunciarse sobre una legislación que no ha sido apli-cada y que no ha dado lugar a la adopción de ninguna medida comercial concreta.

6. El representante de Suiza se muestra preocupado por la interpretación unilateral que han hecho los Estados Unidos de un instrumento multilateral negociado en el GATT. Por tanto, comprende muy bien la reacción de la CEE. Por otra parte, la petición de que se instituya un grupo especial plantea la cuestión de si debe establecerse tal grupo cada vez que se adopta una medida comercial, con lo que el sistema de negociaciones se convertiría en un sistema basado en una casuística de carácter jurisprudencial. Cabe otra

(3)

solución, el establecimiento de un grupo de trabajo, siempre que las partes interesadas quieran negociar. Si la respuesta es negativa, su delegación no se opondrá al establecimiento de un grupo especial, pero el orador subraya la preocupación que ello le causaría.

7. El representante del Canadá dice que su delegación apoya la petición de la CEE, de que se instituya un grupo especial. Hace observar también que se trata de una cuestión que va más allá del impacto inmediato de las disposiciones controvertidas; en el procedimiento Estados Unidos-Canadá relativo a los cerdos en pie y la carne de cerdo entran en juego algunas cuestiones análogas. Si se establece el grupo especial, el Canadá quizá le presente un escrito.

8. El representante del Uruguay dice que las recientes modificaciones de la Ley Estadounidense de Comercio y Aranceles de 1984 no son conformes al Código ni a las obligaciones dimanantes del artículo 19, párrafo 5, a ) . Por otra parte, la práctica del GATT es examinar ciertas cuestiones sólo cuando se han adoptado medidas concretas. Sin embargo, la CEE tiene derecho a pedir la institución de un grupo especial y su delegación no se opone a ello.

9. El representante de Suecia, hablando en nombre de los Países Nórdicos, comparte las preocupaciones expresadas por la delegación suiza y dice que su delegación no se opondrá al establecimiento de un grupo especial. 10. El representante de Portugal dice que es de lamentar que no se haya encontrado una solución mutua.nente aceptable y la CEE haya tenido que pedir la formación de un grupo especial. Apoya esa petición e invita a los

signatarios interesados a que respondan a las observaciones hechas por la delegación de Suiza.

11. El representante de Austria está en favor de la petición hecha por la CEE.

12. La representante de Estados Unidos, refiriéndose a la intervención de Suiza, dice que su delegación siempre ha considerado que el asunto no es tan sencillo como sugiere la CEE, sino que implica algunas cuestiones más amplias relativas a los insumos agrícolas (SCM/M/22, párrafo 13 y SCM/M/23, párrafo 4 ) . En vista de ello, su delegación sugiere que el Comité, en lugar de establecer un grupo especial, examine esas cuestiones; no se le alcanza a ver cómo un grupo especial podría desempeñar su mipión confron-tado únicamente con una situación hipotética.

13. El representante de la CEE hace suyas las observaciones de la delega-ción suiza, en el sentido de que las partes interesadas deberían estar dispuestas a negociar. Sin embargo, el enfoque adoptado por los Estados Unidos, consistente en considerar que ciertas disposiciones del Código ya no son procedentes, es decir, en modificar unilateralmente una disposición de su legislación nacional y luego pedir que un grupo de trabajo modifique el Código en consecuencia, está claramente reñido con el procedimiento que

(4)

debe seguirse. A juicio del orador, el verdadero problema es el de si los Estados Unidos están dispuestos a respetar las obligaciones que les impone el artículo 19, párrafo 5, a) y recuerda que la CEE ha pedido que los Estados Unidos pongan su legislación en conformidad con el Código o que se comprometan a aplicarla de manera conforme con el Código.

14. El representante de Australia coincide con el Presidente en que la cuestión del mandato del grupo especial debe ser tratada en una fase ulterior. Dice que su delegación no se opone a la petición hecha por la CEE, de que se instituya un grupo especial. El orador discrepa de la afirmación hecha por Estados Unidos, según la cual se trata de un asunto puramente hipotético. De la falta de conformidad de la legislación o de la presunta infracción de obligaciones no se deduce la existencia de un asunto meramente hipotético. Un asunto hipotético sería preguntar qué efectos tendría ese tipo de legislación si los Estados Unidos la aplicaran. Por consiguiente, el Comité se encuentra ante un asunto práctico, a saber, que se han adoptado ciertas disposiciones legislativas. El grupo especial tendría que examinar la cuestión de los efectos de esas disposiciones para los derechos de los signatarios, así como los derechos de los demás

signatarios en cuanto a poner en práctica disposiciones legislativas similares. Si se crea el grupo especial, Australia quizá querrá presen-tarle su parecer.

