Así siembro, así soy.

Texto completo

(1)

Así siembro, así soy.

Proyecto de huerto escolar ecológico.

Autor: Álvaro Lorenzo García.

CEIP San Miguel - Curso escolar 2016/2017.

(2)

Índice

1. Justificación del proyecto.

2. Objetivos que se pretenden alcanzar.

3. Organización.

4. Tratamiento a la diversidad.

5. Desarrollo del proyecto y contenidos a trabajar.

6. Evaluación.

(3)

Justificación

El huerto escolar es un recurso educativo cada vez más conocido y utilizado, como tal, es evidente que deben prevalecer los criterios pedagógicos sobre los agrícolas y que todo su planteamiento y tareas han de tener sentido para ayudarnos en nuestra actividad docente. No se trata sólo de una parcela en la que plantamos algunas verduras , sino que debemos entenderlo como un espacio del Centro en el cual vamos a abordar una serie de contenidos encaminados a desarrollar las capacidades de nuestros alumnos.

Situación del centro.

El colegio “San Miguel" está enclavado en la calle obispo Pérez Cáceres, 28, dentro del casco urbano de San Miguel de Abona. Aunque es un centro antiguo cuenta con todas las dependencias que recoge la ley: laboratorio, biblioteca, gimnasio, departamentos, tutorías, comedor, etc. En un principio se construyó como colegio de 16 unidades, siendo posteriormente ampliado a 27. Con el paso de los años y las carencias en cuanto a infraestructuras biosostenibles que posee el centro, es fundamental darle un impulso que lo renueve. Por este motivo, y debido a que tenemos claro que lo más importante para crear un huerto escolar no es tener el espacio idóneo para hacerlo sino es querer hacerlo, hemos decidido emprender este proyecto. También somos conscientes de la necesidad del esfuerzo y la implicación de toda la comunidad educativa para que sea más fácil que el huerto salga adelante. Contamos con la motivación por parte de todos para ello. Y, sobre todo, creemos que al ser un centro enclavado en una zona rural en las que muchas familias disponen de huerta, se hace necesario iniciar al alumnado en el conocimiento, la importancia y el respeto en el tratamiento de técnicas de la agricultura ecológica que puedan necesitar en un futuro.

Pensamos que el huerto escolar ecológico debe dar servicio a una transformación e innovación en el currículum ordinario del centro, favoreciendo el paso desde una forma tradicional de trabajar hacia un nuevo modelo educativo.

Este cambio debe partir del convencimiento de que los métodos tradicionales deben volver para formar adecuadamente y dar nuevas posibilidades de adaptación a las nuevas generaciones.

El huerto en la escuela se convierte en un eje trasversal en todos los niveles y en todas las disciplinas, ya que por medio del trabajo en el huerto pueden desarrollarse muchas capacidades contempladas en los objetivos educativos generales de las diferentes

(4)

Objetivos

1. Aprovechar el potencial del huerto escolar ecológico y la experimentación en entornos cercanos para trabajar e integrar las competencias, así como para diseñar tareas, situaciones de aprendizaje y experiencias significativas para el alumnado. 2. Vincular la integración de las competencias con los proyectos y tareas del huerto

escolar ecológico, como recurso y estrategia para la innovación y mejora del centro educativo.

3. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas para comunicar y compartir información y las buenas prácticas desarrolladas en el centro. El huerto escolar es una oportunidad para complementar el trabajo en el aula con la iniciativa en el exterior, y conectar la escuela con su entorno, al tiempo que cuidar de él.

4. Formar y asesorar a las comunidades educativas y en particular al profesorado, en los conceptos e instrumentos de la agricultura ecológica, facilitándole recursos que favorezcan la innovación en la práctica educativa que facilite estrategias metodológicas motivadoras del aprendizaje del alumnado.

5. Analizar los mecanismos básicos que rigen el funcionamiento del medio físico y natural y las repercusiones de las acciones humanas sobre el mismo.

6. Elaborar estrategias de identificación y resolución de problemas en los diversos campos del conocimiento.

7. Favorecer la adquisición de actitudes y hábitos encaminados a fomentar y valorar la salud medioambiental, la consecución de una alimentación sana y responsable a través del conocimiento de los productos que consumimos, su origen, sus posibilidades culinarias. Si saben de dónde vienen los alimentos, cuánto cuesta obtenerlos y qué impacto tienen en el medio, tendrán más oportunidades de ser consumidores responsables.

8. Fomentar actitudes de cooperación. Los profesores impulsores de huertos escolares inciden en ello con ejercicios para los que es esencial trabajar en equipo, algo básico en agricultura ecológica.

9. Aprender de forma más divertida y motivadora. La actividad física en el huerto y la recompensa de ver crecer lo que hemos cultivado alimenta la motivación por aprender más en el ámbito del escuela.

(5)

Estos objetivos generales los concretaremos en didácticos, más próximos por niveles, y que indico a continuación.

❖ Conexión con la Naturaleza.

❖ Conocer los reinos de la Naturaleza: tierra, plantas, animales,… ❖ Fomentar respeto por la tierra y por la vida.

❖ Analizar el medio físico-natural como se relaciona y organiza. ❖ Conocer los sistemas agrícolas.

❖ Investigar el impacto de nuestra actitud hacia el medio ambiente. ❖ Valorar la importancia de la calidad de los productos que ingerimos. ❖ Apreciar la cultura gastronómica tradicional.

❖ Familiarizarse con el trabajo físico y los esfuerzos personales y en grupo.

❖ Desarrollar el sentido de la implicación, responsabilidad y compromiso en la

gestión del huerto.

❖ Fomentar actitudes de cooperación mediante el trabajo en grupo, en la

planificación de actividades y las labores del huerto.

En definitiva, el huerto escolar ecológico es una herramienta muy útil para hacer llegar a los más pequeños los valores del respeto por el medio ambiente, la producción sostenible de hortalizas así como una alimentación sana.

Organización

Una buena organización es clave en el éxito en cualquier proyecto. En cuanto a la organización que llevaremos para poner en práctica, nos centraremos en dos ámbitos que creemos fundamentales:

El coordinador y sus funciones.

Es necesaria la implicación de todo el claustro, en especial de los tutores, pues son ellos, los que en último caso llevarán a cabo las actividades diarias relacionadas con el huerto escolar ecológico

(6)

❖ Organización de los recursos humanos y materiales.

En cuanto a la organización de los recursos humanos y materiales debemos partir del hecho de los recursos de los que dispone el centro. En este sentido disponemos de los siguientes recursos:

a) Organización del profesorado

Un aspecto importante respecto a la organización del profesorado es que durante todos los cursos académicos se procurará llevar a cabo en el centro, al menos, un grupo de trabajo o seminario, relacionado con el uso y la integración del huerto en el proceso de enseñanza-aprendizaje

b) Organización de los alumnos

En cada clase el tutor será el encargado de llevar las actividades relacionadas con el huerto, orientadas y planificadas por el coordinador.

Si es necesario establecer una organización del alumnado cuando estos accedan al huerto por las dimensiones que ya hemos indicado. En este caso se puede optar por las siguientes modalidades:

- Toda la clase. - Desdoble.


c) Organización de los recursos materiales.

Iniciaremos nuestro proyecto con un pequeño espacio disponible de aproximadamente 20 metros cuadrados cimentado, exterior al edificio central, pero interior al recinto del centro. Este tamaño tiene la ventaja, como huerto de inicio, de tener un coste más bajo en la instalación y mantenimiento y da la posibilidad de plantar diversidad de cultivos hortícolas. Las técnicas de cultivo más idóneas para este tipo de huerto son la plantación en surcos, bancales elevados y paredes en crestall.

Después iremos añadiendo espacios con huertos en mesa, jardineras, huertos horizontales, etc…, utilizando zonas del centro cercanas al huerto.

Como inconvenientes principales contaríamos con la imposibilidad de plantar árboles frutales y la necesidad de trabajar con grupos de alumnos reducidos.

Contamos con la posibilidad para final de curso escolar o inicio del siguiente, de disponer de unos terrenos anexos al centro más amplios que nos generarán formas de trabajar nuevas que desarrollen las iniciales.

(7)

Tratamiento de la diversidad

Diversos son los motivos que justifican la utilización del huerto escolar ecológico con los alumnos de necesidades especificas de atención educativa.

1. Favorecer la autonomía de los alumnos en su trabajo diario.

2. Respaldar un modelo de comunicación, y de formación, multisensorial, ofreciendo un medio posibilitador y/o facilitador de la comunicación.

3. Dotar de una formación individualizada para el alumno proponiéndole un sistema de trabajo adecuado a su competencia curricular.

4. Proporcionarles momentos de ocio.

5. Que la utilización de este recurso dependerá del tipo de déficit al que nos estemos refiriendo: motórico, trastornos de la conducta, o cognitivo.

Desarrollo del proyecto y contenidos a trabajar

A lo largo del año trabajaremos los siguientes contenidos que nos ayudarán y guiarán a la hora de desarrollar y alcanzar los objetivos propuestos. Son multidisciplinares y pretenden atender a todos los ámbitos del aprendizaje.

1. Recursos naturales.

2. Medio físico: agua, tipos de tierra o suelo, aire. 3. Clima, temperatura, viento, pluviosidad,… 4. Biodiversidad.

5. Ecosistemas, campos, huertos,…

6. Flora espontánea, cultivos, hierbas medicinales, aromáticas, etc. 7. Tipos de suelo: ácidos, básicos, arcillosos.

8. Fauna: descomponedores, perjudiciales, beneficiosos, parásitos,… 9. Nutrición y cultura gastronómica.

(8)

13. Medidas de tiempo, superficie, temperatura, etc. 14. Organización del trabajo.

15. Normas de funcionamiento. 16. Cálculo de presupuestos. 17. Orientación.

18. Diseño y representación sobre plano. 19. Consultas bibliográficas o internet. 20. Elaboración de ficheros y herbarios.

21. Técnicas agrícolas (volteado, siembra, abonado, etc) 22. Reutilización y reciclaje.

23. Utilización adecuada de herramientas. 24. Construcción de sistemas de riego. 25. Acciones de reciclaje y aprovechamiento. 26. Reutilización de materiales.

27. Cuidado en el uso y mantenimiento de herramientas. 28. Respeto a las normas de funcionamiento.

29. Responsabilidad individual y compartida.

30. Curiosidad e interés por el desarrollo del huerto. 31. Sensibilidad y empatía con los seres vivos. 32. Uso racional de los recursos naturales. 33. Valoración positiva de los residuos. 34. Actitud cooperativa.

35. Actitud crítica ante los modos de alimentación.

36. Actitud crítica frente a la agroindustria y sus efectos contaminantes.

Proponemos una planificación del tiempo en dos cuatrimestres que indicamos a continuación:

1º Cuatrimestre:

1. Realizamos una adecuación de la parcela para distribuir los diferentes espacios entre todos los grupos que conforman el colegio.

2. Entrega de un documento básico, a todo el profesorado, para preparar los semilleros y la tierra del huerto.

3. Elaboración de un horario y un registro. Las acciones realizadas en el huerto quedarán registradas en “El diario del huerto”

(9)

5. Inicio de la creación de semilleros con material reciclado.

6. Plantación de aromáticas en zonas específicas para control de plagas.

7. Inicio de la creación del compost con la ayuda de los alumnos del centro y el reciclaje de sus desechos orgánicos.

2º Cuatrimestre:

1. Se preparará el terreno con la apertura de surcos y aporte de abono orgánico. Se procederá a quitar las hierbas no procedentes y airear el terreno.

2. Se realizarán las labores de siembra de plantones comprados en un vivero o aportados por las familias. Los alumnos de los diferentes niveles plantarán verduras y hortalizas de pronto crecimiento como lechugas, coles, cebollas, puerros y semillas de calabaza.

3. Solicitaremos algunas plantas donadas por el ayuntamiento y otras aportadas por miembros de la comunidad educativa, con el propósito de embellecer el huerto escolar.

Evaluación

El desarrollo de un proyecto de huerto escolar ecológico debe llevar asociado, como todo proyecto, un proceso de evaluación y reflexión que permita valorar los resultados y reorientarlo en sucesivas actuaciones.

Respecto al alumnado:

Si favorece la construcción del conocimiento en lugar de la simple reproducción

mejorando sus habilidades de pensamiento crítico.

Si estimula el interés por aprender de alumnos desmotivados y facilita la

creatividad y la imaginación utilizando sus posibilidades expresivas.

• Si fomenta el trabajo cooperativo entre compañeros y favorece la comunicación

del alumno/a con su entorno.

Respecto al profesorado:

(10)

Si se ha participado activamente en la valoración, adaptación y diseño de

materiales y actividades.

Si se han desarrollado modelos de evaluación que hayan permitido confirmar,

desechar o replantear estos materiales y actividades.

• Si la formación recibida ha sido útil y ha tenido proyección en la práctica.

Respecto al proyecto:

• Si se ha logrado trabajar todos los contenidos. • Si se han alcanzado los objetivos propuestos.

Si se ha llevado a cabo la organización del tiempo correctamente. • Si se ha llevado una metodología adaptada y motivadora.

Con los resultados obtenidos en las evaluaciones se llevarán a cabo unas propuestas de mejora y unos planes de actuación concretos con vistas a mejorar el proyecto para cursos siguientes.

Conclusión

Para concretar, volver a incidir en que un huerto es bastante más que plantar verduras y hortalizas, implica ser responsable de la buena marcha de la cosecha, conocer los ciclos de los seres vivos y sus interacciones, comer productos saludables y que hemos sembrado nosotros mismos. Todos estos aspectos, de las áreas curriculares, de la educación en valores, de la educación ambiental, pueden ser integrados en el trabajo docente gracias al huerto escolar.

Todos ellos son motivos más que suficientes para iniciar un proyecto ilusionante y necesario y demandado por todos los miembros de la comunidad educativa.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...