15. El representante de España lamenta que no se haya encontrado una solución mutuamente aceptable y haya tenido que pedirse la constitución de un grupo especial. La posición de su delegación queda ya reflejada en el acta (SCM/M/23, párrafo 12) y por consiguiente el orador no tiene nada que objetar a la petición de la CEE; comparte la preocupación expresada por la delegación de Suiza y también por el Uruguay en lo relativo a la falta de conformidad con el artículo 19, párrafo 5, a ) .

16. El representante de Suiza dice que su idea de un grupo de trabajo se deriva de una consideración de orden general y no coincide necesariamente con la interpretación dada por la delegación de Estados Unidos. En cuanto a las observaciones hechas por la CEE, dice que si se puede sostener que no existe verdadero motivo para el establecimiento de un grupo de trabajo, un razonamiento similar podría poner también en duda la utilidad de un grupo especial.

17. El Presidente dice que el Comité ha agotado el debate sobre la soli-citud presentada por la CEE al amparo del articule 17, párrafo 3 del Código para que se establezca un grupo especial. Añade que si bien ha percibido algún is expresiones de preocupación acerca de la naturaleza del litigio, no ha oído que se formulara ninguna objeción al establecimiento del tal grupo especial. Propone por consiguiente que el Comité acceda a la petición de la CEE, de que se instituya un grupo especial de conformidad con lo

previsto en el artículo 18, párrafo 1 del Código, y autorice al Presidente a decidir, en consulta con las delegaciones interesadas, la composición y el mandato del grupo. Así queda decidido.

(5)

18. La representante de Estados Unidos se manifiesta disconforme con la opinión expresada por la delegación de Australia, ya que a su juicio un grupo especial no puede evaluar unos efectos hipotéticos para los signa-tarios, si no ha habido una medida comercial concreta. Añade que desea hacer constar en acta que, no obstante las expresiones de preocupación formuladas por varios signatarios acerca del hecho de que no se está en presencia de una medida comercial, el Comité ha acordado a pesar de todo establecer un grupo especial. Por tanto, la decisión del Comité sienta un precedente para el establecimiento de grupos especiales para el examen de la legislación de cualquier signatario sin tener en cuenta si existe una medida concreta ni si esa legislación se aplica efectivamente.

19. El representante del Brasil dice que como las partes en la diferencia admiten el establecimiento de un grupo especial y los miembros del Comité han manifestado la misma opinión, no se ha opuesto a la institución del grupo especial, sin perjuicio de lo que ha dicho antes (véase el

párrafo 5 ) . En cuanto a lo dicho por el representante de Estados Unidos, en el sentido de que la decisión del Comité sienta un precedente, no está de acuerdo, porque el asunto de que se trata es muy específico y también porque toda futura petición de establecimiento de un grupo especial en relación con disposiciones legislativas y sin la existencia de una medida comercial concreta tendría que ser examinada de por sí.

20. El representante de la CEE dice que sólo se sentará precedente a la luz de los hechos de que se trata en ese caso. La CEE ha subrayado una y otra vez las características particularísimas del caso presente, que lo separan totalmente de la comparación general de la legislación de los signatarios con las obligaciones que les impone el Código. El Comité ha acordado establecer un grupo especial a la luz de las circunstancias particulares del caso de que se trata.

21. La representante de los Estados Unidos, refiriéndose a la cuestión de si el Comité sienta un precedente, hace observar que los "hechos"

pertinentes que sientan aquí un precedente son simplemente que se han promulgado unas disposiciones legislativas y que sobre la base de este único hecho se ha establecido un grupo especial.

22. El representante del Uruguay invita al Presidente a que en las consultas sobre el mandato del grupo especial se tengan en cuenta las preocupaciones expresadas por varias delegaciones. El representante del Brasil manifiesta el deseo de participar en esas consultas. El Presidente toma nota de esas declaraciones.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :